Tag

de casos

Browsing

Las autoridades sanitarias de la provincia fijaron criterios excepcionales para los casos de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, que están atravesando una compleja situación epidemiológica por la proliferación de casos de coronavirus que se vienen dando.

En Comodoro y Rada Tilly cualquier persona que haya tenido contacto con un paciente de Covid y presente síntomas es considerado como «caso positivo» sin hisoparlo. Si el cuadro del paciente se agrava, y debe ser hospitalizado, recién ahí se le hace el hisopado para corrobar si es positivo de coronavirus. Los contactos estrechos que presentan síntomas y tienen factores de riesgo, siempre son hisopados.

Desde el Ministerio de Salud indicaron que lo más importante es el aislamiento. No es necesario realizar un hisopado por varias razones: La PCR NEGATIVA no descarta la infección, ya que se puede estar en periodo de incubación. De igual manera si sos contacto estrecho de un positivo tenés que realizar el aislamiento por 14 días y no te habilita para trabajar por más de que el hisopado, haya dado negativo.

Qué hay detrás del “preocupante” repunte de casos en varios países. Alemania, Francia, España, Bélgica, Reino Unido y varios otros países europeos están en alerta debido a un drástico incremento en el número de nuevas infecciones de coronavirus.

Según los datos recogidos el 14 de agosto por la Universidad Johns Hopkins, en la última semana se reportaron en Alemania 7.242 nuevas infecciones; 12.786 en Francia; 5.804 casos en Reino Unido; 4.941 en Países Bajos y 4.175 en Bélgica.

Las autoridades europeas están tomando medidas para tratar de reducir el número de infecciones.

Alemania advirtió a sus ciudadanos que no hagan viajes que no sean esenciales a España, uno de los países más afectados por el nuevo repunte de casos.

Reino Unido impuso cuarentenas de 14 días para los viajeros procedentes de varios países, incluidos Francia, Países Bajos y España.

Bélgica ordenó el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos de Bruselas, la capital. Y España decretó este viernes el cierre de discotecas y bares debido al repunte de la infección.

Pero, ¿a qué se debe este alza de casos?

Contagio de jóvenes

«Hay varias razones por las que estamos viendo resurgimientos en la toda la región europea», le explica a BBC Mundo el doctor Richard Pebody, epidemiólogo de la Oficina para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS). preocupante

«Estas incluyen una relajación en las medidas de distanciamiento social, y la evidencia sugiere que hay brotes en algunos países que podrían estar impulsados en parte porque los jóvenes han bajado la guardia este verano (boreal)».

«Aunque observamos diferencias en la región, sí hemos visto que ahora más jóvenes se reportan entre los casos de covid-19», agrega.

En efecto, este parece ser el caso de España, donde en la última semana se reportaron 27.479 nuevos casos de la infección.

«La gran proporción de casos en España son jóvenes que tienen expresiones menos severas de la enfermedad y que son asintomáticos», le dice a BBC Mundo el doctor Daniel López-Acuña, experto en salud pública y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, en España.

«Esto puede llevarnos a una falsa impresión de que en realidad no hay mucho problema porque estos casos no requieren muchas hospitalizaciones y no hay casos severos».

Los rebrotes de coronavirus en España que generan preocupación en el resto de Europa
«Pero hay que tomar en cuenta que los jóvenes, aunque no desarrollen casos severos, pueden ser transmisores de la enfermedad, contagiando a personas mayores y amplificando el núcleo afectado y aumentando los casos severos», señala el experto.

Los expertos afirman que una posible explicación de esta tendencia es un incremento en las conductas de riesgo entre los jóvenes después de que se retiraron las cuarentenas.preocupante

En España, por ejemplo, una gran proporción de nuevos casos se han vinculado a situaciones de ocio nocturno, fiestas juveniles y convivencias de aglomeraciones.

Más movilización, menos distanciamiento

Otro factor que parece estar impulsando este repunte de infecciones en Europa es la mayor movilidad de la gente que está de vacaciones o regresa de ellas.

«Desde que se levantaron las cuarentenas y se abrieron las fronteras de los países del área económica europea, con la cultura de verano de Europa, esto ha supuesto un gran movimiento de personas», explica el doctor López-Acuña.

Es inevitable que haya nuevos brotes de casos hasta que se alcance un umbral suficiente de protección en la población.

«El turismo, tanto interno como externo, ha supuesto un incremento de la movilidad y en esa movilidad van incluidos los casos asintomáticos y un aumento en la transmisión de la enfermedad».

También está el hecho de que después del retiro de las cuarentenas en la región, se han dejado de respetar, en muchos casos, las medidas de distanciamiento social.

«El relajamiento en las medidas de distanciamiento social es preocupante  y una de las razones por las que estamos viendo un resurgimiento de casos en toda la región europea», explica el experto de la OMS, Richard Pebody.

Preocupante «El distanciamiento físico es parte de un paquete de medidas para detener la transmisión y salvar vidas. Pero el distanciamiento físico por sí solo no es suficiente; necesitas usar una mascarilla donde se recomiende, evitar las aglomeraciones y las áreas cerradas y lavarte las manos con frecuencia», recuerda.

Más pruebas, más casos

Aunque las políticas sobre las pruebas de diagnóstico varían de un país a otro, muchos están ahora llevando a cabo más pruebas en su población y esto ha generado un aumento en el número de casos positivos.

«En efecto se están haciendo más pruebas PCR (siglas de reacción en cadena de la polimerasa) y, en España, las regiones autónomas que más han hecho PCR mejor han controlado los brotes», señala el doctor Daniel López-Acuña.

«Aquí hay un fenómeno que puede resultar paradójico: por un lado hay que hacer más PCR para poder detectar y aislar los casos asintomáticos para que no transmitan la enfermedad, y al hacer más PCR, es claro que se diagnosticarán más casos positivos».

Los expertos están de acuerdo en que lo que está viviendo Europa no es una segunda oleada de la pandemia, sino que se trata de repuntes de la primera oleada.

«Estos repuntes ocurren porque el virus sigue circulando, no ha desaparecido», le dice a BBC Mundo el profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública.

«El virus genera muchas infecciones asintomáticas y esto va transmitiendo la enfermedad en forma de brotes aislados, lo cual hace muy difícil el combate y la total eliminación de la transmisión» del coronavirus, agrega.

Por su parte el preocupante, el experto de la OMS, Richard Pebody, asegura que no debemos hablar de una segunda ola de pandemia. Se trata, dice, de «una pandemia que está en curso».  

«Las preguntas clave que debemos formular son: ¿sabemos si el virus está circulando en el país?, ¿cuánta presión estamos ejerciendo sobre el virus?, ¿entendemos qué poblaciones están afectadas? y ¿tenemos las medidas de control necesarias para mantener la presión sobre el virus?».

Los casos globales de la COVID-19 alcanzan hoy los 19,1 millones, mientras que los fallecidos ascienden a 714.873, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los casos en las últimas veinticuatro horas fueron 278.000, una cifra ligeramente inferior al récord registrado hace una semana (293.000), pese a que se temía que hubiera un nuevo máximo, de acuerdo con la curva ascendente en dientes de sierra de la pandemia.

Brasil registra un total de 64.867 muertes causadas por el nuevo coronavirus, con 602 decesos en el último día, mientras que el número de casos confirmados ascendió hasta los 1.603.055, según informó este domingo el Gobierno.

El Ministerio de Salud reportó en su boletín diario de la enfermedad 26.051 contagios en las últimas 24 horas.

Ese incremento diario de 602 óbitos rompió una secuencia de cinco días consecutivos por encima del millar de víctimas mortales relacionadas con el COVID-19 en este país de 210 millones de habitantes.

Los fines de semana las cifras suelen presentar un importante descenso debido a la menor actividad de los órganos públicos para contar los datos que reciben de cada uno de los 27 estados brasileños.

Brasil es uno de los focos globales de la pandemia y el segundo país con más infectados y óbitos en el mundo, apenas por detrás de Estados Unidos.

No obstante, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Brasil supera a la potencia norteamericana cuando se contabilizan apenas los óbitos de los últimos siete días: 7.213 frente a 4.415.

Desde el pasado 19 de mayo, cuando sobrepasó por primera vez la barrera de los 1.000 fallecidos diarios, el gigante suramericano ha registrado un promedio de 1.022 óbitos al día.

Las autoridades investigan además el fallecimiento de otras 4.147 personas que podrían haber sido provocadas por el patógeno, que continúa su expansión, ahora con especial virulencia en las regiones centro-oeste y sur del país.

La tasa de mortalidad de la enfermedad se sitúa ahora en las 30,9 decesos por cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, los pacientes recuperados subieron hasta los 906.286, lo que supone un 56,5 % del total de infectados.

Los estados brasileños más azotados por la pandemia son Sao Paulo (320.179 casos confirmados y 16.078 muertes), Ceará (121.464 y 6.441) y Río de Janeiro (121.292 y 10.667).

Los investigadores discrepan sobre cuándo se alcanzará el pico de la curva epidemiológica y los hay incluso que defienden que nunca llegará y que Brasil mantendrá un nivel medio de decesos y contagios durante un largo periodo de tiempo debido a la dimensión continental del país.

Varios estados y ciudades del país, entre ellos Sao Paulo y Río de Janeiro, están inmersos desde junio en un proceso de reapertura de sus economías, pese a que la curva epidemiológica aún sigue en fase creciente, aunque menos acelerada.

Este lunes reabrirán los bares, restaurantes y salones de belleza de la capital paulista, que ya permitió el funcionamiento del comercio de calle y los centros comerciales con restricciones.