Tag

economica

Browsing

Como parte de las medidas dispuestas con el objetivo de continuar sosteniendo la actividad económica y los puestos laborales en los sectores más afectados por las restricciones producto de la emergencia sanitaria, el Ejecutivo local resolvió una serie de medidas: prolongar los plazos de gracia a aquellos emprendimientos que accedieron a los créditos otorgados por el municipio; mantener las exenciones impositivas por tres meses más y sumar una línea de crédito para taxis y remises.

En ese contexto de pandemia y con sectores comerciales afectados, el intendente Juan Pablo Luque tomó la determinación de postergar los vencimientos de los créditos entregados – a través de Comodoro Conocimiento- a las pymes de la ciudad del sector gastronómico, turístico, hotelero, gimnasios, de eventos, y aquellos que aún no han podido retomar sus emprendimientos.

Cabe destacar, que el Municipio viene otorgando créditos a tasa blanda a emprendedores mediante dos opciones que permanecen vigentes: una de hasta $300.000 pesos para comercios que cuenten con hasta 7 empleados; y otra hasta 600 mil pesos, para aquellos que tengan entre 8 y 15 trabajadores. Con esto, se brinda un fuerte acompañamiento al sector, buscando sostener la actividad y las fuentes de trabajo. A estas líneas ya accedieron 155 comercios y se permitió mantener 450 puestos laborales, con una inversión municipal que supera los 38 millones de pesos.

A partir de esta nueva disposición, aquellas pymes que debían comenzar a abonar las cuotas en los próximos meses, contarán con un plazo mayor, lo que les permitirá continuar trabajando y abonando los salarios correspondientes a sus empleados a pesar de la baja en la facturación que genera la situación actual.

Al respecto, el intendente recalcó que “entendemos que la actividad comercial, y estos sectores en particular, son de los más afectados por la cuarentena. Es nuestra obligación como Estado hacer todo lo posible para sostenerla y, de esta manera, mantener los puestos laborales”.

En esa línea, Luque agregó que “trabajamos permanentemente con referentes de estos sectores buscando minimizar lo máximo posible el impacto de las acciones que debemos llevar adelante, junto a las autoridades sanitarias, para preservar la salud de nuestra gente. Estamos comprometidos en ese sentido y los vamos a seguir acompañando. Ayer se resolvió con Provincia extender el horario de atención en restaurantes, hasta las 23 horas, únicamente con reserva”.

Exenciones impositivas

Como medida complementaria, el Ejecutivo Municipal resolvió darle continuidad a las exenciones en lo que se refiere al Impuesto a los Ingresos Brutos e Inmobiliario para estos sectores. Este beneficio se renovó para los períodos de julio, agosto y septiembre de 2020, dando continuidad a las medidas adoptadas al respecto para los meses de abril, mayo y junio.

Créditos para taxis y remises

Durante esta semana, el municipio decidió otorgar una nueva línea de créditos a taxis y remises que se han visto perjudicados por la merma en la circulación durante la pandemia.

El municipio destinará 5 millones de pesos en créditos a tasa blanda del 1% mensual y con tres meses de gracia para comenzar a devolverlos. El objetivo de generar la ayuda a través de créditos es provocar un circuito que permita recuperar el dinero invertido por el Municipio y destinarlo a nuevas líneas de crédito.

Los mismos se gestionan en www.conocimiento.gob.ar

Continuidad de créditos municipales

Por otra parte, el titular del Ente Comodoro Conocimiento, Nicolás Caridi, informó que “paralelamente a esta prórroga de vencimientos a quienes ya accedieron a los prestamos municipales, continúan abiertas las inscripciones para postularse a nuestras líneas de crédito para acompañar al pequeño y mediano empresario de Comodoro en esta difícil situación”.

Quienes deseen inscribirse para estos créditos, deben ingresar a la página web de Comodoro Conocimiento –www.conocimiento.gob.ar- y efectuar la carga de datos correspondiente, teniendo en cuenta los requisitos solicitados. Hasta el momento, accedieron más de 150 comercios, lo que permitió mantener más de 400 puestos de trabajo en el sector.

El secretario General de la Gobernación, Javier Touriñán, se refirió a la crisis económica-financiera que atraviesa la Provincia del Chubut. “El Gobierno aún no canceló el mes de Junio para los agentes estatales activos y pasivos”, sostuvo.

En este sentido, señaló  que “hay que discutir la matriz productiva en Chubut”.

“Hasta ayer no estaba la plata para todo el rango 4”, admitió el funcionario provincial.

Finalmente, Touriñan concluyó que “el Gobierno aún no canceló el mes de Junio para los agentes estatales activos y pasivos”.

El diputado nacional Santiago Igón, se refirió a la crisis económica-financiera que atraviesa la Provincia del Chubut. “Muchas regiones de la Provincia están en condiciones de aportar recursos. Necesitamos empezar a poner a Chubut en acción y que presente un plan productivo, económico y financiero”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “hay un Estado Nacional que está presente. En la reunión de ayer no había solo Intendentes afines al Gobierno, pero fue con absoluto respeto y hablando de lo que queremos todos, la reactivación de algunas obras”.

“Hay cerca de 2000 millones de pesos que la Provincia podría recibir en términos de asistencia. Habrá que ver como lo destina después el Gobierno. Algunos Municipios quieren repetir lo de la vez anterior y repartir una parte”, dijo.

Asimismo, aclaró que “falta que la Provincia presente un plan productivo, un plan económico-financiero, que es lo que está pidiéndole Nación. Comodoro es parte de la Provincia y pone mucho. Muchas regiones de la Provincia están en condiciones de aportar recursos”.

Finalmente, Igón concluyó que “lo que falta en la Provincia son inversiones estructurales, por ejemplo en lo energético. Es un debate que debemos darnos”.

La Argentina presentará en los primeros días de la semana próxima la nueva oferta a la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC), sin modificar la fecha de cierre del canje y entrega de los nuevos bonos, prevista para el 4 de septiembre próximo.

Así lo indicaron a Télam fuentes oficiales, que señalaron que esta situación podría desencadenar que se postergue nuevamente el plazo límite para el ingreso al canje, inicialmente previsto para el 24 de agosto.

«Lo importante es que no se modifica la fecha (de «settlement») de la operación, prevista del 4 de septiembre próximo», el momento en que los inversores reciben los nuevos bonos, agregó la fuente.

Debido a cuestiones del proceso, según los entendidos, se necesitan al menos 10 días para realizar la compleja operación internacional que involucra unos 63.500 millones de dólares en títulos a intercambiar.

Respecto de los plazos, los acreedores no mostraron mayor inquietud. «Si la Argentina no lograba presentar la nueva documentación el viernes 14, el próximo día hábil para hacerlo sería el martes (por el feriado en la Argentina), y luego la fecha de cierre para el ingreso se aplazaría hasta el 28 de agosto», estimó Marcelo Delmar, representante de Argentina Creditor Committe, integrante de los tres grupos de acreedores que firmaron el acuerdo.

El retraso tuvo que ver con el tiempo que demandó plasmar en los documentos oficiales del canje las modificaciones acordadas con los acreedores en el pacto sellado el 4 de agosto a la madrugada, entre cambios económicos y legales.

Uno de ellos tiene que ver con el uso de las cláusulas de acción colectiva y la posterior reasignación de los bonos, para arrastrar a los holdouts al canje.

La Argentina acordó con los acreedores la «limitación del uso de la reasignación del canje de bonos», según confirmó Delmar.

Antes del acuerdo, la Argentina había advertido que hacía uso de las facultades aplicando el nuevo esquema de reglas cláusulas de acción colectiva, aplicado internacionalmente desde el 2014, y aprobadas por la Asociación Internacional de Mercados de Capitales (IMCA, por sus siglas en inglés).

El uso de las nuevas cláusulas fue apoyado por el FMI y el G20.

También se había solicitado, a través de las intervenciones públicas del ministro de Economía, Martín Guzmán, que se pronuncie la comunidad internacional, ante la solicitud de los acreedores de imponer cambios en las «reglas standard» para alcanzar un acuerdo.

Igualmente ahora, «se espera que la comunidad internacional se expida sobre las nuevas reglas legales», insistieron las mismas fuentes oficiales, que esperan un pronunciamiento de los grandes actores financieros, sobre las cuestiones legales que fueron consideradas para alcanzar un acuerdo entre la Argentina y los acreedores.

El martes 4 de agosto pasado, a las 3 de la madrugada hora local, el Gobierno anunció que alcanzó un acuerdo con los principales grupos de acreedores y, en ese marco, se estableció una prórroga hasta el 24 de agosto para terminar de materializar el entendimiento.

El acuerdo alcanzado implica ciertos cambios económicos respecto de la oferta presentada ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC) el 6 de julio pasado.

En base a cálculos del mercado, la oferta en términos de valor presente de los nuevos bonos que se entregarán en el canje, equivalen a 54,9 dólares promedio por cada 100 dólares de deuda nominal.

En particular, con el nuevo esquema los bonos globales emitidos a partir del 2016 tienen un promedio de valor de recupero de 53,6 dólares, mientras que en los bonos de los canjes 2005 y 2010 se ubicarán en torno de 58,7 dolares por cada 100 dólares de deuda nominal.

Los cambios introducidos por el Ministerio de Economía a la propuesta presentada el 6 de julio pasado, no implican un mayor desembolso en los pagos previstos sino una mejora del perfil de flujos de fondos de las acreencias de los bonistas, adelantando ciertos pagos de intereses y de capital.

De esta forma, la nueva propuesta mantiene la estructura general que contempla la emisión de 13 bonos en euros y dólares, con vencimientos entre 2028 y 2046, a los que se suman los títulos específicos con vencimiento en 2030 para el pago de intereses devengados.

Entre los beneficios del acuerdo, en los primeros años se producirá un ahorro en dólares y también pesos, y permitirá despejar vencimientos, señaló Télam.

Paulatinamente, el municipio de Rawson reinicia las actividades motoras de la economía local, corrompidas por la pandemia del coronavirus. Y sujeto a puntillosos protocolos sanitarios, continúa el diálogo con diferentes actores de la ciudad para, progresivamente, recomenzar el ritmo comercial capitalino.

Público es el desmadre financiero provocado por el COVID-19, que según los especialistas, el epicentro actuante ya es América Latina. Sin embargo, hay zonas en el país donde el virus pareciera contrarrestado, y justamente son esas regiones las que iniciaron el camino de la restauración motriz de la economía.

En el caso puntual de Rawson, las conversaciones se mantienen con distintos sectores comerciales, interesados en retomar la actividad. “Hay un caso puntual de los restaurantes, todo el sector gastronómico está manifestando su intención de volver a la normalidad”, expuso el secretario de Gobierno, Educación y Coordinación de Gabinete, Carlos Gazzera.

Aunque aclaró: “Obviamente, los protocolos ya habilitados están sujetos a que no tenemos el virus circulante. De tener un caso, todas las actividades que se flexibilizaron van a volver a la fase inicial de esta cuarentena”, pero “mientras no lo tengamos, podemos contemplar la apertura de estas actividades socioeconómicas con los recaudos necesarios”, remarcó.

El intendente Ongarato recibió ayer a la dirigencia de ATE seccional Esquel a fin de analizar la situación económica financiera del municipio. Durante el encuentro, el gremio reclamó el pago de incrementos salariales acordados, un 12 por ciento que se debía incorporar con el sueldo de mayo. Al respecto el Municipio se comprometió a presentar una nueva propuesta.

De la reunión participó el secretario General de la Seccional Esquel ATE, Félix González acompañado por integrantes de la Comisión Administrativa y por Soledad Ardito delegada municipal.

Ongarato estuvo acompañado por el secretario Coordinador de Gestión y Finanzas, Matías Taccetta, y la secretaria de Desarrollo Social municipal Fabiana Vázquez, tratándose diversos temas relacionados con la actual situación económica, el desarrollo de la cuarentena y el efectivo pago de los aumentos salariales acordados.

Durante el encuentro ATE pidió al intendente garantizar el pago de salarios y que se convoque al gremio «cuando se traten temas que atañen a los trabajadores», dijo González.

Precisamente sobre los temas abordados Soledad Ardito señaló que «se habló sobre las áreas que todavía no se abrieron en el municipio por la cuarentena, si se descontará esos salarios y si se pagarán las horas extras del personal de Bromatología que está abocado a la desinfección de camiones en la Terminal de ómnibus», agregando que «también se habló del aumento salarial del 12 por ciento. Esto se debería estar cobrando con el sueldo de mayo. Hay que ver si se pagará o se postergará».

La delegada de ATE en el Municipio de Esquel mencionó, en relación al pedido de garantías respecto del pago de salarios, que «se nos dijo que mayo está garantizado y que se analizará el pago del aguinaldo».
Para finalizar sostuvo que «también solicitamos la compra de ropa para el personal y el arreglo de las calderas porque actualmente no hay calefacción dentro de la Terminal. Se nos dijo que se comenzará a trabajar en eso».

Por efecto del Covid-19, se contrajo un 48,6 por ciento, cuando la caída promedio de todos los sectores fue del 11,5. El dato fue revelado por el Indec. La paralización de la flota desde mediados de marzo y, al mismo tiempo, de buena parte del circuito productivo trajo aparejada una fuerte contracción de la actividad. Así lo reflejan los números oficiales dados a conocer por estos días.

El estimador mensual de actividad económica (EMAE) que elabora el Indec señala que la pesca fue el sector que más cayó durante el tercer mes del año: un 48,6 por ciento interanual. Más atrás, aparecen la construcción (-46,5 por ciento) y hoteles/restaurantes (-30,8 por ciento).

En términos generales, el EMAE registró una variación negativa del 11,5 por ciento respecto al mismo mes de 2019. Los números sirven para dimensionar el impacto que tuvo la aparición en escena del coronavirus, cuyos efectos se prolongarán durante 2020.

Más allá de haber reanudado las operaciones, una de las grandes preocupaciones de las empresas está hoy puesta en el mercado. Retracción de la demanda y caída de precios son dos de las consecuencias más visibles.

«Las restricciones impuestas en el marco de la pandemia por Covid-19 condujeron en todo el mundo a una desaceleración abrupta de la mayoría de las actividades económicas», justifica el Indec.

La baja interanual fue la más marcada desde 2009. La pérdida con respecto a febrero fue de 9,8%.

Diez días de cuarentena alcanzaron para que la actividad económica se desplomara 11,5% durante marzo​. Es el mayor derrumbe interanual desde mayo de 2009, cuando el conflicto con el campo y la gripe A hundieron al índice con una merma de 13,9%. Pero lo peor es lo que vendrá: para abril se anticipa que la caída podría llegar al 20%.

Según informó el Indec, con relación a febrero, la caída del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) fue del 9,8%. Y en el primer trimestre el indicador acumuló una contracción interanual del 5,4%. Para la baja que se dio entre febrero y marzo no hay antecedentes: desde que se realiza la medición -comenzó en 1993- no hay registro de un declive tan pronunciado contra el mes previo.

Casi todos los sectores perdieron en marzo. Catorce de los quince rubros de la actividad cayeron, con la única excepción de servicios de electricidad, gas y agua, que tuvo una mejora del 6,7%.

Por su peso dentro del indicador las pérdidas mas significativas fueron las de construcción con una baja del 46,5% e industria manufacturera, con una merma de 15,5%, siempre en la medición interanual. Otros sectores con fuertes números negativos fueron pesca (-48,6%) y hoteles y restaurantes (-30,8%).

El impacto del coronavirus hundió aún más a una economía que se perfila hacia su tercer año consecutivo de recesión. Con el desplome de marzo, la actividad acumuló ocho meses en retroceso, tras el leve avance del 0,4% en julio pasado.

Para abril se espera una baja aún mayor a la de marzo, ya que se sentirá el impacto de lleno de la cuarentena. El economista Martín Polo estima que a partir de la recaudación de abril -que perdió 24% en términos reales, es decir descontando el impacto de la inflación- «la caída de la actividad no será menor al 20%.

Para mayo la tendencia aún no está definida. Desde el gobierno se muestran confiados en que este mes el derrumbe encontrará un piso a partir del levantamiento parcial de las restricciones a la actividad, pero para los analistas privados todavía no está claro que eso ocurra.

“Todo indica que los cuarenta días comprendidos entre el 20 de marzo y fines de abril fueron el piso de la actividad y que en mayo gradualmente la producción se está reactivando. Diversos indicadores van en esa dirección”, señala un informe presentado por el Centro de Estudios para la Producción dependiente del ministerio de Desarrollo Productivo.

Para la consultora LCG, la cuarentena «detuvo la actividad casi por completo e impactará agudamente en el segundo trimestre. La crisis global desatada por la pandemia del coronavirus implicará retrasar cualquier expectativa de reactivación económica».

A la parálisis de la actividad se le suma la incertidumbre por la reestructuración de la deuda. Desde el IARAF Nadín Argañaraz marca que con esta baja de marzo el PBI retrocedió al nivel que tenía en abril de 2007. Con la caída esperada para abril «se volvería incluso más atrás en términos de actividad económica. Es posible una recuperación rápida al salir de la cuarentena si el tema deuda se soluciona, es clave que el piso se encuentre rápido para que la recuperación sea lo más rápida posible. En este sentido, difícilmente haya recuperación en “V” y es esperable que recién en 2022 se logre recomponer el nivel de actividad previo a la pandemia.»

Para el grupo SBS en abril la actividad se contrajo en torno al 15%. «Los números de mayo se mantendrían deprimidos, aunque marcando una suerte de piso ya que algunas actividades fueron flexibilizándose gradualmente. A partir de junio la actividad mostraría una suerte de rebote a medida que se normalicen más sectores y regiones, aunque la recuperación sería bastante gradual».

El producto bruto de Argentina cayó un 2,2% en 2019 y sumó así dos años consecutivos de retracción en este indicador que en 2018 ya había registrado una baja del 2,5%. Para este año, el gobierno estima una contracción en torno al 5%. Pero las consultoras privadas manejan números peores. El martes Goldman Sachs difundió a sus proyecciones para Argentina y marcó un derrumbe de 8,5%. Para la consultora CERX, dirigida por la economista Victoria Giarrizzo, la pérdida será del 10,5%, lo que la llevara a «una recesión tan o más profunda que la de 2002».

Para LCG el piso de contracción para este año es del 10%, «aún asumiendo una recuperación en el segundo semestre. El dato de la actividad de marzo resultó peor de lo esperado», apuntan. La consultora no descarta que por el repunte de los casos de coronavirus «se dé marcha atrás con la flexibilización de las últimas semanas y el confinamiento vuelva a endurecerse».

Tras cumplimentarse un mes del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el Estado nacional emitió en el día de ayer, un nuevo decreto en el marco del Programa de Asistencia de emergencia al trabajo y a la producción. Sobre el tema, el intendente municipal, tomó con buen ánimo el arribo de esta determinación ya que “inclusive tuve oportunidad de planteárselo el fin de semana al Presidente en la teleconferencia que participé, puesto que estas medidas serán un alivio para la industria local que se vio paralizada en esta cuarentena así como también, para el trabajador en general. Se están tomando todos los recaudos necesarios para que la familia argentina siga en pie”.

El Decreto de Necesidad y Urgencia N° 376 menciona sendos puntos que refieren a la autorización de postergar o reducir hasta un 95% el pago de las contribuciones patronales al sistema integrado previsional argentino; a la decisión del gobierno nacional de abonar el pago del salario complementario para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado; de otorgar créditos a tasa cero para personas adheridas al Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes y para trabajadoras y trabajadores autónomos y de poner en marcha un Sistema integral de prestaciones por desempleo a todos aquellos trabajadores que reúnan los requisitos.

La decisión del ejecutivo nacional considera que estas medidas “no solo se deben procurar para proteger la salud pública sino también coordinar esfuerzos para morigerar el impacto de las medidas sanitarias sobre los procesos productivos, el desarrollo de las actividades independientes y el empleo”.

En ese sentido, el jefe de la ciudad, Juan Pablo Luque sostuvo que “esta decisión del presidente, Alberto Fernández, viene sin lugar a dudas a ser un salvataje económico no solo para las empresas en sí que se vieron perjudicadas en su producción diaria sino también para los trabajadores autónomos, más vulnerados en la cadena productiva”.

Asimismo, reconoció que “la determinación de sostener el pago del salario complementario para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado es un verdadero alivio para todas las empresas.”.

Por otro lado, reconoció que “los montos previstos para los créditos a tasa cero para los trabajadores autónomos serán de hasta 150 mil pesos que serán abonados en tres cuotas mensuales, iguales y consecutivas y que será el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP), quien bonificará el CIEN POR CIENTO (100%) de la tasa de interés y el costo financiero total que devenguen los Créditos a Tasa Cero que se otorguen”.

Fondo de Afectación Específica

En otro orden, y en el marco del Programa de Asistencia de emergencia al trabajo y a la producción, se decidió crear el Fondo de afectación específica con el objetivo de otorgar las garantías previstas para cada situación. Para ello, tanto la Autoridad de Aplicación como el Comité de Administración del Fondo de Garantías Argentino (FoGAR), definirán los requisitos exigibles en cada caso, así como las líneas de financiamiento.

Por tal motivo, el Ministerio de Desarrollo Productivo determinará el destino de los fondos que no estuvieran comprometidos en razón de garantías otorgadas o como resultado del recupero de las garantías o inversiones, quedando facultado para decidir la transferencia de los mismos a fondos fiduciarios que funcionen bajo su órbita y que promuevan el financiamiento del sector privado.

Asimismo, y en el marco del decreto de necesidad y urgencia se estableció los montos de las prestaciones económicas por desempleo entre un mínimo de $ 6.000 pesos y un máximo de $ 10.000 pesos.

La convocatoria fue realizada por la titular del área dependiente del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, a las autoridades de los ejecutivos provinciales para abordar las prioridades económica-financieras de cada jurisdicción, luego de decretado el aislamiento obligatorio preventivo en todo el territorio argentino para frenar el avance del COVID-19. Asistieron los ministros de Economía, Gobierno, Educación y Salud del Chubut.

Este viernes en horas de la tarde, funcionarios provinciales, encabezados por el Ministro de Economía y Crédito Público, Oscar Antonena, participaron de la videoconferencia convocada por la titular de la Secretaría de Relaciones con las Provincias del Ministerio del Interior de Nación, Silvina Batakis, para abordar las necesidades de cada jurisdicción y las medidas que se implementarán en el corto, mediano y largo plazo, de cara a la situación que atraviesa el país y el impacto económico-financiero que dejará la emergencia sanitaria por el COVID-19.

De la videoconferencia, participaron también los ministros de Gobierno y Justicia, José María Grazzini; de Salud, Fabián Puratich; y de Educación, Andrés Meiszner, además de autoridades ejecutivas y referentes de las áreas económicas de todas las provincias del país.

Prioridades económico-financieras

Durante la reunión cada provincia manifestó cuales son las prioridades, coincidiendo en su mayoría en el pago de salarios y la posibilidad de ejecutarlos con adelantos del Tesoro Nacional y la coparticipación. Además, se planteó la necesidad de tomar medidas excepcionales que acompañen a las ya anunciadas por el Gobierno Nacional, y enviar partidas extraordinarias que atiendan a la situación de los sistemas sanitarios provinciales.

Finalizada la videoconferencia, Oscar Antonena explicó que “en esta reunión estaban todos los ministros de economía de la República y se realizó para dar tratamiento a diferentes alternativas para poder palear la crisis económica financiera que está atravesando todo el país y las medidas necesarias a corto, mediano y largo plazo para darle previsión a dicha crisis”.

En ese sentido, el titular de la cartera económica provincial precisó que “se trataron los temas de pago de sueldos, la caída de la actividad económica, la coparticipación y de los ingresos propios, y las perspectivas de cómo desde Nación se va a tratar de mitigar ese déficit que tienen todas las provincias en las próximas semanas”, e indicó que a ese respecto, “quedamos en reunirnos nuevamente los primeros días de abril para ver cuáles son esos mecanismos de acompañamiento nacional”.