Tag

exterior

Browsing

Varias futbolistas comienzan a delinear su futuro fuera del país. España parece ser un destino propicio para recalar luego de pasar por el fútbol argentino.

El mercado de pases se comenzó a mover y no solo en el fútbol masculino, también lo hace en el fútbol femenino. Con el torneo femenino de AFA finalizado, y la incertidumbre respecto al inicio del próximo torneo, muchas jugadoras comienzan a pensar en un futuro. Algunas continuarán desempeñándose en el ámbito nacional, en los clubes en los que ya renovaron contratos, como sucedió con los casos de Gimnasia, Excursionistas y San Lorenzo.

Por otro lado, hay futbolistas que ya se despidieron del fútbol argentino. Este es el caso de Mili Menéndez: la marplatense dejó días atrás Racing y pasará a jugar en el Granada de España, en la Segunda División. En la Academia, además, no continuarán Johanna Gallioti, Victoria Bendini, Débora Erra, Jazmín Di Leonardo, Celeste Barbitta, Mariana Laviña, Rocio Iuzzolino, Karina Merlo. En tanto, al equipo comandado por el ‘Tano’ Spinelli se sumó Florencia Gaitán (desde Villa San Carlos).

En UAI Urquiza no continuarán varias jugadoras de renombre y con pasado de Selección, como Miriam Mayorga quien se encuentra definiendo su futuro y, en los próximos días, se conocería dónde continuará su carrera. Además, son bajas Adriana Sachs, Dalila Ippolito, Solana Pereyra, Sofía Schell, Rocío Bueno y Karen Venica.

Dalila Ippolito se despidió de Argentina y tomó un avión con destino a Italia. La joven promesa del fútbol argentino, de 18 años, tenía ofertas para sumarse a equipos del Viejo Continente.

Adriana Sachs, por su parte, ya definió su destino: luego de despedirse de UAI Urquiza, la futbolista confirmó que continuará su camino en el fútbol español, en UD Collerense, de la Segunda División. Al mismo destino partirá Belén Spenig, tras su paso por Racing.

El exrey Juan Carlos comunicó al actual rey de España, su hijo Felipe VI, por carta su «meditada decisión de trasladarse fuera de España».

Lo informó hoy por sorpresa la Casa Real en un comunicado. La nota no explica en qué país vivirá a partir de ahora Juan Carlos I, ni en qué momento dejará el palacio de La Zarzuela, donde reside desde hace 58 años.

La decisión se produce luego de que el mes pasado, el diario El Confidencial reveló que Juan Carlos I retiró en promedio 100.000 euros mensuales de una cuenta bancaria secreta en Suiza entre 2008 y 2012. Esta es la misma cuenta en la que el rey emérito recibió una transferencia de 65 millones de euros por parte del monarca de Arabia Saudita y que está ligada una fundación en Panamá, un conocido paraíso fiscal.

Fiscales suizos y españoles, que investigan el caso, sospechan que el dinero proviene de una comisión ilegal por la adjudicación a una compañía española de la construcción de una línea de tren de alta velocidad entre las ciudades de La Meca y Medina, el rey emérito asegura que fue «un regalo» de un viejo amigo, el soberano Abdalá Ibn Abdelaziz.

Los múltiples escándalos en los que se vio involucrado Juan Carlos en los últimos tiempos habían empujado a la monarquía española a una de sus peores crisis desde la transición democrática.

«Majestad, querido Felipe, con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen», dice el comunicado.

«Hace un año te expresé mi voluntad y deseo de dejar de desarrollar actividades institucionales. Ahora, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comunico mi meditada decisión de trasladarme en estos momentos fuera de España», continúa la carta.

Según el comunicado de la Casa Real, Felipe VI ha transmitido a su padre su «sentido respeto y agradecimiento ante su decisión»

Distanciamiento

El distanciamiento entre reyes- padre e hijo- ha sido progresivo durante los últimos años con un goteo continuo de informaciones sobre el monarca en relación a sus negocios opacos y presuntas cuentas en paraísos fiscales.

En marzo, el rey Felipe VI retiró a su padre su asignación anual -cerca de 200.000 euros-, e hizo público un documento por el que renunciaba a la herencia de los fondos de diversas sociedades en paraísos fiscales y que lo nombraban como segundo beneficiario, después de su progenitor.

Pero los escándalos también sacudieron a Felipe VI. En junio se supo que su luna de miel de costó 500.000 euros, y fue parcialmente sufragada por un empresario. El Confidencial afirma que el rey emérito habría usado el dinero de su cuenta suiza «para sufragar gastos de toda la familia real», es decir, no habría sido el único beneficiario.

El presidente español, Pedro Sánchez, en una declaración inédita hasta la fecha, mostró recientemente su preocupación por las «inquietantes y perturbadoras» noticias sobre el rey y volvió a abrir el debate sobre su inviolabilidad del rey.

En su visita a la ciudad de Comodoro Rivadavia, el ministro de Salud Fabián Puratich indicó que van a seguir llegando «varados».

Según publica MilPatagonias, el funcionario sostuvo que «ayer nos llegó la información de que aún quedan 9000 personas varados para traer del exterior. Sabemos que hay 70 personas que son de la provincia de Chubut».

Explicó que como son personas que no tienen dónde quedarse, serán las primeras en regresar, con todas las medidas de bioseguridad necesarias, y enfatizó que lo que sí está suspendido es la autorización de aviones y colectivos de «cabotaje», es decir provenientes de diferentes puntos del país.

Acerca del nuevo colectivo proveniente de Buenos Aires que el viernes trasladó chubutenses a las ciudades de Rawson, Esquel y posteriormente a Comodoro y Río Gallegos, Puratich explicó en la red social twitter: «Desde provincia no se autorizaron más micros de retorno. Este micro en el que retornaban 7 personas a la provincia fue enviado por Nación a través de migraciones. Nos notificaron y se llevaron adelante los protocolos correspondientes».

Casi 3.000 argentinos varados en el exterior por las restricciones impuestas para evitar la propagación del coronavirus, regresarán a partir del lunes en trece vuelos organizados por la Cancillería en coordinación con los ministerios de Transporte, Interior, Salud, Defensa y Seguridad, informaron hoy fuentes del Palacio San Martín.

Serán 2.870 los argentinos que regresarán desde el exterior a partir del lunes próximo y hasta el 15 de junio, informaron los voceros

El Jefe de Gabinete de la Cancillería, Guillermo Justo Chaves, aseguró que avanzan «hacia el final de las tareas de repatriación. Cada vez quedan menos argentinos para retornar, los aviones llegan con asientos vacíos y vemos muchos vuelos que están saliendo completos hacia Europa y Estados Unidos».

“Seguimos trabajando para cumplir el compromiso asumido por el presidente Alberto Fernández y el Canciller Felipe Solá para ayudar a retornar a su hogar a todos los argentinos y argentinos que se encontraban de vacaciones en el exterior y fueron sorprendidos por esta pandemia”, añadió.

El nuevo cronograma de vuelos se iniciará el lunes 8 con tres servicios, uno que traerá a 281 pasajeros desde Doha a cargo de Qatar Airways; otro operado por LATAM, que repatriará desde Londres a 214 viajeros y un tercero a cargo de la compañía Avianca. Desde Bogotá, con 248 argentinos.

Para el martes 9 están previstos otros tres vuelos, uno de la compañía Edelweiss procedente de Zurich con 200 compatriotas; otro operado por LATAM, desde Santiago de Chile, también con 200 pasajeros y uno de los vuelos especiales de Aerolíneas Argentinas que traerá de regreso desde Cancún a 243 pasajeros.

El miércoles 10 solamente habrá un vuelo especial de Aerolíneas Argentinas, que repatriará desde San Pablo a 96 pasajeros; mientras que el jueves 11 será el turno de un vuelo de Air Europa desde Madrid con 337 pasajeros.

Cuatro vuelos están programados para el viernes 12, uno de los servicios especiales de Aerolíneas Argentinas desde Miami para 243 argentinos; otro a cargo de KLM desde Amsterdam para 294; un tercero de Boliviana de Aviación desde Santa Cruz de la Sierra con 215 argentinos y finalmente un vuelo de un Fokker F-28 de la Fuerza Aérea Argentina que traerá 56 pasajeros desde Lima.

Por último, el lunes 15, uno de los vuelos especiales que tiene programado Aerolíneas Argentinas, traerá de regreso desde Madrid a 243 pasajeros.

Las fuentes ratificaron que todos los vuelos fueron acordados siguiendo las estrictas medidas sanitarias dispuestas por el Ministerio de Salud para evitar la propagación del coronavirus en Argentina.

Tras publicarse hoy en el Boletín Oficial el decreto por el cual se amplía el cierre de fronteras que regía desde el 16 de marzo último «a las personas residentes en el país, y a los argentinos y las argentinas con residencia en el exterior», el Gobierno anunció que conformará una “mesa interministerial” para analizar “caso por caso” el regreso de los argentinos varados en el exterior.

Días atrás, Alberto Fernández había confirmado que el Poder Ejecutivo no repatriaría a más argentinos, en tanto que había instruido al canciller Felipe Solá para “ayudar con recursos” a los ciudadanos en el extranjero. Según supo El Cronista, una de las ideas que baraja el ministerio de Relaciones Exteriores es otorgar financiamiento bancario a quienes quedaron varados.

Por lo pronto, este viernes se conoció que el Gobierno conformó una mesa de trabajo interministerial para asistir a los argentinos en el exterior ante el cierre de fronteras, puertos, aeropuertos y pasos internacionales. El cuerpo de trabajo estará conformado por el canciller y los ministro de Interior Eduardo “Wado” de Pedro, de Transporte Mario Meoni, de Seguridad Sabina Frederic y de Salud Gines González García.

El comunicado emitido por Presidencia subraya que las carteras “evaluarán el riesgo que representa el ingreso de argentinos procedentes de países con alta circulación de Covid-19, ya que los mismos tienen una alta posibilidad de portar el virus y convertirse en una fuente disparadora de la curva de contagios”.

En el decreto publicado este viernes se aclara que el regreso estará supeditado a que no intervenga con la estrategia sanitaria que se viene llevando adelante desde el inicio de la pandemia de coronavirus. “La mesa interministerial analizará caso por caso la asistencia, permanencia y regreso de los ciudadanos argentinos que aún se encuentran en el exterior y desean retornar”, resaltó Presidencia en la nota conocida este mediodía.

Los listados ya fueron confeccionados, confirmaron fuentes oficiales a El Cronista. En Cancillería estiman que aún permanecen en el exterior unas 15.000 personas repartidas entre España, Italia, Perú, Cuba, República Dominicana, México y Estados Unidos, pero la cifra aumentaría teniendo en cuenta otros países.

Ciudadanos con prioridad

Quienes tienen más chance de retornar prontamente al país son los ciudadanos considerados de riesgo, como los mayores de 65 años. La Cancillería y la Dirección Nacional de Migraciones, conformaron un registro de las personas en dicha situación y prometieron que se les dará prioridad para regresar.

“El Ministerio de Salud de la Nación será el encargado de determinar, en base a las condiciones de riesgo médico y sanitario, las prioridades para su retorno”, informó el Poder Ejecutivo.

La cartera de Transporte, a través de Aerolíneas Argentinas, dispondrá de las medidas logísticas para traer al país a los ciudadanos habilitados en vuelos especiales de carácter humanitario.

 

La titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, confirmó que el organismo evalúa la situación de grandes contribuyentes que hicieron cambios de domicilio a países vecinos para limitar su exposición impositiva, y adelantó que se utilizarán datos del último blanqueo de capitales «para hacer una política tributaria más progresiva».

«El año pasado aumentó enormemente la cantidad de personas que hicieron cambios de domicilio y los estamos evaluando», sostuvo Marcó del Pont durante una entrevista concedida a la radio FM Con Vos.

«Hay una cantidad de parámetros e indicadores que estamos tomando para ver si eso tiene un objetivo genuino», explicó la funcionaria, tras precisar que se analizan los casos de 17 personas que cambiaron su radicación con fines fiscales «cuando veníamos de un ritmo de 2 a 3 cada año».

Marcó del Pont destacó además que la AFIP continúa adelante con «todos los procesos judiciales» iniciados a grupos empresarios por presuntos fraudes fiscales, y remarcó que «no se explotó la base de datos surgida de la exteriorización de capitales concretada durante el gobierno anterior». «Esa base sirve muchísimo a la política de recaudación para hacerla más progresiva, que tributen más los de mayor capacidad contributiva», sostuvo.

Aportes de futbolistas y clubes

La funcionaria defendió asimismo la derogación del régimen especial de aportes personales de futbolistas y contribuciones patronales de los clubes de fútbol, dispuesto por el anterior gobierno y que generaba un desfinanciamiento de la seguridad social.

Esa medida, rechazada por la AFA y la Superliga, elevó de 6,5% a 7,25% la alícuota que abonan los clubes sobre venta de entradas, transferencias de jugadores y derechos de televisación, y «fue una decisión política», enfatizó Marcó del Pont.

La vuelta de Echegaray

La titular del organismo recaudador se refirió asimismo a la situación de su antecesor, Ricardo Echegaray, que semanas atrás se reintegró al organismo pese a que tiene «una multiplicidad de causas judiciales en distinta situación».

«El régimen disciplinario de la AFIP otorga muchas posibilidades, cambiarlo de tarea, mandarlo a otra área, disponer un traslado y en última instancia, aplicar una suspensión», detalló Marcó del Pont.

Agregó luego que «por una política persecutoria en general, que hubo hacia adentro y hacia afuera (durante el anterior gobierno), se había optado por aplicar sucesivas suspensiones; yo reevalué esta situación integralmente por entender que hay posibilidades de no llegar a esta última instancia».

«Por eso decidí levantarle la suspensión y lo hice como lo haré con cualquier otro funcionario en las mismas situaciones: todos somos inocentes hasta tener una condena firme», sintetizó.

Del mismo modo Marcó del Pont respaldó la designación de Daniel Reposo, ex titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y hoy en la subdirección de Coordinación Operativa de los Recursos de la Seguridad Social, cuestionado por integrantes de Juntos por el Cambio pero «de enorme experiencia en la materia».

El Presidente quiere ver el resultado de la economía, tras el paquete aprobado en el Congreso y con la evolución del consumo y el comportamiento del dólar.

La tradición indica que el flamante presidente argentino realiza su primer viaje a Brasil, principal socio comercial y potencia sudamericana que marca el ritmo del sub continente.

Pero la actualidad obliga a repensar eso, pues Alberto Ángel Fernández y Jair Bolsonaro​ solo han tenido contrapuntos más que encuentros, con el asunto de Luiz Inácio Da Silva como quid de la cuestión bilateral.

Otra opción es que Fernández viaje a Chile, país al que quiso ir durante la campaña electoral pero un mix entre los tiempos electorales del Frente de Todos más la compleja situación social y las protestas que se viven en el país que gobierna Sebastián Piñera, impidieron que Alberto haya aterrizado, hasta el momento en Santiago de Chile.

El flamante presidente argentino ha tenido, desde su asunción, ofertas de viaje a Francia, Italia y otros países europeos, destino que agrada a Fernández por su afinidad con ese continente, en el que no hay que descuidar España, de tradicional buen vínculo con Buenos Aires.

En tanto, los Estados Unidos asoman como un destino ineludible, por el peso de la mayor potencia que hoy gobierna Donald Trump ​sino también, por el asunto de la renegociación de la deuda argentina, que es uno de los pilares del arranque de la gestión F.

Hacia ese país irá en breve Martín Guzmán, el ministro de Economía y responsable de la discusión por el aplazamiento de los pagos de la deuda, asunto que discute mano a mano con Alberto y en el que también da su punto de vista Gustavo Béliz​, con reciente experiencia laboral en el BID, Banco Interamericano de Desarrollo, con sede en Washington.

Alberto Fernández ingresa en la Universidad Camilo Jose Cela en Madrid, España, en septiembre pasado. / Foto César de Luca

Pero Alberto ha definido, en estos últimos días del año 2019, no salir del país hasta que la situación económica argentina dé algún signo de que comienza a serenarse: «Hay que tranquilizar a la Argentina», repite tras cada decisión que baja a sus ministros y colaboradores.

Así lo dijo, en las últimas jornadas, tras promulgar la ley de Emergencia (o de “Solidaridad Social y Reactivación Productiva”), tras la reunión con la Mesa de Enlace (a la que calificó como «muy sincera y muy buena»), y luego de visitar el Santuario de San Cayetano, este 24 de diciembre, junto a su pareja, Fabiola Yáñez, su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero​, y su vocero y secretario de Comunicación, Juan Pablo Biondi.

Por eso, Fernández no irá a Chile en breve (a pesar de varios llamados de su par Piñera), medita sobre el tema Washington y no tiene en el radar el tradicional foro de Davos, cita a la que han concurrido varios presidentes argentinos hacia fines de enero en esa ciudad suiza.

En tanto, el tema Brasil sigue turbio por las tensiones entre Alberto y Bolsonaro: el argentino confía en que el asunto lo pondrán en un lugar de sensatez la política de Estado de Itamaraty (nombre con el que se conoce al Ministerio de Relaciones Exteriores​ de Brasil) y las gestiones de Daniel Osvaldo Scioli, el flamante embajador argentino en Brasilia, un experto en elasticidad política y de un estoicismo zen, detalló El Clarín.

El recargo alcanzaría todo tipo de compras en el extranjero, desde pasajes y hoteles, hasta servicios de suscripción en moneda extranjera, como Netflix o Spotify.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, confirmó hoy que el Gobierno nacional aplicará un impuesto del 30% para las compras en moneda extranjera.

A su vez, aclaró que no habrá “ninguna restricción” para los que decidan viajar al exterior, pero que la medida busca “recaudar de una forma esa diferencia entre el gasto en tarjeta de crédito que después se paga en pesos aquí y los dólares”.

“El impuesto que se va a cobrar a las compras en el extranjero será del 30% y esto beneficia al turismo local”, afirmó Cafiero en una entrevista con radio Diez.

Y agregó: “con este impuesto se está beneficiando al turismo local que es algo que queríamos hacer porque es una actividad muy dinámica que en este momento genera empleo estacional pero es empleo al fin y es importante”.

Más allá de la búsqueda de incentivar la actividad turística, el Gobierno nacional pretende con esta medida achicar el déficit de la balanza de turismo del país, que este año rondó los 5.000 millones de dólares.

Durante los últimos años del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner (2011-2017) el Gobierno llegó a imponer un recargo del 35% a las compras en el exterior, sin embargo, se tomaba a cuenta de adelanto Impuesto a las Ganancias, por lo que no fue necesario una nueva ley.

En este caso, el jefe de Gabinete no explicó de qué manera se haría y si impulsarán o no su tratamiento a través del Congreso nacional como un nuevo impuesto.

De cualquier manera, el recargo alcanzaría todo tipo de compras en el exterior, desde pasajes y hoteles, hasta servicios de suscripción en moneda extranjera, como Netflix o Spotify.

«Es imperioso estar informados y actuar con extrema precaución hasta que se encuentre una salida institucional», señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado dirigido a «aquellos connacionales que se encuentran de visita o próximos a viajar al país vecino.

La Cancillería argentina señaló este lunes a los ciudadanos nacionales que se encuentran de visita o próximos a viajar a Bolivia, la necesidad de «estar informados y actuar con extrema precaución» hasta que el Poder Legislativo de ese país encuentre una salida institucional a la situación que está atravesando la nación vecina, a partir de la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

Destacó que una solución podría encaminarse «a través de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que tiene previsto reunirse mañana con el objetivo de permitir un afianzamiento de la paz y el diálogo en la vecina y querida Nación».

En tanto, en caso de encontrarse en territorio boliviano, y ante una situación de emergencia, el ministerio de Relaciones Exteriores y Culto proporcionó los números de los celulares con los que se puede tomar contacto en las distintas ciudades del vecino país, que son los siguientes:

Consulado General en La Paz: (591)2-720-28904; Santa Cruz de la Sierra: (591) 77612546; Cochabamba: (591) 7172-1389; Tarija: (591) 7298-9168; Villazón: (591) 7386-2411, y Yacuiba: (591) 7186-4762, informó Télam.

Asesores financieros sostuvieron que la demanda «explotó» luego de las PASO y que el interés se mantuvo con el correr de las semanas. Qué aspectos tener en cuenta a la hora de elegir el destino.

Debido a los vaivenes de la economía local y las recientes restricciones cambiarias, muchos ahorristas están optando por abrir cuentas en el exterior. De hecho, según aseguraron asesores financieros, las consultas se dispararon luego de las PASO y se mantuvieron constante aún después de develado el futuro político del país.

“Todos quieren tener una cuenta afuera, el tema es que a veces por los montos terminan siendo más caro el remedio que la enfermedad. Todo depende de los bancos. Si se elige Estados Unidos, es un país barato para tener una cuenta, pero es más difícil abrirla. En cambio, Uruguay es caro: el mantenimiento de cuenta es caro, las transferencias son caras, las operaciones son caras, pero es más accesible por la cercanía. Y en algunos bancos las podés abrir de forma remota”, resumió Mariano Sardáns, CEO de FDI gerenciadora de patrimonios. El ejecutivo remarcó que las consultas para abrir cuentas en el exterior no se detuvieron en los últimos tiempos, pero que todo depende del perfil de cada inversor: “Nosotros atendemos clientes con montos por arriba de los u$s150.000 o u$s200.000. A ese público le damos un servicio integral. A la persona que tiene menos de eso, no le vendemos el servicio de apertura de cuentas”.

Según aclaró Sardáns, no hay un mínimo exigido a la hora de abrir una cuenta en Estados Unidos. “Depende del departamento a través del cual lo abras. Pero hay entidades financieras que podés abrir una cuenta con u$s3.000. Por eso la clave es qué entidad financiera se elige y para hacer qué. Está, por ejemplo, el boom de los ‘discount brokers’, brokers electrónicos donde las transacciones valen casi cero, pero lo único que podés hacer ahí son acciones. El inversor argentino es más ‘plazofijista’ o ‘rentafijista’, quiere comprar bonos. Y en ese tipo de instituciones donde es tan fácil abrir cuentas, no se pueden operar los bonos”, detalló el CEO de FDI, aunque aclaró otro punto importante a tener en cuenta es definir qué instituciones elegir en Estados Unidos, ya que algunas pueden exigir “ir en persona” a la hora de transferir el dinero.

Daniela Wechselblatt, titular de DW Global Investments, analizó por su parte: “Hubo una demanda muy grande después de las PASO, ahí explotó. Después de las medidas que se tomaron el lunes posterior a las elecciones (el denominado cepo hard), la gente cree que ya no puede transferir en el exterior. Pero si es una cuenta espejo, una cuenta bancaria que tenés en el extranjero y bajo el mismo titular, sí se puede”. En cuanto al perfil de los inversores que invierten fuera del país, Wechselblatt lo definió como “conservador”, que apunta a los bonos o la renta fija, resaltó Ambito.

Sardáns contó, por su parte, cómo son los pasos que se deben seguir para abrir una cuenta en el exterior. “Estamos inscriptos como AAGI, son las siglas del Agente Asesor Global de Inversiones, que es una figura nueva que creo la CNV. El proceso es el siguiente: una vez que tomamos el cliente, se le hace toda una revisión de quién es, qué tiene, cómo lo tiene, se le revisa el patrimonio, revisamos declaraciones juradas y a partir de ahí empezamos a trabajar. Si es argentino, va a necesitar cuentas acá y cuentas afuera. Para ingresar el dinero, se puede ingresar o por el mercado de capitales o por el Banco Central. Y todo va regulado con una ley penal cambiaria”, aseguró el especialista, quien continuó: “Después, las aperturas de cuenta es fácil: llenar un formulario de apertura de cuenta, presentar pasaporte vigente, una boleta de servicio y un extracto bancario. Eso después se manda a la institución y en un proceso de días se abre la cuenta. Luego se fondea según se necesite. Si tenés pesos en el banco, y querés mandarlo afuera, por el Banco Central no podés comprar dólares para girar. Entonces, hay que ir a través del mercado de capitales, a través del contado con liquidación y giras a través del contado con liquidación a una cuenta propia. Para eso no hay límites”.

Otro punto importante a tener en cuenta es la diferencia entre una cuenta de brokers y una cuenta bancaria. “Si tenés dólares en el banco y querés girarlo a una cuenta de corretaje afuera, no es posible. En cambio, sí se puede hacer si tenés una cuenta bancaria tradicional”, concluyó Sardáns.