Tag

detectar

Browsing

Este martes el equipo del Plan Detectar -cuyo objetivo es conocer los casos reales de Covid-19 y hacer un abordaje preventivo en terreno- se instaló en la Escuela 40 de Trelew.

El programa, que comenzó a funcionar el jueves pasado en la ciudad, se despliega con un equipo de profesionales y voluntarios que fueron previamente capacitados por referentes del área de Salud.

En tanto, el Ministerio de Salud del Chubut informó que se encuentra realizando una nueva convocatoria de personas interesadas en colaborar de manera voluntaria con la implementación de medidas sanitarias inherentes al control de la pandemia de Covid-19 en la provincia. Las principales acciones a desarrollar están relacionadas con la implementación del Plan Detectar y el control telefónico de casos de Covid-19.

En todos los casos, las acciones se llevan adelante de manera coordinada y articulada entre los equipos de salud del Ministerio de Salud provincial y los Hospitales, y los Municipios locales.

La mayoría son alumnos de la carrera del Departamento de Enfermería de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco. Usan el mismo equipamiento que se utilizan en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Regional. Instan a que más estudiantes se anoten en el programa de voluntarios.

El programa Detectar se comenzó a implementar en Comodoro Rivadavia en busca de controlar los casos de coronavirus. Es por eso que la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSBJ) implementó su programa de voluntarios para ayudar al Comité de Salud local.

La Facultad de Naturales y Ciencias de la Salud convocó a estudiantes para que puedan colaborar con las tareas de relevamiento en los barrios. Así se logró que entre 30 y 40 alumnos de las carreras de Enfermería y Medicina sean parte del programa Detectar.

En diálogo con El Patagónico, el jefe del Departamento de Medicina, Gabriel Sebastián, detalló que la mayoría son estudiantes de Enfermería, pero también hay que alumnos de las carreras de Medicina, Bioquímica y Farmacia.

“Ellos están trabajando en el interrogatorio de la sintomatología y a posteriori pasan a los hisopados. Luego de 15 o 20 minutos, un grupo de alumnos es el encargado de brindar los resultados del hisopado a las personas que se hizo el estudio. El trabajo que están haciendo es muy bueno”, destacó Sebastián.

Los voluntarios deben hacer usar el equipamiento que usan en cualquier Unidad de Terapia Intensiva (UTI) de Comodoro. Es por eso que los profesionales de la Salud destacan su accionar. “Es increíble el esfuerzo que realizarán porque estar vestidos así con las temperaturas que tenemos es realmente para destacar. Yo estoy controles con una máscara y un barbijo y me imagino lo que debe ser estar con las doce piezas”, consideró el jefe del Departamento de Medicina.

Todos ellos deben realizar una capacitación que es brindada todos los jueves por el Ministerio de Salud de la Nación. Luego se llena una planilla que permite a la casa de altos estudios conseguir los seguros.

La idea de las autoridades es impulsar este programa para que los alumnos puedan ir rotando y cumplan con un buen descanso. Por lo que quienes quieran anotarse como voluntarios pueden acceder al formulario de registro que se encuentra en la página www.unp.edu.ar. O solicitando información al mail puplec19@unp.edu.ar

“El trabajo de los docentes y los alumnos es muy bueno porque lo hacen de manera desinteresada y desde la vocación. Es muy importante el compromiso de los chicos porque están en el lugar y acompañan a la población pese a que todavía no son profesionales, pero están al pie del cañón trabajando con nuestra comunidad”, aseguró.

En este sentido, Sebastián consideró que hay que seguir cuidándose para evitar más casos positivos de coronavirus. “Yo trabajo en el Hospital Regional y en un Centro de Salud y al conversar con las mamás y los papás comentan que se ha dejado de lado el cuidado y que hay un grupo de personas que no tienen conciencia de lo que implica el coronavirus”, cuestionó.

“La situación de Comodoro y la provincia es muy severa. Tenemos que tomar conciencia que nos tenemos que cuidar nosotros. Tenemos que disminuir las reuniones sociales. Hay que tener cuidado. Ese tipo de conducta en la que nos creemos que por x causa nosotros no nos vamos a contagiar no es real. Y las consecuencias pueden ser para nosotros y nuestro entorno”, destacó el jefe del Departamento de Medicina.

Mediante una conferencia de prensa realizada este viernes, el director del Área Programática Zona Norte, Mauricio Lucero, informó los pormenores del funcionamiento del Programa, que comenzó a aplicarse el último sábado en la ciudad portuaria. «Nuestro objetivo está puesto en la gente sintomática», afirmó el funcionario provincial, solicitando a los vecinos «atender a los voluntarios del programa».

El director del Área Programática Zona Norte del Ministerio de Salud de la Provincia, Mauricio Lucero, brindó este viernes una conferencia de prensa para informar los avances y procedimientos del programa “Detectar”, que fue puesto en funcionamiento el último sábado por autoridades provinciales y nacionales, solicitando la «colaboración y sinceridad» de los vecinos al realizar la encuesta de salud.

En ese sentido, Lucero precisó que «la estrategia del Programa es buena y marca el inicio de una nueva etapa sobre cómo vamos a abordar ésta pandemia», y agregó que «el plan va a convivir con nosotros hasta tener la vacuna».

«El plan Detectar es una herramienta para buscar e identificar los casos positivos de Covid-19 y sus contactos estrechos, tratamos de marcar un orden de prioridad, pero tenemos pensado concurrir a todos los barrios», dijo Lucero, precisando que «hacemos una búsqueda activa de personas con síntomas compatibles y sospechosos y mediante la entrevista confirmamos los casos, aislando a la persona o no y solicitando un hisopado para confirmar datos».

Asimismo, Lucero solicitó la «colaboración y sinceridad» de los vecinos al realizar la encuesta, «la cual dura menos de diez minutos», y remarcó que «necesitamos hacer una selección de pacientes para lograr determinar la cadena de contagios, y la sinceridad es fundamental en la entrevista».

«El plan detectar es una búsqueda activa de casos sospechosos y la gente del barrio puede acercarse si tiene dos o más síntomas», aclaró el Director del Área Programática Zona Norte.

«Del 60% de la gente que visitamos en la casa, hemos sacado casi 60 casos sospechosos por día. Aspiramos a captar la mayor cantidad de casos sospechosos, nuestro objetivo está puesto en la gente sintomática», concluyó Lucero.

El desarrollo se pondría en marcha en septiembre. Permitirá un mejor diagnóstico remoto y reducirá los riesgos de contagio por el contacto físico entre médicos y pacientes.

Un grupo de investigadores de Luxemburgo planea poner en marcha en septiembre un sistema para detectar el coronavirus através de la voz y la tos, lo que permitirá un mejor diagnóstico remoto y reducirá los riesgos de contagio por el contacto físico entre médicos y pacientes, explicó el responsable de la iniciativa, Muhannad Ismael.

El proyecto conocido como “Detección del COVID-19 mediante análisis de tos y voz” (COVID-19 Detection by Cough and Voice Analysis en inglés), plantea un “enfoque innovador”, basado en la inteligencia artificial, para detectar el virus en función de los patrones de voz y tos de las personas afectadas, explicó Ismael a la agencia de noticias EFE.

“Las afecciones respiratorias, como la tos seca, el dolor de garganta y la disnea causadas por la Covid-19 pueden hacer que las voces de los pacientes sean diferentes, creando firmas de voz identificables, que pueden ser reconocidas utilizando nuestro sistema”, precisó.

Para desarrollar el sistema hay que recopilar un gran número de registros de voces y grabaciones de tos, que después son procesados a través de una serie de métodos, a fin de eliminar los ruidos e identificar los patrones de tos y voz.

“La capacidad para identificar con éxito a los pacientes con Covid-19 a partir de sus voces depende en gran medida de la recopilación de un gran conjunto de datos que contenga voces y toses de pacientes con Covid-19”, agregó el responsable del proyecto.

La universidad de Cambridge y la de Carnegie Mellon ya desarrollaron una aplicación y una plataforma, respectivamente, para recopilar datos y crear algoritmos de Inteligencia Artificial que permitan detectar automáticamente si una persona está infectada con Covid-19, a partir de su forma de toser o de hablar.

Sin embargo, todas las iniciativas hasta ahora sirven para recopilar datos pero no hay ninguna aplicación disponible para detectar el coronavirus a partir de la voz y la tos, aseguró a EFE Ismael.

Trabajan en un sistema para detectar coronavirus a través de la voz y la tos: «Nuestra idea se inspira en investigaciones avanzadas (…) para el análisis de sonido, como reconocer automáticamente a las personas afectadas por un resfriado por la acústica de su voz o distinguir entre tos seca y húmeda», completó.

El sistema no pretende reemplazar a los test de coronavirus, sino ser complementario, proporcionando «una evaluación auxiliar preliminar del estado de salud» de amplios grupos de población, sin poner en peligro a los profesionales de la salud, añadió.

«Podría usarse como una herramienta de asistencia para la toma de decisiones clínicas para la selección de candidatos que tendrán prioridad en las pruebas de laboratorio estándar, cuando el número de pruebas sea limitado y deba usarse con poca frecuencia», explicó Ismael.

La plataforma que recopilará los datos y será lanzada en septiembre, estará accesible en ocho idiomas (inglés, francés, alemán, luxemburgués, español, ruso, serbio y árabe) para llegar al mayor número de participantes de todo el mundo.

Además de los datos vocales, reunirá información sobre la edad, el sexo, el país, los hábitos de fumar, los síntomas, las comorbilidades (por ejemplo, asma, alergias o enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y el estado de las pruebas de Covid-19.

Financiado por el Fondo Nacional de Investigación de Luxemburgo, en el proyecto participan investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Luxemburgo y la Universidad de Luxemburgo, con el apoyo del Instituto de Salud del país

Según los últimos datos de la cartera sanitaria, la provincia de Buenos Aires tiene 1.800 barrios populares y el porcentaje de infectados de coronavirus es del 18,5% sobre el total de contagios en el territorio bonaerense.

El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires realizará esta semana operativos de detección del coronavirus en barrios populares de más de 15 distritos de la zona metropolitana del AMBA, se informó hoy.

De acuerdo al cronograma de la cartera sanitaria provincial, los operativos estarán en barrios de los partidos bonaerenses de San Martín, San Miguel, Escobar, Lomas de Zamora, Avellaneda y Quilmes.

Los equipos del Ministerio de Salud también estarán en barrios populares de Berazategui, Lanús, Ezeiza, General Rodríguez, Merlo, Hurlingham e Ituzaingó.

Además abarcará a los municipios de Moreno, Berisso, La Plata, La Matanza y Ensenada.

A comienzos de marzo, una semana después de que se registrara el primer caso confirmado de Covid-19 en el país , Diego Comerci, investigador del Conicet y de la Universidad Nacional de San Martín, se encontró con funcionarios del gobierno nacional para hacerles una propuesta: en lugar de invertir una donación en importar tests, él desarrollaría la máquina para hacer los kits en el país y cedería gratis los 10.000 primeros. De ese modo, argumentó, no solo se impulsaría a dos compañías tecnológicas nacionales, sino que se ganaría independencia y se generarían productos exportables.

Comerci, biólogo y doctor en biotecnología, sabía de lo que hablaba: menos de un mes antes, el 17 de febrero de este año, había presentado un kit diagnóstico de bajo costo para detectar el dengue sin necesidad de equipos complejos ni profesionales especialmente entrenados.

Para hacer una prueba de detección viral del SARS-CoV-2 , el cofundador de Chemtest (empresa incubada en su universidad gracias a un programa de financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología) decidió aliarse con otro emprendimiento de base tecnológica, pero esta vez de la Universidad de Quilmes, Productos Bio-Lógicos (PB-L), creado por Marcos Bilen. El resultado es ELA Chemstrip, una prueba capaz de revelar la presencia del virus en individuos incluso sin síntomas, en alrededor de una hora y sin necesidad de equipamiento costoso, como el que se emplea en la RT- PCR.

«Convoqué a la gente de la Unqui, a quienes conocía porque los había visto en el concurso Innovar del año pasado -cuenta Comerci-. Vi que ellos tenían una tecnología que, si la juntábamos con la nuestra, nos permitirían hacer un muy buen test. Se armó un grupo bárbaro de 25 personas, hubo que repatriar a tres chicos que estaban varados en Alemania y Colombia, tuvimos que procesar 30 órdenes de compra internacionales de equipamiento e insumos claves por 280.000 dólares en medio de una batalla mundial por los recursos, pero gracias a la cooperación del Ministerio, del Registro de Organismos y Entidades Científicas y Tecnológicas (Roecyt), de la Agencia de Promoción I+D+I, de la AFIP, de la Aduana, de Anmat, Aerolíneas y Cancillería, pudimos crear un test que anda muy bien».

Como el Neokit, desarrollado por el Instituto Milstein y el Laboratorio Cassará, el ELA Chemstrip también se basa en la amplificación del ARN viral utilizando calor (» amplificación isotérmica «). Pero en este caso, en lugar de utilizar enzimas adquiridas en el extranjero, trabajan con las obtenidas de un microorganismo 100% argentino. O, más precisamente, salteño.

Crean un test bien "criollo" para detectar el SARS-CoV-2

Una bacteria «gauchita»

La tecnología » Easy loop amplification o ELA» se desarrolló a partir de una bacteria termófila que Bilen descubrió en 2002, en barros de unas vertientes naturales de aguas termales mientras recorría la Puna a caballo acompañado por su padre. «Ya había terminado mi licenciatura en biotecnología -cuenta el investigador en un comunicado de la Unsam-. Las muestras las mantuvimos congeladas en un freezer hasta 2012». Junto con Daniel Ghiringhelli y Julian Bergier las descongelaron, purificaron y aislaron la polimerasa (enzima capaz de transcribir ácidos nucleicos) que modificaron por ingeniería genética para dotarla de una mejor capacidad de amplificar exponencialmente fragmentos de ARN. Por otro lado, le introdujeron varias mejoras que le proporcionan una alta especificidad.

Para validar el primer test molecular rápido de Covid-19 de América Latina, trabajaron junto con el Instituto Malbrán; primero en la puesta a punto, después sobre un panel de 150 muestras de ARN extraído de hisopados, y después en 50 más que recibieron directamente del Barrio Mugica. «Estamos en un 100% de especificidad y en un 95%/98% de sensibilidad -destaca Comerci-. Donde podemos tener alguna falla es en personas que están en recuperación y en las que la cantidad de virus es muy, muy, muy baja o esporádica. Pero el test no está pensado para eso, sino para el análisis masivo, en forma lo más rápida posible, en los lugares donde hay brotes. Después, una vez que se identifica al paciente, lo sigue el Malbrán. Esa creo que va a ser la rutina de trabajo. La idea es equipar unidades móviles y poder ir a lugares donde no se cuenta con la infraestructura indispensable».

El ELA-Chemtest llega a detectar la presencia de apenas 25 partículas virales , lo que permite identificar individuos incluso casi sin síntomas. «En 25 vimos una de cuatro, en 50 vimos dos de cuatro y en 100 vimos cuatro de cuatro -precisa Comerci-. Después habrá que ver si eso se mantiene en muestras de saliva. Por los datos que tenemos, en una persona infectada, la cantidad de partículas virales que queda en el hisopo puede ir de uno a cien millones. Esto explicaría su gran transmisibilidad».

Crean un test bien "criollo" para detectar el SARS-CoV-2

Otra diferencia que le incluyeron a este test es un control interno para asegurarse que el proceso de extracción del material genético del hisopo fue bien realizado, lo que reduce el riesgo de falsos negativos . Al terminar la reacción a 60 grados, que dura alrededor de 45 o 50 minutos, se introduce una tirita reactiva durante alrededor de otros diez minutos y, si las dos bandas aparecen coloreadas, quiere decir que el resultado es positivo. Esa tira se puede guardar, encarpetar o escanear para tener un registro. Por lo pronto, ya están garantizadas unas 100.000 determinaciones.

Según explicó Enio García, jefe de asesores del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a la brevedad empezarán a probar estos tests desarrollados localmente porque «hay que ver cómo funcionan en el territorio, que es distinto de analizarlos en el laboratorio».

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) desarrolló un sistema,  que ya se aplicó en 18 provincias, para facilitar, agilizar y disminuir los costos de atención derivados de los problemas visuales; se aplica en niños y niñas de sala de 4 y 5 años y de sexto grado.

Supervisores, directores y docentes de distintas escuelas de la meseta provincial, participaron hoy en Gan Gan de una capacitación sobre prevención visual que ofreció Mario Aguilar, del  Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

A partir de un acuerdo suscripto en marzo último entre el Gobierno provincial y el INTI, se ponen en marcha una serie de acciones concretas y estrategias de intervención en las áreas de salud y discapacidad.  Para eso, capacitarán a referentes vinculados con la discapacidad, a directivos, supervisores y docentes y a quienes desempeñan tareas en áreas como Familia y Desarrollo Social para convertirlos en formadores.

En la práctica el acuerdo se traducirá en distintos programas, como el de prevención visual y auditiva, dispositivos para adultos mayores y el de aro magnético.

Tamizado visual

En el convenio firmado en marzo se sustenta la actividad desarrollada hoy en Gan Gan que apunta a que se instrumente cada año, en todas las escuelas de Nivel Inicial (para pequeños de 4 y 5 años) y de Nivel Primario (sexto grado), un tamizado visual preventivo que tiene como objetivo facilitar, agilizar y disminuir los costos de atención derivados de los problemas visuales, en una acción pensada para aplicar en forma articulada entre las carteras de Educación y Salud.

“Nos enfocamos en escuelas de la meseta porque las distancias con los centros urbanos muchas veces son una barrera para realizar en tiempo y forma controles muy necesarios, como el que se solicita por ejemplo en edad preescolar”, dijo Diana Brunt, directora general de Educación Especial.

La convocatoria se hizo extensiva a docentes y directores de las escuelas 30, de Gastre; 33, de Gan Gan; 62, de Yala Laubat; 63, de Chacay Oeste; 92, de Sepaucal; 95, de Telsen; 117, de Lagunita Salada y 128, de Blancuntre.

Identificar y derivar

Desde el INTI explicaron que para la prevención visual se capacitará a los docentes en cómo realizar el examen a través del cartel oftalmológico de lectura que ellos mismos diseñaron y también sobre cómo registrar los resultados.

Para graficar el impacto obtenido con el tamizado visual, el referente del INTI informó que en 150 escuelas correspondientes a 18 provincias, de los 40.000 niños evaluados un 8% resultó con problemas visuales que fueron derivados a la atención oftalmológica.

“La cantidad de oculistas y su distribución geográfica, sumado al tiempo necesario y al costo que insume a las familias, hacen imposible la atención profesional de todas las personas. El tamizado permite superar este obstáculo al reducir el número de personas que requieren atención en más de un 90% para que la capacidad profesional de cada lugar pueda atender las necesidades identificadas”, explicaron desde el INTI.

Creación del INTI

El cartel oftalmológico, aprobado por el Ministerio de Salud de la Nación, es un diseño realizado por el equipo del área de Tecnologías para la Salud y la Discapacidad del INTI que tuvo la idea para prevenir los problemas visuales y saber cuándo es hora de consultar al oftalmólogo.

“El cartel de lectura oftalmológico representa una de las herramientas básicas, simples, masivas y efectivas para la primera detección de problemas visuales”, sostienen.

El cartel muestra signos similares a una ‘E‘, dibujados en cinco tamaños de mayor a menor, ubicados patas para arriba, para abajo y a los costados. La persona evaluada debe distinguir cuál es la orientación de las líneas paralelas de las figuras existentes en la fila 5.

Puede descargarse desde: http://www.inti.gob.ar/carteloftalmologico/