Tag

Estafa

Browsing

Una mujer de 70 años fue estafada en 50 mil pesos. Simularon ser agentes de la ANSES y le solicitaron dinero para entregarle la Reparación Histórica. La Fiscalía advirtió sobre la modalidad.

La víctima, una mujer de 70 años, recibió llamado telefónico con Identificador bloqueado, por parte de quien se identificó como abogado de ANSES.

El hombre aludió que se le había adjudicado retroactivo histórico y que iba a poder cobrar un importante monto de dinero: pero debía depositar dinero a fin de obtener mismo e iniciar los trámites correspondientes, ya que “era el último día para regularizarlo y poder cobrarlo”.

Con premura, la mujer siguió las indicaciones y realizó un depositó de 50 mil pesos. Pero luego constató que se trataba de una estafa.

La Fiscalía advirtió que se trata de una estafa telefónica. Y desde ANSES explicaron que no se comunican telefónicamente para solicitar datos personales ni solicitan que depositen dinero.

Fuente: El Chubut

A través del mail los estafadores piden que se haga un pago de $2.896 para completar las tasas de impuestos para que se libere un envío proveniente del exterior.

Lo envía Marina A. Lozardo, una supuesta empleada de la AFIP que, a través del tuit, la agencia gubernamental avisa que no es más que una funcionara falsa.

Además, el correo a través del cual llega el pedido es [email protected] que, evidentemente, no se trata de un correo oficial de la entidad gubernamental.

 

 

Aire de Santa Fe

El vendedor de vehículos fue denunciado por un ciudadano de Rio Mayo, quien le entregó una suma cercana a los 200.00 pesos a cambio de un automóvil. La operación de entrega del rodado nunca fue concretada.

En esta misma causa fue involucrado Pablo Demetrio, a quien el juez Alejandro Rosales lo declaró rebelde En la próxima audiencia, Demetrio será conducido con el auxilio de la fuerza pública. La Fiscalía cuenta con el plazo de seis meses para terminar la investigación.

El hecho

El fiscal Herminio González Meneses informó que el hecho que investigara ocurrió el 17 de enero de este año, en el domicilio del comerciante ubicado sobre calle Pellegrini entre España y Avenida San Martin.

Allí se presentó el damnificado para efectuar una operación de compra de un vehículo, por un monto de 340.000 pesos. La modalidad de la operación, consistía en el pago de la suma de 120.000, para la entrega del vehículo y la diferencia en cuotas de 6000 pesos.

Según consta en la pieza de apertura, Oscar Traico le manifestó a la victima que no tenia cuenta bancaria, y le indicó que deposite el dinero en una cuenta del Banco Nación, que pertenecía a otra persona.

Así las cosas, ese mismo día el denunciante le transfirió 64.800 pesos. En tanto, el 18 de enero agrego la suma de 45.000 pesos, haciendo un total de 109.800. En este sentido, Meneses confirmó que el titular de la cuenta bancaria le entregó el dinero a Oscar Traico.

También sostuvo que el vendedor de vehículos se comprometió a entregar el automóvil a la víctima en un plazo de cinco días después de realizadas las transferencias. Sin embargo, esta acción no fue realizada, consignó un comunicado oficial de la Fiscalía sarmientina.

Por el contrario, durante febrero, Traico le exigió al comprador que le transfiera 10.000 pesos más para hacer los papeles. El 7 de febrero, la victima realizó la transferencia bajo la misma modalidad que las operaciones anteriores.

Los investigadores sostienen que el 9 de abril, Oscar Traico junto a Pablo Demetrio concurrieron al domicilio de la víctima en la localidad de Río Mayo. Allí el imputado le habría manifestado que Pablo Demetrio participaría de la operación y le entregaría a un vehículo marca Volkswagen, modelo Polo, 2010.

Así las cosas, fue Demetrio quien comenzó a exigirle a la victima la entrega de diferentes sumas de dinero, haciendo un total de 57.000 pesos. La promesa del nuevo vendedor, era acelerar los trámites para la entrega del automotor. El resultado fue que el damnificado nunca obtuvo su automóvil.

Para el Ministerio Publico Fiscal, las maniobras desplegadas por Oscar Traico y Pablo Demetrio, les provocó a la victima un perjuicio por una suma de 176.800 pesos. En cambio, los denunciados, obtuvieron una ventaja patrimonial.

Con respecto a la calificación legal provisoria escogida por la parte acusadora, Meneses requirió que se investigue a Traico como presunto coautor del delito de estafa. Por último, peticiono un plazo de seis meses para concluir las tareas investigativas.

Un pagaré

A su turno, Traico utilizó su derecho a declarar en esta etapa del proceso. Según su versión de los hechos, el damnificado nunca le trajo copias del Documento Nacional de Identidad y el recibo de sueldo, para iniciar los trámites ante una entidad bancaria. Asimismo, manifestó que no tenia inconvenientes en reconocer la deuda, la cual quedó garantizada mediante la firma de un pagare.

Catalano se opuso al pedido de apertura de investigación, al entender que el proceder de su asistido no configura una conducta delictiva. Sus argumentos fueron que no estaban ante la presencia de una estafa por parte de Traico.

 

 

Diario Jornada

Delincuentes le robaron 96 mil pesos y 21 mil dólares a un abuelo del barrio Saavedra, en otra estafa con la modalidad de cuento del tío, de la que advirtió a la población la policía este miércoles tras conocerse el caso de una abuela que pagó $180 mil por el supuesto rescate de su hijo y nuera, a quienes les manifestaron que habían secuestrado.

A la estafa telefónica a una abuela del barrio Isidro Quiroga hay que sumarle otros tres casos, entre ellos este nuevo hecho ocurrido ayer miércoles al mediodía, cuando otro abuelo de 81 años, vecino del barrio Saavedra, fue estafado.

Según la denuncia, una mujer se hizo pasar por su nieta y le dijo que prepare toda la plata que tenía y que el contador del Banco Chubut iba a pasarlo a buscar para llevarlo al banco por la disparada del dólar, manifestándole que al día siguiente ese dinero perdería valor.

El anciano entregó todos sus ahorros al supuesto contador, un hombre de unos 60 años, que llegó hasta su casa a cara descubierta y bien vestido. El estafador se llevó “96 mil pesos y 21 mil dólares”, $50 mil de los cuales había sacado ese mismo día de un banco céntrico, según detalla el portal Con Sello Patagónico.

“Todo el mundo tiene que enterarse y preparar a nuestros viejitos para que no sigan siendo sorprendidos de mala fe; alguien del banco tiene que haber alertado a este delincuente. Alguien tiene que investigar”, manifestó la nieta del abuelo víctima de la nueva estafa en diálogo con Crónica.

 

ADN Sur

Una mujer del barrio Isidro Quiroga fue extorsionada este fin de semana por un grupo de delincuentes que se comunicaron con ella, y le dijeron que tenían secuestrado a su hijo y a su nuera. A cambio de liberarlos le pidieron $130.000 que la mujer guardaba en su casa. Los delincuentes retiraron el dinero por afuera del domicilio.

Las autoridades policiales alertan a la comunidad sobre un nuevo caso de estafa telefónica que tuvo como víctima a una mujer mayor de edad que reside en las 1311 Viviendas.

Desconocidos llamaron a la denunciante el sábado y la extorsionaron diciéndole que tenían secuestrado a su hijo y a su nuera. Supuestamente le pidieron a la víctima la suma de $130.000 que guardaba en su vivienda.

Desesperada, accedió al pedido y siguió las instrucciones de los delincuentes. Colocó el dinero en una bolsa y lo sacó a la vereda, por donde pasaron a buscarlo.

Una vez que la damnificada supo que sus familiares estaban bien y no habían sido secuestrados, radicó la denunciaante la Seccional Quinta, informó el portal Con Sello Patagónico.

La mujer no pudo ver los rostros de los extorsionadores y ni conocer el medio utilizado para escaparse del lugar.

El Ministerio Público Fiscal tomó intervención en el caso y trabaja en conjunto con la Brigada de Investigaciones para dar con los delincuentes.

Las autoridades policiales alertaron a los vecinos ante este tipo de amenazas y extorsiones, y piden comunicarse de inmediato con sus familiares o con la policía para evitar más estafas.

 

 

ADN Sur

El presidente del Banco del Chubut, Julio Ramírez, informó esta mañana que un cliente denunció haber sido víctima de una nueva modalidad del cuento del tío, en la que bajo la promesa de obtener un crédito por 500 mil pesos le pidieron que transfiera 900 dólares a través del sistema Western Union. Por tal motivo reiteró la advertencia a la comunidad de no responder correos electrónicos, mensajes ni mucho menos efectuar transferencias de dinero para evitar ser víctimas de estos delitos.

En este caso la persona recibió un mail en el que se le informaba que recibiría un crédito con importantes beneficios y tasas por $ 500.000 pero que para acceder a ese monto primero debía transferir 900 dólares a través de Wester Union a determinada persona y lugar.

“Le dijeron que luego recibiría una confirmación y el cliente nos la hizo llegar. En ella se utilizan imagenes de un logo similar al nuestro,  por lo que tenemos que aclarar que esto no es de un sitio oficial ni de nuestro Banco, sino una estafa” remarcó el Presidente.

De esta manera Ramírez recordó una vez más a la clientela que “el banco no pide datos de números de cuenta, ni dinero, ni datos personales, mucho menos claves” y enfatizó que “el banco jamás pide anticipo de dinero para entregar un crédito. No sólo nuestro banco, sino que ningún banco lo pide” remarcó.

“Por eso pedimos que ante cualquier duda se acerquen a una sucursal, donde serán atendidos. Pedimos que no den información porque se trata de una gran estafa, y que en cualquier caso recurran a la policía y hagan la denuncia para que podamos terminar con este tipo de cosas” advirtió el funcionario.

El hecho al que hizo referencia ocurrió en la zona del valle y la modalidad se realizó a través de correos electrónicos, tanto la propuesta del crédito como la certificación de la transferencia.

“Es el famoso cuento del tío en el que piden dinero anticipado, similar a los mensajes de wsapp donde informan que fueron beneficiados con un auto y les piden que transfieran para los papeles y luego nunca más lo ven” comparó Ramírez.

Finalmente el Presidente aclaró que a partir de la información aportada por el cliente, el banco se encuentra colaborando con todo lo necesario para que las autoridades puedan rastrear desde donde se emitió el correo electrónico.

Una mujer de unos 50 años fue acusada por la fiscalía de Neuquén de participar de una estafa en la venta de un camión para la que prestaba su casa de Valentina Sur como punto de transacción, por lo que se la bautizó como “la anfitriona”. Allí arribó la víctima, oriunda de Comodoro Rivadavia, Chubut, quien entregó los 600 mil pesos que le pedían por el vehículo, que nunca recibió. El resto de los estafadores aún no fueron identificados y continúa la búsqueda.
Este viernes, se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló el pedido de la fiscalía y acusó a la mujer por estafa, en carácter de partícipe necesaria. Además, el magistrado fijó un plazo para la investigación de cuatro meses.

El hecho ocurrió el martes, alrededor de las 8:45, cuando la acusada, junto con otras dos personas que aún no fueron identificadas, concretaron la estafa y se hicieron de un botín que asciende a los 600 mil pesos en efectivo.

Esta vez todo comenzó con la publicidad en un diario digital de Chubut sobre la supuesta venta de un camión, y no con la usual publicidad en páginas de internet dedicadas a la compraventa.

Así, los estafadores lograron atraer a la víctima de la ciudad de Comodoro Rivadavia, que luego de contactarse con ellos recibió la dirección de la casa de la mujer como el punto de encuentro para concretar la operación comercial.

Al respecto, el fiscal Marcelo Jara ratificó que la anfitriona prestaba su vivienda, ubicada en el barrio Valentina Sur, para que allí se realizaran las transacciones simulando tener a la venta un camión.

Una vez en el lugar y sin sospechar nada extraño, los damnificados hicieron su parte y entregaron el dinero que les requerían en calidad de pago a los supuestos vendedores en presencia de la acusada y propietaria de la vivienda, por lo que está como partícipe necesaria en la causa.

El fiscal explicó que los estafadores argumentaban que se trataba de un vehículo que se encontraba secuestrado, por lo que su valor en remate era más barato. A partir de ahí, los denunciantes lo único que recibieron fueron diferentes excusas por las que no podían recibir el camión en cuestión, y así radicaron la denuncia que derivó en la investigación.

La Mañana del Neuquén