Tag

Dinosaurios

Browsing

La ciencia acaba de confirmar que Mussaurus patagonicus, un gigantesco dinosaurio que habitó el sur argentino hace casi 200 millones de años, nació como un individuo que se desplazaba en cuatro patas y alcanzó la adultez caminando solamente sobre las dos traseras y utilizando los miembros superiores como brazos. La conclusión se alcanzó gracias al escaneo de esqueletos casi completos de ejemplares recién nacidos, juveniles y adultos que permitió simular la postura que habrían tenido en cada etapa, y que resulta similar a lo que experimentan los seres humanos durante el crecimiento. La novedad se publicó en la prestigiosa revista Scientific Reports.

“La evidencia más contundente fue obtenida a partir del centro de masa, que es el lugar del cuerpo en que se concentra la mayor parte del peso, algo así como un punto de equilibrio”, explicó Alejandro Otero, investigador del Conicet en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata (FCNyM, UNLP), y continúa: “Lo que vimos es que en los bebés se encuentra a mitad del tórax, forzando su peso hacia adelante. En los jóvenes de un año de edad, el centro de masa se ubica un poco más atrás, mientras que en los adultos está prácticamente en la cadera, y esto nos permite deducir que de pequeños eran cuadrúpedos y paulatinamente se iban enderezando hasta convertirse definitivamente en bípedos”.

Según informó el Conicet La Plata, con restos fósiles correspondientes a esas tres etapas ontogénicas, es decir relativas al desarrollo morfológico del organismo, Otero y colegas del Colegio Veterinario Real de Londres, Reino Unido (RVC, por sus siglas en inglés) reconstruyeron las formas y estructuras de este dinosaurio a lo largo de su vida. Lo hicieron a través de una técnica llamada Micro Tomografía Computarizada que les mostró los huesos sin la roca en la que fueron hallados –algunos estaban adheridos y es imposible separarlos sin destruirlos–, y les permitió articular los esqueletos y agregarles tejido y volumen. Así, calcularon en qué punto del cuerpo estaba el centro de masa y por ende pudieron determinar cuál era su postura.

Otro dato importante que arrojó el análisis fue el crecimiento de los miembros. “Al nacer, tenían una extensión similar en las cuatro patas, pero a medida que pasaba el tiempo las delanteras se iban acortando en proporción a las traseras, hasta llegar a la adultez con patas considerablemente más largas que los brazos”, añade Otero, y enfatiza un particularidad sobre la forma de las manos que se suma a las evidencias anteriores: “Las garras eran muy potentes, especialmente la del que sería el dedo pulgar, que a su vez estaba inclinado hacia adentro. Esto nos hace pensar que, si bien le era posible apoyarse con ellas, es probable que le sirvieran para otras funciones relacionadas a sus hábitos de vida

 

 

El Día

Un equipo de investigadores descubrió en Estados Unidos unos fósiles excepcionalmente bien conservados de peces que murieron hace 66 millones de años, cuando se estrelló contra la Tierra el asteroide que selló el destino de los dinosaurios.

Estos fósiles de peces y de otros animales ancestrales fueron descubiertos en un yacimiento de Dakota del Norte, a 3.000 kilómetros del cráter de Chicxulub, en el Caribe, donde se produjo el impacto del asteroide.

El estudio, que será publicado el lunes en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), muestra hasta qué punto aquel episodio tuvo un impacto devastador y rápido en extensas zonas, señala su autor principal Robert de Palma, citado por el sitio especializado Eurekalert.

“Es como un museo del fin del Cretácico en una capa de metro y medio de espesor”, señaló Mark Richards, otro de los autores y profesor emérito de la universidad californiana de Berkeley, en un comunicado de la institución.

Tsunami descomunal

Las sacudidas provocadas por el impacto del asteroide generaron unas olas gigantes en un mar interno que existía en lo que actualmente es Dakota del Norte que, al llegar a un río cercano donde vivían varios peces, invirtieron la corriente, según el comunicado.

Torrentes de piedras y escombros cayeron sobre los peces, que quedaron enterrados por otra ola y se fosilizaron con el tiempo.

Maraña de peces

“Una maraña de peces de agua dulce, vertebrados terrestres, árboles (…) y otras criaturas marinas quedaron compactados en esa capa”, explicó Robert de Palma.

Según los investigadores, antes de morir los peces inhalaron fragmentos propulsados por el impacto del asteroide que fueron hallados en sus branquias. Algunos de los peces murieron por el simple hecho de haber ingerido estos materiales.

La biodiversidad descubierta en el sitio es notable. “Al menos varios especímenes son especies nuevas y otros son los mejores ejemplares de su género”, se congratuló De Palma.

“Estamos frente a una grabación instantánea de uno de los eventos más importantes de la historia de la Tierra. No hay otro lugar que tenga huellas como éstas”.

 

 

Diario Jornada

El hallazgo, realizado por paleontólogos del CONICET, permite entender por qué este grupo de reptiles pudo sobrevivir a la extinción masiva que acabó con los dinosaurios.

Los esfenodontes o tuátaras (Sphenodon) son un grupo de reptiles que en la actualidad se encuentra representado solo por dos especies –Sphenodon punctatus y Sphenodon guntheri-, localizables únicamente en algunas islas menores de Nueva Zelanda, y cuyo registro fósil más antiguo data de tiempos del Tríasico Superior, hace más de 200 millones años.

A diferencia de lo que ocurre en la actualidad, durante la Era Mesozoica (comenzada 250 millones de años atrás y culminada hace alrededor de 65 millones años) en la que los dinosaurios gigantes llegaron a dominar la Tierra, diversas especies de tuátaras podían encontrarse dispersas en la mayor parte de los continentes.

En Sudamérica, los fósiles más recientes de este grupo de reptiles corresponden al Paleoceno (65 a 60 millones de años atrás), la época inmediatamente posterior a la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno que acabó con cerca del 75 por ciento de los seres vivientes existentes, entre los que se encontraban, por ejemplo, la mayoría de los dinosaurios.

En febrero de 2018, un equipo de paleontólogos del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN, CONICET) y la Fundación de Historia Natural Feliz de Azara, dirigido por Fernando Novas, investigador principal del Consejo, encontró en la localidad de Campo Violante (frente a El Chocón), en la que afloran rocas del Cretácico Superior de 90 millones años, restos del esqueleto de una nueva especie de esfenodonte, a la que bautizaron Patagosphenos watuku. Tanto la descripción anatómica como los estudios paleohistológicos de los restos del espécimen hallado fueron publicados recientemente en la revista Cretaceous Research.

“Aunque la estructura anatómica de Patagosphenos watuku difiere de la de los esfenodontes actuales, desde el punto de vista histológico existen similitudes claves. Ambos poseen una corteza ósea relativamente gruesa en comparación con la de otros reptiles, lo cual podría favorecer la adaptación a climas fríos. Por otra parte, estudios recientes en mamíferos han mostrado una correlación entre el grosor de las paredes de los huesos y la actividad fosforial (cavar), patrón que parece repetirse al menos en los reptiles actuales. El hecho de que los antiguos tuátaras también tuvieran el hábito de vivir en cuevas podría explicar que hayan sobrevivido al invierno nuclear que se desató en nuestro planeta hace 65 millones de años”, explica Adriel Gentil, becario doctoral del CONICET en el MACN y primer autor del trabajo.

Esto llevaría a los investigadores a concluir que la adaptación de los esfenodontes actuales al clima frío, que les permite soportar temperaturas de hasta solo 5°C, no sería un rasgo que adquirieron a lo largo del proceso evolutivo, sino que ya estaba presente en sus parientes más antiguos.

“Esta capacidad de tolerar las bajas temperaturas diferenciaría a los esfenodontes, no solo de gran parte de los reptiles actuales, sino también de otros grupos que desaparecieron junto con los dinosaurios por no contar con las ventajas adaptativas necesarias como para sobrevivir a las bajas temperaturas que asolaron la Tierra durante aquel evento de extinción masiva”, explica Matías Motta, becario doctoral del CONICET en el MACN y otro de los autores del trabajo.

Uno de los aportes más novedosos de este trabajo es que pese a que existe un registro fósil bastante completo de especímenes de esfenodontes de diferentes períodos del Mesozoico, desde el punto de vista paleohistológico, hasta ahora solo se contaba con la descripción de una especie del Triásico Superior que, aunque escueta, también señala el carácter grueso de las paredes de los huesos. El responsable de este aspecto particular de la investigación estuvo a cargo de Jordi García Marsá, becario doctoral del Consejo en el MACN.

“Otro dato que arrojó el estudio histológico es que Patagosphenos tenía un crecimiento cíclico, lo que le da al corte del hueso una apariencia similar a la del tronco de un árbol en la que se van marcando anillos concéntricos que representan aproximadamente un año cada uno. En este caso, se pudo deducir que el individuo que encontramos tenía cerca de 18 años de edad. La longevidad, si se los compara con lo que suelen vivir la mayoría de los reptiles, es un rasgo que también comparten los tuátaras actuales con sus parientes más lejanos”, afirma Gentil.

El Cordillerano

Será este sábado desde las 20. La entrada será libre y gratuita. La actividad será coordinada por el paleontólogo Diego Pol, miembro del equipo científico que hizo el descubrimiento del Titanosaurio. El domingo también habrá actividades.

Como parte de la celebración del segundo aniversario del emplazamiento de la réplica del dinosaurio más grande del mundo (Patagotitan Mayorum) en el acceso norte de la ciudad, se realizará este sábado desde las 20 en el Centro Astronómico de Trelew una charla sobre la extinción de los dinosaurios, en base a la teoría de meteoritos y volcanes, a cargo del Paleontólogo investigador del CONICET, Diego Pol, miembro del equipo científico que hizo el descubrimiento del saurópodo en el campo La Flecha.

La actividad es organizada de manera conjunta por la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Trelew y Museo Egidio Feruglio, tendrá entrada libre y gratuita, y se complementará con la proyección de videos en el domo del Planetario, ubicado en el primer piso del Centro Astronómico.

“La idea es juntar el lugar, que es el observatorio del Centro Astronómico, con nuestra actividad que es la Paleontología, que tienen mucho que ver porque la historia de los dinosaurios estuvo surcada por eventos extraordinarios como la caída de meteoritos que pusieron fin a su era, o eventos planetarios como los grandes mega-volcanes que dieron inicio a la vida de los dinosaurios, para entender la historia de la vida en el pasado tiene que entender el planeta en el que vivían, no solo los ecosistemas, sino los cambios planetarios y la influencia de los eventos extra planetarios”, indicó Diego Pol.

Pol detalló que la charla comenzará relatando la historia del excepcional hallazgo del Patagotitan Mayorum, del año 2014, en el campo la Flecha, perteneciente a la familia Mayo, al sur del río Chubut, zona cercana a la localidad de Las Plumas, a unos 260 kilómetros hacia el sudoeste de Trelew.

Diego Pol aseguró que “este hallazgo revolucionó al mundo de la paleontología a nivel global y puso a Chubut en la primera plana de los medios de comunicación internacionales durante mucho tiempo. Y aún hoy sigue atrayendo gente de todos lados que quieren venir a conocer al gigante de la Patagonia”.

“Ya se habían hallado grandes dinosaurios en la Patagonia, pero de los anteriores solo se habían encontrado tres o cuatro huesos. Lo fantástico del hallazgo del Patagotitan es que encontramos más de 200 huesos, representando al 70 por ciento del esqueleto, gracias a lo cual podemos conocer con precisión, cómo eran”.

Como parte de la celebración, el domingo 24 de febrero a 17 en el auditorio del Museo Paleontológico Egidio Feruglio se proyectará con entrada gratuita el documental “Walking Giants” elaborado por la BBC y presentado por David Attenborough, con subtítulos en español, que relata el hallazgo del Patagotitan Mayorum.

La Municipalidad de Trelew, a través de la Dirección de Turismo, celebrará este fin de semana con varias actividades el segundo aniversario de la instalación, en el acceso norte de la ciudad, de la réplica del Patagotitan Mayorum, el dinosaurio más grande del mundo, descubierto por científicos del Museo Paleontológico Egidio Feruglio, en 2014.

El hallazgo se produjo en el campo La Flecha, perteneciente a la familia Mayo, al sur del río Chubut, zona cercana a la localidad de Las Plumas, a unos 260 kilómetros hacia el sudoeste de Trelew.

La Municipalidad de Trelew en conjunto con el Museo Paleontológico Egidio Feruglio, avanzó en la instalación de una réplica en las cercanías del control caminero de la zona norte de la ciudad, por la Ruta Nacional N°3, camino a Puerto Madryn, transformándose rápidamente en un ícono de la ciudad y uno de sus principales atractivos turísticos.

Las actividades

El sábado a las 20 en el Centro Astronómico Municipal, el Paleontólogo investigador del CONICET, Diego Pol, miembro del equipo científico que hizo el descubrimiento del saurópodo, brindará una charla sobre la extinción de los dinosaurios, en base a la teoría de volcanes y meteoritos, que se complementará con la proyección de un video en el domo.

La directora de Turismo de la Municipalidad de Trelew, Mónica Montes Roberts, celebró la posibilidad de aunar con esta actividad, “dos de los productos turísticos más importantes de la ciudad como son la paleontología orientada a los dinosaurios y el domo del Centro Astronómico, inaugurado por la gestión del intendente Adrián Maderna”.

El domingo 24 de febrero a la 17 en el auditorio del Museo Paleontológico Egidio Feruglio se proyectará con entrada gratuita el documental “Walking Giants” elaborado por la BBC y presentado por David Attenborough, con subtítulos en español, que relata el hallazgo del Patagotitan Mayorum.

Ese mismo día se realizará el lanzamiento del Concurso fotográfico “Atardecer junto al titán”, en el que podrán participar aficionados y profesionales de la fotografía. Las bases del concurso podrán visualizarse en el sitio de Facebook “Trelew Turístico”. Los participantes tendrán diez días desde el próximo domingo 24 de febrero para acercar sus trabajos.

Bautizado con el poético nombre de “un trueno gigante al amanecer”, Ledumahadi mafube en lengua sesotho, los expertos han descrito una nueva especie de dinosaurio saurópodo, encontrado en Sudáfrica, donde vivió hace 200 millones de años y que fue pariente cercano y antecesor del brontosaurio.

Los restos encontrados pertenecerían a un espécimen adulto, de unos 14 años, y es posible que pesara unos 12.000 kilos, según un estudio que publica hoy Current Biology.

El nuevo dinosaurio caminaba predominantemente a cuatro patas, anticipando así, durante el Jurásico, el sistema de desplazamiento que posteriormente perfeccionaría el brontosaurio y sus semejantes.

Uno de los autores del estudio Jonah Choiniere de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo señaló que este hallazgo muestra que“hace ya 200 millones de años, estos animales se habían convertido en los mayores vertebrados que han caminado por la Tierra”.

Choiniere destacó, en un comunicado, que entender la biología de estos animales usando solo los registros fósiles “es extremadamente difícil”, por eso usaron otros métodos para descubrir alguna de sus características.

De esta manera, para determinar si caminaba sobre dos patas, como sus antecesores, o sobre cuatro, desarrollaron un método usando medidas de animales actuales y midiendo el grosor de las extremidades del dinosaurio para inferir su peso y cuántas patas habrían sujetado dicho peso.

Así, los resultados sugieren no solo que el Ledumahadi mafube era cuadrúpedo, sino que muchos otros saurópodos tempranos estaban “experimentado” en el arte de caminar a cuatro patas, los cuales había surgidos de especies que se desplazaban solo con las traseras.

Choiniere dijo que la evolución de los saurópodos no es tan sencilla “como habíamos pensado”.

Además, según el experto, estos hallazgos muestran que millones de años antes de el tiranosauro o el velocirpator aparecieran en el hemisferio norte, ya había “un ecosistema próspero de dinosaurios en Sudáfrica”, donde vivían “gigantes de 12 toneladas, como el Ledumahadi, diminutos canívoros como el megapnosaurus, y los primeros mamíferos”.

Fuente: La Tercera

Comenzó la original muestra que exhibe diferentes especies, en tamaño real y con sonido, de la época jurásica y cretásica.

Con el apoyo de la Municipalidad de Trelew, este sábado abrió las puertas la Exposición de Dinosaurios Robotizados más grande de Latinoamérica. La muestra educativa, interactiva y recreativa se podrá visitar hasta el 2 de septiembre en el predio ferial de Trelew, sito en Josiah Williams 649, Ruta 7.

Desde el municipio se acompaña esta iniciativa que impulsan el sector privado, con la intención de brindar un espacio de entretenimiento y aprendizaje para la ciudad, teniendo en cuenta que la exposición se presenta por primera vez en Trelew.

Especies en exhibición

Se trata de una propuesta abierta a todo público para disfrutar 20 réplicas de ejemplares de la época jurásica y cretásica dotados de la mejor tecnología japonesa que les permiten realizar movimientos, respirar y emitir sonidos.

Son dinosaurios mecanizados, en su mayoría en tamaño real, pintados a mano y ambientados en la etapa en la que vivieron. La muestra, además, cuenta con una guía especializada.

Horarios

La muestra permanecerá abierta hasta el 2 de septiembre en el Predio Ferial de Trelew, ubicado en Josiah Williams 649, Ruta 7, los sábados, domingos y feriados de 11 a 21 horas con un valor de $ 200 la entrada, en tanto que, los días de semana se podrá visitar de 14 a 21 horas, con un costo de $ 150 pesos. Para los menores de 3 años la entrada será sin costo. Asimismo, habrá promociones especiales para las escuelas.

Con el apoyo de la gestión del intendente Adrián Maderna, llega a Trelew la Muestra de dinosaurios robotizados más grande de Latinoamérica. Se trata de una exposición educativa, interactiva y recreativa que contiene réplicas de 20 ejemplares de la época jurásica y cretásica dotados de la mejor tecnología japonesa que les permiten realizar movimientos, respirar y emitir sonidos.

“Agradecemos que hayan elegido a Trelew, una ciudad que es un ícono de la paleontología para llevar adelante esta muestra interactiva con rigor científico y educativo” dijo Olga Vicente, coordinadora de Educación de la Municipalidad de Trelew durante la presentación oficial de la Muestra que se realizará del 25 de agosto al 2 de septiembre en el Predio Ferial.

La funcionaria también remarcó que desde el municipio “apoyaremos con la difusión para que desde las escuelas y también los vecinos puedan disfrutar de este evento que será fascinante”, al tiempo que agradeció el aporte de otras áreas municipales como Transito y Guardia Urbana que también colaborarán para poder llevar adelante la actividad “estamos trabajando para que este evento novedoso salga de la manera en que se lo está planificando”, expresó.

También durante la presentación oficial de la Muestra de dinosaurios robotizados, realizada este miércoles en el Salón Histórico de la Municipalidad de Trelew, estuvo presente el director de la empresa encargada del arribo de la exposición, Bai Producciones, Federico Pena Duarte y la delegada local de Lotería del Chubut, Lorena Alcalá.

Días de visita

El representante empresarial, Federico Pena Duarte, informó que la Muestra se podrá ver entre el 25 de agosto y el 2 de septiembre en el Predio Ferial de Trelew, ubicado en Ruta 7 y que estará abierta los sábados, domingos y feriados de 11 a 21 horas con un valor de $ 200 la entrada, en tanto que los días de semana se podrá visitar de 14 a 21 horas, con un costo de $ 150 pesos.

Habrá precios especiales para las escuelas, los menores de 3 años no abonarán entrada y en el Predio Ferial habrá además juegos y servicio de  buffet.

Pena Duarte agradeció especialmente “al intendente Adrián Maderna para que esta muestra se pueda desarrollar en Trelew” y remarcó que “es educativa e interactiva”.

Detalló que “son más de 20 dinosaurios mecanizados, muchos en tamaño real, pintados a mano y ambientados en la etapa en la que vivieron” y también reveló que se trata de una exposición guiada por especialistas.

En tanto y en relación a las visitas de las escuelas, adelantó que se cursarán invitaciones a los establecimientos “para que hagan visitas en horario especial con un costo de 100 pesos” aclarando que “por cada 20 alumnos, 1 accede de manera gratuita”.

La nueva especie habitó lo que ahora es el sur de Utah hace más de 75 millones de años.

Un equipo de paleontólogos ha encontrado al sur del Estado de Utah (EE. UU.), los restos de una nueva especie y género de anquilosaurio, un dinosaurio con una curiosa armadura ósea puntiaguda, que ha sido bautizado como Akainacephalus johnsoniSus orígenes evolutivos están escritos en toda su superficie.

Las protuberancias óseas que cubren la cabeza y el hocico de Akainacephalus johnsoni,son similares a los de los anquilosaurios asiáticos, según explican los expertos en la revista PeerJ, que publica el estudio.

Fue una sorpresa, afirma Jelle Wiersma, paleontóloga de la Universidad James Cook en Townsville, (Australia). Ella y Randall Irmis, un paleontólogo del Museo de Historia Natural de Utah en Salt Lake City, esperaban que el esqueleto de 76 millones de años, desenterrado en 2008 en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante de Utah (un área protegida al sur de Utah que hace millones de años formaba parte de un continente que ya no existe, Laramidia) tuviera una estructura más suave, al estilo de los Anquilosaurios norteamericanos.

Estos dinosaurios blindados aparecieron por primera vez en Asia hace unos 125 millones de años y alcanzaron el oeste de América del Norte hace unos 77 millones de años. Otro anquilosaurio norteamericano conocido, una especie diferente encontrada en Nuevo México que es 3 millones de años más joven que el dinosaurio recién descubierto, también tiene una armadura resistente comparable al de Akainacephalus.

Nueva luz sobre la evolución de la especie

El nuevo hallazgo se suma a la evidencia de que al menos dos tipos de anquilosaurios migraron de Asia a América del Norte a finales del Cretácico, posiblemente a través de un puente terrestre entre los continentes, según informan los investigadores: el puente terrestre de Beringia, que permitió que los dinosaurios y otros animales se movieran entre Asia y América del Norte.

Así, tras la diminución del nivel del mar, los dinosaurios pudieron llegar al vergel en el que posteriormente vivieron. Probablemente, según comentan los investigadores, los anquilosaurios se dispersaron de Asia a Laramidia varias veces, formando distintas poblaciones en el norte y el sur.

“Siempre es emocionante nombrar un nuevo taxón fósil, pero es igualmente emocionante si ese taxón también proporciona información adicional sobre el panorama general de su vida, como su dieta o aspectos de su comportamiento, y el entorno en el que vivía”, declara Wiersma.

Akainacephalus, un dinosaurio herbívoro, pudo medir hasta cinco metros de largo y representa el esqueleto más completo de un dinosaurio anquilosaurido encontrado en el suroeste de EE UU: no solo se ha descubierto un cráneo completo, sino también gran parte de la columna vertebral y una rabadilla completa, varios elementos de extremidades anteriores y posteriores, y una armadura de cuerpo huesudo que incluye dos anillos en el cuello y placas de armadura con púas.

Fuente: Muy Interesante

 

PH: Daniel Feldman

A partir de junio una réplica a tamaño real del Titanosaurio formará parte de la exhibición permanente del Field Museum, uno de los museos de ciencias naturales más importantes del mundo. Las piezas, enteramente realizadas en Trelew, llegaron a Estados Unidos este fin de semana para ser montadas por un equipo del Mef, que viajó a Chicago invitados por el Departamento de Exhibiciones del Field.

En el año 2012 Aurelio Hernández, un peón de campo, descubrió el primer hueso de lo que
luego sería uno de los hallazgos más asombrosos de los últimos años en el campo de la paleontología: más de 150 fósiles pertenecientes a los restos de al menos de 6 ejemplares de una misma especie de dinosaurio gigante, la más grande hasta ahora conocida.

El hallazgo no sólo llamó la atención por las dimensiones extremas de los fósiles, sino porquetal cantidad de restos permitirían obtener la reconstrucción anatómica más completa, hasta el momento, de los herbívoros más grandes en la historia de nuestro planeta. Así comenzaba la historia de Patagotitan mayorum.

Hoy, los fósiles originales de este gigante están depositados en la Colección del Mef. Pero el impacto de su descubrimiento ha sido tan grande que museos del mundo están pidiendo su réplica para incluirla dentro de sus exhibiciones:en el año 2016 se armó una en el American Museum of Natural History (Nueva York) y ahora, en esta semana, comienza un nuevo montaje en el Field Museum de la ciudad de Chicago. El dinosaurio patagónico estará ubicado en el Hall central, en reemplazo del icónico Sue, el Tyrannosaurus rex más grande del mundo.

El Field Museum, con casi 200 años, es uno de los museos más antiguos de Estados Unidos y tiene un promedio de dos millones y medio de visitantes al año. Está ubicado enChicago, la tercera ciudad en tamaño en ese país. “En este centro neurálgico estará Patagotitan, promocionando constantemente el turismo en Argentina, Patagonia y nuestro museo”, comenta Florencia Gigena, Gerente de Comunicación y Marketing del Mef.

Las réplicas para este nuevo ejemplar fueron enteramente realizadas por técnicos del Mef en uno de los talleres de Trelew bajo el asesoramiento de los paleontólogos que participaron en el descubrimiento. Ahora, luego de un proyecto de casi dos años de trabajo intensivo, las piezas llegaron -después de dos meses de viaje- este fin de semana al Museo de Chicago y fueron recibidas por un equipo que viajó especialmente para realizar el montaje.

Durante dos semanas, Maximiliano Iberlucea, Máximo Delloca, Walter Mora, Pablo
Passalía y Javier García Díaz trabajarán en el hall principal del Field Museum, a la vista del
público, para dejar instalado al dinosaurio en el lugar especial que tiene destinado.

“En el Field Museum desde hace ya varias semanas esperan expectantes la llegada de
nuestro gigante… ¡incluso ya lo bautizaron! Del mismo modo que su icónico T. rex se llama
‘Sue’, en este museo, esta nueva réplica de Patagotian desde hoy se llama Máximo (así, en
español, en reconocimiento al enorme tamaño del titanosaurio y a su tierra natal, Argentina)”, detalla Florencia.

El 25 de mayo se realizará una primera presentación formal ante la
prensa y el 1ro de junio quedará inaugurado para que los visitantes puedan conocerlo.

Trabajo titánico

Durante siete meses se trabajó en uno de los talleres del Mef, en la realización de moldes y
copias de los fósiles, así como en el esculpido de algunas piezas que no se encontraron.

Además de las réplicas y toda la estructura metálica que debe conectar internamente a
cada una de las piezas, hubo que analizar minuciosamente la postura final que tendría el
esqueleto de casi 40 metros de largo.

“Trabajamos con los planos del Hall en 3D y diseñamos la postura exacta: la cabeza está medida al milímetro para que se asome a un balcón del primer piso en donde habrá una estación de selfies. Por otro lado, tuvimos que tener en cuenta la araña de caireles del hall, que periódicamente bajan hasta el piso para limpiar. El dinosaurio está diseñado de tal manera que calce en la bajada de estas arañas”, explica Florencia.

Museo Egidio Feruglio, referente en el mundo

El piso de este museo es de una piedra calcárea de casi 180 años de antigüedad, es blando con una bovedilla hueca debajo “No puede soportar grandes cantidades de peso por metro cuadrado. La réplica fue diseñada dentro del Taller del Mef, basada en los reportes de ingeniería enviados desde Chicago, que sirvieron de guía para saber cómo distribuir la carga de peso, que en total es de 5000 kilos.”

La réplica debió ser transportada en un container marítimo contratado especialmente por el
Field Museum. “Un camión llegó al taller del Mef para trasladarla a Buenos Aires. De allí en barco hasta Nueva York, luego en tren hasta Chicago, y de allí en un camión hasta el Field. Nuestro Titanosaurio viajó dos meses, recorrió el continente entero y finalmente ahora está en Chicago”, finaliza Florencia.

De esta manera, Patagotitan se convierte una vez más en un embajador del Mef y de Patagonia ante los ojos del mundo.

LU17