fbpx
Tag

FMI

Browsing

Los representantes de organismo multilateral de crédito, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, mantuvieron un encuentro con el diputado del FpV y exministro de Economía en su oficina del Congreso.

La misión del FMI que arribó al país para monitorear las cuentas de la economía argentina continuó este jueves con sus reuniones con la oposición. Así tras reunirse con el precandidato presidencial Juan Manuel Urtubey, este jueves le tocó el turno al diputado del FpV y exministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof.

Los representantes de organismo multilateral de crédito, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne, visitaron al legislador en su oficina del Congreso en donde fueron recibidos con mate y bizcochitos agridulces de una reconocida marca.

Tras el encuentro, el exfuncionario kirchnerista sostuvo que “el principal interés -de la reunión- era escucharlos”, porque “tienen un papel central en la economía argentina”, ya que “el acuerdo firmado por Macri obliga al Gobierno a consultarle decisiones de política económica inherentes al Poder Ejecutivo, como la tasa de interés, el tipo de cambio y el nivel de gasto”.

Kicillof contó que los representantes del FMI “se manifestaron preocupados por la situación nacional”. Y añadió: “Dicen que éste fue solo un plan de estabilización de la macro (economía), en particular el tipo de cambio”, según un comunicado difundido por allegados al legislador.

“Se pudo discutir sobre todos los temas y expusimos todos los puntos de vista. Se planteó que el acuerdo no se discutió con la principal fuerza opositora y que todo lo que terminó pasando se había anticipado, en particular que el programa que firmaron en junio no era sostenible”, agrega el texto.

Durante la reunión, Kicillof, quien es uno de los posibles precandidatos a gobernador bonaerense, señaló que en el gobierno de Néstor Kichner se “pagó la deuda que contrajeron otros y sin pedir prestado”.

En esa línea, concluyó que le transmitió al Fondo que “sin un programa sustentable no hay crecimiento posible, por lo que se vuelve inviable el pago de los compromisos”.

Desde el FMI también llamaron al referente económico del Frente Renovador y exministro de Economía, Roberto Lavagna, para concretar una reunión, para la semana próxima.

A su vez, los voceros de Sergio Massa y de Felipe Solá, ambos precandidatos ya lanzados, no fueron contactados aún para reunirse con el negociador del FMI. Sin embargo, desde el massismo recordaron que el año pasado ya se produjo un encuentro entre Cardarelli y Massa.

 

ambito.com

La delegación visita a Urtubey. Prevén entrevistar a Lavagna. Los integrantes de la misión del organismo de crédito inician las consultas con los mandatarios provinciales. Hoy irán a la Casa de Salta en Buenos Aires. No descartan una conversación con Roberto Lavagna, a quien ya contactaron.

La misión del Fondo Monetario Internacional inicia hoy una serie de encuentros con representantes de distintos sectores políticos. El primer turno será para el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey. La próxima semana, los técnicos del organismo que llegaron a Buenos Aires para supervisar el cumplimiento del programa de austeridad dialogarán con el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna. Durante la jornada de ayer los representantes de Christine Lagarde volvieron a reunirse con funcionarios del Palacio de Hacienda para analizar la marcha del ajuste fiscal y monetario. La delegación también visitó al secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, para analizar la marcha del sector. El FMI proyecta que el consumo y la inversión continúen en caída libre pero espera que las exportaciones agropecuarias reactiven la actividad económica a partir del segundo trimestre.

El último informe elaborado por el equipo de técnicos del FMI que lidera Roberto Cardarelli reveló la satisfacción por la actitud de algunos sectores políticos de la oposición. “A pesar de una situación económica complicada y una historia difícil con los préstamos del FMI, la oposición social al programa ha sido más suave que la esperada”, expresaba el documento que fue publicado en diciembre. “Existe una amplia comprensión de algunos gobernadores que acompañaron el plan fiscal y además hubo declaraciones del presidente del bloque del Partido Justicialista del Senado que indican su respaldo”, destacaba el reporte.

Hoy serán recibidos por Urtubey en la Casa de Salta. El listado de visitas a precandidatos presidenciales incorporó ayer un encuentro con Lavagna que se realizará la próxima semana. “Me contactaron y estamos armando el encuentro que va a ser la próxima semana. Quiero aclarar que no fui yo el que solicitó el encuentro. Ellos me convocaron”, señaló el precandidato por Argentina Federal al ser consultado por El Cronista.

El periplo de los técnicos del FMI por los despachos oficiales sumará mañana un encuentro con el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. “No hay ninguna conversación para modificar el sistema de bandas”, consideró ayer el funcionario durante una conferencia que ofreció en la Casa Rosada. A pesar de la encendida defensa de Dietrich al programa de contracción monetario y libre flotación cambiaria, desde el Palacio de Hacienda reconcen que durante los encuentros con los enviados del Fondo no solo evaluarán la marcha del programa de austeridad sino que también comenzarán a discutir cómo continuará el programa monetario y cambiario a partir de junio. Entre los elementos a evaluar figura la amplitud de la banda en la cual el tipo de cambio debe flotar sin la intervención del BCRA. También se prevé evaluar la magnitud de las intervenciones que puede realizar la entidad cuando la cotización quiebra la zona de no intervención.

A lo largo de las dos semanas que estarán en el país, los enviados del Fondo se reunirán también con representantes del sector privado, la academia y la sociedad civil. Al retornar a la sede del organismo en Washington, la misión elaborará un informe que será elevado al Directorio del Fondo antes de la aprobación del próximo desembolso. Desde el Palacio de Hacienda y el Banco Central confían que las autoridades del organismo habilitarán en marzo la transferencia de 10.800 millones de dólares. Con esa transacción, el gobierno habrá recibido en un plazo de doce meses el 68 por ciento del préstamo por 57.000 millones de dólares requerido para intentar frenar la crisis cambiaria y financiera.

El Comodorense

El Gobierno nacional descuenta que el FMI aprobará los números del acuerdo firmado en septiembre pasado ya que se cumplieron las metas de política monetaria y de déficit. La aprobación de la misión que está en nuestro país gatillará el desembolso de US$ 11.000 millones en marzo, que le servirán a la Administración Macri para seguir manteniendo calmo al dólar, en su decisivo año electoral.

Según publica urgente24.com, hasta las PASO de agosto y las generales de octubre, Cambiemos deberá garantizarse la transferencia de otros US$ 29.000 millones desde el organismo internacional, que servirán para calmar a la economía y garantizar un buen clima para la campaña electoral. La cuestión es qué pedirá el Fondo y que tendrá que hacer el Gobierno para dejarlo satisfecho a partir de ahora.

Nada hace prever que la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que desde ayer (11/2) está en el país y que encabeza el italiano Roberto Cardarelli, no apruebe los números y las metas alcanzadas por la gestión Macri en el marco del acuerdo stand by suscripto en septiembre, después de que fracasara su primera versión firmada en junio.

Este lunes (11/2) en Urgente24 destacamos que se descuenta que el FMI aprobará el desembolso de los US$ 11.000 millones pactados para marzo por el cumplimiento de las metas fiscales y monetarias.

El Ministerio de Hacienda logró el objetivo de déficit fiscal primario y el Banco Central superó el suyo en cuanto a la base monetaria.

Sin embargo, el organismo quería analizar con las autoridades económicas argentinas la nueva zona de no intervención sobre el dólar y el límite a la compra de divisas que venía haciendo el Central para que la cotización no caiga por debajo de la banda de flotación. Se trata de la estrategia que el directorio del FMI no compartía cuando la planteó el BCRA en 2018 (el Fondo siempre sugiere dejar libre al dólar) pero que terminó aceptando con limitaciones al accionar de la autoridad monetaria.

Con los US$ 11.000 millones que el FMI transferirá en marzo, el Gobierno nacional cree que puede seguir garantizado la calma que viene experimentando el dólar, cuyo único inconveniente por el momento es que no siga por debajo de la línea de flotación y eso provoque un retraso cambiario.

Con el dólar calmo, Cambiemos necesita después de marzo que la economía no se descarrile de cara a la campaña electoral . Por eso necesita que el Fondo le libere los restantes US$ 29.000 millones del acuerdo 2018. A eso apuntará la agenda gubernamental, lo que convierte al FMI en el “gran elector”.

Según publica este martes (12/2) el diario Ámbito Financiero, “se espera que no haya problemas con la próxima revisión del FMI de mayo, el organismo liberaría los casi u$s18.000 millones restantes, para completar el préstamo global de u$s57.100 millones”.

“En total, este año el organismo debería desembolsar unos u$s30.000 millones totales. Si se cumple el cronograma pactado, el dinero estaría liberado antes de octubre, con lo cual Mauricio Macri llegaría a las elecciones sin peligro de default en este ejercicio y gran parte de 2020”, completa el matutino económico.

Para eso, el gran objetivo que debe cumplir el Gobierno es la meta del “déficit cero”, pero es posible que el FMI sea flexible en este punto. Aunque la renegociación de un waiver recién ocurriría en el último trimestre del año, con el dinero ya cobrado y sobre las elecciones.

Sobre la comitiva del Fondo que está en el país, el diario El Cronista advierte que “lo que intentarán hacer es bajar el techo de la zona de no intervención, para intentar transmitir al mercado que el dólar no se va a disparar en el período pre electoral. El temor a una corrida cambiaria en el segundo semestre, más específicamente entre julio y octubre, por las elecciones primarias y las generales, es un fantasma que acecha al Gobierno”.

“Con respecto a la inflación, desde el Gobierno buscarán definir con el FMI la “monetización de las compras de dólares que hace el Banco Central. Tienen que ver si es posible esterilizar los pesos que surgen de estas intervenciones en el mercado cambi ario. No se descarta que, sobre fines de la semana próxima, los técnicos del FMI se reúnan con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. No obstante, aún no están pactadas esas reuniones”.

El Diario BAE también pone atención en la banda cambiaria: “Son varios los analistas que señalan que lo necesario sería lograr un angostamiento de la zona de no intervención. Incluso la expectativa es que efectivamente el Gobierno lo plantee. Pero tanto desde el BCRA como desde Hacienda descalificaron esas lecturas. Por otro lado, el FMI seguiría siendo contrario a esa idea”.

El Comodorense

Si el FMI aprueba los números del Gobierno, liberará en marzo un desembolso cercano a los 11.000 millones de dólares, que servirán para el repago de deudas. Además de reunirse con Dujovne y Sandleris, podrían encontrarse con opositores.

Una delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) arribará hoy a Buenos Aires para analizar el estado de las cuentas del gobierno nacional y habilitar nuevos desembolsos de créditos, informaron fuentes oficiales. La misión estará encabezada por Roberto Cardarelli, el encargado del “caso argentino”. Si el FMI aprueba los números del gobierno, liberará en marzo un desembolso cercano a los 11.000 millones de dólares, que servirán para el repago de deudas.

Como es habitual en estos casos, la delegación del Fondo se reunirá con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. A su vez, desde el organismo multilateral no descartaron la posibilidad de mantener encuentros con representantes de los partidos de la oposición.

“Tratamos de reunirnos con un amplio abanico de sectores, con funcionarios, representantes del sector privado y la sociedad civil, y a veces también con dirigentes opositores. No tengo los detalles concretos sobre si se reunirán con representantes de la oposición”, respondió la semana pasada el vocero Gerry Rice. En un año electoral las reuniones con opositores pueden terminar siendo claves porque varios referentes ya han dejado trascender que si el oficialismo es derrotado impulsarán una renegociación del acuerdo firmado con el FMI.

La primera versión del acuerdo establecía para el 2019 un déficit fiscal de 1,3 por ciento del PBI. Pero el gobierno se comprometió en octubre a alcanzar el equilibrio fiscal este año, anticipando la meta prevista para el 2020. El 2018 habría concluido con un déficit del 2,3 por ciento del PBI, resultado que fue aprobado por el FMI. El Gobierno mostrará el recorrido del esquema de agregados monetarios implementado desde octubre de 2018 que tiene por objeto el control de la inflación y el sobrecumplimiento de la meta monetaria acordada.

Fuentes del Banco Central dejaron trascender que se analizará con el FMI cuáles serán los nuevos límites de la zona de no intervención de política cambiaria y la monetización máxima que se permitirá en la compra de dólares. En el mercado preocupa la amplitud de la banda de no intervención, pues en la actualidad el dólar podría llegar a trepar un 30 por ciento sin que el Central estuviese habilitado a intervenir.

El Patagónico

La Argentina es el país más endeudado de la región, según los últimos datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

La Argentina es el país más endeudado de la región. Según los últimos datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la proporción de la deuda pública argentina alcanzó el 77,4% del PBI a mediados del año pasado, cuando en 2015 el porcentaje era del 53,3%. Así superó a países como Brasil, Costa Rica y El Salvador.

Sin embargo, ese porcentaje del 77,4% incluye solo el primer desembolso del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), de USD 15.000 millones, en julio de 2018. Pero si se toma en cuenta los USD 13.400 millones más que fueron girados durante octubre, el nivel de endeudamiento de la Argentina está por encima del 80% del PBI, según aclaró la CEPAL en su informe, titulado “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe” y que fue publicado la semana pasada.

Aún así, los datos de la CEPAL se quedan cortos. El nivel de endeudamiento se acerca casi al 100% del PBI cuando se suman también el último desembolso de diciembre del año pasado. La cuenta final a diciembre de 2018 es de 97,7% del PBI, según datos de la consultora LCG.

“Es el porcentaje más alto de los últimos 15 años, sin duda. El riesgo es que hay mucha deuda en dólares, el 75% de la deuda está en moneda extranjera, lo que nos lleva a pensar si realmente podemos pagar nuestra deuda pública si no se generan ingresos en esa moneda. Hay países que no tienen esta dificultad, emiten deuda en moneda doméstica y a tasas similares a las que crece su producto”, explicó Guido Lorenzo, economista de la consultora.

El economista también advirtió que la duración de la deuda de nuestro país es corta, menor a 10 años y eso implica que el mercado constantemente le pida al Gobierno que demuestre que tiene liquidez. “No creo que la Argentina vaya a defaultear. Pero está implícito que va a tener que haber una reestructuración y por lo tanto una limitación para poder hacer política económica”, agregó el economista.

Otro dato para tener en cuenta es la relación deuda y exportaciones, porque gran parte tendrá que ser devuelta con dólares genuinos. Según Lorenzo, la relación de la deuda pública externa con las exportaciones se encuentra en casi 200%, el nivel más alto al menos desde los últimos 15 años.

“Otros países tienen niveles de deuda externa a reservas por ejemplo muy bajos comparados con nuestro país. En la Argentina, a pesar de la recomposición, el ratio de deuda a reservas internacionales se duplicó en los últimos cinco años”, advirtió.

Al acuerdo inicial con el FMI de USD 50.000 millones se sumó durante septiembre del año pasado un segundo auxilio de USD 7.100 millones, equivalentes en total al 12% del PIB. “Por su parte, la Argentina se comprometió a aplicar un duro ajuste fiscal orientado a alcanzar un balance fiscal equilibrado para 2019. Como consecuencia, la deuda pública nacional bruta aumentó en forma considerable durante el segundo trimestre de 2018 y alcanzó un 77,4% del PIB, cifra 20,3 puntos porcentuales del PIB sobre la del cierre de 2017”, describió la CEPAL en su último informe.

Esta alza —la más alta de la región— se debe principalmente a la contabilización del primer desembolso del FMI, que ascendió a USD 15.000 millones, lo que se sumó a una fuerte depreciación del peso, aumentos de las tasas de interés y un PBI con una tendencia a la baja, entre otros factores, detalló el informe.

A nivel regional, para el tercer trimestre de 2018 la deuda pública de América Latina alcanzó un 41% del PBI, lo que representa 1,5 puntos porcentuales del PBI por encima de la cifra del cierre de 2017. “Aunque la región ha mostrado una mejora del resultado fiscal primario, el entorno macroeconómico podría encarecer el costo de la deuda y presionar al alza el pago de intereses y el nivel de endeudamiento público en 2019″, advirtió la CEPAL.

Sobre la base de cifras al tercer trimestre de 2018, detrás de la Argentina, los países con más alto nivel de endeudamiento público son Brasil, con un 77,2% del PBI y Costa Rica, con un 52,5% del PBI. Por su parte, Paraguay presenta la deuda pública más baja de la región, equivalente a un 16,2% del PBI, seguido de Perú (20,4%) y Chile (23,7%).

Infobae

La misión encabezada por Roberto Cardarelli llegará a Buenos Aires el próximo 11 de febrero para la tercera revisión del Acuerdo Stand-by.

La tercera revisión de las metas intermedias del Acuerdo Stand-by comenzará el próximo lunes 11 de febrero cuando llegue al país la misión del FMI que evaluará la evolución de las principales variables macroeconómicas y hará un seguimiento del as variables políticas. Así lo confirmó un vocero de FMI este martes.

El equipo técnico estará encabezado por el italiano Roberto Cardarelli, quien viene presidiendo las misiones al país desde el regreso de las visitas periódicas del Fondo correspondientes al Artículo IV.

En la pasada revisión en el mes de noviembre lo acompañó el jamaiquino Trevor Alleyne, a quienes los funcionarios argentinos percibieron como más exigente e incisivo en sus cuestionarios. Al igual que en la visita previa, esta vez la misión del Fondo tiene pensado reunirse con funcionarios del Poder Ejecutivo, con las autoridades del Banco Central y también con miembros de la sociedad civil y del mundo académico.

Vale recordar que en su último paso por el país, el FMI se reunió con referentes políticos del arco opositor para acercar posiciones. Como adelantó LPO, con el equipo de Frente Renovador, la gran diferencia se centró en torno a los lineamientos que impulsa el organismo multilateral de crédito respecto de una reforma jubilatoria.

A su vez, tanto en el Gobierno como en el FMI saben que el escenario más factible es que el Acuerdo Stand-by deba ser renegociado en 2020 con el sucesor de Mauricio Macri o con él mismo si es reelecto.

Cuando en vísperas de la Navidad, el FMI aprobó el último desembolso de 7.600 millones de dólares, advirtió que “la deuda se mantiene sostenible, pero no con alta probabilidad”. A buen entendedor, pocas palabras. Es muy difícil para una economía que lleva una década de estancamiento enfrentar vencimientos de capital por un préstamos de casi 60.000 millones de dólares en 3 años.

El mismo Alejandro Werner, director del Fondo para el Hemisferio Occidental -y señalado por los miembros europeos del Directorio del FMI como el responsable de que el Acuerdo Stand-by de junio no llegara en pie a septiembre-, reconoció que “el marco de política que va a regir en la Argentina a partir del 2020 va a ser muy importante para una persona que quiera invertir en el país para la próxima década”.

La Política Online

La titular del FMI, Christine Lagarde, felicitó personalmente al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

La titular del FMI, Christine Lagarde, felicitó personalmente al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, por la aplicación de las políticas que ayudaron a “estabilizar” la economía argentina.

“Felicité al ministro Dujovne y al presidente Sandleris por los pasos de políticas decisivas que se han dado y el progreso hasta el momento, que han ayudado a estabilizar la economía”, señaló la directora gerente del organismo, al término de un encuentro cara a cara, en el marco del Foro de Davos.

“La sólida implementación del plan de estabilización de las autoridades y la continuidad de las políticas han sido muy útiles para Argentina y seguirán siendo esenciales para mejorar la resistencia de la economía a los shocks externos, preservar la estabilidad macroeconómica y fomentar el crecimiento a mediano plazo”, agregó.

Por último, Lagarde remarcó el respaldo del Fondo a al Gobierno nacional. “Quisiera reiterar el firme apoyo del FMI a la Argentina y al plan de reforma económica de las autoridades”, señaló.

Los elogios llegaron poco después que se conoció que el 2018 cerró con un déficit fiscal en torno del 2,4% del PBI, por debajo del 2,7% pactado con el organismo.

La agenda de Dujovne incluye también para hoy reunirse con Marcos Troyjo, viceministro de Comercio Exterior y Asuntos Internacionales de Brasil, en el segundo encuentro oficial que el gobierno mantiene con los funcionarios de ese país tras la visita que el presidente Mauricio Macri realizó al mandatario Jair Bolsonaro.

 

AMBITO.COM

El organismo aclaró que el crecimiento volverá en 2020.

El FMI estimó este lunes que la economía argentina continuará en recesión durante 2019, por lo cual registraría una caída del 1,7%, para volver al crecimiento en 2020, con un 2,7%.

El Fondo Monetario publicó este lunes una actualización del informe “Perspectivas de la economía mundial”, cuya última edición se había difundido en octubre último.

En aquel mes, el organismo indicó que “la economía de la Argentina se contraerá en 2019 debido a que las políticas más estrictas dirigidas a reducir los desequilibrios frenarán la demanda interna, antes de volver a crecer en 2020”. Esa estimación fue ratificada ahora, y el PBI argentino -para el Fondo- caería 1,7% este año y crecería 2,7% el próximo.

En cambio, el informe rescató un dato positivo para la Argentina: la economía del Brasil se recuperará luego de la recesión que afectó a ese país en 2015 y 2016, para crecer este año un 2,5%.

Para América Latina, la organización recortó sus previsiones para este año y el próximo en 0,2 puntos con relación a lo previsto en octubre: 2% en 2019 y 2,5% en 2020.

Por otra parte, el Fondo Monetario proyectó un crecimiento del 3,5% para la economía mundial durante este año, 0,2 puntos porcentuales por debajo de su estimación de octubre.

“La expansión global se ha debilitado”, alertó el organismo, que a la vez estimó un crecimiento mundial del 3,6% en 2020, con un recorte del 0,1% respecto al pronóstico de octubre último.

Según el FMI, “una gama de factores desencadenantes más allá de la escalada de las tensiones comerciales podría provocar un mayor deterioro en el sentimiento de riesgo con implicaciones adversas para el crecimiento, especialmente dados los altos niveles de deuda pública y privada”. Por ese motivo, señaló que “la principal prioridad política compartida es que los países resuelvan de manera cooperativa y rápida sus desacuerdos comerciales y la incertidumbre política resultante, en lugar de elevar aún más las barreras dañinas y desestabilizar una economía global que ya se está desacelerando”.

 

Diario Popular

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, participarán esta semana del Foro Económico de Davos, en el marco del cual se reunirán con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

El evento económico internacional se realizará entre el 22 y el 25 de enero y desde el oficialismo esperan dar señales de tranquilidad a los inversores, tras anunciar el cumplimiento de las metas de déficit fijadas para el año pasado en el acuerdo con el FMI.

Dujovne y Sandleris se reunirán con Lagarde para analizar la evolución del acuerdo por el préstamo stand by, en lo que será la primera reunión del año entre los principales representantes del equipo económico del Gobierno y la máxima autoridad del FMI.

El vocero del organismo multilateral, Gerry Rice, confirmó que la titular del FMI tiene agendado un encuentro con los funcionarios argentinos durante la realización de la cumbre en Suiza. Además, para febrero está prevista la llegada a la Argentina de una nueva misión técnica del FMI que analizará la marcha del programa acordado que decidirá si el directorio del Fondo liberará otros u$s 10.800 millones de préstamos, que irán al Tesoro.

Según pudo saber ámbito.com, el miércoles Sandeleris disertará en el panel “Emerging Markets Outlook”, junto a Carrie Lam, jefa Ejecutiva de Hong Kong; Berat Albayrak, ministro de Hacienda y Finanzas de Turquía; Kamal Nath, gobernador de Madhya Pradesh, India, y Kevin Sneader, socio gerente global de la consultora McKinsey, una firma donde se formaron varios de los ministros y secretarios de Mauricio Macri.

El titular del Central mantendrá además una Bilateral con Tharman Shanmugaratnam, vice primer ministro de Singapur y otra reunión con Ueli Maurer, ministro de Finanzas de Suiza y Thomas Jordan, presidente del Banco Nacional Suizo.

¿Davos devaluado?

El Foro Económico es el encuentro anual donde las máximas autoridades políticas y económicas del mundo se reúnen para discutir sobre la situación económica global. Sin embargo, este año la cumbre tendrá notorias ausencias como la de los presidentes Donald Trump (EE.UU.), Emmanuel Macron (Francia), Xi Jinping (China) y la primera ministro de Inglaterra, Theresa May, entre otros dirigentes. Sí asistirán tres jefes de gobierno del Grupo de los Siete países más industrializados: Shinzo Abe (Japón), Angela Merkel (Alemania) y Giuseppe Conte (Italia). En esta oportunidad, el presidente Macri no asistirá.

Comitiva argentina

Este año se suman más de 1.700 representantes del sector privado y casi 900 representantes de la sociedad civil, que incluyen líderes de ONG, emprendimientos sociales, el mundo académico, organizaciones sindicales, la prensa y grupos religiosos y de fe. Por el lado argentino, asistirán empresarios de los sectores de la construcción, petrolero y de consumo, como Sebastián Bagó (Grupo Bagó), Alejandro Bulgheroni (Bridas), Marcos y Juan Martín Bulgheroni (Pan American Energy), Martín Eurnekian (Corporación América), Victor Dosoretz (Cámara Argentina de Comercio, Eduardo Elsztain (IRSA) y Saúl Zang (Banco Hipotecario).

Entre los principales líderes políticos que participarán de la reunión figuran el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; Wang Qishan, vicepresidente de la República Popular China; Ivan Duque, presidente de Colombia; Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel; Faiez Al Serrag, primer ministro de Libia; Mark Rutte, primer ministro de los Países Bajos y Jacinda Ardem, primera ministra de Nueva Zelanda entre otros. Durante el encuentro en Davos se buscará debatir sobre “Glolalización 4.0: Cómo diseñar una arquitectura global en tiempos de la cuarta revolución industrial”.

Diario Ámbito Financiero

El número dos del organismo, David Lipton, presentó anteayer en Tokio un informe con las recomendaciones del Fondo para los distintos países sobre los sistemas jubilatorios. A la Argentina le plantea expresamente disminuir el ingreso inicial de los jubilados.

El Fondo Monetario Internacional vuelve a la carga con la reforma del sistema previsional. Después de la modificación de la fórmula de movilidad de las jubilaciones, la eliminación de las moratorias para crear una pensión por vejez equivalente al 80 por ciento de la mínima, incrementar la edad de retiro para las mujeres más vulnerables y habilitar la venta de los activos del FGS de la Anses para financiar el déficit, llega el turno del ajuste en el cálculo de la jubilación inicial.

Un documento publicado esta semana por el FMI recomienda a la Argentina reducir la tasa de sustitución: la relación entre el haber inicial y el salario promedio previo al retiro. Refugiada detrás de la necesidad de garantizar la sustentabilidad del sistema, la propuesta del staff del Fondo implica reducir el ingreso que reciben los nuevos jubilados. La misma sugerencia corre para Brasil, donde el flamante gobierno ya se comprometió a una reforma que, entre otras transformaciones, incremente la edad jubilatoria y dé lugar a las AFJP. Las autoridades del FMI proponen además que los trabajadores activos “se preparen para el futuro ahorrando más y extendiendo sus vidas laborales”. En línea con esos preceptos el gobierno promociona los seguros de vida y retiro (ver aparte).

“Para lidiar con los costos del envejecimiento, muchos países implementaron significativas reformas de los sistemas de pensiones a lo largo de los últimos años. Las reformas apuntan en gran parte a contener el crecimiento en el número de jubilados, modificando los parámetros clave del sistema; por ejemplo, incrementando la edad de jubilación, endureciendo las reglas para acceder, reduciendo el tamaño de las pensiones a través del ajuste en el cálculo de los beneficios”, explican los técnicos del FMI al relanzar las habituales recomendaciones del organismo en materia previsional.

Los autores del documento titulado “El futuro del ahorro: el rol del diseño de los sistemas de pensiones en un mundo que envejece” consideran, sin embargo, que los cambios no fueron suficientes. Por eso, explican, se necesitan “reformas adicionales”. Las sugerencias no son generalidades sino que tienen destinatarios puntuales que se precisan entre paréntesis. A la Argentina y Brasil les corresponde “reducir la tasa de sustitución”.

La sugerencia del Fondo no es novedosa. El ajuste de las jubilaciones iniciales formó parte del listado de propuestas desarrollado en su primer informe del Artículo IV realizado después de una década. Para enfrentar las dificultades financieras exacerbadas por las políticas del gobierno, el documento publicado en noviembre de 2016 proponía: 1) modificar la movilidad jubilatoria, 2) incrementar la edad de jubilación de las mujeres, 3) separar presupuestaria y administrativamente la seguridad social de la asistencia social, 4) incrementar la participación laboral y 5) reducir la tasa de sustitución. Consumados los primeros dos puntos con graves consecuencias para la capacidad de compra de los jubilados y mayores niveles de exclusión entre los adultos mayores, el organismo retoma sus propuestas. Dos años atrás aconsejaba reducir la tasa de sustitución promedio del 72 por ciento al 60 por ciento, una quita de más de 10 puntos. ¿Cómo? Una posibilidad es reducir el coeficiente de la determinación del haber que multiplica cada año de aportes (hoy es 1,5).

“La recomendación de reducir la tasa de reemplazo muestra que el FMI no solo pretende ajustar la cobertura del sistema, sino que también busca que los nuevos jubilados tengan un menor haber”, advertía entonces un informe del ITE de la Fundación Germán Abdala, donde señalaba que “la instrumentación de una iniciativa en este sentido tampoco parece estar exenta de riesgos de mayor litigiosidad”.

El nuevo documento del FMI es lo que se denomina una Staff Discussion Note. La investigación fue elaborada por los técnicos David Amaglobeli, Hua Chai, Era Dabla-Norris, Kamil Dybczak, Mauricio Soto y Alexander Tieman. Como sucede con la mayoría de las publicaciones del organismo, la portada incluye una “renuncia de responsabilidad” donde indica que las visiones expresadas en el documento no necesariamente representan al FMI. No es el caso. La presentación en sociedad del documento anteayer en Tokio estuvo a cargo de David Lipton, subdirector gerente del FMI y hombre fuerte en la estructura de poder como representante de Estados Unidos. “¿Cuál es nuestra recomendación? Instamos a los países a pensar bien los sistemas de pensiones y las redes de protección social más efectivos, y después poner en marcha las reformas necesarias”, comentó el número dos del organismo que encabeza la francesa Christine Lagarde.

“Odio sonar como el FMI en este punto, pero hay países cuyos generosos sistemas públicos de pensiones pueden llevar a las finanzas públicas a una difícil situación. Deben considerar pasos como limitar las jubilaciones tempranas que reduciría las vulnerabilidades de largo plazo”, expresó Lipton. Sin hacer referencias específicas, el documento reclama, siempre en pos de la sustentabilidad, “reducir la generosidad de los sistemas públicos”. El mecanismo para lograrlo es que los trabajadores activos “se preparen para el futuro ahorrando más y extendiendo sus vidas laborales”.

Página 12