Tag

Expertos

Browsing

El Dr. Ian Williams, jefe de la Rama de Prevención y Respuesta a Brotes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU. (CDC, por sus siglas en inglés) y quien investiga enfermedades transmitidas por los alimentos y el agua, explicó anteriormente que no existía evidencia de que el covid-19 se «contagie por los alimentos o por el servicio de alimentos».

«Esto (el virus) realmente es respiratorio, de persona a persona», insistió Williams. «En este punto, no hay evidencia que realmente señale la comida (o) el servicio de alimentos como formas que impulsan la epidemia».

El covid-19 se transmite en gran medida a través de gotas respiratorias, cuando una persona contagiada tose, estornuda o habla a menos de 2 metros de distancia de alguien más, según los CDC. La mejor manera de prevenir la propagación es con el distanciamiento social, el uso de máscaras, un buen lavado de manos y cubrirse al toser o estornudar.

¿Son seguros los envíos de comida a domicilio durante la pandemia de coronavirus? Sí, dicen los expertos
El punto de Williams fue reiterado recientemente por la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su siglas en inglés) y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, que informaron en una declaración conjunta en junio pasado que «no hay evidencia» de que las personas puedan contraer el virus a través de alimentos o envases de alimentos.

Ahora, según los CDC, es posible que te contagies de covid-19 al tocar una superficie contaminada ––incluyendo el empaque de alimentos–– y luego llevarla la cara. Pero, puedes reducir el riesgo lavándote las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos después de manipular los envases de alimentos.

Es poco probable que el virus persista después de envíos, dice la OMS
Los expertos internacionales parecen coincidir.

«Las personas no deben temer a los alimentos, o el empaque de alimentos ,o el procesamiento o la entrega de alimentos», afirmó el jueves el Dr. Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la Organización Mundial de la Salud.

«Odiaría pensar que demos la impresión de que existe un problema con nuestra comida o que hay un problema con nuestras cadenas alimenticias», dijo. «No hay evidencia de que los alimentos o la cadena alimenticia estén involucradas en la transmisión de este virus, y las personas deben sentirse cómodas y seguras», manifestó.

MIRA: ¿Muere el coronavirus en la comida si la caliento en el microondas?
La OMS había señalado previamente que es «muy poco probable que las personas puedan contraer covid-19 a través de alimentos o envases de alimentos», y reiteró que el virus es una enfermedad respiratoria que se transmite principalmente de persona a persona.

Además, también es poco probable que el coronavirus se propague a través de productos fabricados en otros lugares, de acuerdo a la OMS.

«Aunque el nuevo coronavirus puede permanecer en las superficies durante unas horas o hasta varios días (dependiendo del tipo de superficie), es muy poco probable que el virus persista en una superficie después de haber sido movido, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas», aclaró la OMS.

Si aún estás preocupado, ten en cuenta que tu cuerpo tiene otra línea de defensa.

Incluso si el coronavirus entrara a tu comida, el ácido del estómago lo mataría, explicó la Dra. Angela Rasmussen, viróloga de la Universidad de Columbia.

«Cuando comes cualquier tipo de alimento, ya sea caliente o frío, esa comida irá directamente al estómago, donde hay un ambiente de alta acidez y bajo pH que inactivará el virus», indicó.

En el caso de las alitas de pollo en Shenzhen, David Hui Shu-cheong, un experto en medicina respiratoria de la Universidad de Hong Kong, dijo que probablemente se contaminaron durante el empaque. Pero eso no significa necesariamente que sean infecciosas.

Las pruebas podrían estar recogiendo el ARN, el material genético, del coronavirus muerto, dijo, que se sabe que causa resultados de falsos positivos en pacientes que se han recuperado de covid-19.

Nectar Gan, Mallory Simon, Sandee Lamotte y Holly Yan, todos de CNN, contribuyeron a este informe.

Las personas que lograron recuperarse del covid-19 pueden perder varios años de su vida como resultado del impacto negativo de esta enfermedad, advierten varios científicos. Así, la doctora en ciencias biológicas y profesora de la Universidad George Mason (EE.UU.), Ancha Baránova, en una entrevista con el canal Rossíya 24 ha declarado que la esperanza de vida de las personas recién recuperadas del covid-19 se reduce «en un promedio de 9-10 años».

La experta ha explicado que esto depende del sexo del paciente: los hombres pierden más años de vida en comparación con las mujeres. «Es decir, el covid-19 devora 10 años de la vida futura», ha resumido la doctora.

Cabe mencionar que este 23 de abril investigadores de la Universidad de Glasgow (Escocia) prepublicaron un estudio, aún no revisado por pares, que sostiene que los varones que se recuperaron del covid-19 pierden aproximadamente 13 años de vida, mientras que la vida de las mujeres, que sufrieron la misma enfermedad, se reduce en unos 11 años.

Los científicos utilizaron una medida estadística llamada ‘años de vida perdidos’ (YLL, por sus siglas en inglés), que se usa para evaluar el número de años perdidos debido a la mortalidad prematura.

¿Es irreversible?

La doctora Baránova explicó durante la entrevista que a la conclusión de que los recuperados del covid-19 pierden varios años de su vida los científicos estadounidenses llegaron tras analizar los parámetros bioquímicos de estos individuos.

Sin embargo, la experta ha asegurado que estos parámetros pueden restaurarse mediante una rehabilitación completa en el período posterior a la enfermedad.

«Después del covid-19, no hay que apresurarse a hacer el trabajo urgente que debe estar listo para mañana, porque ha estado enfermo durante dos semanas. ¡Descanse más!», ha instado la doctora al recordar que la recuperación del organismo se efectúa durante el sueño.

«Por lo tanto, definitivamente son necesarias 8 horas de sueño [tras recuperarse], y si usted está enfermo en este momento, entonces trate de dormir durante 10 horas», ha aclarado Baránova.

Lo indicó en una conferencia de prensa tras el encuentro que el presidente Alberto Fernández mantuvo con su Gabinete y un grupo de especialistas para definir los pasos a seguir para mitigar la propagación de la pandemia.

El ministro de Salud, Ginés González García, aseguró hoy que «unánimemente» los expertos que integran el comité de crisis ante la pandemia de coronavirus «opinaron que hay que prorrogar la cuarentena», aunque dejó claro que «la decisión es del Presidente de la Nación», en una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos.

El ministro de Salud aseguró también que dado que los respiradores artificiales son un «recurso crítico» se decidió «centralizar la compra» de parte del gobierno nacional «para asegurar la distribución equitativa» teniendo en cuenta «la cantidad que tienen hoy el sistema público y privado, la demografía del lugar y el estadío de la epidemia» en provincias y municipios.

González García explicó también que están «trabajando todos juntos» expertos, funcionarios y gobernantes para buscar «alternativas» para la situación del conurbano bonaerense, donde se encuentran los «grupos más vulnerables», con «mayor pobreza» y con más dificultades para que se cumpla el aislamiento social preventivo y obligatorio que rige para morigerar el efecto del coronavirus.

Por su parte, los infectólogos y expertos en Salud recomendaron hoy «continuar la cuarentena» para «proteger a la población, para que no se contagie» y para «dar tiempo al sistema de salud» a que se prepare de cara al pico del coronavirus, dijo el infectólogo Pablo Bonhevi,uno de los expertos del comité de crisis creado por el Gobierno para enfrentar la pandemia.

La pandemia ha dejado ya 4.032 muertos y más de 47.000 infectados en el país europeo.

Expertos que supervisaron la pandemia del covid-19 en Wuhan (Hubei, China), epicentro del brote, se encuentran desde hace unos días en Lombardía, en el norte de Italia, para ayudar a resolver la situación. No obstante, se han sorprendido por la cantidad de gente que sigue habiendo en las calles, según lo reveló este jueves Sun Shuopeng, vicepresidente de la Cruz Roja en el país asiático.

«Dijo que estaba asombrado de cuántas personas caminan por la calle hoy. Demasiadas personas y pocas con mascarillas», explicó el presidente de dicha región italiana, Attilio Fontana, durante una rueda de prensa conjunta. Asimismo, detalló que en opinión del experto chino hay demasiada gente usando el transporte público, por lo que considera que las medidas llevadas a cabo en Italia «no son demasiado estrictas». «No sé qué están pensando», añadió.

Shuopeng aseguró que el país europeo está viviendo una situación similar a lo que sucedió en China, especialmente en Wuhan, por lo que instó a aumentar y fortalecer las medidas de cuarentena con el objetivo de detectar las personas infectadas de coronavirus, hecho que en unas semanas reduciría considerablemente el número de contagios.

«Hay que detener todas las actividades económicas e interacciones sociales. Todo el mundo debe quedarse en cuarentena en sus casas», indicó el representante de la Cruz Roja, haciendo hincapié en que está en juego la vida de la gente, que considera que es lo más importante en este momento.

Desde este jueves, la provincia china de Hubei no ha registrado ningún nuevo caso de coronavirus. No obstante, ocho personas más han muerto por esa enfermedad, elevando la cifra de víctimas mortales a 3.248, mientras que la de infectados sobrepasa los 80.900.

Por ello, Fontana adelantó que hablará con el primer ministro italiano para pedir que, en el menor tiempo posible, el Gobierno implemente medidas más estrictas basadas en el modelo chino. «Pediré que se tomen las medidas que nos han sugerido quienes vivieron la lucha contra el virus y la ganaron», aseveró el presidente lombardo.

El covid-19 ha dejado ya 4.032 muertos y más de 47.000 infectados en el país europeo, que suma así más decesos por esa causa que China. Lombardía es la más afectada por la pandemia, pues solo en esta región se han registrado 2.549 fallecimientos y más de 22.200 casos hasta la fecha, publicó Actualidad RT.

La Junta de Monitoreo de la Preparación Global (GPMB), un grupo de expertos en el área médica y que es liderada por el ex jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y también otrora primer ministro de Noruega, Gro Harlem Brundtland.

Dicho grupo elaboró un informe llamado «Un mundo en riesgo», en el cual advirtieron que una enfermedad similar a la gripe podría convertirse en una pandemia mundial, circulando alrededor del planeta en 36 horas y que podría costar la vida de entre 50 a 80 millones de personas.

«La amenaza de una pandemia que se extiende por todo el mundo es real», señala el estudio.

«Un patógeno de rápido movimiento tiene el potencial de matar a decenas de millones de personas, perturbar las economías y desestabilizar la seguridad nacional», se afirma. De igual manera, apuntan que «muchas de las recomendaciones revisadas se implementaron mal o no se implementaron en absoluto, y persisten brechas graves».

«Durante demasiado tiempo, hemos permitido un ciclo de pánico y negligencia cuando se trata de pandemias: aumentamos los esfuerzos cuando hay una amenaza grave, y luego nos olvidamos rápidamente de ellos cuando la amenaza desaparece. Ya es hora de actuar», aseguran acorde a lo consignado por el Daily Mail.

En el primer apartado figuran el virus Ébola, Zika y Nipah, y cinco tipos de gripe. En el segundo en tanto se encuentran el virus del Nilo Occidental, resistencia a los antibióticos, sarampión, mielitis flácida aguda, fiebre amarilla, dengue, peste y viruela humana.

En ese punto se centraron en que ocurra algo similar a lo acontecido en 1918 con la gripe española, asegurando que debido a todos los viajes internacionales que se realizan al día en la actualidad, la enfermedad se propagaría a velocidad mucho mayor.

«Una pandemia global en esa escala sería catastrófica, creando estragos, inestabilidad e inseguridad generalizados. El mundo no está preparado», recalcaron.

El estudio también da a conocer acciones que podrían realizar los líderes mundiales y la comunidad internacional para proteger a las personas ante un hecho de esta índole.

Meteorólogos cubanos advirtieron que la notable ausencia de ciclones tropicales, comunes en estos meses, obedece a la presencia de polvo del Sahara sobre el Atlántico.

El investigador Eugenio Mojena López, del estatal Instituto de Meteorología y uno de los principales estudiosos del tema en Cuba, indicó que la presencia de ese material en el aire “inhibe de manera significativa el surgimiento” de los temidos huracanes de la temporada estival y “crea un ambiente sumamente hostil” para su desarrollo “debido al aporte de aire muy caliente y seco con valores mínimos de humedad relativa”.

En una entrevista con el periódico oficial Granma, el científico explicó que de manera sorprendente en julio y la primera quincena de agosto hubo una marcada tranquilidad ciclónica en la cual ni siquiera se desarrollaron depresiones tropicales. Esta calma podría terminar en las próximas semanas.

Según estudios del Instituto de Meteorología, el polvo se extendió por la zona de mayor actividad ciclónica en el Atlántico.

En lo que va de la temporada sólo se desarrollaron dos organismos, el Andrea en mayo y Barry en julio.

Los países de Centroamérica y el Caribe suelen mirar con preocupación los meses estivales y la formación de tormentas que pueden convertirse en ciclones arrasando con la infraestructura y cobrándose vidas cada año. Por su posición geográfica y ser una larga isla Cuba suele sufrir estos fenómenos.

Se conoció un informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio climático que supone el análisis científico más completo sobre el cambio climático, la desertización, la degradación de los suelos realizado hasta la fecha.
Estamos avisados: si aprovechamos las riquezas del suelo sin tomar recaudos, tarde o temprano los efectos del clima extremo nos irán dejando sin comida. El camino alternativo pasa por enfocarnos en la producción sostenible, mejorar el manejo forestal y detener el descomunal desperdicio de alimentos, que ya alcanza hasta un tercio de la producción.
 

Son algunas de las conclusiones que surgen del informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) enfocado en «la desertificación, la degradación de los suelos, la gestión sostenible de las tierras, la seguridad alimentaria y los flujos de gases con efecto invernadero en los ecosistemas terrestres», el análisis científico más completo sobre este tema realizado hasta la fecha, tras un debate en la ciudad de Ginebra en el que participaron delegaciones de unos 195 países.

El trabajo de los expertos de la ONU recordó que la agricultura, la silvicultura y otros usos de la tierra representan alrededor de un cuarto de las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que es clave avanzar hacia un uso óptimo del recurso y evitar la deforestación.

Los datos disponibles desde mediados del siglo pasado muestran que el crecimiento de la población mundial y los cambios en el consumo per cápita de alimentos, madera y energía llevaron a modificaciones sin precedentes en el uso de la tierra y el agua dulce, que contribuyeron al aumento de las emisiones netas de emisiones nocivas y pérdida de ecosistemas naturales. A la vez, el cambio climático exacerba la degradación de los suelos, particularmente en zonas bajas y líneas costeras y deltas de los ríos.

El documento también ofrece un panorama preocupante en los hábitos alimenticios, que llevaron a unos 2.000 millones de adultos al sobrepeso o la obesidad al mismo tiempo que 820 millones de personas están desnutridas, en un contexto donde entre el 25 y el 30% del total de alimentos producidos se pierde o desperdicia por múltiples causas.

Allí se mete de lleno en el tema de la alimentación, al mostrarse a favor de «dietas equilibradas a base de alimentos de origen vegetal, cereales secundarios, legumbres, frutas y verduras, frutos secos y semillas” y haciendo hincapié en alimentos de origen animal “producidos en sistemas sostenibles».

Otros datos puntuales:

  • Aproximadamente 500 millones de personas viven en áreas que sufrieron desertificación.
  • La temperatura del aire en la superficie terrestre aumentó casi el doble que la temperatura promedio global.
  • Como consecuencia, muchas especies de plantas y animales experimentaron cambios.

El cambio climático impacta con el aumento de las olas de calor y mayor frecuencia e intensidad de las sequías (incluyendo muchas partes de América del Sur, el Mediterráneo, Asia occidental y gran parte de África). También exacerba los procesos de degradación de la tierra a través de incrementos en la intensidad de la lluvia, inundaciones, suba del nivel del mar y derretimiento del permafrost, la capa del subsuelo de la corteza terrestre que se encuentra permanentemente congelada.

El calentamiento afecta de modo directo la seguridad alimenticia y se prevé que la estabilidad del suministro de los alimentos disminuya a medida que la magnitud y la frecuencia de eventos climáticos extremos afecten los cultivos, con un consiguiente incremento de los precios en los mercados mundiales. A su vez, podrían perder calidad nutricional por el mayor CO2 atmosférico.

Los especialistas son contundentes: «Veremos diferentes efectos en diferentes países, pero habrá impactos más drásticos en África, Asia, América Latina y el Caribe”.

Parte de la solución

La adopción de políticas que apoyan la gestión sostenible de la tierra, apuntó el informe, parece ser al mejor camino para “asegurar el suministro de alimentos para poblaciones vulnerables y mantener el carbono en el suelo mientras se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Esto significa mejorar las técnicas de cosecha, almacenamiento, infraestructura, transporte y embalaje, reducir la pérdida y desperdicio de alimentos en toda la cadena de suministro, y priorizar los sistemas agrícolas con un enfoque sostenible de la tierra para evitar la erosión del suelo y la pérdida de nutrientes.

Además de mejorar la tecnología, acelerar la transferencia de conocimientos y habilitar mecanismos financieros a tal fin, que permitan implementar un sistema de alertas tempranas de gestión de riesgos.

No hay que olvidar, por otro lado, que si bien algunas medidas tienen un impacto inmediato, como la conservación de humedales, pastizales, manglares y bosques, otras tardan décadas en entregar resultados mensurables, como la forestación y reforestación y la recuperación de suelos degradados.

En un mundo cada vez más poblado y con mayor necesidad de alimentos, se torna urgente decidir acciones conjuntas para limitar la suba de las temperaturas globales, en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Pero en ese juego de equilibrios, concluyeron los expertos, resolver el problema del suelo será solo una parte de la solución: “La tierra ya está bajo una presión humana creciente y el cambio climático se está sumando a esas presiones. Mantener el calentamiento global muy por debajo de 2º solo se puede lograr reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero de todos los sectores”.