Tag

escalada

Browsing

Con una suba de precios de 1,6 % en mayo -en medio de la cuarentena- la inflación sigue escalando en la Patagonia a pesar de la pandemia. Con muchos precios congelados y comercios cerrados, suben los precios pese a la cuarentena. Durante el último año la inflación fue de 42,2%.

La especulación y el aprovechamiento de la situación crítica parecen ser la constante entre los formadores de precios y muchos comerciantes.

El INDEC informó hoy que la inflación patagónica fue de 1,6% durante el mes de mayo, cuando la pandemia se estaba extendiendo y la cuarentena llevaba más de dos meses de transcurrida.

El nivel general del Índice de precios al consumidor (IPC) representativo del total de hogares del país
registró en mayo una variación de 1,5% con relación al mes anterior. Una síntesis de las variaciones
de precios correspondientes a cada división de la canasta del IPC.

Los rubros que más aumentaron durante el mes pasado fueron las verduras con un 8%; los diarios, revistas y artículos de papelería con el 7,4%; el calzando un 5,1%; y la yerba y el café se incrementaron solamente en mayo un 2,9%.

9,4 % en cinco meses

La suba de precios pese a la cuarentena acumulada durante los primeros cinco meses de 2020 fue del 9,4% y la interanual trepó al 42,2%.

A lo largo del último año los precios que más subieron fueron: las verduras 73,5%; frutas 68%; medicamentos 61,4%; azúcar y chocolates 59,6%; cigarrillos 55,6%; calzado 52,7%; y los diarios y revistas aumentaron un 52,1%.

Fuente:  El Extremo Sur

Será con una muestra de escalada. Además, personas de 4 años en adelante podrán realizar una prueba gratis de la actividad. En marzo comenzarán las clases de “Escalada deportiva & vida en la naturaleza”.

El próximo sábado 22 de febrero se inaugura, en el Salón de Usos Múltiples del Natatorio Municipal, un muro de palestra en el que, a partir de este año, se ofrecerán clases de “Escalada deportiva & vida en la naturaleza”.

El acto de inauguración será a las 14 en el edificio ubicado en la calle Condarco 1120. Luego se realizará una muestra de escalada y habrá un espacio de dos horas para que personas de diferentes edades puedan realizar una prueba.

Mauricio Ramírez, integrante de la Comisión Directiva del Natatorio Municipal y encargado de las actividades del Salón de Usos Múltiples, detalló que la actividad, abierta al público, estará organizada en dos grupos: de 4 a 10 años y de 10 años en adelante. “Estarán acompañados y asegurados con arnés para que puedan subir hasta el máximo de la palestra, tocar una toma o sacar algún elemento para recibir un premio. Otra modalidad será trasladarse de un lugar a otro en diferentes alturas”, indicó.

Las inscripciones para esta nueva propuesta de la Coordinación de Deportes de la Municipalidad comenzarán el lunes 24 de marzo, con un costo de 1700 pesos mensuales. Las clases darán inicio en la primera semana de marzo, junto con las demás propuestas que se realizan en el SUM del Natatorio como lucha olímpica, yoga integral, gimnasia para adultos y taekwondo.

Los horarios de las clases de escalada deportiva, divididas por edad serán los siguientes: lunes y miércoles de 18 a 19 , de 7 a 10 años y de 19 a 20.30 de 11 a 15 años; martes y jueves de 18 a 19, de 4 a 6 años y de 19 a 20.30 para personas de 16 años en delante. Además, martes y jueves de 9 a 10.30 habrá una clase para personas de 12 años en adelante.

A partir de la segunda quincena de febrero se incorporará Escalada Deportiva como alternativa nueva en el Centro de Entrenamiento y Desarrollo Deportivo de Trelew (CEYDDET). Además se dará continuidad a las clases de Taekwondo, Yoga Integral, Gimnasia para adultos, Zumba y educación física infantil.

El Centro de Entrenamiento y Desarrollo Deportivo de Trelew ubicada dentro de las instalaciones del Natatorio Municipal, renueva las propuestas para el ciclo 2020 e incorpora dentro de la programación la actividad de Escalada Deportiva.

El coordinador de la iniciativa deportiva, Mauricio Ramírez, destacó que «es una actividad nueva en la institución que está teniendo auge en la región y la idea es que en la ciudad se conozca y todos puedan tener la posibilidad de tener la experiencia en esta disciplina deportiva y recreativa que conjuga muchos beneficios para quien la practica porque requiere de ganas, concentración, paciencia y mucha diversión».

Ramírez explicó que la actividad también estará a cargo de Gabriel Flores y «que con una muestra libre y gratuita se dará comienzo a partir de la segunda quincena de febrero el cronograma de actividades», a lo que agregó que está proyectado «dos días de escalada y preparación física en el muro y cada 15 días una salida recreativa en la naturaleza, caminata o descenso en algún sitio natural para replicar la experiencia».

Para ofrecer esta actividad innovadora en la institución se incorporó un muro de escalada en el SUM del Natatorio para la práctica de esta actividad destinada para niños desde los 5 años hasta personas adultas. El costo de la misma rondará en entre los 1800 y 2000 pesos porque se requiere un seguro especial para garantizar la seguridad de cada uno de los participantes.

Más actividades

Asimismo, el CEyDDET continuará con las clases de yoga integral a cargo de Esteban Pérez, Gimnasia para adultos Solange Soto, Taekwondo a partir de los 5 años con Federico Vitale, Lucha con Omar Gutiérrez, educación física infantil y clases de zumba, entre otras disciplinas más.

Para informes e inscripción de las propuestas del mes de febrero los interesados podrán acercarse en horario administrativo al CEyDDET ubicado en el predio del Natatorio Municipal de 7 a 12 y 16 a 22.

Es por la decisión del presidente Bolsonaro de importar 750 mil toneladas de trigo por fuera del Mercosur. Sucede en medio de los cruces con el presidente electo, Alberto Fernández.

En la semana que pasó, dos estocadas del gobierno de Jair Bolsonaro contra su futuro par argentino al mando de Alberto Fernández agitaron los avisperos a ambos lados de la frontera, donde se instaló el temor de que una posible escalada de la tensión pueda afectar los negocios y el futuro del bloque.

Primero fue el «anuncio» de Bolsonaro de que tres empresas radicadas en la Argentina cerraban sus plantas para mudarse a Brasil. Se trataba de una fake news. Pero luego vino un decreto bien real: el gobierno del país vecino estableció un cupo para importaciones de trigo por fuera del Mercosur.

De este lado, los empresarios industriales y agropecuarios coincidieron en la preocupación con el escenario que se abre después del cruce de mensajes, mientras que los mercantiles creen que el contrapunto será transitorio y que las aguas bajarán en un futuro no muy lejano.

Del lado brasileño, lamentaron la polémica y advirtieron sobre un creciente proceso de reprimarización de la economía en la era Bolsonaro que empieza a generar desconfianza en el ambiente fabril.

Fuego amigo

El jueves pasado, el sector agropecuario argentino se sumó a la dirigencia fabril que venía poniendo el acento en las declaraciones del presidente vecino. Bolsonaro pasó de la advertencia a la acción concreta y subió a 750 mil toneladas el límite de las compras sin arancel de trigo por fuera del Mercosur, una medida que afecta directamente a las empresas rurales argentinas.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, reconoció a Tiempo los temores de un incremento del malestar bilateral. «Nos preocupa que haya una escalada de crispación y de desentendimiento. Es cierto que lo de las 750 mil toneladas está dentro de los parámetros de lo que se puede comerciar por fuera del Mercosur, pero hay una relación tensa y esto afecta al productor argentino», dijo.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, señaló a FM Millenium que la producción que dejará de comprar Brasil puede incidir en el precio interno. La decisión, aseguró, «es un disparate» y «nos tomó por sorpresa porque fue absolutamente unilateral».

En esa línea, apeló a la intervención del gobierno de Mauricio Macri cuando planteó que «hay una situación política muy complicada. El Mercosur se venía fortaleciendo en la negociación con la Unión Europea, un proceso en el que se crearon muchas expectativas, sobre todo en el sector agroindustrial, y Argentina tiene que estar muy firme para hacer cumplir lo pautado», remarcó.

El líder de Coninagro subrayó la cuestión económica: «Argentina es el mayor exportador de trigo y lo que hizo Brasil puede redundar en un perjuicio: la producción que no tiene destino puede pesar en la oferta y la demanda e incidir en el precio interno porque no es fácil colocar esa producción en otro lado».

Achetoni agregó: «Desde la política hay que tratar de bajar las tensiones y los decibeles y dar paso a una relación diplomática que no significa bajar una bandera sino dejar de echar más leña al fuego». Y advirtió: «No es un tema solo de la política argentina sino de cada lado. Porque puede ser solo un show mediático pero si no se para la mano, esto puede escalar. Hay mucha preocupación de los socios de la FAA».

El gobierno eligió cambiar el eje de la discusión en línea con el discurso de las grandes empresas. En una entrevista con CNN Radio el ministro de Agroindustria y ex presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, consideró que la decisión de Brasil en favor de Estados Unidos «es un desafío» para el país y que «es muy importante» que el gobierno de Alberto Fernández «tenga buena relación con sus socios comerciales».

El presidente de la cámara olivícola riojana, José Hilal, acompañó esa idea: «A pesar de la pérdida de mercado que hemos tenido, y de la presencia de la mercadería egipcia y de otros mercados como el español, Brasil sigue siendo nuestro principal cliente. Y no nos podemos pelear con Brasil», sentenció.

Por más reformas

Frente al alboroto del campo, la dirigencia mercantil adoptó un perfil moderado. El tesorero de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Víctor Dosoretz, bajó el tono de la polémica al mínimo. En contacto con este medio confió en que el Mercosur «va a trascender esta coyuntura» y en que «se encontrarán los momentos del diálogo más constructivo y la situación tenderá normalizarse». Brasil y Argentina, argumentó, «se necesitan más allá de los cambios políticos» y a la vez minimizó los cruces verbales de los dirigentes nacionales: «Por ahora no hubo planteamientos oficiales, sólo fueron declaraciones periodísticas», finalizó.

Muchas empresas piensan que un estallido de las relaciones puede dinamitar los pacientes esfuerzos que se hicieron en los últimos años por instalar reformas de fondo. El fantasma de las reformas estructurales es el caballito de batalla de las grandes corporaciones, que pese a la derrota del proyecto de Cambiemos renovaron sus gestiones en favor de cambios en las regulaciones laboral, previsional y tributaria que consideran claves para mejorar la competitividad de las empresas locales.

En una entrevista con Ambito Financiero, el presidente de la multinacional automotriz General Motors, Carlos Zarlenga, definió la relación con Brasil como «una suerte de carga geográfica» y abogó por «poner el objetivo en la apertura y empezar a trabajar en acuerdos» también con el país limítrofe. Ese enfoque, sostuvo, «es positivo pero si no hacemos las tareas que debemos hacer, la competitividad no vendrá sola. Si alineáramos la carga fiscal, el régimen laboral y la estructura logística, seríamos competitivos».

La industria automotriz es el sector fabril más estrechamente vinculado a Brasil. Además de las grandes empresas, es muy importante la dinámica del segmento pyme de la industria nacional, que es uno de los eslabones más impactados por la crisis que afectó al sector durante los días del macrismo en el poder.

A diferencia de las grandes, que dominan el negocio a nivel global, las pequeñas y medianas empresas argentinas dependen de la relación con el vecino y ven con preocupación el tono del debate entre el presidente de Brasil y su futuro par local.

«Los empresarios brasileños pensaron que Bolsonaro era una suerte de Donald Trump pero ahora temen que se parezca más (al ex presidente Fernando) Collor De Melo, que abrió la economía totalmente y terminó perjudicando a la industria», explicó a Tiempo Aldo Lo Russo, industrial metalúrgico del sector autopartista.

«Hoy, la percepción es que desde Brasil se está forzando la tensión al extremo», sumó Lo Russo, que tiene clientes más allá de la frontera y conoce el clima de primera mano: «Lo del trigo es una señal política para nosotros, pero en Brasil la lectura también es negativa porque ven que el mercado interno no repunta y que el presidente se mete de lleno en la guerra comercial».

La búsqueda de socios por fuera del Mercosur

La tendencia de Brasil a afianzar lazos comerciales por fuera del Mercosur no es nueva. En los últimos años, a partir del cambio político operado en ese país y del achicamiento del mercado argentino para colocar sus productos, Itamaraty buscó nuevos destinos para las exportaciones brasileñas.

Según datos oficiales, en 2018 las ventas brasileñas a China aumentaron un 32% con relación al año anterior. Los envíos a la Unión Europea crecieron un 20,1% y los que tenían como destino Estados Unidos lo hicieron en un 6,6%. Hubo rubros diversos: desde acero semielaborado a productos agrícolas, pasando por derivados del petróleo, repuestos de aviación y carne vacuna.

La intensificación de la relación con otros mercados coincidió con el letargo del Mercosur. Las exportaciones de Brasil hacia la Argentina cayeron un 15,5%, principalmente por la disminución en la venta de automóviles. Mientras tanto, las importaciones de Argentina (que se abarataron debido al derrumbe del peso) subieron un 16,7 por ciento.

Hace un par de meses, las autoridades brasileñas iniciaron un proceso de acercamiento con la Alianza del Pacífico, compuesta por Chile, Colombia, México y Perú. «Conversamos de manera muy profunda, constatamos una afinidad de visiones y convergencia de intereses muy clara», dijo el canciller Ernesto Araújo, tras una reunión con su colega de Chile. Ambos países suscribieron el año pasado un acuerdo de libre comercio que todavía no fue refrendado por los respectivos congresos. Además, hay planes para un corredor bioceánico que conectará el sur de Brasil con los puertos del norte chileno y que podría facilitar la salida de las exportaciones hacia los países asiáticos.

Ya cotiza cerca de 40 pesos.

El dólar cerró a 39,79 pesos. La suba fue de 26 centavos en la jornada y de 1,51 pesos en los últimos diez días. La divisa alcanzó la cotización más alta desde el 26 de noviembre. La volatilidad cambiaria empieza a generar nuevamente nerviosismo entre ahorristas. El avance del dólar en los últimos días implicó un cambio en la estrategia del Banco Central. Se suspendieron las bajas de la tasa de interés e incluso se la incrementó levemente para calmar las expectativas de devaluación del mercado.

Economistas consultados por este diario coincidieron que tres elementos explican las presiones. El primero es que el rendimiento de las Leliq por debajo del 45 por ciento vuelve menos tentador para los inversores quedarse en activos en pesos. El segundo es que el mundo no termina de dar garantías de estabilidad para los países emergentes. El tercero es que el escenario electoral sigue siendo impreciso y la respuesta del mercado ante la incertidumbre es refugiarse en moneda extranjera.

El tipo de cambio mayorista se ubicó en 38,80 pesos, al avanzar 18 centavos. La divisa cerró 30 centavos por encima del piso de la banda cambiaria (38,37 pesos). La cotización mayorista registró poco volumen de operaciones por el feriado en Estados Unidos. Los grandes jugadores del mercado no participaron de la jornada. Las reservas internacionales cerraron en 66.969 millones, con una suba de 51 millones. La plaza mayorista movió unos 140 millones de dólares, cuando en las jornadas normales supera los 500 millones. Esto no implica que la tendencia de la divisa sea poco representativa. Desde la mitad de la semana pasada hubo un cambio de perspectivas y la demanda de dólares empezó a presionar el precio del tipo de cambio.

«La perspectiva que hay entre los inversores es que llegó el momento de empezar a dolarizar las carteras», planteó Arnaldo Bocco, director del Observatorio de Deuda Externa de la Umet. El economista señaló que el rendimiento de las Leliq anotó una fuerte baja en las últimas semanas y para los que tienen activos en pesos empezó a ser menos atractivo continuar en moneda local. «La inflación sigue en niveles elevados. El dólar se ubica cerca del piso de la banda. La ganancia que puede hacerse con las tasas en pesos no es extraordinaria. La intuición que tienen muchos en la city es que vale la pena arrancar ahora a pasarse a dólares».

El Banco Central en los últimos días se mostró cauteloso y decidió suspender el retroceso de las tasas de interés de las Leliq. Desde principio de año el rendimiento de las letras de corto plazo había bajado 15 puntos. Pero en las últimas dos jornadas la autoridad monetaria no sólo mantuvo las tasas sino que las subió levemente. EL objetivo fue dar una señal para frenar la dolarización. Las Leliq se ofrecieron en 44,3 por ciento, contra el 44,2 por ciento de la jornada previa. El dato de inflación de enero de 2,9 por ciento fue otro factor que explicó la cautela del organismo a cargo de Guido Sandleris.

Economistas de distintas corrientes aseguran que el factor electoral de este año es otro de los puntos importantes para explicar el regreso de las presiones cambiarias. En los años de elecciones el movimiento de ahorristas y grandes inversores es refugiarse en moneda extranjera y esperar a ver cómo manejará la economía el Gobierno que llegue.

Bocco mencionó que el oficialismo está dando señales de debilidad ante el mundo. «Los fondos del extranjero observan que el FMI se reúne con la oposición y lo que perciben es que el Gobierno está debilitado» dijo. Planteó que «las posibilidades están abiertas para que se aplique un programa económico distinto al que propone el oficialismo».

No es el único que asegura que el actual plan económico es de corto alcance y habrá que modificarlo a partir de octubre. El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, dejó trascender que será necesario renegociar con el FMI el préstamo de más de 50 mil millones de dólares. El diputado Axel Kicillof interpretó el problema en la misma dirección. Y esta semana el consultor Carlos Melconian, quien fue funcionario del Gobierno, volvió a criticar el plan monetario y fiscal por ser una «propuesta picapiedra». Dijo que sólo permite llegar a las elecciones pero es inviable en el mediano plazo.

 

Pagina/12