Tag

Empresario

Browsing

El titular de la empresa Habitar SRL declaró por escrito ante el juez de la causa «Revelación». Aportó datos precisos de las direcciones donde tenía que pagar los retornos para cobrar los certificados de las obras que ejecutaba. Reveló el mecanismo de las coimas desde 2006 hasta 2017, nombró a sociedades y exfuncionarios. Trelew, Comodoro Rivadavia y Buenos Aires eran los puntos neurálgicos de las operaciones.

El empresario Fernando Quistani, imputado en la causa Revelación y que defiende el abogado penalista Ignacio Ferreira de las Casas, repasó cómo fue el procedimiento que atravesó su compañía Habitar SRL en torno al pago de coimas durante las tres gestiones de Mario Das Neves y los cuatro años de gobierno de Martín Buzzi.

En el escrito al que accedió en forma exclusiva EL CHUBUT y que fue agregado a la causa que investiga el presunto pago de retornos de la obra pública, Quistani detalla en forma exhaustiva las direcciones de las oficinas de Trelew y Comodoro donde efectuaba los desembolsos con el fin de que el gobierno provincial libere los certificados.

En su relato distingue que el primer pago de coima desde que comenzó en la actividad de la construcción lo hace en 2006, cuando Habitar S.R.L. gana la ejecución de 14 viviendas en el barrio Caleta Córdova a través de una licitación del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV).

«Mi primera experiencia en cuanto a aportar un porcentaje de los certificados de obra ejecutada fue en 2006», precisa Quistani. En esa ocasión, el empresario aclara que fue citado a entregar el aporte en la oficina de una empresa colega, indicando que por allí lo retiraría un funcionario del entonces gobernador Mario Das Neves.

Con el mecanismo ya aceitado, Quistani puntualiza en el escrito que lleva su firma y la de Ferreira de las Casas que con el transcurso de los años recibía el dato de los importes exigidos y los enviaba «con algún colega que viajaba» a Trelew o Rawson.

LAS OFICINAS DE TRELEW Y COMODORO

El imputado en la causa «Revelación» detalla con exactitud las oficinas en donde materializaba los pagos. Las sedes centrales que enumera son en Trelew y Comodoro Rivadavia.

En su exposición por escrito, describe en forma meridiana los lugares, brindando detalles no solo de las direcciones en donde estaban ubicadas las oficinas, sino hasta cómo eran internamente esos lugares.

En su declaración subrayó que los pagos de las coimas a los que estaban obligados para poder cobrar los certificados de las obras públicas se mantuvieron desde 2006 hasta 2017, con alguna intermitencia con respecto a los lugares de entrega del retorno.

Indicó que en su caso puntual, los pagos fueron efectivizados en dos oficinas muy conocidas: una en Trelew y otra en Comodoro Rivadavia. En ambos casos, los contactaba un empresario vinculado a una empresa constructora de grandes magnitudes y una de las de mayor caudal de obra pública durante los últimos cinco años.

Por último, el empresario brindó el nombre y la dirección de una compañía ubicada en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde realizó un pago reclamado por un abogado y exfuncionario de Buzzi.

EL PAGO ERA A EMPRESARIOS Y NO A FUNCIONARIOS

El dueño de Habitar aportó una dato revelador sobre las personas designadas que cobraban los retornos.

Aseguró que en su caso particular, las coimas las concretaba a través de dos opciones: cuando era personal, se reunía en una oficina muy conocida de Trelew con un empresario ligado a una de las grandes compañías de la construcción en Chubut y entregaba los cheques; y en otras oportunidades, efectivizaba el pago con empresarios que viajaban asiduamente a la zona del Valle.

Quistani también advierte que muchos titulares de constructoras hacían los aportes en la Cámara de la Construcción de Trelew, para luego ser trasladados hasta Fontana 50.

En su declaración, especifica que nunca entregó dinero a funcionarios provinciales y que solo una vez fue contactado por un exsecretario de la gestión Buzzi, el cual lo intimó para que efectúe los pagos.

COMPLICACIONES EN LA GESTION BUZZI

Quistani graficó que en el último año de la gestión de Buzzi, las empresas de la construcción ingresaron en una etapa crítica, debido a la determinación política del gobierno provincial de no abonar certificados de obra.

El empresario advierte que en estos cuatro años continuó con el pago de los retornos a pesar de los vaivenes económicos.

Durante esta gestión, el dueño de Habitar S.R.L. denunció que fue intimado por carta documento por un exfuncionario de Buzzi para que abone una coima de $ 105.000. El empresario explicó que los aportes los había hecho a través de cheques, pero aclaró que los mismos fueron rechazados.

LA PRESION EN LAS LEGISLATIVAS 2017

En otro pasaje de su escrito, Quistani testifica que en julio de 2017 el IPV «dejó de pagar certificados de obra».
Como consecuencia de esto, las empresas notificaron formalmente al gobierno provincial que encabezaba Das Neves, la decisión de suspender las obras y despedir personal debido a una situación económica irreversible de las constructoras.

Esta advertencia activó los mecanismos en la gestión de Das Neves, quien dictó la conciliación obligatoria para impedir los despidos bajo los argumentos, según afirma Quistani, «de que por la proximidad de las elecciones legislativas 2017, no debían haber conflictos laborales» para que no repercuta en la contienda electoral.

«Tuvimos que ejecutar obra con endeudamiento para poder mantener el personal, pese a nuestra negativa. También tuvimos que proveer materiales. Este era el modo de actuar extorsivo del sistema de cobro de certificados en la época de Das Neves», sentenció Quistani.

Cholila Online te contó esto el 05 de Junio de 2018 ahora los medios grandes ya no lo pueden tapar más y lo tienen que publicar porque ya los empresarios declararon. Nota: Revelación Recargada: La Matriz de corrupción en la obra pública del “Buzzismo”