fbpx
Tag

Educación

Browsing

Mañana en el comienzo de la semana se convocó a un paro de Auxiliares de la Educación enrolados en el sector de ATE que lidera Edgardo Hompanera, al no haber una convocatoria formal para la paritaria y en rechazo de la claúsula gatillo. Las concentraciones confluirán en el Ministerio de Educación y Coordinación de Gabinete.

Si bien Hompanera admitió que existe una “supuesta citación” para el lunes a las 11, aclaró que no existe “nada formal” y “tampoco fuimos citados formalmente”. El dirigente sindical aseguró que el próximo viernes vencerá el plazo para la carga de los aumentos y de esta forma si no se llega a un arreglo antes de esa fecha ya los incrementos se verificarán recién en el mes de marzo.

Despropósito

“La verdad es un despropósito lo que han hecho y la gente decidió ir al paro. En la última acta paritaria quedó establecido que el 4 de febrero se retomaba la negociación. Se demoró y nosotros tenemos agravantes. Lo que no se acuerda el próximo viernes, no se gana, perdés un mes de incremento”.
“Si no se resuelve, tenés hasta el jueves y perdés un mes y con gente que gana tan poco es muy difícil, con el tema de la inflación. Y se pasa para marzo lo que acuerdes y lo estas cobrando recién en abril”.
“Insisten en convocar a una parte de ATE que le garantice la clausula gatillo y nosotros no podemos firmar eso”. Lo que también responde a la interna con el ala de Guillermo Quiroga, que aceptó esta herramientas en las negociaciones de fines del año pasado.

Básico de $ 24 mil

En cuanto al pedido salarial, el referente de ATE manifestó que un ingresante de los Auxiliares hoy está en $ 15.000 y buscarán elevar ese piso hasta los $ 24.000, si se incorporan algunos de los adicionales que se venían cobrando en negro”.

Diario Jornada

En el 2018 el Gobierno Nacional dejó sin ejecutar fondos destinados a jardines de infantes, formación tecnológica y educación digital, entre otras áreas del sistema educativo. El presupuesto 2019 para el sector prevé aún menos fondos.

Los últimos datos que ofreció el Gobierno Nacional sobre 2018 no ayudan a creer en la promesa del Presidente Mauricio Macri de que construirá miles de jardines de infantes. El programa de Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes del Ministerio de Educación tenía, al cierre del año pasado, una ejecución del 70,17 por ciento. Ese porcentaje es sobre un total que ya había sufrido un recorte (pasó de 6 mil millones a 2,9 mil millones).

Para 2019, hay una reducción nominal sobre las partidas a 2,5 mil millones. Esto se suma a otros programas con subejecución, como el de Infraestructura y equipamiento, o el de Innovación de Desarrollo de Formación Tecnológica, que para la misma fecha tenía una ejecución del 69,82 por ciento. El Plan Nacional de Educación Digital sufrió, para este año, un recorte del 58 por ciento.

Se trata de los últimos datos disponibles sobre la ejecución del presupuesto educativo, fechados el 24 de diciembre pasado. En la web de presupuesto abierto del Gobierno Nacional no figuran actualmente datos posteriores y solo está disponible la ejecución de 2019. La subejecución de partidas educativas implica, en los hechos, un recorte sobre el dinero destinado a esa área. Se trata de una política que acompaña al PRO desde sus primeras épocas como gobierno porteño.

En el último dato del Ministerio de Educación nacional, el programa Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles figura como monto final 2048 millones de pesos. Un 70,17 por ciento del total del dinero que estaba disponible, que ascendía a 2920 millones de pesos.

No obstante, ese presupuesto había sufrido previamente un recorte: el monto original en 2018 para jardines, según lo votado por el Congreso, era de 6063 millones de pesos. Si se hace el cálculo sobre ese monto original, lo que realmente se gastó es aún menor: un 33,8 por ciento. Para este año, lo que está presupuestado es 2528 millones de pesos, lo que representa un recorte nominal respecto del monto ya recortado de 2018 de otros 392 millones, luego de un año con una inflación del 47,6 por ciento.

En la campaña 2015, Macri había hecho una promesa sobre los jardines: “Yo me comprometo a construir los tres mil jardines de infantes que faltan”, dijo. Luego cambió este compromiso electoral por diez mil salas. Tampoco lo cumplió: desde el Ministerio de Educación sostuvieron ante el sitio Chequeado que a fines de 2018 había llegado a 1384 salas. A esto se suman denuncias de cierres de salas, como la que hizo la comunidad educativa del jardín del Hospital Ramos Mejía.

Página 12 informó sobre una denuncia penal presentada por la presidenta de la asociación civil Bajo la Lupa, Margarita Stolbizer, por presunta administración fraudulenta de fondos en la construcción de esas aulas. La dirigente focalizó en cinco licitaciones, de las cuales cuatro las ganaron las mismas dos empresas por cerca de 1400 millones de pesos. En el informe, señaló que el dinero se pagó pero las aulas no se habían construido.

La denuncia se basó en un pedido de informes que hizo al Ministerio de Educación nacional, en el cual le requirió que se detallara cuántas aulas se construyeron. En el caso de las licitaciones que denunció Stolbizer, con obras en Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, detallaron que de las 23 obras que tenían que hacer, empezaron 19 y no terminaron ninguna. Lo mismo había ocurrido con otras 43 obras en Chubut, Neuquén y Río Negro: comenzaron 38 y no las terminaron. Para Tierra del Fuego y Santa Cruz, iniciaron otras nueve obras. De nuevo, ninguna terminada, al igual que otras nueve en La Pampa. Cuando hizo su denuncia, en junio del año pasado, Stolbizer advirtió que el plazo de la obra era de seis meses y había pasado el triple de tiempo.

Al igual que con los jardines, con la innovación tecnológica la subejecución fue alta. El Ministerio de Educación tenía disponibles 5808 millones de pesos, de los que gastó 4055 millones, que representan un 69,82 por ciento del total. El presupuesto para 2019 es de 4420 millones, un recorte sobre lo que estaba disponible el año pasado de 1388 millones, que representa una caída nominal del 23,9 ciento. En tanto, el Plan Nacional de Educación Digital cayó de 3400 millones presupuestados el año pasado a 1427 millones para 2019, un ajuste del 58 por ciento.

Otra partida que sigue el camino del recorte es la de “Infraestructura y equipamiento”. Comenzó el año pasado con un presupuesto de 9290 millones de pesos, pero sufrió un recorte a 3403 millones. De ese monto, se ejecutaron 2849 millones, que representan el 83,7 por ciento del total posterior al recorte. Pero, nuevamente, si se compara con el monto que figuraba en el presupuesto, en verdad se utilizó el 30,6 por ciento de los recursos originales. Para 2019, al igual que en los otros casos, hay un monto aún inferior presupuestado: 2614 millones de pesos. Y todavía resta ver cuánto de ese dinero realmente será ejecutado este año. Lo que confirman las tendencias es que el ajuste en educación llegó para quedarse.

El Comodorense

Tiene como propósito reducir el abandono escolar en el Nivel Secundario, brindando alertas tempranas sobre las ausencias reiteradas de los estudiantes.

La ministra de Educación de la Provincia, Graciela Cigudosa, firmó este martes en Buenos Aires la incorporación de Chubut en el programa nacional ‘Asistiré’ que tiene por objetivo reducir el abandono escolar y determinar cuáles son las variables que inciden en esa situación para diseñar estrategias que permitan que los estudiantes finalicen su trayectoria.

La Ministra Cigudosa fue recibida en el Palacio Sarmiento por el jefe de Gabinete del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Manuel Vidal, con quien firmó un acuerdo para la aplicación de Asistiré en el territorio chubutense.

El programa busca dar respuesta a los adolescentes que se encuentren en riesgo de abandono, ya sea por inasistencias reiteradas o trayectorias irregulares. Se aplicará en determinados establecimientos que serán seleccionados a partir de indicadores como la tasa de abandono interanual.

“Creemos que es un instrumento muy importante para nosotros, para poder volver a traer a los chicos a la escuela secundaria, para poder recuperarlos y que todos puedan culminar sus estudios y sigan avanzando en sus trayectorias”, sostuvo Cigudosa.

El programa se propone detectar a tiempo factores de una posible deserción, para acompañar a los chicos y las chicas en su recorrido educativo ayudándolos en su tránsito escolar, poniendo foco en las necesidades particulares de cada contexto, incrementando la asistencia y fortaleciendo las trayectorias escolares.

Puesta en práctica

El mecanismo de implementación será el mismo que ya se aplica en la provincia de Buenos Aires: la toma de asistencia digital, que además de reemplazar el papel, permitirá en tiempo real contar con información sobre ausentismo. El equipo directivo tendrá un tablero de información que le permitirá ver en tiempo real la información integrada de todos los cursos de la escuela.

Esta plataforma facilita la tarea de los preceptores ya que al reemplazar el papel para la toma de asistencia y digitalizar el registro posibilita detectar de manera temprana el ausentismo reiterado del alumno a través de un sistema de alerta con predictivos de abandono, a partir de dos ausencias, que irá cambiando de color a medida que se incrementen las faltas.

La escuela estará así en condiciones de realizar de forma inmediata los índices de ausentismo y motivos de inasistencias a través de tableros de información; podrá generar reportes periódicos de asistencia por curso, turno, escuela o región escolar disminuyendo el tiempo de gestión e informes, además de reunir los datos en un único lugar.

Se prevé integrar un equipo de promotores que tendrá como responsabilidad seguir los casos de posible abandono y generar acciones para sostener la trayectoria escolar de los estudiantes. Los promotores trabajarán en dupla, y tendrán un perfil pedagógico y otro de trabajo social.

¿Qué es Asistiré?

En la actualidad se desarrolla en 220 escuelas de gestión estatal de 43 municipios de la provincia de Buenos Aires, la mayoría del Área Metropolitana.

En 2018 logró identificar 4.439 alumnos en riesgo de abandono, se trabajó con ellos y, como resultado, 3.065 (el 69%) presentan una evolución positiva, ya sea porque volvieron a asistir regularmente a la escuela, mejoraron su asistencia o se les gestionó un proyecto especial para regularizar su trayectoria.

Chaco y Corrientes también firmaron su incorporación al programa.

“El pase a planta jamás fue un condicionamiento para negociar las paritarias, porque nuestra palabra vale y estamos marcando este camino de confianza que necesita Chubut”, remarcó el Gobernador. A este número se le suman 100 trabajadores más que ingresaron con anterioridad.

El gobernador de la Provincia, Mariano Arcioni, celebró esta tarde en Trelew, el pase a planta de 487 trabajadores que cumplían tareas como monotributistas dependientes del Ministerio de Educación, que conduce Graciela Cigudosa.

“Hace instantes he firmado un decreto para la incorporación de 487 trabajadores monotributistas de la Educación, que se suman a los cien que ya habían sido nombrados, y tantos otros en el área de Salud, Instituto de la Vivienda y Desarrollo Urbano como en cada una de las áreas”, precisó Arcioni.

Al mismo tiempo, el Gobernador sostuvo que “nosotros cumplimos con nuestro compromiso y con nuestra palabra, y lo dijimos durante el mes de noviembre que íbamos a dejar de lado la precarización laboral”.

Por último, Arcioni manifestó que “jamás fue un condicionamiento para negociar en las paritarias, porque nuestra palabra vale y estamos marcando este camino de confianza, de honestidad, de transparencia, de los valores que necesita Chubut”.

A través del decreto N°1288 ingresaron a planta 176 trabajadores y por medio del decreto N°1289 los restantes 311. Además, cabe recordar que en noviembre del 2017 ingresaron 50 y en septiembre de 2018 otros 50.

A pesar de su discapacidad, consigue recorrer los mismos caminos pedregosos y cruzar el mismo puente de madera que los otros niños.

Un niño indonesio de ocho años con una severa discapacidad física logra cada día superar todos los obstáculos para llegar, cueste lo que cueste, a la escuela.

Mukhlis Abdul Holik, que no puede mantenerse en pie, cubre un trayecto de alrededor de seis kilómetros hasta su escuela gateando o caminando sobre las manos, que protege con sandalias.

Sus pies deformados y sus cortas piernas no le permiten llegar más que a la altura de la cadera de sus compañeros de clase.

A pesar de su discapacidad, consigue recorrer los mismos caminos pedregosos y cruzar el mismo puente de madera que los otros niños para llegar al centro, en el oeste de la isla de Java, acompañado por su madre.

“El camino es escarpado pero todos los días consigue” llegar, explica su madre, Pipin, que como numerosos indonesios solo tiene un nombre.

“Si tenemos dinero puede tomar una mototaxi pero cuando tenemos dificultades, debe arrastrarse por el suelo. Nunca se queja, llueva o haga sol va siempre a la escuela”, agrega.

Las proezas del niño causaron sensación en el país de 260 millones de habitantes y propiciaron un encuentro a principios de mes con el presidente Joko Widodo, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

“Cuando nos conocimos le pedí a Abdul si quería algo”, explicó entonces el presidente en un comunicado.

“Pensaba que querría un regalo, pero solo dijo que quería ir a la universidad”, agregó.

“Quiero ser bombero, doctor o astronauta”, aseguró el niño.

 

Infobae

La modificación fue avalada por el Consejo de Educación y ahora, la Escuela N° 103, se llama Rosa Alaniz, en honor a una de las primeras docentes de la institución.

La presencia de Julio Argentino Roca en calles, monumento, instituciones y hasta una ciudad, es un tema polémico en la región. A la luz de los cuestionamientos hacia la figura histórica construida alrededor del expresidente, la comunidad educativa de una escuela de Neuquén definió quitar ese nombre de su entrada y poner el de Rosa Alaniz, en reconocimiento a la docente que fue una de las primeras en recorrer sus aulas.

El acto oficial de cambio de nombre se realizó esta mañana, en consonancia con la entrega de diplomas a los estudiantes que egresan, pero el proceso comenzó hace seis años atrás. En el 2012, la comisión de padres y madres de la Escuela N° 103 se preguntaron por qué llevaban el nombre de Julio Argentino Roca y emprendieron un trabajo de estudio con material del historiador Osvaldo Bayer, reconocido por sus estudios de la historia patagónica y reivindicación de los pueblos originarios.

“Empezamos a conocer la figura de Roca en tanto genocida y racista”, explicó en declaraciones radiales una de las madres, por lo que hicieron encuestas entre las familias para saber si estaban de acuerdo con el nombre y, de cambiarse, cuál podría usarse en su lugar.

Finalmente se votó que el nuevo nombre de la institución sea Rosa Alaniz, en honor a una de sus primeras docentes, y hace un año se oficializó la modificación a través de una resolución del Consejo Provincial de Educación.

Guillermo, uno de los padres de la comisión, explicó que para ellos fue “un gran logro y estamos orgullosos de ponerle el nombre de una maestra que desarrolló su actividad en esta escuela (…) sacar el nombre de Roca es sacarse una espina. (…) Vienen chicos de la comunidad mapuche y por eso lo hicimos también, porque era una opresión”.

Fuente: RíoNegro.com

Este lunes, el viceintendente Juan Pablo Luque formó parte de la ceremonia de cierre del ciclo lectivo 2018 de la Colegio Provincial Técnico N° 707 “Ciudad de Yapeyú”, de barrio Don Bosco. “Las escuelas cumplen un rol fundamental y brindamos nuestro apoyo para fortalecerlas”, recalcó.

El acto se desarrolló en horas de la tarde, con la presencia del viceintendente, junto al diputado Provincial Gustavo Fita; el director del establecimiento, Simón González; e integrantes de la comunidad educativa.

Al respecto, Luque manifestó que “tal como sucedió el año pasado, acompañamos al Colegio N° 707 en la ceremonia de fin de curso. Se trata de una escuela que trabaja fuertemente por la comunidad de un barrio al que le tenemos mucho cariño”.

Continuando en ese tenor, sostuvo que “desde el Municipio apoyamos permanentemente a las instituciones educativas de la ciudad para fortalecerlas, ya que cumplen un rol fundamental en la sociedad y pretendemos que posean la preponderancia que merecen”.

En ese sentido, el viceintendente indicó que “años atrás, los aportes del FAEM a los colegios parecían insignificantes ante las necesidades que se suscitaban. Pero hace 2 años, los fondos destinados a tal fin se incrementaron significativamente y se entregaron más de 20 millones de pesos a las escuelas y bibliotecas públicas de Comodoro Rivadavia”.

“Esto es consecuencia de la gran tarea que lleva adelante la Secretaría de Recaudación, ya que al mejorarse los ingresos provenientes de los tributos, más reciben los establecimientos educativos. Esto es importante en estas épocas que vivimos, con un año lamentable para la escuela pública a nivel provincial, con muchos días sin clases”, expuso.

Por último, Luque manifestó que “brindamos ayuda en lo que es instalaciones en varios colegios, con fondos a través del FAEM y de a poco iremos implementando un sistema de apoyo escolar en distintos barrios de la ciudad para sumar un sostén a aquellos alumnos que lo necesiten”.

Marisol Márquez es la mamá de un alumno que concurre a 3º año de la escuela 712 de Trelew.

Radicó una denuncia policial por hostigamiento, maltrato, insultos y discriminación de una docente de matemática de este establecimiento hacia el menor. La misma denuncia la elevó al Área de Protección de Derechos del Municipio de Trelew y, además, cursó la información al Ministerio de Educación y dejó constancia en actas. Cambiará al alumno de escuela pero pide que se realice la intervención del caso porque, según indicó, hasta el momento no se ha tomado ninguna media.

Textualmente, en la denuncia policial Márquez indica que “actualmente mi hijo se encuentra estudiando en el establecimiento educativo 712, en donde en el mismo recibe agresiones constantemente por parte de una profesora y de directivos de la escuela. Realizan hostigamiento contra mi hijo, lo maltrata, lo insulta y lo discrimina sin tener motivo alguno. Hablé con los directores pero no me supieron dar una respuesta. Viene pasando desde hace mucho tiempo. No sabría decirle por qué lo hace ya que no hay conflicto alguno”.

Al presentarse en la Oficina de Protección de Derechos manifestó su “malestar sobre el trato”, en su parecer” discriminatorio que ha recibido mi hijo por parte de una docente de matemática en la escuela 712”. Asegura la mujer que “durante las horas de clase, en las que se dicta la materia, la docente lo cambia de asiento arbitrariamente evitando así la correcta evaluación de los mismos. En el caso puntual de una evaluación, la docente a la hora de entregar la documentación, lo hace con el faltante de una hoja, quedando como que el adolescente no realizó parte de los ejercicios propuestos, cuando el joven lo había entregado en su totalidad”.

Respecto al motivo de concurrir a esta área municipal y dejar constancia en la exposición, se remarca textualmente que “atento a que desde el área de Educación la madre y su hijo no perciben que se hayan dado las soluciones necesarias para evitar que se sigan vulnerando los derechos de su hijo, es que se presentan en este Servicio de Protección de Derechos para que se tome correcta intervención sobre la situación”.

En una entrevista a Jornada, Marisol Márquez quiso dejar constancia que “el desequilibrio fue en el momento del paro. La docente venía cometiendo irregularidades en el dictado de materia. Le tomaba contenidos que no daba. Desaprobaban. Es una licenciada en matemática. Es universitaria sin pedagogía. Todos les venían manifestando eso. Los chicos le decían que no le entendían”.

Dijo además que “todas estas cuestiones las venimos planteando. Luego, la docente se retira por dos semanas. No alcanzó un mes. Se hace cargo otro docente y fue quien sacó al frente a los chicos. Lograron entender lo que jamás explicó. Todos aprobaron ahí”.

Y agregó: “Vuelve la docente y comienza todo el problema de nuevo. Se formó un “club de tareas”. No tengo dinero para profesor privado. Pedí la ayuda, hable con un POT para que mi hijo ingrese. Al principio todo muy bien pero luego cuando se implementó, no lo dejaron ingresar. Fui al ministerio de Educación. Les informé la situación. Nunca pudo ingresar. Hasta el último momento”, reveló.

“Golpea el pupitre”

Márquez aclara que cuando habla de “maltrato” es porque la profesora “le golpea el pupitre, lo intimida. Le habla mal, con bronca. Mi hijo me plantea estas cuestiones. Las transmito a la escuela. Quiero que investiguen y hablen a los chicos. El maltrato es hacia mi hijo y al resto de los chicos. Les decía que son grandes y que debían entender los contenidos. La habrán citado para ver qué pasaba y seguramente le molestó. Se complotó el equipo directivo para tapar el maltrato. No dejaron ingresar al club de tareas. Otro alumno en las mismas condiciones que mi hijo, entró. El mío, no. El chico no tiene la culpa”, refirió.

Indicó que además la profesora no quiere explicar en el aula. “Siempre actitudes negativas. Ella sola hacía el trabajo en el pizarrón. Le hace maltrato psicológico a él como alumnos y a mí como mamá. Ya no confío en esa escuela. Todos se complotan”.
Reiteró la mujer que “siento que lo discriminan. Nunca tuve una respuesta. Cómo me va a decir que como la docente es titular no pueden hacer nada. Por qué no les preguntan a los chicos cómo los trata. Los chicos le hicieron una carta a la directora informándole que no explicaba”.

Reveló Marisol que “el golpe en el escritorio que hizo a mi hijo detonó a que yo haga pública la situación. Le golpea el banco. Siempre tiene un gesto malo conmigo. En una prueba de a dos, que hizo él con otro compañero, le desapareció una hoja. Yo le había advertido que tome una foto antes de entregarla. Me mandó un mensaje mi hijo diciendo que la profesora no le entregó la prueba entera, que le faltaba una parte”, sostuvo.

Indicó además que “ya hice denuncia en todos lados. No puedo creer. Por eso lo hago público. Se pudo haber evitado. Mi hijo está mal. No quiere saber nada. Se sintió solo. Se hizo de todo para tapar a la docente y las irregularidades. Estuve hablando con las escuelas, siempre con la verdad. El coordinador dice que no sabía nada de las reuniones. No es cierto. Le dije a la docente que deje de golpearle el pupitre y hablarle en forma agresiva. Frente a psicólogos y no hicieron nada”, sostuvo.

Para finalizar, aseguró que “quiero que se tome cartas en el asunto. Hay chicos que sufren lo mismo. No sé si no escuchan a sus hijos o no les cuentan su problema, lo naturalizarán, no hablarán, pero yo no puedo dejar pasar estas cuestiones. Nadie se puso en mi lugar”, se quejó.

La nota de los chicos

Los alumnos, compañeros del joven cuya mamá es denunciante, dirigieron una nota a Dirección. Según la copia que remitió Márquez a este diario, los chicos indican textualmente “Se les comunica que a nosotros se nos tomará una evaluación de matemática dada por la docente a cargo de la materia con temas que no hemos logrado entender hasta el momento debido a la forma muy universitaria de explicar de la docente (siendo la 712 una escuela no técnica). Por lo que nos lleva a tomar la decisión de solo firmar la hoja de evaluación con nuestros nombres sin realizar ningún ejercicio de la prueba. Esta problemática la venimos arrastrando desde que ingresó esta docente, se lo hemos manifestado desde hace rato pero no hemos sido escuchados”.

Y agregan: “Usted será la responsable de nuestra nota. Le recordamos que esta misma docente nos tomó una evaluación sin ver los contenidos previamente en clase y sin explicación. Durante el paro nos dio trabajos prácticos a realizar de la misma manera sin ver contenidos ni explicación previa, saliendo así nosotros totalmente perjudicados en la materia matemática. Usted, señora directora, queda notificada por segunda vez”.

Fuente: Jornada

Autoridades de Nación mantuvieron reuniones con la Ministra Cigudosa, y con supervisores, equipos técnicos, y directores generales de las distintas áreas del Ministerio de Educación.

La ministra de Educación, Graciela Cigudosa, recibió en su despacho a la coordinadora Nacional de Educación Inclusiva del Ministerio de Educación de la Nación, Cristina Lovari, en el marco de la presentación del modelo de Educación Inclusiva que impulsa el Gobierno nacional.

Al respecto, la Ministra Cigudosa resaltó que “el trabajo conjunto entre los equipos nacionales, permite mejorar las planificaciones orientadas al desarrollo de una educación con mayor inclusión”, y agregó que “como Estado tenemos que garantizar el derecho de todas las personas a tener una vida y un aprendizaje pleno”.

Sobre el desarrollo de la educación inclusiva en Chubut, coordinadora Nacional de Educación Inclusiva, Cristina Lovari destacó los avances en la provincia y la importancia que tiene la inclusión educativa de las personas con discapacidad. “Fue una reunión muy productiva, estos encuentros con los equipos provinciales nos permite acompañar el trabajo que se viene realizando. Todos estos avances son posibles gracias al compromiso tanto de la Ministra Cigudosa a nivel provincial, como del Ministro Finocchiaro en el ámbito nacional”, resaltó.

Además del encuentro con la Ministra Cigudosa, la funcionara nacional mantuvo reuniones con supervisores, equipos técnicos, y directores generales de las distintas áreas del Ministerio de Educación en las que se trabajaron los distintos ejes del modelo de educación inclusiva, el marco normativo nacional e internacional y el diseño universal de aprendizaje.

“Es importante tener a todos los niveles y modalidades trabajando en conjunto ya que nos permitió contemplar las distintas realidades que tienen cada uno y las modalidades a la hora de pensar la educación inclusiva”, detalló Lovari.

Inclusión en las escuelas

Uno de los aspectos centrales de las reuniones fue la implementación de la Resolución 311/16, que según Lovari ha sentado un precedente en el país al cumplir con todos los marcos normativos internacionales a los cuales Argentina está adherida, y que permite trabajar para garantizar oportunidades y el desarrollo pleno de todas las personas. “Es un enorme avance para poder generar transformaciones sociales que permitan insertar socialmente a las personas con discapacidad “, dijo.

A su vez, Lovari indicó que “el modelo de educación inclusiva implica no solo hacer foco en aquellos alumnos que tienen mayor vulnerabilidad, sino que se trata de comprender lo diverso en las aulas, la diversidad en relación a los tiempos de aprendizaje de cada estudiante y cómo desde la formación docente damos respuesta a esa diversidad”.

Y cerró: “El diseño universal del aprendizaje, los conceptos de aulas heterogéneas, son herramientas que permiten dar respuesta a la diversidad que hay dentro del aula, y beneficia a todos los estudiantes. Por supuesto que el foco se pone en aquel que tiene una discapacidad porque son aquellos que tienen las mayores barreras para acceder y aprender, pero también se beneficia el estudiante al que le permitimos expresar esa capacidad que adquirió”.

Cuatro escuelas del Chubut fueron distinguidas por el Ministerio de Educación de la Nación en el Premio Presidencial Escuelas Solidarias, que tiene como objetivo reconocer a los establecimientos que mejor integren el aprendizaje curricular de los y las estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de su comunidad.

El organismo nacional expresó las “sinceras felicitaciones por la participación de su jurisdicción en la convocatoria al “Premio Presidencial Escuelas Solidarias 2018”, a través de un mensaje enviado a la ministra de Educación, Graciela Cigudosa.

De las instituciones reconocidas de nuestra provincia, la Escuela Nº 733 “Benito Owen”, fue distinguida con un primer premio por su proyecto solidario “Asistencia técnica a escuelas rurales” y recibirá un premio de $ 40.000.

Además, las escuela 774, de Epuyén (por segundo año consecutivo); 784 y 792, de Trelew, recibirán cada una de ellas una mención de $ 12.000 demostrando los cuatro establecimientos cómo inculcan en los jóvenes la importancia de valorar y aplicar en terreno la solidaridad, para transformar la realidad.

Esta propuesta reúne a todas las escuelas del país, de todos los niveles, modalidades y tipo de gestión (estatal o privada), a presentar los proyectos solidarios que lleven adelante.

El Programa Nacional Educación Solidaria trabaja junto con las autoridades educativas de cada provincia y con las escuelas para formar a los estudiantes para una ciudadanía activa y en valores solidarios, a partir de promover la realización de proyectos educativos y de acciones que combinen aprendizaje y servicio. Una de las principales acciones del Programa es el Premio Presidencial del que han participado más de 17.000 escuelas desde su comienzo en el año 2000.

Asistencia técnica

La Escuela Nº 733 presentó el proyecto “Asistencia técnica a escuelas rurales”, nominado este año por segunda vez entre 11 finalistas de todo el país y entre más de 1000 proyectos evaluados.

“Como todos los años, muchas de nuestras acciones de servicio solidario se vienen realizando en la Escuela Nº 61, donde varios de nuestros estudiantes de Agro brindan talleres para los niños en forma conjunta con sus docentes y colaboran en la realización de mejoras en el predio de la huerta e invernáculo de ese establecimiento”, contó con orgullo el director Marcelo Álvarez.

Este año, informó el director, los estudiantes de 7mo ofrecieron talleres de folclore, experiencias de ciencias, muralismo y entregaron herramientas de mano para los niños realizadas en los talleres de carpintería metálica.

“En el cierre de los talleres, la directora de la Escuela 61, Ana María Ordóñez, entregó diplomas de agradecimiento por la labor solidaria para todos los estudiantes que hicieron con tanto esmero su tarea. Para nosotros es un orgullo que confíen en nosotros y sigamos proyectando juntos para realizar nuevas experiencias de enseñanza y aprendizaje solidario”, dijo Álvarez.

Los objetivos del premio Escuelas Solidarias son, entre otros, reconocer a las escuelas que mejor integren el aprendizaje curricular de los estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de su comunidad; reconocer a las experiencias educativas solidarias que permiten a los estudiantes ampliar su horizonte de aprendizaje y comprometerse en la transformación de su comunidad junto con otros actores sociales y también fortalecer y difundir una cultura participativa, solidaria y de compromiso ciudadano.