Tag

Entre Rios

Browsing

Un hombre de 30 años acusado de haber cometido cinco homicidios en ocho meses, todos de 2015, fue condenado este jueves a una pena única de prisión perpetua, en el marco de un juicio oral y público realizado en los Tribunales porteños por dos de esos crímenes, cometidos en la ciudad de Buenos Aires.

Se trata de Javier Hernán Pino, quien sumó así una tercera condena a prisión perpetua, dado que por los otros tres hechos –dos de ellos tuvieron como víctimas a dos hermanos rosarinos y al tercero lo perpetró en una localidad de Santiago del Estero– ya había sido condenado también a la máxima prevista en el Código Penal, con lo cual la nueva sanción quedará unificada con las demás. El entrerriano cumplirá la pena en la cárcel de Coronda, donde estuvo apresado todo este tiempo.

Pino escuchó la lectura de la sentencia con la mirada enfocada en el piso, como en casi todo el desarrollo del juicio oral. Y apenas levantó la vista para dedicarle una mirada y una sonrisa burlona a la hermana de una de las víctimas, quien se encontraba en la sala a la espera de la resolución de este juicio.

“Por lo menos que no siga matando gente”, dijo luego del veredicto, conmovida y en medio de lágrimas, Daniela Sosa, hermana de Claudia Sosa, de 32, asesinada el 8 de abril de 2015 de un balazo en la nuca en el departamento en el que vivía, en Tucumán 1545, cerca de los Tribunales de Capital Federal  y frente a la ex comisaría 3ª.

Según lo acreditado en el juicio, el asesino se llevó de ese lugar una computadora, un celular y unos 1.900 pesos y dejó en la escena del crimen la vaina servida calibre 9 milímetros que, después se supo, salió de la pistola de su propiedad.

En los días previos al homicidio, Pino había intercambiado con Claudia Sosa 83 mensajes de texto. El asesino serial tenía una amistad con ella, que era masajista, e incluso la había ayudado a mudarse a ese departamento. El hombre dejó su ADN en una cucharita hallada en una taza de café que tomó en la casa.

El otro crimen juzgado en este proceso que concluyó este jueves, Pino lo había cometido dos meses antes que el de Claudia, el 16 de febrero de 2015. En este caso la víctima había sido un comerciante de nacionalidad china llamado Ni Qi Fu, de 40 años, a quien le disparó ocho balazos que impactaron en cabeza, tórax, abdomen y brazo izquierdo.

Tanto en estos dos casos como en los otros tres homicidios, el modus operandi de Pino –detenido finalmente en octubre del 2016 en la localidad de Frías, en Santiago del Estero– fue el mismo: establecía vínculos de confianza con sus víctimas para luego cometer los homicidios y robarles. Casi siempre les disparó por la espalda y con una pistola calibre 9 milímetros con silenciador.

De hecho, Pino, oriundo de Entre Ríos  y que cumplirá su condena en la cárcel de Coronda, es comparado con el mayor asesino serial de la historia criminal argentina, Carlos Robledo Puch, conocido con el nombre de “El Ángel de la Muerte”.

Los otros tres homicidios por los que Pino ya fue condenado en otros dos juicios a prisión perpetua son el de Ariel Fernando Ríos (28), un playero de una estación de servicio de la localidad salteña de El Galpón, el 13 de julio de 2015, y el de los hermanos Agustina (28) y Javier Ponisio (25), cometidos el 16 de octubre de 2015 en Rosario.

Por ese motivo, la condena a prisión perpetua resuelta este jueves por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 3 de la Capital Federal por “homicidio criminis causa, en concurso real con robo agravado por uso de armas de fuego”, quedó unificada con las otras dos.

Así lo resolvieron por unanimidad los integrantes del Tribunal, conformado por los jueces Gustavo Rofrano, Miguel Ángel Caminos y Gustavo Valle, y coincidió con el pedido que había sido planteado por el Ministerio Público Fiscal, representado por el fiscal Andrés Madrea.

“Se cierra una etapa muy dolorosa”

“Él no va a matar más a nadie, es el único alivio que voy a tener después de cuatro años, y ojalá que la Justicia siga actuando así porque hay mucha gente que lo necesita”, expresó en diálogo con C5N Daniela, hermana de la masajista Claudia Sosa (32).

Al finalizar la audiencia, ya en la puerta de los Tribunales porteños, la mujer dijo que el condenado conocía a Claudia y que el día del homicidio “le robó todos los ahorros de su vida, con los que ella iba a viajar una semana después a Estados Unidos a probar suerte”.

“Mi hermana era una persona común, como todas las que mató (Pino), personas que trabajaban y que buscaban una buena vida”, dijo Daniela, tras lo cual agregó que “todas las víctimas le brindaron (al condenado) un lugar para quedarse, bañarse y cobijarse” antes de que los matara “por placer”.

Daniela celebró que “por treinta años Pino no pueda hacer absolutamente nada”, porque “una persona así haría desastres y no puede estar insertada en la sociedad”.

“La Justicia trabajó muy bien, no me puedo quejar, y lo hicimos todos juntos y apoyándonos”, finalizó.

Cronología de un asesino serial

Los cinco homicidios por los que Javier Hernán Pino, de 30 años, fue condenado a tres penas a prisión perpetua se iniciaron en febrero de 2015 en Capital Federal, continuaron en la provincia de Salta y terminaron en octubre de ese año en Rosario con el doble crimen de dos hermanos.

Los dos primeros casos fueron en Capital Federal y son por los que este jueves fue condenado a su tercera máxima pena por el TOC 3.

16 de febrero de 2015: el comerciante chino Ni Qi Fu, de 40 años, fue asesinado de ocho balazos que impactaron en cabeza, tórax, abdomen y brazo izquierdo, en su supermercado de la calle Matheu 29, en Balvanera. Todos los balazos fueron efectuados con una pistola calibre 9 milímetros. En la escena se recuperaron tres vainas y dos proyectiles y del local faltó dinero. El asesino ocultó el cadáver entre dos góndolas y lo tapó con cajones. Dos testigos vieron intercambiar bromas entre Pino y el comerciante antes de que éste fuera asesinado.

8 de abril de 2015: La masajista Claudia Sosa, de 32, fue asesinada de un único balazo en la nuca en el departamento de planta baja que alquilaba en la calle Tucumán 1545, en el barrio de Tribunales, y su cadáver fue hallado una semana más tarde, cuando los vecinos se quejaron del olor nauseabundo que provenía de la vivienda. Según lo acreditado en el juicio, Pino se llevó una computadora, un celular y unos 1.900 pesos y dejó en la escena la vaina servida calibre 9 milímetros de su pistola. También había intercambiado 83 mensajes de texto con la víctima previos al crimen y dejó su ADN en una cucharita hallada en una taza de café que tomó en la casa.

13 de julio de 2015: el playero Ariel Fernando Ríos, de 28, fue asesinado de un balazo que ingresó por encima de la oreja izquierda en una estación de servicios de la localidad salteña de El Galpón. Según lo acreditado por la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, que lo sentenció a su primera perpetua el 10 de mayo de 2017, Pino se ganó la confianza de Ríos y lo asesinó para robar la recaudación, que alcanzó los 70.000 pesos. En ese juicio, Pino lloró, pidió perdón a la familia de Ríos, dijo que el disparo fue accidental y que sólo había ido a robar porque necesitaba dinero para ayudar a su padre que estaba enfermo y había sido detenido en Santiago del Estero por el robo a una financiera.

16 de octubre de 2015: los hermanos Agustina, de 28 años, y Javier Ponisio, de 25, fueron ejecutados de ocho balazos –tres para chica y cinco al muchacho–, con una pistola con silenciador en un doble crimen ocurrido en su casa de la zona sur. Pino se llevó de allí 25.000 pesos, joyas y electrónicos. Se había hecho amigo de Agustina y quedó grabado por una cámara de seguridad saliendo en su auto de la casa, ubicada en Castro Barros al 5500, y fue reconocido por la familia de las víctimas. Al rastrear su teléfono celular, los pesquisas ubicaron a Pino en la localidad de Frías, en Santiago del Estero, donde lo detuvieron cinco días después del doble crimen y le secuestraron pertenencias robadas a los hermanos y dos pistolas marca Taurus calibre 9 milímetros, una de las cuales fue la usada en los cinco homicidios. Por este caso, Pino aceptó un juicio abreviado y el tribunal de primera instancia de Rosario lo condenó el 10 de noviembre de 2017 a su segunda prisión perpetua.

 

 

El Ciudadano Web

Un niño de cuatro años permanecía internado en grave estado luego de haber sido mordido por una víbora yarará de importante tamaño en un área rural del pueblo de Rocamora, en el departamento entrerriano de Uruguay

El incidente ocurrió alrededor de las 16:30 del pasado miércoles cuando el pequeño disfrutaba de un día de pesca junto a su familia

En ese momento, el chico fue atacado por un ofidio de 1,20 metros de largo, el cual fue inmediatamente sacrificado por los familiares

El pequeño fue llevado de inmediato al Hospital Sagrado Corazón, de Basavilbaso, y luego al San Roque, de la ciudad de Paraná, donde permanecía internado en una sala de terapia intensiva

Según informó Riel FM, el niño recibió la mordedura en el pie izquierdo, en el hospital de Basavilbaso recibió suero antiofídico y al ingresar al centro de salud de la capital entrerriana presentaba un sangrado importante provocado por la mordedura del animal. AMR/PT (Noticias Argentinas)

 

 

Grupo La Provincia

Un video se viralizó en las últimas horas, donde un albañil graba el patio de una guardería. Allí se ve a un bebé, sentado en una sillita, llorando mientras afuera llovía. Según narra el hombre, el menor estuvo en esa posición por al menos dos horas sin ningún tipo de cuidado, a pesar de estar en una guardería maternal. El hecho ocurrió en Paraná, Entre Ríos, y ya intervino la Justicia.

El hombre que registró la escena es un albañil que trabajaba en una casa vecina. “Hace dos semanas que estamos acá, y siempre escuchamos los llantos de los nenes. Hoy fue la gota que rebalsó el vaso y por eso decidimos grabar el video“, señaló el joven en contacto con El Nueve.

En su relato, que subió a su muro de Facebook, advertía que esa situación duró al menos dos horas y media sin que nadie interviniera. “No hay nadie. Está en el medio de la lluvia. Nadie lo atiende y el nene se está cayendo”, destacó.

Luego del escrache público, tres patrulleros llegaron al jardín ubicado en la calle Monte Caseros, entre Gualeguaychú y Alem, para corroborar la denuncia.

La defensa de la responsable del lugar

La responsable del lugar, Viviana Barzola, afirmó al mismo medio: “El video me lo mostró la Policía. Yo los dejé entrar, no tengo nada para ocultar. Es su trabajo, pero me perjudicaron, porque no es así como salió en el video”.

“Era la hora del almuerzo, lo sentaron en la silla, lo corrieron para acá y lo entraron para comer. Estaba acompañado, no solo. Fueron, a lo sumo, dos minutos”, sostuvo la docente y desmintió la acusación.

Por otra parte, la responsable de la institución advirtió que iniciará acciones legales contra el hombre que difundió las imágenes. “Quiero saber quién hizo esto y por qué. A mí me perjudicó. Y yo contra eso voy a ir”.

 

 

Mundo TKM

Con el 50 % de las mesas escrutadas el gobernador Bordet arrasa en las primarias y duplica la diferencia prevista en los sondeos de la Casa Rosada

El gobernador Gustavo Bordet, beneficiado por la unidad del peronismo, se perfila como candidato más votado en las PASO
Tras innumerables problemas en la carga de los cómputos y en los sitios oficiales para seguir el escrutinio de las PASO en Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet se impone en los comicios por una diferencia de 19 puntos frente al candidato de Cambiemos, Atilio Benedetti.

Con el 50 % de las mesas escrutadas, el peronista Bordet suma 55,50 % de los sufragios frente al 36, 40 % del diputado radical, lo que lo acerca a una eventual reelección en las generales del 9 de junio.

La amplia diferencia entre el peronismo unido frente a Cambiemos duplica las previsiones del 10 % que manejaba la Casa Rosada y perfila un fortísimo revés electoral que se suma a las derrotas en Neuquén, San Juan, Río Negro y Chubut.

Sin comunicar datos oficiales, pasadas las 22 Benedetti asumió la derrota y dejó el búnker de Gualeguaychú donde esperaban los resultados de los comicios. Antes les agradeció a sus seguidores y dijo que “la verdadera pelea por la gobernación comienza mañana”.

En tanto, Bordet manifestó que el ministro Rogelio Frigerio se había comunicado con él para felicitarlo por la amplia victoria, mientras continuaba en su búnker a la espera del escrutinio final.

El score de Cambiemos sufrió un fortísimo revés si se compara la performance de Benedetti en las legislativas de 2017, en las que arrasó con el 53 % de los votos frente al bloque justicialista que sumó el 38 % de los sufragios. Entonces Cambiemos se había quedado con tres de las cinco bancas en el Congreso y se había impuesto en comunas históricamente dominadas por el Justicialismo.

Las expectativas del candidato radical, secundado por el jefe del PRO entrearriano, Gustavo Hein, apuntaban a que la brecha fuera inferior a los dos dígitos, de manera de poder remontar esos resultados en las generales del 9 de junio.

Similar escenario venía planteando la Casa Rosada que le adjudicaba una diferencia de tan solo 10 puntos, según los sondeos oficiales.

El presidente Mauricio Macri defendió el uso de agrotóxicos alrededor de escuelas rurales. Lo hizo en una conferencia de prensa en Entre Ríos.

Macri visitó la ciudad de Gualeguaychú y allí cuestionó el fallo del Superior Tribunal de Justicia que anuló parcialmente el decreto que delimita las fumigaciones.

“Es irresponsable el fallo por las distancias de fumigación”, aseveró el mandatario, en relación a la disposición judicial que en Entre Ríos anuló un decreto que definía poder producir a 100 metros terrestres y 500 metros aéreos respecto de las escuelas rurales.

“La ley de distancias de fumigación vigente es absurda”, sostuvo Macri en Gualeguaychú. La normativa vigente sería la definida por la Justicia provincial, que definió 1.000 metros terrestres y 3.000 metros aéreos en relación a los establecimientos rurales.

Macri calificó de “irresponsable” el fallo porque “pone en riesgo más del 20% de la capacidad agroindustrial de la provincia”.

Macri estuvo acompañado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, además del precandidato a gobernador por Cambiemos, Atilio Benedetti, y su compañero de fórmula, el intendente de Basavilbaso Gustavo Hein.

 

 

El Destape Web

José Sánchez, un hombre de 39 años que vive con su familia en la pequeña localidad entrerriana de Nogoya, fue el protagonista de una historia que llamó la atención tanto de medios locales como nacionales. Según su relato, encontró un maletín en la calle que tenía 500 mil dólares y una pistola negra. Al cruzarse con el dueño, que había regresado al lugar, se lo devolvió y no aceptó ninguna recompensa. Pero el supuesto gesto solidario no convenció a los investigadores. La Justicia ahora desconfía de su declaración y asegura que no hay evidencias que certifiquen que sea cierta.

El caso fue dado a conocer este fin de semana por el periodista local Maximiliano Medrano, de FM Libertad. José le había mandado un mensaje avisándole que había encontrado el maletín con “mucho dinero” en la calle Paraná, en una zona de la ciudad en donde hay varios comercios. No sabía qué hacer ni cómo contactarse con el señor que se lo había olvidado. Pero ese no era el único dato. El hombre había descubierto en el interior un arma negra, algo que le había generado cierto temor y nerviosismo.

A los pocos minutos, el supuesto dueño del dinero regresó al lugar en una camioneta Chevrolet S-10 de color roja y José le devolvió el bolso. Según su versión de los hechos, que la repitió en varias entrevistas, el hombre se presentó como Guillermo Schultz y le agradeció por su actitud. A tal punto que le ofreció un millón de pesos como recompensa.

Pero José se negó a aceptar ese “premio” por su honestidad. “A mí la plata me gusta ganármela”, aseguró y aclaró que él necesitaba un trabajo en blanco para poder tener una prepaga para su familia. Esa misma noche, el dueño del maletín lo habría llamado a su celular para agradecerle y ofrecerle un empleo.

Al relatar que había un arma, la Justicia intervino de oficio y, a partir de ahí, tanto las autoridades policiales como judiciales notaron que la historia no cerraba: no encontraron a la camioneta ni dieron con el supuesto empresario.

Consultado por TN.com.ar, el fiscal de Nogoya, Federico Uriburu, aclaró que intervino en el caso porque en el maletín, en teoría, había un arma. Y eso podía dar indicio a un posible delito. Pero con el correr de las horas sostuvo que en las cámaras de seguridad de la zona -en especial, las de una pinturería- en ningún momento aparece una camioneta roja.

“Hay cuatro cámaras que apuntan perfectamente hacia la zona que José describió y no se advierte nada. Tampoco ningún movimiento extraño. Lo que dijo no se pudo corroborar”, argumentó a este medio.

Las dudas se intensificaron cuando intentaron identificar al dueño del maletín. José había señalado que el hombre le había dicho que se estaba hospedando en el hotel Quirinale, en Colón. Pero cuando llamaron para confirmar este dato, el encargado indicó que ningún huésped estaba registrado con ese nombre.

Tampoco un control de la Policía Caminera, a siete kilómetros del centro, vio una camioneta roja como la que José había descripto. Para el fiscal, con estas pruebas, la historia no tiene fundamento.

Aunque tampoco descartó que los datos aportados por el dueño del maletín hayan sido falsos. Siguiendo esa línea, el empresario -acorralado con 500 mil dólares en efectivo y un arma- pudo haber mentido para no ser descubierto en un posible delito. “Tranquilamente podría ser que este hombre le haya dado un nombre falso. Tal vez aparezca mañana (por el miércoles) y todo cambie. Pero con la evidencia a la que tuvimos acceso, no nos parece verosímil”, concluyó.

 

 

 

La Provincia SJ

Un hombre que se dedica a hacer changas, José Sánchez, encontró un maletín con medio millón de dólares y decidió devolverlo a un empresario sin aceptar recompensa. Sólo pidió un trabajo en blanco.

El hecho tuvo lugar en Nogoyá, Entre Ríos y Sánchez relató la historia en primera persona.

El protagonista fue testigo del momento preciso en el que el dueño de la maleta de dinero abandonaba el precioso cargamento. El hombre discutía por teléfono y se subió rápidamente a su coche dejando atrás la enorme suma.

“En ese momento, me puse muy nervioso y decía ‘No Dios, no me recompensés con esto porque yo soy un humilde trabajador. Mientras vos Dios me des salud y trabajo, yo ya estoy contento’”, agregó.

“Le hice señas con las manos para que parara la camioneta, porque el maletín estaba en la calle”, contó José.

“Yo me imaginaba que era plata lo que había adentro del maletín. Y cuando lo abrí, lo miraba y lo volvía a mirar, porque yo nunca vi en mi vida toda esa plata. No la conocía. La plata que conozco acá es el billete de 100 pesos, pero dólares jamás”, contó en diálogo con FM Libertad de Nogoyá.

Sánchez llamó a la policía, pero como le daba ocupado decidió llevar la maleta a la radio que suele escuchar. Y en el camino a la emisora se encontró con el empresario: “Cuando lo vi, lo conocí y ni dudé, fui y le entregué el maletín y le dije: ‘tome, esto es suyo'”.

Tras devolverle el dinero, el empresario le ofreció compensarlo. Sin embargo, José rechazó un millón de pesos y que le regale una casa. “Yo sólo quiero conseguir un trabajo en blanco para tener obra social para mis hijas y mi familia. El hombre, Gustavo, me prometió que me va a llevar a trabajar con él por lo que hice”, aseguró.

 

 

Diario 26

Con un posteo que superó los 55 mil compartidos, este profesor entrerriano dio un minucioso punteo acerca de lo que no puede faltar al entrar al aula y conmovió con su texto. Su palabra.

Christian Leissa, docente de quinto grado de la escuela Nina N° 12 Wolf Schcolnik, de Ceibas, de Entre Ríos, cobró notoriedad en los últimos días debido a una publicación que realizó en Facebook, y la cual se volvió viral, en donde enumera la “lista de materiales” que deben llevar los chicos para el inicio de clases donde hace referencia a la situación económica del país.

En su texto, pidió “curiosidad, empatía y solidaridad” entre los alumnos. “Creo que es momento de unir y no de seguir dividiendo la sociedad”, aseguró en diálogo con PERFIL. El texto, escrito de puño y letra, titulado ‘Lista de materiales de 5° A’, reza: “Teniendo en cuenta la delicada situación socioeconómica, la circular N° 03/2019 del CGE y en un planeta con alto nivel de contaminación, invito a las familias a reciclar, reutilizar, intercambiar con otras familias y también a regalar lo que ya no usen o les sobre”. 

En ese marco, el docente agregó: “Lo nuevo no siempre es lo mejor. Lo mejor es lo que se hace con amor y esfuerzo”. Asimismo, concluyó su escrito y pidió que sus alumnos lleven “carpeta con las materias separadas; elementos de escritura y borrado; elementos de geometría; curiosidad y ganas de saber; solidaridad; empatía; respeto a los demás y a sí mismos”.

El posteo en cuestión fue compartido más de 55 mil veces. Consultado por PERFIL, Leissa de 36 años, contó cómo surgió la idea de escribir esta lista: “Estábamos en estos días de tareas administrativas que hacemos los docentes antes de que los chicos vuelvan a clases, y una de las cosas que teníamos que hacer era la lista de materiales para nuestros estudiantes, hice la mía y pasó un profesor de música compañero y cuando lo leyó me pidió si podía sacarle una foto y además, me insistió para que lo comparta en Facebook y eso hice. El texto tomó una trascendencia inesperada, me escribieron periodistas y docentes de todas partes del mundo, la verdad es todo una locura inesperada, pero estoy contento de que mi pequeña semilla haya generado tanto impacto”.  

 

El profesor oriundo de Villa Paranacito y que reside en Gualeguaychú, recorre todos los días 160 kilómetros en auto para ir a trabajar, acompañado por cuatro profesores más, entre ellos su pareja Cecilia. “En la escuela Nina N° 12 Wolf Schcolnik estoy desde 2012 como suplente, es la única primaria de Ceibas, que queda al sur de Entre Ríos. Allí se ven necesidades como en todos lados, pero creo que es momento de unir y no de seguir dividiendo la sociedad”. A su vez, remarcó lo que siente tras la viralización del escrito: “Tuve la suerte de que mis ideas y mi forma de trabajo trasciendan la frontera de mi aula y eso me emociona hasta los huesos porque yo amo lo que hago.”

Leissa es Técnico en Seguridad Pública, profesor de escuela primaria y cursa el último año del profesorado de Ciencias Políticas. A su vez, asegura que no puede quedarse quieto y siempre busca perfeccionarse: “Mi sueño es estudiar abogacía, pero acá en Gualeguaychú la carrera es privada y lamentablemente no puedo pagar una cuota. Tengo un sueldo de docente, y una hija de 5 años, es muy imposible para mi afrontar un gasto así”, relató.

“En un momento de la sociedad donde el habitus de la persona está dado de acuerdo a su nivel de consumo y las relaciones sociales hoy se brindan más de acuerdo a qué marca de ropa tenés o a dónde te vas de vacaciones y todo lo que determina a la cuestión social, creo que lo bueno es que volvamos a mirar en las cuestiones comunes que nos unieron como ciudadanos y compatriotas en los inicios de los tiempos de antes donde la escuela pública era igualadora y brindaba una oportunidad de tener una linda diversidad en el aula porque iban desde el hijo del médico hasta el hijo del obrero, y hoy lamentablemente es una escuela que se maneja en una especie de ‘guetos’, donde de acuerdo a las posibilidades se mandan a los chicos, excepto en lugares como mi escuela porque es la única que hay, entonces tengo todas las clases sociales dentro del aula y eso es riquísimo para trabajar”, manifestó el profesor.

Por ello concluyó: “Está bueno recuperar las cuestiones que nos han unido y entender que las personas no somos una ropa, una marca o un celular, sino que hay otros valores que sería bueno poder rescatar, eso es lo que intento decirle a mis alumnos. Lo que importa es lo que somos como personas y sobre todo los saberes que podemos tener, porque un país con mucha cultura y saberes, está condenado al éxito”.

Perfil

El Ministerio de Salud de esa provincia confirmó el caso. Es un trabajador rural que se habría contagiado en la zona de islas.

El Ministerio de Salud de Entre Ríos confirmó, un caso de Hantavirus de un trabajador de la zona rural de Gualeguaychú.

Las autoridades sanitarias de esa provincia aseguraron que el caso “no está asociado a los de Epuyén”, en Chubut.

El Instituto “Dr. Carlos Malbrán” de Buenos Aires, confirmó que el fallecimiento del hombre se debió a un cuadro compatible con la enfermedad y aseguraron que es un caso autóctono y no se relaciona con el brote epidemiológico del sur de nuestro país.

El paciente era de la zona de Islas del departamento Gualeguay, se lo diagnosticó en Gualeguaychú y se sospecha que se contagió en la zona rural de Gualeguay.

Jornada

“De continuar las precipitaciones, los suelos saturados o los que se encuentran muy cerca de su nivel máximo de absorción, ya no podrán infiltrar más agua y se originarán nuevos excesos hídricos”, alerta un informe.

Las lluvias de las últimas semanas generan preocupación en varias provincias, entre ellas Entre Ríos. Los milímetros de precipitación acumulados en los primeros días del año superan ampliamente los niveles normales para el mes de enero en la región afectada.

Las lluvias mantienen en vilo a la población de las diversas localidades afectadas y también a los productores agropecuarios, ya que los suelos de gran parte de la zona núcleo del país se encuentran con gran contenido de agua, como lo muestra el mapa.

Según confirmaron desde el Servicio Meteorológico Nacional en base a datos del INTA, los suelos en la totalidad de la provincia de Entre Ríos ya colmaron su capacidad de absorción.

“De continuar las precipitaciones, los suelos saturados o los que se encuentran muy cerca de su nivel máximo de absorción, ya no podrán infiltrar más agua y se originarán nuevos excesos hídricos”, alerta.

El panorama para los próximos días no es alentador. Se prevén hasta el jueves valores de precipitación acumulada que van a oscilar entre los 50 y 150 mm -pudiendo ser superados de forma puntual- que complicarían aún más la situación.

El Once