Tag

Fabián Gutiérrez

Browsing

Tres de los cuatro detenidos por el crimen del ex secretario de Cristina y Néstor Kirchner, Fabián Gutiérrez, ocurrido hace 14 días en El Calafate, fueron procesados hoy con prisión preventiva, acusados del delito de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y criminis causa”, confirmó hoy a la prensa el juez penal de esa ciudad santacruceña Carlos Narvarte.

La decisión del magistrado recayó sobre los acusados Facundo Zaeta (19), Facundo Gómez (20) y Pedro Monzón (18), quienes continuarán en prisión, mientras que dictó la falta de mérito para el cuarto imputado, Agustín Zaeta (23), sobre quien dispuso una medida cautelar para que no pueda abandonar la ciudad sin previa autorización y deberá presentarse ante el juzgado cada 15 días.

En una conferencia de prensa que comenzó minutos antes de las 17, el juez Narvarte explicó que resolvió “la autoría y la coautoría” del asesinato de Gutiérrez, ya que “en principio sería facundo Zaeta (el autor), pero todos en alguna medida han colaborado para la consumación de este homicidio”.

Por eso, dijo que decidió procesar a Zaeta, Gómez y Monzón por el delito de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y criminis causa” -es decir, matar para ocultar otro delito, en este caso el robo-, cuya pena en expectativa es la de prisión perpetua.

En cuanto a Agustín Zaeta, el magistrado señaló que “no había elementos que indicaran que estuvo en el lugar del hecho”, por lo que dictó la falta de mérito y será liberado en las próximas horas.

Sin embargo, dispuso una medida cautelar por la cual “no puede salir de la ciudad sin previa autorización” del juez del caso “y deberá presentarse cada 15 días en el juzgado durante dos meses”.

Consultado sobre el móvil del crimen, el juez Narvarte manifestó que es “económico”, ya que los imputados “buscaban dinero y sabían que esta persona (Gutiérrez) lo tenía, por la cual empezaron a gestar la idea”.

Asimismo, y de acuerdo a las pruebas recolectadas, estableció que Facundo Zaeta ingresó primero a la casa del empresario, “por la relación que tenían” y que posteriormente entraron a la vivienda Gómez y Monzón.

“La víctima logra reconocer a uno de los imputados y por eso deciden todos terminar la vida de Gutiérrez para lograr su impunidad”, dijo el magistrado y agregó: “Está muy claro en la autopsia, hay una heteroagresión, por la cual fueron varias personas las que lo agredieron en distintas partes del cuerpo, hasta que uno le causa la muerte”.

Por su parte, el juez Narvarte expresó que “faltan muchas pruebas que incorporar” y “mucho trabajo”, y que una de las medidas que tiene pensada llevar a cabo “a partir del lunes” es un careo entre los imputados, mientras aguarda el resultado de las “pericias telefónicas”.

También adelantó que va “a convocar a las partes” para conocer si quieren “realizar algún peritaje más en el cuerpo” de la víctima, y en el caso de no surja ningún pedido, poder realizar la entrega “a los familiares”.

Si bien aclaró que “faltan detalles”, aseguró creer “que se ha esclarecido la causa casi en un noventa por ciento”.

El empresario Gutiérrez fue hallado enterrado y envuelto en una sábana el sábado 4 de julio en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate, luego de permanecer desaparecido desde el jueves anterior.

Los primeros resultados de la autopsia revelaron que la víctima murió por “asfixia mecánica” y que había recibido golpes en la cabeza y en el cuerpo y tres puntazos en la zona del cuello.

La Cámara Federal porteña confirmó este jueves el embargo de 900 millones de pesos sobre los bienes de Fabián Gutiérrez y los procesamientos por lavado de dinero a miembros de su entorno. El fallo alcanza, entre otros, a la mamá Teresa Amalia García y a la hermana Valeria Alejandra Martinovich.

La extinción de la acción penal para el exsecretario de Cristina Kirchner, asesinado a principios de mes en El Calafate, deberá ser dictada por el juez del caso Marcelo Martínez de Giorgi.

En el fallo, la sala primera de la Cámara Federal porteña confirmó el embargo de 900 millones de pesos sobre los bienes que conformaron el patrimonio de Gutiérrez. «Corresponde encomendar al magistrado Instructor que disponga todas las medidas cautelares necesarias a fin de asegurar dichos bienes de cara a su eventual decomiso», sostuvieron los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi.

«Las numerosas propiedades inmobiliarias, la variedad de vehículos de alta gama, los hoteles y las embarcaciones de las que dio cuenta la amplia encuesta llevada adelante por el Magistrado Instructor se traduce, con la provisoriedad de esta instancia, en la convicción requerida para afirmar la materialidad de los hechos. Ello conduce, por tanto, a descartar los agravios de arbitrariedad y falta de fundamentación deducidos por las defensas», sostuvieron los jueces.

«Debe repararse en que en este caso concurren dos de los principales indicadores señalados para el delito de lavado de activos: la presencia de un incremento patrimonial injustificado y/o de operaciones financieras anómalas; y la vinculación con actividades delictivas o con personas o grupos relacionados con ellas», agregaron.

De esta forma, la Justicia entiende que todos los bienes mencionados fueron adquiridos con dinero proveniente por el lavado de la recaudación ilegal de fondos que se habría desarrollado entre 2008 y 2018.

La causa

La causa por enriquecimiento ilícito contra Gutiérrez empezó en el 2017 en el juzgado de Marcelo Martínez de Giorgi, pero un año más tarde fue anexada al expediente de los cuadernos por pedido del juez Claudio Bonadio, cuyo juzgado quedó el año pasado en manos del mismo magistrado que había tenido el caso inicialmente.

Gutiérrez fue procesado en noviembre junto a una decena de empresarios, en su mayoría de Santa Cruz, con los que habría diseñado un complejo entramado de sociedades para disimular el origen del dinero y darle apariencia lícita, según surge de la investigación judicial.

En el fallo, el juez Bonadio planteó: «Los imputados habrían integrado una asociación cuyo objeto fue conformar, en la República Argentina una estructura societaria -ideada por Víctor Fabián Gutiérrez- e integrada por el resto de los imputados, algunos de ellos familiares del nombrado, a los efectos de administrar y poner en circulación parte del dinero ilícito obtenido como consecuencia de las maniobras investigadas en la causa de los Cuadernos».

«Del propio Víctor Fabián Gutiérrez dependió una maniobra específica respecto a la aplicación de parte de esos fondos ilegales, a la constitución de una estructura jurídica, societaria y bancaria en nuestro país, con el fin de organizar un sistema de blanqueo de activos que le diera a esta asociación una aparente fachada de legalidad de la que carecía», amplió el escrito al que accedió Télam.

Las actividades por el lavado del dinero, se habrían llevado a cabo entre los años 2008 y 2018. Parte del dinero se habría destinado a la adquisición de propiedades y bienes muebles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en las provincias de Buenos Aires, Santa Cruz y Tierra del Fuego, según sostuvo Bonadio en aquel fallo de 146 páginas.

En el segundo eslabón de la maniobra participaron Teresa Amalia García, Valeria Alejandra Martinovich -familiares de Gutiérrez-, Matías Enrique Lazzaro Raimondo, Carlos Mario Cesar Siverino, Oscar Raúl Núñez, Humberto Rodrigo Mieres Vera, Diego Carlos Riestra, Germán Alberto Rodríguez, Alberto Luis Fernández, Luis Alejandro Semprini, Rosa Susana Gillone, Diego Miguel Derdey, Fernando Andrés Mangione, David Maico Miguel, Jorge Mozo y Javier Alfredo De La Torre, entre otros.

El perito Amilcar Fleita, de parte de la querella en la causa que investiga el crimen del empresario Fabián Gutiérrez, reconstruyó el desarrollo de los hechos sobre la base a su hipótesis y aseguró que al menos tres personas participaron del ataque contra la víctima, la agresión que duró “aproximadamente entre tres y cuatro horas”.

Luego de recibir el informe definitivo de la autopsia, Fleita, contratado por la familia de Gutiérrez, sostuvo “en criminalística nosotros decimos que las evidencias nos hablan y en este caso el cuerpo habló y confirmó la hipótesis de la querella”.

Según contó, la víctima ingresó a la casa de la localidad santacruceña de El Calafate donde fue hallado enterrado “junto a una persona que se aprovechó de un momento de descuido de Gutiérrez y lo sorprendió con un golpe por detrás con la finalidad de adormecerlo”. Momentos después el empresario “recobró el conocimiento y logró correr y resguardarse en el baño”.

Dos personas más llegaron al lugar y rompieron la puerta del baño. Luego ataron a Gutiérrez a una silla y lo comenzaron a torturar. “Es evidente que existió una maniobra de sujeción de Gutiérrez a través de precinto, hubo también una maniobra de asfixia mediante la utilización de un cable”.

Fleita dijo que uno de los sujetos asfixió a Gutiérrez ubicándose por detrás de él, mientras al menos otros dos lo agredían por delante, “uno de ellos a golpes de puño y otro con un arma, como puede ser un palo o  garrote”.

Con respecto a los cortes que presentó el cadáver, Fleita indicó que se trataron de “lesiones punzo cortantes en estado agónico”, por el poco sangrado.

“Eso quiere decir que la víctima estaba falleciendo. Mi hipótesis es que los victimarios creyeron que aún estaba vivo y quisieron asegurarse la muerte, entonces le propinan cinco estocadas en el cuello a través de un arma blanca”.

Gutiérrez, exsecretario Cristina Fernández, fue asesinado el 4 de julio y enterrado en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, a unos 250 kilómetros de Río Gallegos.

La familia del empresario Fabián Gutiérrez, el exsecretario de Néstor y Cristina Kirchner hallado asfixiado y enterrado en la ciudad santacruceña de El Calafate el sábado, cree que los cuatro detenidos fueron quienes «participaron del asesinato» y que cometieron el crimen «para ocultar un robo».

En tanto, el defensor de los hermanos Facundo y Agustín Zaeta, dos de los cuatro detenidos en la causa, informó que pidió la ampliación de la indagatoria del segundo de ellos para que pueda explicar que no tuvo relación con el hecho que se le imputa, diligencia que está prevista para esta tarde.

El abogado Sandro Levín, quien este miércoles se constituyó oficialmente como querellante en la causa, dijo a Télam que ya pudo acceder al expediente de 104 fojas y que, en base a lo actuado, la familia cree que el móvil del homicidio fue un «robo» y que «posterior a eso se produjo el crimen» con intenciones de ocultar el delito anterior.

En tanto, el defensor de los hermanos Facundo y Agustín Zaeta, dos de los cuatro detenidos en la causa, informó que pidió la ampliación de la indagatoria del segundo de ellos para que pueda explicar que no tuvo relación con el hecho que se le imputa, diligencia que está prevista para esta tarde.

«Pedimos la indagatoria de Agustín para que dé sus explicaciones», expresó en declaraciones a Radio Nacional LU 23 Lago Argentino el defensor Carlos Muriete, quien consideró que la detención de este joven se concretó «porque es hermano de», «por el apellido» y que se trató de una «confusión», ya que «no tiene nada que ver» con el hecho.

Tras asegurar que «en el expediente además hay otro tipo de pruebas que lo desvinculan», entre ellas «otras testimoniales», Muriete dijo que quiere que «dé rápidamente su versión y pedir la excarcelación o aclarar bien cuál es su situación en el proceso».

Sobre los dichos del único acusado que aceptó declarar ante el juez Carlos Narvarte, Pedro Monzón, el defensor de los Zaeta opinó que «está buscando en el proceso una ubicación ventajosa para él».

«No sé si hubo algún pacto previo o tácito en el que le hayan prometido algo para mejorar su situación, eso lo veremos en el procesamiento», agregó.

Y al ser consultado sobre el principal acusado, Facundo Zaeta, Muriete dijo que aguarda que culminen algunas diligencias, como los resultados finales de la autopsia y los análisis de los teléfonos secuestrados, para continuar con su defensa.

Por su parte, el querellante Levín consideró que «está claro que quienes hoy están imputados en la causa son los que participaron del asesinato de Gutiérrez» y que «en estos días se va a esclarecer la responsabilidad que le cupo a cada uno de ellos».

Sobre la familia, el abogado dijo que «ha tenido una pérdida muy importante, está atravesando una situación muy difícil» aunque «está con mucha fuerza» y la familia ha pedido «que se sepa la verdad».

El cuerpo del empresario, enterrado y envuelto en una sábana, fue encontrado el sábado a la mañana en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, de El Calafate, luego de permanecer desaparecido desde el jueves.

La autopsia reveló que Gutiérrez murió por «asfixia mecánica» y que había recibido golpes en la cabeza y en el cuerpo y tres puntazos en la zona del cuello.

Según los investigadores, la pesquisa comenzó el viernes, cuando se recibió una denuncia sobre la desaparición del empresario, ya que no contestaba las llamadas y no había sido hallado en su domicilio, situado en la calle Perkins y padre Alberto D´Agostini, donde sí se encontraron una campera con sangre, precintos plásticos y manchas de sangre en distintos sectores.

Por el hecho, además de los hermanos Zaeta y Monzón está detenido Facundo Gómez.

A 48 horas de haber encontrado el cuerpo de Fabián Gutiérrez, descubren nuevos rastros del crimen del exsecretario de Cristina Kirchner , el juez Carlos Narvarte volvió a la casa donde lo mataron y realizó tres inspecciones en diferentes puntos de la ciudad en busca de elementos que permitan corroborar el testimonio de Pedro Monzón, el único de los cuatro jóvenes involucrados que prestó declaración indagatoria.

En la recorrida descubren nuevos rastros del crimen , según revelaron a LA NACION fuentes del caso, los investigadores descubrieron una campera, elementos de limpieza y un palo, que se asocian con el homicidio y su posterior intento de encubrimiento.

Narvarte busca bajo la nieve que cayó en los últimos días sobre la ciudad. La noche en que habrían matado a Gutiérrez no había caído la helada por lo que las tareas de rastrillaje son ahora más complicadas. El sábado por la noche y las horas siguientes, una sucesión de nevadas intermitentes cambiaron el paisaje y complicaron la búsqueda.

El juez Narvarte hizo la recorrida junto con Pedro Monzón, el único involucrado que declaró, y su abogada.

Según revelaron, se encontró una campera en un desagüe tapado en la obra de construcción donde el viernes a la tarde se localizó el celular de Gutiérrez, en el Barrio 50 Viviendas.

Luego, en la oscuridad de la tarde llegaron a la casa del exsecretario presidencial . No ingresaron, sino que recorrieron un baldío ubicado al frente de la casa: entre matas, descubren un palo.

Uno de los cuatro detenidos al ingresar a la comisaría de El Calafate

En tanto, en otros descampados ubicados en Punta Soberana, cerca de la planta de agua de la ciudad, encontraron trapos, un bidón de lavandina, otro producto de limpieza, dos routers y una pala de plástico.

Los policías también buscaban un manojo de llaves: lo hicieron en un cesto de basura sobre la calle 17 de Octubre, denominada Ruta 15. Allí registraron varias bolsas, pero las llaves no aparecieron.

Todos los elementos secuestrados fueron incorporados a la causa.

Los allanamientos empezaron a gestarse a las 11 de la mañana, cuando Pedro Monzón llegó al juzgado y pidió ampliar la declaración indagatoria. Cerca de las cinco de la tarde, Narvarte se encaminó para realizar las inspecciones, que se extendieron por mas de tres horas.

El juez espera que los elementos descubiertos permitan reconstruir las horas finales de Gutiérrez.

Cómo murió

Quien fue uno de los hombres más cercanos a Cristina Kirchner murió por «asfixia mecánica» al ser estrangulado con un elemento y apuñalado tres veces en el cuello, según informó la agencia Télam, y consignó que se trataba de resultados de la autopsia finalizada ayer en Río Gallegos.

La misma fuente consignó que el cuerpo mostraba que había recibido dos golpes en el cráneo y en otras partes.

El sábado al mediodía, a poco de encontrar el cadáver, el juez Carlos Narvarte había aludido a la existencia de golpes en la cabeza y puntazos con un arma blanca en el cuello y hematomas en varias partes del cuerpo.

El juez de instrucción Carlos Narvarte, a cargo de la investigación del asesinato

Los peritos analizan, a su vez, si el cuchillo con sangre encontrado en la casa de Fabián Gutiérrez es el arma blanca con la que lo habrían atacado.

El palo que descubren también podría haber sido usado para golpearlo o bien hubiera servido para romper el vidrio de la camioneta, una de las incógnitas aún abiertas. Los cuatro jóvenes detenidos se encuentran alojados en las dos comisarías de la ciudad.

Cada uno ocupa una celda. Un agente los controla para que no se comuniquen entre ellos.

Mientras tanto, los detenidos pueden recibir la visita de sus familias y sus abogados.

El joven más comprometido en la causa fue alojado en las dependencias de la comisaría segunda de El Calafate.

Las dudas

La causa tiene todavía muchos misterios por develar. El primero es cuál fue el verdadero móvil del crimen. ¿Fue un móvil económico o una desavenencia entre personas que se conocían? La búsqueda de dinero aparece, de todas formas, como la hipótesis más firme.

Tampoco saben todavía los investigadores a qué hora fue asesinado Gutiérrez, qué recorrido hizo la camioneta en la que trasladaron su cuerpo ni qué rol habría tenido cada uno de los acusados en el plan criminal. Y hay dos hechos extraños que llaman especialmente la atención a quienes siguen el caso. El primero es por qué estaba roto un vidrio lateral de la camioneta. El segundo, por qué el celular de Gutiérrez fue encontrado en un lugar visible, en un obra de construcción, cuando la ciudad está al borde del Lago Argentino y rodeada de estepa.

Fabián Gutiérrez, ex secretario privado de los Kirchner, apareció sin vida tras estar más de un día desaparecido. Su cuerpo estaba envuelto en una sábana, con golpes en su cabeza y heridas de arma blanca. La hipótesis que maneja el juez y el rumbo de la investigación.

El hallazgo se concretó este sábado por la mañana en los fondos de una casa de esa localidad turística ubicada a unos 250 kilómetros de Río Gallegos. De acuerdo a los primeros análisis realizados por los médicos forenses que revisaron el cuerpo, presentaba golpes, principalmente en la cabeza, y un corte en el cuello.

«Yo no tengo el móvil político dentro de las hipótesis que estoy trabajando», dijo Carlos Narvarte, juez de instrucción penal de El Calafate en declaraciones a A24.

El magistrado que investiga el crimen aseguró que el cuerpo fue encontrado enterrado y envuelto en una sábana en la vivienda de uno de los cuatro sospechosos detenidos y que presentaba al menos un golpe en la cabeza y lesiones de arma blanca.

Además, aseguró aún aguarda distintos peritajes «importantes para la causa», como por ejemplo el de los teléfonos celulares secuestrados en el marco de la pesquisa, entre ellos el de la víctima y de los cuatro detenidos.

Según los investigadores, todo comenzó el viernes al mediodía, cuando se recibió una denuncia sobre la desaparición de Gutiérrez, quien no contestaba las llamadas y no había sido hallado en su domicilio.

Los pesquisas de la Policía de Santa Cruz determinaron luego que, durante la noche previa, Gutiérrez había sido visto con un joven de unos 20 años que era conocido suyo, por lo que los investigadores se dirigieron a su domicilio.

Ese joven, de apellido Saeta, quedó demorado y el juez ordenó de urgencia otros tres allanamientos durante la madrugada en los que fueron detenidos otros tres sospechosos, todos ellos de entre 20 y 25 años.

Facundo Zaeta, de 19 años, fue arrestado por orden del juez como sospechoso de la, entonces, desaparición de Gutiérrez y deberá enfrentar a la justicia por el asesinato.

Los otros acusados fueron identificados como «Juanca Monzón», un tercero de apellido Gómez y el cuarto es el hermano de Facundo Zaeta, cuyo nombre de pila no trascendió, que fue arrestado el sábado por la madrugada cuando intentaba escapar a bordo de una camioneta. Además, este último tenía en su poder elementos que pertenecerían a Fabián Gutiérrez.

Tanto el primero de los detenidos como los otros tres confesaron más tarde ante la Justicia que habían estado con Gutiérrez y que lo habían atacado a golpes con intenciones de robarle dinero.

La Política y los Kirchner

Gutiérrez, quien fue encontrado muerto en la casa de uno de sus presuntos asesinos en la ciudad santacruceña de El Calafate, militó de adolescente en las filas del peronismo de Río Gallegos donde su madre, Teresa García, fue durante muchos años la interventora de la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz.

En 1995 comenzó a trabajar junto a Néstor Kirchner en su segundo mandato como gobernador de Santa Cruz y con el correr de los años se convirtió en uno de los hombres de confianza del mandatario patagónico, por lo que trabajó en la campaña presidencial de 2003 y así llegó a ocupar un cargo en la Rosada.

Gutiérrez, quien siempre mantuvo negocios empresariales paralelos a su actividad pública, se desempeñó mayo de 2003 y 2005 como secretario de la Presidencia de la Nación y fue secretario adjunto de la Presidencia entre diciembre de 2007 y enero de 2010.

Luego de distanciarse del entorno de la expresidenta, el exsecretario privado tuvo varios emprendimientos en Santa Cruz y también en la provincia de Buenos Aires, donde instaló una concesionaria de autos de alta gama en el municipio de San Isidro.

La causa de los Cuadenos

El nombre de Fabián Gutiérrez llegó a Comodoro Py por primera vez en la declaración del exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, quien había señalado a Gutiérrez como quien le dio las órdenes de movilizar el dinero con el que fue detenido en un convento bonaerense en 2016, pero luego el exsecretario presidencial lo desmintió.

En noviembre del año pasado, el juez federal Claudio Bonadio había procesado a Gutiérrez como supuesto coautor del delito de lavado de dinero en el marco de un expediente vinculado con la llamada causa de los Cuadernos.

Gutiérrez, a quien el fallecido juez le trabó un embargo por 900 millones de pesos, fue procesado junto a una decena de empresarios, en su mayoría de Santa Cruz.

Un año antes, Gutiérrez había decidido convertirse en uno de los arrepentidos ante el fiscal Carlos Stornelli, en la causa que se puso en marcha con las fotocopias de las supuestas anotaciones de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta que describió en sus escritos el presunto funcionamiento de una red para cobrar coimas vinculadas con la obra pública.

El abogado de Cristina Kirchner, Gregorio Dalbon, publicó una serie de mensajes en sus redes sociales para defender a la vicepresidenta de quienes la quieren involucrar en el misterioso crimen de su exsecretario privado Fabián Gutiérrez, que fue hallado muerto este sábado en El Calafate.

«Da vergüenza ajena que mencionen a @CFKArgentina. La siguen haciendo grande. Las difamaciones nos hicieron volver. Todavía no pueden creer que Cristina, un teléfono, un libro y un hombre, los dejó en el escenario muertos mandándonos a dormir. El odio agiganta al peronismo», escribió en su cuenta de Twitter.

Además, adjuntó una imagen de Mahatma Gandhi que lleva la frase «primero te ignoran, luego se ríen de ti, después te atacan… Entonces ganas».

En una publicación previa, el letrado había escrito: «Caranchean nuevamente con la muerte de una persona. No le des entidad. Son miserables. Estos son nuestros opositores por eso perdieron y seguirán perdiendo, por miserables. Que en paz descanse y mis condolencias a su familia», refiriéndose a otro mensaje antikirchnerista sobre el crimen de Gutiérrez.

El cuerpo del exsecretario de Cristina Kirchner fue encontrado este mediodía en El Calafate luego de un extenso operativo de rastrillaje. Estaba enterrado, tapado con escombros y tierra y con un golpe en la cabeza, en el patio de una cabaña ubicada en la zona del Aeropuerto Viejo de esta ciudad, confirmó el juez de instrucción de la causa, Carlos Narvarte.

 

El secretario de Justicia, Juan Martín Mena, consideró este sábado que «hacer conjeturas y una inmediata vinculación política» con la muerte de Fabián Gutiérrez, exsecretario presidencial de Cristina Fernández «habla de la bajeza de la oposición» y estimó como «muy prematuro e irresponsable aventurar cualquier cuestión» antes de una investigación del crimen.

“Hacer conjeturas y una inmediata vinculación política con la muerte de Fabián Gutiérrez habla de la bajeza de la oposición. Ahora corresponde que actúen las fuerzas de seguridad para que encuentren a los responsables”, señaló Juan Martín Mena en dialogo con AM 750.

“No me consta que Fabián Gutiérrez (que había declarado en 2018 como arrepentido en la causa de los cuadernos) haya estado bajo protección de testigos” remarcó Mena y precisó que “protegidos y arrepentidos son dos cosas distintas”.

El sistema de protección de testigos está dirigido a testigos e imputados (colaboradores de justicia o arrepentidos) que hubieren realizado un aporte trascendente a una investigación judicial de competencia federal (como lo son el narcotráfico, el secuestro extorsivo, el terrorismo, los delitos de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983, y la trata de personas) y que, como consecuencia de él, se encuentren en riesgo.

La figura del arrepentido está regulada por la ley 27.304 y permite que se puedan reducir penas a las personas imputadas de un delito a cambio de que suministren información confiable para el esclarecimiento de un hecho.

El beneficio para quien declara como arrepentido es la reducción de la pena a la de tentativa, es decir, de un tercio a la mitad.

El empresario Fabián Gutiérrez fue encontrado muerto esta mañana por la Policía de Santa Cruz en una vivienda de la localidad de El Calafate, luego de que tres de los detenidos por el caso de su desaparición confesaran ante la Justicia que lo habían asesinado, informaron a Télam fuentes judiciales.

El cuerpo fue encontrado golpeado y con un corte en el cuello, precisaron las fuentes con acceso a la investigación.

En tanto, Mena afirmó: “ahora corresponde la investigación de las autoridades competentes, es muy prematuro e irresponsable aventurar cualquier cuestión”.

Mientras, la exministra de Seguridad del gobierno de Cambiemos y presidenta del PRO, Patricia Bullrich, consideró que “la desaparición y muerte” de Gutiérrez es un hecho de “mucha gravedad institucional”.

“Tardaron mucho en encontrarlo y en dar una información oficial. Esperemos que no se haya cambiado nada en la escena del crimen. Volvió del exterior hace pocos días, hizo la cuarentena y en cuanto salió a la calle lo encontraron muerto. Desde anoche nosotros sabíamos que había sido asesinado”, señaló Bullrich en declaraciones a radio Rivadavia.

Con la firma de Bullrich, Federico Angelini (PRO); Alfredo Cornejo, Alejandra Lordén (UCR); Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic (CC), Juntos por el Cambio emitió este sábado un comunicado en el que sostiene que la muerte de Gutiérrez se trata de “un crimen de la mayor gravedad institucional”.

“Pedimos que, por la posible conexión de su muerte con delitos federales, la investigación pase a la órbita de la justicia federal. Y que no haya familiares de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el proceso. La justicia provincial ya está tratando de instalar, sin prueba alguna, hipótesis sobre el motivo del asesinato”, señaló el texto difundido por la coalición opositora.

 

La familia del empresario, Fabián Gutiérrez, ex secretario presidencial de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, consideró que «fue víctima de un crimen brutal» y pidió «respeto, empatía y paz» para «dejar que la Justicia actúe» sin que se hagan «especulaciones interesadas» sobre el hecho.

«Ante el brutal crimen de Fabián, amigos, familiares y gente que lo quiere, rogamos a los medios, periodistas y dirigentes de todo el arco político, respeto, empatía y paz, pero sobre todo calma, dejando actuar a la Justicia, apartándose de hacer especulaciones dolorosas, interesadas, de todo tipo y color», señaló el comunicado difundido a través de las redes sociales.

«Fabián era, ante todo, una persona. Dueño de un corazón inmenso y una calidad humana extraordinaria. Para nosotros no se fue, porque siempre estará. Le pedimos a Dios que nos ayude en este difícil momento y en la imperiosa búsqueda de Justicia. Gracias», remarcaron la familia en el breve texto.

Gutiérrez, exsecretario de Néstor y Cristina Kirchner, fue encontrado asesinado y enterrado hoy en una casa de la localidad santacruceña de El Calafate y por el crimen fueron detenidos cuatro sospechosos, uno de los cuales confesó el hecho ante la Justicia, informaron a Télam fuentes judiciales.

El hallazgo se concretó esta mañana en los fondos de una casa de la calle Cañadón Seco, del barrio Aeropuerto Viejo, de esa localidad turística ubicada a unos 250 kilómetros de Río Gallegos, y de acuerdo a los primeros resultados de los peritajes forenses, Fabian Gutiérrez presentaba golpes principalmente en la cabeza y un corte en el cuello.

El empresario había sido procesado por el juez federal Claudio Bonadio en noviembre de 2019, sin prisión preventiva, como supuesto coautor del delito de lavado de dinero en el marco de un expediente vinculado con la causa de los Cuadernos.

Cabe destacar, que las personas detenidas son por ahora cuatro hombres jóvenes. La vivienda donde fue hallado el cuerpo era ocupado por uno de ellos, que podría alquilar ese domicilio o ser propietario.

Juntos por el Cambio alertó que “el secuestro, desaparición y asesinato de Fabián Gutiérrez” reviste “la mayor gravedad institucional” y exigió que la investigación pase a la órbita de la justicia federal sobre este crimen.

El ex secretario de Cristina Kirchner había declarado como arrepentido en 2018: aseguró ante el juez Claudio Bonadio que había sido testigo de un circuito de corrupción que involucraba a Néstor y Cristina Kirchner, según publica Infobae.

“Pedimos que, por la posible conexión de su muerte con delitos federales, la investigación pase a la órbita de la justicia federal. Y que no haya familiares de la vicepresidenta Cristina Kirchner en el proceso. La justicia provincial ya está tratando de instalar, sin prueba alguna, hipótesis sobre el motivo del asesinato”, plantea el comunicado difundido este sábado, algunas horas después del hallazgo del cuerpo.

En esa línea, denunciaron que “el juez, la fiscal y las fuerzas policiales responden al poder político enquistado en la provincia de Santa Cruz”.

El texto, que lleva la firma de las autoridades del PRO, Patricia Bullrich y Federico Angelini, de la UCR, Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén, y de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro y Mariana Zuvic, también pidieron explicaciones por “la demora en hacer pública la aparición del cadáver” ya que esta “podría haber generado una manipulación de la escena del crimen”.

“Pedimos que, dada la gravedad institucional que representa, su investigación reciba la mayor atención y la mayor transparencia por parte de las autoridades políticas y judiciales del país”, finaliza el comunicado.

El juez que investiga el crimen del empresario reveló este sábado que el cuerpo de la víctima fue encontrado enterrado y envuelto en una sábana en la vivienda de uno de los cuatro sospechosos detenidos y que presentaba golpes en la cabeza y lesiones de arma blanca en el cuello.

Carlos Narvarte indicó además que una de las hipótesis que se manejan es la de un crimen vinculado a un robo y descartó por el momento que se trate de un crimen político.

“Yo no tengo el móvil político dentro de las hipótesis que estoy trabajando”, dijo el magistrado en declaraciones al canal A24, donde además aseguró aún aguarda distintos peritajes “importantes para la causa”, como por ejemplo a los teléfonos celulares secuestrados en el marco de la pesquisa, entre ellos el de la víctima y de los cuatro detenidos.

“La primera persona que fue detenida fue indagada y en ese marco aportó datos sobre lo que había ocurrido y dónde podría encontrarse el cuerpo, por lo que gracias al trabajo de criminalística se logró hallar el cuerpo enterrado en el terreno próximo a una casa”, dijo.

El juez explicó en las distintas entrevistas que la casa del exsecretario de los Kirchner fue la escena primaria del crimen, es decir que allí fue asesinado y que, luego, fue trasladado en una camioneta blanca, propiedad de la víctima, al lugar donde finalmente fue hallado el cadáver.

“Por el peso del cuerpo y en donde estaba enterrado participó más de una persona”, explicó Narvarte, quien agregó que en las próximas horas indagará a los otros tres sospechosos por el delito de “homicidio calificado por la participación de dos o más personas”.

De acuerdo a su testimonio, personal policial secuestró “un arma blanca con sangre” que será sometida a pericias para determinar si fue utilizada para cometer el ataque.

Comunicado del bloque de diputados de la UCR

Los diputados nacionales de la UCR exigieron que la fiscal Natalia Mercado, hija de Alicia Kircchner y sobrina de Cristina Fernández de Kirchner, se aparte de manera urgente de la investigación por el asesinato del ex secretario privado” de la ex presidenta.

“Necesitamos saber la verdad. Y para eso la fiscal debe apartarse ya mismo de la investigación”, señaló el diputado Álvaro de Lamadrid, vicepresidente de la Comisión de Seguridad Interior de la Cámara baja. “La muerte de Fabián Gutiérrez es una señal de alarma y un mensaje para los testigos protegidos de la corrupción “K”. Es imperioso que el Gobierno refuerce la seguridad de quienes los han denunciado”, agregó.

“El Gobierno debe explicar que garantías ofreció a partir de diciembre para proteger y dar seguridad a todos los testigos y arrepentidos por causas vinculadas a la corrupción y cómo piensa hacerlo a partir de ahora. Es imprescindible contar con una Agencia de Protección independiente. Voy a presentar y, espero esta vez se apruebe, mi ley de protección de testigos y arrepentidos por hechos de corrupción que ya presenté anteriormente reiteradas veces desde el 2014”, agregó por su parte Luis Petri.