Tag

Democracia

Browsing

Unas 500 instituciones y personalidades internacionales de distintos ámbitos publicaron este jueves un fuerte llamado internacional a defender la democracia, y condenar los autoritarismos, en momentos en que, con argumentos sanitaristas y en tren de combatir la pandemia del COVID 19 varios gobernantes están restringiendo las libertades ciudadanas.

Entre los firmantes se encuentran varios argentinos. Uno de ellos es el ex presidente Mauricio Macri, quien aún en su cuasi silencio público se mantiene detrás de los hechos. Reconociendo a la pandemia como una amenaza a la vida y el sustento de pueblos de todo el mundo, advierten que es «una crisis política que amenaza el futuro de la democracia liberal». El documento se titula «Una llamada a Defender la Democracia».

«Los regímenes autoritarios, y no es sorprendente, están usando la crisis para silenciar a sus críticos y endurecer su control político», dice.

Además, agrega que «algunos gobiernos democráticamente electos vienen combatiendo la pandemia concentrando poderes de emergencia que restringen los derechos humanos y reforzando el Estado de vigilancia sin consideración alguna por las restricciones legales, la supervisión parlamentaria o los marcos temporales para la restauración del orden constitucional».

Y luego apunta sobre el cese de algunas instituciones. «Los parlamentos vienen siendo dejados de lado, los periodistas están siendo arrestados y acosados, las minorías están siendo convertidas en chivos expiatorios y los sectores más vulnerables de la población enfrentan nuevos y alarmantes peligros a medida que el cierre de emergencia de la economía asola por doquier el tejido mismo de las sociedades.»

El texto lo publicó este jueves IDEA Internacional y lleva la firma de 500 instituciones y personalidades como los ex mandatarios como Fernando Henrique Cardoso, Juan Manuel Santos, Andres Pastrana, Ernesto Zedillo, Oscar Arias y organizaciones van desde el Carter Center y el Freedom House, a Transparency International, la Konrad Adenauer, el Olof Center y la Westminster Foundation for Democracy, además del Netherlands Institute for Multiparty Democracy.

Entre las figuras internacionales que están con Macri en el documento figuran Francis Fukuyama, Moisés Naim, Madeleine Albright, Luis Almagro y José Miguel Vivanco.

Otros argentinos también firmaron. Aparece Patricia Bullrich (presidente) y Laura Alonso (ex titular de la Oficina Anticorrupción) y también la ensayista Beatriz Sarlo y el ex secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, Santiago Canton, entre otros.

Sin mencionar un país ni situación específica, el llamado a defender la democracia alude a China, cuando advierte que la «represión no ayudará a controlar la pandemia», y asegura que «acallar la libertad de expresión, encarcelar a los disidentes pacíficos, suprimir la supervisión parlamentaria y posponer las elecciones indefinidamente» harán «más difícil responder rápida y eficazmente a la crisis» mediante acción cívica y gubernamental.

«No es ninguna coincidencia que la actual pandemia haya estallado en un país en donde el libre flujo de información está sofocado y en donde el gobierno castigó a quienes advirtieron del peligro del virus: advertencias consideradas como rumores dañinos para el prestigio del Estado. Los resultados pueden ser letales cuando se acallan las voces de los ciudadanos responsables, no solo para el país sino para todo el mundo», señala.

A través de un escrito que publicó en sus redes sociales, la legisladora provincial del Frente Patriótico (PJ) Adriana Casanovas, le pegó con dureza al Ejecutivo provincial por las decisiones tomadas que -señaló- buscan enmascarar la realidad de la provincia invisibilizando los problemas de base. Texto completo:

“Las Constituciones se redactan en tiempos de cordura para ser aplicadas en situaciones de locura» sostuvo sabiamente algún constitucionalista de nuestro país.

El pedido del Bloque de Diputados del PJ Frente de Todos, desde el primer día de desatada la situación por todos conocida, ha sido de sostener las sesiones presenciales con todos los recaudos sanitarios correspondientes, en la Legislatura del Chubut.

Con la paciencia que la realidad requiere repasamos medidas, decretos, resoluciones y fundamentalmente acciones, escuchando a la sociedad y sus organizaciones en todo el territorio.

Aportamos ideas y proyectos pensando en sumar y dando marco institucional que la situación requiere, pero solo hemos encontrado vagas respuestas que solamente inducen a la ampliación de la crisis que los chubutenses venimos soportando hace más de dos años.

La lamentable actitud que ha tomado el Sr. Gobernador Mariano Arcioni de esconder detrás del inmovilismo de la pandemia la inoperancia e ineficiencia de su accionar, se suma la intencionalidad de evitar la opinión de los representantes del conjunto de la población.

Consecuentemente, se suma la desidia del Sr. Vice gobernador Ricardo Sastre, para tomar excusas poco serias que vuelven a impedir la profundización de la Democracia en tiempos de crisis, dando lugar a un criterio de unicato de gobierno sin división de poderes. Resulta imprescindible la definición del Presidente de la Legislatura para destrabar de manera inmediata esta situación.

Nuestro Bloque tiene intenciones de recuperar las sesiones ordinarias con los cuidados necesarios porque resulta imprescindible debatir y aplicar soluciones a la demanda social y económica que nuestra sociedad padece en cada uno de sus rincones.

La determinación central del Gobierno Nacional de habilitar acciones para conglomerados menores a 500 mil habitantes (casi la totalidad de la provincia) exige agudizar el ingenio y la participación institucional e individual de los chubutenses en función no solo de dar respuesta de carácter de salud, sino además de motorizar la productividad, la economía social, nuestros recursos y la redefinición del Estado en beneficio del conjunto, especialmente de quienes poco o nada tienen para salir hacia adelante.

Planteamos la inmediata restitución del accionar del Poder Legislativo y proponemos debatir ideas y proyectos en representación del tejido social.

«La sociedad eligió el año pasado Gobernador, Vice y Diputados en una división de poderes por lo que exigimos la plena vigencia del sistema democrático en nuestra provincia de Chubut».

El ex presidente de Brasil Lula Da Silva repudió el golpe perpetrado en Bolivia que produjo la renuncia de Evo Morales. «Acabo de escuchar que hubo un golpe de estado en Bolivia y que el compañero Evo Morales se vio obligado a renunciar. Es lamentable que América Latina tenga una élite económica que no sabe cómo vivir con la democracia y la inclusión social de los más pobres», advirtió Lula, quien fue liberado el viernes pasado, tras permanecer más de un año y medio detenido en el marco de una causa irregular.

El presidente defendió su gestión y volvió a enviar señales de que seguirá en política y pugnará por el liderazgo opositor.

Mauricio Macri terminará su mandato en 37 días, el 10 de de diciembre, luego de la derrota frente a Alberto Fernández en las elecciones generales del 27 de octubre. El período de transición, entonces, tiene los ojos puestos tanto en las palabras de Alberto F. como en las de Macri.

Y, precisamente, Mauricio Macri habló la celebración por el 150 aniversario del diario La Nación en el Centro de Convenciones de la Ciudad. El mandatario saliente no se limitó a un discurso de ocasión: defendió su gestión y volvió a enviar señales de que seguirá en política y pugnará por el liderazgo opositor.

«En estos cuatro años los argentinos hicimos un esfuerzo enorme que valió la pena. Un Gobierno que rindió cuentas y no abusó del poder. Nunca, jamás, negó la realidad. Que buscó consensos. Me comprometo que desde la oposición va a seguir convocando a todos los sectores», dijo Macri.

«Me tranquiliza que el presidente electo haya incluido en sus propuestas el equilibrio fiscal, paso importante, la voluntad de seguir promoviendo un modelo exportador y un tipo de cambio competitivo», agregó en otro tramo.

Y añadió: «Nuestro compromiso sigue intacto y con una presencia sólida en el Congreso vamos a seguir defendiendo la democracia. Estoy orgulloso de lo que hicimos juntos. Voy a seguir trabajando para que nunca nadie diga que no se puede. Esto recién empieza».

Lo acompañaron la primera damaJuliana Awada, el vicejefe de Gabinete Andrés Ibarra; los ministros del Interior Rogelio Frigerio, y Hacienda, Hernán Lacunza; el secretario de Cultura, Pablo Avelluto, el titular del Pro, Humberto Schiavoni y su compañero de bancada en Senado, Esteban Bullrich.

A los festejos asistieron varios de los principales dirigentes y empresarios de todo el arco político y judicial, entre los que se contaba el titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz.

Por el mismo presión pasaron el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta; su jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el titular de Diputados, Emilio Monzó; el ex gobernador Daniel Scioliy el ex ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay; el diputado del Frente de Todos,José de Mendiguren; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai y el secretario general de la gobernación Fabián Perechodnik.

Entre los representantes del grupo Clarín se contaban el CEO, Héctor Magnetto, los integrantes del directorio, José y Héctor Aranda, y el secretario general de redacción del diario, Ricardo Kirschbaum, entre otros.

Hubo también representantes del mundo del arte y las letras, como María Kodama, la viuda de Jorge Luis Borges y Paloma Herrera. Entre los empresarios se contaron al titular de Fiat Cristiano Ratazzi y al ex titular del HSBC, Gabriel Martino.

El jefe de Estado, el martes, había encabezado una reunión ampliada de Gabinete, en la cual criticaron a los sindicalistas de la CGT que ya hablan de suavizar sus reclamos a Fernández, informó Clarín.

Este miércoles, el intendente Carlos Linares encabezó el acto por el Día de la Democracia, que se desarrolló en el busto del expresidente Raúl Alfonsín, en barrio Cívico. “Alfonsín fue un actor fundamental en la recuperación de la democracia y nosotros debemos trabajar para consolidarla día a día”, recalcó.

En ese contexto, la actividad se llevó adelante en horas del mediodía, con la presencia de Linares, acompañado por la responsable de la Secretaría Privada, Liliana Peralta; los concejales Cristina Cejas y Pablo Martínez; y el diputado nacional Gustavo Menna.

Al respecto, el intendente manifestó que “se cumplen 36 años de la recuperación de la democracia en nuestro país y recordamos la figura de Alfonsín, quien fue un actor fundamental para este hito de la historia argentina. Él marcó un rumbo y una forma de hacer política, más allá de sus colores partidarios, y merece el mayor de los respetos”.

Continuando en esa línea, expuso que “mucha gente trabajó e, incluso, dejó la vida para recobrar la democracia, por lo que es nuestro deber consolidarla cada día. Es la forma más justa de vivir en sociedad, ya que se debate y se eligen las autoridades, algo que hoy es cotidiano, pero no debemos olvidar que nuestro país sufrió varios golpes en el pasado”.

“La democracia está creciendo y madurando, teniendo en cuenta que se recuperó hace sólo 36 años, pero llegó para quedarse definitivamente, no sólo en Argentina, sino en toda Latinoamérica”, concluyó Linares.

Las elecciones celebradas en octubre de 1983 en Argentina ponían punto y final al Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), una de las dictaduras más sangrientas de la historia del país. La victoria de Raúl Alfosín dio inicio al proceso de transición democrática en Argentina.

Los comandantes de las Fuerzas Armadas Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Masserasa y Orlando Ramón Agosti organizaron un golpe de estado para derrocar a Isabel Perón (1974-1976). Tras esto, se instauró una dictadura cívico-militar conocida como ‘Proceso de Reorganización Nacional’.

Se formó una Junta Militar, encabezada por los jefes militares que habían liderado la revuelta, para dirigir el país. Durante este periodo, la violación de los Derechos Humanos fue constante y se cometieron diversos crímenes de lesa humanidad. Se estima que entre 15.000 y 30.000 personas desaparecieron durante el Proceso de Reorganización Nacional.

Esta dictadura se caracterizó por varias prácticas criminales como el asesinato de las minorías como los judíos, testigos de Jehová, homosexuales y transexuales. El terrorismo de estado fue algo muy común y miles de personas fueron detenidas, torturadas y asesinadas por oponerse a las ideas políticas del gobierno.

La derrota en la Guerra de las Malvinas, la constante presión internacional y la pésima situación económica del país obligó a la Junta Militar a convocar unas elecciones y dar por terminada su etapa. Estas fueron las primeras elecciones democráticas desde la inicio de la dictadura. El 30 de octubre de 1983, hace hoy 36 años, millones de argentinos volvieron a votar con el objetivo de cambiar el rumbo del país.

El candidato del partido Unión Cívica Radical (UCR), Raúl Alfonsín, fue un firme partidario de enjuiciar a los responsables del gobierno dictatorial en Argentina. Gracias a esta postura se ganó al pueblo y finalmente fue elegido como nuevo presidente con un 51 por ciento de los votos. La victoria electoral de Alfonsín en 1983 supuso la vuelta de la democracia tras siete oscuros años de una férrea y mortal dictadura en el país.

El Gobierno boliviano invitó el martes a la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos a verificar las actas de todo el país tras las denuncias de fraude de la oposición.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, denunció este miércoles que está en proceso un golpe de Estado en su país, planeado por la derecha con apoyo internacional.

«Denuncio ante el pueblo boliviano y el mundo que está en proceso un golpe de estado que ha sido preparado por la derecha con apoyo internacional. Hago un llamado a organismos internacionales a defender la democracia», expresó el mandatario, quien compareció este miércoles ante los medios tras los comicios celebrados en el país el pasado domingo.

Además, Morales acusó a los opositores de obstaculizar el conteo de los votos, con ataques violentos como los llevados a cabo contra los tribunales electorales departamentales en varias regiones.

«Nuevo triunfo»

El presidente boliviano agradeció «por este nuevo triunfo» y afirmó que «ganó democráticamente» su cuarta elección consecutiva con una diferencia de «más de medio millón de votos» con su principal contendiente, Carlos Mesa.

Morales ratificó que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), tenía la mayoría absoluta de diputados y senadores.

En su comparecencia ante los medios, llamó «a seguir construyendo la paz con justicia social» y a continuar «trabajando por el crecimiento económico».

«No vamos a entrar en confrontación»

El presidente boliviano afirmó que aunque han evitado caer en las provocaciones de los grupos opositores que desconocen los resultados y han amenazado con paralizar al país y obstruir sus vías, sus seguidores deben mantenerse en «estado de emergencia y movilización pacífica y constitucional para defender la democracia».

«Hasta ahora aguantamos con paciencia para evitar la violencia, no hemos entrado en confrontación ni vamos a entrar, pero vamos a defender la democracia», aseveró.

Por otro lado, le pidió a los opositores de derecha que «no sean responsables del enfrentamiento de los bolivianos» y «no siembren odio y desprecio a los sectores populares». «Todos somos seres humanos», afirmó.

Amedrentamientos

El mandatario boliviano denunció además el «amedrentamiento de candidatos electos, senadores y diputados» por parte de grupos opositores.

El pasado martes, el TSE emitió un comunicado en el que manifestó su rechazo por los «actos de violencia» en contra de los edificios de los Tribunales Electorales Departamentales (TED) y pidió a las «organizaciones políticas y a la sociedad civil que acompañen esta fase final de manera pacífica».

El pasado lunes, simpatizantes de la oposición boliviana se apostaron en los alrededores de la sede del Tribunal Supremo Electoral, en La Paz, donde se lleva a cabo el escrutinio de los votos, e intentaron intentado ingresar por la fuerza al centro de operaciones del recinto.

El recuento de de votos

En la jornada previa, el Ejecutivo invitó a los observadores de la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos a verificar «una a una las actas de todo el país», después de el principal contendiente al mandatario, Carlos Mesa, denunciase fraude en el conteo de votos.

Poco después, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aceptaba la invitación a través de Twitter para «verificar la integridad del proceso electoral» en el país suramericano.

Los resultados del conteo rápido oficial de los comicios del pasado domingo en Bolivia indican que Evo Morales ganaría las elecciones en primera vuelta. Con el 95,63 % de las actas verificadas, el actual presidente alcanza el 46,85 % de los votos, mientras que su principal oponente, Carlos Mesa, obtiene el 36,74 % de los sufragios.

Por su parte, el cómputo definitivo oficial, con el 96,78 % de las actas escrutadas, ofrece este miércoles un resultado similar al mostrado en el conteo rápido: 37,01 % de los votos para Mesa y 46,49 % para Morales.

La ley establece que, para definir una victoria sin balotaje, el candidato puntero debe tener más del 50 % de los votos, o al menos el 40 % con una diferencia de 10 % sobre el rival más cercano.

El candidato presidencial por el “Frente de Todos”, Alberto Fernández presentó los ejes de la iniciativa destinada a atender la planificación, el crecimiento organizado, y la atención de las particularidades de cada territorio, en pos de la integración y desarrollo armónico de Argentina. “Con presencia formal y una agenda en común, se trabajará en conjunto para una nueva institucionalidad donde las Provincias sean protagonistas”, afirmó Fernández.

El Gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, participó este martes en Mendoza de la presentación del proyecto “Democracia Federal”, que realizó el candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto a gobernadores de todas las provincias argentinas.

En el acto, desarrollado en la localidad mendocina Luján de Cuyo, el principal orador de la convocatoria, Alberto Fernández, presentó una de las medidas políticas que implementará al frente del Ejecutivo nacional -en caso de resultar elegido Presidente-, para avanzar en la integración del país: “Vamos a terminar con la periferia, vamos a ser un país integrado y vamos a empezar porque el Gobierno nacional se instale una vez al mes en cada provincia para saber lo que cada una de ellas necesita. Y no lo voy a hacer solo, lo voy a hacer con los que están aquí, que son los que gobiernan cada provincia”

“Hoy estamos acompañando a Alberto Fernández en Mendoza”, indicó gobernador, Mariano Arcioni sostuvo que “cuando uno viene de una provincia del interior, como es mi caso, tan lejana del Gobierno Nacional, que tiene su visión solo en Buenos Aires, siente hoy más que nunca la necesidad de un federalismo real”.

En esa línea, Arcioni señaló: “Hoy más que nunca tenemos que volver a  ese federalismo que tanto nos costó en su momento, y que en estos casi cuatro años se perdió, más aun para las provincias que tanto aportamos a un Gobierno central”.

Fuerte señal de federalismo

El plan propuesto contempla reuniones del Gabinete nacional en las provincias, el establecimiento de capitales provinciales alternativas, y la apertura o el traslado de dependencias federales a distintas ciudades del interior, de manera temporal o permanente.

Quedaría establecido que de manera obligatoria se realicen reuniones con autoridades provinciales cada treinta días, para consensuar una agenda de trabajo articulado y que involucre a diferentes áreas de Gobierno.

La intención es la de trabajar con cada Gobernador para ir sumando ciudades, a partir de nuevos criterios, de modo de evitar las “divisiones en centros y periferias”, y para lograr el acercamiento a las problemáticas, mayor eficiencia en la aplicación de recursos, y lograr un desarrollo armónico.

Asimismo, se definieron algunas ciudades, llamadas “capitales alternativas”, por su alta densidad poblacional.

Participaron los gobernadores Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Domingo Peppo (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Sergio Casas (La Rioja), Mariano Arcioni (Chubut) y Juan Manzur (Tucumán).

Además, estuvieron el gobernador electo de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; la vicegobernadora electa de Santa Fe, Alejandra Rodenas; el vicegobernador electo de San Luis, Eduardo Mones Ruiz; y los candidatos a gobernador Anabel Fernández Sagasti (Mendoza), Axel Kicillof (Provincia de Buenos Aires), Sergio Leavy (Salta) y Matías Lammens (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). También participaron el vicegobernador de San Luis, Carlos Ponce; y la legisladora electa Natalia De la Sota (Córdoba).

La administración Trump se pronunció luego de las declaraciones críticas de Alberto Fernández sobre la relación con ese país.

Estados Unidos está dispuesto a trabajar con cualquier presidente que “gobierne democráticamente” en Argentina y encare las relaciones bilaterales “con buena voluntad”,dijo el gobierno de Donald Trump, atento a la posibilidad de que Alberto Fernández gane las elecciones de octubre.

El candidato del Frente de Todos había dicho el jueves que “depender tanto de Estados Unidos nos ha hecho retroceder, y  que buscaba un vínculo “más maduro” con Washington.

Ante una consulta de Clarín, un vocero del departamento del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado dijo que “Estados Unidos está dispuesto a trabajar con cualquier gobierno que sea electo democráticamente, gobierne democráticamente y encare nuestras relaciones bilaterales con buena voluntad”.

Agregó: “Esperamos continuar con nuestra sólida asociación, basada en valores democráticos compartidos con el pueblo argentino y el liderazgo que sea elegido, cualquiera sea el candidato que el pueblo argentino elija como su próximo presidente”.

El portavoz enfatizó luego que el “compromiso mutuo de promover la seguridad, la democracia, la prosperidad económica y los derechos humanos continuará guiando nuestra política y relación”.

Un vocero oficial ya se había pronunciado en forma similar la semana pasada, pero llamó la atención que esta vez agregara la idea de que están dispuestos a trabajar con un presidente no solo que haya sido elegido en las urnas, sino que “gobierne democráticamente” y tenga “buena voluntad” en la relación bilateral.

El gobierno de Trump, que brindó unrespaldo crucial a la Argentina en el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que se le diera el mayor préstamo de su historia, se movió con prudencialuego de las primarias que dieron como ganador a Fernández.

En Washington dudan sobre qué tipo de gobierno podría encabezar Fernández y cuánta influencia tendría Cristina Kirchner en la presidencia. En esta capital –y también en Wall Street- tienenmal recuerdo del kirchnerismo, con quien tuvieron una tensa relación por varios años. Todavía tienen bien presente aquí el simbólico “episodio de alicate”,  cuando el ex canciller Héctor Timerman abrió  una valija y decomisó material de comunicaciones de un avión militar estadounidense.

Además, desde la Casa Blanca ven con preocupación la posible pérdida de un aliadoclave contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro, al que consideran una dictadura. El presidente Mauricio Macri fue desde comienzos de su mandato un fuerte opositor al régimen de Caracas, en un giro significativo respecto del kirchnerismo.

Las declaraciones públicas de Estados Unidos estos días fueron muy medidas, lejos de los tuits presidenciales, comunicados, fotos y elogios oficiales que solían sucederse tras cualquier evento relacionado con Argentina o el presidente Mauricio Macri, de quien Donald Trump es amigo.

Se entiende el perfil bajo, ya que en Washington no quieren que el fluido vínculo con Estados Unidos sea utilizado por el kirchnerismo durante la campaña. De hecho, hubo una llamada telefónica después de las elecciones entre Macri y Trumpy, luego de mucha insistencia, la Casa Blanca confirmó a Clarínque efectivamente había sucedido, aunque en la Casa Rosada nunca lo reconocieron.

Más aún, la hija mayor de Trump, Ivanka, visitó la Argentina este miércoles y no fue a Buenos Aires ni fue recibida por Macri,como sí lo hizo el presidente colombiano Iván Duque.

Aquí ahora se observan atentamente las señales que envía Fernández. En su primera gira internacional tras triunfar en las PASO, el candidato dijo en España que Argentina debe integrarse al mundo, pero de un modo más equilibrado. Abogó por una mayor integración con Europa, “que es de donde venimos”, porque “depender tanto de Estados Unidos nos ha hecho retroceder”. No se trata de tener mal vínculo con Washington sino de “buscar uno más maduro”, alertó.

Fernández se manifestó además a favor de una mayor integración con América del Sur y dijo que su “sueño” era reflotar la Unasur, un bloque regional que tuvo al kirchnerismo dentro de sus fundadores y que siempre fue visto con desconfianza por Estados Unidos, informó El Clarín.

Los manifestantes intentarán entregar una proclama en la que piden a los militares respaldar un gobierno de transición encabezado por Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por más de 50 países

 

Los venezolanos marchan este sábado hacia los principales cuarteles del país para exigir a la Fuerza Armada que cese su apoyo a Nicolás Maduro, tras el alzamiento del martes.

Los manifestantes intentarán entregar una proclama en la que piden a los militares respaldar un gobierno de transición encabezado por Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por más de 50 países.

El opositor, quien lideró la sublevación junto con su copartidario Leopoldo López, liberado por los insurrectos de su arresto domiciliario, recalcó el carácter pacífico de las movilizaciones.

Disturbios registrados el martes durante la rebelión y el miércoles en protestas contra Maduro dejaron cuatro civiles muertos, 200 heridos y 205 detenidos, según Amnistía Internacional.

«Si encontramos un piquete no es tratar de pasarlo, es hablarles a los que están ahí, incorporarlos a la lucha. Ellos (el gobierno) van a tratar de generar violencia para intentar mostrar control y generar miedo», dijo el viernes Guaidó.

El mensaje a los militares, añadió, ratifica el «compromiso» del Legislativo, de mayoría opositora, con una ley de amnistía para quienes den la espalda al gobernante socialista, confrontado a la peor crisis socioeconómica de la Venezuela moderna.

Guaidó ya había organizado en enero movilizaciones hacia los destacamentos militares para entregar el texto de esa norma. Algunos uniformados lo recibieron; otros lo quemaron.

La situación en la nación caribeña fue analizada el viernes en el Pentágono. El secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, dijo que Estados Unidos maneja opciones militares «adaptadas» a las circunstancias en el terreno.

Tras el alzamiento, Maduro dio señales de radicalización al llamar a la Fuerza Armada a no vacilar para desbaratar los planes «golpistas» de la oposición y Washington, mientras que los altos mandos cerraron filas calificando a Guaidó de «idiota y vagabundo».