fbpx
Tag

Dolar

Browsing

Si la divisa y el crudo se mantienen en los valores actuales, el incremento sería de 5%, o más. La suba de los precios impacta en el impuesto a los combustibles y fija un piso de aumento de 2 por ciento.

En una semana en la que la sensación térmica superó los 40 grados y el dólar también cerró por encima de los $40, las petroleras también analizan llevar el precio del litro de la nafta cerca de ese valor. Es que en marzo deben realizar la revisión de precios en función de diversas variables que se vienen moviendo al alza durante el último mes: el precio del petróleo, la inflación, que incide en el impuesto a los combustibles, y el tipo de cambio.

Fuentes de las empresas precisaron que el aumento podría ser de 5%, si es que los valores del crudo y del dólar se mantienen en los niveles actuales o crecen aún más. En lo que va del mes, el dólar se encareció casi 5% y el Brent escaló desde los USD 62,60 el barril que estaba a comienzos de febrero hasta los USD 66,20 del cierre de ayer, lo que equivale a una suba de 6% en lo que va del mes.

Lo que ya fija un piso de 2% de aumento de la nafta y el gasoil para marzo es la incidencia del impuesto a los combustibles, que se actualiza trimestralmente en función de la inflación del período anterior. En este caso, la de octubre a diciembre, que en promedio fue de 3,7%, precisó el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina (CECHA), Carlos Gold.

“Eso es inevitable. Pero para ver cómo va a incidir el precio del crudo y el tipo de cambio hay que esperar hasta fin de mes. Si se mantuvieran ambas variables con los valores actuales, también incidirán en los precios”, aclaró. También afecta en el valor de las naftas el precio de los biocombustibles se que usan de corte para los combustibles.

Actualmente, el litro de nafta súper se vende a $ 37,62 en las estaciones de servicios de YPF de la Ciudad de Buenos Aires, apenas por encima en Axion y a $38,52 en Raizen (que opera la marca Shell). A su vez, la Infinia cuesta $43,40 en YPF y la V-Power de Shell, $44,43. Si el aumento que se defina en marzo alcanza el 5%, la súper pasará a costar $39,50 en YPF y $40,44 en las estaciones Shell.

En el caso del gasoil, se iría de $35,18 a $36,9 el común, y el Infinia Diesel, de los $41,18 actuales a $43,20. Mientras que en el caso de Raizen, el gasoil comun cuesta $36,79 y el V-Power Diesel, $42,82. Cuánto más alejada esté la estación de Capital Federal, el precio se encarece más.

Por lo tanto, llenar un tanque de 50 litros con nafta súper hoy sale $1.881, que escalaría a casi $2.000. Con gasoil, el total a pagar sería de $1.845. Claro que las cifras dependerán de cuánto finalmente sea el aumento.

Durante el año pasado, los automovilistas sufrieron 14 incrementos en el precio de los combustibles debido al brusco impacto de la devaluación. Recientemente hubo algunas bajas, pero la mayoría fueron subas. Ello hizo que en un contexto recesivo, con aumentos de tarifas fuertes y salarios en baja, muchas personas dejen el auto para movilizarse y caiga el consumo de combustibles. En una de las petroleras precisaron ayer que durante febrero se había percibido una mejora, que podía ser atribuible, entre otros factores, a los movimientos en el sector agropecuario.

 

INFOBAE

El billete verde salta un 2,8% o $ 1,1 a $ 41,45, su valor más alto en más de cuatro meses en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. En el MULC la divisa avanza un 2,7% o $ 1,1$ a $ 40,35 y se mantiene dentro de la zona de no intervención, establecida hoy por el BCRA entre $ 38,399 y $ 49,693. El blue, en tanto, sube $ 1 a $ 40.

El dólar acelera sin freno su escalada este miércoles y se dispara un 2,8% o $ 1,1 a $ 41,45 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. De esta manera anota su sexta suba en fila y se acerca al récord histórico de $ 41,94 registrado al cierre del 28 de septiembre de 2018.

Se da en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa se dispara un 2,75% o $ 1,08 a $ 40,35 y se mantiene dentro de la zona de no intervención establecida para hoy por el Banco Central entre $ 38,399 y $ 49,693.

En la plaza informal, el blue sube $ 1 y alcanza los $ 40. En tanto, el “contado con liqui” sumó ayer 59 centavos a $ 39,32 luego de no operar el lunes por el feriado en EEUU.

Entre las principales causas del avance del dólar, los analistas destacaron la abrupta baja de tasas que vino convalidando el Banco Central en las últimas seis semanas y que comienza a impactar recién ahora en el mercado.

“Yo lo adjudico a la baja de tasas que fue bastante rápida. El mercado tenía que procesar el nuevo equilibrio entre tasa y dólar”, destacó Amilcar Collante, economista del Centro de Estudios Económicos del Sur (CESUR) en diálogo con este portal.

En esa línea, el operador Christian Buteler dijo a este portal que “sí afecta lo de la tasa, que el dólar estuviese sobre el piso y que sigan dando mal los índices, como por ejemplo el de la inflación”.

Operadores resaltaron que la demanda de dólares continuaba pese a una abultada subasta en letras del BCRA, por unos u$s 4.580 millones, más otras cuatro colocaciones de títulos de corto plazo por parte del Ministerio de Hacienda por unos u$s 2.100 millones.

Cabe recordar que ayer hubo ruido en el mercado luego de que la firma de índices MSCI provocó cierto pánico entre los inversores internacionales, que esperan ansiosos el traspaso del mercado argentino de calificación de “frontera” a “emergente”.

Asimismo, la autoridad monetaria volvió a convalidar una leve suba de la tasa este miércoles, algo que viene sucediendo desde el viernes.

Como es habitual, el BCRA efectuó una subasta Leliq a 7 días de plazo y adjudicó $ 212.661 millones y volvió a convalidar por cuarta rueda consecutiva una suba de la tasa, cuyo corte promedio se ubicó en 46,014% (el martes fue de 44,486%). La tasa máxima adjudicada fue de 49,9890% y la mínima de 40,499%.

Otros mercados

En el mercado de dinero entre bancos, el call money se operó a un promedio del 42%.

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron sólo u$s 987 millones de este monto más del 65% se pactó en febrero y marzo con precios finales de $ 39,66 y $ 40,85; y tasas del 40,28% y 36,71% TNA. Los plazos quedaron con subas de más de cincuenta centavos, acompañando la suba del spot.

A su vez, las reservas del Banco Central ascendieron el martes u$s 40 millones hasta los u$s 67.009 millones.

Ámbito

El billete verde ascendió 53 centavos en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com y superó nuevamente los $ 40, algo que no sucedía desde comienzos de octubre del año pasado. En el MULC, la divisa avanzó 47 centavos a $ 39,27 en una rueda en la que el BCRA convalidó nueva suba de la tasa. El blue, en tanto, subió 25 centavos a $ 39.

Tras el freno a la baja de tasas e impulsado por la demanda por cobertura y para atender cambios de portafolios de inversión, el dólar se disparó este martes 53 centavos a $ 40,32 -su valor máximo en más de cuatro meses- según el promedio de ámbito.com en bancos y agencias de la city porteña. De esta manera, anota su quinto avance en fila.

Se dio a la par del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa saltó 47 centavos a $ 39,27, en una rueda en la que el Banco Central volvió a convalidar una leve suba de la tasa, algo que viene sucediendo desde el último viernes.

De esta manera, la moneda estadounidense en el segmento mayorista se mantuvo dentro de la zona de no intervención, establecida para hoy por la autoridad monetaria entre $ 38,371 y $ 49,658.

“Luego de la pausa impuesta por el feriado de ayer en los Estados Unidos, la actividad local retomó su ritmo habitual mostrando un brusco avance del tipo de cambio mayorista que lo llevó a niveles que no se repetían desde principios de octubre del año pasado”, describió el analista Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

Y agregó que los valores superaron el techo de los $ 39 y alcanzaron nuevos máximos desde comienzos de enero. “Si bien el Banco Central volvió a corregir hacia arriba la tasa de las Leliq, redujo el monto licitado dejando sin aplicación fondos que probablemente hayan alimentado la demanda de divisas con pleno impacto en la cotización del dólar”, detalló.La oferta y la tendencia vendedora dominaron la primera parte del día, lapso en el que los precios retrocedieron desde un arranque en $ 38,70 hasta tocar mínimos en $ 38,55. La demanda por cobertura y para atender cambios de portafolios de inversión se hizo más intensa en la última mitad de la rueda potenciando una corrección alcista que llevó al dólar a tocar máximos en los $ 39,40. El volumen operado fue de u$s 922 millones, el más grande del año.

Como es habitual, el Banco Central efectuó en el día una subasta Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo y adjudicó $ 180.000 millones y volvió a convalidar una suba de la tasa promedio cuyo corte promedio se ubicó en 44,486% (el lunes fue de 44,312%). La tasa máxima adjudicada fue de 44,9878% y la mínima de 43,250%.

El alza de la moneda estadounidense se da a contramano de la región. Tal es así que en Brasil y en Chile la divisa retrocede un 0,6% mientras que en México pierde un 0,3%.

No hay que perder de vista que hasta las 15 se recibían ofertas para la licitación de Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos (Lecap) a 98 y 371 días de plazo, letras en dólares (Letes) a 271 días de plazo y letras ajustables por CER (Lecer) a 98 días de plazo.

Es que el Gobierno salió desde el lunes a saciar su necesidad por conseguir financiamiento para cubrir el déficit fiscal con una nueva mega colocación de deuda a través de distintos títulos en el mercado local que incluyen Letras del Tesoro en dólares (Letes).

Dólar en el mundo

El dólar caía el martes contra una canasta de monedas, ya que los operadores reducían sus tenencias del billete verde ante el optimismo de que una nueva ronda de negociaciones entre China y Estados Unidos ayudaría a resolver su disputa comercial.

El índice dólar tocó máximos de casi dos meses el viernes después de que las conversaciones de la semana pasada en Pekín no terminaron en un acuerdo, aunque funcionarios de ambos países dijeron que se habían logrado progresos en temas espinosos.

El índice dólar, que mide a la moneda contra seis otras importantes divisas, bajaba 0,25% a 96,657. El viernes, alcanzó los 97,368, su mayor nivel desde el 17 de diciembre.

Otros mercados

En el mercado de dinero entre bancos, el call money se operó a un promedio del 42%.

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron sólo u$s 987 millones de este monto más del 65% se pactó en febrero y marzo con precios finales de $ 39,66 y $ 40,85; y tasas del 40,28% y 36,71% TNA. Los plazos quedaron con subas de más de cincuenta centavos, acompañando la suba del spot.

En la plaza informal, el blue subió 25 centavos a $ 39. En tanto, el “contado con liqui” sumó el viernes 38 centavos a $38,73.

A su vez, las reservas del Banco Central ascendieron el lunes u$s 51 millones hasta los u$s 66.969 millones y en el mes crecen u$s 171 millones.

 

ambito.com

Con números en aumento, y el mix de factores internacionales (el valor del petróleo crudo en el mundo) y locales (rebote en el tipo de cambio y traslado de la inflación acumulada en el cuarto trimestre de 2018), las naftas y gasoil tendrían así su segundo incremento del año en marzo.

Desde que comenzó febrero, el petróleo Brent, que se negocia a futuro en Londres y es la referencia para Argentina, saltó más de un 8%, desde los u$s 61 por barril a más de u$s 66 ayer. El dólar, por su parte, subió 4% hasta los $ 39,70 que cerró ayer en el Banco Nación.

En tanto, la inflación minorista que entre octubre y diciembre del año pasado sumó 11,3% llevará a que el litro de nafta cueste $ 0,91 más, mientras que el litro de gasoil se encarecerá $ 0,57. Esto porque el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) se actualiza trimestralmente (en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año) a partir de la reforma tributaria sancionada en 2017.

Con la referencia de los precios actuales de YPF en la Ciudad de Buenos Aires, de movida la nafta súper debería subir un 2,4%, y 1,6% en gasoil –según publica El Cronista-.

Como las empresas refinadoras compran el petróleo a las productoras con paridad de exportación (export parity), para lo que al precio mundial se le restan las retenciones (del 10%) y un descuento extra por la calidad del Medanito (cercano a los u$s 3), las ventas en marzo se negociarían en torno a los u$s 57 por barril, confió en reserva una fuente vinculada a la producción en Vaca Muerta.

Los contratos de compraventa para febrero estuvieron alrededor de los u$s 55, con lo que el próximo mes, de mantenerse la actual cotización mundial del petróleo, el aumento estaría en torno al 3,5%.

Desde una compañía refinadora, por su lado, comentaron que “las negociaciones están tranquilas” porque “las productoras están ganando plata”.

Es que dos meses atrás, cuando el petróleo rondaba los u$s 50 por barril, hubo una pequeña crisis porque las petroleras chicas, que no son líderes en la producción y no estaban integradas con las refinerías (como sí lo están YPF, PAE-Axion y Shell-Raizen) protestaban porque las retenciones a las exportaciones actuaban como un límite de hecho al precio local y sus operaciones en Vaca Muerta podrían haber carecido de rentabilidad, de sostenerse esa situación en el tiempo.

De todas formas, en esa refinadora aseguraron: “Deberíamos subir los precios de los combustibles, pero dependerá de lo que haga YPF, que tiene un 60% del market share”.

“Habrá que ver hasta dónde la demanda puede aguantar. Tal vez, si nos excedemos con un aumento, hay que hacer una corrección a la baja después. Hay que esperar hasta fin de mes para tener certezas de cuánto tienen que actualizarse los precios”, explicaron en una petrolera integrada.

El Comodorense

Ya cotiza cerca de 40 pesos.

El dólar cerró a 39,79 pesos. La suba fue de 26 centavos en la jornada y de 1,51 pesos en los últimos diez días. La divisa alcanzó la cotización más alta desde el 26 de noviembre. La volatilidad cambiaria empieza a generar nuevamente nerviosismo entre ahorristas. El avance del dólar en los últimos días implicó un cambio en la estrategia del Banco Central. Se suspendieron las bajas de la tasa de interés e incluso se la incrementó levemente para calmar las expectativas de devaluación del mercado.

Economistas consultados por este diario coincidieron que tres elementos explican las presiones. El primero es que el rendimiento de las Leliq por debajo del 45 por ciento vuelve menos tentador para los inversores quedarse en activos en pesos. El segundo es que el mundo no termina de dar garantías de estabilidad para los países emergentes. El tercero es que el escenario electoral sigue siendo impreciso y la respuesta del mercado ante la incertidumbre es refugiarse en moneda extranjera.

El tipo de cambio mayorista se ubicó en 38,80 pesos, al avanzar 18 centavos. La divisa cerró 30 centavos por encima del piso de la banda cambiaria (38,37 pesos). La cotización mayorista registró poco volumen de operaciones por el feriado en Estados Unidos. Los grandes jugadores del mercado no participaron de la jornada. Las reservas internacionales cerraron en 66.969 millones, con una suba de 51 millones. La plaza mayorista movió unos 140 millones de dólares, cuando en las jornadas normales supera los 500 millones. Esto no implica que la tendencia de la divisa sea poco representativa. Desde la mitad de la semana pasada hubo un cambio de perspectivas y la demanda de dólares empezó a presionar el precio del tipo de cambio.

“La perspectiva que hay entre los inversores es que llegó el momento de empezar a dolarizar las carteras”, planteó Arnaldo Bocco, director del Observatorio de Deuda Externa de la Umet. El economista señaló que el rendimiento de las Leliq anotó una fuerte baja en las últimas semanas y para los que tienen activos en pesos empezó a ser menos atractivo continuar en moneda local. “La inflación sigue en niveles elevados. El dólar se ubica cerca del piso de la banda. La ganancia que puede hacerse con las tasas en pesos no es extraordinaria. La intuición que tienen muchos en la city es que vale la pena arrancar ahora a pasarse a dólares”.

El Banco Central en los últimos días se mostró cauteloso y decidió suspender el retroceso de las tasas de interés de las Leliq. Desde principio de año el rendimiento de las letras de corto plazo había bajado 15 puntos. Pero en las últimas dos jornadas la autoridad monetaria no sólo mantuvo las tasas sino que las subió levemente. EL objetivo fue dar una señal para frenar la dolarización. Las Leliq se ofrecieron en 44,3 por ciento, contra el 44,2 por ciento de la jornada previa. El dato de inflación de enero de 2,9 por ciento fue otro factor que explicó la cautela del organismo a cargo de Guido Sandleris.

Economistas de distintas corrientes aseguran que el factor electoral de este año es otro de los puntos importantes para explicar el regreso de las presiones cambiarias. En los años de elecciones el movimiento de ahorristas y grandes inversores es refugiarse en moneda extranjera y esperar a ver cómo manejará la economía el Gobierno que llegue.

Bocco mencionó que el oficialismo está dando señales de debilidad ante el mundo. “Los fondos del extranjero observan que el FMI se reúne con la oposición y lo que perciben es que el Gobierno está debilitado” dijo. Planteó que “las posibilidades están abiertas para que se aplique un programa económico distinto al que propone el oficialismo”.

No es el único que asegura que el actual plan económico es de corto alcance y habrá que modificarlo a partir de octubre. El ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, dejó trascender que será necesario renegociar con el FMI el préstamo de más de 50 mil millones de dólares. El diputado Axel Kicillof interpretó el problema en la misma dirección. Y esta semana el consultor Carlos Melconian, quien fue funcionario del Gobierno, volvió a criticar el plan monetario y fiscal por ser una “propuesta picapiedra”. Dijo que sólo permite llegar a las elecciones pero es inviable en el mediano plazo.

 

Pagina/12

Aldo Pignanellli anticipa una “crisis profunda”. Responsabiliza al Presidente por el fracaso del plan económico.

El ex director del Banco Central Aldo Pignanelli anticipó que el dólar “no va a bajar de $50” a fin de año y apuntó contra el presidente Mauricio Macri como responsable del fracaso del modelo económico.

“Hoy el factor más desestabilizador de la economía se llama Mauricio Macri por sus grandes contradicciones, hace tres días dijo que la inflación venía bajando y al otro día sale el índice oficial del INDEC que la inflación subió. No saben dónde están parados”, disparó Pignanelli.

En declaraciones al programa “El fin de la metáfora” de Radio 10, quien fuera parte del equipo económico de Roberto Lavagna calcula que “no es confiable pensar que el dólar esté a 48 pesos a fin de año. Si la inflación no va a bajar de 40% este año como dicen, con un dólar que estaba a 36 pesos a fin de año lo multiplicás por 1,40 y te va a dar un dólar superior a los 50 pesos”.

El Presupuesto aprobado por el Parlamento indica que el dólar estará en los $ 44,30 en 2020; $ 48,20 en 2021; y $ 50,5 en 2022. Para Pignanelli, se llegará al valor estimado para dentro de tres años mucho antes. Las estimaciones más optimistas de los analistas económicos anticipan una inflación de no menos de un 30% para 2019.

“Este modelo no cierra por ningún lado y por eso no saben para dónde agarrar”, entiende quien estuvo al frente del BCRA entre julio y diciembre de 2002.

“Este modelo económico está cuestionado, que prioriza la rentabilidad financiero por sobre la que genera el trabajo entonces sabemos cuál es el final. Es un modelo donde la acumulación se da en pocos grupos concentrados y una transferencia del sector productivo al financiero a través de endeudamiento y la tasa de interés. Esto termina con una crisis profunda”, concluye desesperanzado.

 

minutouno.com

Mientras que el segmento mayorista se recuperó después de mucho tiempo, el dólar minorista cerró a $ 39,19, según el promedio realizado por el Banco Central (BCRA). Así, la moneda estadounidense escaló 25 centavos respecto a ayer.

Al igual que la semana pasada, la divisa cotizó a $ 37,24 para la punta compradora y $ 39,19 para la vendedora.

Finalmente, luego de que la autoridad monetaria comprara U$S 18 millones, el mercado mayorista volvió a estabilizarse después de mucho tiempo. El tipo de cambio en este segmento cerró por encima de la zona de no intervención, a $ 38,22.

Por otra parte, el BCRA colocó Letras de Liquidez (Leliq) a siete días por $ 200.000 millones a una tasa promedio en baja del 43,97% anual y un máximo adjudicado que se ubicó en 44,69%. El vencimiento de estos títulos de deuda fue de $ 175.000 millones.

 

eldestapeweb.com

De acuerdo con la pizarra del Banco Nación, la divisa estadounidense empieza el día con una cotización de $ 38,70 para la venta.

El dólar comienza el jueves con una suba de 40 centavos. De acuerdo con el Banco Nación, suele tener la cotización más baja del mercado, la divisa estadounidense cotiza a $ 38, 70 para la venta y a $ 36,60 para la compra.

Por su parte, en su versión mayorista, el dólar abre en alza. Con una suba del 0,80 %, la moneda norteamericana cotiza a $ 37,60 para la compra y a $ 37,80 para la venta.

Cabe recordar que ayer, antes del cierre, el ente monetario compró un total de u$s 30 millones. De esta manera, el billete verde volvió a ingresar dentro de la zona de flotación.

En cuanto a las otras monedas de la región: el dólar cotiza a pesos uruguayos $ 31.92 para la compra y a $ 33,39 para la venta. En tanto, en Chile, la divisa estadounidense opera a 677 pesos chilenos para la compra y $ 686 para la venta. Mientras tanto, en Brasil, la moneda estadounidense opera a 3,72 reales para la compra y a 3,80 reales para la venta.

Ayer, el BCRA licitó Leliq a 7 días de plazo por $ 164.097 millones, con una tasa promedio del 57,54 %, el martes, había cerrado en 57,61 %. El rendimiento máximo adjudicado fue del 58 % y la mínima, en los 57,05 %.

Por último, el miércoles, las reservas del Banco Central aumentaron u$s 144 millones hasta los u$s 66.164 millones.

Perfil

Opera a $37,03 en la plaza mayorista

El dólar sigue desafiando a los intentos del Banco Central y opera en la plaza mayorista con una baja de 7 centavos a $37,03, aún con una diferencia significativa del piso de la zona de no intervención luego de que la autoridad monetaria subastara una vez más el máximo diario de u$s50 millones. El precio promedio de compra se ubicó en $ 37,0368 y el máximo, en $ 37.0500.

En el mercado minorista, por su parte, la divisa extranjera se mantiene estable a $36,12 para la compra y $38,07 para la venta, según el BCRA. Lo mismo ocurre en las pizarras del Banco Nación donde la moneda norteamericana se compra a $36,10 y se oferta a $37,90.

Ayer, la autoridad monetaria compró u$s50 millones para que la cotización supere el piso de la banda pero tras tocar un pico de $37,21, el “billete verde” volvió a ceder y cerró en $37,10 para las operaciones de los bancos y entidades financieras. A la fecha, el Central lleva comprados u$s110 millones sin resultados.

BAE negocios

Si bien el BCRA salió a comprar u$s 50 millones, el dólar continúa por debajo del piso de la zona de no intervención. De acuerdo con el Banco Nación, la divisa estadounidense cotiza a $ 37,90 para la venta y a $ 36,10 para la compra.

En el sector mayorista, la moneda norteamericana subió levemente. Con un alza del 0,84%, el dólar opera a $ 37,01 para la compra y a $ 37,21 para la venta.

Por tercera vez consecutiva el ente monetario tuvo que salir a intervenir. La licitación se hizo a un precio promedio de $ 37,13. El máximo fue de $ 37,14.

Para mañana, el piso de la banda será de $ 37,45 y el techo $ 48,49.

Asimismo, el Riesgo país sigue bajando y ya se ubica en 703 puntos básicos.

Fortuna (Perfil)