Tag

Estrés

Browsing

Los días dentro de la oficina en ocasiones son terribles. Hay días en los que te sientes muy cansada, irritable, y cualquier estímulo puede ponerte del peor humor posible.

Todo puede empeorar con esas personas que hacen que te sientas mucho más cansado en el trabajo. Esos compañeros que vuelven tu día a día mucho más agotador, porque sí existen.

Esos compañeros tóxicos que hacen te sientas todavía más cansada por tensarte en todo momento. Muchas veces puede ser que ni te estén hablando y aún así te sientes molesta. Pero también están aquellos grandes amigos que te hacen perder demasiado tiempo.

¿Evitar distractores?
Por eso, de acuerdo con los consejos de Business Insider, la solución para aumentar tu estrés y cansancio en el trabajo es evitar a tus compañeros.

Ellos aseguran que el trabajador pierde demasiado tiempo platicando con las personas a su alrededor y se atrasan en sus labores diarios. Esto provoca mucho estrés por el rezago.

La psicóloga Ulrika Leons manifestó por un estudio realizado que las interrupciones constantes y conversaciones durante horas de trabajo provoca que pierdas la concentración.

Una vez que te desconcentras –según las afirmaciones de Leons– tardas aproximadamente 25 minutos en retomar el ritmo de trabajo que tenías. Al terminar después de lo planeado generas mucho estrés que se puede evitar optimizando mejor los tiempos.

En diciembre termina su mandato y hace pocos días comenzó con los trámites para percibir el haber por incapacidad. Sostiene que las enfermedades preexistentes se le agravaron «por ser opositor».

El concejal por el Pro sanjuanino Gabriel Antonio D´Amico, quien pertenece al Concejo Deliberante del departamento Capital desde 2015 y es hijo de un famoso líder sindical, inició los trámites en el Anses para solicitar la jubilación anticipada una vez que finalice su mandato el 10 de diciembre próximo. El edil sufre una enfermedad y sostiene que se le agravó por el “estrés” que padeció durante su gestión.

Según consigna Diario de Cuyo, D’Amico presentó su documentación el 17 de septiembre último para que le otorguen una jubilación anticipada por invalidez. Ahora espera el examen médico”.

El político de la alianza Juntos por el Cambio padece colitis ulcerosa, una enfermedad autoinmune que afecta al intestino grueso, le produce hemorragias, úlceras, pérdida de peso y anemia. Además, indicó que tiene un marcapasos por una patología cardíaca, trombosis y alta miopía. “La enfermedad fue aumentando progresivamente y el estrés de ser concejal opositor tuvo mucho que ver“, aseguró al diario sanjuanino.

“Tengo que repetir los estudios y luego ellos evaluarán si supero el 66% de discapacidad”. Recién ahí es Anses quien define el porcentaje que cobraré de jubilación“, explicó.

Si la Anses acepta la solicitud, D´Amico gozaría de una buena pensión por discapacidad a sus 38 años. Su último recibo de sueldo fue de unos 139 mil pesos netos. No obstante, se desconoce la cifra que percibiría. “No es cierto lo que se dice que me voy a jubilar con el 80%, eso lo define Anses tras una evaluación muy exhaustiva“, esgrimió.

El estrés es uno de los problemas más comunes que afecta a la población mundial actualmente. Todas las personas tienen esta sensación cuando atraviesan situaciones complicadas.

El problema viene cuando el estrés se siente con mucha frecuencia o por lapsos largos y continuos. Cuando esto ocurre, se produce toda una serie de alteraciones tanto en el cuerpo como en la mente. Estos pueden llegar a ser tan graves que llegan a reducir la calidad de vida.

Uno de los grandes riesgos que entraña el estrés tiene que ver con sus consecuencias a mediano y largo plazo. Se convierte en un factor que propicia e intensifica otras patologías mentales y físicas. Buena parte de las enfermedades más comunes son causadas por el estrés continuado, según explica el portal Mejor con Salud.

¿Cómo aliviar el estrés?

Existen algunas plantas medicinales que proporcionan un efecto de “alivio” en el sistema nervioso.

La Academia Mexicana de Neurología publicó un estudio en el cual se muestra que algunas hierbas son adecuadas para aliviar el estrés, la ansiedad y el nerviosismo.

Lo ideal es preparar infusiones con las hojas de estas hierbas y tomar una taza antes de dormir para tener un efecto positivo.

Algunas de las plantas para aliviar el estrés son:

Hierba de San Juan

Valeriana

Manzanilla

Toronjil

Para preparar una infusión con cualquiera de estas hierbas solo debes calentar un poco de agua en una olla pequeña.

Cuando hierba apaga el fuego y agrega las hojas de la planta, deja reposar 5 minutos y sirve en una taza. Evita utilizar azúcar.

Investigadores analizaron una hormona que se encuentra en la bebida. El hallazgo puede ser útil en el desarrollo una nueva clase de antidepresivos.

Seguro escuchaste o leíste alguna vez: «Una copita de vino al día es buena para la salud». Sucede que además del efecto cardioprotector, científicos de la Universidad de Buffalo y la Universidad de Medicina de Xuzhou de China, concluyeron que es útil para reducir la depresión y la ansiedad.

El estudio publicado en la revista médica Neuropharmacology describió los efectos del resveratrol en el cuerpo. Debido a que este compuesto se encuentra principalmente en la piel de las uvas, se puede encontrar en cantidades relativamente altas en el vino tinto.

Los investigadores analizaron el impacto de la hormona sobre los niveles de ansiedad. Le dieron a un grupo de ratones resveratrol, antes de registrar los cambios después de la introducción de la hormona del estrés corticosterona. Los resultados mostraron que los roedores que recibieron resveratrol tenían menos probabilidades de sentirse deprimidos o ansiosos.

Ying Xu, profesor asociado de investigación en la Facultad de Farmacia y Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Buffalo, habló sobre el estudio: «El resveratrol puede ser una alternativa efectiva a los medicamentos para el tratamiento de pacientes que sufren de depresión y trastornos de ansiedad».

La investigación podría abrir un estudio más profundo sobre el resveratrol y su aplicación para desarrollar nuevos tratamientos para estos dos trastornos emocionales complejos en el futuro.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el vino tinto contiene alcohol. El consumo en exceso implica riesgos que pueden contrarrestar los beneficios del resveratrol. Además de la dependencia, el consumo de alcohol también se relaciona con diversas consecuencias negativas para la salud.

Más pacientes manifiestan síntomas de ansiedad y estrés. Preocupa el abandono de tratamientos por el alza de precios de los medicamentos.

Tres semanas atrás atendí a una paciente cardíaca que debe tomar muchos medicamentos: para la presión, para el colesterol, para que no se le coagule la sangre… En el momento en que le voy hacer las recetas, me dice: ‘Doctor, si me receta todo eso y además tengo que comer sano, no puedo pagar el alquiler ni el ABL, así que tengo que optar’.” La anécdota del médico cardiólogo Jorge Tartaglione, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, grafica la situación dramática que viven muchos argentinos que se ven forzados a interrumpir sus tratamientos –con el riesgo que esto acarrea para sus vidas– debido a la alza de precios de los medicamentos.
En el último año, el costo promedio de los 50 fármacos principales para adultos mayores se incrementó un 53,24%, según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA). Desde la Confederación Farmacéutica Argentina advirtieron que a lo largo de 2018 se vendieron 100 mil unidades menos de medicamentos por día en relación con 2017. Desde restricción de gastos destinados a salud hasta pacientes que refieren síntomas como ansiedad, estrés y angustia; médicos y psicólogos afirman que la actual crisis económico-financiera se coló en la consulta.
“Uno como terapeuta observa que la gente habla mucho más de esto. La crisis entra al consultorio, la mayoría de los pacientes lo expresan como parte del motivo de consulta o se habla al inicio de las sesiones, lo que llamamos la parte social, la primera parte de la entrevista. Obviamente la crisis está en la cabeza de las personas y muchas veces afecta lo que les está pasando”, explicó Fernando Torrente, director del Departamento de Psicoterapia Cognitiva de Ineco. Existen muchos estudios que muestran que las situaciones de crisis económicas, como la de 2001 en Argentina o 2008 a nivel mundial, tienen efectos en la salud física y mental de las personas. “Los escenarios de alta incertidumbre a todas las personas nos afecta provocando ansiedad. Es un fenómeno normal, una emoción que está ligada básicamente a los procesos evaluativos y de anticipación. La ansiedad tiene un correlato físico, que tiene que ver con la tensión y un correlato mental que es la preocupación. En algunas personas la preocupación es tan persistente que no pueden ‘apagar la cabeza’”, sostuvo Daniel Bogiaizian, director del Area Psicoterapéutica de la Asociación Ayuda.
Vivir en una situación de constante crisis económica desencadena el estrés, una respuesta adaptativa del organismo frente a circunstancias de amenaza generales. Pero cuando se vuelve crónico va teniendo con el tiempo efectos psicológicos y fisiológicos. Amenaza. Dentro de los efectos psicológicos, la mente empieza a estar más favorecida a funcionar en ciertos estados de alarma y preocupación constante. “En algunos casos esto puede derivar, cuando existe una vulnerabilidad previa, en un trastorno de ansiedad generalizada; que esta cuestión de estar preocupado permanentemente, con dolores físicos, no poder concentrarse suficientemente en el trabajo y vivir con angustia permanente”, sostuvo Torrente. Otro efecto en la salud mental es la depresión. “Cuando la situación económica se asocia al desempleo o la imposibilidad de cubrir necesidades básicas, esto lleva a situaciones más graves, donde aparece otra de las continuaciones del estrés crónico que es la depresión”. Entre los efectos físicos, el principal es el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular. “En cada crisis económica se incrementa la probabilidad de que las personas sufran eventos cardíacos. Entre 2001 y 2002 vimos que aumentaron un 30% las tasas de infarto en los hospitales argentinos”, señaló Tartaglione.
Estudios científicos realizados en Argentina, Grecia e Irlanda del Norte comprobaron el impacto que tienen las crisis económicas sobre la salud. “Estos trabajos han permitido establecer un vínculo entre el estrés psicosocial –es decir, el que se genera a partir de la interacción social de las personas– y un mayor riesgo de enfermar. En particular, las investigaciones constataron un aumento de la morbimortalidad por causas cardiovasculares en períodos de incertidumbre financiera.” Un contexto marcado por inflación, suba del dólar, incertidumbre electoral y disminución de los niveles de satisfacción de vida, sumados a menores presupuestos en áreas de atención sanitaria y bienestar social, puede causar serias consecuencias en términos de salud de una población. Por eso especialistas afirman que es necesario reforzar los servicios de atención sanitaria destinados a paliar el estrés psicosocial.

¿Cómo mitigar el impacto de la crisis económica en la salud mental y física?

“Un consejo es entender que estas emociones de ansiedad y preocupación son normales y necesarias cuando el contexto lo amerita. Hay que diferenciar cuando nuestra ansiedad es lógica en el contexto y cuando se excede y empieza a afectarnos de una manera que no deja que nuestra vida continúe de la misma manera”, sostuvo Torrente. “Si la persona empieza a experimentar síntomas más importantes: no puede dormir por las preocupaciones, no se puede concentrar en su trabajo, empieza una dolencia física sostenida que no cede por si sola, los síntomas de angustia lo llevan a aislarse; estos serían signos de alerta para realizar una consulta”, añadió.
Para Bogiaizian, no hay que exponerse todo el tiempo a información negativa. “Para protegernos hay cosas que podemos hacer como focalizar la atención en otros temas, diversificar actividades, realizar deporte, porque eso colabora para bajar los niveles de tensión, y revincularse con seres queridos”. De la misma forma opina Tartaglione: “No estar todo el tiempo viendo noticieros o exponiéndose a información negativa. Tratar de distraerse, de hacer alguna actividad que nos guste”.
En el caso de las personas que tienen colesterol alto, presión alta o dibetes deben consultar al médico ante cualquier síntoma. “El consejo es que más que nunca no se abandonen, que consulten al médico ante cualquier síntoma y que no dejen la medicación que están tomando. El gran problema son los que dejan la medicación porque no la pueden comprar. Tenemos que tener mucho cuidado.”

 

Fuente: Perfil