Tag

Escuela

Browsing

Desde el próximo lunes 2 de noviembre, el Plan Detectar Federal estará funcionando de manera fija, en las instalaciones de la Escuela de Arte de nuestra ciudad.

De esta manera los testeos rápidos ya no se realizarán recorriendo los barrios, y serán los vecinos de distintos sectores de Comodoro los que deban trasladarse hasta el edificio.

Myriam Amitrano, técnica en Emergencia Sanitaria y Desastres de la Universidad Nacional Arturo Jauretche que llegó a la ciudad para poner en marcha el plan de detección de casos de Covid, confirmó el traslado del personal para los testeos.

“Lo que veníamos haciendo en los barrios va a quedar instalado acá, funcionará de la misma manera como estábamos trabajando. La gente debería acercarse hasta la escuela”, indicó.

Y aclaró que si bien se abrirán otras unidades sanitarias, esta será la única base que quedará funcionando por el momento. “Se realizarán evaluación, planilla, testeo rápido, el aislamiento y asistencia de la gente”, manifestó. Desde el lunes 9 de noviembre, también funcionarán dos bases fijas más:en zona norte en el Caps de Castelli y en zona sur en San Cayetano.

Respecto de los trabajos que se llevaron a cabo hasta el momento, Amitrano explicó que “fue excelente, quedamos en estado de meseta y con los diferentes hospitales hablábamos de que tienen las guardias libres, al igual que hay camas en terapia, sabemos que el plan apoyó esto”.

Además, destacó que los testeos rápidos permitieron aislar a las personas síntomas de manera más rápida “se puede tratar de trabajar mejor con esos casos sin que asistan a las guardias”, dijo.

Por último, aseguró que están todos los insumos para que el Plan siga funcionado, y además se capacitó a profesionales y estudiantes de las carreras de medicina, enfermería y bioquímica.

La institución educativa del barrio Santa Catalina sigue siendo base estos días del dispositivo estratégico para frenar contagios de Covid-19. Aproxidamente se descubren 50 casos diarios con esta herramienta que se muy recurrida por los vecinos desde su implementación.

El Plan Detectar sigue en pie en Trelew este miércoles en la Escuela N° 224 del barrio Santa Catalina, donde estableció su base hace algunos días y recibe a vecinos que presentan síntomas compatibles con el Covid-19. Cabe mencionar que un médico, según criterio epidemiológico, es quien determina si una una persona debe ser hisopada o no.

Según datos del Hospital de Trelew, mediante esta herramienta estrategica, cuya finalidad es detectar rápidamente un caso positivo y frenar la sucesiva cadena de contagios, se registran 50 casos diario, sin contar los que se procesan desde el nosocomio local.

Una gran cantidad de gente recurre todos los días a las escuelas donde desembarca el Plan Detectar.

 

El municipio de Esquel junto al gobierno provincial se encuentran realizando trabajos para acondicionar una escuela que permitirá albergar a vecinos que den positivo de coronavirus. El objetivo es que aquellos pacientes con síntomas leves puedan ser instalados en este edificio en caso de ser necesario.

El director del Hospital Zonal de Esquel, Sergio Cardozo, el director del Área Programática de Salud, Roberto Alonso, y el intendente Sergio Ongarato recorrieron las instalaciones de la Escuela Especial N° 523, ubicado a la vera de la Ruta Nacional N° 259.

El director del nosocomio explicó que, lógicamente, en el lugar albergarán a las personas positivas de Covid-19 y que por limitaciones habitacionales muestren dificultades para cumplir el aislamiento obligatorio en sus respectivos domicilios.

Precisó que en una primera etapa pensaron habilitar el edificio con capacidad de 10 pacientes y que el número podría multiplicarse en virtud de la demanda. “Esperemos que no ocurra pero si es necesario se puede ampliar hasta 60 camas”, dijo.

En el lugar se realizaron mejoras en los sanitarios, entre otras cosas. El Regimiento colaborará con las camas y la Municipalidad aportará distintos insumos. “Nosotros tenemos a disposición lo que es enfermería y el plantel médico”, manifestó el director del Hospital. Por último, resaltó el trabajo articulado entre las distintas instituciones y avisó que en el transcurso de la semana pondrán a punto el establecimiento educativo para ser utilizado en caso de que así sea necesario.

A través del Programa de Crédito Fiscal del Instituto Nacional de Educación Tecnológica, el establecimiento con modalidad EPJA adquirió equipamiento para su proyecto institucional que tiene como finalidad el acompañamiento y desarrollo laboral de sus estudiantes.

Gracias a las gestiones de sus docentes y directivos, la escuela logró acceder al financiamiento a través del Programa de Crédito Fiscal, impulsado por el INET y patrocinado por el Banco del Chubut, mediante el cual se promueven proyectos de capacitación en recursos humanos, así como también la adquisición de equipamiento dentro de las instituciones educativas que permitan el desarrollo de este tipo de iniciativas.

Al respecto, la ministra de Educación, Florencia Perata, señaló la importancia que tienen estos tipos de proyectos y el impacto que pueden lograr en las comunidades educativas. “Que las escuelas puedan generar espacios de inclusión y desarrollo laboral a través de propuestas innovadoras, en las cuales los espacios curriculares generen distintas metodologías y estrategias enfocadas en el desarrollo profesional de jóvenes y adultos, es la mejor manera de avanzar hacia una educación que brinde más y mejores herramientas para que nuestros estudiantes afronten los distintos desafíos en el mundo del trabajo”, remarcó.

Por su parte, el profesor Luis Daniel Aguilar, detalló que el objetivo del proyecto es conformar un centro de impresión educativo público con salida laboral en el que se desarrollen cursos de capacitación específica relacionados con el diseño gráfico. «Nuestro anhelo es que se convierta en la primera mini PyME con inclusión social formal en la zona, conformada con jóvenes y adultos que asisten a nuestra escuela. Con este proyecto, procuramos generar un espacio orientado al rubro del diseño y la producción impresa donde puedan realizar labores productivas y así apoyarlos en la construcción de un proyecto de vida más integral, incorporando el trabajo como un medio de desarrollo personal y comunitario”, precisó.

Asimismo, el docente destacó la importancia que tiene esta iniciativa para el establecimiento educativo ya que “gracias a la adquisición de estos equipos podremos convertirnos en la única escuela secundaria para adultos en la zona que tendrá la posibilidad de capacitar a sus estudiantes, poniendo énfasis en aquellos con trayectos educativos diversificados y con barreras de aprendizaje. Es un paso más que damos para concretar este sueño”.

Aguilar, que forma parte del equipo docente que impulsa este proyecto, resaltó que está enfocado en el desarrollo de un espacio que responda a las necesidades que tienen los jóvenes y adultos que asisten a la escuela. “Tratamos de atender y dar respuesta a realidades muy complejas, en las que la pobreza o la exclusión social deterioran o truncan el desarrollo personal y laboral de nuestros estudiantes. Con este tipo de iniciativas lo que pretendemos es visibilizar que es posible tener empleos funcionales y de calidad para desarrollarse laboral y personalmente”, señaló Radio Chubut.

A través del Programa de Crédito Fiscal del Instituto Nacional de Educación Tecnológica, el establecimiento con modalidad EPJA adquirió equipamiento para su proyecto institucional que tiene como finalidad el acompañamiento y desarrollo laboral de sus estudiantes.

Gracias a las gestiones de sus docentes y directivos, la escuela logró acceder al financiamiento a través del Programa de Crédito Fiscal, impulsado por el INET y patrocinado por el Banco del Chubut, mediante el cual se promueven proyectos de capacitación en recursos humanos, así como también la adquisición de equipamiento dentro de las instituciones educativas que permitan el desarrollo de este tipo de iniciativas.

Al respecto, la ministra de Educación, Florencia Perata, señaló la importancia que tienen estos tipos de proyectos y el impacto que pueden lograr en las comunidades educativas. “Que las escuelas puedan generar espacios de inclusión y desarrollo laboral a través de propuestas innovadoras, en las cuales los espacios curriculares generen distintas metodologías y estrategias enfocadas en el desarrollo profesional de jóvenes y adultos, es la mejor manera de avanzar hacia una educación que brinde más y mejores herramientas para que nuestros estudiantes afronten los distintos desafíos en el mundo del trabajo”, remarcó.

Por su parte, el profesor Luis Daniel Aguilar, detalló que el objetivo del proyecto es conformar un centro de impresión educativo público con salida laboral en el que se desarrollen cursos de capacitación específica relacionados con el diseño gráfico. «Nuestro anhelo es que se convierta en la primera mini PyME con inclusión social formal en la zona, conformada con jóvenes y adultos que asisten a nuestra escuela. Con este proyecto, procuramos generar un espacio orientado al rubro del diseño y la producción impresa donde puedan realizar labores productivas y así apoyarlos en la construcción de un proyecto de vida más integral, incorporando el trabajo como un medio de desarrollo personal y comunitario”, precisó.

Asimismo, el docente destacó la importancia que tiene esta iniciativa para el establecimiento educativo ya que “gracias a la adquisición de estos equipos podremos convertirnos en la única escuela secundaria para adultos en la zona que tendrá la posibilidad de capacitar a sus estudiantes, poniendo énfasis en aquellos con trayectos educativos diversificados y con barreras de aprendizaje. Es un paso más que damos para concretar este sueño”.

Aguilar, que forma parte del equipo docente que impulsa este proyecto, resaltó que está enfocado en el desarrollo de un espacio que responda a las necesidades que tienen los jóvenes y adultos que asisten a la escuela. “Tratamos de atender y dar respuesta a realidades muy complejas, en las que la pobreza o la exclusión social deterioran o truncan el desarrollo personal y laboral de nuestros estudiantes. Con este tipo de iniciativas lo que pretendemos es visibilizar que es posible tener empleos funcionales y de calidad para desarrollarse laboral y personalmente”, concluyó.

El Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación llevó adelante la obra que comprendió la construcción de un Hall de Acceso y dos aulas. Asimismo, fueron reemplazadas las cañerías de gas, se sustituyó la caldera por una de mayor potencia y se adecuó la instalación eléctrica de acuerdo a las normativas vigentes.

Este viernes, funcionarios del Ministerio de Infraestructura, Energía y Planificación de la Provincia recorrieron la obra de ampliación de la Escuela de Nivel Primario N° 189, ubicada en el barrio Etchepare de Trelew, a fin de constatar los trabajos realizados. De esta manera, a partir del incremento del edificio educativo, los alumnos y alumnas de la institución contarán con espacios más amplios y cómodos al momento de realizar sus actividades, teniendo en cuenta que el establecimiento tiene una matrícula en constante crecimiento.

Detalle de la obra

Al finalizar la visita, la subsecretaria de Obras Públicas, Mónica Martínez Carpio, explicó que la ampliación “consta de un Hall de acceso central que se une al pasillo de conexión de la escuela, y dos aulas, una en cada lado, las mismas están equipadas con muebles de guardado, pizarras y percheros. Además, cuenta con todas las carpinterías y cortinas, están completas”. Asimismo, la funcionaria agregó que también “se intervino la red de gas y se reemplazaron las cañerías de calefacción”.

Por su parte, el director general de Obras Públicas, Alejandro Asensio, expresó que “se trata de una obra esperada por la comunidad del barrio Etchepare, era un requerimiento desde hace bastante tiempo y hoy se logró concretar con las dos aulas, que comprenden alrededor de 150 metros cuadrados y una inversión aproximada y total de 18 millones de pesos por parte del Gobierno del Chubut.”

Ampliación de la Escuela N°20 de Rawson

Finalmente, Asensio aprovechó la ocasión para recordar que “se encuentra en la última etapa la obra de ampliación de la Escuela N° 20 de Rawson con una inversión por parte del estado provincial muy importante”.

Especialistas en educación coincidieron en que es necesario evaluar las particularidades de cada escuela y también considerar la postura de los directivos para lograr el regreso seguro de los alumnos a las actividades presenciales y de revinculación en los establecimientos.

«Me parece bien habilitar la vuelta a distintas actividades o clases presenciales en localidades que tienen baja o nula circulación del virus, pero en donde no se da esta situación, no creo que haya que poner en riesgo a chicos, chicas ni a trabajadores», indicó a Télam el investigador y docente de la Universidad Nacional de Hurlingham (UnaHur), Gustavo Galli.

El investigador en Educación consideró que «a esta altura del ciclo lectivo, a un mes y medio de que finalice, hay que poner en valor lo hecho hasta acá, que implicó un gran esfuerzo de familias y docentes».

En referencia a la ciudad de Buenos Aires y la «reconexión» con los estudiantes que no tuvieron vinculación escolar, Galli consideró que «debe ser el Estado el que vaya en busca de ellos, porque no todos viven cerca de los playones de parques donde proponen que vayan».

Gabriel Brener, especialista en educación de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la UnaHur, destacó «que el problema es cuando un ‘semáforo’ se transforma en una norma permanente para la educación», en referencia a los niveles de riesgo acordados por referentes de Salud de las diferentes jurisdicciones y el Consejo Federal de Educación.

«Soy muy respetuoso con el saber de los otros y la resolución del Consejo se hizo en base al carácter médico epidemiológico», dijo Brener, y consideró que «hay cierta presión que se ejerce desde los medios de comunicación y el hastío de una población que lleva más tiempo del que imaginó en estado de excepción».

En esa línea, el investigador remarcó que hay que poder tramitar este problema entendiendo que estamos en una situación inédita: «No podemos resolverlo como si fuese la normalidad, ni pedir a la escuela que actúe de manera regular en un momento excepcional».

En referencia a la propuesta oficial porteña de revincular a 6500 alumnos, consideró que «esta reconexión presencial, porque no es vuelta a clases ni propuesta escolar, no minimiza la tensión de desigualdades que existían previo a la pandemia, y que se agudizaron con ella».

En tanto, el exrector del Colegio Nacional de Buenos Aires, Gustavo Zorzoli, se mostró de acuerdo con el «semáforo» de niveles de riesgo y los 9 puntos acordados con el Ministerio de Educación y las jurisdicciones que fueron aprobados para su implementación en el Consejo Federal de Educación.

«Me parece bien que haya criterios más objetivos que den autonomía a las jurisdicciones, para que puedan decidir qué van abriendo en función de estos criterios, pero hay tanta heterogeneidad en las cuestiones edilicias de las escuelas que debe ser consultado con los directivos que están en territorio», consideró Zorzoli en diálogo con Télam.

Y agregó que hay muchas realidades disímiles entre las escuelas, algunas rurales u otras provinciales donde no hay ni red cloacal ni agua potable.

También consideró que a nivel psíquico y social «es fundamental la vuelta, el reencuentro para los chicos y chicas» y admitió que en cuestiones de conocimiento «es poco y nada lo que se puede hacer, por el tiempo que resta».

Por su parte, Claudia Romero, doctora en Educación de la Universidad Torcuato Di Tella, dijo que «el regreso a la presencialidad debe ser voluntario en estas circunstancias».

«Eso no está dicho en la resolución del Consejo y se debe aclarar, no obligar a las familias les va a dar confianza», remarcó.

Romero también consideró que «hay que decir con claridad que todas las escuelas se abren con guardias mínimas para resolver también cuestiones de inscripciones, que se están dando ahora».

Respecto al acuerdo alcanzado ayer por el Consejo Federal de Educación, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, recordó esta mañana que «no se estableció un regreso a clases presenciales de ningún nivel educativo».

«Se establecieron criterios epidemiológicos para dos instancias que se acordaron por unanimidad con las 24 provincias para dar más claridad en el regreso a clases presenciales, pero no se estableció un regreso de forma presencial en ningún nivel educativo», agregó Trotta a Radio El Destape.

El titular de la cartera educativa explicó el marco de análisis y evaluación de riesgo epidemiológico para el desarrollo de actividades presenciales y revinculación en escuelas en el contexto de la pandemia: “El indicador es una guía que mide la situación epidemiológica en una jurisdicción según sea leve, moderada o alta”.

Y recordó que «lo componen tres variables: la primera, mide las características de la circulación del virus, si hay casos importados o circulación comunitaria; la segunda, compara la cantidad de contagios en las últimas dos semanas con las dos semanas anteriores; y la última, es la ocupación de camas en terapia intensiva”.

El hecho ocurrió este miércoles cuando autores ignorados ingresaron por una abertura rota al establecimiento educativo Nº 210, ubicado en el barrio Badén de Esquel, y produjeron el destrozo de varios elementos y materiales, tanto de docentes como de alumnos; además de haber producido la descarga de todos los matafuegos.

El hecho fue advertido este jueves por la mañana y por la tarde, la Vicedirectora fue a la Escuela y sorprendió a varios menores dentro sustrayendo elementos, reconociendo que se trataba de alumnos de la Escuela.

Escuela

Así lo indicó la vicedirectora, Sandra Corro, a Radio 3 este jueves sosteniendo que “es un día triste para nosotros porque hoy a la mañana nos despertamos con esta noticia”.

En el lugar, “nos encontramos con varias cosas destruidas, armarios abiertos, materiales destrozados”, informando que ante la situación se radicó la denuncia correspondiente y actuó en el lugar el personal policial.

En tanto, por la tarde, “vengo y cuando ingreso me doy cuenta que había personas adentro. Algunos escaparon pero otros no y lamentablemente son chicos y tengo que decir que son alumnos nuestros”, lamentó.

Reconoció que esto “es lo que más duele, porque es su escuela y sus útiles. Que reaccionen así y no valoren lo que hacemos, duele. Los maestros están haciendo cosas a pesar de la situación, hay chicos que no tienen tiene Internet y les acercan el material a la casa, muchos ponen de su dinero para las fotocopias. Hacer todo eso para que lo devuelvan de esta manera duele”, expresó.

“Nos quedamos con que no son todos”, sostuvo Corro.

Agregó que en el establecimiento se constató el faltante de “útiles escolares de los armarios, elementos de limpieza, herramientas y llaves”, expresó, informando que los menores identificados en el interior de la escuela este jueves por la tarde tienen entre 10 y 14 años.

 

El director de la Escuela Municipal de Pesca de Puerto Madryn, Pablo Sappa, destacó días atrás el acompañamiento de la Secretaría de Ciencia, Tecnología, Innovación Productiva y Cultura del Chubut, del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) y del Banco del Chubut S.A., en la concreción del proyecto «Innovaciones Tecnológicas» destinado a la automatización de la alimentación de peces y cultivos multitróficos acuapónicos.

La Secretaría de Ciencia, Tecnología, Innovación Productiva y Cultura de la provincia continúa articulando y apoyando la innovación productiva. Desde el año 2016 con el proyecto ¨Desarrollo experimental de unidades productivas multitróficas mediante la técnica de Acuaponía y transferencia de conocimientos¨ aprobado por COFECYT, se logró instalar y poner en funcionamiento cuatro unidades acuapónicas en la escuela de Pesca N ° 2701. Lo que motivó a pensar en un nuevo proyecto innovador y sumar al proyecto inicial la automatización de los cultivos acuapónicos, así la cartera provincial acompañó a la escuela en la presentación del proyecto ante INET, con el objeto de fortalecer y dar continuidad al trabajo que se llevaba adelante. Esta automatización busca fortalecer y dar continuidad al trabajo del proyecto COFECYT.

«Hemos recibido un monto de $1.200.000 para avanzar en la innovación tecnológica» dijo Sappa, al dialogar con la prensa y explicar que «la escuela entró en un programa de financiamiento denominado ‘crédito fiscal’, en el cual empresas pueden financiar proyectos productivos con devolución de capacitación a la sociedad».

Proyecto innovador

«Es la segunda vez que presentamos un proyecto productivo, éste -en particular- está relacionado con el desarrollo de la acuicultura y se basa en la producción combinada de peces y hortalizas dentro de sistemas de recirculación de agua cerrada (SRA), en un ámbito controlado y amigable con el ambiente», destacó.

En ese sentido, Sappa precisó que «es un proyecto innovador porque pretendemos lograr con este tipo de tecnología conocimientos para que otras localidades puedan desarrollarlos para consumo o producción» y agregó que «no se incorporan agro fertilizantes resultando alimentos orgánicos».

Acuaponía es el nombre que se da a la integración de la Acuicultura (cría de peces) y la hidroponía (cultivo de plantas en agua) en un sistema de recirculación cerrado que permite un aprovechamiento del recurso agua y de los nutrientes.
Esta actividad está ganando atención como un sistema bio-integrado de producción de alimentos en pequeña escala, y en el país se considera un proceso productivo aún incipiente, pero con gran potencial en superficies reducidas.

“No hay en Chubut ni en la región patagónica antecedentes a escala piloto de emprendimientos productivos acuapónicos por lo que este proyecto, y la producción de alimentos acuapónicos, dotará a Puerto Madryn de productos alimenticios de calidad sin agrofertilizantes. Acompañar a este tipo de proyectos es clave para poder desarrollar una matriz productiva local, donde se puedan aprovechar al máximo la cantidad de recursos naturales con los que contamos”, amplió el secretario de Ciencia y Cultura Dr. Mauro Carrasco.

Si bien las técnicas de cultivo acuapónico son conocidas, no se cuenta con un gran desarrollo de conocimiento científico que sustente los procedimientos o que permita optimizar las técnicas utilizadas o los resultados productivos. En este caso, en Puerto Madryn, es una herramienta de enseñanza para el estudio transversal de las ciencias e involucra contenidos de matemáticas, física, química y biología como una interrelación entre las materias, desde un punto de vista aplicativo al mundo real.

Cabe mencionar que, el proyecto busca fortalecer vínculos, ya que permitirá que se relacionen los alumnos de la tecnicatura en “Tecnología de los Alimentos”, quienes dirigen la producción de hortalizas y peces, con los de la “Tecnicatura en Química”, quienes aportarán el conocimiento para la medición de los parámetros fisicoquímicos del agua y para la calibración de los instrumentos.

Además, se vincularán con los estudiantes de la Escuela Politécnica N ° 703, los que actuarán como asesores del proyecto particular denominado “Arduino en la Acuicultura”. Este proyecto se comenzó a gestar en el año 2019 entre ambas instituciones, a partir de la iniciativa del Programa SumaTe de la Secretaría de Ciencia y Cultura de la provincia.

En 2019 se realizó el prototipo de alimentador mientras que en los meses de octubre y noviembre se comenzará con la segunda fase del proyecto, en donde los alumnos de la Escuela de Pesca profundizarán sus conocimientos en la programación de este dispositivo de alimentación automática.

Alternativas

Asimismo, se prevé la vinculación con comunas rurales, para transmitir el conocimiento generado durante el desarrollo del proyecto y ofrecer a la comunidad alternativas para la producción de alimentos, fomentando así la autonomía alimentaria.

Este martes recibieron más de un millón de pesos que les permitirá desarrollar unidades multitróficas productivas acuapónicas que luego se convertirán en alimento. Fue luego de presentar la propuesta ante el INET que les otorgó el financiamiento a través de un crédito fiscal

La Escuela Municipal de Pesca “Juan Demonte” recibió este martes $1.200.000 para avanzar en innovaciones tecnológicas que le permitirán la automatización de la alimentación de peces. Esta iniciativa es posible gracias al otorgamiento de un crédito fiscal que fue aprobado por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), pero también con la colaboración del Banco del Chubut que ofició de padrino para que la Escuela pudiera recibir los fondos. De esta manera, la comunidad educativa podrá desarrollar unidades multitróficas productivas acuapónicas, un sistema donde conviven plantas y peces para después transformarlo en alimento.

Vale destacar que se trata de un proyecto que fue impulsado durante la intendencia de Ricardo Sastre y que hoy están pudiendo concretar. En ese sentido, es importante remarcar que en la Escuela Municipal de Pesca se dicta la tecnicatura en Tecnologías de los Alimentos. Allí los adolescentes tienen una trayectoria educativa en la que deben apropiarse de una visión global de los alimentos, que va desde la producción hasta el consumo, formándose con diferentes enfoques disciplinares e incorporando las normas de buenas prácticas agrícolas y de seguridad alimentaria.

En ese marco, se está llevando a cabo institucionalmente y como alternativa productiva de alimentos, la producción multitrófica de alimentos mediante la técnica de acuaponia. La acuaponia es una innovadora técnica que posibilita la producción agropecuaria en regiones improductivas o de escasa producción, como lo es la estepa patagónica. No se incorporan agro fertilizantes resultando alimentos «orgánicos». Esta técnica está englobada dentro de la acuicultura y se basa en la producción combinada de peces y hortalizas dentro de sistemas de recirculación de agua cerrada (SRA), en un ámbito controlado y amigable con el medioambiente.

Por otro lado, el proyecto busca fortalecer vínculos, ya que permitirá que se relacionen los alumnos de la tecnicatura en “Tecnología de los Alimentos”, quienes dirigen la producción de hortalizas y peces, con los de la “Tecnicatura en Química”, quienes aportarán el conocimiento para la medición de los parámetros fisicoquímicos del agua y para la calibración de los instrumentos. Además, se vincularán con los estudiantes de la Escuela Politécnica N°703, los que actuarán como asesores en la programación y el diseño electromecánico de los dispositivos.

En simultáneo, se prevé la vinculación con comunas rurales, como Paso del Sapo, para transmitir el conocimiento generado durante el desarrollo del proyecto y ofrecer a la comunidad alternativas para la producción de alimentos, fomentando así la autonomía alimentaria.