Tag

Fernando Rivarola

Browsing

El fiscal a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Cibercrimen y Evidencia Digital, Fernando Rivarola, confirmó que en sólo una semana se recibieron 18 reportes de posibles casos de pornografía infantil  en Chubut.

Los informes provienen de los Estados Unidos de organismos dedicados a combatir el flagelo de los delitos informáticos mediando menores de edad en contenido pornográfico, indica Jornada.

Ese contenido ha sido estudiado e investigado por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC). Rivarola explicó que se trata de una organización privada sin fines de lucro fundada en 1984 por el Honorable Congreso de los Estados Unidos de América.

Los reportes son verificados por medio de procedimientos en las localizaciones donde se presume que se cometieron los delitos.

Complejo

En ese contexto, el fiscal dijo que hay que ser cuidadosos, ya que “el ciberdelito no tiene sexo. Cuando se comete, no se sabe quién es la persona que en ese momento maneja la computadora o el celular”, explicó el titular de la flamante Unidad de Investigación.

Además, indicó que son investigaciones complejas, ya que determinar la culpabilidad depende de encontrar la vinculación de la red de internet, con el dispositivo y quien lo haya usado delictivamente y ello requiere efectuar una tarea sumamente complicada.

Explotación sexual infantil

La explotación sexual infantil, que tiene múltiples manifestaciones, es una gravísima violación a los derechos fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (NNAs) a su integridad sexual y a un normal desarrollo de la misma. La pornografía infantil es una de sus expresiones y si bien Internet no ha sido el factor determinante para la existencia de la misma, ha presentado nuevos desafíos en la investigación de este delito dado su carácter constantemente mutable y acelerado, como también ha provocado un amplio aumento de su producción y distribución.

Este jueves el Consejo de La Magistratura de Chubut resolvió abrirle un sumario al fiscal general Fernando Rivarola a partir de la denuncia realizada por el Ministro de Economía provincia, Oscar Antonena, por «falta de objetividad», debido a que Rivarola lo imputó del delito de abuso de autoridad en relación a la decisión de avanzar con el pago de salarios a un sector de los trabajadores estatales. La determinación de sumariar a Rivarola se conoció durante la transmisión en vivo de la sesión del Consejo de la Magistratura, que continúa desarrollándose durante esta tarde.

Antonena denunció al fiscal Rivarola por haberle imputado el delito de abuso de autoridad ante su decisión de depositar los haberes a los empleados legislativos antes que al resto de los rangos 3 y 4 durante la primera semana de en marzo.

El ministro provincial denunció la presunta falta de objetividad del fiscal Rivarola, por entender que incurrió en una falta al tratar de impulsar la acción pública y pedir la apertura de una investigación, siendo que pertenece a la misma Asociación de Magistrados que presentó la denuncia en su contra.

La Comisión de Admisibilidad conformada dentro del Consejo de la Magistratura evaluó la denuncia y consideró que debía ser admitida, por lo que ahora resta que se designe un instructor para que lleve adelante el sumario.

El Ministerio Público Fiscal informó que la joven ha autorizado que se comunique su opinión a la sociedad sobre el caso de «la manada de Chubut», en la audiencia ante el Juez Nieto Di Biase. La víctima dijo que ella está totalmente conforme con el acuerdo que se presentó en la causa en la que se investigan los hechos que la damnificaron en su adolescencia. Que el acuerdo es un «alivio» para ella, pues vio en el mismo la posibilidad de darle un cierre definitivo a este hecho, ya que le hace muy mal y necesita cerrarlo para seguir viviendo.

Contó que “cuando comenzó la investigación Fernando Rivarola le explicó que iba a investigar hasta donde ella aceptara, que cuando no quisiera seguir se lo informara, y nunca me sentí presionada”.

Y pese a los cuestionamientos sociales levantados en las últimas horas remarcó, “que el Fiscal siempre me mantuvo al tanto del avance de la investigación, de cada una de las pruebas que se iban recolectando, y me explicaba cuan valiosas eran o no”. En cuanto, al asesoramiento personal manifestó que fue asesorada jurídicamente por un tío abogado “quien me señaló que los términos del acuerdo eran correctos y entendí las diferencias entre las distintas calificaciones legales”.

Por su parte la licenciada en Psicología, que la acompañó en la videoconfrencia también autorizó se haga saber que atiende a la víctima desde septiembre de 2015. Explicó que su paciente se encuentra en posición de sujeto activo capaz de tomar decisiones en torno a este proceso judicial. Expresó que la joven tiene un fuerte deseo de sanar a partir de que los imputados reconozcan que este hecho sucedió y que ellos fueron partícipes.

El acuerdo fue intensamente trabajado con ella en las sesiones, también con el equipo del Fiscal Rivarola y un psicólogo de la institución. Hubo dos momentos de quiebre en su estado emocional, explicó, uno de ellos al inicio del proceso pericial y el segundo estuvo vinculado a la angustia de llegar al juicio oral, pues significaría una revictimización que no estaba dispuesta a atravesar.

Relató que la víctima luego de acordar el acuerdo de juicio abreviado sintió una inmensa tranquilidad y empezó a retomar su vida cotidiana. Es allí que irrumpe el hecho inesperado de ver en las redes sociales y la televisión, que su caso reaparece sin su consentimiento, re-victimizándola una vez más. La profesional agregó al final de la audiencia que tanto ella como la víctima “se han sentido absolutamente acompañadas por la Fiscalía en todo momento”.

En los próximos días, el Juez de Garantías, Marcelo Nieto Di Biase, deberá resolver si convalida o no el acuerdo de partes al que llegó la Fiscalía con las defensas de los tres de los imputados de la causa.

Se trata de un hecho registrado en 2012 en Playa Unión cuando la víctima era menor de edad y cuyo caso se conoció como la “Manada de Chubut”.

La causa inició formalmente el 4 de julio del año pasado cuando el fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, solicitó la apertura de la investigación para imputar a cinco hombres por el hecho.

En aquel entonces, la calificación legal fue la de “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y agravado por la participación de más de dos personas” y para dar inicio a la causa, el Fiscal debió contactar con la víctima, para que preste consentimiento y haga su declaración en sede judicial.

La joven había denunciado el hecho tiempo antes en redes sociales y señaló a seis jóvenes, de los cuales fueron imputados cinco. Con el paso del tiempo fueron sacados del proceso dos de ellos y finalmente quedaron tres.

El expediente avanzó y días atrás se presentó al Magistrado un acuerdo de partes para la realización de un Juicio Abreviado en el cual, con el consentimiento de la víctima, se redujo la calificación legal y quedaron como imputados Leando Del Villar, Luciano Mallemaci y Ezequiel Quintana, quienes reconocían el hecho.

Si bien la imputación se cambió a “abuso sexual simple”, lo que convierte al delito en excarcelable; lo que generó polémica fue la terminología que utilizó el representante del Ministerio Público Fiscal para calificar lo ocurrido, al manifestar que se trató de un “accionar doloso de desahogo sexual”.

Las expresiones machistas del Fiscal generaron rechazo y repudio no solo en la Provincia sino también a nivel nacional e incluso con posicionamientos de organismos internacionales.

Además, el Gobierno provincial realizó un pedido de jury en contra del Fiscal, acusándolo de “mal desempeño de sus funciones”; y la propia Ministra de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación visitó Chubut a partir de lo sucedido, subrayando la falta de perspectiva de género en los Poderes Judiciales.

Comodoro Rivadavia vivirá este sábado una jornada de repudio y movilización para exigir la renuncia del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, por su desempeño en una causa de abuso sexual. El fiscal es cuestionado por haber catalogado la violación grupal de una adolescente como “desahogo sexual” y por haber acordado con los defensores de los acusados un recurso de juicio abreviado, que en caso de ser aceptado por el juez se traducirá en una pena leve, que evitará que los imputados vayan a prisión.

La decisión fue muy cuestionada por la comunidad y el descontento se incrementó cuando Rivarola justificó que la frase “desahogo sexual” es un término de uso judicial. Sin embargo, el fiscal reconoció que esa definición semántica debe ser erradicada.

En este marco, la Corriente Clasista Combativa (CCC), Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Movimiento Evita, Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP) y el Partido Comunista Revolucionario (PCR) se movilizarán para pedir la renuncia de Rivarola.

Bajo el lema “Con justicia patriarcal es imposible el Ni Una Menos”, la concentración comenzará a las 14 en la plaza de la Escuela 83 para luego marchar por el Centro.

“En la provincia de Chubut, seis hijos de grandes empresarios y actores políticos, violaron en manada a una adolescente de 16 años en el año 2012. Las mujeres nos movilizamos con juntada de firmas y marcha para pedir justicia”, sostiene el comunicado de las organizaciones sociales.

EL FOCO DE LAS CRITICAS

Desde que se conoció la decisión de Rivarola, el fiscal no para de cosechar críticas en todo el país. Su nombre ha sido tendencia en las redes sociales y su cara fue sinónimo de múltiples escraches en repudio por su frase “desahogo sexual”. A la vez, más de 450 mil personas firmaron un petitorio en la plataforma Change.org para pedir juicio político contra el fiscal de Rawson.

Asimismo, el fiscal de Estado de Chubut, Andrés Giacomone, presentó una denuncia por “mal desempeño de las funciones y desconocimiento inexcusable del derecho por parte del fiscal Rivarola, en el marco de la causa de público conocimiento, comúnmente denominada La Manada”.

El repudio fue generalizado y continúa manifestándose en toda la sociedad no sólo de Puerto Madryn, sino del país que enérgicamente se manifestó contra #LaManadaDeChubut como se conoce el caso de abuso sexual en donde tres de los seis hombres que originalmente fueron procesados podrían enfrentar un juicio abreviado, con una pena en suspenso que no los llevará a la cárcel contra una chica de 16 años en 2012 momento del hecho en una vivienda de Playa Unión.

Hoy, el repudio salió a las calles y decenas de mujeres –especialmente- marcharon en repudio del Fiscal del caso, Fernando Rivarola por manifestar como un “Desahogo sexual” el hecho y cambiar la carátula de la causa a abuso sexual simple según un acuerdo firmado entre partes.

La convocatoria fue masiva desde el Monumento a la Gesta Galesa hasta Tribunales, no sin antes realizar distintos “escraches” en lugares estratégicos que tiene a los imputados como protagonistas.

Representantes de mujeres trabajadoras también participaron de la convocatoria. Marcela Fanego, referente del Seyom destacó que “Un fiscal que dice que la violación a una adolescente de 16 años es un desahogo sexual merece toda nuestra reacción como sociedad.

Tenemos que salir todos a las calles para decir que no lo vamos a permitir porque trabajamos mucho para llevar adelante políticas de género sin embargo, nos siguen matando, nos violentan. Seguimos estando en una tremenda desigualdad y el patriarcado sigue enquistado. Esto nos hace retroceder en todos los aspectos. El fiscal debe ser sometido a juicio político y es extremadamente necesario que en todos los ámbitos haya perspectiva de género”.

En tanto, Gloria Sáenz del Partido Obrero se acercó activamente a la marcha y remarcó que “repudiamos las declaraciones del Fiscal de Rawson Fernando Rivarola que calificó de desahogo sexual a una violación hecha por hijos del poder contra una menor. Rivarola es el claro ejemplo de los vínculos estrechos de encubrimiento entre el Poder Judicial y el Poder Político y la férrea decisión de sostener un régimen social que nos oprime. En estas circunstancias se demuestra el intento de naturalización de la violación y cómo el Estado promueve y reproduce los intereses de sometimiento a las mujeres a través de sus funcionarios y acciones”.

También estuvo presente Betina Parada, integrante del movimiento feminista en la ciudad e integrante de Atech. “Una vez más la Fiscalía de esta provincia no sólo no hizo lo suficiente sino que además atenta contra todas nosotras porque cambia una carátula y en definitiva deja libre a los imputados por violación además de calificar este aberrante y misógino hecho realizado por seis hombres contra una mujer menor de edad como abuso sexual simple acordando con la Defensa un juicio abreviado.  Además es inaceptable el término de desahogo sexual para referirse a la violación, también repudiamos el documento que emite la Fiscalía para aclarar el trabajo del fiscal. Solicitamos y exigimos que sobre los imputados caiga todo el peso de la ley y se aproveche esta oportunidad para dar un fallo histórico, condenando los abusos, las violencias y los abusos sufridos por nosotras, las mujeres chubutenses”.

Finalmente, Gerardo Carranza de Sitraed mostró su posición sobre el tema. “Estas acciones además de invitarnos a repudiar nos invita a marcar una postura. No fue un error o una equivocación, Rivarola no se puede disculpar por la utilización del término tan aberrante como “desahogo sexual”. Todos estos actores siempre piensan muy bien qué decir, utilizan palabras que no dicen nada, que no tienen contenido para justificar este tipo de hechos aberrantes. El repudio no alcanza. Tenemos que lograr que el Consejo de la Magistratura remueva a Rivarola como fiscal, tenemos que lograr que ellos asuman con responsabilidad esta cuestión. No alcanza con un descargo, con que De Biase no dé lugar a ese acuerdo de partes, estos actos jurídicos no tienen que volver a pasar”.

El fiscal jefe de Rawson, Fernando Rivarola, a cargo de la investigación por un abuso en manada, rompió el silencio frente a la fuerte polémica que despertó la frase «desahogo sexual doloso». Entre otras cosas, reflexionó sobre la figura que utilizó al pedir el juicio abreviado a tres acusados por abuso de una joven de 16 años y dijo que «debe ser erradicada».

A continuación, el descargo que publicó la página del Ministerio Público Fiscal: «Escribo estas líneas luego de una profunda reflexión generada a partir del impacto social y mediático producido por un acuerdo de juicio abreviado (art. 355 CPP), presentado en el marco de un proceso por abuso sexual».

Rivarola explicó que “el objetivo de esta decisión fue lograr la condena de los acusados y que fuera tomada con expresa y libre conformidad de la joven damnificada el caso, quien tuvo participación activa durante toda la investigación».

«Como funcionario público debo reconocer que la frase “desahogo sexual” utilizada en dicha presentación, pese a su amplio y arraigado uso judicial, debe ser erradicada. Soy consciente, hoy más que nunca, de la importancia que tienen las palabras como instrumentos de cambio en la deconstrucción de estereotipos machistas», admitió el funcionario tras la polémica nacional generada.

Sus explicaciones

«Sin embargo, es necesario aclarar que lejos de haber utilizado la expresión para minimizar o justificar conducta alguna, su empleo tuvo el único sentido de describir los delitos imputados como acciones de cosificación de la víctima y de degradación de su dignidad, así como la voluntad del agresor de cometerlo sin el consentimiento de la víctima», hilvanó el fiscal envuelto en el ojo de la tormenta.

Asimismo, recordó que “en el año 2019 decidí abrir la investigación de un episodio ocurrido en 2012, hecho que de otra manera hubiera quedado impune pues no se había realizado la denuncia judicial y se trataba de un delito de abuso sexual – no violación- que depende de la instancia privada. Inicié el proceso de oficio, aún avizorando las dificultades que podían presentarse en virtud del tiempo transcurrido, a partir del breve relato de los hechos efectuado por la víctima en redes sociales».

Por otro lado, sostuvo que “desde un primer momento y a lo largo de toda la investigación, mi actuación como la de todo el MPF -en especial el Servicio de Atención a la Víctima-, estuvieron dirigidas a escuchar, acompañar y proteger a la joven damnificada con el fin de preservar su integridad y defender su interés en el proceso», expresó Rivarola a través de un comunicado que difundió el MPF.

Dice que no había pruebas

«La reserva y el pacto de confidencialidad que impone la investigación en este tipo de delitos me impide dar mayores detalles sobre el caso, más allá de señalar las enormes dificultades probatorias que debí enfrentar a pesar del exhaustivo trabajo realizado -que incluyó allanamientos, secuestros de computadoras y celulares, intervenciones telefónicas, recepción de testimonios, de prueba documental y pericial-. Tales obstáculos, muchos de ellos derivados de los años transcurridos, atentaron contra la obtención de mayor cantidad de pruebas que permitieran reconstruir la totalidad de los hechos con la certeza que el proceso penal exige», argumentó el fiscal que ahora deberá enfrentar un jury de enjuiciamiento que podría terminar con su destitución.

“Conformidad de la víctima”

«Al haber trascendido parcialmente el contenido del mencionado escrito judicial -cuya publicidad está legalmente restringida por tratarse de un delito contra la integridad sexual de una persona menor de edad y que involucra a dos menores como imputados- se ha generado una importante tergiversación de los hechos, cuya inmediata repercusión masiva ha impactado negativamente en la víctima, revictimizándola e invadiendo nuevamente su intimidad»”, se explayó.

«Todo lo anterior quedará ampliamente verificado en la audiencia a realizarse -en lo inmediato- ante el Juez de Garantías interviniente, en la que tendrá participación activa la propia damnificada y las profesionales de su confianza que la acompañan. En dicha ocasión el Juez deberá recabar la libre conformidad de la víctima con el acuerdo de condena presentado, voluntad personalísima e intransferible que representa el interés supremo que el proceso está llamado a proteger», concluyó.

El ministro del Interior expresó, este miércoles por la noche, que es «necesaria una reforma de la Justicia» y pidió que «se investigue a fondo el accionar del fiscal» Fernando Rivarola, quien accedió a un juicio abreviado para cinco acusados de violación de una adolescente y habló de «desahogo sexual» en el dictamen.

«No toleramos más que se le dé la espalda a las víctimas. Es necesaria una reforma de la Justicia y que se investigue a fondo el accionar del fiscal en esta causa», dijo Wado De Pedro en su cuenta de Twitter.

En un segmento del pedido de juicio abreviado el fiscal utiliza la definición «accionar doloso de desahogo sexual», lo cual fue repudiado desde diversos sectores.

El Ministerio Público Fiscal de Chubut salió en defensa de Rivarola, al afirmar que hubo términos «sacados de contexto».

El caso es de una joven que denunció que fue violada en 2012 por lo que se dio en llamar «la manada de Chubut», integrada por varios hombres.

Los sobreseimientos comenzaron mientras la atención estaba puesta en la cuarentena y el coronavirus. El primer sobreseimiento que pidió el abogado defensor Federco Ruffa con acuerdo del fiscal Fernando Rivarola, fue para T.S. se dijo entonces que «solo tenía la puerta» cuando ocurría el aberrante hecho. Esa definición garantizó la impunidad ahora se analiza un juicio abreviado para los tres hijos del poder acusados de abuso.

El fiscal de Rawson, Fernando Rivarola volvió a ser protagonista en la prensa nacional, como ocurrió cuando lo acusaron de convalidar el espionaje a ambientalistas en la cordillera. Ahora su nombre resuena en torno al caso de la Manada de Chubut, en medio del aislamiento y a través de conferencias virtuales sobreseyó a otro de los imputados y pidió juicio abreviado para los tres restantes por la calificación de «abuso sexual simple».

Ninguno de los jóvenes acusados en el caso conocido como «La Manada de Chubut» irá preso. Se trata del caso de abuso sexual ocurrido en Playa Unión en 2012, cuya investigación la disparó una publicación en redes sociales por parte de la víctima.

El Patagónico publicó que un año y medio después de iniciada la causa, el fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, bajó la calificación legal de «abuso con acceso carnal» por la de «abuso sexual simple» y acordó con los abogados defensores la realización de un juicio abreviado. La pena será de tres años en suspenso, por lo cual ninguno de los imputados irá a prisión.

Previamente, pidió que se habilite la feria extraordinaria para sobreseer a R.V., uno de los imputados, que al momento del hecho era menor de edad. Anteriormente, otro de los sindicados, T.S., también menor de edad al momento del abuso, había sido sobreseído.

Ahora, el juez penal Marcelo Nieto di Biase deberá resolver si acepta el juicio abreviado que acordó el fiscal con los defensores por la calificación de «abuso sexual simple agravado por la comisión de tres personas» respecto de Ezequiel Quintana, Leandro Del Villar y Luciano Mallemaci. Los tres jóvenes reconocieron el hecho.

Ataque en manada

El caso trascendió como «La Manada de Chubut» y ocurrió en el marco de los festejos por el inicio de la primavera. Según la denuncia, los imputados abusaron de la chica, quien se encontraba indefensa, bajo los efectos del alcohol o de alguna sustancia que le provocó un estado de inconsciencia, lo que le impidió defenderse del ataque sexual.

Para el fiscal, se trató de un «accionar doloso de desahogo sexual» por parte de los imputados. Y valoró que la víctima se hallaba en un estado de semiinconsciencia. Sin dudas, el caso traerá polémica.

Este miércoles se conoció la decisión del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, de sobreseer a otro de los imputados en el marco de la denuncia por la supuesta la violación grupal cometida contra una menor de edad en Playa Unión en 2012, y al mismo tiempo pidió juicio abreviado para los tres restantes por la calificación de “abuso sexual simple”, y no por “abuso con acceso carnal”, como se había impuesto en un inicio.

Sin embargo, en su escrito, una de las frases utilizadas generó polémica, ya describió a la supuesta violación cometida por el grupo de jóvenes como un «desahogo sexual doloso». Debido a las repercusiones de dicha frase, desde el Ministerio Público fiscal emitieron un comunicado explicando el uso de los términos.

Al acordar con los abogados defensores la realización de un juicio abreviado, la pena sería de tres años en suspenso, por lo cual ninguno de los imputados iría a prisión.

Sin embargo, en su escrito, una de las frases utilizadas generó polémica, ya describió a la supuesta violación cometida por el grupo de jóvenes como un «desahogo sexual doloso». Debido a las repercusiones de dicha frase, desde el Ministerio Público fiscal emitieron un comunicado explicando el uso de los términos.

Comunicado del Ministerio Público Fiscal

«Recientemente trascendió una frase atribuida al fiscal Fernando Rivarola, cambiando el sentido de los términos, sacados de contexto, sobreexponiendo a la víctima y poniendo en riesgo aspectos cruciales del proceso penal.

El Ministerio Público Fiscal asiste a la víctima a través del SAVD, desde el comienzo de la investigación. Se trata de una joven, menor de edad, amparada por el derecho a la intimidad, al resguardo de su identidad y a la reserva de todas las actuaciones judiciales. En paralelo, tanto ella como su familia reciben detallada información del proceso, participan de las decisiones procesales, reciben protección y asistencia victimológica. Toda decisión asumida por la Fiscalía ha sido consensuada con ella.

En la investigación en cuestión además de la víctima, también algunos los agresores son menores de edad imputables. Esto quiere decir que en caso que el Ministerio Público Fiscal demuestre su responsabilidad penal en este hecho, serían declarados penalmente responsables y se le impondrá la sanción que la ley prevé para los menores que delinquen. La ley establece que no puede darse a conocimiento público su identidad.

«Desahogo sexual doloso»

En palabras simples, el abuso sexual es justamente una conducta que busca el desahogo sexual del autor sabiendo que lo hace sin el consentimiento de la víctima, que va a cometer una ataque sexual, que se trata de un delito, y consciente de ellos avanza sin consideración del daño que va a provocar en esta. Eso es dolo. Por eso, en el contexto de una exposición, el uso de la frase «desahogo sexual doloso», resume lo que escribimos en varios renglones al comienzo de este párrafo, fundamentalmente si se hubiera utilizado en el contexto de audiencias o escritos reservados a los que solo debieran acceder profesionales del derecho que conocen el alcance el término dolo.

En las audiencias orales y públicas, la Fiscalía en particular y los operadores del sistema penal en general, procuran en sus planteos y resoluciones, aclarar los términos legales para que se comprendan por quienes no son abogados.

Contacto con la prensa

Por la reserva que merecen casos como el presente, con alta vulnerabilidad de la víctima, la Fiscalía no puede realizar declaraciones públicas por el momento. El Fiscal Fernando Rivarola se comprometió a recibir a la prensa una vez finalizado el proceso penal».