fbpx
Tag

Desempleo

Browsing

Pasó de 7.600 a 7.000 empleados

Lo dio como misión cumplida su presidente, tal como acordó a principios de 2018 con el ex Ministerio de Modernización.

El tema presupuestario siempre es crucial en el INTA, pero su presidente Juan Balbín justifica una mirada positiva tras pasar “un año duro. Hemos hecho un achique de planta, en un convenio con Modernización, por el cual hemos pasado de una dotación de 7.600 a 7.000 personas. Hemos cumplido con eso a través de jubilaciones y acuerdos con gente que ha tomado el retiro voluntario. El presupuesto es acotado pero esperamos ser eficientes para sostener el funcionamiento vital del INTA”.

Hay una idea instalada en la opinión pública sobre el INTA, compartida con otras instituciones del Estado, que valora los aportes al desarrollo agropecuario y el personal técnico valioso con que cuenta, pero que a la vez considera que la cantidad de gente le limita el aprovechamiento de recursos. Consultado sobre el particular, Balbín ofreció su visión: “El INTA debe definir muy claramente cuáles son los objetivos, cuál va a ser el alcance y cuáles son las posibilidades del Estado de sostenerlo. De acuerdo a eso, serán las cantidades de actividades que haga y en función de eso los recursos”.

El presidente se muestra convencido de que “hoy los recursos más importantes que tiene el INTA son los humanos. Determinar si está sobredimensionado o no depende mucho de lo que creemos necesita el país para su desarrollo. Yo no tengo una sensación de ni más ni menos, me parece que lo tenemos que adecuar a las posibilidades y tener una enorme responsabilidad como Instituto de generar las respuestas en función de los objetivos institucionales”.

Y concluyó: “Queremos estar sobre las cosas, ser positivos y proactivos hacia una sociedad a la que le aportamos conocimiento y oportunidades de trabajo. En la medida que prioricemos acciones, van a tener mayor impacto”.

Clarin

Las consecuencias de las políticas recesivas implementadas durante los últimos tres años se conjugaron con la crisis petrolera para destruir 27.255 puestos de trabajo privados y en blanco en la Patagonia. Salvo en Neuquén, que sobrellevó la situación gracias al impulso de Vaca Muerta, todas las demás provincias perdieron una gran cantidad de trabajo genuino.

Desde octubre de 2015 y hasta octubre de 2016 se destruyeron 27.255 puestos de trabajo en el sector privado formal de la Patagonia. Así surge de los datos aportados por el SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) que depende de cartera de Trabajo nacional. Dicho panorama significó un achicamiento del 6,4% del empleo regional en el período de tres años.

Hasta agosto pasado, los números oficiales mostraban que se venía produciendo una tenue recuperación respecto del año anterior; pero esa tendencia se rompió durante los meses de septiembre y octubre, ya que volvió a declinar el trabajo privado posicionándose por debajo de los empleos registrados en 2017 durante esos dos meses.

Neuquén, la excepción

De las cinco provincias patagónicas la única que no padeció las mismas penurias en el empleo privado fue Neuquén, la que por el impulso dado a Vaca Muerta consiguió escaparle a la marcada declinación y cerró los tres años con resultados positivos que le posibilitar sumar solamente 1.918 puestos de trabajo a lo largo de tres años; de no haber sido por la actividad petrolera no convencional neuquina los resultados regionales serían aún más lapidarios.

La más grande pérdida de empleo privado en la Patagonia se produjo durante el primer año del macrismo, ya que los puestos de trabajo destruidos fueron 22.927, reflejando la combinación de la primera recesión del Gobierno de Cambiemos con los coletazos de la crisis internacional de crudo.

Con un barril que había declinado a la mitad de su valor, los subsidios a la industria petrolera para sostener el precio interno no lograron evitar los despidos en el sector; a los que se sumó una oleada de cesantías generadas en el resto de los sectores privados como consecuencia del achicamiento de la economía –según publica El Extremo Sur-.

Santa Cruz, la más afectada

Las peores consecuencias de las políticas macristas se produjeron en la provincia de Santa Cruz, donde el empleo privado cayó en 9.076 puestos de trabajo desde octubre de 2015 y hasta el mismo mes de este año. De tamaña cantidad de empleos destruidos en entre los trabajadores santacruceños, 6.654 fueron despedidos en el primer año de Cambiemos, 634 en el segundo y otros 1.788 en el tercero. Esa enorme expulsión de empleados significó en tres años un achicamiento del 14% en la cantidad de trabajadores privados existentes en la provincia.

Un proceso similar atravesó la provincia de Tierra del Fuego que en el período analizado se destruyeron 6.843 puestos de trabajo privados y mostrando una caída del 16% a lo largo de tres años. Al igual que en el caso anterior, la mayor cantidad de despidos se produjo en el 2016 con 5.100 trabajadores menos, alcanzando solamente a 50 despedidos en el 2017 y elevándose las cesantías a 1.693 durante el último año.

En función de la cantidad de empleos destruidos el tercer escalón le correspondió a la provincia de Río Negro, donde se perdieron en tres años 6.890 puestos de trabajo privados; lo que se tradujo en un achicamiento del 6,5%. Entre los despidos rionegrinos la mayor proporción se suscitó en 2016 con 3.593 cesantías, seguidas por 1.569 en el 2017 y otras 1.728 en el tercer año de la gestión Cambiemos.

Sacudón en Chubut

La provincia de Chubut no logró escaparle al sacudón laboral generado por el macrismo y en los tres años analizados perdió 6.364 puestos de trabajo privado, lo que representó un achicamiento del 6,3% de los empleos existentes desde octubre de 2015 hasta octubre de este año. Como en todos los demás casos, el trance más duro se produjo en 2016 con 4.366 despidos, una leve recuperación de 144 empleos en 2017 y una nueva caída en el último año que se tradujo en 2.142 cesantías.

Finalmente surge el caso de Neuquén, que es el único que concluyó el período con datos positivos, aunque los 1.918 nuevos empleos privados representaron solamente 1,7% más que en octubre del 2015. A pesar de que Vaca Muerta venía teniendo un fuerte impulso, en el primer año de Macri se produjeron 3.214 despidos entre los trabajadores neuquinos; situación que se revirtió en el segundo año con la sumatoria de apenas 308 empleos y recién en el tercer año se generó un fuerte impulso que terminó sumando 4.824 puestos de trabajo en dicha provincia.

El Comodorense

La Patagonia presenta un indicador positivo del 5%, aunque sin cambios en relación al mismo período del año pasado.

Las intenciones de contratación más débiles se registran en el sector de la Construcción, con una ENE (Expectativa Neta de Empleo) de -11%, seguido por Transporte & Servicios Públicos con -10%, y el sector Manufacturas con -5%. El único sector con intenciones positivas es Agricultura & Pesca, con un pronóstico de +4%. La Patagonia presenta un indicador positivo del 5%, aunque sin cambios en relación al mismo período del año pasado.

Según la Encuesta de Expectativas de Empleo que realiza la compañía ManpowerGroup, la mayor parte de los empleadores argentinos estima que no habrá oferta de trabajo en el primer trimestre de 2019, con una expectativa negativa de -4%, ubicándose entre las perspectivas de contratación más débiles en los 12 años que lleva realizándose el relevamiento.

Sólo el sector del campo y pesca registran expectativas positivas. En la diferenciación por regiones, la Patagonia aparece con un 5% de expectativas positivas.

Entre los resultados de la Expectativa Neta de Empleo (ENE), se destaca que Las intenciones de contratación más débiles se registran en el sector de la Construcción, con una ENE de -11%, seguido por Transporte & Servicios Públicos con -10%, y el sector Manufacturas con -5%.

La ENE surge de tomar el porcentaje de empleadores que anticipa un aumento en sus dotaciones y restarle el porcentaje de aquellos que esperan una disminución durante el próximo trimestre.

De acuerdo a los más de 800 empleadores argentinos consultados, la ENE se ubica en -4%, lo que refleja que las perspectivas de contratación son las más débiles desde que comenzó la encuesta hace 12 años. La Expectativa muestra una disminución de 6 puntos porcentuales en comparación con el trimestre anterior, y de 12 puntos porcentuales cuando se la compara con el valor arrojado en el mismo período del año pasado.

“Persiste una tendencia a la baja en los niveles de contratación para el comienzo del año, una situación que prolonga la actitud de los empleadores en los últimos tres meses de 2018. No se vislumbran signos de recuperación y el mercado empieza a manifestar las consecuencias de la coyuntura económica”, explica Fernando Podestá, vicepresidente y director Nacional de Operaciones de ManpowerGroup Argentina. En efecto, la ENE es la más débil desde que comenzó nuestra Encuesta hace 12 años”.

El sector de la Construcción informa las perspectivas de contratación más bajas con una ENE de -11%, seguido por Transporte & Servicios Públicos con -10%, y el sector Manufacturas con -5%.
El sector de la Construcción informa las perspectivas de contratación más bajas con una ENE de -11%, seguido por Transporte & Servicios Públicos con -10%, y el sector Manufacturas con -5%. Foto: Expansión
Comparaciones por sector

Durante el primer trimestre de 2019 se pronostica una disminución en las nóminas de siete de los nueve sectores industriales, y cinco de los sectores analizados reportan además las intenciones más débiles desde que comenzó la encuesta, 12 años atrás. El sector de la Construcción informa las perspectivas de contratación más bajas con una ENE de -11%, seguido por Transporte & Servicios Públicos con -10%, y el sector Manufacturas con -5%.

Los empleadores también anuncian escasas intenciones de contratación en la Administración Pública & Educación y en el sector de Comercio Mayorista & Minorista, ambos con perspectivas de -3%; y en el sector de Servicios, con una ENE de -2%. Sin embargo, Agricultura & Pesca refleja un ligero aumento de las dotaciones, con un pronóstico de +4%.

En comparación con el trimestre anterior, los planes de contratación se debilitan en ocho de los nueve sectores de la industria. Los empleadores del sector Minería reportan la disminución más notable con 10 puntos porcentuales, mientras que las perspectivas son 8 puntos más débiles tanto en el sector Manufacturas como en Transporte & Servicios Públicos.

También se registró una disminución de 4 puntos en el sector Servicios, y de 3 en el sector de Comercio Mayorista & Minorista. Mientras tanto, se informan perspectivas de contratación relativamente estables en dos sectores: Construcción (con un punto menos) & Finanzas y Seguros & Bienes Raíces (con un punto más).

En comparación con el mismo período del año anterior, las perspectivas se debilitan en los nueve sectores de la industria. Los empleadores del sector de la Construcción reportan una fuerte disminución de 29 puntos porcentuales. Aunque también se reportan reducciones considerables de 16 y 15 puntos en el sector Manufactura y en Finanzas, Seguros & Bienes Raíces, respectivamente.

El sector Transporte & Servicios Públicos resulta ser 12 puntos más débil, y las perspectivas disminuyen 11 puntos tanto en el sector de Administración Pública & Educación, como en el sector Comercio Mayorista & Minorista.

Comparaciones regionales

Los empleadores en cuatro de las seis regiones esperan recortar sus nóminas durante el próximo trimestre. La perspectiva de empleo más débil es de -9% en NOA (Noroeste). Por su parte, se anticipa una baja actividad de contratación en NEA (Noreste) con una perspectiva de -7%, y en la región Pampeana y AMBA, con perspectivas de -5% y -4%, respectivamente. Sin embargo, los empleadores de la Patagonia y de Cuyo pronostican un ligero aumento en los niveles de dotación de personal con valores de +5%, y de +1%.

Las expectativas se debilitan en las seis regiones en comparación con el trimestre anterior. Los empleadores de NEA reportan la disminución más notable, con 8 puntos porcentuales. En AMBA y la región Pampeana, los planes de contratación disminuyen en 5 puntos, mientras que las perspectivas son 4 y 2 puntos más débiles en NOA y Patagonia, respectivamente.

En la comparación interanual, los empleadores en cinco de las seis regiones reportan intenciones más modestas. En la región Pampeana se reporta una fuerte disminución de 21 puntos porcentuales, mientras que los empleadores de NEA reportan una baja de 15 puntos. Por otra parte, las perspectivas también son considerablemente más débiles en NOA y AMBA, disminuyendo en 13 y 10 puntos, respectivamente. Por último, los empleadores de la Patagonia no reportan cambios interanuales.

En el resto del mundo

En 9 de los 10 países encuestados en las Américas se reportan perspectivas positivas, con excepción de Argentina. Estados Unidos y México muestran las expectativas de contratación más fuertes del primer trimestre 2019, mientras que Argentina y Panamá registran las más débiles.

A nivel global, y en comparación con el trimestre anterior, las intenciones de contratación son más fuertes en 16 de los 44 países analizados, se debilitan en 23 y se mantienen sin cambios en 5. La perspectiva de contratación para el primer trimestre es más fuerte en Japón, Taiwán, Estados Unidos, Eslovenia, Grecia y Hong Kong; mientras que Argentina, Suiza, Italia, Panamá y España reportan las más débiles.

ADN Sur

El cálculo surge de sumar el 9 por ciento de desempleados plenos y 16,7 por ciento de quienes tienen trabajo, pero buscan tener otro para complementar su jornada (subempleados) o su retribución (mal remunerados).

El desempleo alcanzó el 9 por ciento en el tercer trimestre, lo que indica un aumento de siete décimas con respecto a la tasa del 8,3 por ciento registrada en igual período del año anterior, según informó ayer el Indec. En el conurbano bonaerense, la desocupación llega al 11 por ciento, pero hay otros aglomerados urbanos en el país donde la situación es aún más grave. En la zona Santa Rosa-Toay (La Pampa), se eleva al 13,2 por ciento, en Mar del Plata, al 11,8; San Nicolás-Villa Constitución (norte de buenos Aires, sur de Santa Fe), 10,9 por ciento, y en el Gran La Plata alcanza al 10,3 por ciento.

De acuerdo con el informe oficial, dicha tasa de desempleo del 9 por ciento sobre la población urbana, representa 1.168.000 personas sin trabajo. A ellos se suman otros 2.167.000 personas (16,7 por ciento) que, si bien tienen un trabajo, demandan activamente otro empleo o trabajar más horas, ya se porque se encuentran subocupados o por una cuestión de ingresos necesitan otro empleo. De tal modo, suma un 25,7 por ciento la proporción de la población urbana que busca activamente trabajo. Hace un año, la proporción de las personas desempleadas más los ocupados demandantes sumaban el 23,7 por ciento, dos puntos menos que en este último tercer trimestre.

Los resultados del tercer trimestre evidencian que la tasa de actividad alcanzó al 46,7 por ciento, cuatro décimas más que en igual período del año pasado (46,3), mientras que la tasa de empleo subió una décima a 42,5 por ciento. Pese al leve aumento estadístico, la desocupación aumentó como resultado de más personas buscando empleo ante la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, lo que obliga a tener más de una actividad. La población económicamente activa está compuesta por los ocupados y los desocupados.

“En comparación con el segundo trimestre de 2018, el leve incremento registrado en la tasa de actividad durante el tercer trimestre de 2018 se explica por el aumento en la participación de las mujeres, que alcanza 0,6 puntos porcentuales (de 48,5 a 49,1 por ciento), en particular de aquellas que tienen entre 30 y 64 años de edad, cuya tasa de actividad se incrementa en 1,1 punto porcentual a 68,4 por ciento”, detalla el relevamiento del Indec. En tanto, la actividad del grupo de mujeres más jóvenes desciende en 0,5 puntos porcentuales (de 40,3 a 39,8 por ciento). En cuanto a los varones, se destaca el descenso en la actividad de los más jóvenes, que equivale a 1,1 punto porcentual (de 56,2 a 55,1 por ciento). También se registró un aumento de 1,2 puntos en la participación de jefas y jefes de hogar (67,6 por ciento).

Los ocupados plenos representaron en el tercer trimestre el 54,2 por ciento de la PEA, 1,4 puntos menos que en el trimestre anterior, y los subocupados fueron el 13 por ciento, 0,6 puntos más que en el segundo trimestre). El porcentaje de sobreocupados alcanzó al 29,5 por ciento (0,2 puntos más que en el trimestre anterior).

Por rama de actividad, en términos de distribución, surge que la principal variación en personas ocupadas se registró en industria manufacturera, que pasó de 11,5 a 11,1 por ciento, perdiendo también su peso relativo en el total. Las actividades relacionadas con hoteles y restaurantes (3,9 por ciento) y transporte, almacenamiento y comunicaciones (7 por ciento) experimentaron una caída de 0,3 puntos porcentuales. Como contrapartida, las actividades que experimentaron un incremento en su peso relativo fueron la construcción y el servicio doméstico, en las cuales la proporción de ocupados aumentó en 0,3 puntos porcentuales a 9,5 y 7,7 por ciento, respectivamente.

La caída en el nivel de actividad económica de 3,5%, y por tercer trimestre consecutivo marca que Argentina está oficialmente en recesión. El desempleo se ubicó en 9 puntos.

El desempleo se ubicó en el 9% al cierre del tercer trimestre del año, con un incremento de 7 décimas respecto a igual período de 2017 y una caída de 6 décimas frente al segundo trimestre de 2018, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además, en el tercer trimestre del año la subocupación demandante subió a 8,3% contra el 7,9% de similar lapso de 2017, mientras que la subocupación no demandante avanzó a 3,5% contra 2,9% del período anterior.

Entre ambas mediciones, el nivel de actividad económica cayó 3,5%, impulsada mayormente por el retroceso de la producción agropecuaria, el consumo y la construcción, entre otros sectores.

Por regiones, el mayor nivel de desocupación se registró en el Gran Buenos Aires, con un nivel de 10,5% de la población; seguido por la zona Pampeana con el 8,8%, en el Noroeste es del 6,6% y en la Patagonia 5,6%.

En base al informe del Indec, en el tercer trimestre del corriente año el nivel de actividad se ubicó en 46,7% de la población económicamente activa -con una suba de 4 décimas respecto a igual período de 2017-; el nivel de empleo fue del 42,5%, con un avance de una décima en similar lapso.

El mandatario provincial se refirió al nuevo informe del INDEC, donde “los números coinciden con la reactivación de la obra pública de la provincia con fondos propios, el buen manejo de los recursos, y siendo Chubut destacada como una de las 3 provincias mejores administradas del país”.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, destacó hoy desde Paso de Indios el informe del mes de noviembre del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC), donde han disminuido notoriamente los puntos porcentuales en la tasa de desocupación del aglomerado Rawson y Trelew, y en relación a Comodoro y Rada Tilly se mantiene los guarismo con una leve mejoría. Además, el mandatario criticó las medidas y políticas económicas que lleva adelante el Gobierno Nacional en contra de todos los chubutenses.

“Hoy el INDEC dio a conocer los datos económicos y sociales del país para el mes de noviembre y en Chubut han mejorado los índices de desocupación”, destacó Arcioni y detalló que “si bien en la zona sur se mantienen estables, incluso hubo un leve aumento, la región más comprometida del aglomerado Rawson y Trelew los puntos porcentuales han disminuido notoriamente”.

En esa línea, el Gobernador remarcó que “los números coinciden con la reactivación de la obra pública de la provincia con fondos propios, el buen manejo de los recursos, y siendo Chubut destacada como una de las 3 provincias mejores administradas del país”.

En relación a las medidas económicas tomadas por Nación durante este último año, Arcioni expresó que “es muy importante el dinero que venía por el Fondo Sojero, te sacan esos recursos extraordinarios y se siente en una localidad como la de Paso de Indios como en cualquier localidad de la Meseta Central, y por eso invitaría a algún funcionario nacional a que venga y que no envíen a sus voceros a proponer soluciones mágicas cuando las soluciones que proponen son políticas económicas que nos llevó a tener la inflación y la desocupación que tenemos, cierre de pequeñas Pymes en el país”.

“Esas políticas no las queremos, esta provincia quiere políticas de inclusión y de solidaridad, del cumplimiento de la palabra y por sobre todo de honestidad, sin hipocresías. Son las políticas nacionales que después quieren venir a tapar con cualquier otra cosas, eso como chubutenses no lo podemos permitir”, criticó Arcioni y precisó que “ganamos si estamos todos juntos, con los valores que hemos marcado en este camino”.

Promesas incumplidas

En este contexto, Arcioni puntualizó que “tenemos un problema en la Ruta nacional nº 25, que no es provincial. La doble trocha entre Trelew y Puerto Madryn, tendría que estar para el mes de agosto, setiembre, y no la van a terminar porque no le pagan a la empresa”, y agregó: “las obras en el aeropuerto de Esquel, desde hace cuánto que vienen diciendo, es con son fondos de Aeropuerto 2000, no de la Nación, no nos mientan más”.

Luego, el mandatario provincial indicó que “nos sacan el fondo sojero y derechos adquiridos que tenemos los chubutenses. Hemos peleado por las tarifas, por las asignaciones familiares, por las jubilaciones y pensiones, por querer imponernos nuevos impuestos a las ganancias”, e ironizó “dónde están las que fueron promesas de campaña. Esa misma promesa de campaña vienen a decir a Chubut. No señores, eso no lo voy permitir, lo de la pobreza cero, que no iba a haber inflación, lluvia dólares en inversiones”.

Y agregó: “la realidad es que tenemos 30% de desocupación, 48% de niños pobres, 25 pymes por día que cierran en el país, 170% de inflación. ¿Qué nos vienen a decir y a prometer?”.

Por último, Arcioni cerró diciendo que “hablemos con sinceridad y sin hipocresía como lo hicimos a lo largo del año, sin acompañamiento y con mucho esfuerzo. Que no vengan a tratar, como voceros del Gobierno Nacional porque estas políticas no las vamos a permitir”.

Encuesta Permanente de Hogares:

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) es un programa nacional de producción sistemática y permanente de indicadores sociales que realiza el INDEC.

Como dato a resaltar es el gran descenso en la Tasa de desocupación en el aglomerado Rawson-Trelew (-3,8 puntos porcentuales) con respecto al trimestre anterior, recuperando los valores obtenidos en los años 2015 y 2016. El aglomerado del Sur mantiene los guarismos de siempre (a pesar del leve aumento de +0,2 pp).

En Rawson – Trelew la cantidad de desocupados es de 5.234, mientras que en Comodoro Rivadavia – Rada Tilly es de 3.400 personas.

El desempleo se ubicó en el 9% al cierre del tercer trimestre del año, con un incremento de 7 décimas respecto a igual período de 2017 y una caída de 6 décimas frente al segundo trimestre de 2018, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Durante el tercer trimestre del año pasado, la cifra había sido de 8,3%.La economía argentina cayó 3,5% en el tercer trimestre con relación a igual período del año pasado, informó esta tarde el INDEC.

El PIB desestacionalizado del tercer trimestre de 2018, con respecto al segundo, arrojó una variación negativa 0,7%, indicó el organismo.

Fuente: Diario Jornada

De acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Trabajo que encabeza Jorge Triaca, en junio se perdieron 13.500 empleos, lo cual da un acumulado en el semestre de 106.200, una cifra más que alarmante, sobre todo teniendo en cuenta lo que se viene en los próximos meses.

En los datos de julio los monotributistas sociales aparecen como el sector más perjudicado, con una caída mensual del 2,3%, mientras que en los asalariados del sector privado el descenso alcanzó un 0.4%.

Los índices positivos apenas se notaron en el segmento de trabajadores de casas particulares (0,9%) y en el sector público (0,5%). De este modo, de mayo a junio se sumaron 14.200 trabajadores públicos y desaparecieron otros 26.800 del sector asalariado privado.

La industria continúa presentando un escenario preocupante por la cantidad de puestos de trabajo perdidos: 7800 de mayo a junio. La actividad inmobiliaria, en tanto, perdió 5300 empleos, el comercio 4400 y la construcción 4700.

 

 

InfoNews

El Ministerio de Defensa decidió profundizar el ajuste en Fabricaciones Militares con despidos en las plantas ubicadas en Villa María y Río Tercero. En ambas dependencias trabajan unas 800 personas y según anticiparon sus autoridades a los dirigentes de ATE habrá unas cien cesantías. El aviso de los próximos despidos vino de la mano de un centenar efectivos de la Gendarmería a Río Tercero, que ingresaron a la fábrica para “salvaguardar” las instalaciones.

Los gendarmes llegaron a la planta de Río Tercero poco antes de las nueve de la mañana de ayer. El arribo de la Gendarmería puso en alerta a los 300 trabajadores que en ese momento desarrollaban sus tareas en ese lugar, donde hace días circulaba el rumor sobre la inminencia de un ajuste.

Dirigentes de ATE se reunieron con los responsables de la fábrica, quienes les comunicaron la decisión de Defensa de continuar con la reducción de personal. Daniel Albornoz, de ATE, contó a este diario que están previstos 70 despidos en Río Tercero y 42 en Villa María. “Nos conminaron a irnos en forma pacífica y así dejar en portería la lista con los 70 despedidos”, explicó sobre la situación en la fábrica de Río Tercero.

La llegada de los gendarmes fue tomada como una provocación por el gremio de estatales. Los trabajadores decidieron levantar la ocupación pacífica de la planta que habían resuelto en una primera instancia y abrir una ronda de diálogo con autoridades y dirigentes políticos de la ciudad, con el intendente radical Alberto Martino a la cabeza.

A comienzos de la semana, las autoridades municipales de Río Tercero enviaron un petitorio al Gobierno para pedir que no se tomaran medidas de reducción de personal. Incluso firmaron referentes políticos de Cambiemos. Martino no obtuvo precisiones del director de la fábrica en su encuentro de ayer por la mañana. Cuando se produjeron los despidos de diciembre, había conseguido el compromiso del Ministerio de Defensa de que no habría más recortes de personal.

Por la tarde se realizó una marcha en el centro de Río Tercero en protesta por los despidos. En diciembre pasado ya había habido recortes, con los despidos de 25 contratados en Río Tercero y 28 en Villa María.

El propio Aguad confirmó los recortes. “Estamos redefiniendo el rol de Fabricaciones Militares. Y esto significa hacer sacrificios que son dolorosos, que son graves”, manifestó a Cadena 3 el ministro de Defensa, quien explicó que “es probable que no haya renovación de contratos” y que se anticiparían jubilaciones. Habló de un déficit de 1600 millones de pesos en el área y que “nadie puede pensar que el país, después de 70 años de dilapidar recursos y de la corrupción sistemática, pueda salir sin sacrificios”.

Además de las plantas en Córdoba, Fabricaciones Militares tiene instalaciones en Fray Luis Beltrán (Santa Fe) y Jáchal (San Juan), además de la fábrica en Azul, que en el verano se llevó la peor parte del ajuste: el Gobierno decidió el despido de los 220 empleados y su cierre definitivo. “Habrá que luchar, aunque la experiencia marca que es muy difícil dar marcha atrás una decisión como esta en un contexto de achicamiento del Estado”, graficó Albornoz.

 

 

Sin Mordaza