Tag

destrucción

Browsing

El director de esa organización considera que ningún país es inmune y ninguno puede asegurar que cuenta con un sistema de salud fuerte.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió este viernes que es indispensable fortalecer los sistemas de salud ante el «peligroso virus invisible que causa destrucción», en referencia al coronavirus.

Haciendo énfasis en que el mundo está en la «fase de pánico» de la enfermedad, Ghebreyesus cree que antes de pensar en el levantamiento de las restricciones, cada nación debe considerar si la transmisión del virus está controlada, si hay suficientes servicios médicos disponibles y si se están minimizando los riesgos de brotes en entornos especiales, como centros de atención que no son de urgencias.

«Ningún país es inmune. Ningún país puede afirmar que tiene un sistema de salud sólido. Tenemos que ser realmente honestos y evaluar y abordar este problema», agregó el alto funcionario, enfatizando en «tratar de aprender» en esta crisis a identificar cuáles son la brechas en cada territorio.

«Los países que tienen relativamente el sistema de salud más fuerte se han visto sorprendidos por esta pandemia. Esto muestra que cualquier sistema podría tener vacíos y deberíamos tener la humildad de ver hasta qué punto está preparado nuestro sistema, dónde están los vacíos y cómo podemos mejorarlo en el futuro», subrayó Ghebreyesus.

De acuerdo con Ghebreyesus, aunque la OMS «quiere ver las restricciones levantadas tanto como cualquiera» un decisión apresurada al respecto podría resultar contraproducente. «La bajada puede ser tan peligrosa como la subida si no se maneja adecuadamente», recalcó.

En sus declaraciones, Tedros hizo hincapié en que pese a la «deceleración» de la epidemia en algunos países europeos, como Italia, Alemania, España y Francia, existe una «alarmante aceleración» de casos de covid-19 en varios países, especialmente de África.

En este momento la OMS ha detectado varios casos, que incluyen propagación comunitaria, en 16 naciones de ese continente sin una fuente conocida; un fenómeno que representa una amenaza para los sistemas de salud de esa región, ya sobrecargados de por sí.

«Una tendencia alarmante»

Por otro lado, el director del organismo expresó su especial preocupación por el alto nivel de trabajadores de la salud infectados en todo el mundo. Según afirmó, en algunos países los informes indican que hasta el 10% de ese sector está infectado con covid-19.

Según la evidencia, en países como Estados Unidos y China, algunos de esos empleados se están contagiando fuera de las instalaciones de atención médica. Mientras tanto, dentro de esos centros, son los miembros del personal poco entrenados e inexpertos en el trato con patógenos respiratorios, como el coronavirus, los que más están expuestos al tratar pacientes infectados.

«Esta es una tendencia alarmante. Cuando los trabajadores de salud están en riesgo, todos estamos en riesgo», acentuó el director.

Un fuerte terremoto causó al menos 21 muertos y más de mil heridos en el este de Turquía, donde los equipos de rescate aún buscan a sobrevivientes entre los escombros de edificios derrumbados.

El ministro del Interior, Suleyman Soylu, informó que 30 personas están desaparecidas tras el sismo de magnitud 6,8 registrado ayer a las 20.55 en el distrito de Sivrice, en la provincia de Elazig.

Según un revelamiento de las autoridades turcas, al menos cinco edificios se derrumbaron en la ciudad de Sivrice y otros 25 quedaron destruidos en la región de Malatya, dijo el ministro de Medio Ambiente y Urbanismo, Murat Kurum.

La Presidencia de Manejos en Desastres y Emergencias de Turquía (AFAD) detalló que 17 personas murieron en Elazig y cuatro más en Malatya, y en total unas 1030 personas sufrieron heridas.

Sin embargo, los equipos de rescate aún buscan víctimas en un edificio de cinco plantas que se derrumbó en una aldea a unos 30 kilómetros de Elazig, donde una persona fue sacada viva entre los escombros.

«Fue horrible, los muebles se nos cayeron encima. Salimos corriendo», explicó Melahat Can, de 47 años, que vive en la ciudad de Elazig. «Pasaremos los próximos días en una granja fuera de la ciudad», dijo.

Zekeriya Gunes, de 68 años, explicó que un edificio situado a 200 metros de su casa se derrumbó. «Todo el mundo salió a la calle. Fue muy potente, espantoso», declaró a AFP.

El presidente turco, Recep Tayyp Erdogan, anunció que se ordenaron «todas las medidas necesarias» para atender a las zonas afectadas y que envió a varios ministros al lugar.

«Con todas nuestras instituciones estamos al lado de nuestro pueblo», indicó en un mensaje publicado en Twitter.

Mientras tanto, las salas deportivas, las escuelas y las bibliotecas abrieron sus puertas por la noche para proteger del frío a las personas que tuvieron que huir de sus hogares después del terremoto.

Más de 200 réplicas

Tras el terremoto se produjeron 228 réplicas, las más fuertes con magnitudes de 5,4 y 5,1, apuntó la AFAD.

Turquía, atravesada por varias fallas

En 1999, un terremoto de magnitud 7,4 sacudió el noroeste del país y causó más de 17.000 muertos, un millar de los cuales en Estambul.

El último sismo potente se produjo en 2011 en la provincia de Van, al este. Fue de magnitud 7,1 y mató a 600 personas.

En septiembre, un sismo de magnitud 5,7 sacudió Estambul, capital económica del país. Según los expertos, es posible que esa ciudad, de 15 millones de habitantes, se vea afectada por un terremoto importante en cualquier momento.

 

En menos de dos horas, tres fuertes sismos sacudieron la sureña isla filipina de Mindanao, el primero de los cuales, de magnitud 6,8, mató a una niña de seis años.

La Agencia de Información de ese país indicó que la pequeña murió cuando la remezón derrumbó la vivienda donde vivía en la localidad de Matanao, provincia de Davao del Sur.

Al menos unas 14 personas resultaron heridas durante diversos episodios asociados al terremoto, registrado a las 14:11, hora local.

Grupos de rescatistas remueven los escombros de un edificio de tres plantas que se desplomó en la localidad de Padada en busca de eventuales víctimas.

El presidente, Rodrigo Duterte, estaba de visita en la zona junto a su hija Kitty, pero los dos se encuentran bien, confirmó el portavoz de la casa de gobierno, Salvador Panelo.

Unos 20 minutos después el sismo fue seguido por otro de magnitud 4,9, mientras un tercero de magnitud 5,7 ocurrió a las 15:09 horas.

Algunas televisoras locales y usuarios de las redes sociales lograron filmar vídeos en los que se ven edificios conmocionados por los movimientos telúricos.

A fines de octubre, dos temblores de magnitudes 6,6 y 6,5 en la propia Mindanao mataron a una veintena de personas y más de 400 resultaron heridas.

Formado por unas siete mil islas, el archipiélago filipino se asienta sobre el Anillo de Fuego del Pacífico, que al concentrar algunas de las zonas de subducción más importantes del planeta, lo convierte en escenario de frecuentes y violentos fenómenos sísmicos y vulcanológicos.

El tifón Tisoy golpeó Filipinas a inicio de semana con la fuerza de un huracán de categoría 4, y ahora atraviesa el país asiático dejando un rastro de destrucción.

El tifón Tisoy, el único ciclón que se registra actualmente en los trópicos, ha causado destrucción y muerte en Filipinas desde que alcanzó las costas de ese país el lunes con una potencia equivalente a la de un huracán de categoría 4.

Para el martes, según informa AP citando cifras oficiales, al menos cuatro personas habían perdido la vida y varias habían resultado heridas en el país asiático a causa de caídas de árboles y techos, entre otros percances ocasionados por el fenómeno natural.

Las autoridades filipinas, sin embargo, aseguraron que el número de víctimas habría sido más elevado de no ser por la pronta evacuación de cientos de miles de residentes de zonas por las que se proyectó el paso del tifón Tisoy, también conocido como Kammuri.

El ciclón sorprendió a los meteorólogos por haber pasado en menos de 24 horas del equivalente a un huracán de categoría 1 a uno de categoría 4, que según el Centro de Huracanes de EE.UU. equivale a un riesgo «catastrófico» de daños. Lo hizo justo antes de tocar tierra, lo que ha maximizado su amenaza al país.

Para este 4 de diciembre a las 08:00 GMT, el tifón se situaba 275 kilómetros al noroeste de la ciudad de Calapán (Mindoro Oriental) tras haber atravesado Filipinas de este a oeste. Su fuerza disminuyó a la de una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora.

Más de 1.100 personas en la región de Luzón Central han sido evacuadas como medida de precaución al tiempo que el ciclón abandona las costas filipinas. Para el martes en la tarde, 508 vuelos internacionales y nacionales habían sido cancelados en el aeropuerto internacional de Manila. Así lo informó el Diario RT.

En un acto por al 130° aniversario de la central obrera española Unión General de Trabajadores (UGT), la ex mandataria brasileña aseguró que en cuanto llegó al poder, Bolsonaro «dio comienzo a su proceso de destrucción de la Amazonia».

La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acusó al actual mandatario Jair Bolsonaro de aprovechar los masivos incendios forestales en la zona de la Amazonia y facilitar la devastación para favorecer proyectos de explotación mineral.

«No es casual, son acciones deliberadas que pretenden entregar partes de la Amazonia» a las grandes empresas, señaló Rousseff desde Madrid.

«Bolsonaro quiere las maderas de la Amazonia, de gran calidad. Quiere criar ganado y hasta plantar, pero el principal objetivo es la exploración mineral: hay oro, potasio, tierras raras…», enfatizó la ex mandataria según informó al agencia de noticias EFE.

Rousseff ya se había manifestado en contra de las políticas del actual presidente en torno a la Amazonia.

“Está destruyendo no solo el Amazonas, sino la soberanía de Brasil. El país tiene un área de preservación que es 11 veces el tamaño de España. Todo esto está siendo amenazado”, dijo Rousseff en una entrevista que brindó a El País el pasado miércoles

El terremoto, de 5,8 en la escala de Richter, dejó como consecuencia 22 muertos, más de 300 heridos y enormes pérdidas económicas.

Un poderoso sismo de magnitud 5,8 en la escala de Richter remeció el noreste de Pakistán este martes. Las consecuencias fueron dramáticas: decenas de viviendas y negocios destruidas, calles y rutas quebradas en cientos de pedazos y al menos 22 muertos y más de 700 heridos, de acuerdo a la información oficial de las autoridades del país.

El sismo dañó gravemente una ruta crucial en Mirpur, en la parte de Cachemira. El ministro de Información de la región, Mushtaf Minhas, dijo que 22 personas, incluidas mujeres y niños, murieron al derrumbarse paredes y techos.

«Estamos enviando carpas, alimentos y otros artículos esenciales a las personas afectadas por el terremoto. Enfrentamos una tragedia, pero haremos lo posible por rehabilitar a las personas afectadas lo antes posible», dijo a la agencia AP.

Mahboob Ahmed, un médico en un hospital cerca de Mirpur, dijo que trataron a 700 personas, la mayoría de las cuales recibieron el alta o fueron enviadas a un hospital con mejores instalaciones.

En un hospital cerca de Mirpur trataron a 700 personas. (AFP)

En un hospital cerca de Mirpur trataron a 700 personas. (AFP)

Raja Qaiser, un vicecomisionado, dijo que los rescatistas erguían transportando víctimas a los hospitales. Se declaró la emergencia en toda la Cachemira paquistaní.

Imagen tomada con un teléfono móvil de una carretera dañada en el área afectada por el sismo. (Xinhua/Str)

Imagen tomada con un teléfono móvil de una carretera dañada en el área afectada por el sismo. (Xinhua/Str)

Una ruta principal de Mirpur sufrió daños graves, lo que causó accidentes vehiculares.. (AFP)

Una ruta principal de Mirpur sufrió daños graves, lo que causó accidentes vehiculares.. (AFP)

Un periodista de AP vio decenas de viviendas dañadas en un camino hacia Mirpur, donde los médicos atendían a las víctimas a la intemperie debido a la escasez de camas en el hospital principal.

Un periodista vio decenas de viviendas dañadas en un camino hacia Mirpur. (EFE)

Un periodista vio decenas de viviendas dañadas en un camino hacia Mirpur. (EFE)

La TV mostró caminos agrietados, viviendas, negocios y vehículos dañados. Una brecha en el canal principal provocó inundaciones que sumergían aldeas.

El epicentro del temblor se registró cerca de Jehlum. (EFE)

El epicentro del temblor se registró cerca de Jehlum. (EFE)

Según el Departamento Meteorológico de Pakistán, el epicentro del temblor se registró cerca de Jehlum, en las montañas de la provincia de Punjab. En todo el país se estremecieron paredes, y la gente salió a las calles.

Las calles de la región quedaron partidas.(Foto: EFE)