Tag

FARC

Browsing

El presidente de Colombia, Iván Duque, reiteró ante los ex guerrilleros de las FARC su compromiso con «la paz con legalidad» tras visitarlos en un antiguo campamento en que se desmovilizaron y que es el último lugar en que fue visto Iván Márquez antes de volver a las armas.

“Aquí no puede haber dudas del compromiso nuestro por avanzar en la paz con legalidad”, afirmó el jefe de Estado al visitar anoche el antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Miravalle, ubicado en el amazónico departamento del Caquetá.

Ese es el último lugar que visitó Márquez, ex jefe negociador en los diálogos de paz antes de que se le perdiera la pista y anunciara junto a otro grupo de ex líderes guerrilleros que volvía a las armas.

«Aquí no podemos nosotros creer que hay personas que se fueron hace quince días. No. Hay personas que decidieron seguir en el camino de la criminalidad, que siguieron en la reincidencia y que ahora pretenden lanzarles cantos de sirena a muchos de los ex combatientes para que se vayan nuevamente a esas actividades», les dijo Duque a los ex guerrilleros que vieron por última vez a Márquez, así lo reseña Télam.

El ex líder de la desaparecida guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, más conocido por su alias de Timochenko, dijo este lunes que «nunca» pensó que algunos de sus ex camaradas de armas y negociadores de paz con el gobierno de Colombia como Iván Márquez y Jesús Santrich podrían haber vuelto a la lucha armada.

«Con toda sinceridad, nunca pensé que fueran a tomar esa decisión tan errática. Ellos habían expresado sus temores, sus dificultades. Habían alegado temas de seguridad y yo trataba de entenderlo, porque además, aquí estamos en un ambiente en que la inseguridad se siente, está a flor de piel», evaluó el ex guerrillero en una entrevista con el diario español El País.

Agregó al respecto que «hay toda una campaña de estigmatización» hacia los rebeldes desmovilizados, pero aún así «estábamos avanzando», a punto tal que el 95% de los ex combatientes «nos hemos acogido al acuerdo»,

El 29 de agosto último, Márquez, alias de Luciano Marín Arango, anunció en un video en el que aparecía rodeado por una veintena de insurgentes -entre ellos Santrich- que habían resuelto volver a la lucha armada ante la «traición» que a su juicio sufrió el histórico convenio firmado en noviembre de 2016.

 

La Justicia Especial para la Paz (JEP) de Colombia excluyó de su jurisdicción a los ex jefes de las FARC alias «Jesús Santrich» y «El Paisa» por haber vuelto a las armas y en consecuencia tendrán que responder ante la justicia ordinaria.

«Se trata en los dos casos de la expulsión definitiva de quienes son conocidos como ‘Jesús Santrich’ y ‘El Paisa'», dijo el presidente de la Sección de Apelación de la JEP, Eduardo Cifuentes.

El magistrado agregó: «Ellos son desertores manifiestos, han vuelto a las armas, le han dado la espalda al proceso de paz y por consiguiente la JEP no tiene alternativa distinta que hacer esa declaración».

Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich, y Hernán Dario Velásquez, alias El Paisa, son dos de la veintena de ex guerrilleros de las FARC que aparecen en un video del 29 de agosto en el que el antiguo jefe negociador de esa guerrilla, Luciano Marín, alias Iván Márquez, anunció que regresan a las armas alegando una supuesta traición del Gobierno al acuerdo de paz, así lo reseña Télam.

Luego de conocerse que una facción de las FARC retomará la lucha armada, el Gobierno colombiano tomó cinco medidas para enfrentar esta amenaza al país y la región: la creación de una unidad de élite, la colocación de carteles para indicar quiénes son los guerrilleros más buscados, el establecimiento de 3.000 millones de pesos de recompensa (unos 872 mil dólares) por Iván Márquez y todos los que aparecieron en el video, reconocerlos como una «red criminal» y efectuar pedidos de extradición si se encuentran en otros países.

En una cumbre militar y de Policía, se dieron las primeras instrucciones para cumplir con la orden del presidente Iván Duque de crear una unidad de élite para la persecución de los disidentes. Este grupo tendrá «capacidades reforzadas de inteligencia, investigación y movilidad en todo el territorio colombiano», anunció el propio mandatario.

Según recuerda el periódico El Tiempo, tal como se utilizó entre los años ’90 y 2000, los guerrilleros aparecerán en carteles como los más buscados. Esto será a partir de la próxima semana.

Además, Colombia ofrece una recompensa de 3.000 millones de pesos (unos 872 mil dólares) por Iván Márquez y cada uno de los que lo acompañaron en el video.

El anuncio de Iván Márquez del regreso a las armas

Otra medida que tomará el Gobierno es no reconocerlos como guerrilla sino como una «red criminal«. Esto significa que con ellos, según El Tiempono será posible adelantar negociaciones de paz, con lo cual la única salida para su eventual entrega sería el sometimiento a la justicia, una figura que representa pocos beneficios para quienes decidan dejar las armas.

Por último, el Ejecutivo acudió además a la comunidad internacional y pidió que los guerrilleros sean entregados si se encuentran en otros países.

El que fuera número dos de las FARC, alias Iván Márquez, cuyo paradero se desconoce desde hace más de un año, reapareció el jueves en un video junto con otros ex líderes de esa guerrilla para anunciar que inician «una nueva etapa de lucha» armada.

«Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de nacimiento de las FARC hace más de medio siglo) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión», afirma Márquez en el video divulgado en Internet, en el que aparece al lado de una veintena de hombres y mujeres armados con fusiles.

Una facción de las FARC anunció que vuelve a las armas

Entre quienes lo acompañan se puede ver a Seuxis Paucias Hernández, alias Jesús Santrich; y a Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa, que hace meses dejaron de cumplir sus compromisos con la Justicia Especial para la Paz (JEP).

«Nunca fuimos vencidos ni derrotados ideológicamente. Por eso la lucha continúa. La historia registrará en sus páginas que fuimos obligados a retomar las armas», señala en otra parte del manifiesto leído en el video de 32 minutos.

En la grabación, el jefe guerrillero dice que hablan desde algún punto en la zona del río Inírida, situado en la región amazónica del sureste del país, cerca de las fronteras con Venezuela y Brasil.

Márquez fue jefe del equipo negociador de las FARC en los diálogos de paz de La Habana y designado senador por el partido de la antigua guerrilla, cargo que no asumió porque a mediados de abril de 2018 se trasladó a un espacio de reunión de ex combatientes en Miravalle, en el departamento de Caquetá (sur), donde se lo vio por última vez en compañía del Paisa.

El disidente, que en el video se ve vestido de verde militar y con una pistola en la cintura, asegura que la decisión de volver a las armas «es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana», y asegura que buscarán alianzas con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), así lo reseña Infobae.

En medio de un video que se publicó pasadas las 2 de la mañana de este jueves, varios exjefes de las desmovilizadas Farc que no han comparecido ante la JEP ni ante la justicia ordinaria anunciaron, armados, vistiendo camuflados y rodeados de una veintena de disidentes, lo que se sospechaba desde hacía meses: vuelven a la guerra.

En las imágenes, grabadas de día, en una aparente zona rural, con un cartel en el fondo que dice “Mientras haya voluntad de lucha habrá esperanza de vencer”, y sobre las que el número dos de la desmovilizada guerrilla de las Farc y exjefe negociador de paz de esa guerrilla, Iván Márquez, da a entender que fueron tomadas “desde el Inírida (…), la selva amazónica y el Orinoco, sitiados por la fragancia del Vaupés”, se observa también al prófugo sucreño Jesús Santrich, El Paisa, Romaña, Aldinever, Jhon 40, Olivo Merchán, Walter Mendoza y Enrique Marulanda, entre otros.

Dice Márquez, con pistola al cinto y leyendo un largo y grandilocuente comunicado, que al nuevo grupo lo llamarán las Farc, que conservarán los símbolos de la extinta subversión y que se aliarán con el Eln.

“Anunciamos al mundo que ha comenzado la segunda Marquetalia bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”, dice, y afirma acto seguido que esta “es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana”.

Asevera además que el objetivo de la nueva disidencia será “esa oligarquía excluyente y corrupta, mafiosa y violenta que cree que puede seguir atrancando la puerta del futuro de un país”. Agrega que “una nueva modalidad operativa conocerá el Estado: sólo responderemos a la ofensiva”, y asegura que habrá un “desmarque total de las retenciones con fines económicos”, así lo reseña el medio colombiano El Heraldo.

 

El partido político de izquierda Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, que alberga en sus filas a integrantes de la disuelta guerrilla de las FARC, denunció este domingo un atentado contra un exrebelde que se acogió al acuerdo de paz, en el cual resultó muerto un bebé de siete meses, hijo del excombatiente.

A través de su cuenta de Twitter, Victoria Sandino, senadora del FARC, denunció la agresión, registrada durante la noche del sábado, y manifestó su rechazo a “todos los actos de violencia contra nuestros compañeros y repudiamos la muerte de este pequeño».

La familia vivía en una zona especial del norte de país, dispuesta para la reincorporación de los excombatientes tras la firma del histórico pacto de paz suscrito en el año 2016 entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la entonces guerrilla.

El gobierno encabezado por Iván Duque aún no se han pronunciado al respecto. Sin embargo, a la fecha un total de 99 miembros de las FARC han sido asesinados en Colombia desde que se suscribió el pacto de paz, reveló el más reciente informe de la ONU.

Uno TV

La noche de este viernes, el Gobierno de Colombia confirmó la muerte del principal disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Iván Duque, el Presidente, informó que Walter Patricio Arizala fue abatido durante una operación de las fuerzas armadas en Tumaco, zona fronteriza con Ecuador.

«Guacho», como era conocido, era comandante del frente Oliver Sinisterra, uno de los que se restó del acuerdo de paz firmado por el expresidente Juan Manuel Santos.

Arizala estaba acusado de narcotráfico y homicidio, incluyendo uno en abril pasado donde murieron tres periodistas ecuatorianos.

Más de 13 mil integrantes de las FARC, entre ellos 6 mil combatientes, dejaron las armas para integrarse a la vida civil.

 

 

ADN Radio