Tag

empleo

Browsing

Se trata de un programa nacional que busca capacitar y orientar a jóvenes adultos en la inserción al ámbito laboral.

La Oficina de Empleo dependiente de la Municipalidad de Gaiman, invita a jóvenes de 18 a 24 años de edad a inscribirse en el programa “Jóvenes con Más y Mejor Trabajo”. Una iniciativa que baja desde Nación y tiene como fin capacitar y orientar en lo laboral a jóvenes que quieren acceder al mundo del trabajo.

La coordinadora de la Oficina de Empleo, Elisa Ávalos, describió el programa: “Se trata de una iniciativa para jóvenes que tengan el primario o secundario incompleto o adeuden materias y tengan entre 18 y 24 años de edad”. Como área municipal, Ávalos dijo que “desde la oficina se toman las entrevistas, se cargan en la base de datos del programa y se los asesora sobre el funcionamiento del programa”.

Por último, la coordinadora de Empleo, indicó que los interesados deben acercarse a la Oficina de Empleo de Gaiman, en el horario de 7 a 13 horas para recibir asesoramiento.

Jóvenes con Más y Mejor Empleo

Es un programa de capacitación y orientación laboral donde el beneficiario podrá recibir una asistencia económica por participar de capacitaciones, realizar entrenamientos laborales o formar un emprendimiento propio de los que se encuentran descriptos en el sitio https://www.argentina.gob.ar/inscribirse-al-programa-jovenes-con-mas-y-mejor-trabajo

Inscripción

Los interesados deberán acercarse a la Oficina de Empleo de su Municipio con DNI actualizado y constancia de CUIL. Allí el personal del área realizará la entrevista y adhesión correspondiente al programa. Una vez hecha la inscripción se mostrarán las opciones de capacitación u orientación disponibles, informó El Chubut.

Por su parte, el volumen de ocupación sectorial acumuló una baja del 6,9% entre septiembre y noviembre, porcentaje que representa una pérdida de 28 mil puestos de trabajo.

Según el informe de coyuntura del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), el empleo también disminuyó en la comparación con octubre de 2019: 2,6%.

El nivel de ocupación durante noviembre fue de 378.076 puestos de trabajo y configuró el registro más bajo de la serie histórica para ese mes, al quedar 1,5% por debajo del anterior mínimo, correspondiente a 2016.

El IERIC detalló además que el plantel medio de las firmas constructoras siguió disminuyendo, desde el pico de 14,5 alcanzado en abril, ubicándose en noviembre en 13,3 puestos de trabajo por empresa.

La participación de las grandes empresas constructoras en la estructura del empleo sectorial continuó retrocediendo: las firmas con 500 o más obreros pasaron de emplear al 12% de los trabajadores registrados del sector, al 9,6% en noviembre.

A nivel territorial, el escenario fue de una contracción generalizada del empleo: en noviembre, fueron 18 las jurisdicciones que vieron disminuir la cantidad de puestos de trabajo registrados en la construcción.

La retracción más importante se verificó en el Gran Buenos Aires, jurisdicción que explicó un 25% de la reducción bruta de puestos de trabajo en el mes.

A nivel regional, las caídas de mayor intensidad fueron las observadas en las regiones Cuyo y Metropolitana.

En tanto, la media de las remuneraciones percibidas por los trabajadores registrados se ubicó en 36.114 pesos en noviembre de 2019, monto que representa una expansión del 61,3% interanual.

Por último, el IERIC puntualizó que en diciembre del año pasado se registraron 22.832 empleadores en actividad, un 1,5% por debajo del nivel de un año atrás.

Así, la cantidad de empleadores resultó ser la más baja para un final de año desde 2010.

La caída del empleo asalariado registrado afectó a la casi totalidad del país el año pasado, con excepción de las provincias de Neuquén y Santa Cruz, según un análisis realizado por la Unión Industrial Argentina a partir de los últimos datos oficiales disponibles, correspondientes a octubre.

El estudio destaca en particular el caso de Neuquén, con un incremento interanual de 4.400 puestos de trabajo (3,8% frente a 12 meses atrás), «impulsado por el aumento de la actividad vinculada a Vaca Muerta».

La otra provincia con mejora en el empleo (2,4%) fue la de Santa Cruz, con una economía fuertemente vinculada con las explotaciones petroleras y mineras.

Frente a esos repuntes, «las provincias más afectadas fueron las de Tierra del Fuego (-10,3% interanual), La Rioja (-6,2%) y San Juan (-5,5%)», precisó el informe de la UIA.

En tanto, la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) fueron hasta octubre pasado las jurisdicciones más afectadas por la caída en la actividad en niveles absolutos (con caídas de 52,8 mil y 41,4 mil puestos de trabajo respectivamente).

El retroceso del empleo asalariado formal en todo el país fue de 0,5% interanual (61.644 puestos menos), pese al crecimiento de 3% de los monotributistas (46.642 más que en octubre de 2018) y de los empleados públicos (1,3%, 42.362 puestos más).

A nivel sectorial, la provincia de Buenos Aires explica la mitad de la caída interanual del empleo industrial, en línea con la participación de la provincia sobre el total nacional (de 41,5%).

En el segundo trimestre de 2019 (último dato disponible), la caída del empleo industrial en la provincia ascendió al 6,1% (31.271 puestos de trabajo menos).

En el caso de Tierra del Fuego, la provincia fue la más afectada por la caída de la actividad manufacturera, y presentó un descenso del empleo industrial del 23%.

Otras provincias con fuerte descenso del empleo asalariado total fueron las de Catamarca (5,2% en octubre frente a 12 meses atrás); Santiago del Estero (4,7%); Entre Ríos (4%); La Pampa (3,9%); Córdoba (3,7%) y Jujuy (3%).

Con caídas de empleo superiores al 2% interanual, en tanto, se ubicaron las provincias de San Luis, Santa Fe, Corrientes, Formosa, Chaco y Misiones, según el relevamiento de la Unión Industrial Argentina.

En tanto, las menores disminuciones del empleo asalariado total, indicó el informe de la UIA, se registraron en Tucumán (-1,6%), Río Negro (-1,6%), Mendoza (-1,3%), Chubut (-1%) y Salta (-0,8%).

El coordinador general de la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social de la Municipalidad de Trelew, Hugo Schvemmer, al hacer un balance de los cinco meses de su gestión en el ámbito municipal expresó que «hay mucha esperanza de poder fortalecer el trabajo en pos de la generación de empleo».

Schvemmer, en declaraciones a la prensa, repasó los alcances que tuvo este año el trabajo desde su área, con proyección hacia un nuevo año. «Hemos cumplido 5 meses en la gestión municipal y para nosotros fue todo un desafío porque para la mayoría de quienes venimos del mutualismo, es la primera vez que tenemos un cargo político», expresó Schvemmer.

«Se han podido hacer muchas cosas en una situación muy adversa, y ahora con mucha esperanza de fortalecer el trabajo mucho más, reactivando los proyectos que tenemos en mano y que esto se hace en pos de la generación de empleo y fortalecimiento de nuestro espacio económico», indicó posteriormente.

Producción en valor

Por otra parte, el funcionario municipal estimó que fue muy convocante la actividad organizada para los días previos a las fiestas en el Paseo Trelew Primero. «Estuvimos rondando las 4 mil personas el sábado, y el domingo también fue importante la afluencia de personas», señaló. «Para nosotros eso es muy importante porque pone en valor toda la producción del Valle en cuanto a frutas y verduras, los emprendedores y artesanos, creando un espacio de comercialización muy importante que beneficia a todas las familias, sabiendo que van a encontrar alimentos de calidad y a precios justos».

Además, Schvemmer también remarcó que «todas las verduras y frutas que se comercializan en el lugar tienen el control del equipo técnico de la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social, por lo que todo lo que está a la venta está libre de agroquímicos, y viene directo del productor».

El funcionario también estimó que tienen previsto que el fin de semana del 5 de febrero la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social de la Municipalidad de Trelew participe activamente en la Expo Trelew, que se hace todos los años junto a la Sociedad Rural. «Una vez que pase ese evento nosotros acondicionaremos el lugar, y calculamos que a fines de febrero o principios de marzo podríamos estar inaugurando el espacio como Paseo», destacó.

Entrega de cerezas

Por último, Hugo Schvemmer también se refirió a la entrega de cerezas que se viene realizando por parte de la Agencia en distintos puntos de la ciudad y acudiendo a variedad de instituciones y entidades de bien público. «En contacto con los productores vimos que todos los años se tiran mucha cerezas, porque no tienen capacidad en las cámaras para absorber toda la producción, teniendo en cuenta que es una producción muy corta, por lo que todo lo que no se exporta, se tira.»

En esa línea, señaló: «Creemos que es un despropósito tirar la cereza cuando hay muchas familias que no las pueden comprar por el costo que tienen, así que armamos la logística de la Agencia para ir a buscarlas, seleccionarlas y salir por los barrios a repartirlas para que lleguen directamente a cada una de las familias».

El titular de la Agencia de Desarrollo Productivo y Economía Social, también destacó que «ha sido una muy buena cantidad: más de 2.500 kilos». Y mencionó que esto «se seguirá haciendo durante toda la temporada», anunciando que «este sábado se recibirá otra partida importante». «Estamos concurriendo a todos los hogares de ancianos, comedores y los lugares institucionales que tiene la Municipalidad de Trelew para colaborar y llevar permanentemente no solamente cerezas, sino verduras y lo que se genera en el Mercado Concentrador», concluyó.

El Gobierno provincial pasó sin demasiados sobresaltos su primera prueba de fuego política desde que reasumió el 9 de diciembre y logró aprobar el viernes en una sesión extraordinaria gran parte del paquete económico que necesitaba Mariano Arcioni para arrancar 2020. No es suficiente para garantizar la tranquilidad del primer semestre pero es un buen comienzo al lado de la aridez por donde le tocó transitar en los últimos dos años.

Mejor armado en términos parlamentarios que en la gestión anterior, no sólo porque tiene un bloque de dieciséis manos para intentar sostener su gestión sino -sobre todo- porque tiene a su principal aliado, Ricardo Sastre, llevando con rienda corta los destinos de la Legislatura, Arcioni brindará el martes a la noche con algo más de holgura que en tiempos recientes.

“No hubo mayores inconvenientes”, sintetizó Sastre el viernes luego de que en apenas diecisiete minutos lograra aprobar casi todos los proyectos del Ejecutivo y evitara cualquier atisbo de los grupos que se oponen a la minería y que se habían apostado afuera de la Casa de las Leyes esperando una sesión larga que les permitiera amplificar su postura.

Fue todo tan rápido que algunos aseguran que hacía décadas que el timbre del llamado a sesionar no sonaba antes de las 9 de la mañana. Es más, cuando algunos defensores del agua llegaron a media mañana con caras de dormidos a aportar su presencia se enteraron que la sesión ya había terminado hace rato.

Negociación

Arcioni tenía los votos suficientes para sacar todos los proyectos que ingresaron la semana pasado (trece en total) pero decidió bajar un par, entre ellos el polémico aumento salarial para la planta política. Fue una movida razonable que evitó algún ruido interno y le sacó argumentos a los opositores de adentro y de afuera de la Legislatura, que hubieran puesto el grito en el cielo.

El vice habló con el gobernador y ambos coincidieron en que no estaban dadas las condiciones para avanzar con el aumento en medio de una situación económica tan complicada y habiendo conseguido fondos nada más que para pagar el medio aguinaldo de los jubilados.

“Las prioridades pasan por otro lado”, se convencieron ambos. También, hay que decirlo, el proyecto habría salido pero con algún que otro voto en contra o abstención del propio bloque oficialista, algo que hubiera terminado siendo una victoria pírrica. Mejor desensillar hasta que aclare, a pesar de que algunos ministros ya hayan dicho por lo bajo que si no salía el aumento salarial preferían dejar sus cargos. “Las puertas están abiertas para los que quieran sumarse al proyecto y también para los que prefieran irse porque piensan más en sus bolsillos que en la gestión”, criticó un estrecho colaborador del gobernador.

La vigilia del agua

Al gobernador no le gustó ni un poco que algunos grupos políticamente minoritarios hayan utilizado la extraordinaria para llevar agua para su molino. Con la excusa del agua, precisamente, consiguieron la adhesión de muchos otros ciudadanos sin banderías políticas que salieron a expresar con naturalidad su posición sobre la minería. Muchos de ellos, inclusive, creyeron todo el tiempo que entre los trece puntos a tratar el viernes había algo vinculado a la actividad minera.

Pero los que armaron la “vigilia” en las redes sociales sabían que no había nada. Sólo la posibilidad de reinstalar el tema. Y lo aprovecharon. Fue una buena jugada política, hay que reconocerlo.

En el Gobierno –en este y en todos los anteriores desde 2003 a la fecha- siempre hubo temor a entrarle al tema minero. Todos, en mayor o menor medida, pensaron en la explotación de otro recurso natural para ampliar la matriz productiva. Pero siempre le tuvieron más temor a los costos políticos que a las consecuencias de no diversificar la economía provincial, que ahora hay que pagarlas con creces.

Ni siquiera Mario Das Neves en el cénit de su carrera política pudo abrir la puerta para dar el debate. El discurso que el entonces gobernador dio en junio de 2008 –durante su segundo mandato- en la Embajada de Canadá en Buenos Aires ante empresarios petroleros y mineros fue usado en su contra durante muchos años por las distintas organizaciones ambientalistas.

Para cuando regresó al poder a finales de 2015 muchas cosas habían cambiado y su remozado discurso en contra de la minería le hizo ganar votos muy necesarios en la zona cordillerana que le sirvieron para recobrar el poder por muy escaso margen.

Como muchas otras veces, Das Neves pareció haber visto antes que nadie lo que se venía. Y actuó en consecuencia.

El mayor drama

El jueves pasado, el Ministerio de Trabajo de la Nación le puso números a una de las mayores tragedias económicas que dejó Mauricio Macri: la destrucción masiva del empleo en la Argentina.

Chubut no fue ajena a esa situación y los datos oficiales indican que los cuatro años de Cambiemos se perdieron casi 7 mil empleos privados registrados (o sea, “en blanco”). El dato es demoledor, se lo mire con el cristal que se lo mire.

Sin dudas, gran parte de la crisis nacional y provincial la pagaron –y la seguirán pagando- los empleados del sector privado. Si se reconoce que casi 7 mil personas perdieron su empleo “en blanco”, con casi 25% de empleo “en negro” en la provincia –dato oficial del INDEC- se puede deducir que son muchos más los que se cayeron del carro laboral. La zona del Valle, sobre todo, puede dar fe de esta debacle.

Es un problema que algunos sectores políticos y sociales analicen la realidad con anteojeras y quieran convencer al resto de que el mayor problema por resolver que tiene la provincia es el pago escalonado de la enorme planta de empleados públicos. Hay otros dramas que afectan a miles de chubutenses que nadie parece estar mirando con la suficiente y respetuosa atención.

Ayala y Bellotti tuvieron un primer encuentro para comenzar a delinear una agenda de trabajo para el 2020.

El secretario de Trabajo de la Provincia, Cristian Ayala, se reunió este jueves en Buenos Aires con el viceministro de Trabajo de la Nación, Marcelo Bellotti. En este primer encuentro, que tuvo lugar en la sede del Ministerio, el Gobierno Nacional comprometió su apoyo a Chubut a fin de recuperar el empleo y promocionarlo, llegando a todos los sectores de la provincia.

Al respecto, Ayala señaló que “nos ha recibido el viceministro, vinimos a traerle un panorama de la situación en materia de trabajo y desempleo en todas las áreas que tienen que ver con la cartera de trabajo en la provincia del Chubut”.

“Fue un encuentro esperanzador, el Gobierno Nacional nos transmitió que habrá un acompañamiento sobre todo para recuperar el empleo, promocionarlo y llegar a todos los sectores de la Provincia”, valoró.

Asimismo Ayala indicó que “uno de los temas en los que comenzamos a trabajar, tiene que ver con un convenio para lo que es seguridad e higiene del trabajo, a través de la Superintendencia de Nación, para durante todo el año poder cumplir con las metas y objetivos en este tema”.

“Por otro lado, respecto al desempleo le hemos transmitido la preocupación sobre todo por el conglomerado Trelew y Rawson, que tiene una de las tasas de desempleo más altas del país, y se comprometieron las autoridades a brindarnos apoyo y asistencia para recuperar el empleo en esta zona”, destacó el Secretario de Trabajo provincial.

Inaes

Como parte de la agenda en Buenos Aires, Ayala también se reunió con el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Mario Cafiero.

“La Secretaría de Trabajo también tiene una Subsecretaría de Asociativismo y Cooperativas, con los cual nos encargamos de lo que tiene que ver con la Economía Social en la provincia, uno de los ejes fundamentales de la política en materia de recuperación del empleo y promoción”, explicó, así lo informó El Chubut.

El Gobierno del Chubut está regulando con la lapicera el “descalabro” realizado por la peor legislatura de la historia de Chubut, por eso vetaría el Registro Provincial de Empleo denominada “Ley Grazzini”.

Ley Grazzini sinónimo de desempleo

La industria del trabajo deberá abonar, si queda promulgada esta ley “antitrabajo”, una tasa mensual equivalente al cinco por ciento (5%) de la retribución bruta mensual y sumas no remunerativas, por cada empleado en relación de dependencia.

Grazzini Ambivalente

El ex Presidente de la Legislatura, el Diputado Provincial José “Pepe” Grazzini se mostró siempre ambivalente, pero en el último tramo de su período en la casa de las leyes, esta ambivalencia lo mostró sin equilibrio, a tal punto de presentar el polémico proyecto que pone en riesgo el trabajo de miles de chubutenses generando inestabilidad y sembrando un manto de dudas a los futuros inversores que podrían desembarcar en Chubut, debido a la falta de seguridad jurídica que genera esta ley.

Inconstitucional, Impuestazo encubierto

La norma sería un impuestazo encubierto la cual además sería una norma inconstitucional que terminaría en la Justicia.

La ley es rechazada por todo el arco industrial de Chubut, la Federación Empresaria Chubutense, la Cámara Industrial y de Comercio Exterior de Puerto Madryn y Región Patagonia (CIMA), La cámara de pymes petroleras, las distintas cámaras de comercios de las principales ciudades de la provincia concuerdan que esto afecta seriamente la generación de empleo y desarrollo además de trasladarse este impuesto a precios del sector servicios y consumo masivo.

En Casa de Gobierno descartan que el Gobernador Mariano Arcioni vetará esta ley del actual Ministro de Gobierno que deberá entender que si atentan contra la industria del trabajo los primeros contra los que atentan son los trabajadores ya que las empresas dejarán de invertir en nuestra provincia por no estar dadas las condiciones de estabilidad para que la matriz de producción vuelva a funcionar generando crecimiento para todos.

La Fech podría avanzar con un amparo en la Justicia. Consideran que la Ley es inconstitucional. Crea un registro y obliga a los empleadores a pagar un 5% de la masa salarial por cada trabajador. El impuesto del 8 mil al área de Trabajo de Provincia se duplica por contratar personal con menos de 5 años en Chubut.

Gran malestar y preocupación provocó en el sector empleador de la provincia la ley aprobada esta semana por la Legislatura que crea una nueva carga impositiva.

La ley que fue impulsada por el diputado José Grazzini (futuro ministro de Gobierno de la Provincia), crea el Registro de Empleo, al que de manera obligatoria deberán aportar el 5% de la masa salarial por cada trabajador.

Además establece que las empresas que contraten a ciudadanos nacidos o con residencia de 5 años en Chubut, seguirán aportando el 8 por mil a la Secretaría de Trabajo. Pero las que contraten personal de otra provincia, deberán aportar el doble, es decir, 16 por mil, por ese empleado.

«Se está analizando su inconstitucionalidad», confirmó ayer el integrante de la Cicech, Saturnino Zárate.

Agregó el comerciante de Trelew que «no se puede cargar así (al sector), arbitrariamente, para sostener otra actividad».

Criticó además que «los diputados, muy sentados en sus bancas y cobrando los sueldos que cobran, aplican un impuesto sobre los que estamos todos los días trabajando para sostener el negocio».

Y consideró que «es una contradicción» porque «por un lado se está pidiendo que colaboremos abiertamente con las instituciones, cosa que hacemos todos los días, y por otro lado nos siguen aplicando impuestos. Adónde vamos a ir a parar con esto».

Sostuvo Zárate que ese 5% más por masa salarial que deberán aportar los empleadores, «no lo podemos cargar a los precios, ya que de por sí estamos trabajando para evitar el cierre; es un nuevo impuesto que se carga sobre el comercio».
Adelantó que «por supuesto» irán a la Justicia en caso de ser necesario, si el Gobernador Mariano Arcioni no veta esta ley, cuestión poco probable ya que su impulsor, José Grazzini, será el próximo ministro de Gobierno de la Provincia.

Zárate lamentó que «se toman estas medidas sin antes consultar con los sectores» comprometidos.

«Hay que buscar otras alternativas que sean ideas novedosas, que traten de incrementar el trabajo en la zona, que se haga gestión en el orden nacional para bajar impuestos nacionales por ejemplo, que puedan hacer que venga gente y dar mano de obra. Y no cargar sobre los que ya estamos acá», informó Diario El Chubut.

La actual debacle podría poner en riesgo el trabajo de 300 mil personas. Turismo, servicios y pymes, los más golpeados.

El estallido social en Chile está comenzando a afectar seriamente la economía y el mercado laboral del país, después de más de un mes de protestas antigubernamentales, que han dejado al menos 23 muertos.

«Mi contrato vencía el 30 de octubre, y no me lo renovaron. Los empresarios se justificaron diciendo que las ganancias bajaron, y que los proveedores no pagan. Al final, lo dejan a uno sin trabajo. Ni siquiera hay posibilidad de renegociar», lamenta Carlos Muñoz, mientras analiza la aplicación de móviles de Uber.

Es su primer día de trabajo con Uber y todavía no se ha familiarizado con el programa, recién instalado en su teléfono. El coche ni siquiera es suyo. Se lo dejó un amigo que se apiadó de su situación. Muñoz trabajaba en las oficinas de una empresa de transportes que daba servicio al aeropuerto de Santiago de Chile.

Pero el sector turístico es uno de los más afectados por la crisis social, y la ola arrastró al ahora conductor de Uber, que perdió su trabajo. La industria del Turismo proyecta unos 37.000 ceses y 938 millones de dólares en pérdidas, después de que el 50 por ciento de los alojamientos hayan sido cancelados.

«Esto no solo me está pasando a mí. Le está pasando a mucha gente. Sobre todo a las pymes, que han tenido que cerrar por las manifestaciones», señala Muñoz.

En efecto, expertos del sector de las pequeñas y medianas empresas calculan que podría haber unos 100.000 negocios en riesgo de cierre. Al menos 6.800 pymes han reportado robo, saqueo o incendios.

Sectores como el comercio, el ocio o los servicios han sufrido un duro golpe durante estas semanas. El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, calcula que la crisis podría generar hasta 300.000 desempleados adicionales.

«Para mí está difícil», dice Muñoz. «Me encantaría poder decir que voy a encontrar trabajo esta semana. Pero, como están las cosas, en vez de contratar, están despidiendo», lamenta.

La cifra de desempleo se situó en el 7 por ciento en el tercer trimestre, pero el Ministerio de Hacienda teme que pueda ubicarse en el 10 por ciento próximamente.

El último año en el que la desocupación promedió un 10 por ciento fue en 2004. En algunos momentos de 2009, durante la crisis económica global, también se puso en dos dígitos.

«Toda situación que produzca incertidumbre, genera que los agentes económicos se vuelvan más cautos respecto de sus decisiones de inversión o de gastos, lo que, por una parte, frena la contratación de trabajadores, pero también puede provocar despidos, especialmente aquellos que puedan ser más baratos», comenta Hugo Caneo, docente diplomado en Administración de Riesgos de Unegocios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile.

El Gobierno de Sebastián Piñera, cuyo índice de popularidad se encuentra por debajo del 15%, ha propuesto cambios económicos y la redacción de una nueva Constitución, pero las protestas continúan en las calles.

Cambios en el modelo económico

Quienes se manifiestan piden su renuncia y cambios profundos en el modelo económico del país. «Chile necesita que se restablezca el orden público, para facilitar el diálogo social, en base a que las personas tengan tranquilidad social», afirma el analista Caneo.

«Si no se vuelve a una situación de orden público, dada la destrucción de muchos supermercados y locales comerciales, así como el funcionamiento a media máquina de muchos otros, se produciría un efecto de disminución de ingresos», destaca el docente de la Universidad de Chile.

«Eso debiera repercutir en una mayor propensión a ajustar los gastos necesarios para producir la renta a la nueva realidad económica y comercial, esto es, a una realidad de despidos y menor contratación», añade Caneo.

Chile incluso podría entrar en recesión técnica en el último trimestre el año. El Banco Central del país andino ha reducido su expectativa de crecimiento del PBI desde el 2,5 por ciento hasta el 1,9 por ciento.

Impacto de la devaluación del peso

Otro problema adicional es la devaluación del peso chileno. El pasado 14 de noviembre, por primera vez en la historia, el dólar norteamericano se pagó a más de 800 pesos, lo que supuso un alza del 12 por ciento desde que iniciaron las protestas.

La cifra ha oscilado en los días posteriores, pero manteniéndose siempre por encima de los valores usuales. «Las dificultades repercutirían en un mayor empleo informal y precario y, por tanto, a menor ahorro y menor gasto», cree Caneo.

Quienes están perdiendo su trabajo lamentan, además, no poder pagar sus deudas. Los hogares del país andino son los más endeudados de la región.

«Con 300.000 pesos de salario mínimo (unos 340 euros, tras la devaluación de las últimas semanas) es imposible que una familia viva. Yo tengo dos hijos. Y no les puedo decir que no. Y como no les puedo decir que no, recurro a las tarjetas, y uno se endeuda», comenta Muñoz, el conductor de Uber.

Piden que el sector sea declarado en emergencia. Le enviaron una carta a Macri y Alberto Fernández con propuestas.

Sumidas en un proceso de caída que lleva más de un año, las empresas agrupadas en la Cámara de la Construcción (CAC) consensuaron un pedido que fue girado tanto al gobierno de Mauricio Macri como a la inminente gestión de Alberto Fernández. La entidad pidió que el sector fuera declarado en emergencia para que las autoridades puedan aplicar una batería de medidas tendientes a reactivar la actividad.

«Poner en marcha a la Construcción es rápido», explica Julio Crivelli, presidente de la CAC. «Pero se necesita sanear la ecuación financiera de las empresas porque las deudas se van acumulando, los intereses son cada vez más altos y se van a perder muchos más puestos de trabajo que los que se perdieron hasta ahora», explica el directivo, aludiendo a los 40 mil empleos que se perdieron en los últimos cuatro años.

La crisis abarca tanto a las empresas avocadas a la obra pública como al sector privado. En el primer caso, según Crivelli, se trata de contratos a largo plazo con cláusulas de ajuste por inflación que «no se respetan y terminan ralentizando o parando las obras». En el ámbito privado, «los empresarios no se largan a hacer nuevos proyectos. Solo se limitan a terminar las obras comenzadas pero no pueden sostener la estructura si no tienen trabajo», describió.

Con el agravante de que, según la entidad, las «recientes medidas agravaron la situación financiera de las provincias», ya que «el reperfilamiento de títulos de deuda afectó a sus activos financieros, lo que dificulta o imposibilita el cumplimiento de sus obligaciones de pago de las obras realizadas».

Además, de acuerdo con los argumentos de la CAC,  “el congelamiento de combustibles afectó las regalías provinciales, con similar efecto sobre sus posibilidades de pago. Esta medida condicionó además, severamente, las inversiones privadasen el sector de petróleo y gas, golpeando la actividad constructora vinculada”, expresó en el documento que presentó la entidad a la prensa, ayer, en la sede de Paseo Colon e Independencia.

Todas estas circunstancias, según el sector, provocaron efectos gravísimos sobre las empresas contratistas, en el marco de una inflación por encima del 50% anual y con costos de insumos afectados por la fuerte devaluación.

Con este diagnóstico, el Consejo Federal de la Cámara concluyó que:

  • Considera urgente que la Administración, declare la emergencia del sector en todo el país. Que calcule y consolide la deuda devengada en los contratos vigentes, emitiendo documentos de pago negociables o compensables».
  • También que aborde un nuevo y urgente plan de viviendas sociales a través de convenios con los Institutos Provinciales de Vivienda no menor a 40.000 unidades en todo el país que motorice la economía atacando de manera directa la pobreza y la falta de empleo.
  •   Además, que reformule, mediante un esquema de adhesión optativa, los contratos vigentes, adecuándolos a las actuales circunstancias, disponiendo la neutralización de plazos sin sanciones hasta el nuevo acuerdo, el que debería incluir un régimen automático de Variaciones de Costos.
  • Otra idea es que establezca un régimen de excepción para empresas PyMEs evitando sanciones y dando créditos, al tiempo de equiparar los montos que definen las categorías PyME a los usados para las PyMEs industriales y que se suspenda de ejecuciones y embargos por AFIP, permitiendo la compensación de deuda impositiva con créditos del Estado.

Ayer el INDEC informó que la Construcción cayó 4,6% en septiembre respecto de agosto y 8,5% interanual. Según un análisis de la consultora LCG: «no existe mucho margen para una recomposición en el sector de la Construcción. La estabilidad del tipo de cambio podría morigerar los costos que enfrentan los agentes en este rubro, pero habrá que esperar hasta el año que viene para observar mejoras. Esto dependerá exclusivamente de la importancia que asigne la gestión entrante a repuntar la actividad en este segmento», señaló en su último informe, manifestó Clarín.