Tag

Dolar

Browsing

Presionados por la devaluación y el valor del petróleo, los precios de las naftas continúan subiendo en todo el país. La estatal YPF, principal cadena de estaciones de servicio, incrementó hoy un 9,5% en Capital y un 8% en el Interior, que se suman al 2,5% que aplicó el sábado. Además también Axion aumentó 12%, igual porcentaje que había subido Shell en los últimos días.

Con este incremento, el litro de nafta súper en YPF pasa de $30,34 a $33,23 y el de premium de $36,42 a $39,88, mientras el gasoil va de $26,38 a $28,89, y el de más calidad de $31,65 a $34,65.

Los precios de los combustibles en YPF aumentaron el sábado hasta 2,5%, mientras los de Shell se incrementaron hasta 12%, lo cual pondrá más presión a una inflación que ya viene acelerada por el traspaso a precios de la suba del dólar.

Las petroleras argumentaron que la actualización de la tarifa se debe al incremento del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC) y el ajuste en el importe de biocombustibles, además de la devaluación.

Por su parte, Axion aumentó también hoy hasta un 12% el precio de la nafta en surtidor, luego de que ya había subido en julio.

El incremento era esperado debido a la directa vinculación del sector con la escalada del dólar, que en la última semana subió 23% al pasar de $31,57 – el 27 de agosto – a cerrar este lunes en $39,04, luego de los anuncios del presidente Mauricio Macri y del Ministro de Economía Nicolás Dujovne. Pan American Energy, operadora de Axion, ya había comenzado a autorizar las subas en distintos puntos del país días atrás.

 

 

Ambito

Tras los anuncios económicos del Gobierno para intentar llevar calma a los mercados y aplacar la volatilidad del dólar, la divisa estadounidense llegó a subir más de un peso y medio y tocó los $39,50. Pero sobre el final de la jornada el Banco Central salió a vender 100 millones de dólares en subasta a $37,97, lo que tiró hacia abajo el valor de la moneda estadounidense.

En el orden mayorista, la divisa terminó con un salto de un peso y treinta centavos respecto al cierre del viernes, y terminó en $37,40. Se trata del mercado donde inciden los grandes jugadores como los bancos, empresas y el Banco Central y cuya cotización afecta al canal minorista, donde operan los pequeños ahorristas.

El Banco Nación, que llegó a ofrecer dólares a $39,50 pocos minutos antes del cierre de la rueda, tras la intervención de la autoridad monetaria con 100 millones de dólares, bajó hasta $38. El promedio de cotizaciones que hace el Banco Central, de todas formas, mostró un valor de $38,98, por lo que el aumento respecto al viernes fue de un peso.

De todas formas, la jornada cambiaria que abrió la semana estuvo marcada por la ausencia de operaciones desde el exterior, ya que la principal plaza financiera, Wall Street, no funcionó por el feriado en Estados Unidos. En la región, la moneda estadounidense se aprecia en los principales mercados como en Brasil (1,78%), México (0,81%), Colombia (0,49%), y Chile (0,23%).

La última semana el dólar atravesó jornadas frenéticas que lo llevaron a romper la barrera de los 40 pesos. El viernes pasado la moneda se acomodó en 38 pesos, tras la intervención del Central, y así, cerró el mes de agosto con un avance de 35,5 por ciento.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, partirá junto al titular del Banco Central, Nicolás Caputo, rumbo a Washington para renegociar con el FMI adelantos de los desembolsos de dólares para despejar dudas del mercado sobre la solidez del país para afrontar los vencimientos en 2019. Uno de los puntos clave de las reuniones que mantendrán los integrantes del equipo económico con la jefa del Fondo, Christine Lagarde, será flexibilizar el acuerdo original para permitir una mayor intervención del Banco Central en el mercado de cambios.

 

 

TN

Tras los anuncios de presidente Mauricio Macri respecto a las medidas para enfrentar la crisis económica, el dólar salta 32 centavos a $ 38,32 en bancos y agencias.

Sucede luego de que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, señaló «no se puede hacer una estimación de a cuánto va a estar el dólar, sin embargo, creemos que el tipo de cambio real exagera los fundamentos de la economía argentina».

No obstante, operadores y analistas no descartan que el impacto de estas medidas se refleje recién el martes, ya que mañana se celebra el Día del Trabajador en Estados Unidos y se prevé que la operatoria tenga un acotado volumen.

Cabe recordar que el viernes la divisa cedió $ 1,9 centavos para cotizar a $ 37,98, tras las subastas del Banco Central por u$s 250 millones y la declaración de apoyo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con este resultado, el billete acumuló un avance del 35,5% en el mes y cortó con una racha de ocho subas consecutivas, en la que sumó un alza del 24,7%.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambio (MULC), donde la divisa descendió 75 centavos a $ 36,85 en una jornada donde un clima algo más distendido y algo de oferta privada colaboraron con la estrategia oficial para recortar parcialmente la fuerte suba del dólar en la semana.

De esta manera, la moneda norteamericana acumula un avance del 95,6% en el año, mientras que el agosto subió un $ 8,5 y en la semana, $ 5,5. El mes estuvo caracterizado por inversores que buscaron refugio en la moneda norteamericana debido a la crisis de la moneda turca, la Lira, que impactó en los mercados emergentes y en mayor medida en la Argentina.

Sobre el final del agosto, a esa inestabilidad externa, se sumaron cuestiones internas -como la causa judicial por el supuesto esquema de pago de sobornos que involucra a funcionarios de la gestión anterior y empresarios del sector de la construcción; a desconfianza creciente en la política económica del Gobierno; y las dudas sobre el cumplimiento del acuerdo con el FMI-, que impulsaron aún más la ‘fiebre verde’.

La autoridad monetaria vendió cerca de las 11 horas u$s 75 millones, a un precio promedio de corte de $ 37,6128 y con un mínimo precio adjudicado de $ 37,01. A media rueda, vendió u$s 100 millones, con un precio promedio de corte se ubicó en 37,3023 y con un el mínimo precio adjudicado de $ 37,08.

Durante los tres últimos minutos de la rueda, por último, la autoridad monetaria subastó otros u$s 500 millones, de los que se adjudicó u$s 75 millones, con un precio promedio de corte se ubicó en $ 36,9316 y con un mínimo precio adjudicado de $ 36,80. En total, vendió u$s 250 millones, equivalente al 37% de lo subastado.

El mercado reaccionó de manera positiva a la declaración del Fondo Monetaria Internacional (FMI), quien aseguró que «Argentina cuenta con el pleno respaldo y confiamos en que el fuerte compromiso y la determinación de las autoridades argentinas ayudarán al país a superar las dificultades actuales». Asimismo confirmó que está prevista una reunión para el martes con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La última rueda de la semana y del mes mostró a la divisa norteamericana operando con tendencia declinante y con un recorrido de mayor a menor en un escenario de menor tensión y con una demanda más abastecida, tanto por las intervenciones oficiales como por una leve mejora en la oferta privada.

Al contrario de lo sucedido en los últimos días, los máximos se anotaron en el inicio de la sesión cuando se registraron operaciones en $ 39, $ 1,4 por encima del cierre previo.

La temprana subasta efectivizada por el Banco Central, aunque de bajo monto, sirvió para ir acomodando la evolución de los precios con sentido descendente. La oferta privada que poco a poco acompañó, en este sentido, la estrategia oficial sirvió para mantener los precios en un escenario de menor tensión y con propensión a la baja. El volumen negociado fue de u$s 648 millones, con una caída de 13%.

Luego de la segunda subasta del BCRA, se acentuó la intensidad de los ingresos y los precios perdieron gran parte de la ganancia inicial tocando mínimos sobre el cierre en los $ 36,80, $2,20 debajo de la apertura.

En el mercado de dinero entre bancos el «call money» se mantuvo operado a un promedio del 53%. En «swaps» cambiarios se pactaron u$s 78 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el próximo martes. Las tasas de Lebac en el circuito secundario recortaron sus rendimientos, operándose la de 19 días al 63%.

En el mercado de futuros Rofex, donde se operaron u$s 1.161 millones, más del 40% se pactó para septiembre con precios finales de $ 38,11 a una tasa del 41,60% TNA.

En el mercado informal, en tanto, el blue cayó $ 2 a $ 38, pero terminó agosto con un avance del 33,6%, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El «contado con liqui», por su parte, cerró este viernes con una baja de $ 1,63 a $ 37,87.

Por último, las reservas del Banco Central cedieron este viernes u$s 1.133 millones hasta los u$s 52.661 millones, por lo que acumularon en agosto una pérdida de u$s 5.335 millones.

 

 

Ambito

Grandes empresas de productos masivos comenzaron a restringir la reposición de productos en las góndolas de los supermercados. El estallido del dólar provocó un descalabro en el sistema general de precios de la economía y las empresas, por precaución, están a la espera de que el panorama se estabilice.

Al igual que ocurre en gran parte de la cadena de pagos en las actividades industriales, las empresas se enfrentan al riesgo de mandar a reponer sus productos en las cadenas de retail, con un valor del dólar determinado, y que cuando cobren ya se encuentre a otro valor superior. Sin llegar al punto de que haya desabastecimiento, igualmente, en el sector supermercadista advierten que no se están reponiendo productos, con lo cual, es factible que los consumidores vean faltantes en los próximos días, si el gobierno no logra frenar la escapada del billete norteamericano.

Victor Fera, dueño de Maxiconsumo y productos Marolio, advirtió que «los proveedores suspendieron las ventas porque no saben cuál es el valor de dólar, han perdido la confianza en la economía».

En todas las empresas, sobre todo las de consumo masivo, también se enfrentan al problema de la caída de las ventas. La retracción del consumo es tan fuerte que se encuentran con el riesgo perder aún más ventas si tratan de trasladar la devaluación del peso a los precios.

La caída del consumo interno es palpable en el sector supermercadista, donde los margenes de rentabilidad son acotados por cada producto, lo cual obliga a tener una alta rotación. Por otro lado, las cadenas de retail demoran el pago a sus proveedores, lo cual genera mayor grado de incertidumbre a las proveedoras.

Algunas cadenas de valor de las empresas se encuentran totalmente dolarizadas, como en el caso de las fabricantes de bienes de capital, pero en otros casos, como fabricantes de juguetes, las empresas le venden a minoristas y cobran en pesos, lo cual les genera un descalce de monedas.

En cualquiera de los dos casos, la falta de precio del dólar, genera un freno total de operaciones. De hecho, el secretario de la Cámara Argentina de la Maquina Herramienta (CARMAHE), Pedro Cascales, dijo que «en estos días está todo frenado». No se están realizando operaciones. No se están reponiendo insumos, y las que exportan tampoco liquidan porque no saben a qué precio está la divisa.

Juan Carlos Ferrero, fundador de la empresa BAW, fabricantes y comercializadora de equipos de soldaduras, aseguró que las pymes «no podrían seguir sosteniendo su actividad en otro semestre con estas características».

La única luz que están viendo a lo largo del túnel varias pymes del sector industrial es que con el tipo de cambio tan devaluado y con la capacidad instalada ociosa, que en algunos casos llega al 50%, la salida puede llegar de la mano de la exportación.

Por el momento, en la Secretaría de Comercio se está siguiendo el tema de cerca pero no se anticipan medidas.

 

Ambito

Una de las grandes críticas llevadas adelante por el actual oficialismo desde las pretéritas épocas de campaña presidencial del 2015 fue el ritmo devaluatorio de los 12 años del kirchnerismo, que llevaron un dólar de $2,88 a uno de $9,75 en todo el período.

Uno de los más fustigados fue, sin dudas, el último Ministro de Economía de Cristina Kirchner, Axel Kicillof, donde hicieron foco todos los dardos de Cambiemos y del séquito de los medios.

Lo cierto es que durante los 12 años K el dólar oficial incrementó 3,38 veces su valor, mientras que, durante el Macrismo, ya lleva 4,16 veces. Claro que los tiempos en el poder, además, son distintos: el kirchnerismo estuvo gobernando durante 4582 días, mientras que Macri, a la fecha, lleva “apenas” 996 días, con lo cual si se calcula el incremento devaluatorio por día, éste arrojará que el dólar “K” subía a razón de 0,0007 veces por jornada de gobierno, mientras que con Cambiemos lo hace a un ritmo de 0,0042. Seis veces más rápido.

Lejos quedaron los mentirosos caballitos de batalla de Rogelio Frigerio en épocas de elecciones cuando afirmaba hablando del gobierno kirchnerista: “Este es el gobierno que más ha devaluado en el mundo”.

Si así hubiese sido lo de Mauricio Macri sería todo un Record Guinnes.

De mantener su promedio permaneciendo 12 años en el poder, al irse Macri nos dejaría un dólar a 187 pesos.

N de R: este informe se realizó en el momento que la cotización del dólar en el Banco Nación marcaba $40.60 para la venta

 

 

noticiaslainsuperable

Pese al anuncio sobre una reestructuración en el acuerdo con el FMI para adelantar los desembolsos, el dólar volvió a dispararse este jueves y llegó en algunos bancos a más de $41. El estallido ya tiene un impacto concreto en la economía del día a día. ¿Cuales son los rubros más afectados en la economía real?

Créditos Hipotecarios

Aquellos que fueron adjudicados con un Crédito UVA y aún no firmaron el boleto de compra ven cómo la suba del dólar les quita poder adquisitivo para alcanzar la suma de dólares necesarios para adquirir su vivienda propia.

En el caso de quienes sí concretaron un préstamo, deben esperar para saber cómo impactará este salto del dólar en la inflación, ya que la cuota de los préstamos está atada al índice de precios al consumidor, que se estima en un 4%.

Otro de los rubros que será afectado en el corto plazo serán los viajes en avión, ya que en la tarifa final de los boletos cada pasajero paga en dólares las tasas aeroportuarias si se trata de un viaje internacional, como así también en algunos vuelos regionales.

Combustibles

Los precios de las naftas en el país van atados a la cotización internacional del petróleo. Desde octubre de 2017, cuando el Gobierno nacional autorizó la liberación del precio de los combustibles, no paran de aumentar. El litro de Premium de YPF en la ciudad de Buenos Aires se encareció en lo que va del año un 42%, y en los surtidores ya supera los $ 40, siendo aún mayor en el interior del país.

Netflix pasará a tener IVA desde el 27 de junio

Servicios digitales extranjeros

Los servicios on demand como Spotify y Netflix, también se verán afectados en el corto plazo por la suba del dólar. Si bien desde el año pasado ambos servicios de streaming se cobran en pesos para los nuevos clientes, la tarifa está dolarizada y sufrirá un impacto con esta nueva disparada de la divisa estadounidense.

 

Portal de Noticias

Con máxima tensión, desconcierto, y en algunos casos escenas de pánico en la city porteña, el dólar registra su mayor disparada diaria desde diciembre de 2015 al volar 18,8% a $ 40,97 en bancos y agencias del microcentro porteño, según el promedio de ámbito.com.

El billete verde parece no encontrar un techo al aumentar la desconfianza de los inversores en la política financiera del país, y pese a los esfuerzos del Gobierno de demostrar el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) para garantizar el financiamiento y del BCRA, que anunció un incremento en la tasa de referencia al 60% y una suba de 5 puntos en los encajes bancarios.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa escaló 10,6% a $ 37,60, después de superar los $ 40 más temprano, ante ausencia de oferta de divisas por parte de los exportadores y una masiva demanda entre ahorristas mayoristas y minoristas.

Por eso, el Banco Central vendió este jueves u$s 330 millones, de u$s 500 millones ofrecidos, al cierre del mercado con el objetivo de morigerar la abrupta escalada de la divisa. La colocación tuvo un precio promedio de 38,7102 pesos y un mínimo adjudicado de 37,03 pesos.

El Gobierno buscó nuevamente tranquilizar los ánimos del mercado financiero con declaraciones alentadoras, pero nuevamente no tuvo éxito.

Operadores del mercado remarcaban que el nerviosismo de sus actores era de los más exaltados en los últimos tiempos. «La recesión (económica) es el principal problema del Gobierno», y «si no se regenera la confianza, se sigue pagando con suba del dólar», dijo el economista Federico Furiase de la consultora EcoGo.

«El mercado sigue bajando el pulgar y tiene impacto en la economía real (…) al margen de que el contexto internacional es adverso para las economías emergentes», agregó.

Diferentes funcionarios del Gobierno intentaron este jueves contener la crisis financiera con mensajes de optimismo, pero en el mercado aumentaba la incertidumbre de los inversores y las críticas de empresarios.

La devaluación era la segunda más grande en la era presidencial de Mauricio Macri, quien a la semana de asumir en diciembre de 2015 liberó el mercado cambiario y el peso cayó casi un 30 por ciento en una sola jornada.

«Estamos frente a precios de pánico. Tenemos un dólar mayorista que te sube y baja dos pesos en 10 o 15 minutos con un volumen operado muy bajo. No hay mucha posibilidad de hacer un análisis más que hablar de miedo y la huida que está teniendo la gente sobre el peso», afirmó el analista Christian Buteler en declaraciones a ámbito.com.

En ese marco, agregó que el BCRA «hoy aportó algo que no ha dado resultado» y que se niega a bajarlo con venta de reservas «ya sea porque no puede o porque no lo dejan».

«El mercado está pidiendo cambios en el gabinete. Del lado de Hacienda tiene que haber una baja del gasto importante como suspender la obra pública. Estos precios de pánico no pueden sostenerse en el tiempo», advirtió.

En el mercado informal, en tanto, el blue avanza $ 6,50 a $ 41,50 según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño.

Por último, las reservas del Banco Central cedieron este miércoles u$s 396 millones hasta los u$s 54.301 millones.

 

 

Ambito

Con la divisa en alza descontrolada en la city, la entidad decidió subir los encajes bancarios otro 5%, para reducir la demanda mayorista y elevar la tasa de interés de referencia al 60% anual.

El dólar arrancó esta mañana picando fuerte en alza. Ni el comunicado del FMI, ni la improvisada conferencia de prensa del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne,pudieron frenar el descalabro de la desconfianza de los mercados ante un Gobierno que no encuentra el rumbo.

Ayer, había cerrado con un máximo histórico de $34,48 y hoy en la apertura, la divisa estadounidense empezó a escalar sin freno. Cotizaba a un promedio de 34,52 pesos para la compra y 36,73 pesos para la venta, pero en algunas casas de cambio y bancos se lo ofrecía a $40. El blue o dólar negro ya se encuentra en esa cifra. O sea que en cuestión de horas, la moneda escaló casi 14%.

Ante esta coyuntura, el directorio del BCRA decidió reunirse de urgencia para aplicar medidas de contención. La entidad decidió subir los encajes bancarios otro 5%, para reducir la demanda mayorista y elevar la tasa de interés de referencia al 60% anual, para así disminuir la compra masiva de dólares que están impulsando la divisa al alza.

La decisión se tomó «en respuesta a la coyuntura cambiaria actual y ante el riesgo de que implique un mayor impacto sobre la inflación doméstica».

 

 

Infonews

Mientras la disparada del dólar recalentó las pizarras de la city porteña, la desconfianza de los inversores también creció este miércoles lo que provocó una suba del riesgo país a 760 puntos, el máximo desde que gobierno Mauricio Macri.

Nada contiene la incertidumbre de los inversores. Ni el mensaje del Presidente de ayer, ni las palabras de hoy del jefe de Gabinete, Marcos Peña, llevan calma. Aunque luego salió a jugar fuerte el BCRA con suba de tasas al 60% y de 5 puntos de los encajes, tras lo cual el dólar moderó la suba tras llegar a venderse en algunas entidades a más de $ 40.

El 13 de agosto el índice de la banca JP Morgan llegó a 746 puntos, su máximo nivel en tres años y medio desde el 7 de enero de 2015. Luego pareció acompañar una tensa calma de los mercados, que en apenas 10 días volvieron al intenso frenesí.

 

Ambito

En medio de una megadevaluación que genera un gran escepticismo por el futuro económico y financiero del país y altas dosis de incertidumbre entre los operadores del mercado, el dólar se dispara este jueves 14% a $ 39,33 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com.

Se da en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) donde la divisa escala 11,8% a $ 38, nivel nunca antes visto. En ese contexto, el Banco Central que comanda Luis Caputo salió a jugar fuerte para intentar enfriar la corrida: aplicó tasa de política monetaria de 60% y elevó los encajes 5 puntos.

«Con mucha volatilidad, apertura en $ 35,423, saltó después a máximos en $ 40,- y después bajó a $ 38, con muy poco volumen operado», señaló el analista Gustavo Quintana de Pr Corredores de Cambio, en diálogo con ámbito.com.

En el mercado informal, en tanto, el blue avanza un 14,3% o $ 5 a $ 40, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. El «contado con liqui», por su parte, subió ayer $ 1,95 a $ 33,76.

Cabe recordar que la divisa se disparó el miércoles un 7,5% o $ 2,41 hasta el récord histórico nominal de $ 34,48, según el promedio de ámbito.com, pese al anuncio del presidente Mauricio Macri, quien dio a conocer previo al inicio de la rueda que el Gobierno acordó con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un adelanto de «todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo».

En una jornada súper frenética sobre todo después del mediodía, el billete oficial escaló sin freno – registró la suba diaria más importante desde la salida del cepo, en diciembre de 2015 cuando el dólar trepó 41,8% a $ 13,95, desde los $ 9,84 – y barrió con todos los pronósticos de los analistas, agravando la turbulencia financiera que arrastra el país desde fines de abril. En el mercado mayorista, la divisa saltó 8,4% o $ 2,65 y superó por primera vez sin escalas los $ 32, y los $ 33, para cerrar en los inéditos $ 34.

Es que la falta de precisiones del nuevo acuerdo crediticio con el FMI, los temores de default y ausencia de certezas sobre el ritmo de recorte del déficit fiscal, junto con el creciente malhumor social frente a la alta inflación y la tendencia recesiva del PBI, reactivaron de sobre manera la demanda de divisas tanto minorista, como mayorista en bancos, casas de cambio, agencias y en el MULC. La tendencia alcista de la moneda se profundizó ante la notoria ausencia de oferta por parte de los exportadores.

Agentes del mercado remarcaron que otro factor que alentó a la pérdida de valor del peso fue el abultado caudal de negocios a futuro, frente a las liquidaciones con cierre este viernes próximo por fin de mes.

En horas del mediodía, cuando la jornada transcurría sin grandes sobresaltos pero con un mercado manteniendo su tendencia tomadora, el Banco Central salió a ofrecer en una subasta u$s 300 millones, los que fueron absorbidos en su totalidad.

Fueron los primeros indicios de que la demanda privada se tornaba más firme que en los últimos días entre mayoristas y minoristas (el precio promedio se ubicó en $ 31,6396, y el mínimo precio adjudicado fue de $ 31,6050). En los días previos, la autoridad monetaria había colocado menor cantidad de dólares, a precios más bajos y en dos licitaciones diarias.

Antes de las 13 horas se habían operado apenas u$s 105 millones a $ 31,70 en promedio. A partir de ahí, y con solo u$s 90 millones operados durante las dos últimas horas, el valor de la divisa escaló $ 2,30, especialmente en la última media hora,describieron en la plaza.

Lo llamativo fue que el volumen se contrajo un 15% y terminó en u$s 669 millones. «Hubo desconcierto, la espiralización de la suba ha roto todos los pronósticos. Hubo cobertura por prudencia y cierre de posiciones que vencen el viernes», comentó un operador a ámbito.com.

Antes de que abriera el mercado el presidente Macri había anunciado un adelanto de desembolsos del Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco del acuerdo por un crédito stand by, en un intento por apaciguar el nerviosismo del mercado.

Sostuvo que «garantizar el financiamiento para 2019 nos va a permitir retomar la confianza y el sendero del crecimiento lo más rápido posible», al admitir que la situación económica «genera angustia y preocupación» en la sociedad, pero aseguró que está»tomando todas las decisiones necesarias para cuidar» a los argentinos. La reacción del mercado desoyó fervientemente los dichos del mandatario.

En el mercado de futuros ROFEX se operaron u$s 2.016 millones, de los cuales más del 40% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales de $ 33,9500 y $ 35,1000 respectivamente con tasas de 26,84% y 36,90%. En el plazo de octubre se operaron u$s 1.078 millones. Para fin de año, el mercado espera que divisa opere a $ 38, un 7% más que el martes.

«El BCRA estuvo cambiando posiciones cortas por largas, haciendo roll over de sus plazos vendidos con anterioridad. Los plazos mostraron subas alineadas con el spot en el entorno de los $ 2,50 promedio», dieron desde ABC Mercado de Cambios.

Por último, las reservas del Banco Central cedieron este miércoles u$s 396 millones hasta los u$s 54.301 millones.

 

Ambito