Tag

Epidemia

Browsing

Jorge Brugna, medico Infectologo de la localidad de Comodoro Rivadavia se refirió a la tercera etapa de la cuarentena decretada por el Presidente de la Nación y dio su punto de vista  respecto a lo que él recomendaría para hacer en nuestra ciudad.

Se refirió a la situacion epidemiológica en  Comodoro y Rada Tilly ”nosotros estariamos en una ciudad  de menos de 500 mil habitantes que hoy por  hoy no tiene circulacion viral”.

Asimismo agregó “Comodoro tiene dos casos con  diagnostico de infección por el Coronavirus y los controles de todos sus contactos estrechos dieron todos negativos. Siguen habiendo algunos  pacientes internados en terapia intensiva o en sus casas como casos sopechosos”.

“Nosotros  tenemos la frontera  de Comodoro cerrada  desde el 20 de marzo mas o menos,  supongamos que se fue cerrando cada vez mejor y vamos  a contar a partir del primero de este mes, es  decir que hace 27 dias en Comodoro no tenemos más que esos dos casos”

Al respecto agregó “las personas asintomaticas contagian igual, y si hubiera  personas asi tendriamos ya gente que hubiese muerto en terapia intensiva, con asistencia mecanica respiratoria, porque los asintomaticos al contagiarse contagian a personas de edad, con factores de riesgo y asi aparecerian casos graves, en Comodoro no hay nada de eso, no hay ninguna muerte en terapia intensiva que haya dado positivo  para el coronavirus”.

Por su parte Brugna manifestó “Yo creo que hay que hacer un equilibrio, pero hoy en día la cuestión económica en Comodoro empieza a ser más grave, y hoy soy partidario de volver a trabajar”.

Por ultimo dijo “No tenemos epidemia porque hemos cumplido con la cuarentena, gracias a los trabajos de los equipos de salud y de policia federal que evitaron ingresos en la provincia y los que ingresaron se controlaron”

La Organización Mundial de la Salud utiliza distintas categorías para la clasificación de las enfermedades, teniendo en cuenta su extensión poblacional. Todas están explicitadas en un documento sobre Alerta y Respuestas Mundiales.

Epidemia

Se utiliza este término cuando una enfermedad aparece en una comunidad o región cuando la cantidad de casos es demasiado grande e inesperada para ese momento y lugar. El número de casos en una epidemia es diferente según: el organismo que la provoca, el tamaño y tipo de población expuesta, la falta de exposición anterior a la enfermedad, y el tiempo o lugar en que ocurre.

Endemia

Está indicado su uso cuando alguna enfermedad se mantiene por mucho tiempo en una población o en una zona geográfica determinada. En ese caso, generalmente la enfermedad se mantiene estable en el tiempo o varia según las estaciones.

Pandemia

Se aplica cuando una epidemia se extiende más allá de las fronteras de un país y por varios continentes.

Por su parte el Ministerio de Salud de la Nación reproduce esta clasificación y agrega el concepto de brote epidémico para describirla aparición de una epidemia en un área geográfica reducida y durante un corto lapso de tiempo.

Una pandemia es una epidemia que se extiende en distintos países y continentes. Durante una pandemia hay un alto grado de infectabilidad y un fácil traslado de la enfermedad de un sector geográfico a otro.

Entre los fenómenos asociados a epidemias, brotes y pandemias, el área de salud explica que tienen mayor potencial de riesgo en nuestro país la gripe, el dengue, la fiebre chikungunya, el zika y el cólera. Es importante tener presente un conjunto de recomendaciones básicas para el cuidado de la salud ante los temas mencionados, ya sea antes, durante o después de haberse presentado la enfermedad.

El mundo «simplemente no está listo» para lidiar con la expansión de la epidemia del nuevo coronavirus, afirmó hoy Bruce Aylward, jefe del equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a su regreso de la misión realizada en China.

Se necesita «estar preparado para manejar esta situación a mayor escala, y debe hacerse rápidamente», destacó Ayward, canadiense con larga experiencia en crisis sanitarias.

Los últimos datos indican que el virus continúa expandiéndose a escala planetaria; en los más de 30 entre países y regiones directamente golpeadas, el contagio superó los 80 mil casos confirmados, de los cuales 77.658 están concentrados solo en China.

Las más de 2700 muertes se registran principalmente en ese país asiático, en particular en Hubei, la provincia epicentro de la epidemia.

Con más de 9000 pacientes aún en estado crítico, los datos del pasado lunes mostraron 71 decesos en Hubei, en un mínimo de poco más de dos semanas.

Días atrás, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que el mundo debe prepararse para una «eventual pandemia» de coronavirus.

En su informe diario, pidió «concentrase en la contención». «Cada país debe hacer sus evaluaciones según su contexto. También nosotros lo haremos, monitoreando la situación las 24 horas», agregó.

En tanto, en Corea del Sur, la situación parece empeorar y el gobierno anunció querer hacer las pruebas a los más de 200 mil fieles de la Iglesia de Jesús Shincheonji, culto fundado en 1984 por el pastor Lee Man-hee que tiene sede en la ciudad de Daegu y al que se puede atribuir cerca del 60 por ciento de los casos de infección total, elevado a 977 con 11 muertos.

Fue el mismo Lee el que aceptó suministrar a las autoridades la lista de los fieles estimados en 215 mil; el brote comenzó de una mujer de 61 años muy activa en la comunidad, que resultó una «súper difusora».

En Japón, una cuarta persona murió después de ser llevada al hospital de la cuarentena pasada realizada en el Diamond Princess, el crucero atracado en el puerto de Yokohama.

En Tokio se intensificaron las críticas a las medidas del gobierno para afrontar la crisis que, a este punto, podría incluso poner en serio riesgo el regular desarrollo de los Juegos Olímpicos estivales.

Un italiano de 78 años que dio positivo al nuevo coronavirus ha muerto, anunció este viernes el ministro de Salud italiano, en lo que constituye la primera muerte de un europeo contagiado con el virus.

OMS alertó que «se acaba el tiempo» para frenar la propagación mundial del coronavirus
El hombre llevaba unos diez días hospitalizado en Véneto, en el norte de Italia, por una enfermedad no relacionada con el coronavirus, precisó el ministro, Roberto Speranza.

El anuncio se produce tras el cierre de todos los espacios públicos y la anulación de los actos deportivos y religiosos en 11 ciudades del norte de Italia (diez en Lombardía y una en Véneto), debido a la aparición de nuevos casos de contagio.

Adriano Trevisan era una de las dos personas infectadas en Véneto, mientras que cinco médicos y otras diez personas son portadores del nuevo coronavirus en Lombardía. Aparentemente frecuentaban el mismo bar y grupo de amigos.

La decisión de cerrar espacios públicos y cancelar los actos deportivos y religiosos en 11 ciudades se tomó después de que se identificara un primer foco de infección en Codogno, cerca de Lodi.

En esta zona situada a unos 60 km al sudeste de Milán, más de 50.000 personas han sido puestas en semiconfinamiento en sus casas.

El jefe del gobierno italiano, Giuseppe Conte, aseguró el viernes desde Bruselas que «todo está bajo control», y subrayó que el gobierno mantuvo un «nivel muy alto de protección».

La epidemia ya ha causado más de 2.200 muertos e infectado a más de 75.000 personas en China continental y más de 1.100 en otras partes del mundo.

Las muertes por el coronavirus en toda China aumentaron en las últimas 24 horas en 121 personas hasta alcanzar los 1.380 fallecidos, informó este viernes la Comisión Nacional de Salud del país asiático. En tanto, argentinos residentes en China difundieron hoy un video en el que piden la repatriación de los 14 compatriotas que permanecen en la provincia de Hubei, donde se encuentran aislados desde hace 23 días por el brote de coronavirus que afecta al país asiático.

Según los datos facilitados por la Comisión de Salud en su página web, hasta las medianoche del jueves se contabilizaron además 5.090 nuevos infectados, lo que eleva a 63.581 el número de casos detectados hasta ahora en China.

Las autoridades chinas informaron el jueves de un cambio en los criterios de diagnóstico para confirmar los casos, lo que disparó el balance de afectados por el coronavirus en toda China, con más de 15.000 nuevos infectados y 254 muertes en un solo día, según los datos oficiales.

Hasta ahora los pacientes se confirmaban por medio de unos test realizados con unos equipos que escasean en la provincia y ahora los médicos tendrían más atribuciones para poder confirmar un caso. Con los nuevos criterios, bastará con diagnosticar a los pacientes con tomografías computarizadas para confirmar las infecciones, lo que permitirá aislar más rápidamente a las personas afectadas.

Hasta la fecha, todos los decesos menos dos –en Filipinas y Hong Kong– se han producido en la China continental y, aunque una treintena de países tienen casos diagnosticados de neumonía de Wuhan o COVID-19, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

En tanto, un grupo de argentinos difundió un video en el solicitan la repatriación de los 14 compatriotas residentes en la provincia de Hubei. «A la Argentina llega mucha información, alguna errónea y otra cierta. Por eso queremos que sepan que la situación en cada provincia es distinta. Nosotros estamos bien pero hay compatriotas en la ciudad de Wuhan y en la provincia de Hubei que necesitan ser escuchados. Hubei es el epicentro del coronavirus, hace más de 20 días que estamos en estado de aislamiento en nuestras casas”, cuentan.

“Somos 14 argentinos que ya hemos agotado todas las instancias formales de repatriación. Nuestra situación es difícil, estamos restringidos a salir a la calle, a ir a comprar al supermercado o simplemente salir a caminar. Entre nosotros tenemos cuatro niños viviendo esta situación de los cuales el mayor tiene seis y el menor apenas ocho meses”, relataron en las redes.

“Nuestro día a día es pasar el tiempo en una departamento. Otros apenas en un cuarto. Con todos los altibajos emocionales que esto implica. Ya hemos pedido ayuda al consulado, pero aún no hemos podido concretar la gestión de nuestra repatriación. Como ustedes sabrán, muchos países han evacuado a sus ciudadanos de Hubei, pero aún nosotros no recibimos respuesta. Hagamos este video viral para conseguir una solución de forma urgente. Muchas gracias por tu tiempo, ayudanos a difundirlo», concluye el mensaje.

El video, suscripto por la “comunidad de argentinos residentes en China”, fue acompañado de un comunicado en el que señalan: “Actualmente se estima que somos 2000 los argentinos residentes en el país, unos 1000 con asiento regular, y de esos 1000 ciudadanos argentinos, sólo 14 necesitan y han solicitado ayuda a nuestra Embajada en Beijing, la que se ha manifestado imposibilitada de colaborar en su evacuación de la provincia epicentro del brote”.

“Todos ellos, adultos y niños perfectamente sanos, luego de 3 semanas de aislamiento cada vez más riguroso, han alcanzado un límite psicológico y físico para seguir sobrellevando la situación en un país en el que, a pesar de recibir contención y apoyo de otros miembros de la comunidad, ya les es muy difícil continuar», advierte la nota.

“Palabras de aliento ya no alcanzan. Se necesitan acciones. Por lo antedicho, instamos al público en general a unirse a nosotros en este pedido al Gobierno argentino para que apoye a la Embajada en Beijing y se extremen los medios necesarios que lleven a destrabar la autorización de evacuación de estos ciudadanos argentinos de manera inmediata”, exhorta el comunicado.

El vicecanciller argentino, Pablo Tettamanti, dijo este viernes que «en la medida que podamos encontrar una vía para que salgan de China lo vamos a hacer», en referencia al pedido de repatriación de los 14 argentinos residentes en la provincia china de Hubei, foco de la epidemia de coronavirus, aunque desestimó que se trate de «una emergencia».

«Se está haciendo todo lo posible y en la medida que podamos encontrar una vía para que salgan de China lo vamos a hacer», afirmó Tettamanti en declaraciones a TN, luego de que una argentina que está en Hubei dijera esta mañana que solicitarán «la repatriación de los 14 compatriotas que se encuentran aislados desde hace 23 días» por la epidemia. Tettamanti señaló que «no hay una emergencia. Somos conscientes de que no es una situación en la que están infectados o hay que salvar una vida”.

Por otra parte, el diplomático aseguró que la Cancillería se mantiene «en contacto permanente» con los argentinos a través del consulado en Beijing y destacó «las condiciones estrictas que impuso el gobierno chino para evitar el contagio».

Sobre la modalidad de la repatriación, Tettamanti señaló que «estamos en contacto con Colombia y Ucrania para ver qué posibilidades nos pueden ofrecer a nosotros pero no queremos generar falsas expectativas” y relató que hubo una gestión para traer a los argentinos en un avión que repatrió a brasileños, «pero a último momento no hubo lugar».

El diplomático dijo que China prohíbe el ingreso de aviones comerciales, por lo que las aeronaves que aterrizan allí para evacuar a sus ciudadanos «son propias de los países y financiados por ellos».

Respecto de la posibilidad de instrumentar un vuelvo de las mismas características para evacuar a los 14 argentinos, el vicecanciller dijo que hasta ahora «no hemos estado en condiciones de tomar esa medida. Vamos a ver si llegado el momento y si no conseguimos otra manera».

«Sabemos la angustia que están pasando y entendemos su pedido. Ellos saben que estamos haciendo los esfuerzos que están a nuestro alcance. Cuando hablamos con ellos tratamos de no generar falsas expectativas porque no hemos podido hacer una evacuación propia», finalizó.

El consumo de especies silvestres por países como China, no solo es peligroso para la salud, sino también poco sustentable para la biodiversidad del planeta.

A raíz de la epidemia del Coronavirus y la búsqueda de un animal transmisor responsable, mucha gente ha descubierto que hay una sopa que incluye un murciélago flotando en medio del plato.

Tanto por los platos tradicionales, como por la Medicina Tradicional China, el consumo de especies silvestres de animales y plantas, están llevando a varias al borde de la extinción. Ambos usos, alimentación y medicinal, tienen un factor en común: el dudoso estado de sanidad que posee lo que se consume. No hay controles, y mucho menos cuando la comercialización se realiza en el mercado negro y a partir del tráfico ilegal de especies.

En el caso particular de la Medicina Tradicional China, es la misma Organización Mundial de la Salud la que advierte que “estos tratamientos carecen de una base científica, como en el caso de aquellos basados en cuernos de rinoceronte o huesos de tigre, que tienen su origen en supersticiones asociadas a animales con una fuerte carga simbólica por su tamaño o su fiereza, y que están llevando a la extinción a varias especies del planeta”.

Esta forma de curar tan particular se basa en el tratado de medicina china escrito por Li Shizhen durante la Dinastía Ming (1578). Es la obra más característica de la medicina de ese periodo. Pero claro, en aquel momento la población del gigante asiático era de 66 millones de habitantes, hoy superan los 1.300 millones. Con semejante población, no hay especie animal o vegetal que aguante. Si bien es cierto que el consumo como alimento se redujo en los grandes centros urbanos, sigue persistiendo en las zonas marginales y en los poblados del interior, donde los controles sanitarios son aún más endebles. El principal problema radica en que algunos animales pueden portar un virus sin estar enfermos y transmitirlo a otras especies.

El uso medicinal persiste en los sectores más acaudalados de la población y en la clase media asiática cuyo poder adquisitivo está en crecimiento. Los altos precios que se pagan tienen que ver con que conseguir partes de animales que comienzan a escasear, es cada vez más caro.

NO HAY JUSTIFICACIÓN

Algunas de las especies más afectadas por el furtivismo, alimentado por la Medicina Tradicional China, son rinocerontes, tigres, leones asiáticos y pangolines.

El cuerno de rinoceronte, no tiene ningún valor terapéutico real ya que está formado por la misma proteína, la queratina, que forma las uñas y el pelo de todos los mamíferos, incluido el hombre. Consumir cuerno de rinoceronte tiene el mismo poder curativo que comerse las uñas. Del tigre se utilizan distintas partes tales como huesos, ojos, bigotes y dientes. Como ocurre en el caso del cuerno de rinoceronte, estos tratamientos no tienen base científica, ya que la composición de los huesos, bigotes o dientes de un tigre no difiere en absoluto de la de humanos, perros o cabras.

Esta última semana, en la posible lista de sospechosos de portar el Coronavirus, aparece el pangolín, como un viable “huésped intermedio” que facilitó la transmisión del virus entre el murciélago y los humanos. La carne de este mamífero es muy solicitada por los acaudalados chinos, que la consideran un manjar en dicho país. Así, los ejemplares vivos suelen venderse de forma ilegal como alimento o, una vez muerto, solo sus escamas y vísceras secas a las que se les atribuyen propiedades curativas. En 2016, los operarios de aduanas de Hong Kong detectaron un cargamento de 4.000 kilos de sus escamas en un barco procedente de Camerún, país donde también habitan. Su valor en el mercado negro rondaba los 10 millones de dólares.

Para paliar este impacto medioambiental, en 1993 el Consejo de Estado de China prohibió la venta de huesos de tigre y cuernos de rinoceronte, pero no fue suficiente. Algunas  compañías farmacéuticas incluso están desarrollando componentes sintéticos imitando los principios activos de las partes animales en cuestión, así por ejemplo, puede encontrarse hoy en día hueso de tigre en polvo y bilis de oso sintéticos.

¿LA CULTURA LO JUSTIFICA TODO?

No se trata de si se respeta o no la cultura de un país. Existen conductas culturales del ser humano que son centenarias, pero como justamente se llevaban a cabo hace muchos años, hay que considerar que la cantidad de habitantes no era la misma, no sufrían el calentamiento global de hoy en día y desconocían absolutamente los efectos que podrían tener sobre las poblaciones animales y vegetales.

Hoy no puede alegarse desconocer el estado en que se encuentra el planeta. Por “cuestiones culturales” no puede justificarse todo ya que la extinción es para siempre.

El número de muertes por el nuevo coronavirus se ha incrementado a más 800 personas alrededor del mundo y ya ha superado el de víctimas fatales que dejó el brote de SARS hace casi dos décadas, cuando murieron 774 pacientes y enfermaron más de 8.000 en una veintena de países.

En las últimas 24 horas, Hubei, la provincia donde se originó el brote, reportó 2.147 casos nuevos y 81 decesos. Con esta cifra, el número de infectados en la China continental alcanza 37,198 y 811 fallecidos, a los que se suma una víctima en Hong Kong y otra en Filipinas, informan medios locales.

Mientras tanto, la cantidad de personas infectadas en otros países continúa aumentando y de momento, 2.150 personas se han recuperado.

Este sábado, a cinco ciudadanos británicos, cuatro adultos y un niño, se les diagnosticó infección por coronavirus 2019-nCoV, cuando visitaban un resort de esquí en Contamines-Montjoie, al este de Francia.

Por otra parte, el Ministerio de Salud de Japón confirmó tres nuevos casos de coronavirus entre las personas que están a bordo del crucero Dimond Princess, puesto en cuarentena en el puerto de Yokohama. De este modo, el número total de casos en la embarcación aumenta a 64.

Respuesta de la comunidad científica
La Organización Mundial de la Salud (OMS) está convocando un foro mundial de investigación e innovación para movilizar la acción internacional en respuesta al nuevo coronavirus. «Aprovechar el poder de la ciencia es fundamental para controlar este brote», expresó el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El encuentro se celebrará el 11 y 12 de febrero en Ginebra (Suiza). Los expertos se basarán en las investigaciones previas sobre el SARS y el coronavirus MERS con el fin de acelerar la información científica e identificar los productos médicos más necesarios para reducir el impacto del brote.

Ya van más de 24.631 casos confirmados, 494 fallecidos y más de 40 millones de personas bajo clausura total o parcial por el Coronavirus, una enfermedad contagiosa y letal que se originó en la ciudad de Wuhan, en el centro de China.

Los primeros registros del virus datan del 31 de diciembre de 2019, cuando las autoridades sanitarias informaron la aparición de 27 casos con síntomas similares a un resfriado común, que empeoraban con el pasar de las horas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los signos más comunes son: fiebre alta, dolor de cabeza y dificultad respiratoria. En los casos más graves, estas infecciones pueden causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso, la muerte.

Esta nueva cepa denominada 2019-nCoVnunca antes vista en humanos- es una amenaza latente que pone en jaque a varios países por su rápida diseminación y letalidad. Si bien aún no se registran casos en América Latina, es importante estar informado de todo lo que está ocurriendo con la enfermedad. Por eso, aquí te presentamos las 10 cosas que necesitas saber sobre el Coronavirus:

     1. ¿Dónde comenzó el brote? 

Las autoridades en materia sanitaria de China creen que el virus se originó en un mercado de mariscos y aves de corral en Wuhan (una ciudad de 11 millones de personas en el centro de China) que “realizó transacciones ilegales de animales salvajes”. Sobre qué animal es la fuente exacta del virus sigue sin aclararse. Sin embargo, un estudio publicado el pasado 28 de enero por la revista Science China Life Sciences descubrió que el coronavirus q está estrechamente relacionado con una cepa que existe en los murciélagos.

El virus toma su nombre debido a su aspecto de corona bajo el microscopio, y pertenece a una gran familia de patógenos comunes.

     2.  ¿Cómo se transmite? 

Si bien en un principio se dijo que el contagio solo ocurría con el contacto de animales, el pasado martes 14 de enero, las autoridades chinas confirmaron -por primera vez- que el virus se está transmitiendo de persona a persona. Una médico infectóloga consultada por el portal Infobae, afirmó que la transmisión de estos virus se produce a partir de las gotitas respiratorias al toser o estornudar, el contacto estrecho interpersonal que incluye darse la mano, tocar un objeto o superficie que contenga al virus y luego tocarse la boca, nariz u ojos sin haberse lavado previamente las manos.

Científicos revelaron que cada persona infectada le puede transmitir el virus a entre 1,4 y 2,5 personas y también que los pacientes pueden contagiar el virus aún antes de que los síntomas aparezcan. El lapso de tiempo entre la infección y la aparición de los síntomas -conocido como el período de incubación- es de entre uno y 14 días.

     3.  ¿Cómo prevenir su contagio?

De acuerdo con los consejos de la OMS, para prevenir el contagio se debe evitar el contacto cercano con personas que sufren infecciones respiratorias, lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto sin protección con animales de granja o salvajesmantener distancia con el resto de la gente, cubrirse la boca al toser y estornudar con pañuelos desechables o ropa, y lavarse las manos.

La enfermedad puede detectarse a través de pruebas de laboratorio y análisis de sangre, pero para el coronavirus es necesario obtener muestras de lavado bronquial, aspirado bronquial, líquidos pleurales o una biopsia pulmonar del paciente.

     4.  ¿Hay tratamiento?

Hasta los momentos no existe una vacuna que pueda proteger a las personas contra el Coronavirus, pero los investigadores están trabajando para desarrollar una en el menor tiempo posible. Además, China está creando un hospital exprés para atender la emergencia sanitaria.

La OMS reconoció que hasta los momentos no hay un tratamiento específico para la enfermedad debido a lo reciente y el poco conocimiento que aún se tiene sobre el virus, sin embargo eso no lo hace incurable, los pacientes que han recibido tratamiento con antivirales genéricos que contienen la infección se han recuperado.

     5.  ¿Cómo se puede frenar el virus?

Se sabe que el virus no parará por sí solo. Dependerá de las medidas que tomen las autoridades para poner fin al brote de coronavirus. Se espera que las investigaciones realizadas en torno a la vacuna contra el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS), que también es un coronavirus, podrían facilitar esta labor.

     6.  ¿Qué está haciendo China?

Mientras los científicos encuentran una vacuna para el nuevo virus, las autoridades han sellado Wuhan, suspendiendo vuelos y trenes. Al menos 12 ciudades chinas se apegaron a las restricciones de transporte y de aislamiento. China construyó un hospital exprés en tan solo 10 días para atender solamente a los afectados con el coronavirus. Con una capacidad para 1.000 camas, el nuevo hospital, se ha levantado con módulos prefabricados, cuenta con 1.400 médicos con experiencia en la lucha contra el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) del Hospital de Xiaotangshan de Pekín o que participaron en la misión contra el ébola en Sierra Leona y Liberia.

     7.  ¿Emergencia global o internacional?

La Organización Mundial de la Salud decidió el pasado 30 de enero declarar que el nuevo brote de coronavirus es una emergencia de salud pública de importancia internacional. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización, afirmó que La decisión se ha tomado “no por lo que pasa en China, sino por lo que pueda pasar en otros países con sistemas más débiles”.

Para declararla la Organización exige tres criterios: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo de rápida expansión en otros países y que requiera una respuesta coordinada internacional.

La última vez que la OMS declaró una emergencia de este tipo fue con el brote de ébola en África. Otras ocasiones en las que se ha llegado a este extremo han sido el brote de H1N1 asociado a la famosa gripe A y el virus del Zika.

     8.  Países confirmados con Coronavirus

China, Japón, Malasia, Singapur, Corea del Sur, Hong Kong, Corea del Sur, Taiwan, Tailandia, Vietnam, Nepal, Camboya, Sri Lanka, Australia, Estados Unidos, Francia, Alemania, Vietnam, Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Italia, Rusia, Filipinas, India, Ucrania, Nepal, España, Finlandia, Camboya y Suecia.

El número de casos nuevos de coronavirus aumenta rápidamente, es por eso que el Centro de Ciencia e ingeniería de Sistema de a Universidad Johns Hopkins creó un mapa para conocer el estatus de la enfermedad en tiempo real. La herramienta señala las regiones donde los pacientes han sido diagnosticados con coronavirus: cuantos más casos haya en una región, más grande será su punto en el mapa (en este momento, el punto más grande pertenece a la provincia de Hubei, donde se originó el brote). El mapa también rastrea

muertes, en total y por ciudad basándose en los datos de los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU, Europa y China, y el sitio web chino DXY.

     9.   ¿Qué pasa si llega a Argentina?

La primera línea de defensa es Sanidad de Fronteras, que depende del Ministerio de Salud y controla todas las enfermedades infecto-contagiosas de interés para la salud pública. Esta dependencia es la que se encarga del manejo de casos sospechosos detectados camino a la Argentina, por ejemplo, en un avión que llega a Ezeiza.

Según explicó a LA NACION la infectóloga Judit Díaz Bazán, subsecretaria de Calidad, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, el pasajero es quien advierte a la tripulación de sus síntomas. Si estos son acordes al cuadro esperable del coronavirus -similares a los de la gripe- y el viajante en cuestión viene de China o tuvo contacto reciente con una persona que estuvo en ese país desde la aparición del brote, se lo considera un caso sospechoso.

A partir de ahí, se da la alerta a Sanidad de Fronteras y se le entrega un barbijo al pasajero en cuestión. Además, se toma contacto con los casos «expuestos»: la tripulación y los pasajeros que estuvieran a dos metros alrededor del paciente sintomático. Finalmente, se traslada a todas esas personas al hospital correspondiente.

El Hospital Zonal General de Agudos Alberto Eurnekian está en Ezeiza, a unos 16 kilómetros del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. Junto con el Hospital Cetrángolo está listo para activar el protocolo hospitalario del coronavirus.

«El paciente que viene del aeropuerto llega con personal entrenado: desde el conductor hasta el enfermero y el médico. Se lo recibe como un cuadro de sospecha e ingresa con barbijo. Lo primero que se hace es la toma de las muestras, tanto de secreciones traqueobronquiales como de esputo, o bien hisopados de fauces», explica el doctor Juan Ciruzzi, director del Eurnekian, mientras sostiene la pipeta de plástico que contiene el hisopo. En el fondo del recipiente, hay un gel que conserva la muestra durante su traslado hacia el Instituto Malbrán, donde se realiza el testeo con un reactivo específico.

Por su parte, el Cetrángolo estableció esta semana el protocolo de atención para detectar posibles casos de coronavirus. El primer paso es la recepción del paciente por parte del personal administrativo, que le pregunta si tiene fiebre. Si es así, se le entrega un barbijo y se lo deriva a un consultorio especializado en el que el personal médico determina la posibilidad de que se trate de un caso de coronavirus. De ser necesario, se toma una muestra y se la envía al hospital Posadas para descartar la presencia del patógeno, mientras el paciente permanece aislado, bajo observación.

El establecimiento especializado en patologías neumonológicas cuenta con una capacidad total de 40 camas, dos de las cuales se encuentran en áreas de aislamiento ubicadas, respectivamente, en las zonas de guardia y terapia intensiva. Además, se implementó la colocación de respiradores artificiales, ante la posibilidad de que ingresen pacientes con síntomas severos.

      10.  Antecedentes

Solo dos epidemias mortales fueron causadas previamente por la vasta familia de los coronavirus: el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y el MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio).

Según la OMS, la epidemia del SRAS dejó 774 muertos en el mundo de 8.096 casos en 2002/2003 antes de ser contenida, es decir una tasa de mortalidad de 9,5%. La epidemia MERS, todavía en curso, dejó 858 muertos de 2,494 casos desde septiembre de 2012 (tasa de mortalidad de 34,5%). El nuevo virus ‘es menos mortal que los del SRAS y del MERS. Pero parece más contagioso’, según la ministra francesa de Sanidad, Agnes Buzyn.

Un grupo de investigadores del Primer Hospital de la Universidad de Lanzhou (China) ha publicado este viernes dos radiografías de tórax de una mujer infectada por el coronavirus 2019-nCoV en la revista Radiology. La segunda—tomada al cabo de 3 días—mostró los signos del avance de la enfermedad.

La mujer, de 33 años, trabaja en Wuhan y viajó a la ciudad de Lanzhou un día antes de que empezaran sus síntomas. Transcurrido un tiempo, tuvo que acudir al hospital, ya que para ese momento llevaba 5 días con tos y 39 ºC de fiebre. Los médicos detectaron que la paciente, que se mantiene en el anonimato, presentaba una respiración «áspera» y un recuento bajo de glóbulos blancos: signos de la infección.

A través de las radiografías, los médicos observaron unas manchas blancas en la esquina inferior de sus pulmones, llamadas por los especialistas como la «opacidad de vidrio esmerilado».

El radiólogo de la Universidad Thomas Jefferson (EE.UU.), Paras Lakhani —que no participó en el estudio, pero examinó las imágenes—, explicó que son habituales en pacientes enfermos de neumonía común y muestran la presencia de líquido en los espacios pulmonares. No obstante, especificó que no son un síntoma claro para diagnosticar el nuevo coronavirus en un paciente, informa Business Insider.

«Si no supiera sobre este brote, leería el escaneo y simplemente diría: ‘Está bien, este paciente tiene neumonía’, porque eso es lo más común que vemos», dijo Lakhani, señalando que los coronavirus en general afectan al tracto respiratorio y también pueden causar neumonía y un resfriado común.

Pero en este caso, los investigadores detectaron que las manchas se extendían hasta los bordes de los pulmones de la mujer, una característica que también se había detectado en los pacientes con SARS y MERS. Lakhani indicó que en las imágenes detectaron que el nuevo brote tiene «muchas características similares» con las otras dos epidemias.

El virus empeora después de 3 días
Para descartar que no se tratara de una neumonía, los especialistas repitieron las radiografías al cabo de 3 días, cuando la paciente ya había recibido su tratamiento, y descubrieron que las manchas blancas se habían vuelto más extensas y pronunciadas.

La mujer siguió empeorando, aunque en el hospital se le administró una proteína utilizada para tratar infecciones virales, llamada ‘interferón’, junto a otros medicamentos como esteroides o los que ayudan a abrir las vías respiratorias.

«La neumonía generalmente no progresa rápidamente. En general, la mayoría de los hospitales la tratan con antibióticos y los pacientes se estabilizan y comienzan a mejorar», dijo Lakhani, agregando que los pacientes con SARS tuvieron el mismo desarrollo que mostraron las radiografías.

No es una medida segura para detectar un coronavirus
A pesar de haber detectado cambios pulmonares en la paciente mediante las radiografías, el especialista agregó que por sí solas no son una medida demasiado segura para identificar un coronavirus, sino que es mejor recurrir a una prueba de laboratorio, que consiste en tomar muestras de saliva o mucosidad de la nariz y la boca de un paciente o de la flema que puede escupir mediante la tos.

Todo y así, señaló que la prueba tampoco es del todo eficaz, ya que solo se puede detectar el virus cuando una persona muestra síntomas. Asimismo, reveló que los síntomas del nuevo coronavirus incluyen fiebre, escalofríos, dolores de cabeza, dificultad para respirar y dolor de garganta.

Otros datos del Coronavirus 2019-nCoV
Últimamente también han aparecido las primeras descripciones clínicas del nuevo coronavirus.

Este jueves, la revista The Lancet publicó un estudio que describe el curso de la enfermedad en 99 infectados de Wuhan. Así, los científicos encontraron que la mitad de ellos trabajaron o visitaron el mercado de esa ciudad, donde comenzó la propagación de la infección. En la mayoría de los casos, la enfermedad se acompañó de tos, fiebre e insuficiencia pulmonar, mientras que en tres cuartos de los casos se desarrolló una neumonía bilateral. Además, los médicos confirmaron que el 2019-nCoV afecta principalmente a los ancianos y a aquellos que tienen enfermedades concomitantes.

Mientras tanto, un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine precisó el período de incubación —desde que el virus entra en el organismo hasta que muestra sus primeros síntomas—, que ha sido de 5,2 días en promedio, aunque puede variar dependiendo de cada paciente. Por su parte, la OMS comunicó este lunes que el período de incubación puede oscilar entre 2 y 10 días.

Asimismo, ya se sabe que el 2019-nCoV puede transmitirse de persona a persona, pero aún no está claro con qué facilidad esto ocurre, lo cual es ahora una de las cuestiones más importantes por determinar.

Inicialmente, las autoridades chinas hablaron de un potencial limitado de infección, pues solo familiares de las personas ya enfermas o trabajadores médicos estaban infectados. Pero ahora ya apareció evidencia de transmisión de persona a persona incluso fuera de China. Así, este jueves transcendió que una residente de Illinois (EE.UU.) infectada con el coronavirus transmitió ese microorganismo a su marido.