Tag

Dolar

Browsing

El billete verde bajó a $ 44,71, en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. En el mercado mayorista, la divisa descendió 49 centavos a $ 43,48, en medio de un retroceso generalizado de la moneda de EEUU en los mercados emergentes y una oferta más robusta del sector agroexportador.

En sintonía con la tendencia exhibida en la región, junto con un mayor ingreso de agrodivisas, el dólar se hundió 46 centavos este martes, borró prácticamente el repunte que había registrado el viernes pasado, y volvió a perforar los $ 45, en medio de mayores apuestas hacia el carry-trade.

Tras el fin de semana largo, la demanda de inversores fue irrelevante y el billete verde cayó a $ 44,79, en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com, en un contexto de mayor tranquilidad en la plaza local conocidas las alianzas para la carrera presidencial de octubre.

En el mercado mayorista, por su parte, la divisa descendió 49 centavos a $ 43,48, de la mano del retroceso generalizado de la moneda de EEUU en los mercados emergentes, y una oferta más firme que en las últimas ruedas.

En ese marco, el peso argentino tuvo la suba más significativa (+1,1%) frente al dólar en toda la región, con los mercados expectantes por la decisión que tomará este miércoles la Reserva Federal de los Estados Unidos respecto de su política monetaria. Se espera que el banco central de Estados Unidos deje las tasas de interés sin cambios, pero los inversores creen en general que se sentarán las bases para un recorte de las tasas a fines de este año.

Para aprovechar la suba de precios registrada en la soja en el mercado de Chicago, los exportadores cerealeros liquidaron entre viernes y este martes más de u$s 300 millones, remarcaron en la plaza, lo que acentuó la baja de la cotización en la rueda.

A la par, el Central efectuó, por cuenta del Ministerio de Hacienda, dos subastas de venta en contado de dólares, en las que adjudicó un total de u$s 60 millones.

El volumen operado fue discreto y alcanzó tan solo los u$s 681,4 millones, 30% menos que el último viernes.

«La escasa demanda exhibida durante la sesión permitió que el tipo de cambio mayorista perdiera gran parte de la ganancia del viernes de la semana pasada», indicó el operador cambiario Gustavo Quintana.

Mientras tanto, el Banco Central aprovechó la tranquilidad cambiaria y volvió a recortar las tasas de interés de las Leliq, que se ubicaron en el menor nivel en tres meses. El interés de estos instrumentos de inversión cedió 56 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 66,105% para un total adjudicado de $ 210.066 millones (BCRA dejó sin absorber $ 19.952 millones).

Pese a esta nueva baja en la tasa, grandes inversores del exterior apuestan por las colocaciones en pesos, y desarman posiciones en moneda dura.

«Las tasas domésticas aún resultan elevadas en términos reales por lo cual algunos fondos extranjeros vuelven a armar apuestas hacia el ´carry-trade´ al ritmo de un mandato político que sigue inclinado hacia un ´dólar planchado´», indicó e economista Gustavo Ber.

Con la nueva baja de este martes, el tipo de cambio real multilateral está en su nivel más bajo desde agosto pasado (10 meses), justo antes de la última corrida de la era Caputo, según el analista Nery Persichini, quien remarcó que el valor actual de 112,60 confirmó la perforación del «histórico» soporte en torno a 114. «¿Alerta sobre atraso cambiario?», se preguntó.

Otros mercados

En el mercado paralelo, por su parte, el blue restó cinco centavos a $ 45,15, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño.

En el mercado de dinero entre bancos el call money operó al 65%.

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s 1.786 millones, un 24 % más que el día viernes, y todos los plazos bajaron más de 70 centavos.

Los plazos más cortos concentraron casi el 40% del total operado. Los precios finales para los meses de junio y julio, terminaron operándose a $ 44,229 y $ 46,40; siendo las tasas 52,40% y 57,01% TNA, respectivamente. Septiembre con u$s 234 millones terminó operándose a $ 50,72 (58,44%).

Por último, las reservas brutas del BCRA repuntaron u$s 203 millones hasta los u$s 63.984 millones.

ambito.com

El Banco Central difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora todos los meses en base a los datos de diferentes consultoras privadas.

En ese sentido, analistas del mercado estimaron que habrá una inflación de 40,3% este año y pronosticaron un dólar a $51 para diciembre, de acuerdo a lo que publicó la entidad monetaria.

El nivel de inflación general y núcleo, según este informe, se ubicará en 40,3% y 40,5% respectivamente, lo cual representa un leve avance de 0,3 y 0,4 puntos porcentuales con respecto a la encuesta de abril.

«Para 2020, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 26,1%», detalla el estudio. A su vez, los especialistas estimaron que la inflación de mayo fue de 3%.

Respecto de la proyección del tipo de cambio nominal, «los analistas esperan un valor promedio para junio de $45,80 por dólar con un sendero creciente hasta alcanzar un valor en diciembre de 2019 de $51 por dólar».

En cuanto al Producto Interno Bruto, las consultoras privadas esperan una caída real para 2019 de 1,5% y redujeron el crecimiento previsto para 2020 de 2,2% a 2%.

Luego de que la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner anunciara el último sábado la fórmula junto el exjefe de Gabinete Alberto Fernández para presentarse en las próximas PASO (como presidente y vicepresidenta, respectivamente), el dólar avanza 38 centavos este lunes a $ 46,58 en bancos y agencias.

Se da en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa sube 35 centavos a $ 45,35.

En el mercado informal, el blue abre a $ 46,10 según el relevamiento en cuevas del microcentro porteño.

Cabe recordar que el viernes el dólar subió 24 centavos, en línea con los mercados de la región aunque estrategia del Banco Central logró suavizar esa tendencia alcista.

El billete se movió en sintonía con el segmento mayorista, donde la divisa ascendió 21 centavos (0,6%) a $ 45 en una rueda donde la autoridad monetaria se mostró con ventas en el mercado de futuros para contrarrestar a países emergentes.

La renovada presencia oficial en los mercados de futuros otorgó adecuada cobertura en los diferentes plazos como para estimular el desarme de posiciones y el ingreso desde el exterior. Los precios fueron retrocediendo hasta perforar nuevamente la cota de los $ 45 y tocar mínimos en los $ 44,90 en los momentos de mayor flujo de ingresos.

La oferta de exportadores cerealeros resultó insuficiente en la semana (en ese período la divisa subió 20 centavos) ya que están liquidando unos u$s 100 millones diarios, a pesar de que la soja recuperó levemente por encima de u$s 304 en estos últimos días.

Tasas

El Banco Central convalidó una baja de tasas de las Leliq de nueve puntos básicos, al finalizar a 71,476% promedio para un total adjudicado de $221.900 millones, en tanto en el balance semanal la tasa promedio retrocedió 58 puntos básicos.

La autoridad monetaria absorbió más de lo que vencía, tomando $ 4.831 millones de más. De todas manera, la semana dejó un total de $ 49.135 millones fuera, respecto de la semana anterior.

En la primera licitación el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 71,464%, con un monto adjudicado de $128.919 millones.

En la segunda subasta, el monto adjudicado fue de $92.980 millones a una tasa promedio de corte de 71,849%, siendo la tasa máxima adjudicada de 71,5491% y la mínima 71,00%.

Por último, las reservas brutas del BCRA bajaron el jueves u$s 55 millones hasta los u$s 67.242 millones.

 

 

Ambito

El dólar inició la semana en alza y cotizaba, en promedio, $46,63 en agencias y bancos de la City porteña, casi 60 centavos más que al cierre del viernes, en sintonía con los mercados emergentes que se muestran inestables por el recrudecimiento de la disputa comercial entre Estados Unidos y China.

En tanto, en el segmento mayorista, el dólar avanzaba 80 centavos y abría a $45,60 en el en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) en una rueda en la que el índice MSCI de monedas de mercados emergentes borró todas sus ganancias del 2019, ante una escalada de las tensiones comerciales entre Washington y Pekín que está golpeando a los mercados del mundo.

En el mercado informal, el dólar blue sube 20 centavos y se ubica en $46,20, en cuevas del microcentro porteño. En tanto, el «contado con liqui» cedió el viernes 17 centavos a $ 45,07.

De acuerdo al habitual relevamiento que realiza iProfesional en la City, el valor del dólar por entidad cerró de la siguiente manera:

– Banco Galicia: $47

– Banco Nación: $46,50

– Banco ICBC: $46,90

– BBVA Francés: $46,70

– Banco Superville: $46,70

– Santander Río: $46,50

La compañía MSCI Inc. este lunes -a las 19 hora Argentina-  la nueva composición de sus índices, tras la revisión semianual que incluye el regreso de la Argentina a la categoría de Mercados Emergentes.

El cambio a Mercados Emergentes es percibido como una oportunidad para las acciones que resulten favorecidas, ya que el paso habilita a fondos de inversión a disponer una nueva parte de capital a los ADR argentinos.

 

 

iPorfesional

El dólar hoy opera al alza y, de ese modo, el peso argentino acompaña a otras monedas emergentes que se devalúan en la mañana. En su versión minorista, superó nuevamente los $46.

Según el primer corte del promedio que elabora el Banco Central, el dólar minorista sube 74 centavos y cotiza a $46,29.

En su versión mayorista, a las 12:03 avanza 40 centavos y cotiza a $44,86, con un salto del tipo de cambio del 0,89%.

El Banco Nación, que suele tener una de las cotizaciones más bajas del mercado, vende a esa misma hora a $45,90, 50 centavos por encima del precio del viernes pasado. Otras entidades privadas lo ofrecen a $46,40.

Este mediodía, otras monedas de mercados emergentes se deprecian frente al dólar. La lira turca pierde 0,80%; el rand sudafricano, 1,07%; el real, 0,47%; el peso mexicano, 0,27% y el chileno, 0,54%.

El billete estadounidense gana fuerza a nivel global. El índice dólar, que mide el valor de la moneda frente a otras como el euro o el yen, avanza este mediodía 0,10%.

En tanto, las acciones que más ganan son las de IRSA (2,81%); Transportadora de Gas del Sur (2,71% ) y Pampa Energía (1,47%).

En la Bolsa de Buenos Aires, a una hora de la apertura de la rueda, la mayoría de las empresas que integran el índice Merval muestran números positivos. Las que más ganan son Ternium (3,61%); Edenor (2,86%) y Aluar (2,58%).

Es un día complicado para los mercados emergentes por el recrudecimiento del conflicto comercial entre Estados Unidos y China: Trump anunció ayer un aumento de los aranceles del 10% al 25% para bienes de importación del país asiático.

 

 

 

La Nación

El tipo de cambio volvió a aumentar y cerró a $ 46,01. Además, el Banco Central convalidó una tasa de interés récord.

En una nueva jornada volátil para el mercado cambiario, el dólar fue al alza y cerró a $ 46,01, de acuerdo la promedio estimado por el Banco Central (BCRA). De esta manera, el tipo de cambio aumentó 66 centavos respecto ayer.

Tras una fuerte suba de la tasa de interés, la moneda estadounidense cotizó a $ 43,80 para la punta compradora y $ 46,01 para la vendedora.

A su vez, el Central colocó $ 85.824 millones en la segunda subasta de Letras de Liquidez (Leliq) a una tasa promedio del 74,03%, contra el 74,09% de la licitación previa. El vencimiento de estos títulos de deuda fue de $ 172.399 millones.

Además, la autoridad monetaria subastó dólares por cuenta y orden del Tesoro a un monto de U$S 30 millones. El precio promedio fue de $ 44.81.

 

eldestapeweb

Con una jornada más tranquila con el dólar, la calma volvió ayer a las concesionarias de autos. Nadie destapa champagne, se vive día a día, pero que el tipo de cambio no siguiera subiendo es un bálsamo para un sector ultradolarizado. Tanto es así que un par de marcas, como Volkswagen y Fiat, habían suspendido la facturación la semana pasada cuando la moneda estadounidense se acercaba a los $48. Ayer, estas dos automotrices, como el resto, operaron normalmente.

La mala noticia es que la suba del dólar durante abril –aunque ayer haya retrocedido un poco – impulsa los valores de los 0km. Según las primeras listas de precios que empezaron a llegar a los “dealers”, mayo comenzará con aumentos de hasta 7%. Es el caso de Fiat que ayer envío a su red ese porcentaje de ajuste a modelos como la pickup Toro y el utilitario Ducato. Este incremento, en realidad, ya comenzó a regir ayer y muestra los reflejos de las compañías por el salto del dólar. Es inusual que la marca italiana mande la lista en esta fecha, en general lo hace a partir del 10 de cada mes. Volkswagen había aumentado el viernes un 2% y se espera que hoy sume un 3% adicional.

Otra marca que también va a ajustar fuerte es General Motors. Ayer estuvieron negociando entre la fábrica y la red el porcentaje a ajustar y se estaba trabajando sobre la idea de 6%. En esta terminal hay fuerte resistencia de los vendedores a subir los precios en ese nivel por la caída de las ventas que están teniendo. En tanto, Toyota anticipo que subiría sus listas 2,2%, El resto, difundirá los nuevos valores entre las próximas horas y el jueves.

En las concesionarias, el clima es de pesimismo debido a que la política de aumentos que están llevando las fábricas la coloca en situación financiera delicada. “Es imposible trasladar los aumentos directamente al público. Se vende como se puede” reconoció el dueño de una concesionaria líder.

Estos ajustes se producen en medio de una fuerte baja de la demanda. Los patentamientos están cayendo más de 50%. El jueves se anunciará oficialmente, a través de ACARA, el número final de abril pero rondará en ese nivel que, medido en unidades, será de alrededor de 38.000 0km.

Esta paradoja de aumentar los precios cuando el mercado está en retroceso se debe a que, por un lado, las terminales no pueden retrasar sus precios respecto a la evolución del dólar ya que, si la demanda se recuperara, tendrían que hacer un brusco ajuste, pero también porque es una forma de asegurarse una “caja” de efectivo a través de los planes de ahorro ya suscriptos, que representan 25% delas ventas locales.

Las cuotas en este sistema se ajustan por el aumento del valor del 0km, en cambio, con las ventas tradicionales, las terminales pueden ir ofreciendo bonificaciones para atraer compradores, según las necesidades. Lo mismo se repite en las concesionarias. Esto es lo que viene sucediendo desde hace más de un año y explica el hecho de que un mismo modelo se encuentre con precios disímiles entre un local y el otro.

Hay que recordar que del total de las ventas, más del 70% corresponde a vehículos importados y que los producidos localmente tienen la mayoría de las piezas que llegan del exterior.

 

 

Diario El Sol

Las modificaciones en el esquema cambiario se definieron el fin de semana. Llamadas contra reloj y el rol del representante de Donald Trump y segundo de Christine Lagarde en el organismo de crédito.

«¿Vos querés tener como deudor a Macri o Cristina Kirchner?». La pregunta directa e intencionada se la habría realizado a fines de la semana pasada el representante de un fondo de inversión de Wall Street –uno de los que tienen comprada buena parte de la deuda soberana del país– a David Lipton, el segundo de Christine Lagarde en el Fondo Monetario Internacional. Como nunca, la incertidumbre política local impactó en Washington: no es una novedad –el contexto electoral es un clásico entre inversores, analistas y funcionarios desde hace meses–, pero los vaivenes de la economía argentina acrecentaron dudas y temores en varias latitudes.

Por esas horas, en la Argentina la volatilidad era extrema: con el riesgo país y la cotización del dólar en sus máximos el jueves, con un cierre a la baja y un viernes que parecía de calma, pero no lo fue. Ese tembladeral y los reclamos desde la Argentina fueron la gota que habría hecho cambiar de opinión al mayor defensor de la «flotación libre» dentro del organismo multilateral de crédito (al menos en el caso local).

Así, el fin de semana ardieron los teléfonos entre las autoridades del FMI y los funcionarios del Banco Central de la República Argentina, en especial Guido Sandleris, su presidente, y Gustavo Cañonero, el vice. «Fue una estrategia conjunta entre el Central y Hacienda, como siempre en los últimos meses, pero esta vez la negociación estuvo liderada por el equipo de Guido. Ellos hablaron y fueron los más activos el fin de semana, sobre una base de conversaciones conjuntas que ya había avanzado», detalla una fuente oficial. Desde Washington, los interlocutores de los funcionarios locales fueron dos, especialmente: el propio Lipton y Roberto Cardarelli, el economista italiano que es el jefe de la misión Argentina.

«Se cerró el fin de semana, ayer domingo a última hora. Era una herramienta que era difícil de conseguir, hubo bastante resistencia de parte del Fondo, pero entendieron que es el camino», aseguró uno de los pocos que trabajaron extra el sábado y el domingo. El resto de las autoridades del Central se enteraron, a medias, ayer por la noche. «Vengan temprano que va a haber un anuncio», les pidieron.

Fue una estrategia conjunta entre el Central y Hacienda, como siempre en los últimos meses, pero esta vez la negociación estuvo liderada por el equipo de Guido. Ellos hablaron y fueron los más activos el fin de semana, sobre una base de conversaciones conjuntas que ya había avanzado

Lipton –el hombre de Donald Trump en el FMI– era uno de los más reticentes a modificar las condiciones del préstamo stand by para la Argentina. Pero la volatilidad la semana pasada parece haberlo «ablandado» y accedió al pedido sobre el que ya venían insistiendo las autoridades locales. En las reuniones que tuvieron tanto Sandleris como Dujovne con él hace unas semanas, en la reunión de Primavera del FMI en la capital de EEUU, el tema de achicar la zona de no intervención estuvo sobre la mesa. En esas reuniones, como contó Infobae, la agenda giró sobre tres cuestiones: inflación, dólar y Cristina Kirchner.

Luego llegó la decisión de fijar el techo cambiario y ahora esta suerte de «adiós a las bandas» de intervención. El Central podrá vender divisas para regular la cotización del billete verde aun cuando se encuentre debajo de los 51,448 pesos, el techo de la ex banda de «libre flotación», y podrá vender USD 250 millones diarios, en lugar de USD 150 millones, si la divisa supera ese máximo. Y aclara el organismo que «podrá determinar la realización de intervenciones adicionales para contrarrestar episodios de excesiva volatilidad si lo considerase necesario». O sea, cuando le parezca.

«El Banco Central de Argentina introdujo hoy importantes medidas para abordar la reciente volatilidad del mercado financiero y del tipo de cambio. Apoyamos estas medidas, que están adecuadamente calibradas para los desafíos que enfrenta la Argentina», dijo el Fondo, escueto en un comunicado luego del anuncio. Y nada más, por el momento.

Hace pocas semanas, en Washington y luego de una exposición de Sandleris y Dujovne en dos eventos con inversores, que organizaron el JP Morgan y Banco Itaú, los funcionarios locales se mostraron confiados y aseguraron que tenían las herramientas necesarias para enfrentar eventuales presiones sobre el dólar. Un inversor presente dijo que prometieron que no habría modificaciones en el esquema de bandas «salvo que ocurra el Armagedón».

Si bien no se llegó al «Armagedón», sí hubo que levantar el teléfono. Desde el otro lado, Lipton dio el «ok» y ahora el Central tiene parte del poder de fuego que reclamó. ¿Podrá Sandleris lo que no pudieron Federico Sturzenegger y Luis Caputo, sus antecesores como cabezas de la autoridad monetaria?

 

Infobae

El Banco Central anunció este lunes que ante la “volatilidad” que el tipo de cambio experimentó en los últimos días, podrá vender dólares incluso dentro de la zona de no intervención establecida meses atrás. Se trata de una nueva estrategia con la que la autoridad monetaria busca llevar tranquilidad a los mercados.

“Dado el aumento de la volatilidad cambiaria observado en los últimos días, el COPOM (Comité de Política Monetaria) considera que el BCRA debe reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria interviniendo en el mercado cambiario para reducir más agresivamente la cantidad de pesos y de esta manera contribuir al adecuado funcionamiento de dicho mercado”, señala el comunicado.

En concreto, el Central tomó dos medidas: en primer lugar, podrá vender dólares “aún si el tipo de cambio se ubicara por debajo de $ 51,448, cuyo monto y frecuencia dependerán de la dinámica del mercado”. En segundo lugar, “si el tipo de cambio se ubicara por encima de $ 51,448, el BCRA incrementará de U$D 150 a U$D 250 millones el monto de la venta diaria estipulada hasta ahora. Asimismo, podrá determinar la realización de intervenciones adicionales para contrarrestar episodios de excesiva volatilidad si lo considerase necesario”.

Si bien el comunicado no lo aclara, desde el Fondo Monetario salieron a avalar el anuncio: «Apoyamos estas medidas que están bien calibradas para los desafíos que enfrenta la Argentina», escribió en Twitter Gerry Rice, vocero del organismo.

Según el comunicado del Central, «en todos los casos, el monto de pesos resultante de estas ventas será descontado de la meta de base monetaria».

«De esta manera, las medidas anunciadas posibilitan la absorción de liquidez de pesos cuando el tipo de cambio se ubique por debajo de $ 51,448 e intensifican dicha absorción cuando el precio del dólar se ubique por encima», añade.

El domingo, Clarín había anticipado que el Gobierno negociaba con el Fondo Monetario nuevas medidas para frenar la suba del dólar, Entre otras opciones, se barajaban dos concretas: achicar la banda de flotación para actuar sobre el dólar antes de que pase los $ 50 o ampliar el límite de los 60 millones de dólares diarios que el acuerdo con el Fondo le permite hoy al Banco Central.

La semana pasada, la divisa norteamericana volvió a subir con fuerza y cerró el viernes al borde de los $47. Eso, sumado al Riesgo País que rozó los 1000 puntos básicos, fueron el reflejo de un momento de fuerte incertidumbre política y económica para el Gobierno.

El mes pasado, también con el objetivo de de profundizar la absorción de pesos del mercado y también para contener la inflación, el Banco Central había tomado una serie de medidas que estipulaba, entre otras cosas, que entre abril y hasta junio, el piso y techo de la zona de no intervención se ajustaran a un ritmo del 1,75% mensual.

 

 

Clarín

Otro día de turbulencia extrema, con bajas por la mañana y rebote a los máximos al cierre de la jornada. Las próximas rondas estarán influenciadas por el paro nacional y la incertidumbre política, que continuará pesando

Fue un día de corrección frustrada. El dólar revirtió la tendencia bajista de la mañana y cerró en los máximos de la rueda, a 47 pesos para la venta en el Banco Nación, con una suba de 2,4 por ciento. La moneda de EEUU se vendió a 45,97 pesos en el mercado mayorista, tras una rueda de extrema volatilidad en la plaza cambiaria, en la que alcanzó precios máximos históricos.

El Riesgo País, en tanto, cerró en 968 puntos básicos, con ascenso de 28 enteros ó 2,9% respecto de los 940 puntos con que cerró la rueda financiera anterior, y lejos del récord de ayer, por sobre los 1.000 puntos.

«Hoy se vio que el tipo de cambio arrancó para abajo y terminó en máximos. Se dio vuelta todo y se desinfló el apetito de trading que se armó ayer luego de la fuerte reversa de activos y tipo de cambio producto de intervenciones del Central y de organismos públicos y de bancos oficiales vendiendo divisas. Más una suba de tasa», detalló el analista financiero Gustavo Ber.

El rebote ayer, según Ber, generó expectativa de continuidad, algo que desapareció muy rápido. «El riesgo país volvió a subir y los títulos y los ADR están flojos. Las acciones subieron, pero es un alza camuflada detrás del tipo de cambio. Esto deja el sabor agrio de que el repunte no pudo sostenerse. Hoy fue un tema local con centro en las preocupaciones por los rumores y la extrema incertidumbre política. También por los desafíos económicos que enfrenta esta y la próxima administración», aseguró.

Para Miguel Ángel Boggiano, CEO de Carta Financiera, el cierre de la semana fue «pésimo», con el dólar abriendo el mínimo y cerrando en el máximo. Lo mismo que las golpeadas acciones. «La tendencia seguirá así, no cambió nada. Los que ilusionaron con la reversa de ayer no acertaron. No estamos cerca del piso y vamos al tope de la banda cambiaria mucho antes de lo que la gente pensaba», asegura.

El analista cree que no hay un disparador puntual para este contexto. «Esta semana los minoristas empezaron a ir al dólar y cuando pasa eso puede haber problemas. Si en abril hay una inflación de 6%, algo que es muy posible con este programa de precios que sólo adelantó aumentos, tendremos un primer cuatrimestre con 18,5%. Es el doble que la inflación del año pasado en ese período», afirmó. Boggiano cree que hay que «hacerse a la idea» de que la inflación será más alta que la del año pasado.

«Tuvimos un arranque bueno, con el dólar para abajo. Pero rebotó y el mayorista cerró a $45,97, y en la calle a 47 pesos. Fue la estela de ayer. Se sigue viendo nervios en acciones, bonos y obvio, en el tipo de cambio. No queda claro cuándo va a parar esta turbulencia. Hay oportunidad para inversores de riesgo, pero ese es otro juego», describió Santiago Abdale, director de Portfolio Personal.

¿Y la semana que viene?

Ber consideró que la semana que viene va a estar signada por el feriado y el paro general. «Eso va a influenciar en los mercados de cambio y habrá algunos cierres por cobertura. Será una batalla diaria entre el dólar, la tasa y las intervenciones, todo rodeado de la crisis de confianza de los inversores, los locales y los extranjeros. Estos últimos son los que están pesando de verdad: el sell off indiscriminado y brutal vino de afuera. Liquidan y consolidan afuera», detalló.

«Salvo que haya anuncios el fin de semana vamos a seguir con esta estabilidad y mirando mucho la inflación. El inversor privado debe entender que hay que ser prudente y que no debe tomar posiciones de riesgo que le quiten el sueño. Va a seguir la volatilidad y esperemos que se despeje el panorama político, aunque parece que es algo que por ahora no va a pasar», agregó Abdale.

Boggiano en tanto, opina que «la semana que viene se acelerará todo, todo de la mano del dólar». Además, asegura que se puede sumar «al cóctel algo de afuera», como turbulencias en Turquía o Brasil. «Pero son extras. El problema es doméstico: no sé si Argentina ya no está contagiando al resto de los emergentes», opinó.

 

Infobae