Tag

Despedidos

Browsing

Un grupo de trabajadores de la pesquera P&Q realizó una protesta en la puerta de la planta que la empresa tiene en el Parque Industrial Liviano, ante el despido sin indemnización de once trabajadores. Osvaldo González, secretario progremial del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (Stia), explicó que “el dueño de la empresa mandó el telegrama de despido acusando que no tiene materia prima.

El despido es sin justa causa, esperamos las 72 horas para que pague la liquidación y no lo ha hecho. Tampoco ha pagado la segunda quincena del mes de octubre”.

POCO CREÍBLE

P&Q trabaja con pescado, merluza, vieiras y langostinos y los trabajadores despedidos tenían entre cinco y diez años de antigüedad: “Nosotros hemos tenido una conversación con el secretario de Pesca Awstin que nos va a recibir el jueves para ver si le podemos encontrar una solución. Nuestra intención es mantener las fuentes de trabajo”.

Respecto a la falta de materia prima, González señaló una supuesta mala administración: “Estuvo trabajando con otras empresas y el rumor es que el dueño es una persona no creíble. Tenemos contacto directo con él y nos dijo que iba a ir a la Secretaría de Trabajo para presentar un plan de pago”, resaltó el Chubut.

Los telegramas llegaron hace más de una semana y los trabajadores esperan continuar con la fuente de trabajo y poder cobrar lo adeudado, pero no en plan de pago, sino la totalidad de una sola vez.

De los 60 despidos en distintos yacimientos del país, al menos 20 serían geólogos, mientras que el resto son empleados calificados del mismo sector de exploración. En Comodoro, la medida alcanza a cinco puestos de trabajo.

A pocos días de las elecciones y con un inminente cambio de gobierno, que definirá nuevas metas en materia energética para el país, la petrolera YPF despidió la semana pasada a 60 profesionales del área de exploraciones, entre los cuales cinco profesionales se desempeñaban en Comodoro Rivadavia. La medida refleja una retirada de la exploración en áreas maduras, entre las que se cuenta la cuenca San Jorge, para concentrarse en los no convencionales.

Si bien la tendencia de la compañía que es controlada en un 51% por el Estado nacional ya era conocida, al priorizar fuertemente a Vaca Muerta por sobre el resto de las áreas del país, la decisión provocó sorpresa por tomarse a pocas semanas de un cambio de gobierno, cuyos equipos técnicos para el área energética vienen planteando una mirada distinta, apuntando a la complementariedad de las cuencas en lugar de apostar todas las fichas a una sola.

De los 60  despidos en distintos yacimientos del país, al menos 20 serían geólogos, mientras que el resto son empleados calificados del mismo sector de Exploración. En Comodoro, la medida alcanza a cinco puestos de trabajo, mientras que otros integrantes del área se habrían reubicado en los últimos meses.

Semanas atrás, el CEO de la compañía, Daniel González, advirtió que está en revisión la actividad de los cuatro equipos perforadores que venían operando en Chubut, confirmando en esa oportunidad que tendrán continuidad los dos perforadores que venían desempeñándose en Santa Cruz.

Despedidos de la empresa norteamericana Kimberly Clark cortaban esta mañana, desde las 7, el acceso al Puente Pueyrredón, en la subida de la avenida Mitre, como parte de un plan de lucha en reclamo de la reapertura de la planta de Bernal y «en defensa de 200 puestos de trabajo».

Ante la anunciada decisión de los manifestantes de cortar la circulación en el acceso que une el sur de la ciudad de Buenos Aires con el partido bonaerense de Avellaneda, la Gendarmería Nacional desplegó la «supervalla».

La protesta fue dispuesta «luego de presentar un plan productivo» elaborado por los trabajadores, que «rechaza el preventivo de crisis» de la multinacional y exige que «la empresa levante el lock out y garantice la continuidad de la planta con todos los trabajadores en sus puestos», dice un comunicado.

En una Chubut sacudida por la rebelión de la docencia y los estatales que reclaman el cobro de sus salarios, la patronal de Aluar comunicó el martes su decisión de despedir a dos trabajadores y suspender a otros tres por dos días sin goce de sueldo. Inmediatamente, la reacción de los metalúrgicos y su Comisión Interna fue resolver un paro total en la planta, para exigir que retrotraiga los despidos y las sanciones.

La empresa, que monopoliza la producción primaria de aluminio en el país, procedió a este ataque luego de que los trabajadores no ingresaran a su turno laboral el día 19 de septiembre, cuando estatales y docentes bloquearon con piquetes los accesos a la fábrica, en el marco de una jornada de cortes en toda la provincia y paro nacional de la docencia tras los fallecimientos de las maestras Jorgelina Ruiz Díaz y María Cristina Aguilar. Esta medida, así como los posteriores bloqueos a los pozos petroleros, es una expresión de la comprensión que tienen los trabajadores chubutenses de que la quiebra del Estado provincial es producto del saqueo de un puñado de grandes empresas.

Según informaron en comunicados, la patronal de Madanes (que además de ser el “rey del aluminio” es el dueño de Fate) intentó ingresar tres colectivos con trabajadores por un acceso alternativo, destinado al ingreso y egreso de material. “Los trabajadores afectados, al ver que los estaban ingresando por un acceso no habilitado al ingreso de personal, con los riesgos que implicaba eso, consultando previamente a los delegados y siendo informados que solo podría ingresar personal de actas esenciales, decidieron hacer caso al acuerdo establecido y no ingresar a la empresa”.

La ofensiva de Aluar tiene un objetivo disciplinador, en represalia a esta acción de solidaridad de clase que llevaron adelante los metalúrgicos. Es que el Chubutazo de estatales y docentes generó además la adhesión de Camioneros que realizó dos paros solidarios, cosechó el apoyo de obreros petroleros y de la construcción a los piquetes en Comodoro y Sarmiento, y a su vez estos sectores participaron –sumada la UOM- de la marcha de 30.000 personas que recorrió Comodoro Rivadavia tras el ataque de la patota de “Loma” Ávila a los cortes de ruta. Son muestras notables del estado de ánimo de los trabajadores en una provincia donde se extiende el grito de “¡Fuera Arcioni!”. A ello hay que agregar los dos paros nacionales docentes, y los piquetes y actos que se realizaron en todo el país por el triunfo de los trabajadores de Chubut.

Por la tarde del jueves, el Ministerio de Trabajo hizo llegar su resolución de dictar conciliación obligatoria para abrir una instancia de negociación entre la empresa, el gremio y la Comisión Interna, retrotrayendo las sanciones y desvinculaciones. Los trabajadores resolvieron acatar la medida, pero se mantienen expectantes al curso que siga la negociación.

La reacción de los metalúrgicos de Aluar es un ejemplo, y marca un camino para los otros rubros del sector privado que también sufren embates, como es el caso de las amenazas de 850 despidos por la baja de equipos petroleros. La unidad de los trabajadores es el punto de apoyo fundamental para derrotar al gobierno hambreador y la ofensiva de las patronales, informó Prensa Obrera.