Tag

de los

Browsing

Este jueves se realizó el 16to. seminario virtual, promovido por Unicef y Unesco, dirigido a profesionales de los ministerios de Educación, bajo el tema «La priorización curricular en el contexto de la respuesta a la Covid-19, desafíos y oportunidades».

La priorización y el ajuste curricular, la recuperación de los aprendizajes y las dificultades, como también las experiencias adquiridas durante la cuarentena por el coronavirus, son algunos de los temas abarcados hoy durante el 16to. seminario virtual, promovido por Unicef y Unesco, dirigido a profesionales de los ministerios de Educación, actores clave en la reapertura de escuelas y del sector humanitario y educativo en general.

El seminario, que tuvo por tema «La priorización curricular en el contexto de la respuesta a la Covid-19, desafíos y oportunidades» contó con la participación de Ruth Custode, especialista en educación de emergencia de Unicef Latinoamérica y el Caribe y de los representantes de las carteras de educación de Venezuela, Rosangela Orozco; de Chile, María Jesús Honorato; de México, José Luis Gutiérrez Espíndola y de Uruguay, Selva Pérez.

Lo que nos enseñó esta emergencia es que “no estábamos preparados” en cómo responder a una emergencia por desastre, inundación, u otras, dijo Custode.

“Nos dimos cuenta también -continuó la especialista en educación de emergencia- que la misma receta no aplica a todos, definitivamente tenemos que tener diferentes recetas para poder garantizar el derecho a educación, que es un derecho igual que el derecho a la vida, igual que el derecho a la salud y es un derecho que se tiene que respetar y se tiene que cumplir en ese mismo nivel”, agregó.

Los expositores enumeraron varias de las enseñanzas y experiencias que dejó la pandemia.

Entre ellas, destacaron que «algunas cosas que considerábamos un privilegio deberían ser un derecho, por ejemplo, la conectividad, el acceso a las metodologías y a los métodos».

Los educadores también señalaron que los sistemas educativos latinoamericanos “son resilientes” y “fuertes”, porque de alguna manera todos buscaron la forma de llegar y si, muchas veces esto no fue posible, fue por otras cuestiones ajenas a ellos.

La integridad del sector educativo con los otros sectores fue también mencionada como una experiencia positiva. Al igual que el uso de las tecnologías.

“Nuestros educadores tal vez al inicio de la crisis, le tenían mucho miedo a las tecnologías de información, pero aprendimos que podemos capacitar a estos maestros y que realmente pueden usar esas herramientas y apoyarse en ellas”, manifestó Custode.

Se rescató además como valiosa “la responsabilidad compartida entre padres, educadores y comunidades”.

“La crisis permitió visibilizar que la educación es importante y una de las grandes lecciones también es que se ha valorado la labor del docente, los padres vieron que la escuela va más allá, que el docente no solamente da clases, que la escuela no es solamente un espacio donde el niño va y recibe su clase», concluyó la representante de Unicef y alentó a conservar este aprendizaje después de la pandemia.

Sobre las condiciones para el regreso a las aulas, Gutiérrez Espíndola contó la experiencia de México en dónde desarrollaron lineamientos, protocolos y guías a fin de dar medidas para garantizar a salud, reorganizar la gestión escolar para organizar el trabajo pedagógico y recuperar aprendizajes y acciones para prevenir el abandono escolar

Gutiérrez explicó que “aún con regreso presencial, habrá menos tiempo disponible, ya que la adopción de medidas sanitarias, el tiempo dedicado al refuerzo de aprendizajes, la asistencia alternada por días y el cierre de algunas escuelas por posibles rebrotes, obligará a la priorización de los aprendizajes fundamentales y a la “compactación” de temas, a formas de enseñanza globalizadora, trabajo mediante proyectos y en lo posible de carácter colaborativo.

Sobre la “flexibilidad» de los currículos, los expositores destacaron: “nos ha dado la pauta de pensar y repensar cómo son nuestros currículos en tiempos ‘normales’ y qué va a pasar después de esta emergencia”.

Los panelistas destacaron que los currículos de emergencia “nos permiten abordar otras necesidades en la situación de pandemia, que son las necesidades que da la emergencia, promueve cambios de comportamiento, tolerancia e inclusión, incluye aprendizaje experiencial y desarrolla habilidades para la vida”.

Un currículo escolar puede ser transformado, destacaron “para garantizar la continuidad del derecho a la educación”, pero precisaron que debe ser “transitorio, compensatorio, participativo y generador».

La pandemia «No vamos a poder abarcar todos lo que abarcaríamos en un currículo normal. De ahí que tiene que ser práctico, flexible, realista y alcanzable. Y tener en cuenta otros aspectos como apoyo psico-social”, concluyeron los educadores.

Los fallecidos por COVID-19 en el mundo durante más de medio año de pandemia suman hoy 560.814, mientras que los contagios superan los 12,4 millones, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En las últimas dos jornadas se alcanzaron tasas récord de infecciones, en torno a 220.000 nuevos casos diarios a nivel global, aunque el número de fallecidos por día se mantiene estable en torno a los 5.000, como en los pasados dos meses.

«Los protocolos se presentaron rápido el 22 de mayo. Para esto esperamos que pase el brote de Trelew», expresó Marcelo Fernández Resnik, dueño de Línea de 3 .

Asimismo, afirmó que los mismos permiten solamente dejar jugar a los clientes e irse rápidamente. «No pueden abrir confitería ni vestuarios, cambiar horarios de cancha para que no haya cruce de distintos grupos, no utilizar pecheras y pago anticipado por una sola persona», comentó.

NECESIDAD
«Durante las salidas recreativas es inevitable que la gente juegue a la pelota», señaló. Por lo tanto, consideró fundamental la reapertura de las pocas canchas que hay en la zona. «Son como cuatro o cinco en Trelew, por ejemplo», acotó.

Según su visión, la situación es preocupante. «No tenemos fuerza de protesta.Necesitamos una respuesta certera porque también hay familias detrás de la actividad y vemos que la apertura no es pareja para todos», dijo.

EN EL PAÍS
Por otro lado, sostuvo que existen ejemplos como Salta y Tucumán donde abrieron sin problemas. «Son ciudades y provincias más grandes. Además de un montón de lugares pequeños en el país que volvieron; aquí solo ocurrió en Dolavon desde el lunes, con el mismo protocolo», indicó.

La OMS registró un total de 11,6 millones de contagios, tras sumarse 172.000 más el martes, una cifra más baja después de tres días seguidos en los que se superaron los 200.000 casos diarios.

Con Estados Unidos a la cabeza, seguido por Brasil, el continente americano concentra a 6 millones de personas contagiadas de coronavirus, más del 51% de los casos globales, y registra más de 268.000 muertos de los 539.026 totales, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS registró un total de 11,6 millones de contagios, tras sumarse 172.000 más el martes, una cifra más baja después de tres días seguidos en los que se superaron los 200.000 casos diarios.

Este leve descenso coincide con un menor número de casos reportados en los países más afectados del mundo, como Estados Unidos o Brasil, informó la agencia de noticias EFE.

En tanto, el número de decesos a nivel global desde el inicio de la pandemia es de 539.026, de los cuales más de 268.000 pertenecen a América, casi el 50%, mientras que 200.000 se sitúan en Europa.

Estados Unidos y Brasil suman el grueso de las cifras.

MientrasEEUU superó los 3 millones de infectados y las 131.000 muertes, Brasil contabiliza más de 1,6 millones de casos y casi 67.000 decesos, mientras el país espera que el mandatario, el ultraderechista Jair Bolsonaro, se realice el segundo test de Covid-19 luego de que ayer el primero le diera positivo.

Estados Unidos, Brasil, la India y Rusia son los países más afectados por número de infecciones, seguidos de Perú y Chile, que superaron en las últimas horas la barrera de los 300.000 casos, mientras que México se sitúa en octavo lugar con más de 260.000 contagios.

Los servicios de luz, agua y cloacas en Patagonia tienen un dueño, Héctor González. El Jefe del Sindicato de Luz y Fuerza de la Patagonia. Sindicalista, empresario de múltiples rubros y ahora dueño de medios de comunicación dedicados a cubrirle las espaldas.

Jefe sindical indiscutido que supo crear junto a su hermano un imperio multimillonario a partir de independizar su recaudación y control político patagónico del sindicato nacional de luz y fuerza.

En los últimos años ha despuntado el vicio e intentado usar parte de sus millones y recursos para armar un partido (De la Educación la Cultura y el Trabajo) e intentado postularse dentro del peronismo con resultados pésimos, porque como todos los “gordos sindicales”, a mas millones y poder, menos votos.

Héctor González no se ha privado de nada en la construcción de su poder, ha financiado a diversos candidatos, entre los más sostenidos ha sido Adrian Maderna en Trelew que en la campaña de 2015 el sindicato le aporto millones y le salió bien esa apuesta.

Por momentos grupo empresario, por momentos fundación de pensamiento con aportes valiosos a la discusión del desarrollo regional, por momentos sindicato tradicional duro y violento, por momentos rama peronista fracasada, el zar de la luz no se priva de nada.

Tiene con qué, es tal vez la caja de recaudación más importante del mundo sindical y sin duda del mundo político chubutense.

En materia de servicios públicos, Héctor González ha decidido o permitido a otros decidir cada paso, ley, decreto o esquema de funcionamiento en Chubut en los últimos 20 años. Nada se aprueba sin su consentimiento. Este articulo está muy lejos de detallar los tentáculos empresarios, mediáticos, económicos y políticos de un pulpo que año a año crece su poder en todas las direcciones.

Héctor González, y sus dos alfiles, su hermano y Gustavo Monesterolo en materia de servicios públicos son el poder, lo demás es decorado, personajes livianos que en-ropados de circunstanciales cargos de ministros, presidentes de cooperativas o intendentes pasan por la Fundación Tercer Milenio en la calle Irigoyen de Trelew a pedir permiso. Ellos pasan y González queda.

Entre el menú de recursos que dispone para “convencer“ el Zar de la luz, cuenta con el tradicional paro y lucha, que en el caso de la luz es muy efectivo, o el financiamiento de campañas, o noticias convenientes en diario jornada y sus medios, o usa cada tanto la distribución de puestitos laborales a hijos o parientes de políticos en algún lugar de servicios públicos o cooperativa que sea, donde ganar 5 veces más que en el resto de los trabajos parecidos, inclusive más que en la justicia. O una combinación de todo eso. Así muchos ansían llevarse bien con González y lo que el zar mande en materia de servicios públicos.

La democracia argentina se ha caracterizado en los últimos años por una inflación de organismos y normativas que ponen al sistema en muchos campos al punto de la ingobernabilidad por complejidad y trabazón, un sistema poblado de actores con capacidad de veto o traba pero sin capacidad de mando y concreción integral.

Esta misma madeja se da también en el campo de los servicios públicos y el zar de la luz lo aprovecha como nadie para consolidar su poder.

Han armado un sistema cada vez más poblado de instituciones y organismos que deben intervenir de un modo u otro sobre el manejo de estos servicios públicos.

Entre los más significativos (no los únicos) están las cooperativas locales, el IPA (Inst. Prov. del agua), la Subsecretaria de Servicios Públicos, el Ministerio de Infraestructura, la Federación de Cooperativas, los municipios en su doble rol ejecutivo con los intendentes y los legislativos con los concejales, los organismos reguladores y de control, y ahora desde 2019 la frutilla de la torta con el invento por la legislatura del Ente Provincial Regulador de los Servicios Públicos. Obra maestra en la consolidación de su poder en todo el sistema por parte del Zar de la Luz. (también están en el banco de suplentes por las dudas que el sindicato toque pito, la Secretaria de trabajo, el INAES, y los diputados amigos siempre dispuestos a armar alguna comisión).

Así con cada vez más normas, convenios, leyes que cumplir y más organismos que copar y alinear el sistema se ha vuelto de una complejidad y lentitud impresionante. Aún con todo el poder del mundo como tiene el Sindicato de Luz y Fuerza y sus alfiles infiltrados en el sistema, no logran alinear y hacer funcionar el sistema.

Solo logran coparlo y extraerle todo el jugo posible para intereses menores del orden sindical o corporativo.

Cabe mencionar de paso que el sindicato es el que más sedes inmensas y fastuosas está construyendo en plena crisis del 2020, dejando a su primo de camioneros como un pequeño sindicato en expansión. Total, a Héctor González y G. Monesterolo lo que les sobra es recaudación, varias decenas de millones de pesos por mes de nuestras facturas van a parar a la construcción del imperio.

Y ni hablar a partir de la nueva caja multimillonaria que inventaron con el nuevo organismo provincial de regulación que obliga a todos los usuarios de Chubut a dejarle un porcentaje. Increíble pero cierto.!

Pero los servicios públicos en si para toda la sociedad están cada vez peor, de peor calidad, más frágil, imprevisible, sin inversiones y rudimentario. Lo han exprimido abusivamente.

Es tan grande el poder del zar de la luz que en una provincia que no puede pagarles los sueldos a las enfermeras en plena pandemia, el gobernador se comprometió a pagarle a la gente de servicios públicos primero en el cronograma junto con las fuerzas represivas. ¡Mucho antes que, a enfermeras y médicos, cobra luz y fuerza!

El gobernador Mariano Arcioni, a través del decreto en el que Chubut adhiere a una medida del gobierno nacional que impide el corte de servicios por falta de pago, calificó a los empleados de Servicios Públicos como «esenciales» y dispuso que tendrán prioridad absoluta en el cobro de haberes. Se trata de una decisión acordada con el Sindicato de Luz y Fuerza.

Lo paradójico es que Luz y Fuerza es uno de los sindicatos más chicos del Chubut. Mucho más chico que Docentes, Comercio, UOCRA, Estatales, etc pero muchísimo más poderoso.

Un sindicato que logro un convenio colectivo de trabajo muy beneficioso y costoso en la década del 70 que defiende con uñas y dientes, de imposible modificación por los actores locales, y que ampara a todos los trabajadores del sistema, sean trabajadores arriesgados de la electricidad o simples burócratas dentro de la secretaria de Servicios Públicos en Rawson.

Los servicios públicos tienen un costo laboral monstruoso que en muchos casos supera el 85% de todos los costos generales de muy difícil administración, a pesar que nos facturen boletas cada vez más impagables.

El Zar de la luz ha construido un imperio a costa de nuestros aportes, un imperio en expansión que puede dejar a los pueblos y comunidades sin luz por días o semanas, pero como los reyes africanos su sed de poder y riqueza es inagotable. Aunque nos quedemos todos sin luz.

Según informó la Cámara de Exportadores (CERA), la balanza comercial con un saldo positivo de US$ 18.036 millones superó el máximo previo alcanzado en julio de 2003.

La balanza comercial de bienes acumuló durante los últimos 12 meses, hasta mayo, un superávit de US$ 18.036 millones, “lo que representa en términos nominales el más elevado desde que existen registros en Argentina (1910), superando el máximo previo alcanzado en julio de 2003”, informó la Cámara de Exportadores (CERA).

El Monitor de Comercio Exterior elaborado por la entidad sobre la base de datos del Indec señaló que la mejora, respecto de los 12 meses previos, “se debió principalmente a una caída del 22,6% en las importaciones producto de la recesión económica y las medidas de confinamiento social por la pandemia del Covid-19”.

Por su parte, las exportaciones registraron en ese lapso una leve reducción de 0,4%, principalmente por menores ventas durante la pandemia, ya que hasta diciembre pasado se observaban incrementos interanuales.

El informe de la CERA recordó que en mayo se registraron ventas al exterior por US$ 5.061 millones (-16,3% que un año atrás) y compras por US$ 3.168 millones (-31,8%), con lo cual el saldo comercial del mes se ubicó en US$ 1.893 millones.

En línea con lo observado en los dos meses previos, debido a la pandemia las exportaciones de bienes esenciales registraron en mayo un leve incremento (de 1% en alimentos y 3% en farmacéuticos), mientras se anotaron caídas en los demás productos, particularmente en la industria automotriz (-75%) y la maquinaria (-45%).

Entre los productos importados, en tanto, las mayores caídas en mayo correspondieron a las partes de bienes de capital (-81,4%), los bienes de capital (-30,6%), los bienes intermedios (-15,7%) y los bienes de consumo (-11,5%).

Durante los primeros cinco meses del año, el retroceso en las exportaciones fue de 11,5% con respecto al mismo período de 2019, mientras la baja en los embarques fue de 23,8% en la misma comparación, precisó la Cámara de Exportadores.

La directora del Instituto de Hemoterapia de Buenos Aires, Nora Etchenique indicó que «la transfusión de plasma por aféresis funciona para pacientes moderados a graves».

Ciento cincuenta de los 175 pacientes con coronavirus transfundidos con plasma sanguíneo en la provincia de Buenos, es decir el 85 por ciento, se recuperaron, aseguró la directora del Instituto de Hemoterapia de Buenos Aires, Nora Etchenique.

«Tenemos 25 pacientes que fallecieron pese al plasma que les fue transfundido, pero estas personas estaban en situación crítica, ya habían presentado fallas multiorgánicas y tenían ventilación mecánica por 15 días», destacó la profesional.

La médica, aseguró que tras estos casos se observó que «la transfusión de plasma por aféresis funciona para pacientes moderados a graves».

«Por ahora tenemos stock para satisfacer la demanda; esta cuarentena más estricta nos va a permitir reforzar los equipos para realizar este tipo de transfusiones en los partidos de General Rodríguez y las ciudades de Mar del Plata y Bahía Blanca», refirió la profesional al canal de TV A24.

La especialista precisó que no todas las personas recuperadas de coronavirus pueden donar su plasma y estimó que alrededor del 30% de los ancianos, mujeres y niños recuperados puedan donarlo.

«Con el modelo de aféresis tenemos un mismo paciente que puede donar hasta tres veces su plasma. Un hombre por ejemplo puede hacerlo hasta cinco veces al año, mientras que la mujer cuatro veces», destacó la directora del instituto.

Etchenique precisó que por este método se están obteniendo «muy buenos resultados», aunque aclaró que «los pacientes asintómaticos a los que les fue detectado el virus Sars CoV-2, no se les puede extraer ningún anticuerpo, sí en el caso de los recuperados que estuvieron en estado moderado a graves de la enfermedad» .

La médica indicó, además, que la cantidad de plasma que se transfiere es de 275 centímetros cúbicos y que las personas obesas deben recibir dos unidades de plasma.

Desde el Instituto de Hemoterapia «estamos estudiando transferir plasma por el método de aféresis a niños y adolescentes que están graves por el coronavirus», añadió la especialista.