Tag

Dolar

Browsing

El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció este martes la eliminación del dólar estadounidense del mercado cambiario venezolano ante el “doble rasero” de Estados Unidos, que por un lado impone “sanciones financieras” y por el otro ofrece “ayuda humanitaria”.

Así lo informó Tareck El Aissami, vicepresidente del área económica junto a Calixto Ortega, presidente del Banco Central, desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, informó la agencia ANSA.

“Nos vemos obligados a tomar nuevas medidas. Tenemos que generar nuevas condiciones inclusive en medio de esta agresión, a pesar de la guerra económica, de los mecanismos perversos, de los pretendidos ataques a la moneda”, afirmó.

A su juicio “los enemigos de la patria, sobre todo el gobierno de Estados Unidos ha impuesto nuevas sanciones que bloquean la posibilidad de seguir transando en el mercado cambiario venezolano, en la divisa llamada dólar”.

Denunció que “algunos sectores de la agroindustria y laboratorios farmacéuticos que le hemos entregado divisas les han cerrado sus cuentas y les han imposibilitado efectuar transacciones con dólares”.

En este sentido anunció que a partir de ahora todas las transacciones, así como “las subastas del Dicom, los créditos que entregue el sistema financiero nacional” se realizarán en “euros, yuanes y otras divisas convertibles”.

Además, indicó que se decidió incorporar al sistema de subastas Dicom “a todo el sistema bancario nacional privado y público”, y que el presidente decidió que “dos mil millones de euros vayan al mercado cambiario nacional”. “El gobierno va a hacer ofertas de divisas los meses de noviembre y diciembre para los sectores productivos”, dijo, según ANSA.

“Tenemos adelantado la apertura de cuentas bancarias en Asia y Europa que sirvan de corresponsales e intermediarios para las operaciones que se inicien a partir de este momento”, agregó.

“Vamos muy bien, y si nos contraponemos con otros modelos neoliberales de la región, caso Argentina, el balance es extraordinario en nuestro caso, lamentable en el caso del pueblo argentino”, sostuvo.

 

 

iProfesional

El exministro de Economía, Domingo Cavallo, volvió a aconsejar al Gobierno nacional y cuestionó la masiva fuga de capitales. Ahora, recomendó no detener la caída del dólar y crear un nuevo impuesto al turismo al exterior.

“Se pasó de un atraso, a un peligroso adelanto cambiario”, sostuvo en una nueva columna de opinión publicada en su blog. “Para reducir el riesgo de fracaso del nuevo acuerdo con el FMI, es fundamental que el gobierno no intente frenar la caída gradual del tipo de cambio real”, encomendó el exjefe del Palacio de Hacienda.

“El nuevo acuerdo con el FMI remueve el riesgo de cesación de pagos durante el año 2019. Esto, de por sí, es un gran logro. Pero no es suficiente como para evitar un costoso fracaso del programa”, agregó.

En este marco, Cavallo advirtió que la aceleración de la suba de precios ingrese en un callejón sin salida. “La inflación se aceleró durante setiembre a un ritmo inédito desde el año 2003 y, si el precio del dólar sigue subiendo a pesar de la fuerte contracción monetaria que se ha anunciado, existe el peligro de que esta inflación se espiralice”, enfatizó.

El exministro de Carlos Menem y Fernando De la Rúa analizó las nuevas políticas monetarias dirigidas por Guido Sandleris y puso en duda si fortalecerán a la moneda local. “Las reglas de intervención (o mejor, de no intervención) en el mercado cambiario que se anunciaron, no ayudarán a que los ahorristas argentinos que tratan de proteger sus ahorros contra la desvalorización por inflación y devaluación, apuesten a la estabilidad del Peso”, sostuvo.

Y continuó: “Tampoco ayudará la persistente prédica de muchos economistas (incluidos algunos relacionados con el gobierno), en el sentido de evitar, de aquí en más, la apreciación real del Peso. Argumentan que la mejor estrategia de crecimiento es la que se basa en un tipo de cambio real tan alto como el alcanzado en setiembre, aun cuando para sostenerlo se necesiten permanentes devaluaciones del tipo de cambio nominal”.

En esta línea, Cavallo propuso aplicar un nuevo impuesto al turismo para frenar la salida de dólares de la Argentina. “Si el actual tipo de cambio es insuficiente para revertir el saldo de la cuenta de turismo, es mejor pensar en un impuesto al gasto turístico en el exterior que en más devaluación. Un impuesto al turismo en el exterior es menos distorsivo que el impuesto a las exportaciones”, consideró.

Por último, abogó por honrar la deuda con el Fondo, detener la sangría de divisas y firmar un “swap” con la Reserva Federal de los Estados Unidos. “Sin dejar de cumplir con los compromisos asumidos con el FMI, para aumentar las chances de éxito del nuevo programa, el gobierno de Macri debe tratar de negociar bilateralmente con el gobierno de Trump un apoyo especial para organizar un sistema bi-monetario que permita que los ahorros argentinos que insistan en dolarizarse, no necesiten fugarse del país”,remarcó.

 

 

Ambito

En la jornada previa al debut del nuevo sistema de bandas de flotación, el dólar extiende su escalada alcista al trepar este viernes un 3,3% o $ 1,32 a $ 41,85, nuevo récord nominal, en bancos y casas de cambio.

Desde el lunes próximo regirá el nuevo esquema acordado con el FMI para que opere en la franja de entre $ 34 y $ 44.

Por su parte, en la plaza mayorista, la divisa se dispara un 2,9% $ 40,85, después de tocar más temprano los $ 41,50. En ese nivel máximo, apareció el BCRA con una nueva intervención en los mercados de futuros, lo que hizo moderar el avance en el mercado de contado.

El jueves la plaza financiera operó con cautela y dispares rendimientos tras el reciente acuerdo firmado por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que extiende el pacto anterior (por u$s 50.000 millones) en u$s 7.100 millones y prevé una aceleración de los desembolsos, a fin de cubrir una brecha financiera y superar la grave crisis económica.

El nuevo titular del BCRA, Guido Sandleris, anunció en el marco del nuevo acuerdo con el FMI, un nuevo régimen de política montería que regirá desde el 1 de octubre que contempla una banda cambiaria sin intervención (entre $ 34 y $ 44) que se ajustará a una tasa del 3% mensual hasta fin de año.

Cabe recordar que el entendimiento, anunciado en Nueva York por el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, establece un cero por ciento de déficit fiscal primario en el 2019 y también una “zona de no intervención” para la cotización del dólar, que debería servir para estabilizar a la vapuleada moneda local.

Dólar en el mundo

La divisa estadounidense se apreciaba este viernes en el mundo, lo que presionaba aún más al peso en la plaza local, tras tocar un máximo de dos semanas frente a una cesta de monedas, impulsado por un avance frente al euro ante las preocupaciones por el presupuesto italiano y el panorama de varias alzas de tasas de interés en Estados Unidos hasta 2020. El dólar también se apreció a un máximo de nueve meses frente al yen.

Al finalizar el tercer trimestre, el índice dólar, que mide al billete verde frente a una cesta de seis grandes monedas, se encaminaba a anotar su segunda subida trimestral consecutiva de cerca de un 0,7%. En los últimos seis meses, el dólar se apreció casi un 6%.

“El dólar estadounidense sigue siendo una roca en un mar de problemas”, comentó Karl Schamotta, director de producto global y estrategia de mercados en Cambridge Global Payments en Toronto.

“El pronóstico de crecimiento para otros países del G-10 y de mercados emergentes sigue siendo incierto y la mayor confianza en las fuerzas que están llevando a la Reserva Federal a subir las tasas de interés el próximo año está ayudando a un repunte del dólar frente a sus contrapartes”, agregó.

A media sesión, el índice dólar subía un 0,4 por ciento, a 95,302, en su tercera sesión consecutiva al alza. El dólar se apreció a un máximo de nueve meses de 113,63 yenes para luego cotizar con un avance de 0,1 por ciento, a 113,51 yenes.

Datos económicos divulgados el viernes respaldaron la visión de que la economía estadounidense se encuentra en un camino de crecimiento estable. El euro se depreciaba debajo de 1,16 dólares por primera vez en dos semanas después de que el Gobierno de Italia aprobó un presupuesto considerado por algunos inversores como un desafío a Bruselas.

La discusión política por el presupuesto en la endeudada Italia ha limitado un reciente repunte en la cotización del euro frente al dólar.

 

 

Ambito

El dólar registraba este mediodía una suba de 1,09 peso y se ofrecía a un promedio de 38,52 pesos para la compra y 40,52 pesos para la venta, con picos de 41 pesos.

Según indicó el Banco Central, la divisa se vendía a 39,90 pesos en el Banco Ciudad; a 40,40 pesos en el Nación; 40,80 pesos en el Supervielle y 41 pesos en el Galicia.

Desde este jueves, está vigente la decisión de la autoridad monetaria de intervenir en el mercado de cambios si el precio del dólar se escapa de una banda de entre 34 y 44 pesos.

 

 

Diario 26

El nuevo titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, anunció que la política de metas de inflación fracasó y que ahora, se utilizará el “ancla nominal”.

“Estos meses han dejado que, como Gobierno, hemos cometido errores”, afirmó.

Sandleris dijo que “reducir la inflación es el objetivo primario de este Banco Central”. Para ello, queda descartado el régimen de meta de inflación. “No estaban dadas las condiciones para su éxito”, aseguró.

Ahora, en vista de la alta volatilidad, habrá una nueva guía del Central. “El programa monetario usará un ancla nominal. Los instrumentos de política monetaria deben adaptarse a las circunstancias”, afirmó.

¿De qué se trata? De un estricto control sobre la cantidad de dinero en la economía, aseguró el titular del BCRA. “Tomaremos las medidas necesarias para que la base monetaria crezca cero por ciento de acá a junio del año que viene”, afirmó.

Así, el Central se compromete a no financiera al Tesoro.

Dólar

Además, Sandleris habló del tipo de cambio.

En ese sentido, el director del BCRA defendió la flexibilidad de la moneda. Pero remarcó que una “volatilidad excesiva” es peligrosa en países como Argentina (y la inflación).

Así, anunció una política de intervención del Central. Se trabajará con “dos zonas”.

La de “no intervención” será de entre 34 y 44 pesos por dólar. Y se ajustará diariamente a una tasa del 3% mensual.

Dentro de esa zona, el Central no operará en el mercado cambiario. Y se concentrará en mantener el crecimiento nulo de la base monetaria.

Ahora bien: si el dólar pasa cruza los 44 pesos, el Central realizará ventas de hasta 150 millones de dólares diarios.

Sandleris aseguró que, de todas maneras, no son topes fijos y podrían ir variando con el tiempo.

 

 

La Voz

Luis Caputo llegó al Banco Central de la República Argentina (BCRA), tras la salida de Federico Sturzenegger luego de la primera corrida cambiaria, en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y con el dólar a 28 pesos.

Caputo llegó a la entidad financiera para calmar los ánimos, pero en casi tres meses de gestión en el Banco Central no pudo frenar el dólar, que en la segunda fuerte corrida cambiaria llegó a los 40 pesos, por lo que el tipo de cambio se devaluó más de un 100%.

En medio de las negociaciones con el Fondo Monetario, Caputo implementó diversas medidas como comenzar a terminar con el stock de Lebacs, o licitar a diario los dólares que el mismo FMI había prestado al país.

Nada de todo lo que hizo, logró frenar la divisa ni la incertidumbre económica en el país. Aunque su mayor traspié parece tener que ver con una decisión más bien política, y es la del día que le aconsejó a Mauricio Macri brindar un mensaje para avisar que había una renegociación y los mercados respondieron de manera negativa.

Cuando asumió Caputo, las reservas del Central eran de 49.065 millones, mientras que en la actualidad al 20 de este mes se redujeron a 48.982.

 

El Intransigente

La divisa operó hoy con tendencia alcista y cerró a $38,88 para la venta en medio de la incertidumbre por la salida de Luis Caputo del Banco Central.

Según un promedio realizado por la autoridad monetaria, la divisa finalizó a $37,06 para la punta compradora y a $38,88 para la vendedora.

Así, el billete escaló 71 centavos frente al lunes, cuando el dólar había operado a $38,17.

 

 

Diario Jornada

 

El gobierno nacional impulsó la desregulación y dolarización del mercado de los combustibles, con el argumento de que los aumentos en los precios de las naftas iban a determinarse por las variaciones del petróleo internacional, pero también por las del dólar. Sin embargo, cuando el crudo -como por ejemplo el de referencia WTI. disminuyó su precio, los combustibles argentinos se mantuvieron en un ascenso que acompañó al billete estadounidense.

En casi dos años y medio de gestión macrista la nafta súper de Comodoro y Chubut subió cada vez que lo hicieron el dólar y el crudo, o cada una de esas variables por separado. Nunca tuvo descensos cada vez que el petróleo cayó en sus valores, destaca un informe de la revista El Extremo Sur. Desde diciembre de 2015 y hasta junio de este año, el precio de la nafta aumentó 96,9% y el del dólar creció un 92,4%; mientras que el WTI sólo tuvo una suba del 13,7%.

Desde hace por lo menos tres años y medio el precio de la nafta súper sigue las variaciones del precio del dólar, pero este proceso de intensificó desde la instrumentación del libre mercado en el sector petrolero con la llegada del macrismo. El ritmo ascendente de la nafta y el dólar se sigue ahondando y es de esperar que las últimas devaluaciones de julio y agosto hagan aumentar aún más el precio del combustible y la brecha con el barril de petróleo se siga estirando.

Mientras tanto, el precio del barril Escalante de Chubut se distancia cada vez más de las variaciones alcistas de la moneda estadounidense y del precio de la súper. Desde enero y hasta noviembre del 2015, en el último año del kirchnerismo, el precio de la nafta mantuvo una variación idéntica a la del dólar, inclusive se sostuvo esa tendencia a pesar de la suba del precio del barril de petróleo internacional suscitado durante los meses de abril a junio de ese año.

En ese lapso la nafta súper aumentó un 14,4%, el dólar subió un 11,8% y el precio del WTI bajó un 3,1%.

Con los resultados de las elecciones que pusieron a Mauricio Macri en la Presidencia de la Nación y con la primera devaluación de diciembre de 2015, el dólar pegó un salto significativo y el precio de la nafta súper de Comodoro y Chubut fue subiendo pero a un ritmo menor; recién en mayo de 2016 comenzó a cerrarse la diferencia y a lo largo de toda la gestión macrista fue aumentando al compás del billete estadounidense.

 

 

El Comodorense

Pese a que el Banco Central sacrificó más de u$s 200 millones, el dólar cerró en $ 40,50 en agencias y bancos. De esta manera, acumuló una suba de casi $ 3 en toda la semana.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa subió 31 centavos a $ 39,86, su nivel más alto desde la salida de la convertibilidad, según publicó Ámbito.com.

La autoridad monetaria vendió directamente a los bancos unos u$s 150 millones, según indicaron operadores del mercado.

El giro en la estrategia de intervención oficial, con fuertes ventas en el segmento de contado y una subasta efectuada sobre el final de la rueda, logró moderar el ajuste de los precios manteniéndolos por debajo de los $ 40.

“Desde mediados de la semana anterior, la autoridad monetaria no utilizaba en una misma jornada los dos mecanismos de intervención, las ventas directas y las subastas de divisas, un dato que sugiere la fuerte determinación de impedir que el precio del dólar supere en el corto plazo el techo de $ 40”, destacó el analista Gustavo Quintana.

Por su parte, el blue aumentó 50 centavos a $ 40, según el relevamiento de este medio en cuevas del microcentro porteño. Asimismo, el “contado con liqui” escaló ayer un 3,3% a $ 39,91.

Por último, las reservas del Banco Central cayeron este jueves u$s 88 millones hasta los u$s 50.529 millones.

La Gaceta

Tras cerrar a $ 40,22, este viernes, en el mercado aguardaban algún tipo de reacción del Banco Central. Y la entidad que comanda Luis Caputo cambió de estrategia: arrancó el día vendiendo y poniéndole un techo a la divisa. Sin embargo, tras una baja inicial, el dólar subía unos 20 centavos, a $ 40,40.

La entidad había dejado subir el jueves la divisa, sin ponerle freno hasta última hora, en la que vendió US$ 30 millones y apenas consiguió un pequeño retroceso. Un movimiento que los analistas no terminaban de comprender.

En el mercado mayorista, que es donde interviene el Central y sirve como guía del minorista, el dólar subía 10 centavos, a $ 39,74. En Brasil, la divisa también retrocedía.

La suba del jueves se dio a contramano del descenso del dólar en todo el mundo, aunque en Brasil también mostraba incrementos. Todo, en una jornada en la que el Gobierno salió a desmentir que estuviera en estudio una posible “dolarización” de la economía.

 

 

 

Clarín