Tag

Elecciones

Browsing

Los sondeos muestran que Evo Morales, quien va por su cuarto mandato, se enfrenta a la posibilidad de una segunda vuelta con el principal oponente, el ex presidente Carlos Mesa.

El presidente Evo Morales, que gobierna Bolivia desde 2006, afronta un camino cuesta arriba a un mes de las elecciones en que pugnará por un cuarto mandato, y donde el ballotage se convirtió en el tema central entre el oficialismo, que busca evitarlo, y la oposición que lo ve como una posibilidad de obtener el triunfo.

Las encuestas ubican como favorito al primer lugar a Morales, del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), seguido muy de cerca por el ex presidente Carlos Mesa, quien formó una alianza a la cual denominó Comunidad Ciudadana (CC).

A Morales, que ganó las tres elecciones anteriores con abrumadora mayoría, le juegan en contra esta vez el natural desgaste de su imagen tras 14 años de administración, un incontrolable incendio forestal que dura ya cinco semanas, y el desprestigio de haber violado el referéndum popular de 2016 donde la población votó en contra de otorgarle la posibilidad de un cuarto mandato.

«No es segura la victoria de Evo Morales en primera vuelta», sentencia el politólogo Carlos Cordero. La misma postura tiene el analista Carlos Borth: «No está asegurada la reelección en la primera vuelta».

Ambos coinciden en que el gobernante no la tiene fácil. En 2006 arrasó con el 54% de los votos. Sus dos reelecciones sucesivas (2010-2015 y 2015-2020) fueron 64% y 61%, respectivamente, en primera vuelta. Pero ahora no se presenta el mismo escenario. Todas las encuestas vislumbran un probable balotaje.

Una última, difundida por la universidad estatal TVU, le asigna a Evo una ventaja de seis puntos sobre Mesa (31,1% contra 24,9%). El diario El Deber difundió su estudio a principios de septiembre: 34% para Morales y 27% para Mesa.

«Hay una pérdida significativa de votos y de popularidad», grafica Cordero, que ve «un deterioro de la imagen y cuestionamientos a la gestión y políticas públicas del presidente».

Sumado a esto, incendios incontrolables en la Amazonía y Pantanal, en el este de Bolivia, que arrasaron desde principios de agosto 4,1 millones de hectáreas (similar al territorio de Suiza), también han motivado la crítica ciudadana. Las ONGs ambientalistas lo responsabilizan por haber autorizado el uso de fuego para el desmonte con el fin de ampliar la frontera agropecuaria, y especialmente el cultivo de coca.

El analista político Roger Cortez consideró que sucesos como los incendios en el este del país son una «fuente de retroceso electoral» para Morales, dentro de un proceso electoral que llamó «accidentado» y de «incertidumbre».

Con base en una interpretación personal de 23 encuestas realizadas en los últimos dos años, Cortez concluyó que el MAS no superará el 40% de la intención de voto y que habrá la posibilidad de que quien vaya al ballotage pueda recortar distancias con el mandatario.

«Y si llegamos a una segunda vuelta, no hay posibilidad alguna que el MAS pueda ganar», enfatizó el analista. Para Cortez, los llamados «votantes indecisos» podrían incidir en un resultado final, considerando que en la mayoría de los casos «ya han decidido su voto» aunque no lo manifiesten y «probablemente» se inclinen por la oposición.

El propio vicepresidente de Evo, Alvaro García, admitió los inconvenientes, aunque se mostró optimista. “Hay una tendencia de crecimiento del voto de Evo que se ha ralentizado un poco a partir del tema de los incendios de la Chiquitanía, pero que es una tendencia ascendente», señaló.

En diciembre del año pasado, cuando se multiplicaron las críticas por no haber respetado el referéndum popular, Morales apuntó a obtener una tsunami de votos para demostrar que había hecho lo correcto. “Debemos ganar con más del 70%, ese es el desafío que tenemos”, dijo. Pero actualmente ya no presume de estos vaticinios optimistas.

Ahora todo se juega a la primera vuelta del 20 de octubre. “Si Evo Morales saca 39% y Mesa 26%, es una brecha difícil de remontar en segunda vuelta”, afirmó Borth. En cambio si obtiene una diferencia mayor, hay altas posibilidades del triunfo para el mandatario.

Según la nueva Constitución (en vigencia desde 2009), un candidato puede ganar la presidencia en primera vuelta si obtiene 50% más uno de los votos válidos o logra el 40% con una ventaja de 10 puntos de diferencia sobre el segundo. El balotaje está fijado para el 15 de diciembre, informó El Clarín.

La candidata a vicepresidenta del Frente de Todos se refirió al plan preventivo de crisis de la empresa encargada de embotellarla.

La ex presidenta Cristina Kirchner presentó su libro Sinceramente en La Matanza y, una vez más, le apuntó al Gobierno de Mauricio Macri. Esta vez, lo hizo con una afirmación insólita: «Tenés que ser horrible para fundir la Coca Cola«.

Así se refirió al Plan Preventivo de Crisis (PPC) de la empresa mexicana Femsa, encargada del embotellado de los productos Coca Cola en el país. 

Camino a las elecciones

«Acá (por La Matanza) se vendía Coca Cola a rolete y estos la fundieron. Tenés que ser horrible para fundir la Coca Cola, tenés que ser horrible. Le puede pasar a cualquiera con un restaurante, pero la Coca Cola…», lanzó Cristina.

En aquel planteó, la compañía que opera desde el barrio porteño de Pompeya justificó su pedido para “readecuar su estructura de trabajo”.

La presentación de Cristina Kirchner se realiza en el auditorio de la Universidad de La Matanza, colmado por 1600 personas. 

Como en las últimas dos presentaciones de su libro, a Cristina Kirchner se le entrecortó la voz apenas comenzó, al decir quevisitar a La Matanza «es estar con él«, en referencia a Néstor Kirchner.

La expresidenta insistió en que «el endeudamiento y el hambre» le «resultan intolerables» y apuntó una vez más contra el Gobierno, al sostener que «vinieron proponiendo hambre cero y nos vamos con leyes de emergencia alimentaria«.

Y también volvió a cuestionar la decisión de acudir al FMI: «Para mí, el punto deinflexión de este gobierno fue el año pasado, en 2018, cuando deciden ir al Fondo. Porque además hay toda una historia con esto, de la Argentina, de su endeudamiento y hasta también del propio Fondo».

Luego de recordar los fundamentos con los que se creó el FMI, la senadora nacional y candidata a vicepresidente se refirió a «uno de los cuatro puntos fundamentales de su constitución” que establece la “prohibición de que los fondos del Fondo Monetario sean girados para algún país, para que este país por la cuenta capital fugue los dólares”.

“Algo que fue sistemáticamente violado en este último acuerdo”, denunció.

Para la expresidenta, será necesario discutir en Argentina «el tema de la estabilización y del endeudamiento, porque el endeudamiento de Argentina como uno de los grandes motivos de desestabilización de la economía ante la crisis de deuda no es una cosa que empezó ni ayer ni antes de ayer».

«Yo tengo el registro de un Raúl Alfonsín viniendo en la democracia y poniéndole un punto final, un nunca más a los golpes militares. Yo creo queeste Gobierno tiene que hacer algo para ponerle un punto final al endeudamientode la Argentina», sostuvo.

Y siguieron las críticas al Gobierno al señalar que «decían que el Congreso era una escribanía»: «Ellos que vinieron en nombre de las instituciones, pero las avasallaron a todas. El congreso no funciona, no se abre, no hay sesiones», sentenció.

Para Cristina Kirchner, si gana las elecciones el Frente de Todos comenzará «una etapa política diferente. Alberto (Fernández) es una persona de mucho dialogo, de mucho hablar, de mucho conciliar, pero yo quiero que también los sectores que más se han beneficiado y los que pueden seguir comiendo, estudiando, viajando, viviendo, le presten un poco de atención a los que apenas pueden sobrevivir. Me parece que esto es la etapa que viene”.

La compañera de fórmula de Alberto Fernández regresó este jueves de Cuba, a donde había viajado el miércoles 11 para visitar a su hija Florencia, quien realiza un tratamiento médico en La Habana.

La que realiza en La Matanza es la tercera presentación de Sinceramente después de la contundente victoria del Frente de Todos en las PASO, informó El Clarín.

Una prueba interna del escrutinio provisorio, con vistas a las elecciones del 27 de octubre, se realizará hoy con la presencia de veedores informáticos, y de representantes del Correo Argentino y de la Dirección Nacional Electoral, en la que la empresa Smartmatic mostrará los cambios que introdujo para subsanar la falla registrada en las PASO.

Una prueba interna del escrutinio provisorio, con vistas a las elecciones del 27 de octubre, se realizará este sábado con la presencia de veedores informáticos, y de representantes del Correo Argentino y de la Dirección Nacional Electoral, en la que la empresa Smartmatic mostrará los cambios que introdujo para subsanar la falla registrada en las PASO.

En tanto, ayer viernes, la Justicia habilitó al Frente de Todos a participar de la prueba, en la que serán testeadas las mejoras incorporadas por Smartmatic a su sistema, a fin de evitar en las elecciones generales del 27 de octubre fallas como las ocurridas en las PASO, que demoraron casi una hora y media la difusión de los primeros resultados.

Así lo dispuso la jueza federal con competencia electoral de la Capital Federal, María Romilda Servini, quien aceptó un planteo realizado en ese sentido por los apoderados del Frente de Todos, que reclamaron presenciar la prueba de la que, en principio, habían quedado excluidos, al igual que los demás partidos políticos.

Se trata de una prueba de carácter interno de la empresa Smartmatic, en la que no habrá transmisión de datos desde las escuelas, ni participarán los partidos políticos ni la prensa, que tendrá lugar -entre las 10 y las 15- en la sede operativa central del Correo Argentino, en el barrio porteño de Barracas, y en la sede de la localidad bonaerense de Monte Grande.

De esta manera, Smartmatic mostrará por primera vez los cambios que introdujo para subsanar la falla registrada en el proceso del escrutinio provisorio de las primarias del 11 de agosto, que demoró casi una hora y media, hasta las 22.20, la difusión de los primeros resultados electorales.

A la prueba de hoy, que se desarrollará sin presencia de los partidos políticos, ahora a excepción del Frente de Todos, y sin presencia de la prensa, seguirá una segunda prueba, ya agendada para el 5 de octubre próximo, ya sí con la presencia de todas las fuerzas políticas que participarán de las elecciones presidenciales y de medios de comunicación.

«Se trata de una prueba interna, sin transmisión, en la que serán testeadas algunas cuestiones, del mismo modo en que se realizarán en otras próximas instancias. Cuando todo esté listo, se realizará el habitual simulacro integral, con transmisión de datos, y allí participarán los partidos políticos y la prensa», explicaron fuentes del ministerio del Interior.

“Nos vamos a juntar no sólo para ganar la elección, sino para confirmar públicamente quiénes somos”, señaló el Presidente a través de las redes.

El presidente Mauricio Macri convocó este jueves a la «marcha para ganar»en las próximas elecciones generales. «Si estás cerca, venite. Marchamos para ganar. Yo voy. Si alguien te dice que no se puede, vos decile: ¡Sí, se puede!», alentó.

«Quiero invitarte a que seas una parte fundamental de la organización de esta marcha donde nos vamos a juntar no sólo para ganar la elección, sino para confirmar públicamente quiénes somos», aseguró el jefe de Estado, quien busca su segundo mandato a través del Frente Juntos por el Cambio.

El mandatario sorprendió con una serie de mensajes que difundió a través de su cuenta en Twitter para promover la movilización. Incluso, remarcó que él participará de la marcha que se realizará el 28, desde las 17, en Barrancas de Belgrano, pero que las movilizaciones se replicarán en distintas jornadas en otras 30 ciudades.  

«LA MARCHA DEL #SíSePuede: SALIMOS PARA GANAR. La campaña presidencial que comienza el domingo será distinta a todas las que vivimos hasta ahora. Quiero invitarte a hacer algo poderoso e influyente, algo que puede inclinar la elección pero que te necesita de manera indispensable», escribió.

Luego, amplió su llamado con mensajes en los que incluso pidió «usar Whatsapp» y las «redes sociales» para «coordinar la asistencia de amigos en grupo, para pasar imágenes, para insistir en que venga».

«Te estoy invitando a que vengas (ya irás conociendo fechas y lugares), pero además te invito a traer a l a marcha a tus amigos, a tus primos, a tu pareja, a tus padres, a tus hermanos, a tus hijos y a tus vecinos. ¿Tenés un auto, una camioneta? Compartilos para que vengan más», insistió.

Macri adelantó que la movilización incluirá «30 encuentros en 30 ciudades para expresar en paz y con alegría quiénes somos, cuánto queremos lo que queremos y hasta qué punto estamos dispuestos a luchar».

«A estos encuentros los llamamos La Marcha del #SíSePuede, la forma en que salimos a ganar la elección», detalló, informó El Clarín.

El socialista Pedro Sánchez, que se impuso en los comicios de abril, no logró los apoyos necesarios para seguir en el poder. Por eso, el rey debe disolver el Parlamento y convocar a una nueva votación.

“No existe un candidato que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados le otorgue su confianza”, le dijo el rey Felipe VIeste martes por la noche a la presidenta del Congreso español, Meritxell Batet, luego de la ronda de contactos que realizó lunes y martes con los partidos políticos que tienen representación parlamentaria para tratar de lograr la formación de un gobierno en España.La decisión de Felipe VI de no proponer un nuevo candidato a la presidencia antes del lunes 23 de septiembre, fecha en la que vence el plazo para que España logre investir un nuevo presidente, desembocará en una repetición electoral. Será el 10 de noviembre.

Pasaron más de cuatro meses desde que el PSOE ganó las elecciones pero no logró los acuerdos necesarios para formar gobierno y casi ocho semanas de parálisis institucional desde el intento de investidura de Pedro Sánchez de julio que no prosperó. Con este nuevo fracaso, España se asoma a un abismo político récord: celebrará su cuarta elección general en menos de cuatro años.

“No hay una mayoría en el Congreso que garantice la formación de un gobierno por lo que el país se ve abocado a una repetición electoral”, confirmó el presidente socialdemócrataPedro Sánchez, pasadas las nueve de la noche (hora española) desde el Palacio de la Moncloa.

“Lo he intentado por todos los medios pero lo han hecho imposible”, dijo Sánchez, que en julio se presentó a una investidura sin los apoyos necesarios y fracasó a pesar de haber ganado las elecciones con el 28,5 por cientode los votos.

El resto de los partidos políticos no lo ven del mismo modo. “Pedro Sánchez tenía el mandato de formar gobierno. No quiso. La arrogancia y el desprecio a las reglas básicas de una democracia parlamentaria se han impuesto sobre la sensatez”, dijo Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos, la fuerza populista que se perfilaba como socio preferencial del PSOEy que lleva meses pidiendo un gobierno de coalición a cambio de su apoyo para una investidura.

“Sánchez tiene que asumir sobre sus espaldas la responsabilidad de forzar unas elecciones cuando tenía soluciones viables como la de los constitucionalistas arriba de la mesa”, dijo Albert Rivera, de Ciudadanos,quien el lunes le había hecho llegar a Sánchez una propuesta “al límite”, como él mismo la llamó. Había planteado abstenerse en una posible votación para investir presidente al socialista“con condiciones”: que el PSOE de Sánchez no pactara con Bildu, la coalición de partidos nacionalistas vascos, en Navarra; que aplicara el artículo 155 de la Constitución, que permite la intervención de una autonomía díscola, en Cataluña, y que no subiera los impuestos.

“Tenemos la sospecha que Pedro Sánchez no quería formar gobierno. Lo que quería desde el principio eran elecciones», dijo Pablo Casado, presidente del Partido Popular, luego de reunirse con el rey y confirmar que votaría en contra de Sánchez en un posible debate de investidura. «Pero espero que si nos aboca a elecciones generales, no le salga gratis», agregó. En su mensaje desde La Moncloa, Pedro Sánchez responsabilizó a los demás partidos políticos de no haber facilitado su investidura.

“Para que la gobernabilidad de nuestro país no estuviera condicionada por los votos de las fuerzas independentistas, necesitábamos no el apoyo pero sí la abstención de las fuerzas conservadoras, en particular, del Partido Popular y de Ciudadanos -dijo el presidente en funciones-. Una abstención que permitiera el único gobierno posible desde la aritmética parlamentaria que arrojaron las urnas el 28 de abril, un gobierno progresista liderado por el Partido Socialista que fue el que ganó las elecciones”.

También tuvo críticas hacia Unidas Podemos: “Es el único partido a la izquierda de la Socialdemocracia que ha impedido cuatro veces, dos en 2016 y otras dos en 2019, un gobierno progresista bloqueando junto a los conservadores la formación de un gobierno liderado por el Partido Socialista”.

Al tiempo que confirmaba la decisión del rey de no presentar un candidato a la presidencia y que el escenario de repetición electoral era inminente, Sánchez aprovechó para dar sus primeras puntada de campaña electoral: “Lo que les digo a los españoles es que el próximo 10 de noviembre tenemos una oportunidad de decir las cosas más claras”, dijo.

El Congreso español se convertirá, como la carroza de Cenicienta a medianoche, en calabaza el lunes 23 de septiembre, cuando se disuelvan las Cortes, informó El Clarín.

Se llamará #SíSePuede. Peña reunió a los jefes de campaña de las provincias para ordenar la estrategia. Internas por la política social.

Mauricio Macri se concentrará en un itinerario de 30 centros urbanos donde el oficialismo tiene chances de hacer una buena elección. Se trata de los ciudades más pobladas del país, donde Juntos por el Cambio retrocedió en las PASO, y de distritos más chicos, donde confían sumar diputados, como el caso de Catamarca. El Presidente iniciará esa estrategia dentro de 10 días en la Ciudad, tal como adelantó Clarín.

El jefe de Estado convocará al desafío #SíSePuede, en línea con el enigmático tuit que compartió en sus redes sociales. Se tratará un cambio de la virtualidad a lo territorial respecto a la estrategia escogida para las primarias, que se centró -con poco éxito- en los defensores del cambio y en los WhatsApp.

Así lo comunicó Marcos Peñaa los 24 jefes de campaña del oficialismo en las provincias en una reunión en Balcarce 412, en la que también estuvieron el ministro del Interior Rogelio Frigerio, secretario General de Presidencia,Fernando de Andreis; el candidato a vicepresidente Miguel Pichetto y los gobernadores radicales de Jujuy; Gerardo Morales; y de Corrientes, Gustavo Valdés. Aunque en el oficialismo sugieren que los focus ya está listos,Jaime Durán Barbano fue de la partida. 

Peña pidió a los jefes de cada distrito «tomar la calle» y aumentar la presencia en las plazasy en el espacio público; lejos de la virtualidad de las primarias. Habría incluso caravanas, algo que ya ocurrió en 2015. «Necesitamos volver a proyectar cercanía», se sinceró uno de los presentes. 

También tuvo un discurso optimista. El jefe de Gabinete explicó que buscarán forzar un balotaje ampliando la base de electores y sumando a votantes útiles que eligieron a otros candidatos en las primarias.

El jefe de Gabinete todavía sigue al mando de la campaña nacional, aunque las críticas en el frente interno se multiplican.

Marcos Peña, jefe de Gabinete y encargado de la ingenería electoral de Mauricio Macri.

Reiteró que hasta el 27 de septiembre Macri se concentrará en la gestión y el mismo tono tendrán los primeros spots de televisión, que comenzarán a verse desde el próximo domingo. “Uno de los ejes mas tácticos y estratégicos tiene que ver con ampliar la conversación; con no encerrarse en la conversación económica”, dijeron cerca del ministro coordinador.

En lo referido al discurso, seguirá presente la autocrítica con la que el Presidente insiste desde las PASO; dirán que se exigió a los argentinos más de la cuenta y que se subestimaron problemas; con la inflación a la cabeza.

La política social del Ejecutivodivide al oficialismo. Valdés y Pichetto criticaron muy duramente el reparto de planes sociales, que ejecuta el ministerio de Desarrollo Social conducido por Carolina Stanley. «Fue durísimo», dijo uno de los presentes.

Los radicales están molestos, porque tal como informó este diario, la mitad de los 450 mil planes de empleo que reparte el Ejecutivo quedan en manos de las organizaciones que están dentro Triunvirato de San Cayetano, que hoy tiene candidatos en el Frente de Todos.

La ministra Stanley llegó al búnker en las primeras horas de la tarde para brindar un diagnóstico sobre la situación social, pero se retiró rápido y sin hablar. El secretario de Articulación de Política Social, Carlos Pedrini, quedó a cargo de la charla y de los reclamos. 

Por otra parte, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, el gobernador más crítico con Macri volvió a brillar por su ausencia. “Privilegia las elecciones a gobernador y envió a Peti Lombardi en su representación, que también es autoridad nacional del partido”, explicaron en el PRO.

Sin embargo, no fue la única ausencia ruidosa de la tarde. Federico Salvai, mano derecha de María Eugenia Vidal y esposo de Stanley, tampoco dijo presente. Envió en su lugar al ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez. La relación entre Peña y Vidal sigue gélida.

Guillermo Dietrich, fue finalmente el último orador de la tarde se refirió a la fiscalización, uno de los aspectos que el oficialismo busca mejorar en relación a las primarias y con el que trabaja junto al viceministro de Interior Sebastián García de Luca. Por la mañana, en la Casa Rosada ya se había realizado la reunión semanal periódica. «Hay muchas cuestiones logísticas y de coordinación a mejorar», dijeron en el entorno del ministro.

Las reuniones características del PRO vuelven a retomar su asiduidad después de la dura derrota. La próxima semana llegará el turno de los candidatos, informó El Clarín.

Attachment.png

La campaña con vistas a las elecciones generales del 27 de octubre comienza formalmente este sábado, a 50 días del comicio nacional que se disputará ese domingo, según los plazos previstos en el cronograma.

Según lo publicado por la Cámara Nacional Electoral (CNE), para este sábado 7 de setiembre están fijados varios plazos relacionados con el proceso electoral; entre ellos, el inicio formal de la campaña.

También este sábado vence el plazo para la registración de candidatos proclamados en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) que se realizaron el 11 de agosto, y para la oficialización de los postulantes por parte de los juzgados federales electorales.

Asimismo, hasta el 7 de septiembre los partidos políticos tienen plazo para designar a dos responsables económico-financieros por agrupación.

Finalmente, el cronograma dispone que para esta fecha la CNE debe convocar a los candidatos a presidente proclamados para participar en los debates obligatorios, previstos para los domingos 13 y 20 de octubre, que ocurrió el jueves con la primera audiencia convocada con representantes de las distintas fuerzas políticas, que confirmaron la participación de los 6 postulantes presidenciales.

El cronograma electoral fija como próxima fecha del proceso el 10 de septiembre, cuando vence el plazo para presentar el informe final por agrupación ante el juzgado federal electoral.

Luego, el 22 de septiembre, se dará inicio a la campaña electoral en los medios de comunicación audiovisual, previo sorteo de horas y espacios entre las distintas fuerzas políticas.

En tanto, el 27 de septiembre, la CNE comenzará con la difusión de mensajes institucionales de formación cívica y educación digital sobre cuestiones electorales y el uso responsable y crítico de la información electoral disponible en internet, así lo informó Télam.

«En la vida hay que dar pelea, hay que poner, hay que creer. Y yo creo que podemos. Yo sé que podemos, estoy convencido que podemos», dijo hoy presidente Mauricio Macri durante un breve discurso en el CCK, a propósito de la Jornada Nacional del Agro.

El mensaje fue «para el campo» pero también «para todos los argentinos que saben que hay que pelearla», según dijo el mandatario. «Estamos siendo mejores y cada día vamos a ser mejores», dijo Macri.

En tanto, sobre la serie de medidas económicas heterodoxas tomadas luego del resultado de las primarias, el mandatario afirmó: «Son medidas necesarias para la tranquilidad de los argentinos, pero solo se justifican en emergencia».

«Los argentinos tenemos que tener la vida que nos merecemos. Todavía nos falta, pero no perdamos de vista los pasos enormes que dimos juntos. El campo lo sabe bien. En estos años llegamos a mercados gigantes, y triplicamos la exportación de carne», dijo, y afirmó que el campo «seguirá siendo fundamental para la Argentina», informó La Nación.

Dirigentes del comando electoral del oficialismo aseguran que el partido «está de pie» y que darán la pelea para revertir el resultado de las PASO en las que el macrismo quedó en segundo lugar.

Juntos por el Cambio buscará reabrir la campaña electoral esta semana a través del contacto directo de los candidatos con la gente en la calle pero pondrá especial énfasis en apuntalar a aquellos dirigentes mejor posicionados, que pelean por retener o ganar intendencias y a quienes aspiran a bancas en el Congreso.

Dirigentes del comando electoral del oficialismo consultados por Télam aseguran que el partido «está de pie» y que darán la pelea para revertir el resultado de las PASO en las que el macrismo quedó en segundo lugar y a más de 15 puntos del Frente de Todos, pero en declaraciones extraoficiales aceptan que dar vuelta el resultado «será complicado».

En las reuniones de los últimos días, paralelas a las de Gobierno en las que se prioriza la necesidad de estabilizar la economía, los dirigentes reafirman que el objetivo central en la campaña que se reinicia el próximo viernes deberá ser «apuntalar» a los candidatos «con más chances de ganar» en sus distritos, informó Télam.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, recibirá a los titulares de las cámaras que integran la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias, informó la agrupación empresaria.

El encuentro se llevará a cabo a partir de las 12 en la calle México 337, en el barrio porteño de Monserrat, sede de las oficinas del candidato opositor que mayor cantidad de votos obtuvo en las PASO del pasado día 11.

“Durante el encuentro Dardo Chiesa (Confederaciones Rurales), Carlos Iannizzotto (Coninagro), Carlos Achetoni (Federación Agraria) y Daniel Pelegrina (Sociedad Rural) le presentarán al candidato las propuestas preparadas por el sector de cara a los comicios del 27 de octubre”, anticipó un comunicado.

“Entre otros temas, -se indicó- , también dialogarán sobre las necesidades y dificultades del sector que representan en la actual coyuntura económica financiera”.

Los representantes agropecuarios “esperan conocer en el encuentro la evaluación que realiza el candidato de los 14 puntos del documento presentado por la Comisión en el mes de julio, tendientes a lograr una mayor competitividad en el sector y el desarrollo rural”, así lo reseña Télam.