Tag

desastre

Browsing

Luego de ocupar el cargo de viceintendente de Comodoro Rivadavia por cuatro años, Juan Pablo Luque se impuso en las últimas elecciones y quedó al frente del distrito más importante de Chubut. Con un plan de gobierno armado, el jefe comunal debió maniobrar para poder avanzar en un marco de pandemia sanitaria y una profunda crisis económica, política y social que atraviesa a la Provincia.

“Nos ayudó comenzar funcionando y tener los recursos económicos necesarios porque la ciudad, en cuanto a manejos administrativos y financieros, está ordenada”, aseguró Luque en diálogo con Ámbito.

¿De qué manera vienen trabajando en función de la pospandemia?

“Tenemos un equipo dedicado a eso. Estamos trabajando para diversificar la economía. Creando un marco productivo a través de proyectos de diferentes líneas como salud, energía o recursos marítimos en lo que tiene que ver con un polo tecnológico. En esa línea, se generaron más de 2.500 puestos de trabajo que estamos creando con la obra pública a través del municipio. Es un plan que le cambia la cara a la ciudad”, dijo.

¿De qué manera afecta el contexto provincial?

“Es un contexto que no ayuda y que es el peor de la historia. Eso te lleva a tener que frenar muchas cosas y por la situación general tratar de cuidar. Pudimos avanzar en un 50 por ciento de lo proyectado pero el contexto y las prioridades sanitarias fueron modificando el plan”, indicó.

¿Se puede funcionar bien como distrito bajo un panorama provincial tan complejo?

“La Constitución de Chubut tiene un esquema único en el país que le da mucha preponderancia a las autonomías municipales. Eso nos permitió que, en un contexto de una ciudad productiva e industrial, que no para nunca, tener la posibilidad recaudar. Además, en un contexto con el actual pudimos tener una buena performance en cuanto a la producción petrolera y eso generó ingresos importantes. Supimos administrar, tener los recursos y cuidarlos y tener una Municipalidad que es fuerte y solvente y a partir de allí poder diferenciarnos del desastre que es la Provincia”, explicó el jefe comunal.

¿Por qué?

“Porque nosotros fuimos una ciudad austera. La Provincia aumentó la cantidad del gasto público. Fuimos prolijos en los gastos salariales para que no sea una variable que nos lleve a retroceder sustancialmente y la Provincia todo lo contrario. Nosotros hoy no tenemos un peso de deuda y la Provincia está endeudada en dólares a tasas importantes”, aseveró.

¿A quién o a qué le atribuye esto que llama “desastre”?

“A una sucesión de gobiernos provinciales muy irresponsables en cuanto al gasto público. Todos creyeron que la riqueza que tiene la Provincia no iba a generar un contexto como el que estamos viviendo. Comenzó en la gestión de (Martín) Buzzi, siguió con (Mario) Das Neves y con un bono de endeudamiento de 650 millones de dólares y continuó en la de (Mariano) Arcioni con los aumentos con cláusulas gatillos para parte de los empleados estatales que se tornó más del 100 por ciento de la masa salarial”, añadió Luque.

La Nación salió al rescate de la Provincia con 5 mil millones de pesos a través del Fondo Fiduciario y la autorización de emitir letras por 50 millones de dólares. ¿Alcanza?

“Es como cuando estás internado y necesitás un respirador artificial. No lo querés porque te va a costar salir, pero lo necesitás porque si no te morís. El estado nacional nuevamente salió dar la cara y a ofrecer herramientas y posibilidades. No a cambio de nada. Los ministros (Martín) Guzmán y (Wado) De Pedro plantearon un esquema en el que no se bajan recursos a cualquier precio. Quieren ver un plan y ver de qué manera se van a ordenar las cuentas para ver cómo ayudar”, concluyó Luque.

Luego de las nuevas restricciones por las cuales los restaurantes de la ciudad no podrán abrir sus puertas al público y solo deberán tener delivery, uno de los propietarios admitió que va a cerrar sus puertas, como otros colegas que ya no pueden seguir adelante.

Tras los anuncios de ayer, para que los restaurantes de la ciudad solo puedan atender mediante la modalidad de delivery, en diálogo con FM La Petrolera, Fabián Fernández, propietario de un restaurante sostuvo que “los gastronómicos terminamos pagando estas cosas, pero somos el único lugar en el mundo donde la gente no se contagia”.

Con mucho dolor y bronca, Fernández admitió “Yo hoy estoy cerrando porque no me dan los números. Tuve que despedir a seis personas porque no me dan los números. A mí no me bancan las pérdidas, nadie, ni Puratich, ni nadie”.

Luego criticó lo que dijo que pasa todos los días en el centro, “yo al lado de mi restaurante tengo el banco del Chubut en el centro, y veo como se amontona la gente y nadie hace nada”.

“Nosotros pagamos los platos rotos”

Más adelante, el trabajador gastronómico indicó “Yo tengo un compañero que está deprimido y su papá se enfermó por todo esto porque nos encerraron siete meses y seguimos pagando nosotros los platos rotos”.

Por otro lado, Fernández aseguró que “Esto no da para más. Vamos a protestar como lo hacen a nivel nacional. Los políticos ganan un gran sueldo atrás de un escritorio, pero no están pegando una. Cuando nos permitieron que abriéramos hasta la 1 de la mañana, en ese momento yo tenía ocho empleados, pero ahora con un delivery no puedo sostener nada y solo tengo 3 empleados”.

Dolor por el cierre de locales

Con mucho dolor, el propietario del comercio adelantó “Yo hoy estoy cerrando y le pido disculpas a mis empleados porque esto no se sostiene más. Tengo deuda con los trabajadores, con el alquiler y los impuestos. La mayoría está cerrando porque estamos debiendo meses de alquiler, te llevan a la ruina”

Finalmente, el gastronómico le pidió al intendente Luque “que interceda por nosotros, por la gente de su ciudad, porque sino va a ser un desastre. Para que las fuentes laborales no se vayan a la ruina”.

La tradicional escudería Ferrari sumó hoy un nuevo capítulo a su desastrosa temporada 2020 con una prematura despedida del Gran Premio de Italia por parte de sus dos pilotos: el alemán Sebastian Vettel y el monegasco Charles Leclerc.

Ni el romanticismo de correr en su propia tierra fue inspirador para mejorar la producción de la casa de Maranello, que transita en el medio de una tormenta, tal como reconoció el pasado lunes su jefe, el italiano Mattia Binotto.

En el Autódromo Nacional de Monza, sede del GP italiano, Vettel fue el primer en decir adiós en la vuelta número cinco por un problema en su sistema de frenos.

«Piensas que la cosa no puede ir peor, pero la cosa va peor», lamentó el piloto cuatro veces campeón del mundo (2010, 2011, 2012 y 2013) en declaraciones al canal alemán RTL.

«En la primera curva noté que había un problema con el conducto de frenos traseros, en la primera curva no frenaba el coche; estaba claro que había un problema y se acabó todo», completó con resignación.

Cuando transcurría el giro 24 de 53, llegó el turno de su compañero de escudería, protagonista de un fuerte accidente en la última curva del circuito lombardo.

Leclerc perdió el control de la parte trasera de su auto y se estrelló a gran velocidad contra las defensas, pero despejó rápidamente el temor sobre su estado de salud cuando le avisó a su equipo que se encontraba en bien y logró salir del auto por sus propios medios.

Después de quedar fuera de los puestos de puntuación, el pasado fin de semana en el Gran Premio de Bélgica, Ferrari protagonizó por segunda vez en la temporada un doble abandono, al igual que en el GP de Estiria, por la segunda fecha.

En las ocho carreras disputadas este año, el equipo italiano logró apenas dos veces subir al podio con Leclerc, segundo en el GP de Austria, la primera fecha, y tercero en el GP de Gran Bretaña, el pasado 2 de agosto.

El monesgaco llegó a Monza en el quinto lugar del Mundial de Pilotos con 45 puntos, a 112 de distancia del líder Lewis Hamilton (Mercedes); mientras que Vettel lo hizo en el 13er. puesto con 16 unidades.

Antes de la carrera de Monza, Ferrari ocupaba el quinto puesto de la Copa de Constructores con 61 puntos detrás de Mercedes (264), Red Bull Racing (158), McLaren (68) y Racing Point (66) y seriamente amenazado por Renault, sexto con 59 unidades.

Ferrari es la escudería más ganadora de la historia de la F1 con 16 títulos (1961, 1964, 1975, 1976, 1977, 1979, 1982, 1983, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2007 y 2008).

EL GANADOR

En tanto, el francés Pierre Gasly, de la escudería AlphaTauri, se convirtió este domingo en el inesperado ganador del Gran Premio de Italia de Fórmula 1, donde el líder y campeón de la categoría, Lewis Hamilton, finalizó en el séptimo puesto por una sanción.

El podio de la carrera, que por primera vez en la temporada no tuvo un auto Mercedes, lo completaron el español Carlos Sainz Jr. (McLaren) y el canadiense Lance Stroll (Racing Point).

Fue un día soñado para el equipo italiano AlphaTauri, que tiene en sus filas al mecánico cordobés Nicolás Bianco, pues se trató de su bautismo triunfal en la F1 con esa denominación y del segundo si añade la victoria lograda como Toro Rosso en 2008, justamente en el mismo Autódromo Nacional de Monza.

Unos 4.371 días de aquel triunfo del alemán Sebastian Vettel en Monza llegó esta victoria de Gasly, un piloto de 24 años que celebró su primera consagración después de 55 carreras disputadas desde su ingreso al Gran Circo en 2017.

El diario británico The Telegraph publicó una dura crítica a la extensa cuarentena impuesta por el gobierno de Alberto Fernández. Bajo el título “Argentina ofrece evidencia irrefutable de que las cuarentenas largas invocan un desastre”, asegura que esta medida no pudo “salvar” al país del coronavirus y, por el contrario, “los casos y las muertes diarias continúan en aumento”.

Según la publicación, mientras el viernes pasado se anunció la prolongación del aislamiento, el país “se tambalea al borde del top ten mundial de casos de coronavirus, y es uno de los pocos países donde la curva en casi todos los gráficos estadísticos se dispara”. La nota de Chris Moss menciona también las “consecuencias nefastas” y los “efectos devastadores” que los más de 160 días de cuarentena tuvieron en Argentina.

The Telegraph afirma que el confinamiento más largo del mundo ha impactado todos los aspectos de la vida en Buenos Aires. “Durante largos períodos la gente no pudo salir de la casa excepto para comprar alimentos o medicinas e incluso la recreación al aire libre estuvo prohibida durante semanas. A pesar de esto, muchas empresas permanecen cerradas. Los restaurantes y bares solo pueden ofrecer un servicio de comida para llevar. No se permiten reuniones de grupos en interiores”.

El artículo refleja así la crisis y enumera: bares y restaurantes cerrados, museos y galerías de arte también. El derrumbe que sufrió la escena cultural principalmente porteña. Y hasta se sorprende de que el tradicional Campeonato Mundial de Tango (que se desarrolló del 26 al 30 de agosto) fue un evento virtual. “Los 700 teatros, salas de conciertos y centros culturales de la ciudad, 200 revistas pequeñas y miles de artistas están a la espera”, señala.

También pone el ojo sobre el turismo y la crisis en el sector hotelero de la Ciudad, donde la facturación se desplomó entre 80 y 90%. El artículo menciona datos devastadores de la Asociación de Hoteles Restaurantes Confiterías y Cafés, que apenas logra sobrevivir con el sistema de delivery: “Entre 1.200 y 1.500 establecimientos de comidas y bebidas ya han cerrado definitivamente y hasta 8.000 están al borde de un abismo. Ya se han despedido diez mil puestos de trabajo en el sector de la hotelería”.

“La grandeza de Buenos Aires ya está muy descolorida; ahora está en peligro de desaparecer a medida que se extiende la cuarentena”, opina el autor y menciona, sorprendido, la crítica situación de emblemáticos salones de café como El Tortoni o La Biela.

“El recuento oficial de muertes del gobierno es de 8.457, mucho más bajo que en muchos países, pero actualmente se duplica cada tres semanas”, advierte el autor y agrega que Argentina ha superado los 400.000 casos de coronavirus hasta la fecha.

“En la próxima semana superará a Chile en el ranking mundial y hay muchas posibilidades de que pronto supere a España, uno de los países más afectados por la pandemia”, agrega Moss.

Asimismo, el autor de la nota se pregunta, “¿qué tan precisos son estos números cuando no se hacen pruebas a más de diez mil personas cada día y en los últimos días más del 50 por ciento de las pruebas dan positivo?”.

“Los aplausos en abril fueron prematuros”, dice Peter Lloyd-Sherlock, profesor de política social y experto en América Latina de la Universidad de East Anglia, citado en el artículo.

“Todo el mundo estaba elaborando políticas sobre la marcha y el confinamiento inicial allí, como en otros lugares, estaba destinado a ser una gran declaración de política. Cualquiera que haya pasado algún tiempo en Argentina sabe que controlar los movimientos de la población es imposible. Es anárquico en el mejor de los casos”, agrega.

“Lamentablemente, la realidad que están viendo Australia, Nueva Zelanda y ahora Argentina es que la cuarentena demasiado extensa no solo aplana la curva, sino que también la extiende”, dice Edward Paine, director gerente del operador turístico Last Frontiers.

“Me encantaría que Argentina siguiera el ejemplo de México, Costa Rica y Brasil y abriera las fronteras internacionales, aunque con precauciones sensatas, como requerir una prueba de PCR a la llegada. El eclipse solar total de principios de diciembre es una oportunidad perfecta para que el país estimule el reinicio en el turismo, un proceso que se necesita tan desesperadamente para evitar el desempleo generalizado y un daño más permanente a un sector tan importante de la economía”, añade Paine.

Más de 100 mil rescatistas trabajan en la búsqueda de supervivientes.

El paso del potente tifón Hagibis por el centro y el este de Japón dejó al menos 58 personas muertas y 204 heridos. Más de 100 mil rescatistas trabajan en la búsqueda de sobrevivientes.

Hagibis tocó tierra el sábado a la noche procedente del Pacífico con rachas de casi 200 km/h, precedido por unas lluvias intensas que afectaron a 36 de los 47 departamentos del país, y provocaron corrimientos de tierras y la crecida y desbordamiento de ríos.

«Aún quedan muchas personas desaparecidas», declaró el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en una reunión de emergencia, y aseguró que «los equipos hacen cuanto pueden para buscarlas e intentar salvarlas, y trabajan día y noche».

Mientras que más de 110.000 socorristas, incluyendo 31.000 soldados, trabajan en el terreno, los meteorólogos japoneses preveían nuevas precipitaciones en el centro y el este del país, y advertían del peligro de nuevos corrimientos de tierras e inundaciones.

«Se prevén lluvias, este lunes, en las zonas golpeadas por la catástrofe», declaró el lunes en una rueda de prensa el portavoz del gobierno, Yoshihide Suga. En la región de Nagano, una de las más afectadas, estaba lloviendo y las precipitaciones debían intensificarse. 

«Tememos que estas lluvias afecten a las búsquedas y a las labores de salvamento», declaró a la AFP un responsable local, Hiroki Yamaguchi. En total, se desbordaron 176 ríos,sobre todo en el norte y en el este de Japón, según los medios.

En algunos lugares, los residentes, refugiados en el tejado de sus casas o en el balcón, eran rescatados en helicóptero. En otras, los socorristas se adentraban, en lancha, entre las viviendas inundadas para liberar a las personas que habían quedado atrapadas.

La tormenta también causó la anulación de tres partidos del Mundial de rugby, organizado en el archipiélago nipón, informó El Clarín.

El secretario general del gremio de Camioneros, afirmó hoy que el gobierno de Mauricio Macri lleva al país «a la ruina, al desastre total» y llamó a «cambiar esta situación lamentable» y «terminar con esta odisea».

Moyano aseguró que «este gobierno ha hecho daño a las generaciones actuales y futuras», y convocó a «hacer un esfuerzo» a «los sectores políticos, sociales y sindicales, para cambiar esta situación lamentable que está viviendo el país a través de una política de entrega que está llevando adelante el gobierno».

«Hay que terminar con esta odisea. Vamos cada vez más a una situación insostenible. Este gobierno nos lleva a la ruina, al desastre total», señaló el ex jefe de la CGT en declaraciones realizadas a Radio Brisas, de Mar del Plata.

Consideró además que «el Presidente es un instrumento del poder dominante» y dijo que «no se puede volver a cometer el error de votar» al gobierno nacional.

«La gente tiene que estar muy atenta, para que cuando tenga que definir el voto no se vuelva a cometer el error de elegir un gobierno como este, porque si no ya no tenemos destino los argentinos», consideró.

Moyano agregó que «lo más lamentable es que uno escucha a los funcionarios de distintos rangos y al Presidente diciendo que lo peor ya pasó».

 

 

Jornada