Tag

elefantes marinos

Browsing

Ya hay cerca de 200 ejemplares después de casi una década de asentarse en el lugar, muy cercano a la reserva de pingüinos. Los primeros ejemplares llegaron en 2009.

Naturaleza viva. Ubicada 80 kilómetros al sur de la capital provincial, y dentro de la Reserva de la Biósfera de Punta Tombo, se esconde un sitio único en donde una creciente reserva de elefantes marinos convive con la diversidad de la fauna autóctona de la Patagonia y una estancia centenaria que da sus primeros pasos dentro del agroturismo.

El establecimiento La Antonieta fue fundado hace 100 años pero recién en la última década se asentó en sus playas una colonia de elefantes marinos cuya cantidad de ejemplares ha ido creciendo con el paso del tiempo hasta alcanzar cerca de 200 este verano. Con historia ganadera, que aún continúa, los propietarios del lugar han sumado en los últimos la alternativa del Agroturismo, con cupos limitados con el objetivo de preservar el medio ambiente.

Desde 2009

Los primeros elefantes marinos fueron divisados en el lugar en el año 2009, pero cada año se fueron sumando más y, según el censo realizado en la temporada actual en conjunto con investigadores del Cenpat Conicet, conviven unos 180 animales, conformándose unos 6 harenes, el más voluminoso con 29 hembras. Cuenta con una población anual de entre 50 y 60 ejemplares.

Entre otras ventajas, La Antonieta tiene una ubicación de privilegio lindera a la Pingüinera más famosa del continente, Punta Norte, lo que le otorga un gran potencial a futuro puesto que los visitantes tendrán, en el mismo paraje, opción de conocer pingüinos y elefantes marinos.

Con la llegada de turistas la ONG que gestiona el lugar recauda fondos. Las visitas se organizan en grupos medianos y de manera coordinada y controlada pues se busca no invadir el ambiente costero.

Fundación Dos Pozos

La Fundación creó el Refugio de vida Silvestre Dos Pozos y fue presentado ante el organismo de contralor, que es la Dirección de Fauna Provincial. Se han establecido las directrices para llevar adelante el proyecto de conservación de esta especie, como así también la biodiversidad costera.

El objetivo es preservar la colonia reproductiva y adaptar el sitio para los amantes de la naturaleza viva. Desde el año 2010 se empezaron a realizar las primeras visitas de la mano del descubridor (fundador) Guido Pepa Morelli, bisnieto del Fundador de la Estancia La Antonieta, Don Vicente Martino. Desde La génesis de La Reserva, la misma está creciendo a altas tasas de crecimiento, como así también la población estable que perdura todo el año.

Elefantes Marinos

Se trata de un género de mamíferos pinnípedos de la familia de los fócidos, integrados por dos especies: Elefante Marino del Norte (Mirounga angustirostris) y Elefante Marino del Sur (Mirounga Leonina). Se estima que el macho de esta última especie es el mayor pinnípedo que existe en la actualidad y probablemente el mayor que ha existido en el planeta tierra.

Las hembras pueden medir hasta 3 metros y pesar 900 kilos, cuando los machos pueden llegar a los 5 metros de longitud y un peso de hasta 4.000 kgs (4 toneladas), son considerados como la especie con mayor dimorfismo sexual.

Reproducción

Las hembras tienen una cría por año, durando 11 meses el periodo de gestación y al nacer los bebés rondan los 40 kilos y son de color negro.

A los 23 días de alimentarse de la madre, la cría ya alcanza los 120 kilos de peso y es en este periodo donde la madre pierde unos 14 kilos de peso por día, ya que la misma no va al mar a alimentarse.

Orígenes del apostadero

En el año 2009 se descubrieron los primeros Elefantes Marinos (Mirounga Leonina), en las costas de Dos Pozos de la Estancia La Antonieta, que está situada a unos 80 kilómetros al sur de la ciudad de Rawson, capital de Chubut.

Población

Al año 2015 se censaron 5 harenes georeferenciados con un promedio 14 hembras por harén, y un buen número de juveniles destetados. Con el correr de los años, la colonia se ha ido incrementando hasta alcanzar los 200 animales en el verano del 2017.

Alimentación

Los ejemplares se alimentan de peces y se sabe que los mismos se han llegado a sumergir hasta 1.800 metros de profundidad para conseguirlos.

Desde el año 2009 empezaron a llegar los primeros elefantes marinos a las costas de Dos Pozos y es por eso que la Fundación Dos Pozos avanzó en la creación del Refugio de Vida Silvestre, en donde el principio rector es la conservación de la Elefantería Marina que allí habita.

De manera ordenada y en grupos reducidos, la organización en conjunto con Puntatombo.com realiza visitas guiadas a la colonia. Se ofrece el transfer desde el Casco principal de la Estancia La Antonieta a la costa (10 kilómetros) en vehículo tipo safari, se indica a los visitantes acerca de las normas del Refugio y se entrega junto con la excursión un agua mineral para afrontar la caminata.

Se recomienda contactar para reservas, ya que la misma no es apta para visitas masivas. Los contactos son a fundació[email protected] o a [email protected]m

Jornada