Tag

dominicana

Browsing

El último vuelo humanitario que evacuó de Cuba y República Dominicana a la totalidad de los argentinos que deseaban regresar al país desde que se declaró la pandemia de Covid-19 aterrizó esta mañana en Ezeiza.

En el avión operado por Aerolíneas Argentinas, además de 71 ciudadanos y residentes argentinos, llegaron 41 nacionales y residentes uruguayos.

Luego de su partida de La Habana, el avión hizo escala en Punta Cana en donde incorporó a los argentinos que se hallaban en República Dominicana.

Con este vuelo concluye un complejo operativo que permitió, en siete vuelos humanitarios, evacuar a más de 1.300 argentinos y 41 uruguayos.

«Como Canciller me comprometí a que regresen todos los argentinos que se encontraban en el exterior y que habían manifestado su voluntad de retornar a nuestro país», expresó Felipe Solá.

En ese sentido, el ex gobernador bonaerense agregó: «No fue tarea sencilla debido a todas las restricciones internacionales que existen producto de este virus que afecta a la mayoría de los países del mundo».

«Hoy podemos tener la satisfacción de informar que todos los argentinos que estaban en Cuba y Dominicana ya están sanos y salvos en sus hogares», manifestó.

«Quiero expresar mi agradecimiento a las autoridades cubanas y dominicanas, como así también a todo el personal diplomático y a las tripulaciones y personal de las aerolíneas involucradas por el trabajo realizado», concluyó.

Se realizó la audiencia de control de detención a la agresora de Germania Franco Hilario, de 41 años, quién se encuentra en estado crítico luego de recibir una herida de arma blanca en el abdomen y cuello el viernes al mediodía en la esquina de San Martín y 25 de Mayo.

La agresora identificada como Anaisa Peña Valdéz, de nacionalidad dominicana, fue sometida este mediodía a una audiencia de control en la que se dictaminó que sea imputada provisoriamente por tentativa de homicidio.

En el acto presidido por la jueza penal Mariel Suarez, Cecilia Codina por el Ministerio Público Fiscal, y la defensa a cargo de la abogada Claudia Torrecillas, se decidió que se haga legal la detención de Peña Valdéz, a pesar del pedido de arresto domiciliario por parte de la defensa.

Peña Valdéz agredió con un arma blanca a Franco Hilario en pleno centro de la ciudad a las 11.20 horas del día viernes. Por lo que se puede observar en las cámaras de seguridad de la zona, la imputada se cruzó con la víctima quién al verla modificó su recorrido y la atacó con un arma blanca, provocándole serias heridas en el cuello y abdomen con un cuchillo marca Simanaggio de unos 3 cm de largo que fue secuestrado en el lugar del hecho por el personal policial.

Desde la localidad de Carbonera, en República Dominicana, la madre de Lucía De Larrosa (34), quien fue asesinada el pasado sábado en Comodoro Rivadavia, pide desesperadamente ayuda a la Alcaldía de su pueblo para que trasladen hasta allí el cuerpo de su hija.

Virginia Liranzo pide ayuda para el traslado del cuerpo de su hija Lucía De Larrosa (34) desde Comodoro Rivadavia hasta Carbonera, en República de Dominicana.

En un video, que compartió el sitio de Facebook “Mairene La Bocina”, Liranzo relata: “me dicen que me la mataron, el esposo y una hermana, pero yo todavía no vi todas fotos, sólo las noticias. Espero, con el poder del espíritu santo, que en Carbonera me hagan las dirigencia para que yo pueda recuperar el cuerpo de mi hija. Para verla aunque se la última vez. Espero que hagan el esfuerzo de ayudarme para que pueda tres el cuerpo de mi hija”.

El crimen

La mujer de nacionalidad dominicana fue asesinada sobre la medianoche del pasado sábado, recibió de al menos 10 puñaladas. El hecho ocurrió cerca de las 23.30, en un inmueble ubicado en la calle Urquiza al 400, donde la Policía halló el cadáver de Lucía De Larrosa (34).

El comisario mayor Ricardo Cerda, jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, describió que el cuerpo fue encontrado por los efectivos al fondo de un extenso pasillo de un inquilinato y que el mismo presentaba «al menos diez puñaladas en varias partes del cuerpo y de distinta consideración».

«Aún no sabemos cuál pudo haber sido la herida mortal porque no tenemos el resultado de la autopsia», aclaró.

De acuerdo a los médicos, la mujer presentaba lesiones en las manos y brazos compatibles con signos de defensa y murió por lo menos tres horas antes del hallazgo del cadáver.

Según Cerda, por el crimen de Delarrosa «se detuvieron a dos personas, su actual pareja» y una tía del primero, identificados como Leonardo Gabriel Gudiño (31) y Marcela Gudiño (54), respectivamente.

El hecho es investigado por la fiscal general, Andrea Rubio, quien determinó que la mujer asesinada alquilaba la humilde vivienda donde la asesinaron y que a pocos metros reside Marcela Gudiño, en cuya habitación se hallaron manchas de sangre.

Por su parte, la pareja de la víctima contó a los investigadores que él se ausentó del inquilinato aunque en un horario distinto al que varios testigos dijeron haberlo visto salir del lugar.

 

elpatagonico

Le clavaron un puñal en el abdomen. Por la muerte demoraron a la pareja y allanaron a una trans. La víctima se llamaba Lucia De Larrosa y tenía 34 años.

Personal de la Policía del Chubut de Comodoro Rivadavia trabaja en el esclarecimiento del homicidio de Lucia De Larrosa, una mujer dominicana de 34 años que fue asesinada este sábado por la noche en un inquilinato de Urquiza al 400.

Según informaron fuentes oficiales al portal de noticias ADNSUR, el homicidio se produjo alrededor de las 23:30. A esa hora, el 101 y la Comisaría recibieron un llamado sobre un incidente en Urquiza 453, entre Dorrego y Maipu del barrio Centro. En un inquilinato del lugar se había escuchado gritos de una mujer, a quien habrían atacado con un cuchillo.

Cuando llegaron los agentes se encontraron con la víctima sin vida, con un cuchillo incrustado en el abdomen.

Por el hecho, en principio fue demorado su pareja, Leonardo Gabriel Gudiño de 31 años. Sin embargo, luego de las primeras averiguaciones se solicitó el allanamiento de la casa contigua donde vive un trans, identificado con el mismo apellido que la pareja de la víctima.

(Fuente: ADNSUR)

Peluquerías y lavaderos de autos son los rubros más elegidos por los migrantes de la República Dominicana que se instalaron en el sur del país como fachada de sus negocios. Sin embargo, desde hace más de diez años que varios ciudadanos del país caribeño instalados en la Patagonia están involucrados en causas de narcotráfico o trata de personas y su participación aparece cada vez con más frecuencia.

Según el portal Infobae, hubo casos resonantes. En septiembre del año pasado, por ejemplo, la Policía Federal desbarató después de nueve meses de investigación a la «Banda del Caribe» integrada por cuatro dominicanos y un colombiano que operaba en Chubut y Santa Cruz con seis allanamientos en Comodoro Rivadavia, incluída la terminal de micros y otros tres procedimientos en Caleta Olivia, los cuales fueron ordenados por la jueza chubutense Eva Parcio: les encontraron casi siete kilos de cocaína en una valija que llegó a Comodoro Rivadavia desde Capital Federal. Todos los detenidos cayeron en la terminal con las manos en el envío.

Había personajes interesantes dentro de la «Banda del Caribe», tales como «El Mutante», dominicano de origen, sospechado de ser el encargado de la distribución. Se sospechaba una guerra interna en la banda: la casa del «Mutante» recibió un balazo, quizás una advertencia.

LAS RUTAS

La droga que entra a la Patagonia, desde Río Negro hasta el fin del mundo, tiene varias alternativas para llegar a destino. Pero los proveedores son generalmente los mismos: los narcos que operan en las villas porteñas.

Las investigaciones federales a las que accedió Infobae apuntan a que las organizaciones que funcionan en el sur del país se abastecen de la sustancia que traficantes acumulan como stock, tanto en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores como en distintos barrios del sur como Monserrat, San Telmo o Barracas.

Un presunto narco dominicano penetró con particular fuerza en Constitución. Ardinson Amaury Aquino, «El Chibolo», había llegado a la Argentina alrededor de 2005, fijó como domicilio un departamento en la calle Pasco en San Cristóbal, pagó impuestos, hasta cobró una asignación familiar del ANSES. En agosto de 2017, «Chibolo» fue arrestado por la Policía de la Ciudad en una casa en Avellaneda: le encontraron 40 kilos de cocaína.

Lo acusaban, básicamente, de ser uno de los proveedores más fuertes para el mercado de dealers de Constitución. Se sospechaba que «Chibolo» -que figuraba extensamente en las conversaciones de una banda de narcos de varias nacionalidades procesada por el juez Ariel Lijo en 2014, entre ellos colombianos y venezolanos- estaba detrás de una clásica peluquería dominicana en el barrio en donde se fraccionaban bolsas de cocaína que llegaban a manos de mujeres trans que ejercían la prostitución en la zona.

De vuelta a la Patagonia, en el caso de Tierra del Fuego, «hay diferentes alternativas para llegar, está la ruta terrestre que es complicada porque hay que pasar por Chile lo que implica enfrentar cuatro controles fronterizos; por aire, que es el método privilegiado para transportar la droga; y el marítimo que es casi nulo porque los viajes que llegan son generalmente desde Europa o de barcos que salen de acá», explica una fuente de la Fiscalía Federal de la provincia.

El sistema de mulas es elemental para que la droga llegue al sur. Las bandas optan por contratar personas que escondan cocaína entre sus prendas o equipaje porque es muy difícil de detectar salvo que los investigadores sepan de antemano la existencia de la mula. «Hay miles de personas todos los días en los aeropuertos, lo que lo hace prácticamente imposible realizar una revisación a cada pasajero. Sin embargo en el último años comenzó a haber un control más exhaustivo para quienes viajan desde Aeroparque al Aeropuerto de Río Grande», agregó el investigador federal.

Los micros también sirven. El 9 de mayo de 2016 en el paraje Arroyo Verde en Chubut, una mujer trans, peluquera según ella misma, oriunda de Santo Domingo, cayó con tres kilos y medio de cocaína cuando un perro antidrogas lo olió el bolso en un móvil de la empresa Don Otto con rumbo a Comodoro Rivadavia. Dijo que el bolso no era suyo, que era de «un paisano» al que conoció en un bar de Parque Patricios, que le pagaría 10 mil pesos si se lo entregaba a «otro paisano» en Caleta Olivia. Le incautaron el celular y se lo peritaron. Un contacto le había escrito: «Estoy esperando los 3 K, qué pasó, dime».

La mujer trans terminó condenada el 13 de abril de 2018 a cinco años de cárcel por el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia. Para condenarla, usaron su nombre de nacimiento. A mediados de este mes, el Tribunal le negó el beneficio del extrañamiento para volver a su país tal como prevé la ley y que le fue otorgado a capos como Alionzo «Ruti» Mariños y ordenó que le descuenten los dos mil pesos de multa del sueldo penitenciario que le habían marcado en su condena.

CUESTION DE GANANCIA

Para los traficantes dominicanos que operan en el sur no se trata de grandes cantidades de estupefacientes: en un vuelo lo máximo que puede transportar una persona son un kilo y medio o dos, los micros ofrecen más capacidad.

El negocio real está en el precio de lista: un gramo de cocaína en Ushuaia o Río Grande puede venderse de 800 a mil pesos, una diferencia considerable con respecto a los 300 a 500 que se ofrece en diferentes puntos de la Capital. Una fuente que conoce la mecánica: el kilo que en Buenos Aires puede comprarse a diez mil dólares en valor mayorista callejero es vendido a 15 mil en las calles patagónicas, con un considerable estiramiento posterior.

Desde hace varios años existe en Río Grande una comunidad de dominicanos que se acrecentó en los últimos tres años. De hecho, el año pasado se instaló en la ciudad un consulado itinerante de la embajada de República Dominicana.

En las causas judiciales también aparecen los dominicanos con más asiduidad. «No son grandes bandas pero sí familias: padres, hijos, primos que empiezan a vincularse con el negocio. En los últimos tiempos también empezamos a ver enfrentamientos entre bandas de dominicanos, por plata que no se pagó o algún favor que no se devolvió», explicó una fuente judicial.

El 16 de noviembre del año pasado, dos jóvenes de 20 y 21 años fueron atacados a balazos por tres hombres que circulaban en un auto. Ambos sobrevivieron pero adjudicaron el ataque a un ajuste de cuentas de parte de unos vecinos.

En los viajes desde Buenos Aires a Tierra del Fuego estas bandas no sólo llevan y traen mulas sino que también lo hacen con mujeres para ejercer la prostitución. «Viajan un mes y después vuelven y así las van rotando. Están divididos así: los hombres se dedican a la droga y las mujeres son utilizadas para la trata de personas», contó un investigador a Infobae. Para sus negocios los dominicanos que se dedican a las actividades delictivas usan como fachadas principalmente lavaderos de autos y peluquerías tal como lo habría hecho, por ejemplo, «El Chibolo» en la zona de Constitución.

También se usaron bares nocturnos, como el caso de Lucy Alberca Campos, una ciudadana peruana de 34 años que fue detenida en 2012 acusada de liderar una banda narco integrada por dominicanos y argentinos que funcionaba en Ushuaia, que también se dedicaba a la trata de personas. En el momento de la detención tenía siete millones de pesos en el lugar. Fue condenada en 2016 a tres años en suspenso por el delito de trata y explotación de personas.

Sin embargo, en agosto del 2018, Lucy Campos recibió una condena abreviada por la unificación de las dos penas (tráfico de estupefacientes y explotación de personas) de cuatro años de prisión.