Tag

FMI

Browsing

La crisis económica que afecta a Argentina vivirá su peor momento a fin de 2018 para luego recuperarse “de manera más fuerte” a mediados del próximo año, aseguró el italiano Roberto Cardarelli, economista de Fondo Monetario Internacional (FMI). “Vemos que el piso (de la crisis) se estaría tocando en este último trimestre. La economía se recuperará de manera más fuerte a partir del segundo trimestre de 2019”, expresó Cardarelli en declaraciones publicadas este domingo en los diarios “Clarín” y “La Nación”, entre otros medios de prensa.

El economista consideró que el ingreso de divisas que generará la exportación de productos agropecuarios, la recuperación de la demanda interna y un tipo de cambio más competitivo entre el peso y el dólar estadounidense favorecerá al resurgimiento de la economía que, en la actualidad, se encuentra en recesión. Además, opinó que la política monetaria que el Gobierno de Mauricio Macri puso en vigencia hace poco más de un mes logró “bajar las expectativas inflacionarias” del país, que según diferentes estudios privados superarían el 45 por ciento cuando finalice 2018.

“Estamos conformes con la estabilidad que vienen mostrando las variables financieras”, dijo el economista italiano. “Es claro que la política monetaria actual es para estabilizar las variables financieras luego de una crisis y eso tiene sus costos”  A cambio de ampliar el acuerdo, el FMI pidió a Argentina cumplir una serie de condiciones, entre ellas la aprobación por parte del Parlamento del proyecto de ley de presupuesto público para 2019, que prevé un déficit primario cero.

 

 

Perfil

Mientras una lluvia torrencial arreciaba sobre la ciudad de Buenos Aires, este sábado por la mañana el jefe de la misión en Argentina del FMI, el italiano Roberto Cardarelli, acompañado del representante permanente en la Argentina, el jamaiquino Trevor Alleyne, mantuvieron un encuentro con un grupo de periodistas del que participó ámbito.com.

La charla tuvo el propósito de trasmitir la satisfacción de la misión acerca de la marcha del nuevo programa implementado por las autoridades argentinas con el FMI: “Estamos bastante conformes con los últimos eventos en términos de estabilidad en los mercados financieros”, aseveró Cardarelli.

La recesión, las tasas de interés, los márgenes de acción del Banco Central, fueron algunos de los temas abordados.

Hasta el fútbol, tanto italiano como el clásico Boca y River, fueron parte del diálogo. Es que Cardarelli quería averiguar cómo hacer para poder ver jugar este domingo a su equipo Lazio y, en tanto, Alleyne preguntaba cuál era el mejor bar para compartir el partido por la Copa Libertadores.

A continuación, los aspectos más salientes de la entrevista.

“Son buenos los resultados del nuevo marco de política monetaria”, señaló Roberto Cardarelli, el economista italiano del Fondo Monetario Internacional encargado de auditar las cuentas argentinas. En un aval al programa que lleva adelante el Gobierno, sostuvo que “estamos bastante conformes con los últimos eventos en términos de estabilidad en los mercados financieros”. Los nuevos marcos de la política monetaria “están funcionando en términos de estabilizar el valor del peso”.

Cardarelli anticipó que el actual trimestre será “el peor”. Si bien y ante una consulta de ámbito.com, reconoció que existen “muchos riesgos”, confió en que la economía argentina comenzará a recuperarse, de manera sostenida, en el segundo trimestre del año próximo.

El jefe de la misión del FMI afirmó que recientemente “hemos visto una apreciación (del peso) que es más o menos lo que el nuevo programa tenía como objetivo”. Reconoció que “es claramente una política monetaria más restrictiva” la que está siguiendo el Banco Central, pero ponderó el “inicio una declinación de las expectativas inflacionarias de acuerdo a la última encuesta del Banco Central”.

También remarcó que, desde el punto de vista fiscal, se ha logrado la sanción del presupuesto en Diputados. Y agregó que “esperamos la aprobación del Senado, y después será una cuestión de lograr las metas que el presupuesto se ha fijado”.

Ante la consulta de los periodistas que fueron citados en un hotel céntrico sobre la recesión, el funcionario del organismo multilateral sostuvo que “le prestamos mucha atención a la actividad económica, que es una importante área para nosotros y para las autoridades argentinas”.

De su exposición se concluye que las autoridades nacionales están trabajando de manera conjunta con el Fondo y sostuvo que “no veo muchas cuestiones controversiales”. Para Cardarelli, la cuestión es “seguir implementando y esperar una reducción en las expectativas de inflación más contundente en las próximas semanas”.

También precisó que es responsabilidad de las autoridades argentinas decidir “si la política monetaria actual es la más apropiada para lograr los objetivos que el Banco Central tiene, que es fundamentalmente la prioridad de reducir la inflación”.

Al respecto, explicó que, según la letra del acuerdo con el Fondo, “si la política monetaria se vuelve demasiado restrictiva, que se puede ver con una apreciación muy fuerte del tipo de cambio, las autoridades tienen la opción de comprar (dólares) e inyectar pesos en la economía para relajar la política monetaria”.

Por el contrario, si el tipo de cambio “se deprecia mucho, es un indicador que la política monetaria es demasiado laxa y las autoridades tienen la posibilidad de hacerla más restrictiva vendiendo dólares y reduciendo la cantidad de pesos de la economía”, aclaró Caldarelli.

Así, concluyó que “hay márgenes, cláusulas de salvaguarda en ambas direcciones, por encima y por debajo, como para evaluar un régimen de política monetaria adecuado”, pero puntualizó que “ésta es la decisión que el Banco Central tiene que tomar”.

• Recesión corta

Al ser consultado sobre la profunda caída en la actividad económica, Cardarelli respondió “claro que estamos preocupados. La política fiscal y monetaria actual es de estabilización macroeconómica y tiene un costo”.

Pero precisó que “nosotros esperamos y creemos que la recesión no va a durar mucho, dos, tres trimestres. Ya en el segundo trimestre del año próximo vamos a ver una recuperación en la actividad económica, con el campo que se recupera y con una reducción de la tasa de interés, porque la inflación va bajando y un efecto de confianza”.

Auguró que un tipo de cambio más competitivo y el aporte del sector agropecuario “van a significar una recuperación de las exportaciones netas muy significativa”. Aunque reconoció que “la cuestión es cuánto tiempo debemos esperar para que la demanda doméstica”.

Más allá de la magnitud de la caída para los próximos meses, Cardarelli afirmó que, tanto las autoridades argentinas como el Fondo “creemos que el piso va a ser en el primer trimestre del año próximo y que en el segundo trimestre va a tener una recuperación”

Consideró que “el cuarto trimestre va a ser el peor” pero anticipó que la economía comenzará a mejorar el año próximo porque “para el primer trimestre las expectativas que tenemos es que la inflación empiece a bajar y la tasa de interés también”.

Al ser consultado por ámbito.com sobre cuánto bajará la inflación, Cardarelli se limitó a responder “gradualmente”.

El funcionario del FMI también dio precisiones sobre la utilización que hará la Argentina de los dólares que aportará el organismo. Para lo que resta del año, Cardarelli estimó que “para nosotros los dólares que vamos a dar al Tesoro van a ser utilizados para pagar los requerimientos en moneda extranjera” ya que consideró que en la actualidad el Gobierno cuenta con suficientes recursos en pesos como para hacer frente a sus necesidades en moneda nacional.

En cambio, dijo que “el año próximo tienen un surplus (superávit) de necesidades en pesos y entonces van a tener la necesidad de convertir los dólares en pesos”. Y aclaró que “eso se puede hacer en dos maneras (no en tres) la primera es que vendan los dólares al mercado, como hicieron en julio, la segunda es que vendan los dólares al Banco Central”.

Y agregó: “Si venden los dólares al Banco Central y toman los pesos, tienen que esterilizarlos para reducir el impacto sobre la base monetaria y la preferencia de las autoridades era para evitar agregar esterilización, entonces eligieron vender directamente al mercado”.

En todo caso, dejó en claro que las autoridades “tienen la opción de vender al mercado o al Banco Central” y sostuvo que “no hemos discutido esto porque no vemos la necesidad de discutirlo. Cuando se vea la necesidad de convertir dólares a pesos, vamos a discutirlo”.

• Incertidumbre

Al ser preguntado por ámbito.com sobre cómo impacta el año electoral y el temor de los inversores sobre un eventual retorno al populismo, Cardarelli afirmó que en las previsiones que contempla el programa argentino “tenemos una recuperación que empieza en el segundo trimestre y no se interrumpe y sigue en el tercero y cuarto trimestre. Claro que hay riesgos, hay muchos”.

Entre estos riesgos detallo “que la inflación no va a bajar tan pronto como nosotros esperamos, entonces se tiene necesidad de una política más restrictiva, el riesgo de un shock en los mercados emergentes (Indonesia, Turquía), lo que pase en Estados Unidos en término de normalización de la política…”.

Y también se sostuvo que “la incertidumbre relacionada al ciclo político puede introducir volatilidad a partir del segundo o tercer trimestre. Es un riesgo, pero el escenario base que tenemos es que esto no va ser tan fuerte como para interrumpir el proceso de recuperación de la economía. Pero no tenemos la bola de cristal”, concluyó el funcionario.

Ambito.com

Un equipo del FMI llegará a la Argentina hoy para seguir de cerca el funcionamiento de la economía y las cuentas fiscales tras acordar la ampliación del crédito Stand-by con el Gobierno de Mauricio Macri.

La misión visitará el país en medio de la discusión por el Presupuesto, que quedó en condiciones de ser votado el 14 de noviembre. De ese modo, el Gobierno espera mostrar avances en materia fiscal y el sobrecumplimiento de la base monetaria por parte del Banco Central.

La misión será liderada por Roberto Cardarelli, el encargado de supervisar el caso de la Argentina. Según había anticipado el FMI en un comunicado, los técnicos se reunirán “con funcionarios del Gobierno y Banco Central, así como con representantes del sector privado, la academia y sociedad civil”.

En tanto, la próxima revisión del Fondo tendrá lugar en diciembre próximo, de acuerdo con lo estipulado. En ese marco, el FMI va a reabrir su oficina en Argentina y nombró como su representante al economista jamaicano Trevor Alleyne quien asumirá su cargo a finales de noviembre.

“Alleyne tiene más de 25 años de experiencia como economista del Fondo, trabajando con temas relacionados a los países miembros”, también en América Latina y ha liderado varias investigaciones, indicó un funcionario de la institución.

Cabe recordar que el directorio del FMI aprobó a fines de octubre pasado la primera revisión del desempeño de la Argentina en el marco del Acuerdo Stand-By de 36 meses que fuera suscripto el 20 de junio de 2018, autorizó un desembolso por u$s 5.700 millones y también aprobó la ampliación del programa de asistencia solicitado por el país a comienzos de mes en curso. De esta forma, la Argentina obtiene desembolsos por u$s 20.400 millones desde junio último.

Con la aprobación de la ampliación del Acuerdo Stand-by se incrementa el acceso hasta un total de aproximadamente u$s 56.300 millones (equivalente a DEG 40.710 millones o 1,277 por ciento de la cuota argentina). Las autoridades han solicitado usar este financiamiento del FMI como apoyo presupuestario, según señala un comunicado del FMI.

El plan económico reforzado de Argentina – señala – apunta a fortalecer la confianza y estabilizar la economía a través de una reducción del déficit presupuestario, la adopción de un marco de política monetaria más simple y la flotación libre del tipo de cambio (con intervenciones cambiarias circunscritas a casos de fluctuaciones extremadamente excesivas del tipo de cambio).

 

 

 

Ambito

Un equipo del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitará Argentina el 8 de noviembre para trabajar en la revisión del plan a 36 meses para el país, anunció la entidad este viernes, después de que la semana pasada su directorio aprobara el fortalecimiento del programa de ayuda.

“Un equipo del FMI encabezado por Roberto Cardarelli llegará a Buenos Aires el 8 de noviembre en el contexto de la segunda revisión del plan económico de Argentina que respalda el Acuerdo Stand-By de 36 meses”, dijo la entidad en un comunicado.

Hace una semana, el directorio del FMI aprobó el fortalecimiento del programa de ayuda para Argentina acordado en junio, elevado a un total de cerca de 56.000 millones de dólares para estabilizar su economía y su moneda.

“Durante la misión, el equipo del FMI se reunirá con funcionarios del gobierno y el Banco Central, así como con representantes del sector privado, la academia y sociedad civil”, agregó el organismo.

Argentina atraviesa por una crisis económica que causó una depreciación de la moneda de alrededor del 50% en lo que va de año, lo que elevó la proyección de inflación por encima del 40% al cierre de 2018, y ajustó los pronósticos de crecimiento estimados por el Fondo a una contracción del 2,6%.

Para atajar la crisis económica y los problemas derivados de una estampida cambiaria que afectó a varios mercados emergentes, el gobierno de Mauricio Macri acudió al FMI en junio, organismo con el cual Argentina había prácticamente cesado su relación desde 2006.

Después, ante una nueva corrida cambiaria en agosto, el gobierno volvió a acudir al fondo para pedir una ampliación del plan de ayuda.

El mes pasado, el FMI nombró como representante en Argentina al economista jamaicano Trevor Alleyne.

El economista asumirá su cargo a fines de noviembre y deberá reabrir la oficina de la institución en el país, cerrada desde 2012.

 

 

 

iProfesional

El Fondo Monetario Internacional envió u$s 5.631 millones al Banco Central, en lo que constituye el primer desembolso del acuerdo stand by aprobado el último viernes por su directorio ejecutivo en Washington.

Se trata del segundo desembolso de parte del organismo a la Argentina este año. Según informó la autoridad monetaria, las reservas del BCRA aumentaron este martes u$s 6.175 millones hasta los u$s 54.042 millones.

“Se registró un ingreso correspondiente al acuerdo stand by con el Fondo Monetario Internacional por un equivalente a u$s 5.631 millones”, señala el resumen de variables financieras que emite diariamente el BCRA.

Según el flamante acuerdo stand by, en total, la Argentina recibirá u$s 24.400 millones hasta marzo en tres cuotas. Después de este primer desembolso, se recibirán otros u$s 7.700 millones en diciembre y u$s 11.000 millones adicionales en marzo de 2019.

Precisó la entidad que la variación de las divisas frente al dólar, los títulos externos y otros instrumentos financieros que forman parte de las reservas arrojaron un monto negativo de u$s 47 millones.

En el mercado de cambios, el BCRA consignó que no tuvo participación.

Por último, se realizó un pago por operaciones cursadas a través del sistema SML por u$s 2 millones.

Hasta este segundo desembolso del FMI en 2018, los ingresos de divisas en este año fueron de u$s 9.000 millones, por la colocación de bonos en los mercados internacionales a comienzos de enero, más u$s 15.000 millones aportados por el Fondo Monetario el 22 de junio último.

La caída de reservas internacionales fue de u$s 15.428 millones entre el 12 de enero y el 21 de junio, cuando bajaron de u$s 63.906 millones a u$s 48.478 millones. Y luego hubo otra de u$s 15.407 millones, entre el 22 de junio y el 29 de octubre, cuando pasaron de u$s 63.274 millones a u$s 47.867 millones.

La salida de divisas en 2018 totaliza unos u$s 30.000 millones, descontados los ingresos por deuda pública y el aporte del FM.

Con el acuerdo con el FMI, para el equipo económico el programa financiero ya está cerrado hasta los primeros meses de 2019, por lo que no consideran necesario salir a vender dólares hasta entonces.

 

 

Ambito

La actual marcha de la economía argentina, con escasez endémica de dólares , pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional (FMI) y necesidad imperiosa de un ajuste, siembra dudas en la población en general, pero al mismo tiempo deteriora la confianza del empresariado, que vislumbra que los próximos 12 meses no serán para nada fáciles.

Según surge de la encuesta del Índice de Confianza Empresaria Vistage, correspondiente al tercer trimestre del año, consultados por las expectativas económicas del país para los próximos 12 meses, el 41% de los encuestados expreso? que espera que el escenario económico empeore. Mientras que solo 25% ve una mejora y 34% cree que se mantendrá igual. En lo que hace específicamente al resultado del i?ndice de confianza, esta medicio?n alcanzo? los 61 puntos (se toma como referencia los 100 puntos y siempre que esta? por debajo de eso, el pesimismo le gana al optimismo).

Marco Bellotti, gerente general de Vistage Argentina, destaca que la mayor preocupación de los empresarios es la incertidumbre económica, local e internacional. Y dentro de eso, el aumento de los costos. “Sin embargo, entre sus prioridades está la oportunidad de crecimiento y el lanzamiento de nuevos productos y servicios”, comenta el ejecutivo.

Por su parte, Marcelo Vaccari, managing director de Vaclog, empresa que se dedica al comercio exterior, se mostró sorprendido por el resultado de la encuesta. “Pienso que hay una cuestión psicológica en nuestra sociedad, donde se tiende a ser ciclotímico y a generar en masa expectativas negativas. Algo de eso se ve en este caso, lo que es grave, porque se puede convertir en la profecía autocumplida”, opina el empresario.

Volviendo a la encuesta, a la hora de responder sobre cómo creen que se comportarán los activos fijos de su empresa en los próximos 12 meses, 53% responde que se mantendrán iguales; 30%, que disminuirán y 17%, que aumentarán. En tanto, cuando se los interroga sobre cómo creen que se comportará el volumen en unidades de su empresa en igual período, 35% dice que disminuirá; 35%, que se mantendrá, y 30%, que aumentará.

Oscar Reina, master chair de Vistage, que tiene a cargo la coordinación de los grupos 9, 21, 27 y 40 de CEO que participan de la encuesta, dice que los números están bastante acordes con las cifras que se conocen de la economía local. Sin embargo, invita a ser proactivo: “Desde el punto de vista personal y de toda la gente con la que trabajo desde mi cargo, lo que hay que pensar es cómo se resuelven los problemas, más que dejarse llevar por las malas noticias”.

Reina destaca que él pasó muchas situaciones malas en el país y opina que esta no es de las más graves. “Según el tipo de industria, toca más o menos: por ejemplo, empresas de Oil & Gas ya tienen los números cerrados porque andan muy bien. Es más, uno de ellos dice que hay que ir a Neuquén porque hoy es Disney. Como contrapartida, hay miembros de la industria textil que no andan bien, pero eso es global, porque hay competencia asiática”, señala.

Una mirada retrospectiva, en tanto, arroja números en rojo. Ante la pregunta: “Comparado con un año atrás, ¿cómo se comportó la economía argentina (en general)?”, 87% respondió que empeoró, 12% dijo que se mantuvo y solo 1% opinó que hubo una mejora. Al momento de indicar cuál es el problema más importante que enfrenta su negocio, 40% dijo “la incertidumbre económica”; 29%, “temas financieros”; 20%, “mayores costos”; 5%, “crecimiento”; 5%, “personal” y 1%, “otro”.

Algunos participantes insistieron en que el mal resultado de la encuesta se debe más a lo político que a lo económico. “Creo que lo que impulsa y potencia la negatividad del índice y del ambiente es el contexto político, porque la política local no puede generar visiones conjuntas de mediano y largo plazo, más allá de un partido político determinado. No pueden ponerse de acuerdo en nada”, dice Vaccaro.

El índice de Confianza Empresaria de Vistage refleja las respuestas de 345 empresarios, CEO, gerentes generales y dueños de empresas. Un 70% de la facturación de todas estas compañías proviene únicamente del mercado local, 20% viene en parte de América Latina, 6% llega en parte del resto del mundo, 6% es mayormente de América Latina y 1% corresponde mayormente al resto del mundo.

El tema de la inversión, tan caro a la política económica de este gobierno, tampoco resulta muy esperanzador. Ante la pregunta de si planean aumentar la inversión en activos fijos en los próximos 12 meses, 60% contestó que no planea hacerlo. “¿Cuándo planea hacerlo?”, fue la otra parte de la pregunta. Ahí, 14% dijo que de forma constante en los próximos 12 meses; 9%, en el primer trimestre de 201; 9%, en el segundo trimestre del próximo año; 4%, en el cuarto trimestre, y 4%, en el tercer trimestre.

En este sentido, Mauro Piccino, CEO de Indusplast, fabricante de piscinas, subraya que esta empresa, que está en Córdoba hizo inversiones muy fuertes para posicionarse en el mercado nacional. “Principalmente, las hicimos en Buenos Aires. Este año, en mi opinión, solo debemos reacomodar los gastos fijos para poder mejorar la rentabilidad”, afirma.

Y, justamente, la rentabilidad fue otro de los tópicos analizados por la encuesta. En ese aspecto, las noticias que arrojan los resultados no son las mejores: 57% estimó que disminuirá en los próximos 12 meses; 29%, que se mantendrá igual, y solo 14%, que aumentará. Aquí, Reina prefiere ver el vaso medio lleno. “Un 43% cree que la rentabilidad va a seguir igual o va a crecer. Pero nadie dice que va a perder, porque en realidad lo que puede haber en todo caso es una pérdida de ganancia”, señala.

¿Y qué hay de los precios, en medio de una inflación que se estima terminará el año en 45%? Las proyecciones de los empresarios en este caso son las siguientes: 71% respondió que los precios aumentarán en los próximos 12 meses; 21%, que se mantendrán y solamente 8%, que disminuirán.

El empleo es otro ítem sensible. Ahí, 57% opinó que el número de empleados de su empresa será igual en los próximos 12 meses; 24%, que será menor y 19%, que será mayor. Y al responder a la pregunta: “Si espera contratar personal dentro de los próximos 12 meses ¿cuándo piensa hacerlo?”, 66% dijo que no piensa contratar; 10%, que lo hará en el primer trimestre de 2019; 8%, en el último trimestre de 2018; 8%, en el segundo trimestre de 2019; 3%, en el tercer trimestre de 2019, y 5%, en forma constante en los próximos 12 meses.

 

 

La Nación

En la carta de intención firmada por Dujovne y Sandleris con el FMI, el gobierno de Macri califica a la reforma previsional como “muy necesaria”. El FMI participaría de la redacción del proyecto y lo primero que se tocarían son los regímenes especiales.

El gobierno de Mauricio Macri se comprometió con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a realizar un profundo ajuste el próximo año para llevar el déficit fiscal (sin tener en cuenta el pago de los servicios de la deuda) a cero. Así quedó plasmado en el proyecto de Ley del Presupuesto 2019 al que el jueves pasado Diputados dio media sanción.

Este viernes se supo que el compromiso de Macri con el ajuste es todavía mayor y lo llevará allí donde más duele: los jubilados.

En la carta de intención que firmaron el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, con el FMI el gobierno de Macri se comprometió a avanzar el próximo año en una reforma previsional.

El gobierno calificó la reforma previsional de “muy necesaria” y adelantó que trabajará con personal técnico del propio FMI para definir los cambios en el sistema de jubilaciones y pensiones.

“En el próximo año continuaremos trabajando conjuntamente con el personal del FMI y los actores domésticos para identificar reformas duraderas y de alta calidad”, indica el documento firmado por Dujovne y Sandleris.

En diciembre pasado la reforma que modificó el cálculo para actualizar las jubilaciones provocó un fuerte rechazo popular y una dura represión policial en las calles

La posibilidad de una reforma previsional ya había quedado latente tras la sanción de la denominada Reparación Histórica, ley en la que se preveía crear un Consejo de Sustentabilidad Previsional que elaboraría un proyecto de reforma. Sin embargo en aquel momento no había representantes del FMI opinando sobre los puntos que debería incluir la reforma previsional. Ahora los habrá.

El Consejo se conformó en mayo de este año en el seno del ministerio de Trabajo, degradado hoy a la categoría de secretaría.

Fuentes oficiales aseguraron en declaraciones al sitio de un canal de noticias que el gobierno de Macri avanzaría en primer lugar con los regímenes especiales. “En la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) tienen en la mira a cinco regímenes jubilatorios: el de los funcionarios del servicio exterior y el del Poder Judicial son los casos extremos, con jubilaciones de hasta 180 mil pesos por mes, contra haberes promedio inferiores a los 15 mil pesos”.

Macri fue uno de los grandes detractores de la recuperación de los fondos jubilatorios que estaban en manos de las AFJP

Pero existen otros regímenes diferenciales que buscarán rediscutirse, que afectan a más personas y con haberes sensiblemente inferiores a esa cifra: los docentes, los docentes universitarios y los trabajadores de Luz y Fuerza. En estos casos, los trabajadores realizan contribuciones adicionales durante su vida activa.

 

 

Minuto Uno

El Directorio del FMI anunció hoy la aprobación del Acuerdo Stand By con Argentina por U$S 56.300 millones de dólares y en ese marco aprobó el desembolso de U$S 5.700 millones que se hará efectivo en los próximos días.

“El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el día de hoy la primera revisión del desempeño económico de la Argentina en virtud del Acuerdo Stand-By (SBA) de 36 meses que fue aprobado el 20 de junio de 2018”, informó la entidad a través de un comunicado.

La conclusión de esa revisión le permite a las autoridades argentinas “obtener aproximadamente U$S 5.700 millones, lo que eleva los desembolsos totales desde junio hasta aproximadamente a U$S 20.400 millones”.

El Directorio también aprobó una ampliación del Acuerdo Stand-By que, según revelaron, incrementa el acceso hasta aproximadamente U$S 56.300 millones.

En un comienzo, el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, estimó que la ayuda del Fondo rondaría los U$S 57.100 millones.

“Las autoridades han solicitado usar este financiamiento del FMI como apoyo presupuestario”, destacó el organismo

 

 

 

La Gaceta

El organismo dará a conocer si extiende el préstamo acordado en septiembre

Se espera que en el encuentro, el board del FMI, defina la aprobación del acuerdo tras la media sanción de diputados al Presupuesto 2019, el paso más difícil que encontraba el Gobierno en su tratamiento legislativo.

Este paso legislativo del Presupuesto era un punto clave para obtener el visto bueno del FMI, ya que en el mismo se establece el objetivo de déficit cero para el año próximo.

Otro aspecto sustancial fue el establecimiento de una nueva política monetaria en la que el Banco Central dejara de intervenir de forma directa en el mercado de cambios.

Con la llegada de Guido Sandleris al BCRA, se abandonó el esquema de metas de inflación y se pasó a uno más ortodoxo de cero expansión de la política monetaria.

El nuevo acuerdo con el FMI fue anunciado a fines de septiembre por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y la titular del FMI, Christine Lagarde en Nueva York, tras el paso del presidente Mauricio Macri por Estados Unidos para participar del encuentro anual de Naciones Unidas.

El nuevo acuerdo establece un monto adicional de US$ 7.100 millones de dólares al obtenido en junio, que fue por un total de US$ 50.000 millones.

A diferencia del primero, estos fondos extras no tienen carácter precautorio es decir que son de libre disponibilidad.

Durante la presentación del acuerdo, Dujovne detalló en “cifras redondas” que el nuevo acuerdo pasaría a tener un desembolso de US$ 14.000 millones de dólares en lugar de los US$ 6.000 millones iniciales y para el año próximo de US$ 23.000 millones en lugar de los US$ 11.000 millones señalados anteriormente.

Se estima en el mercado que el primer desembolso sería de unos US$ 6.700 millones que llegarían la semana próxima o en la siguiente como máximo.

Con este acuerdo, el ministro confirmó ante empresarios, en el coloquio de IDEA en Mar del Plata, que los compromisos de pago de deuda están garantizados y que con ellos se disipa cualquier temor de incumplimiento de la Argentina.

El acuerdo fue alcanzado después de casi un mes de negociaciones de los equipos técnicos del ministerio de Hacienda junto a los del FMI.

 

 

LMNeuquén

El Fondo Monetario Internacional abrirá una oficina en Buenos Aires, que por el momento funcionará dentro del Banco Central y que será dirigida por el jamaiquino Trevor Alleyne.

La dependencia tendrá como principal propósito controlar la evolución de las metas de déficit y expansión monetaria cero, dos de los puntos contenidos en el acuerdo firmado por la Argentina con el organismo multilateral.

En su última visita, los representantes del Fondo que estuvieron en la Argentina se instalaron en la oficina que en breve ocupará Alleyne, un funcionario con 25 años de experiencia dentro del organismo.

Alleyne desembarcará en Buenos Aires en noviembre y su cargo será “resident representative”, el primer punto de contacto entre el FMI y el equipo económico argentino.

El FMI cuenta con oficinas propias en alrededor de 70 países, incluso en lugares donde no hay un acuerdo financiero con el organismo.

La confirmación sobre el representante del Fondo en el país se conoció incluso antes de que se firme el nuevo acuerdo. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, avanzó en la última semana en la reunión anual del FMI en Indonesia en los detalles y volvió a recibir el respaldo del secretario del Tesoro norteamericano.

Se supone que antes antes de fin de mes el directorio del organismo dará su visto bueno del nuevo paquete de ayuda financiera, que suma u$s57.000 millones.

 

 

iProfesional