Tag

Dujovne

Browsing

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, arriba hoy a Estados Unidos, donde se encontrará con el jefe del Banco Central, Guido Sandleris, para reunirse con inversores y explicar detalles del reciente acuerdo que la Argentina firmó con el FMI. Sandleris llegará desde Londres, donde mantuvo encuentros con autoridades e inversores, como el presidente del Banco Central de Inglaterra, Mark Carney.

En esa reunión, a la que asistió junto a la vicepresidenta segunda del BCRA, Verónica Rappoport, conversaron sobre los preparativos para la próxima cumbre del G-20, que se llevará a cabo entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en Buenos Aires. Sandleris informó también a Carney sobre la implementación del nuevo plan monetario del BCRA.

En ese sentido, coincidieron “en la importancia de continuar monitoreando la evolución de los mercados financieros internacionales”, informó la autoridad monetaria argentina en un comunicado. El objetivo de los funcionarios argentinos es llevar tranquilidad a los inversores tras explicar los alcances del nuevo programa con el FMI, que cubre las necesidades de financiamiento hasta fines de 2019.

El organismo multilateral de crédito encabezado por la abogada francesa Christine Lagarde concluyó la semana pasada la primera revisión del acuerdo “stand by” con la Argentina y aprobó el desembolso, el cual también es inferior a los 6.700 millones de dólares que calculaban en el mercado financiero operadores y bancos consultados.

El objetivo del viaje de los funcionarios es explicarle la letra chica de este acuerdo a los inversores, por lo cual Sandleris  se reunió con su par inglés Mark Carney y representantes del mercado para “calmar los ánimos” tras el nuevo acuerdo con el FMI que girará USD 34.900 millones antes de diciembre de 2019.

 

 

El Intransigente

El ministro de Hacienda señaló que el aumento de impuestos previsto en el Presupuesto 2019 obedece a “garantizar la estabilidad financiera y proteger a la sociedad en su conjunto”

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, expresó este lunes que el Gobierno decidió “acelerar nuestro proceso de baja del déficit” y que para ello apeló a un incremento transitorio de los impuestos hasta diciembre de 2020.

“Estamos satisfechos de haber logrado nuestro objetivo de proteger a los argentinos. Por supuesto que nos hubiera gustado hacerlo sin tener que recurrir a un aumento transitorio de los impuestos”, confió, tal como ocurrió con el cobro de derechos a las operaciones de comercio exterior.

El funcionario defendió la aplicación de la suba de impuestos, como retenciones y Bienes Personales, para “garantizar la estabilidad financiera de los argentinos y proteger a la sociedad en su conjunto”.

Consultado sobre la presión impositiva que implica la aceleración del ajuste fiscal, Dujovne reiteró que imponer retenciones a las exportaciones “fue una decisión difícil porque es un impuesto distorsivo”, pero subrayó que es una medida “transitoria, necesaria para proteger a los argentinos”.

 Pronto vamos a ir viendo estabilización monetaria y desaceleración de la inflación

En este punto, Dujovne destacó que pronto “vamos a ir viendo estabilización monetaria y desaceleración de la inflación, y en los próximos meses es probable que Argentina ingrese en una etapa de superávit comercial. Les garantizamos a los argentinos que no habrá una nueva crisis”.

Entre otros puntos, el ministro de Hacienda anunció que el déficit fiscal de septiembre cayó un 27,1% en la comparación con el mismo mes del año pasado.
En septiembre los recursos crecieron a un ritmo del

36,6% anual mientras que los gastos del Estado se expandieron 26,5%, “muy por debajo de la tasa anual de inflación del mes, cercana al 40%”, dijo Dujovne.

“El resultado primario es 27% inferior en términos nominales”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa acompañado por el secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena.

infobae

El viernes próximo el directorio del Fondo Monetario aprobará el nuevo acuerdo con la Argentina, por un monto total de USD 57.000 millones. A partir de allí, sería cuestión de días el desembolso del nuevo tramo del préstamo ya acordado, que según lo pactado llegará a USD 13.400 millones en lo que resta del año.

Fuentes del ministerio de Hacienda destacaron que ya están hablando con los técnicos del organismo sobre el cronograma de los futuros desembolsos, pero que finalmente será una decisión que se tomará en Washington. Todo está encaminado para que ese pago se produzca durante los primeros días de noviembre. “No tendría sentido realizarlo en dos tramos, teniendo en cuenta que quedarán sólo dos meses antes de que termine el 2018″, explican.

El organismo que dirige Christine Lagarde ya desembolsó USD 15.000 millones en junio, como parte del primer tramo del acuerdo original. Ese dinero ya se utilizó en su totalidad, en parte para hacer frente a gastos corrientes y otro tanto para cancelar deuda en moneda extranjera.

El nuevo desembolso tendría varios objetivos simultáneos. En primer lugar, también hacer frente a los vencimientos que se acumulan hasta fin de año. Pero también se apunta a los pagos que se deberán realizar en diciembre tanto de sueldos como de aguinaldo en el sector público, es decir hacer frente al agujero de financiamiento típico de fin de año. “Estamos tranquilos, conseguimos una buena refinanciación en la licitación de Lecap esta semana. Pero igual sería bueno contar con los recursos del Fondo para ya poder cerrar el año financiero”, explican desde Hacienda.

Aunque por ahora no hay cálculos precisos, se descuenta que al menos una parte de esos dólares del Fondo (que engrosarán las reservas cuando entren) serán volcados al mercado cambiario. De esta forma, se reeditaría el circuito de ventas diarias a través de licitaciones, tal como sucedió entre fines de junio y todo el mes de julio. Aquellas operaciones habían sido claves para estabilizar el mercado cambiario abajo de $ 30. Sin embargo, después se suspendieron esas operaciones y la divisa saltó hasta los $ 40.

Por eso, el ingreso del nuevo tramo de dólares del Fondo también ayudaría para que el dólar no sufra grandes saltos sobre todo en diciembre. Por cuestiones estacionales, aumenta la demanda de divisas antes de fin de año, en parte por las compras para las vacaciones de verano.

Previo al visto bueno por parte del directorio del FMI se espera que el Congreso avance a mediados de la semana que viene con la aprobación del Presupuesto 2019, que incluye equilibrio fiscal primario. Se trata de un compromiso clave asumido con el organismo para llegar al nuevo acuerdo.

Para el año que viene está previsto el desembolso de otros USD 22.000 millones, que serían desembolsados en forma trimestral a partir de marzo. Esos recursos le permitirán al Gobierno continuar sin recurrir a financiamiento externo a lo largo de 2019.

Esta semana se confirmó que el Fondo abrirá a fines de noviembre sus oficinas en Buenos Aires después de 12 años. Esta decisión coincide con el nuevo desembolso que realizará el organismo en el marco del nuevo acuerdo. Y muestra además la necesidad de monitorear de manera prácticamente cotidiana el cumplimiento del nuevo acuerdo, tanto en relación al equilibrio fiscal, pero también vinculado con el plan de expansión monetaria cero que ya está llevando adelante el Central.

Infobae

Otra goleada en contra: El ministro reconoció la caída del salario por la estampida inflacionaria pero no ofreció ninguna acción para repararlo. Es la peor baja desde 2002.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, reconoció ayer que este año finalizará con “una caída de los salarios reales”. El funcionario, quien asistió este fin de semana a una reunión del Fondo Monetario en la Isla de Bali, aseguró que, “en promedio, no ha sido un año de mejora del salario real”. Según consultoras privadas, este año la pérdida de poder adquisitivo se ubicará entre 6 y 16 por ciento. En el caso de trabajadores precarizados o del sector informal, la caída del salario real superará holgadamente el 17 por ciento. Se trata del peor deterioro del poder de compra desde la crisis de 2002. “Trabajamos claramente para que baje la inflación, que es lo que va a permitir recuperar un aumento de los salarios reales”, dijo Dujovne, acompañado por su par de Producción, Dante Sica, quienes oficiaron de voceros de la reunión de Gabinete de los martes.

El autor de frases célebres como “este año los salarios le van a ganar por goleada a la inflación” (2017) ahora anticipa que el partido ya está perdido. “No hay una proyección para los salarios reales dado que cada sector económico tiene su paritaria distinta. En promedio no ha sido un año de mejora del salario real como sí había sido 2017 y donde trabajamos claramente para que baje la inflación, que es lo que va a permitir recuperar un aumento de los salarios reales”, declaró el funcionario. Pese a que lo promueve como un año de recuperación, en 2017 la mejora promedio de los salarios por encima de la inflación representó una mejora de 3,6 por ciento, insuficiente para empardar la pérdida de 5,6 por ciento de 2016, según cifras de la consultora Invenómica. Esta consultora prevé para el 2018 un derrumbe del poder adquisitivo de 11 por ciento.

El funcionario rechazó que sea necesario renegociar las condiciones del préstamo con el FMI, en referencia a los dichos del referente del Frente Renovador Sergio Massa, quien indicó que el próximo Gobierno deberá encarar esa tarea (ver aparte). El ministro y ex comentarista mediático anticipó que el salario “se va a recomponer en los próximos meses a medida que vaya bajando la inflación”. Pero las estimaciones a futuro no son tan optimistas. “Sin reapertura generalizada de paritarias, el salario real podría caer en promedio más de 12 por ciento interanual en el segundo semestre”, se sumó la consultora Ecolatina. Incluso prevé que las malas condiciones para los asalariados continuarán el año próximo. En el mejor de lo escenarios de recuperación, Ecolatina pronostica que en 2019 “el salario real formal se ubicaría 9 por ciento por debajo de las elecciones de 2015”.

Para no perder la costumbre de patear los problemas hacia delante y culpar siempre a la herencia, Dujovne atribuyó los problemas al pasado. “Va a llevar tiempo sobre todo viniendo de tantos años de desmanejo macroeconómico pero no hay otro camino, pensamos que es este y por más que lleve mucho tiempo tenemos que evitar los obstáculos”, señaló Dujovne. Tampoco faltaron las metáforas climáticas: “Es como un barco que venía navegando por un río y, de repente, entró en una zona de rápidos donde navega muchísimo más rápido, hay rocas, uno se puede golpear contra las rocas”.

La aceleración inflacionaria de este año respondió a una devaluación del 50 por ciento de la moneda y al impacto en los precios internos de los alimentos y, a partir de modificaciones aplicadas por Cambiemos, dolarizada para el costo de la energía. Toda la apuesta oficial es contraer la base monetaria para derrumbar la actividad y así forzar a una baja en los precios. “Es una política monetaria muy sana, consistente y fácil de entender. Con la base monetaria que no crece por varios meses vamos a lograr bajar la volatilidad cambiaria”, afirmó Dujovne en posteriores declaraciones radiales.

El Comodorense

“Yo le pido a la gente que tenga paciencia, nos espera un momento difícil y duro pero luego saldremos adelante”, ´dijo este martes el ministro de Economía Nicolás Dujovne.

El funcionario nacional se mostró satisfecho con el tipo de cambio, al que calificó de “competitivo” y rechazó que, por el momento, se evalúe un plus de fin de año para los jubilados.

Por Radio La Red, el funcionario nacional reconoció que “estamos atravesando una recesión, la Argentina va a estar en recesión por un tiempo”.

Y señaló que “tenemos un piloto de tormentas muy bueno, sabemos que vienen meses muy duros”. Respecto del dólar, afirmó que “tenemos un tipo de cambio extremadamente competitivo”, en relación al debut, en el día de ayer, de la brecha cambiaria entre $34 y $44, establecida en el acuerdo con el FMI y que este lunes, cerró en $40.

Dujovne, dijo, además, que “por ahora no está prevista una ayuda especial para los jubilados”, en relación a las versiones del otorgamiento de un bono especial para la clase pasiva hacia fin de año.

Respecto de la discusión sobre el Presupuesto 2019, en discusión con la oposición, el ministro económico dijo que “a quién no le gustaría gobernar con un presupuesto infinito”.

 

 

Clarín

Junto a Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció el nuevo acuerdo con el organismo internacional de crédito y reafirmó el compromiso de “alcanzar el equilibrio” de las metas fiscales “cuanto antes”.

Ante la prensa, el funcionario argentino informó que “el acuerdo stand by se incrementa 57.100 millones de dólares”, unos 7.100 millones más que el original.

Por su parte, Lagarde, renovó su apoyo al gobierno de Cambiemos al asegurar que ayudará a “restablecer la confianza”.

“La Gerencia del Fondo aprobó el programa”, destacó Lagarde, quien aseguró que ha llegado “a un acuerdo sobre el fortalecimiento de las políticas que respaldan al acuerdo ´stand by´”.

En conferencia de prensa, sostuvo: “Respaldo al plan económico para restablecer la confianza en los ambiciosos planes de reforma económica del Gobierno y para proteger a los más vulnerables”.

 

 

 

El Destape Web

El ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne, sostuvo hoy que el anuncio sobre el renovado entendimiento con el Fondo Monetario Internacional “es inminente”. Pocas horas después trascendería que el funcionario nacional daría a conocer mañana, junto a la directora gerente del organismo Christine Lagarde, los detalles del nuevo acuerdo. “Mañana estaríamos en condiciones de anunciar el acuerdo con el FMI”, especificó hace instantes el funcionario nacional.

Previo a su discurso en la ONU, el presidente Mauricio Macri se reunió hoy en Nueva York con la abogada francesa para avanzar con las negociaciones. “Debo confesar que con Christine (Lagarde) hemos empezado una gran relación, que espero que funcione muy bien y que termine con toda la Argentina enamorada de Christine”, había subrayado ayer el mandatario nacional.

Nicolás Dujovne planeaba regresar esta noche a la Argentina. Sin embargo, canceló su vuelta. Es que mañana podría ser un día importante para la coalición oficialista Cambiemos en caso de que Nicolás Dujovne anuncie, al lado de Lagarde, los pormenores del pacto. “El Fondo Monetario está terminando la revisión”, adelantó esta tarde el titular de la cartera de Hacienda y Finanzas.

El aguardado anuncio sobre el renovado entendimiento se daría pocas horas después de la renuncia de Luis Caputo a la presidencia del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Desde el organismo internacional de crédito se refirieron a su baja del ente monetario. “Tomamos nota de los anuncios de hoy sobre el cambio en el Banco Central de Argentina”, señaló esta mañana el vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice.

Y sumó: “Esperamos continuar nuestra estrecha y constructiva relación con el BCRA bajo el liderazgo de Guido Sandleris”. Eso no fue todo. Además subrayó que el staff del organismo seguirá trabajando con intensidad junto a las autoridades argentinas para cerrar las conversaciones sobre el renovado acuerdo.

“Lagarde estaba contenta de la designación de Sandleris”, sumaron hoy el Ministro de Hacienda y Finanzas así como el jefe del PRO. “Mañana estaríamos en condiciones de anunciar el acuerdo con el FMI y esperamos que esta segunda parte del acuerdo despeje las dudas”, insistió Dujovne en diálogo con el canal de noticias de cable TN.

“No hay que esperar sorpresas. Mantenemos el esquema de tipo de cambio flotante pero hay retoques a la política monetaria en general”, adelantó. Previamente, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se había referido a la renuncia de Luis Caputo al BCRA y confirmó que la decisión “estaba planificada”. “Se está yendo Caputo del Banco Central (…) entramos en otra etapa que va a comenzar ahora con el nuevo acuerdo con el Fondo que está próximo a ser firmado”.

“Seguramente mañana saldrá el nuevo acuerdo con el FMI, que dará menos de 10 mil millones de dólares. Luis Caputo pensaba que iba a recibir 20 mil millones”, había evaluado esta mañana el economista Orlando Ferreres quien no dejó pasar la oportunidad de criticar a Luis Caputo por abandonar su cargo el día del paro convocado por la Confederación General del Trabajo. “El paro no contribuye en nada”, resumió esta tarde al respecto Mauricio Macri.

 

 

El Intransigente

Con el objetivo de lograr obtener el adelanto de los fondos previstos para 2020 y 2021, el ministro de Economía Nicolás Dujovne se reunió este martes en Washington con la titular del Fondo Monetario Internancional, Christine Lagarde. El encuentro, del cual participaron los equipos técnicos de ambos, fue pautado para analizar el desembolso correspondiente al acuerdo stand by firmado en junio de este año.
La ambiciosa propuesta del titular de la cartera de Economía de lograr llevar a cero el déficit fiscal en 2019 fue el compromiso principal del Gobierno argentino para obtener el visto bueno del FMI. La situación económica y financiera que afronta el país motivó el pedido realizado al organismo de rever la fecha de entrega de los fondos suscriptos.

Hasta el momento no se conocen precisiones sobre el desenlace final de la reunión.

Previamente, el presidente Mauricio Macri mantuvo un diálogo telefónico con su par de Estados Unidos Donald Trump, en el que intercambiaron posiciones sobre la situación económica argentina.

En una conversación que “duró más de 15 minutos”, el mandatario estadounidense brindó un fuerte apoyo a Macri y expresó que “está al tanto de la coyuntura de la Argentina”, según informó un comunicado de Presidencia. Asimismo, señaló que el jefe de Estado argentino “está haciendo un excelente trabajo con la difícil situación económica y financiera”.

Según pudo saber este medio, en la previa del encuentro Dujovne-Lagarde la misión argentina en Washington llevó a cabo una reunión con el Tesoro de ese país, encabezada por David Malpass, secretario de Asuntos Internacionales del Tesoro de Estados Unidos.

Uno de los objetivos posibles de la misma era buscar negociar también un acuerdo de préstamo con el Tesoro norteamericano.

“Llamamos al Fondo y les explicamos la nueva situación, y el Fondo accedió a hacer un nuevo plan. Nuestro equipo viaja para allá para tratar de llegar a un acuerdo lo antes posible”, anticipó el lunes Mauricio Macri a través de un mensaje grabado desde Casa Rosada.

Por su parte, Dujovne aseguró que con un adelanto de fondos “vamos a estar totalmente protegidos ante cualquier cambio en las condiciones financieras internacionales”.

El gobierno de Estados Unidos ya había expresado su apoyo al acuerdo que Argentina firmó con el Fondo. En junio, un comunicado emitido por la Secretaria del Tesoro de ese país, a cargo del secretario Steven Mnuchin, lo consideró beneficioso el “paquete de reformas de políticas económicas pro-crecimiento que puedan ser apoyadas por asistencia financiera del FMI”.

“Como dijo el Presidente Trump, los Estados Unidos apoyan la visión del Presidente Macri de transformar la economía de su país y despertar su potencial de crecimiento”, agregaba la misiva de Mnuchin.

 

Ambito

El equipo de funcionarios argentinos que arribó hoy a Washington para renegociar el acuerdo stand by aprobado en junio pasado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), apenas tendrá tiempo para dejar sus bolsos en el hotel. Los va a estar esperando al mediodía la directora gerente, Christine Lagarde, para iniciar un nuevo diálogo con la Argentina. Los que llegan no tienen claro todavía cuándo emprenderán el regreso, porque la misión consistirá en dejar todo encaminado como para que el board apruebe lo antes posible el nuevo programa de ajuste presentado por la Argentina.

Nicolás Dujovne, en su nuevo rol de ministro de Economía, estará acompañado por su vice, Guido Sandleris; el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena. A ellos se le suma la plana mayor del Banco Central, con su titular Luis Caputo, y el vicepresidente Gustavo Cañonero.

Está previsto que Lagarde y el staff del Fondo comiencen mañana mismo las discusiones con la idea de terminarlas “rápidamente”. Tal cual lo informó el vocero del FMI hace cuatro días, se analizará “el plan económico revisado” de la Argentina.

La intención de Dujovne es que el organismo le anticipe los fondos que estaban previstos para 2020 y 2021, para 2019. Durante ese período, el país tenía que reducir su déficit fiscal hasta un nivel del orden del 0,3% para el final del programa de asistencia. Ahora, la pretensión del ministro de Economía es alcanzar esa meta el año próximo. El ajuste es del orden de los $500.000 millones. De ellos, la mitad va a surgir del nuevo esquema de retenciones a las exportaciones, unos $100.000 millones deberían aportarlos las provincias y el resto surge de reducción de gastos.

“Queremos que los desembolsos sean los suficientes para que no haya ninguna duda sobre el programa financiero del año que viene”, dijo Dujovne en una conferencia de prensa.

El jefe del Palacio de Hacienda pedirá a los directivos del Fondo “acelerar los desembolsos previstos para 2020 y 2021, para despejar dudas sobre el financiamiento” por lo que consideró que de tener éxito en las gestiones “vamos a estar totalmente protegidos ante cualquier cambio en las condiciones financieras internacionales”.

Por otro lado está la presencia de Caputo y Cañonero en el equipo negociador. La intención de ambos funcionarios es convencer a los directivos del FMI de que es necesario se les permita usar dólares del acuerdo para estabilizar el tipo de cambio. Desde que comenzó la ultima corrida, el billete verde pasó de costar cerca de $20 hasta los $39, y eso se reflejará mas temprano que tarde en el nivel de inflación. El razonamiento de las autoridades monetarias es que no resulta compatible dejar subir el tipo de cambio libremente, con la exigencia del Fondo de reducir la inflación. El staff del organismo considera que el dinero al que accederá la Argentina tienen que ser destinado a pagar los vencimientos de deuda, y no para financiar con divisas baratas una fuga de capitales

 

 

Ambito