Tag

Donald Trump

Browsing

Un paquete enviado a la Casa Blanca que contenía ricina, una sustancia letal para los humanos, fue interceptado por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos. El envoltorio estaba dirigido al presidente Donald Trump.

Según informó este sábado la CNN, el incidente ocurrió a principio de esta semana. También precisó que se realizaron dos pruebas para confirmar la presencia de la sustancia letal.

El paquete no llegó al destino, ya que todos los correos y envíos pasan por una extensa revisión en una instalación externa antes de ingresar a la Casa Blanca.

«El FBI y nuestros socios del Servicio Secreto Y del Servicio de Inspección Postal están investigando una carta sospechosa recibida en una instalación de correo del Gobierno”, señaló el FBI en un comunicado citado por el Washington Examiner.

La ricina proviene de las semillas de ricino, que se cultivan desde hace siglos en muchas partes del mundo. En pequeñas dosis es letal en caso de ingestión, inyección o inhalación. Entre los síntomas genera dificultad para respirar, vómitos, náusea y diarrea. No existe un antídoto y lleva a la muerte entre 36 y 72 horas.

No es la primera vez que se envía una sustancia letal como la ricina por encomienda como intento de envenenar a políticos. En 2014, la actriz Shannon Guess Richardson -que participó de la serie «The Walking Dead”- fue condenada a 18 años de prisión por enviarle ese veneno por carta al entonces presidente Barack Obama, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg y al expresidente de Alcaldes contra las Armas Ilegales Mark Glaze.

“No tenía la intención de hacerle daño a nadie», se defendió la interprete texana, hallada culpable por la posesión de este veneno «para utilizarlo como un arma».

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue nominado este miércoles como candidato a recibir el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos para ayudar a negociar el acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos, según informó la cadena Fox News.

La nominación fue propuesta por Christian Tybring-Gjedde, miembro del Parlamento noruego, quien entre sus argumentos, resaltó la capacidad del presidente de los Estados Unidos de resolver conflictos prolongados en el mundo.

«Por su mérito, creo que ha intentado crear la paz entre las naciones más que la mayoría de los nominados al Premio de la Paz», afirmó Tybring-Gjedde en declaraciones a Fox News.

Tybring-Gjedde, miembro del Parlamento durante cuatro mandatos, también se desempeña como presidente de la delegación noruega en la Asamblea Parlamentaria de la OTAN.

El político noruego, en su carta de nominación al Comité Nobel, dijo que la administración Trump ha jugado un papel clave en el establecimiento de relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos.

“Como se espera que otros países del Medio Oriente sigan los pasos de los Emiratos Árabes Unidos, este acuerdo podría cambiar las reglas del juego y convertir al Medio Oriente en una región de cooperación y prosperidad”, escribió.

A principios de agosto, los Emiratos Árabes Unidos e Israel acordaron establecer relaciones diplomáticas plenas como parte de un acuerdo para detener la anexión de tierras ocupadas buscadas por los palestinos para su futuro estado.

El anuncio convierte a los Emiratos Árabes Unidos en el primer estado árabe del Golfo en hacerlo y en la tercera nación árabe en tener vínculos diplomáticos activos con Israel.

En 2009, el Comité Nobel noruego sorprendió al mundo al otorgar el premio a la Paz al entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, «por sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos».

Twitter etiquetó dos tuits de Donald Trump en los que alentó a sus seguidores a votar dos veces. El presidente estadounidense recomendó que aquellos que lo hagan por correo acudan a los centros de votación para verificar que la boleta haya sido contabilizada.

La red social marcó esos mensajes como inapropiados, argumentado que el contenido viola las normas de la plataforma vinculadas a la integridad cívica y al proceso electoral. Sin embargo, los tuits no fueron eliminados ya que, según la empresa, son de interés público.

“Las leyes con respecto a la invalidación de las boletas electorales por correo cuando las personas eligen votar en persona son complejas y varían significativamente según el Estado. Nuestro objetivo es evitar que las personas compartan consejos sobre votar dos veces, lo que puede ser ilegal”, señalaron desde Twitter.

En contexto

Los tuits de Donald Trump se publicaron luego de un acto en Carolina del Norte, en el que el mandatario estadounidense alentó a sus seguidores a votar dos veces, una por correo y otra en persona, acción que es considerada en un delito en aquel Estado.

El republicano, que compite en la carrera hacia la Casa Blanca contra el demócrata Joe Biden, ha manifestado en más de una ocasión su desconfianza hacia la votación por correo, que en muchos Estados del país se extiende debido a la pandemia. Según dijo, la modalidad puede favorecer el fraude.

“Déjenles que lo manden (el voto por correo) y déjenles que voten, y si su sistema es tan bueno como dicen que es, entonces obviamente no podrán votar. Si no está tabulado, sí podrán votar”, comentó Trump. El republicano busca la reelección en la votación que se hará el 3 de noviembre.

Por su parte, el sus mensajes de Twitter dijo: “Para asegurarte de que tu voto cuenta, firma y envía tu boleta tan pronto como sea posible. El día de las elecciones o en las votaciones por anticipado ve a tu centro electoral para ver si tu voto ha sido contado o no. Si ha sido contado no podrás votar y entonces el sistema de voto por correo habrá funcionado correctamente”, escribió.

“Si no ha sido contado, vota (que es el derecho de cualquier ciudadano)”, agregó.

Trump publicó el mismo mensaje en Facebook. La red incluyó una alerta en la que indicó que la confianza en el voto por correo “tiene una larga tradición” en los Estados Unidos y que este año “se espera que ocurra lo mismo”, incluyendo un enlace a un centro de información para los votantes.

Desde la Casa Blanca negaron que Trump aliente a violar la ley. “Lo que dijo muy claramente es que hay que asegurar que el voto por correo esté tabulado, y si no lo está, que entonces vote”, explicaron.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, alentó este miércoles a los residentes del estado clave de Carolina del Norte a poner a prueba la seguridad del sistema electoral de su estado al intentar votar dos veces en las elecciones de noviembre, una por correo y otra en persona.

La sugerencia de Trump constituiría un delito grave bajo las leyes de Carolina del Norte además de un fraude electoral, que es precisamente el tipo de problema que el que presidente asegura querer evitar por todos los medios en los comicios del 3 de noviembre, en los que busca la reelección.

“Déjenles que lo manden (el voto por correo) y déjenles que voten, y si su sistema es tan bueno como dicen que es, entonces obviamente no podrán votar. Si no está tabulado, sí podrán votar”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas durante una visita a Wilmington (Carolina del Norte).

El mandatario repitió esa idea directamente a algunos de sus simpatizantes que le esperaban cuando aterrizó en esa ciudad, al decirles: “Envíen (su voto por correo) temprano y después vayan y voten (en persona). No pueden dejarles que les quiten su voto, esta gente está jugando a política sucia”.

Trump ha insistido, sin pruebas, en que el voto por correo generalizado, que muchos estados están expandiendo debido a la pandemia -para evitar grandes multitudes el día de las elecciones-, puede dar pie a fraudes, a pesar de que numerosos estudios demuestran que eso es extremadamente improbable.

El mandatario sólo justifica el voto por correo cuando los ciudadanos vayan a estar lejos del estado donde están empadronados el día de las elecciones, y ha defendido así el hecho de que él mismo ha usado ese método para ejercer el sufragio en el territorio donde tiene su residencia privada principal, Florida.

Según el diario The New York Times, Trump ha hablado en privado recientemente con sus asesores sobre esa idea de instar a la gente a votar dos veces, precisamente porque su entorno está preocupado de que la campaña del presidente contra el voto por correo pueda disuadir a sus propios simpatizantes de votar.

Durante una entrevista este miércoles con la cadena CNN, el fiscal general de EE.UU., William Barr, esquivó la pregunta de si Trump estaba incitando a una actividad ilegal al pedir que se vote dos veces, al asegurar que no conocía la legislación electoral del estado de Carolina del Norte.

Un portavoz de la junta electoral estatal de Carolina del Norte, Patrick Gannon, dijo al New York Times que el sistema electoral del estado evitaría que una persona vote dos veces, porque los trabajadores en las urnas tendrían acceso a registros que mostrarían que ese ciudadano ya ha ejercido su derecho por correo.

“Votar dos veces intencionadamente es un delito grave”, subrayó Gannon.

Carolina del Norte es uno de los estados donde las encuestas muestran una contienda más ajustada entre Trump y su rival en las elecciones de noviembre, el demócrata Joe Biden, que saca al presidente una ventaja de apenas 1,6 puntos porcentuales en ese territorio, dentro del margen de error,  señaló TN.

El presidente de los EEUU, Donald Trump, defendió las acciones de Kyle Rittenhouse, un joven que la semana pasada mató a dos manifestantes e hirió a otro durante las protestas en Kenosha (Wisconsin), y justificó a los grupos de derecha que el sábado participaron en choques en Portland (Oregón).

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump se negó a condenar a Rittenhouse, quien el pasado 25 de agosto se presentó en Kenosha armado con un fusil de asalto para patrullar con un grupo de milicianos armados y coordinados con la Policía, y que mató a dos manifestantes además de dejar herido a un tercero.

Violencia injustificada
«Estamos evaluando eso, pero ustedes vieron el mismo vídeo que yo y él estaba tratando de escaparse de ellos (los manifestantes), supongo, y se cayó y le atacaron muy violentamente. Probablemente le habrían matado», respondió Trump a la pregunta de por qué no condena a Rittenhouse.

Ese joven blanco, de 17 años, está encarcelado en la prisión del condado de Lake y enfrenta dos cargos de homicidio y uno de intento de homicidio por sus acciones en Kenosha, donde se han sucedido protestas por los siete disparos que un policía blanco propinó este mes al afroamericano Jacob Blake, paralizado de cintura para abajo.

Un vídeo del incidente muestra a Rittenhouse corriendo en un aparcamiento en Kenosha, perseguido por un hombre blanco de 36 años identificado como Joseph Rosenbaum, que lanzó lo que parece ser una bolsa de plástico pero no llegó a darle al adolescente, quien más tarde le disparó al menos cinco veces y le mató.

Momentos claves

La caída a la que se refirió Trump, parece ser la registrada en un vídeo cuando Rittenhouse estaba huyendo mientras los manifestantes pedían detenerle porque había disparado a Rosenbaum, momento en el que el adolescente se cayó y después apuntó con el rifle a quienes le perseguían, que trataron de desarmarle.

Uno de los manifestantes, el joven blanco de 26 años Anthony Huber, intentó golpear a Rittenhouse con su monopatín para quitarle el arma, pero el adolescente le disparó en el pecho y le mató; antes de herir en el brazo a un tercer manifestante, Gaige Grosskreutz, quien llevaba una pistola, según documentos judiciales.

La estrategia de defensa

Los abogados de Rittenhouse insisten en que el adolescente, quien era simpatizante de Trump y acudió a uno de sus mítines en enero, actuó en defensa propia, y algunos círculos de ultraderecha han empezado a justificar las acciones del joven.

Trump dio un largo discurso desde la Casa Blanca criticando a su rival en las elecciones de noviembre, el candidato presidencial demócrata Joe Biden, por supuestamente no condenar las acciones de las «turbas de izquierda» en las manifestaciones contra el racismo del país.

Pero el mandatario tampoco tuvo ninguna palabra de condena para los grupos de derecha que han acudido a manifestaciones como la de Portland, donde simpatizantes de Trump dispararon este fin de semana perdigones y balas de pintura a los manifestantes del movimiento «Black Lives Matter» («Las vidas negras importan»).

Enfrentándose a un momento repleto de crisis en todo el país, el presidente Donald Trump aceptó el jueves la nominación de su partido desde un enorme escenario instalado en el Jardín Sur de la Casa Blanca, rompiendo con la tradición al usar la mansión presidencial como escenario político y desafiar las directrices de combate al coronavirus para dar un discurso ante una multitud que en gran medida no portaba mascarillas.

Con múltiples problemas afuera de la Casa Blanca, Trump presentó una visión optimista para el futuro de Estados Unidos, incluyendo una eventual victoria contra una pandemia que ha dejado más de 175,000 muertos, millones de desempleados y ha obligado a reescribir las reglas de la sociedad. Pero ese horizonte más brillante sólo puede alcanzarse, afirmó el mandatario, si él derrota a Joe Biden, contra quien desató mordaces ataques encaminados a borrar la ventaja que el demócrata lleva en los sondeos.

“Hemos pasado los últimos cuatro años revirtiendo el daño que Joe Biden infligió durante los últimos 47 años”, dijo Trump. “En ninguna época previa los votantes han enfrentado una opción más clara entre dos partidos, dos visiones, dos filosofías o dos agendas”.

Proyectándose como la última barrera que defiende el estilo de vida estadounidense del ataque de las fuerzas radicales, Trump declaró que la agenda demócrata es “el conjunto de propuestas más extremas que haya presentado alguna vez un nominado de uno de los grandes partidos”.

Al concluir la Convención Nacional Republicana con su discurso, Trump se arriesgó a enardecer a una nación dividida que sufre una serie de calamidades, incluyendo la pandemia, un potente huracán que golpeó la costa del Golfo de México y noches de descontento racial y protestas violentas después de que Jacob Blake, un hombre de raza negra, fuera baleado por un policía blanco de Wisconsin.

Donald Trump fue presentado por su hija Ivanka, una influyente asesora de la Casa Blanca, quien dijo que el notablemente extrovertido mandatario se solidariza con aquellos que han pasado adversidades durante la pandemia.

“He estado con mi padre y he visto el dolor en sus ojos cuando recibe la actualización de las vidas que se ha robado esta plaga”, dijo Ivanka Trump.

El presidente pronunció su discurso desde un escenario conocido y controversial. A pesar de la tradición y la reglamentación de no usar la Casa Blanca para eventos meramente políticos, se instaló un enorme escenario frente a la residencia presidencial.

Price reportó desde Las Vegas

Un tribunal estadounidense condenó al presidente Donald Trump a pagar los gastos del proceso judicial abierto a raíz de una denuncia que le realizó la exactriz porno Stephanie Clifford, más conocida como «Stormy Daniels».

El Tribunal Superior de California ordenó a Trump pagar 44.100 dólares por la demanda presentada por Daniels en 2018 contra el acuerdo de confidencialidad que firmó con Trump para no revelar la relación que mantuvieron entre 2006 y 2007.

Si bien la demanda fue desestimada, la legislación local señala que Daniels es la parte beneficiaria, por lo que el presidente estadounidense debe asumir los honorarios de los abogados querellantes.

La Fiscalía General en Nueva York confirmó que Trump ordenó a su abogado Michael Cohen hacer un pago ilegal de 130.000 dólares a Daniels justo antes de las elecciones presidenciales de 2016 para comprar su silencio por un supuesto encuentro sexual con Trump.

La sentencia llega un año después de la querella de Daniels contra Trump por un escándalo sexual que sigue amenazando política y legalmente al presidente.

En 2018 Daniels publicó ‘Full Disclosure’, el libro en donde revela detalles de uno de sus encuentros sexuales con el magnate en 2007 después de un torneo de golf en California. Según cuenta la actriz, pasó tres horas escuchándolo autoelogiarse para luego tener «dos minutos de mal sexo».

Robert Trump, el hermano menor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, muere este sábado a los 71 años en un hospital de Nueva York, informó en un comunicado el mandatario, que describió al fallecido como su «mejor amigo».

«Es con mucho pesar en mi corazón que comparto que mi maravilloso hermano, Robert, falleció pacíficamente esta noche. No solo era mi hermano, era mi mejor amigo», dijo Trump en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

«Le echaré mucho de menos, pero nos volveremos a encontrar. Su memoria perdurará para siempre en mi corazón. Robert, te quiero. Descansa en paz», concluyó Trump.

El presidente se había desplazado este viernes a Nueva York para visitar a su hermano, tras revelar que estaba ingresado en un hospital de esa ciudad y que lo estaba «pasando mal», aunque sin dar detalles sobre su enfermedad.

Según un amigo de la familia Trump que habló con el diario The New York Times bajo condición de anonimato, Robert había sufrido hemorragias cerebrales recientemente como consecuencia de una caída, y en las últimas semanas su salud se deterioró hasta el punto de que ya no podía hablar por teléfono.

Tras su visita del viernes, que duró menos de una hora, y consciente de que no se esperaba que Robert viviera mucho más, el presidente llamó este sábado al hospital donde estaba ingresado su hermano desde su club de golf en Bedminster (Nueva York), donde pasa el fin de semana, según el diario neoyorquino.

La relación con Donald Trump

El mandatario y su hermano menor tuvieron altibajos en su relación, pero en 2016 Robert dijo que apoyaba «al 100%» la candidatura de Donald a la presidencia de Estados Unidos, y le abrazó la noche de su victoria electoral.

En junio de este año, Robert Trump inició una acción legal para intentar detener la publicación del libro sobre el ahora presidente de EE UU escrito por su sobrina Mary Trump, hija de su hermano mayor, el fallecido Freddie.

Aunque no logró su objetivo, Robert demostró con esa batalla legal su lealtad al mandatario estadounidense, que valora esa cualidad por encima de todo entre sus allegados.

Mucho más callado que el presidente, Robert Trump intentaba mantenerse lejos de las miradas públicas y se ajustó a esa costumbre desde que su hermano llegó a la Casa Blanca.

Como benjamín de los cinco hermanos Trump, a Robert nunca se le preparó para tomar las riendas del imperio inmobiliario familiar, y quedó por tanto aislado de mucha de la presión y disciplina que su padre ejerció sobre sus dos hijos mayores, incluido Donald, de acuerdo con el Times.

Robert, que nunca tuvo hijos pero crió como si fuera suyo al descendiente de su primera mujer, Blaine Trump, empezó su carrera en Wall Street, pero acabó trabajando para su hermano como ejecutivo en la empresa familiar.

En su libro, Mary Trump describe así la dinámica entre los dos hermanos: «Donald había descubierto muy pronto lo fácil que era meterse bajo la pálida piel de Robert y empujarle más allá de sus límites, era un juego al que nunca se cansó de jugar».

La relación entre ambos se debilitó en 1990, cuando Donald culpó a Robert de los problemas con la apertura de un casino en Atlantic City. El hermano menor se distanció de los negocios clave de la empresa durante años, y ambos no se reconciliaron hasta que el mayor decidió presentarse a la Casa Blanca, según el New York Times.

Además del presidente, a Robert Trump le sobreviven sus dos hermanas mayores, Maryanne y Elizabeth, y su segunda esposa, Ann Marie Pallan.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tildó de «desagradable» a la senadora negra Kamala Harris, quien fue elegida este martes por el precandidato demócrata como su pareja electoral para aspirar a la Vicepresidencia del país en los comicios del 3 de noviembre.

«Me sorprendió un poco que la eligiera», respondió Trump a los periodistas en la Casa Blanca durante su conferencia diaria sobre coronavirus.

«Es la más mala, la más horrible, la más irrespetuosa de todos en el Senado», agregó.

Pero ya antes en Twitter, Trump había reaccionado al colgar en su cuenta un video de su campaña electoral en el que califica a Kamala de «falsa» y a Biden de «lento», e indica que juntos son perfectos, pero «incorrectos para Estados Unidos».

La pieza, de 30 segundos, sitúa a la senadora afroamericana como parte de la izquierda radical, al apuntar que respaldó el plan de seguro médico para todos del ex aspirante a la nominación demócrata Bernie Sanders, pidió nuevos impuestos e incluso atacó a Biden por sus políticas racistas.

«Los votantes rechazaron a Harris. Detectaron inteligentemente a una falsa. Pero no Joe Biden. No es tan inteligente, se llama a sí mismo un candidato de transición», se escucha en el anuncio electoral, en el que se advierte que el virtual candidato demócrata está «entregando las riendas a Kamala».

Ya en la rueda de prensa, el gobernante aseguró que Harris, quien fue fiscal general de California, fue «extraordinariamente desagradable» con el magistrado del Tribunal Supremo Brett Kavanaugh durante las audiencias para su confirmación en el puesto.

El juez nominado por el presidente estadounidense fue acusado en 2018 por una mujer de haberla violado, pero ella misma reconoció después que mintió para evitar su confirmación en el cargo.

Durante las deliberaciones para confirmar al magistrado, Harris indicó que Trump entiende el nombramiento de jueces del Supremo «como una herramienta para cumplir con su agenda».

Trump además apuntó que a Harris, quien formó parte de la abultada lista de aspirantes demócratas a la nominación, «le fue muy mal en las primarias».

Biden anunció este martes formalmente su decisión de escoger como aspirante a la Vicepresidencia a Harris de cara a las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

Hija de padre jamaicano y madre india, la aspirante a la Vicepresidencia de EE.UU. fue previamente fiscal general de California antes de ganar su escaño en la Cámara Alta del Congreso estadounidense en 2016.

Asimismo, Harris, de 55 años, se presentó a las primarias demócratas en las que generó grandes expectativas en el arranque de la batalla, en las que tuvo de hecho varios choques con Biden, pero luego fue perdiendo impulso a medida que avanzó la campaña.

El que fue vicepresidente en los Gobiernos de Barack Obama (2009-2017) había anunciado desde hacía tiempo su intención de escoger a una mujer como compañera de candidatura.

Un tiroteo en los alrededores de la Casa Blanca dejó este lunes un herido, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El mandatario abandonó de manera abrupta un encuentro ante los medios y minutos después retornó para explicar el incidente.

«Hubo un tiroteo fuera de la Casa Blanca y alguien fue llevado al hospital», señaló el mandatario de vuelta frente a los periodistas.

Luego Trump añadió que el atacante fue quien resultó herido y trasladado a un centro hospitalario.

El presidente estadounidense agradeció la «rápida» intervención del Servicio Secreto en el incidente.

«¿Qué está pasando?»

En mitad de un encuentro con la prensa, uno de los asesores de Trump se acercó y le susurró algo al oído.

De inmediato, el presidente salió rodeado por personal de la Casa Blanca sin dar mayor explicación a los periodistas.

Lo único que se le escuchó decir fue «¿qué está pasando?» en el breve intercambio de palabras con el agente que se acercó para informarle.

Nueve minutos después, el mandatario reapareció y dio una breve explicación de lo sucedido a los periodistas.

«Todo está bajo control», dijo antes de señalar que fue escoltado al Despacho Oval mientras se neutralizaba el tiroteo.

Señaló que no cree que el atacante haya superado la zona perimetral de la Casa Blanca.

El tiroteo se produjo cerca de la valla que restringe el paso a los jardines del lugar, afirmó.

El Servicio Secreto, encargado de la seguridad del presidente, confirmó que un agente estuvo envuelto en un tiroteo.

«Un varón y un agente fueron trasladados a un hospital local», informó en Twitter el servicio secreto, que agregó que en ningún momento el sospechoso estuvo dentro del perímetro de la Casa Blanca y que ninguna persona dentro estuvo en peligro.

Trump dijo que desconocía si el sospechoso tenía alguna mala intención en su contra.

«Es una desgracia que éste sea el mundo, pero el mundo siempre ha sido un lugar peligroso, no es algo único», restó importancia Trump.

El departamento de bomberos del Distrito de Columbia, donde se ubica la capital estadounidense, dijo que un hombre había sufrido lesiones graves, posiblemente críticas.