Tag

Dolar

Browsing

El dólar sube un peso o 1,8% en bancos del microcentro porteño, a 58 pesos para la venta al público en las sucursales del Banco Nación. En el promedio de bancos del microcentro porteño se vende a 58,25 pesos.

En el mercado mayorista se opera a 56,12 pesos. En el transcurso de 2019 el dólar gana un 48,9 por ciento.

El Banco Central efectuó en cinco tramos la venta de USD 250 millones en el mercado de contado (spot), con lo que acumula ventas por USD 1.009 millones desde las PASO.

Con USD 30 millones ofrecidos a cuenta del Tesoro, asciende a USD 280 millones la intervención oficial en la rueda. El Ministerio de Hacienda lleva vendidos USD 566 millones en la plaza cambiaria desde el pasado 12 de agosto.

Las reservas del Banco Central descendieron el lunes a USD 57.915 millones, el monto más bajo desde el 14 de diciembre del año pasado.

Asimismo, el Riesgo País argentino opera con tendencia alcista este martes, con un ascenso de 151 unidades o 8,4%, hasta los 1.966 puntos básicos.

El indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los títulos emergentes bonos del Tesoro de los EEUU, que en su emisión a 10 años rinde una tasa de 1,473% anual.

Las dudas de los inversores sobre la capacidad de pago de la deuda argentina persisten luego de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) negó, a través de un comunicado, que haya sugerido un «adelantamiento de las elecciones» durante la reunión en Buenos Aires entre representantes del organismo, el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, y su equipo económico.

Fernández e integrantes de su equipo de trabajo cuestionaron el acuerdo de asistencia financiera que ese organismo internacional celebró con el Gobierno nacional.

La reunión se desarrolló en la sede de la UMET, y por parte del FMI estuvieron los funcionarios Alejandro Werner, Roberto Cardarelli y Trevor Alleyne; mientras que el ex jefe de Gabinete estuvo acompañado por sus colaboradores Santiago Cafiero, Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca Bocco.

El candidato ganador de las PASO señaló que de los objetivos fijados, «no sólo ninguno fue alcanzado, sino que todo empeoró desde la celebración de aquel acuerdo: la economía cayó 1,7%, la deuda pública subió 29 puntos porcentuales del PBI, el desempleo aumentó al 10,1%, la pobreza creció a más del 32% y la inflación se disparó al 53,9%».

A través de un comunicado, el Frente de Todos aclaró que la reunión había sido «solicitada por la misión técnica del FMI».

Fernández dijo coincidir con los cuatro objetivos principales del acuerdo con el FMI, que incluyen recuperar el crecimiento de la economía, generar empleo para combatir la pobreza, reducir la inflación, y lograr una trayectoria decreciente de la deuda pública, pero lamentó que ninguno se cumplió.

El índice S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) cae 4,5% este martes, debajo de los 25.000 puntos. Medido en pesos, es el nivel de precios más bajo desde el 21 de septiembre de 2017. El Merval cede 18,3% en lo que va de 2019. Medido en dólares, el Merval arrastra una pérdida de 44,9 por ciento.

Entre los ADR de compañías argentinas que se negocian en las bolsas de Nueva York destaca la caída de YPF, que volvió a operarse debajo de los 9 dólares por primera vez desde el 30 de abril de 2003, así lo reseña Infobae.

El flamante ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, admitió esta noche que «el dólar está alto» y aseguró que «la economía sufrió un shock con los resultados de las elecciones».

Asimismo, Lacunza reveló que tras reunirse con los referentes del equipo económico del Frente de Todos, Guillermo Nielsen y Cecilia Todesca, coincidieron «en la necesidad de recuperar la estabilidad financiera».

«La prioridad es recuperar la estabilidad. La economía sufrió un shock con los resultados de las elecciones. Con la oposición hablamos de muchos temas. Del dólar, de las reservas, de la inflación, de la energía. No tenemos coincidencia en todo, pero sí en tener prudencia respecto al futuro ni exagerar los problemas que tenemos», precisó el ministro en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

Además, contó de su encuentro con el economista y diputado nacional de Consenso Federal Marco Lavagna y señaló: Nos trajo propuestas financieras que escuchamos y vamos a considerar. Fue una muy buena reunión».

Lacunza, quien reemplazó en el cargo a Nicolás Dujovne, sostuvo que la situación económica del país «es compleja», porque «los periodos electorales suelen ser complejos, desafiantes».

«Esta semana empezamos un diálogo con las fuerzas políticas para ponernos de acuerdo y no poner en riesgo la estabilidad», indicó.

Además, el funcionario explicó que «por historia, el dólar en la Argentina coordina mucho las expectativas y se traslada rápidamente a los precios».

Respecto a los pormenores del momento en que se enteró que iba a reemplazar a Dujovne, luego de ser ministro de Hacienda bonaerense, reveló: «María Eugenia Vidal me comunicó que había renunciado Dujovne y que habían pensado en mi nombre para reemplazarlo».

«Dije que estaba a disposición inmediatamente. Cuando un Presidente lo convoca no hay espacio para especulaciones personales. (Mauricio) Macri me invitó a formar parte de su Gabinete. Estaba en el interior del país, me subí a un avión y a la noche empecé a trabajar», relató.

Asimismo, afirmó que Macri le pidió «cuidar a los argentinos» y agregó que «las reuniones fueron muy productivas para coincidir en que la campaña no es una excusa, que tenemos que ser todos prudentes a pesar de las diferencias».

Sobre la estampida del dólar, indicó que «está en su valor más alto de los últimos 12 años» y reconoció que «es un precio que está por arriba del equilibrio a largo plazo».

«Es un dólar que nos permite ser competitivos y estabilizar la relación de la Argentina con el resto del mundo», añadió.

Afirmó que la moneda estadounidense «está alta y los mercados cuando forman sus decisiones toman en cuenta el presente y el futuro, con las declaraciones de cada candidato».

«Por eso tenemos que evitar tensiones innecesarias», completó Lacunza y explicó que «las reservas están para contener las presiones irracionales», evaluó.

Sobre el Fondo Monetario Internacional reveló que habló «el lunes con las autoridades del FMI, que tenían previsto hacer una visita esta semana» y les pidió «unos días para terminar» de asentarse en el Ministerio de Hacienda.

«Nosotros estamos cumpliendo el acuerdo con el FMI, está vigente, de acuerdo a lo previsto en cuanto a los compromisos que asumió la Argentina. El FMI durante sus visitas se entrevista con el sector privado y la oposición, los consensos básicos sobre algunos principios son importantes», precisó.

El ministro sostuvo que se está «en un momento donde la población requiere un alivio y por eso el Gobierno tomó las medidas que tomó».

«Los ciudadanos están pidiendo un esfuerzo por parte del Estado, me parece que todos tenemos que hacerlo, calibrar bien nuestras cuentas públicas. Eso comprende a las provincias también», detalló.

Por último, remarcó que los argentinos están «empantanados desde hace décadas en un círculo vicioso que hace que en los últimos 30 años un tercio de los habitantes esté por debajo de la línea de la pobreza».

«Es por eso que tenemos que encarar cambios a largo plazo», así lo informó Elonce.

El titular del BCRA, Guido Sandleris, quizás intentando anticiparse a las inquietudes de la prensa y del público en general, ayer en medio de una conferencia de prensa, buscó destacar la fortaleza y solidez del sistema financiero local. Para despejar los fantasmas de la debacle de la convertibilidad sobre el sistema financiero explicó que “hace más de 15 años el BCRA adoptó una regulación que separa al sistema bancario en dos segmentos, uno en pesos y otro en dólares. Hoy nos encontramos ante un sistema que permanece sólido pese a las fluctuaciones cambiarias”. No solo le preocupa los depósitos privados en pesos sino también los nominados en dólares (argendólares). Según la información disponible, en solo dos días tras las PASO, los argendólares cayeron u$s733 millones. Al día 13 el stock total bajó a u$s31.770 millones.

Ocurre que frente a la reciente debacle de los activos financieros domésticos y la fuerte depreciación del peso, tras las PASO, se teme que se aceleren los tiempos del esperado proceso de dolarización preelectoral y de fuga de capitales. Al respecto, ayer el Institute of International Finance (IIF) difundió un reporte sobre “los flujos de capital y las elecciones argentinas” en el que señala que “en tiempos normales las salidas (de capitales) de los residentes en Argentina no son inusualmente grandes para los estándares entre emergentes. Pero advierte que “en este momento, las salidas son grandes en relación con las elecciones pasadas, en parte porque las conmociones del año pasado fueron severas. Y si bien las salidas no se acercan a las observadas después del default y la devaluación de 2001, el riesgo de grandes drenajes de reservas seguirá, lo que aumenta la probabilidad de que LA Argentina necesite fondos adicionales del FMI”. El IIF alerta que pese a que todas las elecciones se asocian con un aumento de las salidas de capital, lo que hace que la situación actual sea notable es que Argentina se acerca a las elecciones de octubre y a los primeros meses de una nueva administración con fondos disponibles relativamente limitados del FMI, ya que el programa se anticipó para lidiar con el estrés financiero de 2018. En este contexto, el riesgo de déficit de financiación externa en los próximos meses es significativo”.

Dicho todo esto, volvamos a la situación de los depósitos locales. Es obvio que lo que decidan los depositantes en pesos es relevante para el devenir del mercado cambiario. Sin embargo, los que ya están dolarizados vía argendólares, pueden, quizás como ya se vio en varios episodios históricos, decidir retirar esos fondos de los bancos. Esto es importante porque estos depósitos están directamente ligados con las reservas líquidas del BCRA. Vale explicar que una parte de los depósitos en dólares (un 30%) va al BCRA en forma de encaje, otra parte está prestada a empresas y personas, y el resto, una mínima porción está en Letes en dólares. O sea, cada vez que se cancela un argendólar, caen las reservas. Lo que no necesiarmente pasa cuando se cancela un plazo fijo en pesos.

Ahora bien, a diferencia de la convertibilidad ya no hay un sistema descalzado. Pero vale recordar que hubo cierta flexibilización durante la primera gestión de BCRA por la cual ante el boom de los argendólares (en 2016, blanqueo mediante, aumentaron en u$s11.842 millones, en 2017 u$s3.964 millones, en 2018 u$s2.549 millones y este año u$s2.793 millones) se permitió prestar esos fondos a empresas que no fueran exportadoras. Es que había una importante masa de recursos ociosos (ante el fuerte ingreso de capitales) que los bancos no podían prestar. Así el BCRA les permitió a los bancos canalizar esos argendólares hacia empresas que tuvieran, en cierta forma, sus ingresos ligados al dólar, como por ejemplo un productor agropecuario. De modo que pueden haber préstamos en dólares con algún riesgo cambiario. Pero además, con el excedente, entre lo que no prestó y encajó en el BCRA, se le permitió a los bancos comprar un tercio en Letes en dólares (claro que así se facilitó, además, la colocación de esta deuda en momentos álgidos). Algunos bancos han reaccionado en los últimos días subiendo fuerte las tasas de los argendólares. Pero a gran parte de esta fauna de ahorristas no le atrae ningún rendimiento, menos en semejante situación. Es más, muchos los usan como sucedáneo de una caja de seguridad. No está en duda la solvencia del sistema, más allá de los malos recuerdos de 2001-2002, sino el temor a que resurja por ejemplo algún corralón o restricción sobre la disponibilidad de esos depósitos. Por eso es clave que los políticos en carrera presidencial cuiden sus palabras, promesas e ideas, porque todos están muy sensibles y no hay margen. Según lo publicado en Ámbito.

En sus primeras palabras como flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dejó una definición clave de cara a los inversores al afirmar que el Banco Central tendrá como objetivo sostener el tipo de cambio en una banda virtual de $58 a $62.
.
Esa banda de flotación que se fijó el nuevo equipo económico surge de la propia definición de Lacunza quien sostuvo que “el Banco Central usará todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios en el que se movió la semana pasada”. Y agregó que buscará evitar “una excesiva volatilidad que genere incertidumbre sobre los inversores y los ahorristas”.
.
Tras la abultada derrota de Juntos por el Cambio en las PASO del 11 de agosto, el dólar se disparó de forma desbocada hasta alcanzar un máximo el miércoles pasado a $62,18, para finalmente cerrar el viernes en $58,12, lo que implicó una suba semanal del 25%.
.

En su primera conferencia como responsable de la economía argentina, Lacunza indicó que “no hace falta un tipo de cambio más alto” y explicó que “la volatilidad del tipo de cambio repercute en el ciudadano de a pie”. En tal sentido, respecto al valor del dólar sostuvo que “tenemos razones suficientes para creer que después de la escalada el tipo de cambio está por encima del punto de equilibrio”.

En esa línea, afirmó que “cualquier presión alcista no va a obedecer a cuestiones reales sino especulativas”, algo que consideró “nocivo para la economía”. “Permitir una mayor volatilidad solo agregaría incertidumbre y presión en los precios”, sentenció.

Más tarde, el presidente de Banco Central, Guido Sandleris, se expresó en el mismo sentido de Hernán Lacunza y aseguró que “el tipo de cambio es muy competitivo”.

“El tipo de cambio está en niveles competitivos y nos permite estar más confiados a la hora de intervenir en el mercado cambiario. El Banco Central tiene las herramientas necesarias para moderar la volatilidad de las variables de nuestra economía”, aseguró el titular del Central.

Si bien indicó que “no se usarán reservas internacionales para contener”, reafirmó que desde la autoridad monetaria “seguiremos interviniendo en el mercado cambiario”. Además, admitió que “el salto del tipo de cambio va a tener impacto en la inflación”.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, aseguró que el sistema financiero argentino “está muy sólido y líquido” y remarcó que la entidad intervendrá en caso de que el tipo de cambio no tenga “fundamentos” para subir.

“El tipo de cambio está en niveles competitivos y nos permite estar más confiados a la hora de intervenir en el mercado cambiario. El Banco Central tiene las herramientas necesarias para moderar la volatilidad de las variables de nuestra economía”, enfatizó el economista en conferencia de prensa, poco después de la jura y el primer discurso de Hernán Lacunza.

“Las reservas brutas están arriba de u$s62.000 millones. Fuimos muy prudentes en el uso. Las usaros para mantener el tipo de cambio en situaciones en que se aparta de sus fundamentos. El Banco Central intervino y va a continuar interviniendo. Es importante reducir la volatilidad de la semana pasada. Es un objetivo prioritario”, afirmó.

“Somos muy conscientes que la incertidumbre genera dificultades y angustia en la población”, dijo y prometió trabajar para lograr la “estabilidad” financiera para este periodo y para después del 10 de diciembre. “Es una prioridad”, subrayó.

“La semana pasada se produjo un reacomodamiento de los precios en la Argentina. El riesgo país se duplicó y el peso se movió en consonancia”, detalló, y agregó que para mitad de semana se comenzó a “estabilizar” nuestra moneda. “Nuestras acciones apuntan a atenuar el impacto sobre la economía real”, sentenció Sandleris, así lo informó Ambito.

El funcionario confirmó que en breve arribará otra misión del FMI para revisar las cuentas argentinas. “La revisión corresponde a julio, donde la Argentina cumplió todas las metas”, aclaró el titular de la entidad monetaria.

“Hubo un debate sobre el uso de las reservas internacionales del Banco Central. Son esencialmente para moderar la volatilidad del tipo de cambio y garantizar la sustentabilidad del sistema financiero. No se usarán las reservas para sostener activos financieros alejados de sus sustentos. Hay amplio consenso que el tipo de cambio actual es competitivo. El Banco Central aplicará política restrictivas (para sostenerlo”, agregó.

Antes de la presentación de Sandleris, el nuevo ministro de Hacienda Lacunza dijo que el dólar por abajo de $60 está “largamente por encima del valor de equilibrio que la Argentina necesita.”

“El Banco Central usará todas las herramientas necesarias para que el tipo de cambio no abandone el rango de precios en el que se movió la semana pasada, evitando una excesiva volatilidad que genere incertidumbre sobre los inversores y los ahorristas”, dijo Lacunza en su primera conferencia.

Antes que abran los mercados, el riesgo país de Argentina ascendía a los 1.880 puntos básicos, frente a los 1.659 del viernes.

Así lo afirmó esta mañana en diálogo con radio Mitre, en las que aseveró que no está «especulando de ningún modo» con la suba del dólar, ya que «cada vez que la moneda se devalúa hay miles de argentinos que se empobrecen».

«A 60 pesos el dólar está bien», ratificó Fernández y llamó a tratar de «preservar las reservas», un pedido que le hizo ayer al presidente Mauricio Macri cuando conversaron en forma telefónica.

«Estoy de acuerdo con lo que dijo (Emmanuel) Álvarez Agis, el dólar a 60 es razonable», añadió Fernández, al hacer referencia a expresiones de ayer del economista que está en su órbita de consultores.

«El último informe del FMI de hace 20 días estimaba que las reservas reales netas en diciembre llegarán a 11 mil millones de dólares.

Me alarmó mucho eso, y en este proceso el deterioro puede ser mayor», advirtió el candidato, así lo informó Télam.

En ese marco, Fernández indicó que «así como dije que el dólar está en un valor razonable, no tendríamos que dejar que se escape más y que las reservas se preserven».

El dólar abre este jueves con un alza de 27 centavos a $62,45 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito.

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, dijo hoy que el dólar «ya tiene un valor razonable y no hay argumentos para que siga aumentando», y sostuvo la necesidad de «preservar las reservas» del Banco Central.

Así lo afirmó esta mañana en diálogo con radio Mitre, en la que aseveró que no está «especulando de ningún modo» con la suba del dólar, ya que «cada vez que la moneda se devalúa hay miles de argentinos que se empobrecen».

Cabe recordar que ayer, luego de que el presidente Mauricio Macrianunciara una batería de medidas económicas tras la estrepitosa derrota del oficialismo en las elecciones PASO, el billete verde saltó un 6,60% o $2,85 a $62,18.

Se dio a pesar de la intensa actividad oficial, con ventas propias por u$s 248 millones, más los u$s60 millones que licitó a cuenta de Hacienda.

El BCRA intervino desde temprano con subastas de divisas intentando detener la escalada alcista. La autoridad monetaria realizó cinco licitaciones por un monto total de u$s248 millonesprovenientes de sus reservas, (totalizan u$s503 millones en la semana). Además, volvió a convalidar una nueva suba de la tasa de Leliq, que rozó el 75%.

No hay que perder de vista que desde que se consumó la derrota electoral de Macri en las elecciones primarias, la divisa acumula un alza superior al 33%.

En el Banco Nación, en tanto, el dólar aumentó $5 a $63 (en el canal electrónico se consiguió a $62,95).

Se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa voló un 8,2% o 4,60 a $60,40.

El miércoles previo a la apertura del mercado, el presidente Mauricio Macir anunció medidas económicas en un mensaje grabado desde la quinta de Olivos. Habrá beneficios «para 17 millones de trabajador es y sus familias». Los empleados registrados cobrarán $2.000 en septiembre y octubre a partir de cubrir aportes personales. Modificarán Ganancias para que los que pagan reciban $2.000 extra por mes hasta fin de año. Empleados públicos y fuerzas de seguridad recibirán un bono de $5.000. Congelan el precio de la nafta por 90 días. Convocarán al Consejo del Salario para subir el mínimo.

La tasa de Leliq rozó el 75%

La tasa de referencia diaria de las Leliq se ubicó a un nivel récord del 74,929%, luego de una absorción de $272.685 millones en dos licitaciones.

El Banco Central volvió a subir el miércoles la tasa de corte en la segunda licitación de Letras de Liquidez (Leliq), en momentos en que los mercados se hundían tras un resultado adverso para el Gobierno en las elecciones primarias que se celebraron el domingo.

Dólar en el mundo

El índice dólar, que compara al billete verde con una cesta de seis destacadas monedas, perdía un 0,1%, a 97,853, sin cambios en la jornada.

El yen volvía a fortalecerse el jueves, ante señales del mercado de bonos que indicaban que la economía estadounidense podría estar encaminándose a una recesión, lo que aumentaba los nervios entre los inversores.

Los mercados cambiarios han permanecido en relativa calma pese a los grandes movimientos de esta semana en los mercados de bonos, donde han acudido en masa los inversores en busca de deuda gubernamental anticipándose a una desaceleración global del crecimiento económico.

Dólar blue, futuros y reservas del Banco Central

En el mercado informal, el dólar blue saltó $5, aunque terminó por debajo del oficial, a $62, de acuerdo al relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. A su vez, el «contado con liqui» trepó 6% a $60,95.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó en el entorno del 70%.

En tanto, en el ROFEX se operaron u$s1.247 millones, un 7% menos que ayer.

“Los plazos más cortos concentraron más del 80% del total operado. Y los precios finales para los meses de agosto y septiembre, terminaron operándose a $62,90 y $68,25; con tasas del 88,87% y 100,93%”, señalaron desde ABC Mercado de Cambios y agregaron que los plazos mostraron subas de más de $ 3,50.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron el miércoles por decimotercera jornada consecutiva, al restar otros u$s810 millones,para culminar en u$s64.232 millones. En las últimas tres jornadas la sangría fue de u$s2.078 millones.

Ante la disparada del dólar, muchos comercios trasladadon el aumento directamente a los precios, más allá del impacto que la moneda extranjera tiene en la composición de costos de ese producto.

El secretario de la Cámara de Comercio de Comodoro Rivadavia, Alexis Tögel, explicó a Actualidad 2.0 que si bien los comercios «no puede arriegarse a vender la mercadería a precio viejo y después no poder reponerla», tampoco es correcto en la mayoría de los casos aumentar un 20% todos los productos, ya que en algunos de ellos el impacto del precio del dólar no es del 100%. Además, reconoció que muchas veces los precios se remarcan en alza, y cuando el dólar retrocede y se estabiliza no vuelven a bajar los precios. Así lo informó, ADNSUR.

«El impacto (del aumento del dolar) es muy grande, el funcionamiento de los comercios no es normal, hay proveedores que no están pasando precios, que no están vendiendo», sintetizó Tögel. «Aquellos que pueden abrir depende cómo impacta el valor del dolar en sus insumos, y a eso se suma la incertidumbre de no saber que va a pasar, si habría una retracción del dolar y en cuánto sería», agregó.

Tögel explicó que el problema es el precio de reposición del producto que se tiene a la venta. «Si tenés que vender un producto que adquiriste con un dolar a valor del precio del viernes y lo vendés a ese valor, cuando lo quieras reponer lo tenés que pagar a un dolar más caro y por ahí terminás pagando eso mismo de costo», explicó, indicando que de esa manera que se licúan las ganancias y el comerciante pierde dinero, ya que de sus ganancias sale el pago de impuestos, sueltos, y gastos propios de la actividad comercial.

Por otro lado, indicó que la remarcación de precios no debería ser exactamente igual al incremento del dolar -esto es: un 20%- «salvo en aquellos productos muy atados al dolar, ya que el la mayoría de los casos el costo de un producto no es 100% definido por el valor del dolar»

«El comprador deberá ver si le conviene comprar o no, si puede esperar unos días. Por si acaso muchos remarcan, es probable que el dolar no vuelva a su valor original aunque se retraiga. Va a haber una remarcación pero no puedo decir que sea del 20%, siguiendo directamente el aumento del dolar. Esto es muy especulativo, muy dificil de definir con precisión», sostuvo.

En cuanto a la remarcación que los comercios ya realizaron, expresó que espera que «sea momentáneo y que cuando se estabilice se vuelva atrás y se acomoden los precios, aunque esto a veces no pasa y luego nunca los bajan».

Al mismo tiempo, reconoció que los comerciantes «no puede arriegarse a vender la mercadería a precio viejo y después no poder reponerla, porque se corta el circuito comercial»

El sorpresivo resultado de las PASO está provocando un estremecimiento económico con un dólar que se disparó a valores impensados respecto al viernes. En algunos bancos ya se cotizaba en más de $60. Esto está generando gran incertidumbre en todos los mercados. El automotor es el que más rápido reaccionó, teniendo en cuenta que más del 70% de los modelos que se venden son importados.

La primera reacción es de parálisis de las operaciones en las concesionarias. Por ejemplo, Fiat decidió hoy directamente no facturar. En otras marcas siguen operando aunque en un clima de gran incertidumbre. “Seguimos vendiendo pero no sabemos hasta qué hora. Estamos esperando alguna decisión de la fábrica” dijeron un una concesionaria de Volkswagen.

En el caso de un dealer de Toyota, explicó que se sigue vendiendo y tuvieron algunas consultas. Es lógico: gente con ahorros en dólares tratará hoy de comprar su vehículo que tiene los precios de la semana pasada, con un dólar a $45, antes de que la terminal decida actualizar sus valores a la cotización que tenga en los próximo días la moneda estadounidense. En una concesionaria de Chevrolet señalaron que, si bien siguen operando, no hay visitas en el salón. “Todo parado” explicaron.

Con el correr de las horas, es previsible que se suspendan todas las operaciones hasta que se sepa si la suba del dólar encuentra un techo. También habrá que esperar si esta reacción post electoral se estabiliza en los próximos días o empeora, así lo informó Ambito.

Más allá de esto, las ventas del mes van a sentir el impacto de este cimbronazo económico justo en estas semanas que se estaban recuperando por el plan del gobierno con fuertes descuentos.