Tag

embajada

Browsing

La Cancillería informó hoy que el edificio donde se encuentra la Embajada argentina en Beirut fue «gravemente dañado» en su interior, a raíz de las explosiones ocurridas en el puerto de esa ciudad, pero no se reportaron heridos ni muertos.

«La Cancillería informa que el edificio donde se encuentra la Embajada argentina en la República Libanesa ha sido dañado gravemente en su interior debido a las explosiones ocurridas en el puerto de Beirut, aunque no se registraron por el momento heridos ni víctimas fatales entre el personal de nuestra representación, el cual se encuentra abocado a las tareas consulares de emergencia», aseguró el Palacio San Martín, en un comunicado.

El edifico donde tiene sede la Embajada argentina en Beirut se encuentra ubicado a unas 20 cuadras de la zona portuaria, donde dos fuertes explosiones sacudieron y destrozaron hoy parte de la capital libanesa y provocaron al menos 50 muertos y 2.750 heridos, según informó Gobierno de ese país.

En tanto, desde la representación diplomática argentina, que encabeza el embajador, Mauricio Alice, informaron que «por el momento tampoco hay heridos y víctimas fatales de las explosiones en la comunidad argentina de la capital libanesa».

Durante el martes al mediodía, horario de Argentina, se registró una enorme explosión en la capital del Líbano, Beirut. La detonación fue de tal magnitud que arrasó con gran parte de las construcciones a su alrededor en un radio de aproximadamente 20 cuadras. Entre los edificios alcanzados está la Embajada de la Argentina en el país, la cual quedó completamente destruida en su interior.

Las imágenes del estado de las oficinas fueron difundidas a través de TN en Está Pasando. Aunque las instalaciones quedaron arruinadas, afortunadamente se confirmó que no hubo víctimas fatales en el recinto a causa del estallido. Solamente se registraron algunas heridas menores en quienes se encontraban al momento del estallido.

Las distintas fotografías y filmaciones que se pudieron conocer muestran los daños que se registraron producto de la onda expansiva pocos momentos después de que se escuchara el estruendo.

El origen de la explosión en Beirut

La explosión en Beirut se dio en un depósito que tenía en su interior explosivos incautados, con lo cual la detonación adquirió una magnitud insospechada. Según informó la Agencia Nacional de Noticias del Estado, la instalación está ubicada en el puerto de la ciudad y el siniestro provocó al menos 73 muertos y cerca de 2.750 heridos.

Aunque actualmente se están investigando las causas del accidente, se informó que resultó luego de un incendio en las proximidades de los silos de trigo del puerto. El mismo luego se movió hasta el almacén y provocó la tragedia que actualmente es noticia en todo el mundo.

La embajada de España desmintió al gobernador bonaerense Axel Kicillof que, durante el anuncio de la nueva extensión de las medidas de aislamiento en el mediodía de este viernes, había afirmado que en Barcelona y en el País Vasco rige una «cuarentena estricta» por los rebrotes de COVID-19.

Pocas horas después, la sede diplomática difundió un comunicado en el que aclaró que ninguna parte del territorio de España está en cuarentena. “

Ante ciertas informaciones que han circulado en el día de hoy, la Embajada de España quisiera aclarar que, desde el 21 de junio se levantó el estado de alarma. Ni Barcelona ni ninguna otra parte del territorio español están en cuarentena, ni estricta ni de ninguna clase “, expresaron.

«Por desgracia -añade el comunicado-, la pandemia no ha terminado y están en vigor medidas restrictivas parciales en algunos lugares en los que recientemente se han registrado brotes puntuales de nuevos contagios, sin que en ninguno de ellos se haya decretado cuarentena de ninguna clase.»

Kicillof hizo mención a la situación de España cuando anunció la continuidad del aislamiento, para explicar que en otras partes del mundo rigen restricciones como las del Área Metropolitana de Buenos Aires.

“Aquellos países que parecían tener controlados los contagios, hoy tienen rebrotes o una mudanza del virus de algunas regiones a otras. Se observa en diferentes regiones donde se debió abandonar la reapertura, como en Barcelona o en el País Vasco, por una cuarentena estricta”, había asegurado el gobernador.

Y también mencionó a otros países como EEUU, donde explico que “se han tomado decisiones más estrictas, que rozan el toque de queda, para evitar contagios”.

La comparación con otros países generó, una vez más, una sucesión de quejas y desmentidas por parte de las naciones aludidas. En ocasiones anteriores, los gobiernos de Suecia y Chile desmintieron a Alberto Fernández luego de que los citara para explicar la situación de la pandemia en Argentina.

Las primeras informaciones indican que son unos 20 empleados que ocuparon el edificio en Brasilia. Agentes de la Policía Militarizada se encuentran frente al complejo.

Unos veinte simpatizantes del líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente por el Gobierno de Jair Bolsonaro​, ocuparon este miércoles la embajada de Venezuela en Brasilia.

Agentes de la Policía Militarizada de Brasilia se encontraban en la mañana de hoy frente al predio ubicado en la zona sudeste de la capital, donde se vivieron momentos de tensión y forcejeos entre simpatizantes de Guaidó y de Nicolás Maduro.

«Al ingresar a la sede pudimos verificar que un grupo de funcionarios se encontraba habitando la residencia oficial, que se encuentra contigua a la sección administrativa. Se les notificó de la acción emprendida por sus compañeros e, inmediatamente, se les invitó a incorporarse al trabajo en la embajada garantizándoles todos sus derechos laborales», sostiene el comunicado firmado por la embajadora María Teresa Belandria Expósito.

En este sentido, continuó: «Finalmente, les comunicamos nuestra mejor disposición de mediar con las autoridades brasileñas en caso de que decidan no abandonar el país», resaltó Clarín.

Carlos Romero fue recibido el domingo en la sede diplomática tras la renuncia del presidente Evo Morales, aunque la Cancillería aclaró que no está bajo la figura de asilo.

La Embajada de Argentina en Bolivia ha dado refugio este domingo a Carlos Romero, ministro de Gobierno del presidente Evo Morales, quien  renunció a su cargo tras denunciar un «golpe de Estado» contra el Ejecutivo, informó el canal de noticias TN.

Fuentes de Cancillería confirmaron al medio argentino que Romero se encuentra «a resguardo» en la sede diplomática argentina en la ciudad de La Paz, aunque no bajo la figura de asilo político. 

«Cuando peligra la integridad física la tradición latinoamericana es de brindar resguardo», indicaron desde el consulado.

En medio de amenazas de los grupos opositores bolivianos, la Embajada ha sido reforzada con efectivos de la Gendarmería por orden del ministerio de Seguridad, desde Buenos Aires.

El exfuncionario boliviano recibió protección por parte del Gobierno de Mauricio Macri, que horas antes, en una rueda de prensa, aclaró que no había un pedido de asilo para el presidente Morales «ni en la Embajada ni el territorio argentino», señaló el canciller, Jorge Faurie.

Por otra parte, en relación a la crisis política que vive el país vecino, el diplomático sostuvo que «no están los elementos para describir» la dimisión del presidente boliviano y sus funcionarios «como un golpe de Estado», debido a que «las Fuerzas Armadas no han asumido el poder».

No obstante, Faurie reconoció que la Casa Rosada mantuvo «diálogo con diferentes actores políticos».

El domingo, el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, quien asumirá el poder el 10 de diciembre, le pidió al Gobierno de su país que brinde asilo a los funcionarios salientes, debido a que corrían peligro.

Fernández ha señalado en su cuenta de Twitter que en Bolivia se consumó «un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del Ejército», informó Actualidad RT.

En un desafío directo a la decisión del presidente Sebastián Piñera de convocar al Consejo de Seguridad Nacional y de endurecer su postura al anunciar una agenda orientada al resguardo del orden público,miles de personas salieron a las calles a protestar en una nueva jornada de manifestaciones que se extendieron en diversas ciudades del país en medio del estallido social que sacude a Chile.

La convocatoria, que se denominó como la Tercera Gran Marcha, comenzó cerca de las 17 con una multitud desplazándose hacia Plaza Italia -el centro neurálgico de las manifestaciones- con relativa tranquilidad, en un ambiente de mucho colorido y con presencia de numerosas familias, y que después derivó en múltiples incidentes protagonizados por un grupo de descolgados.

El acontecimiento más grave fue el incendio que afectó a la Casona Schneider, un edificio patrimonial construido en 1915, que actualmente acoge a una sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Veintitrés compañías de bomberos fueron citadas para sofocar las llamas que se generaron luego de un saqueo.

Diversos voluntarios ayudaron a extinguir el fuego en el valioso inmueble, ubicado al frente de la embajada de la Argentina en Chile. En cuanto al edificio argentino, según informó Cancillería, un grupo logró forcejear el portón e ingresar a los jardines de la residencia.

La tensión también se traspasó a la residencia diplomática enclavada en calle Vicuña Mackenna. Un grupo de manifestantes ingresó hasta el mismísimo recinto y rompió algunos vidrios, ante el nerviosismo de los funcionarios de la delegación. Tras cerciorarse de que el lugar al que habían ingresado se trataba de una embajada, los encapuchados abandonaron el sitio. «No hubo heridos afortunadamente, pero sí mucho estrés, fue una situación muy compleja», contaron a LA NACION, desde la embajada argentina.

José Octavio Bordón, embajador de la Argentina, quien contempló el ataque, dijo a este medio: «La seguridad en ese momento fue completamente superada. Las barricadas bloquearon los accesos vehiculares y la residencia quedó expuesta al ataque de los vandalizadores, que minutos antes habían saqueado e incendiado la sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Abrieron la puerta, le metieron un fierro al portón y entraron unas diez o doce personas a los jardines».

Bordón estaba junto a su esposa y cinco personas más que también se guarecieron hasta que operativos de fuerzas especiales de los carabineros chilenos liberaron la zona. «Las autoridades nos han garantizado la seguridad alrededor del edificio. Mañana evaluaremos los daños», agregó el embajador, quien alrededor de las 23 realizó un control de daños y corroboró que un 80% de los vidrios de la planta baja fueron rotos. El vehículo que utiliza el embajador para transportarse también sufrió daños.

«Hemos estado en contacto permanente con la cancillería chilena y estamos coordinando medidas. Fue una situación muy tensa para todos», cerró el embajador, quien pasa la noche en la residencia, a un costado de las calles aún humeantes por la quema de objetos en la jornada de protesta.

Críticas de la ONU

Igualmente, los incidentes se expandieron hacia otras zonas, mientras la gran mayoría de los manifestantes se comportaba con tranquilidad y replicando las consignas que se levantaron durante la crisis: cambio en la Constitución, modificaciones al modelo de desarrollo y mejoras en áreas como salud y educación.

La contracara se vivió en la comuna de Vitacura, uno de los sectores más acomodados de la capital chilena, donde un grupo de vecinos con chalecos amarillos -emulando a la protestas que sucedieron en Francia- se reunió para enfrentar a los encapuchados y defender sus locales comerciales.

Sin embargo, hubo un punto que se replicó en la protesta y tuvo que ver con el fortalecimiento explícito que hizo Piñera a la labor de las policías y a su convocatoria del Consejo de Seguridad Nacional. Aquel aspecto fue defendido por la vocera de gobierno, Karla Rubilar.

«En materia de seguridad necesitamos una mirada de Estado y no puede ser la de un gobierno en particular. Por eso, el presidente cita al Cosena para poder escucharlos a todos y ver cómo mejoramos el tema de seguridad en un ambiente extremadamente complejo como el que hemos vivido», respondió Rubilar ante los cuestionamientos.

«A ratos me pregunto si esto se hubiese llamado de otra forma, ¿habría cambiado la disposición y las palabras después del Cosena? ¿Esto tiene que ver porque se llama Cosena? Yo quiero decirles que esta es la institucionalidad que hemos creado entre todos y lo que permitía llamarlos a todos a conversar sobre seguridad», agregó la ministra.

En ese sentido, nuevas críticas arreciaron contra el manejo del gobierno tras la declaración de un grupo de expertos, nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), condenando el uso de balines y perdigones utilizados por las fuerzas de seguridad en manifestaciones.

«La violencia nunca puede ser la respuesta a las demandas sociales y políticas de las personas; el elevado número de heridos y la manera en la cual se han utilizado las armas no letales parece indicar que el uso de la fuerza fue excesivo y violó los requisitos de necesidad y proporcionalidad», indicó el grupo de expertos a través de un comunicado publicado por la ONU.

El texto también emplazó directamente al gobierno de Sebastián Piñera por la dureza en los protocolos utilizados. «El elevado número de heridos y la manera en la cual se han utilizado las armas no letales parece indicar que el uso de la fuerza fue excesivo y violó los requisitos de necesidad y proporcionalidad».

Organizaciones ambientalistas, movimientos sociales y partidos políticos se concentraron esta tarde en frente a la embajada de Brasil, situada en el barrio de Retiro, de Buenos Aires, y se manifestaron en reclamo para que el presidente Jair Bolsonaro tome medidas para controlar los incendios forestales que afectan la región amazónica de ese país.

Cientos de personas marcharon hasta Cerrito al 1300 de la Ciudad, y, frente a la valla y el cordón policial que protegían el acceso a la sede diplomática brasileña y montaron allí una radio abierta en la que difundieron sus reclamos hacia el gobierno de Bolsonaro por la falta de respuestas efectivas frente a los incendios forestales que afectan la región amazónica de su país.

El reclamo también incluía la solicitud al gobierno de Brasil para que detenga la deforestación del Amazonas e impulse firmes controles en la expansión de la actividad agropecuaria en la región, así lo informó Télam.

Los manifestantes colgaron carteles con consignas ambientalistas sobre la valla que protegía la embajada, realizaron intervenciones con pintura roja simulando sangre y los jóvenes ambientalistas afirmaron que «está en riesgo ya no solo el Amazonas o Brasil, sino el mundo entero».

A pesar del apoyo manifiesto de Estados Unidos y de la OEA, la última asonada encabezada por Juan Guaidó no pareció rendirle los frutos que esperaba. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana ratificó su respaldo al presidente constitucional Nicolás Maduro. Tras abandonar la base La Carlota, los golpistas se replegaron a la zona de Altamira.

Leopoldo López, finalmente, se refugió en la embajada de Chile. Lo hizo junto con su mujer Lilian Tintori y su hija. En menos de doce horas se escapó de su prisión domiciliaria, acompañó el intentó de golpe de Estado de Juan Guadió desde la base militar más importante de Caracas, La Carlota, y se refugió en una embajada por la tarde. Si el plan original no era una gran operación para que López escapara, el plan no dio los resultados esperados.

Los acontecimientos comenzaron a las 4 de la madrugada cuando un grupo reducido de cien miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) encabezó un golpe con Guaidó y López a la cabeza. El autoproclamado «presidente encargado» dio un mensaje a través de sus redes sociales, en el que afirmaba que la Fanb estaba bajo sus órdenes. La acción en La Carlota duró poco y los golpistas rápidamente se movilizaron a la zona de Altamira, bastión de la oposición en la zona adinerada de Caracas.

Desde tempranas horas se supo que la base de La Carlota no estaba tomada, y que los cuarteles del país mantenían su respaldo al presidente Nicolás Maduro. Las informaciones fueron dadas por el ministro de comunicación, Jorge Rodríguez, el comandante de la Fanb, Vladimir Padrino López, así como el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, entre otros. Con el correr de las horas, la fuerza con la que amenazaba el golpe se fue desvaneciendo.

Guaidó afirmó que se trataba de la fase definitiva de lo que él denominaba “Operación libertad”. El intento militar contó con el respaldo internacional del gobierno norteamericano, a través del vicepresidente Mike Pence y del secretario de Estado Mike Pompeo; del presidente de Colombia, Iván Duque; del gobierno argentino a través de su canciller Jorge Faurie; del secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, y del presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, entre otros. El gobierno de España, por su parte, rechazó la asonada: “Debe quedar claro que España no respalda ningún golpe militar”.

El día terminó entonces con la noticia de López refugiado en la embajada de Chile, anuncios contradictorios de Guaidó respecto a los próximos pasos, violencias focalizadas en las zonas donde la derecha despliega sus fuerzas, ymuchos interrogantes acerca del 1 de mayo. ¿Hará la derecha un intento de radicalizar la movilización anunciada para mañana para crear un escenario de mayor violencia? ¿Existe otro grupo de la Fanb dispuesto a encabezar una acción luego de este resultado? ¿Cuál era el objetivo final? El mismo Donald Trump afirmó estar siguiendo de cerca los acontecimientos.

 

pagina12