Tag

déficit fiscal

Browsing

Las cuentas públicas registraron un déficit fiscal primario de $3.766 millones (62,4 millones de dólares) en el primer mes del año, frente a un superávit de $16.658 millones del mismo mes del año pasado, anunció este miércoles el Ministerio de Economía.

El resultado negativo obedece mayormente a un impulso del gasto social durante el comienzo de 2020.

El resultado financiero de enero, que contempla los pagos de deuda pública, resultó negativo en $90.818 millones (1.505 millones de dólares).

Durante enero, el pago de intereses se tradujo en erogaciones por $87.052 millones, lo que significó un incremento interanual del 13,5%, dijo el comunicado.

Los ingresos totales de enero ascendieron a $395.225 millones (+40,3% interanual), y en este capítulo, los ingresos tributarios avanzaron 39,2% en la comparación interanual y los aportes y contribuciones a la seguridad social se incrementaron un 37,6% respecto a igual mes del año pasado.

El gasto primario totalizó $398.990 millones, lo que representa un aumento del 50,6% interanual, precisó la cartera económica.

El 80% de este incremento está explicado por las prestaciones de la seguridad social que avanzaron un 49,3% y las transferencias corrientes, que lo hicieron a una tasa del 88,7%.

El comunicado agregó que esa dinámica «se debe a la movilidad del 8,74% otorgada para prestaciones sociales, el bono de $5.000 para 4,5 millones de jubilados y pensionados, y la puesta en marcha del programa de tarjetas alimentarias en el marco del Plan Argentina contra el Hambre».

Estas dos últimas medidas implicaron desembolsos por alrededor de $25.350 millones, sin los cuales el gasto primario hubiera crecido en sintonía con los ingresos fiscales (+41% i.a.).

Las transferencias corrientes a las provincias registraron un impulso de $9.536 millones respecto a igual mes de 2019, lo que representa un incremento del 79,8%.

En esta línea, las transferencias a universidades ascendieron a $13.485 millones (+70,7%).

Los subsidios económicos ascendieron a $30.987 (+76,4%) y mostraron una divergencia entre aquellos destinados al transporte (+34%) y a la energía (+125,5%).

El crecimiento de subsidios al área energética se explica en parte a la cancelación de deudas impagas correspondientes al ejercicio fiscal de 2019.

La inflación de Argentina llegaría a un 41,7% en 2020, 0,6 puntos porcentuales menor a la esperada en un sondeo previo, mientras se prevé una caída del 1,5% producto interno bruto en el año, 0,1 puntos porcentuales menos que un pronóstico de diciembre, reveló el martes una encuesta realizada entre especialistas por el banco central (BCRA).

Para enero, el sondeo estima una inflación minorista

del 3,5%, previendo una tendencia levemente descendente, hasta alcanzar 2,9% mensual entre mayo y julio de 2020.

Los especialistas “estimaron una contracción del PIB durante el cuarto trimestre de 2019 de 0,7% sin estacionalidad, implicando una caída trimestral 0,3 puntos porcentuales inferior a la proyectada por los analistas el mes anterior”, dijo el informe.

Para 2021, se espera que la actividad económica se expanda un 1,7% y para 2022 se mantuvo una estimación alcista del 2,0%, dijo el informe.

La encuesta, prevé un tipo de cambio promedio para diciembre de 2020 a 78,7 pesos, 1,8 pesos menos que en el relevamiento previo. Para diciembre de 2021, se espera un tipo de cambio de 99 pesos por dólar.

Los participantes de la encuesta proyectaron un déficit fiscal primario para 2020 de 141.500 millones de pesos y estiman que para 2021 el déficit continuaría acotándose hasta 45.000 millones.

El informe fue realizado entre el 29 y el 31 de enero y reúne los resultados de 40 participantes, entre consultoras, entidades financieras y analistas.

Busca ahorrar al menos 600 millones de dólares, luego de las protestas indígenas de comienzos de octubre cuando el gobierno anunció una suba de combustibles, que luego debió suspender.

El presidente de Ecuador , Lenín Moreno, envió un proyecto urgente a la Asamblea con reformas tributarias, financieras y fiscales con el objetivo de reducir un déficit de unos 600 millones de dólares.

Entre sus principales puntos la iniciativa plantea la eliminación del anticipo del impuesto a la renta, la eliminación de la rebaja de ese gravamen para los que ganan más de 100.000 dólares al año, contribuciones por tres años para las empresas que facturen más de un millón de dólares anuales e impuestos a plataformas digitales como Netflix.

En una cadena de radio y televisión el mandatario explicó la noche del jueves que esta propuesta permitirá que el gobierno disponga de más recursos para seguridad, educación, salud y vivienda.

«No subimos impuestos a los que menos tienen. Confiamos en la sensibilidad, solidaridad y patriotismo de los asambleístas», dijo al tiempo que pidió a los congresistas dejar de lado ideologías y actuar por el bienestar del país.

El texto también propone la condonación de deudas por créditos educativos a 9.000 estudiantes,la eliminación de impuestos a ciertos insumos médicos y la eliminación de las deudas de 30.000 afectados por un terremoto en 2016.

El analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Fernando Martín, dijo a The Associated Press que la iniciativa «refleja la necesidad de ajustar las cuentas fiscales, aunque se han quedado un poco cortos porque el déficit es bastante más alto y hay que cubrirlo no sólo con ingresos sino con reducción de gastos».

Asimismo, el proyecto descarta un incremento del Impuesto al Valor Añadido (IVA) y no crea «ningún impuesto para los sectores más necesitados». El proyecto establece una tarifa de cero (0%) del IVA a los dispositivos para medir la glucosa, de las llamadas «bombas de insulina y marcapasos».

El Gobierno explicó que los agricultores también serán favorecidos con la reforma y que, por ejemplo, las flores, el follaje y los tractores de hasta 300 caballos de fuerza ya no tendrán que pagar IVA.

Además, «habrá un sistema tributario simplificado para el sector» y a los emprendedores se los apoyará con medidas como la eliminación del pago del anticipo del Impuesto a la Renta.

La propuesta tributaria «fortalece los principios de progresividad, eficiencia y simplicidad administrativa en materia tributaria: a mayor ingreso, mayor aporte y mayor solidaridad», agregó un comunicado de la Secretaría de Comunicación.

El Gobierno, en su proyecto, propone que las empresas que se vieron afectadas por las protestas sociales de principios de octubre pagarán un 10 por ciento menos de Impuesto a la Renta.

Este beneficio regirá para los sectores de la agroindustria, la agricultura y la ganadería de las provincias andinas de Cotopaxi, Imbabura, Bolívar, Chimborazo, Tungurahua y Cañar.

El proyecto, que por su carácter de urgente tiene un plazo de 30 días para ser tramitado por la Asamblea, reemplaza a uno previo que fue rechazado y archivado por los asambleístas el 17 de noviembre.

La presentación de esta reforma tributaria se dio luego que el pasado domingo la Asamblea legislativa negara y archivara una «Ley de crecimiento económico», que incluía un plan tributario y que formaba parte de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional.

El convenio con el FMI desató duras protestas sociales a principios de octubre, que obligaron al presidente Moreno a derogar un decreto por el que eliminaba el subsidio al precio de los combustibles, con el que esperaba recaudar unos 1.500 millones de dólares.

Para asegurarse de que esta iniciativa pueda ser aprobada, el gobierno pidió aportes a los sectores productivos y políticos y Moreno se reunió con los jefes de bloque de la Asamblea, donde el partido de gobierno no tiene mayoría, informó Clarín.

El déficit fiscal que se registrará al final del actual mandato de Mauricio Macri en diciembre de este año será de 1 billón de pesos, casi igual a la base monetaria.

Así lo señaló este lunes en un informe el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) al analizar cuánto dinero necesitará pedir prestado (o emitir) quien ocupe la primera magistratura a partir del 10 de diciembre.

IDESA destacó que a diciembre del 2019, el déficit del Sector Público Nacional total (primario más intereses de deuda pública) ascenderá a aproximadamente 1 billón de pesos.

En tanto el stock de Letras de Liquidez (Leliq) acumulado en el Banco Central y cuya contraparte son plazos fijos de los ahorristas ya asciende a 1,2 billones de pesos.

La cantidad de dinero en pesos en manos de la gente (efectivo, cuentas corrientes y cajas de ahorro) asciende a 2,2 billones de pesos. .

En el marco de la campaña electoral abundan ideas y propuestas que asumen que la situación económica actual es crítica pero que tenderá a normalizarse con una nueva administración.

Tanto las promesas de los candidatos, los últimos fallos de la Justicia e iniciativas de actores sociales importantes (por caso, los empresarios industriales con su Plan Productivo 20/23) parecen no percibir que la situación fiscal refleja «una crisis terminal y no una mera perturbación transitoria», dijo IDESA.

El Instituto señaló que una evidencia objetiva de la extremadamente precaria situación fiscal es que nadie está dispuesto a prestarle al sector público.

En agosto, el Gobierno quiso renovar las Letras de Tesorería y la licitación se declaró desierta porque no hubo ofertas para prestarle al Estado.

Ante esta situación, el Ministerio de Hacienda tuvo que imponer el re-perfilamiento, es decir, diferir compulsivamente el pago de deuda, así lo reseña Elonce.

Sin acceso al crédito para financiar el déficit fiscal, no hay otra opción que emitir moneda, dijo IDESA.

El déficit fiscal total se compone del desequilibrio del sector público más el déficit cuasi fiscal representado básicamente por las Leliq del Banco Central.