Tag

enfermeros

Browsing

La titular de Área Programática Comodoro, Myriam Monasterolo se refirió ayer al aumento de casos positivos de Covid-19 en esta ciudad y habló también sobre la posibilidad de incorporar médicos y enfermos de otros lugares de Argentina.

La funcionaria expresó su preocupación por la actual situación epidemiológica de Comodoro Rivadavia. “Hemos superado los 1.000 casos positivos, lo cual resulta imposible de realizar seguimiento de estas personas y sus contactos estrechos, más aquellas 800 personas que esperan un resultado”.

En esta línea, señaló que “es necesario un mayor acompañamiento de los médicos de las obras sociales para que se responsabilicen del seguimiento de sus pacientes y afiliados hasta el alta médica, porque el sistema sanitario de internación público y privado se encuentra abocado a dar respuesta a los pacientes moderados y graves que llenan nuestras guardias, las camas de clínica médica y las terapias intensivas”.

Monasterolo manifestó que “tener un récord de siete personas fallecidas en un día nos causa profundo dolor y un agobio muy grande a los equipos de salud que han atendido, sostenido, luchado por la vida de esos pacientes, y sabemos lo que significa para sus familias y amigos. Hemos visto familias devastadas y eso genera un cansancio extra de los equipos de salud que
están todos los días intentando frenar el virus”.

Modo de lograr un alivio

Por otro lado, la funcionaria puntualizó que “el único modo de lograr un alivio es que el virus no circule, que todas las personas con síntomas se queden en su casa, junto a sus convivientes, que no vayan a trabajar, ni al supermercado, que se aíslen y avisen a su obra social, a su médico de cabecera o al Centro de Salud de su barrio” recomendó.

Médicos y enfermeros de otros lugares

Más adelante la titular del Área Programática agregó que “estamos tratando de conseguir enfermeros y médicos de otros lugares, hemos contactado a algunas empresas de salud de operadoras petroleras que ya vienen acompañándonos como es Pan American Energy (PAE) y Brisas, y el ministro de salud Fabián Puratich ha realizado gestiones ante Nación, y veremos en función del contexto nacional, ya que hay muchos otros municipios y provincias muy afectadas también”.

Rada Tilly

Por su parte, desde la Municipalidad de Rada Tilly informaron ayer que se detectaron 23 casos nuevos de Covid-19 positivo en la ciudad, siendo la cifra más alta en una jornada en esa localidad. Además hasta el viernes a la noche habían setenta y dos casos activos y los casos recuperados son ciento veintiuno en la Villa Balnearia.

A comienzos de la semana en curso los enfermeros de todo el país habían amenazado con realizar una medida de fuerza para repudiar el accionar policial del cual fueron víctima días atrás en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En tanto que esta mañana confirmaron una huelga en todo el territorio nacional, para reclamar por lo acontecido con las fuerzas de seguridad y también para continuar con su demanda para una mejora en los salarios. Cabe aclarar que la medida de fuerza, la cual se espera que sea “masiva” iniciará el próximo 1 de octubre.

“Se junta el descontento por la represión con el tema del salario. En la paritaria de estatales nos propusieron un 15%, que no llega a cubrir la inflación de estos años, es prácticamente una burla”, afirmó el delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Gustavo Lerer.

Además, el referente sindical remarcó que “nosotros trabajamos las 24 horas, todos los que no quieren participar de la movida pueden atender pacientes al igual que los jefes, pero creemos que va a ser muy masivo”.

Julio Belascuen, secretario adjunto de ATE, analizó en el día de ayer la difícil situación que atraviesa el sector de la Salud en nuestra provincia y más especialmente en el Hospital Ísola de Puerto Madryn.

Destacó que esta nueva medida de fuerza que se ha iniciado se debe a que los compañeros están muy preocupados y pidieron tras una asamblea iniciar nuevamente la medida de fuerza.

Dijo Belascuen que “no hay enfermeros ni sobra personal, es muy difícil la situación del sector salud; primero por la falta de personal y es algo que lo venimos peleando hace mucho tiempo y siempre lo dijimos en todos los lugares, que nos falta personal y solo tomaron 5 enfermeros hace 2 meses más o menos. Ahora habría una posibilidad de nueve enfermeros supuestamente que van a venir pero el mes que viene, si lo autoriza Economía, ya que la ley de altas por baja parece que no existe, porque hay gente que se jubila y es necesario tomar a otro pero no se efectiviza nada”.

Añadió que “necesitamos gente, un mínimo de 30 enfermeros por esta cuestión del Covid, ya que hay compañeros con contactos cercanos que se lo tuvieron que poner en cuarentena y es muy difícil cubrirlos.
Por eso es que esta situación ha llevado a la gente de Salud a hacer un paro y una marcha en la convicción que le va a molestar algo al Gobierno, pero evidentemente no le molesta nada, ya que ATE salió a la ruta y sin embargo no hay una propuesta para salud”.

Con respecto al cobro de los salarios, Belazcuen dijo que “nos deben julio, agosto, aguinaldo y ahora ya septiembre como a todos, y lo que pasa es que no hay una respuesta ante todo este atraso”.

El ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, destacó que un total de 270 profesionales de la salud de la provincia, entre médicos, enfermeros y kinesiólogos no intensivistas, realizarán el curso de “Preparación para el Aumento de la Respuesta del Equipo de Salud” (PARES), que gracias al apoyo de la empresa Pan American Energy (PAE), está impartiendo la Fundación Trauma, de la ciudad de Buenos Aires.

La capacitación es virtual y autogestionada, y tiene como objetivo preparar a los profesionales de la salud que habitualmente no desempeñan sus funciones en el área de Cuidados Intensivos, tanto del sector público como del sector privado de la salud, para que puedan colaborar y responder ante un eventual aumento de la demanda de pacientes críticos producto de la pandemia de COVID-19.

Dos cohortes

Al respecto, el ministro Puratich señaló que “la capacitación que dicta la Fundación Trauma está destinada a profesionales de la salud, médicos, enfermeros y kinesiólogos, que no trabajan en las áreas críticas de los hospitales, y responde a la necesidad de contar con más profesionales capacitados para poder cubrir esos sectores”, en el contexto de la pandemia.

Cabe destacar, además, que el curso está avalado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y la Academia Nacional de Medicina (ANM).

“La primera cohorte fue de 150 profesionales, la gran mayoría de la ciudad de Comodoro Rivadavia, y ahora se abrió otra nueva cohorte, a la que se anotaron otros 120 profesionales, de distintos lugares de la provincia y con más participantes de la localidad de Puerto Madryn”, precisó, indicando que de esta manera realizarán el curso un total de 270 profesionales de Chubut.

Agradecimiento

Asimismo, el titular de la cartera sanitaria destacó que la iniciativa es posible “gracias a la colaboración y el aporte de Pan American Energy, que es quien financia y beca a estos profesionales para poder llevar adelante la capacitación”.

Un proyecto de ley presentado en el Senado donde proponen la “inmediata” matriculación de los casi 5 mil médicos y enfermeros graduados en todo el país, para así fortalecer el sistema sanitario ante la pandemia de coronavirus.

La iniciativa del senador Rodríguez Saá propone «que se aceleren los trámites» para que los recibidos sumarse a la lucha contra la pandemia.

Adolfo Rodríguez Saá  consideró que “es imprescindible que se aceleren los trámites para que los médicos puedan ejercer su profesión y salvar vidas”.

Según estimó el legislador peronista, hay aproximadamente 5 mil jóvenes, de entre 24 y 30 años, recién recibidos de carreras relacionadas a la Salud que “por cuestiones burocráticas no están matriculados y no pueden ejercer la profesión para asistir en este momento de gran necesidad”.

Según establece el proyecto donde proponen, se trataría de una medida de carácter “excepcional”, ya que la agilización del trámite tendría “vigencia mientras dure la Emergencia Sanitaria”.

El objetivo es que los profesionales de la salud graduados se incorporen a “la primera línea de batalla contra el COVID- 19”.

La iniciativa donde proponen habilitar el ejercicio profesional comprende que la credencial correspondiente será “emitida en forma digital” y para “acelerar la matriculación se propone que los trámites se realicen a distancia, mediante la correspondiente documentación incluido el título original legalizado”.

El texto presentado señala que es “imprescindible la matriculación para que los graduados en las Facultades de Medicina puedan ejercer como médicos en cualquier lugar del territorio Nacional, independientemente de que el recién egresado realice posteriormente o no un entrenamiento de posgrado”.

Así se confirmó este lunes al mediodía, tras confirmar que un trabajador del Hospital Alvear en Comodoro tiene coronavirus. Se asilaron compañeros y familiares del joven. Y se extremaron medidas en el edificio de salud. “No podemos confirmar si el contagio fue o afuera o dentro del hospital».

Este lunes al mediodía, integrantes del Comité de Crisis de Comodoro Rivadavia, realizaron una conferencia de prensa en el Centro Cultural.

Javier Cáceres, director del Hospital Alvear, explicó que se comenzó con operativo anoche para poder tratar al paciente y poder identificar a toda la cadena de contagios, y maximizar los protocolos.

Se trata de un agente de salud, es una situación muy compleja. «El operativo continúa, seguimos trabajando, se va reagrupando pacientes, buscando contactos, familiares de esta persona se aisló a todos los compañeros de trabajadores. A otros trabajadores de la salud que pudieran tener contacto. Se averigua todos los contactos», dijo.

Asimismo, el médico confirmó que “Se suspendieron todas las cirugías programados y restringido el ingreso solo a personas esencial, licenciado a personas que pudieran haber tenido contacto. No podemos confirmar si el contagio fue o afuera o dentro del hospital, pero ante las dudas se han tomado todo los recaudos», afirmó.

El intendente de Comodoro Rivadavia homenajeó este martes a los enfermeros, quienes «asisten en los cuidados de cada paciente y son un pilar imprescindible en el sistema de salud», publicó en sus redes sociales.

Juan Pablo Luque, intendente de Comodoro Rivadavia, saludó hoy en sus redes sociales a los enfermeros en su día (12 de mayo, Día de la Enfermería).

«Cumplen un rol fundamental en esta situación que nos toca atravesar. Con un fuerte compromiso, dedicación y profesionalismo, asisten en los cuidados de cada paciente y son un pilar imprescindible en el sistema de salud», publicó en su twitter.

Hay quejas por la falta de tests y elementos de protección suficientes. Oficialmente admiten 35.000 profesionales infectados. El gremio estima 200.000.

Seis semanas de confinamiento y tres días en que los muertos por coronavirus ​son menos de 400 por día, hacen pensar que la epidemia ya no es asfixiante en España, pero para los trabajadores de la salud sigue siendo una sangría.

Hasta este sábado, los casos de contagios confirmados rondaban los 224.000. Unas 23.000 personas murieron infectadas con coronavirus y 95.700 lograron curarse.

El virus, sin embargo, sigue circulando en España y el personal sanitario, esa inmensidad anónima que los españoles aplauden desde sus balcones y que resiste contra la peste en la línea de fuego, lleva su propia lista de caídos en combate: España es el país del mundo con más profesionales sanitarios infectados.

No lo dicen sólo ellos. Según el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades, el 20 por ciento de los casos positivos de Covid-19 en España afecta al personal que asiste y trata a los pacientes con coronavirus. En Italia, los sanitarios contagiados representan el 10 por ciento; en Estados Unidos ronda el 3, y en China, el 3,8 por ciento.

El Ministerio de Sanidad español admite que más de 35.000 profesionales sanitarios contrajeron la infección. “Nosotros estimamos que podrían ser en torno a los 200.000”, dice a Clarín Diego Ayuso, enfermero y secretario general del Consejo General de Enfermería de España.

-¿Por qué hay tanta diferencia entre las cifras oficiales y las que ustedes manejan?

-Los datos oficiales sólo reflejan las cifras de los sanitarios a los que se les han hecho los tests. El problema que tenemos en nuestro país es que no se están haciendo tests a los sanitarios ni masivos a la población para conocer realmente la extensión de la pandemia. Si se hubieran hecho, se hubieran podido detectar casos asintomáticos y se hubieran podido aislar y evitar contagios. Es lo que hizo Islandia o Coreo del Sur. Pero aquí no los teníamos. Porque hubo una mala política.

-¿España hubiera podido tener tests para controlar a toda su población?

-Los test de PCR se podrían haber hecho en nuestro país en los meses de enero y febrero y, sin embargo, se han estado exportando. Empresas españoles fabricaban tests de PCR y se exportaban a Francia, a Estados Unidos, a Alemania.

-¿Se testea primero a los pacientes o al personal sanitario?

-La prioridad está en el diagnóstico del paciente, antes que testear al personal sanitario. Hemos hecho un relevamiento entre más de 10 mil enfermeras, lo cual es una muestra representativa porque en nuestro país somos unos 300 mil, y sólo se les ha hecho el test al 22 por ciento de las enfermeras y enfermeros. Es decir que se testeó a menos de un tercio de las personas que están en primera línea atendiendo a nuestros pacientes. En nuestro país tenemos el porcentaje más alto de personal contaminado por Covid.

Trabajadores de la salud en Talavera de la Reina, en España, en un aplauso de agradecimiento por el trabajo hecho con los enfermos de coroanvirus. /DPA

-¿A qué atribuyen tantos contagios entre sanitarios?

-Los equipos de protección han sido escasos, insuficientes. En cuanto a los barbijos, han tenido que ser reutilizados. Al no disponer de ellos, se mandaban a esterilización y volvían a ser utilizados por los profesionales. Tampoco había trajes de protección individual. Los sanitarios se llegaron a fabricar con bolsas de basura batas impermeabilizadas para protegerse. Con lo único que no ha habido problema es con los guantes. Pero sí con las pantallas y las gafas de protección ocular, que también se estuvieron reutilizando.

Hace unos días, el gobierno de Pedro Sánchez canceló los contratos con un proveedor chino que envió 140.000 barbijos fallados.

“La gestión de las diferentes autoridades sanitarias provinciales y autonómicas gobernadas por todos los partidos políticos es caótica”, dijo Florentino Pérez, presidente del Consejo General de Enfermería de España.

“Hemos presentado una querella ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra el presidente del gobierno, contra el ministro de Sanidad y varios cargos de su departamento -detalló-. Se les imputa un delito contra la seguridad de los trabajares que está imputado en el Código Penal con penas de prisión.”

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos también querelló ante el Tribunal Supremo al ministro de Sanidad por la distribución en hospitales de barbijos defectuosos.

Lo acusan de actuar con negligencia “poniendo en grave riesgo la salud e integridad del personal sanitario, y especialmente de los médicos, que han utilizado dicho producto con el convencimiento de su idoneidad y en la buena fe que se debe presumir de quien tiene tan altas responsabilidades”.

El fin de semana pasado murieron el jefe de cirugía del Hospital La Paz, Joaquín Díaz Domínguez, y el de Neurología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, Jesús Vaquero, dos nombres prestigiosos de la medicina española que se infectaron durante los días más agobiantes de la epidemia. Desde que se desató la crisis sanitaria, 37 profesionales sanitarios murieron por Covid-19.

“Somos enfermeros y enfermeras y la única motivación que nos mueve es la seguridad de los pacientes -agregó Pérez-. Nos estamos jugando la vida y la de nuestros familiares diariamente al no tener suficiente material de seguridad para protegernos.», publicó El Clarin.

«El faltante de estos días tiene que ver con el recurso humano en algunos sectores porque en cuanto a los insumos nos hemos podido estoquear de elementos para afrontar este momento», manifestó a EL CHUBUT Febo Sosa, director del Hospital de El Hoyo, al ser consultado sobre la situación de este nosocomio para afrontar la emergencia sanitaria generada por la pandemia del coronavirus.

En cuanto al recurso humano dijo que «tenemos faltante entre el personal de limpieza y enfermería: hubo que licenciar al personal de riesgo», manfiestó.

«Con dos personas más en mantenimiento y tres enfermeros más estaríamos cubriendo bien el servicio. No tenemos faltante para el resto de las áreas ni del plantel de profesionales. Uno siempre aspira a tener más personal, para no recargar a nadie, pero no tenemos faltante grave en ese aspecto», agregó.

Más allá de esto, Sosa destacó que «tenemos todos los elementos, barbijos, alcohol, y el área programática Esquel nos trajo más elementos. Además, hay un grupo de gente que está tejiendo camisolines, han aportado donaciones de barbijos, y nos sirve para mantener el stock. No sabemos si esto va a terminar mañana o va a durar 3 o 4 meses, pero actualmente no tenemos problemas con elementos e insumos».

Refuncionalizar la atención 

Ante la emergencia, el director explicó que el hospital de El Hoyo refuncionalizó la atención, «estamos atendiendo todo lo que son síntomas febriles o respiratorios por otro sector. Se les da barbijo y se los hace esperar en otra parte para no mezclar pacientes sanos con pacientes enfermos».

En ese sentido hizo hincapié en que por estos días no cuentan con casos sospechosos por Coronavirus. «En caso de que haya algún caso sospechoso, no quedaría en la localidad: por la categoría rural que tenemos, el paciente sería derivado al hospital subzonal de El Maitén en caso de estar compensado. Y en el caso de que sea un paciente descompensado, sería derivado al hospital zonal de Esquel».

En total «tenemos 14 camas de internación, no tenemos faltante de insumos de laboratorio, y en la parte de laboratorio ha habido faltantes aleatorios que tratamos de ir supliendo. Tenemos apoyo de la cooperadora que ha salido a solventar gastos de algunas cosas. En líneas generales no es grande el desabastecimiento en Farmacia», terminó diciendo.

Una cuidadora, junto a su pareja y otra persona, simularon un robo disfrazados de enfermeros para quitar las pertenencias de una anciana de 90 años. Ocurrió en un edificio céntrico de Puerto Madryn. La policía los descubrió y ahora enfrentan cargos judiciales, así lo informó el diario ADN Sur.

La víctima es una anciana de 90 años que estaba en su departamento junto a su cuidadora, Alejandra Hammond (46). Disfrazados de enfermeros, y con copia de llave de ingreso, Rubén Acosta y Gustavo Roldán ingresaron al edificio. Llevaban puesto un ambo de cloro blanco, barbijo y gorro, según quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Al llegar al departamento donde vivía la anciana, golpearon la puerta y la cuidadora preguntó en voz alta “quién era”. Le respondieron con el nombre del portero del edificio. Una vez que abrió la puerta, le pegaron una cachetada, la ataron y la trasladaron hacia el baño, simulando un hecho de violencia. Luego, sustrajeron dinero que la anciana tenía en el lugar.

Cuando la policía llegó al lugar, alertadaos los efectivos por la propia cuidadora, ella también denunció que le habían robado su teléfono celular.

La investigación llevada a cabo por la División de Investigaciones de la Policía local, a cargo del comisario Cristian Vázquez, permitió descubrir que Hammond y Roldán eran pareja, e incluso habían efectuado cuatro llamados telefónicos previos a la maniobra delictiva.

La causa judicial quedó a cargo del fiscal Jorge Bugueño, quien formuló cargos por “hurto agravado en concurso con falsa denuncia” para Hammond, y de “hurto agravado” para Acosta y Roldán.