Tag

Daniel Murphy

Browsing

Daniel Murphy, secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut Seccional Sur convocó a docentes a una caravana. El dirigente remarcó “el gobierno lejos de corregir errores y arreglar cuestiones en la provincia tenemos todas las razones para movilizarnos, teniendo en cuenta que tenemos el virus afectando a la ciudad vamos a hacer una caravana para evitar contagios, la caravana parte de 3 y 39, hasta el centro y de ahí a recorrer algunas calles. Con algunas paradas breves”.

Además, Murphy manifestó que parte del reclamo es en contra de la criminalización de la protesta social que tiene a decenas de trabajadores judicializados. “Estamos a una semana de la primera citación por los hechos en la Legislatura y en Casa de Gobierno, todo esto se tiene que terminar esta política de criminalización de la protesta”.

En cuanto, a las novedades de pago, Murphy reclamó cronograma de pagos e indicó que no hay novedades sobre los salarios de junio ni el medio aguinaldo. “A diario nos cuentan los compañeros como salen a buscar el mango como sea, como si no tuviéramos trabajo, el gobierno no nos permite ni siquiera tener la educación como deberíamos y a esto se agrega el problema de nuestra caja de jubilaciones, nos dicen que está en déficit es una estafa gigantesca”, cerró.

Guido Otranto vuelve a ser noticia, esta vez porque será quien juzgará a un dirigente gremial docente acusado de entorpecer el tránsito en Comodoro Rivadavia mientras reclamaba que el Gobierno provincial les pagara a los empleados estatales el salario en tiempo y forma.

Agosto de 2017. Hasta ese mes el nombre de Guido Otranto solo era conocido públicamente en Esquel y alrededores. Se trata del primer juez federal de esa ciudad, donde asumió en 2013 pese a que el cargo fue creado seis años antes. Sucesivos imponderables postergaron su asunción, a la que asistió el gobernador Martín Buzzi.

El gobierno de Mauricio Macri estaba en ese momento en la cúspide de su aceptación y su ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, pregonaba a diario la política de la mano dura para con quienes cortan rutas, se rebelan a designios de los poderosos y no aceptan dejar tierras que les pertenecen desde tiempos ancestrales. La rebeldía del pueblo mapuche enfrentando al grupo Benetton produjo un enfrentamiento que terminó en la Justicia.

Santiago Andrés Maldonado (28 años) desapareció en circunstancias más que claras para quienes acepten ver los videos de la represión que ejerció personal de Gendarmería sobre una decena de manifestantes que exigía la restitución de sus tierras. Entre ellos estaba el joven artesano, oriundo de la localidad bonaerense de 25 de Mayo.

Bailando con Patricia

Un mes y medio más tarde a Otranto lo empiezan a conocer en todo el país, y la mayoría ya desconfía de su imparcialidad. El 22 de septiembre la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia lo separa de la investigación.

Para los jueces Javier Leal de Ibarra, Aldo Suárez y Hebe Corchuelo de Huberman «la decisión fue con fundamento en el alegado temor de parcialidad evidenciado por la familia de Santiago Maldonado».

La familia del joven artesano, visto con vida por última vez el 1° de agosto, y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) fueron los que impulsaron las recusaciones contra Otranto, argumentando «imparcialidad, prejuzgamiento y enemistad manifiesta».

El mismo fiscal, el mismo juez

El fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellver, fue quien había pedido el apartamiento de Otranto al pronunciarse a favor del pedido de recusación del CELS.

Según Bellver, Otranto prejuzgó con su opinión sobre el caso en declaraciones periodísticas y eso lo inhabilitaba a continuar al frente de la causa. Es que el juez suscribía la teoría oficial de que la desaparición del artesano no estaba vinculada con ninguna fuerza de seguridad y que tal vez se hubiera ido del país o bien que murió ahogado al arrojarse solo al río Chubut.

Curiosamente, es ahora el mismo fiscal Bellver quien elevó a juicio la causa contra el secretario general de ATECh Zona Sur, Daniel Murphy, procesado por un corte de ruta en el marco del reclamos salariales de los empleados públicos chubutenses.

El juez que juzgará a Murphy es Otranto, porque la comodorense Eva Parcio viuda de Seleme ya emitió opinión al elevarla a juicio. La otra opción posible era alguno de los jueces de Rawson, Hugo Sastre o Gustavo Lleral, quien luego quedó a cargo de la causa Maldonado aunque su conclusión mereció serios reproches.

Según dijo Bellver en una radio comodorense, Otranto es el indicado para juzgar a Murphy porque desconoce los pormenores de la acusación y puede garantizar imparcialidad. ¿Será justicia?

«Criminalizar la protesta»

El dirigente docente Daniel Murphy expresó que «sería muy grave que esto avance a juicio, esto es un intento más de criminalizar la protesta».

Agregó que «Si pretenden amedrentarnos con estas cosas, quiero decir que no lo lograrán. Quieren castigar nuestro atrevimiento a reclamar cosas que nos corresponden. Sería muy grave que por una caravana se avance en un juicio».

Luego relató que «en el 2018 hicimos una caravana y un acto en Cerro Dragón en medio de una lucha sindical junto a otros sectores. Por eso iniciaron una causa federal que ahora quieren elevar a juicio».

«Estaremos rechazando y repudiando esta decisión de la Justicia. Las cosas que el Gobierno hace para nosotros es un delito y cada vez que reaccionamos a esto, recibimos un ataque», dijo en diálogo con FM La Petrolera.

Asimismo, aclaró que «los ciudadanos comunes necesitamos que actúen contra los incumplimientos gubernamentales».

«Si pretenden amedrentarnos con estas cosas, quiero decir que no lo lograrán. Evidentemente la Justicia Federal no tiene mejor cosa que hacer que castigar nuestro atrevimiento a reclamar cosas que nos corresponden», indicó.

El dirigente de la Regional Sur de ATECh, Daniel Murphy, manifestó su preocupación por las jubilaciones «forzadas» de trabajadores del estado que inició el gobierno provincial y aseguró que son parte de una «premisa falsa». Interpretó que «no está claro cómo se reemplazará a quienes eventualmente dejaran vacantes claves, nos van a dejar sin maestros y enfermeros».

Daniel Murphy considera necesario que «el gobierno aclare cuestiones porque los mismos abogados del ISSyS tienen dudas» respecto del achique en la planta de trabajadores que proyecta el gobierno de Mariano Arcioni para el futuro inmediato.

«El problema es más de fondo y nos preocupa la premisa de la que se parte, que es la cantidad de estatales; los supuestos salarios altos y en donde el ministro Antonena mintió más de una vez con total desfachatez, diciendo que eran 60 mil y luego admitió que eran 49 mil», expresó el dirigente sindical de ATECh en FM Del Mar.

«Nos alarmamos porque nuestro reclamo es por más gente para determinados sectores. Si nos van a dejar sin maestros y sin enfermeros, ¿previeron quién los reemplazará si se jubilan de acuerdo a esta lógica mercantilista del gobierno», se preguntó.

Asimismo, «van a desfinanciar la Caja por lo que nos preguntamos ¿a dónde quieren llegar? ¿Qué problema van a resolver? Hablan de un ahorro de 900 millones y son números que se sacan del aire».

En cuanto al débito laboral (aceptar el 70% de sus salarios aquellos próximos a jubilarse y quedarse en sus casas), Murphy destacó que ello implica que «hay que creerle a Arcioni que nos va a pagar».

Por otra parte, se refirió al caso puntual de los docentes «que se quieren jubilar y acceden a los requisitos pero este sistema perverso los tiene hasta tres años para que lo hagan, habiendo cumplido con más de 25 años de servicios. Hace dos años que nos prometen que se va a agilizar y no pasa nada. Y ahora dan vuelta todo. Dicen que el problema es el Estado cuando es la deuda y los negociados de la deuda».

Los trabajadores de la educación de la Regional Sur de ATECh realizarán hoy miércoles una concentración y protesta para reclamar por los salarios atrasados, rechazar el pago escalonado y el protocolo con el que Gobierno provincial pretende retomar las clases presenciales en Chubut.

«Mañana a las 11 de la mañana vamos a estar convocándonos en la Plaza San Martín, respetando la distancia social y con barbijos, y después vamos a realizar posiblemente una caravana por el centro de la ciudad», explicó el día de ayer el sindicalista docente Daniel Murphy.

En el marco de toda la semana de retención de servicios a nivel provincial, agregó que «El gobierno pretende poner en marcha el Consejo Asesor y un protocolo para la vuelta a clases de manera presencial, pero nosotros entendemos que ese protocolo es inviable y que se trata de un gobierno muy poco propenso al diálogo, avanzando más allá de lo que opinen los sindicatos».

Respecto de uno de los reclamos centrales, indicó que «Si no hay una inversión en materia educativa y se ponen al día con los sueldos atrasados, el protocolo en inviable porque deben cumplir con lo que establece la ley. En cuanto a las condiciones edilicias es muy poco lo que se hizo, porque los 90 millones que se mencionan no son suficiente y no dan cuenta de las obras que hacen falta».

En respuesta a los dichos de la ministra, el dirigente de la Regional Sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh), Daniel Murphy, aseguró que causa “indignación” la exposición de la ministra.

Este viernes al mediodía, la ministra de Educación de Chubut, Florencia Perata, anunció el depósito de los fondos nacionales del incentivo docente, además puso en valor el trabajo en la virtualidad durante la cuarentena. Indicó que las medidas de fuerza fueron anunciadas solo de manera mediática, ya que “al 15 de mayo hemos notado gran labor de los docentes”. En este sentido manifestó su confianza en un retorno ordenado a las clases tras el receso invernal.

”Parece vivir en otra realidad no en la educación de la provincia”, dijo y adelantó que se analiza para la próxima semana una medida de fuerza de carácter provincial. “Está en discusión si la semana que viene avanzamos en una declaración de paro provincial”, indicó.

En este sentido, el dirigente de ATECh, Murphy afirmó que el reclamo excede el atraso en el pago de los haberes. “No solamente tenemos el problema salarial, el avance en las obras de infraestructura en las escuelas es muy poco, no están dadas las condiciones para discutir un protocolo de regreso a clases con un gobierno que hace como que escucha, pero sigue pisoteando nuestra opinión”, lamentó y recordó que no fueron convocados a trabajar en un protocolo de retorno a clases presenciales.

En cuanto, al paro que se proyecta para los próximos días, Murphy expresó en diálogo con Radio Del Mar que sería la primera medida de fuerza en el marco de la virtualidad. “No hemos hecho un paro en la virtualidad, lo haríamos la semana que viene, se hizo presentaciones de retención de servicios una medida que es individual”, explicó.

Consultado, sobre el pago del incentivo docente, el dirigente sindical comentó que de manera sistemática se procede a la retención desde Provincia de esos fondos procedentes del Estado nacional, “una suma que no representa más de 2.700 pesos por trabajador”.

Finalmente, Murphy envió un mensaje a los padres con niños y adolescentes en edad escolar e indicó que deberían velar por las condiciones de las escuelas a las que deben retornar. “Hemos visto la desconfianza de los padres sobre el retorno de los chicos a las escuelas, esa desconfianza se tiene que convertir en reclamo para que los chicos estén seguros y cuidados en las escuelas”.

La Regional Sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh Sur) conducida por Daniel Murphy, emitió este fin de semana un comunicado en el que acusa al Ministerio de Educación provincial de seguir adelante con políticas inconsultas y arbitrarias.

“Venimos padeciendo ‘gestiones’ ministeriales que mantienen el mal funcionamiento administrativo permitiendo toda clase de irregularidades (diputadas y funcionarios con sobresueldos ilegales en horas cátedra, etc.) y miles “errores” en los pagos de sueldos, asignaciones familiares, incentivo docente: un robo constante que se suma al atraso salarial. Nos toca sufrir además un grado mayor de arbitrariedades y autoritarismo”, señala en su primer párrafo.

Y prosigue diciendo que «los acuerdos en Paritaria Nacional establecen la conformación de Consejos Asesores para definir los procedimientos y seguimiento del reinicio de actividades integrados por los sindicatos. Se estableció que deben consensuarse las normas y procedimientos con respecto al trabajo docente virtual o no presencial y asimismo para el retorno a las actividades presenciales a nivel nacional y jurisdiccional…».

“Sin embargo el Ministerio de Educación sigue avanzando sin que importe la realidad o lo que opinamos las y los docentes. Como se pudo ver en el conversatorio del 25/6 con la Ministra Perata, en el que no se pudo preguntar ni opinar”, continuaron.

En ese marco, subrayaron que “el Protocolo Laboral para tareas administrativas y pedagógicas en el ámbito del ministerio de educación, resolución ME 104/2020 del 26/6 es más de lo mismo. Define la modalidad de guardias administrativas y pedagógicas de carácter esencial, transitorio y excepcional, para el funcionamiento de las actividad administrativa en las dependencias del Ministerio de Educación…”.

Cuestionamientos

Desde la Regional Sur de la ATECh, se preguntaron:

– ¿El personal del Ministerio de Educación (y sus representantes sindicales) fue consultado? ¿Tendrá derecho a realizar retención de servicios? ¿o no lo tendrá porque se lo considera “esencial”?

– ¿Hasta cuándo pretenden gobernar contrariando toda normativa (paritaria, ley, decreto, estatuto…) que nos les resulte funcional?

Y coincidieron en que “nada garantiza que a partir de esta Resolución no pretendan obligar a personal administrativo o directivo – que consideren esencial – a trabajar sin consulta ni acuerdo alguno, poniendo en riesgo la salud de las y los trabajadores”.

Como remate, expresaron: “por todo eso, rechazamos esta práctica autoritaria y exigimos el cumplimiento de todas las obligaciones del Gobierno, incluyendo la conformación de Consejos Escolares Regionales”.

Daniel Murphy, desde la Regional Sur de ATECh, se refirió a la caravana que realizaran el día de mañana para dar continuidad a todos los reclamos del sector que se han venido desarrollando en la provincia. 

“Nos da mucha bronca que no solo les alcance con no pagar los sueldos a tiempo, violan las leyes, no es solo es eso, sino que no están descontando días de paro y de retención, no se puede creer que hagan esto, es un reclamo permanente”, manifestó Murphy.

El gremialista también denunció y dijo “Mariano Arcioni miente respecto a hablar con los gremios sobre el pago de aguinaldos, es una maniobra de él. Nadie renunciaría a un derecho que tiene a cobrar como corresponde el aguinaldo, nosotros rechazamos cualquier corte de derechos de los trabajadores”.

Aseguró que actualmente se “están haciendo designaciones por fuera de lo que establece la reglamentación, le enviamos una carta documento a la ministra de Educación y a una directora de una escuela de Comodoro”, señaló el gremialista.

Al ser consultado por el desarrollo de las clases virtuales, expresó que  “no se está garantizando la igualdad de condiciones respecto a las clases virtuales, porque no todos los alumnos tienen acceso a este servicio”.

Asimismo manifestó Murphy  “la educación depende del vínculo, no funciona por una vídeo llamada, no les sirve a todos los chicos de los distintos niveles, y hasta ellos están preocupado, porque no pueden concretar todas las actividades y necesitan acompañamiento”.

Por último el gremialista dijo “Hoy a una sobrecarga laboral en las personas que tratan de sostener el vínculo con los estudiantes, porque además de usar todos los medios que tienen a su alcance, usando sus casas, su tiempo y su internet, también tienen responsabilidades en su hogar”, expresó.

Fuente: El Comodorense Radio por FM La Petrolera 89.3

Daniel Murphy, Secretario General de ATECh Zona Sur, lidera los reclamos urgentes de los docentes, que tienen como eje el pago de los salarios en tiempo y forma. El comodorense se mantiene lejos de la lógica acuerdista de algunos dirigentes y enfrenta críticamente al gobierno de Mariano Arcioni, que adeuda hasta tres meses en algunos casos mientras crece la incertidumbre sobre el pago del medio aguinaldo y el futuro de la educación después de la cuarentena.

En un diálogo exclusivo con El Extremo Sur, Murphy remarcó que «hace tiempo que el Gobierno usa la cuarentena para tapar los reclamos, para agravar todavía más las condiciones en relación al pago escalonado y para no discutir salarios; eso es lo que ha cerrado cualquier camino de diálogo».

La deuda millonaria de la provincia se suma a la constante represión que sufren los docentes en lucha, de la que el mismo referente sindical fue víctima el pasado año tras su detención junto a Magalí Stoyanoff. La conducta del gobierno no hace más que aumentar la tensión del conflicto docente, que se mantiene vigente desde hace meses.

En medio del aislamiento social obligatorio, desde la Regional Sur denuncian que el silencio del Gobierno se agrava mientras por el momento es difícil evaluar la posibilidad de retomar un plan de lucha en las calles.

Tras fracasar varios acuerdos propuestos por el Ejecutivo Provincial, que según el sector docente no cubren la totalidad de las demandas, desde ATECh Zona Sur continúan denunciando las políticas de Arcioni al tiempo que sostienen la lucha por el pago de salarios estatales, el cumplimiento de los planes de infraestructura escolar y la postergación de la deuda provincial, entre otros ejes.

Murphy enfatizó los lineamientos claves de la lucha docente y la manera en que podría desarrollarse dentro de una frágil coyuntura, atravesada además por la crisis sanitaria.

¿En qué momento se origina el conflicto con el Gobierno que mantiene hasta hoy la lucha docente?

Nosotros podríamos decir que el último proceso intenso de lucha se inicia cuando en enero de 2018 en enero el Gobierno Provincial intenta imponer la Ley de Emergencia. Originalmente tenía alrededor de 40 artículos e incluía un avance muy fuerte contra los estatales, contra los derechos de los trabajadores y varios planteos directamente ligados al ajuste. Ahí se reinicia este proceso de lucha que se extiende hasta ahora. Tiene etapas y momentos. 2018 fue un momento muy intenso de lucha, hasta mitad de año, cuando se firmó el acuerdo y se llegó a una especie de cierta calma. Pero no dejamos de reclamar porque siempre tuvimos razones para hacerlo.

¿Cómo siguió la situación en 2019?

Hasta pasadas las elecciones tampoco tuvimos procesos intensos de luchas. Entonces empezó a hacerse mucho más fuerte el pago escalonado, al anunciarse que se incumplían los acuerdos paritarios firmados y al mostrarse que la verdadera situación de la provincia era mucho más crítica de lo que habían dejado entrever. Esta provincia viene siendo calificada muy mal en transparencia desde hace al menos tres años. Por lo tanto, ha sido siempre muy difícil saber cuánto se debe, cómo se debe, cuál es la situación real financiera y económica de la provincia.

¿Cómo se interpreta desde el sector docente el discurso del Gobierno provincial?

Son discursos que encubren su verdadera política, que no dicen lo que realmente están haciendo. Lo hacen para ganar tiempo, para que nosotros pensemos que están tratando de resolver algunas cuestiones que nos preocupan. Pasaron seis Ministros de Educación, y no se han resuelto cuestiones administrativas. Supongamos que uno acepte lo que dice la actual Ministra de Educación, que ella no puede gestionar sobre salarios, que no es su tema. Y tampoco lo hace sobre infraestructura, lo cual me parece gravísimo, pero supongamos que aceptamos esta excusa. Entonces, se van a ocupar de resolver los problemas de mala liquidación de sueldos, se van a ocupar de resolver las demoras que hay para jubilarse, que se van a resolver los problemas que hay con las enfermedades profesionales, que no son reconocidas como tales, o los problemas con la ART, se va a empezar a cumplir la Ley de Riesgo de Trabajo. Sin embargo, seis Ministros de Educación no han resuelto nada respecto a eso. Algunas cosas podemos decir que han mejorado, pero la verdad es que sigue siendo un drama jubilarse, sigue siendo un problema enfermarse, un montón de situaciones que hacen que uno se pregunte para qué tenemos un Ministro de Educación.

¿Actualmente existe alguna posibilidad de renegociar, de reabrir la cuestión salarial y llegar a un acuerdo en un futuro próximo?

Hoy la prioridad es esta: cobrar en tiempo y forma. Pero también entiendo que es necesario que los docentes salgan de la línea de pobreza. Hoy un docente que recién se inicia no llega a cubrir la canasta familiar, tiene que cubrir dos cargos y hasta trabajando doce o más horas por día va a estar arañando el costo de vida real de la provincia. Entonces está claro que el salario es insuficiente, pero es todavía peor cuando ese salario no llega en tiempo y forma, y uno no sabe ni siquiera cuando va a cobrar.

¿Qué nivel de adhesión hay dentro de las acciones de lucha? ¿Qué respuesta dan los chubutenses ante el reclamo docente?

La participación docente -y en particular en las últimas acciones- ha ido creciendo. Es más grande que en las anteriores, incluso en condiciones que no son únicamente las del aislamiento sino también la de cierta desesperación, cierta amargura y preocupación muy severa, que tienen nuestros compañeros y compañeras. Creo que al resto de la comunidad le pasa más o menos lo mismo: la situación es muy crítica y parece que no se puede encontrar una salida porque este Gobierno nos cierra absolutamente todas las puertas. Lo vive el comerciante, lo vive quien trabaja por su cuenta, todos somos parte de la misma comunidad y vivimos y sufrimos las consecuencias de distinta manera; pero son las consecuencias de la misma política.

¿Cree que el aislamiento corrió el eje de los reclamos, y que de alguna forma agudizó el conflicto?

Desde la Regional Sur venimos diciendo desde hace tiempo que el Gobierno usa la cuarentena para tapar los reclamos, usa la cuarentena para agravar todavía más las condiciones en relación al pago escalonado, sin ninguna duda; para no discutir salarios, eso es lo que ha cerrado cualquier camino, y para poder intentar al menos avanzar en cuestiones como la renegociación de la deuda. El Gobierno agravó la política contra los estatales, dentro de la cuarentena, porque sabía que tenía la posibilidad de hacerlo sin que se salga a la calle masivamente como se hizo en los últimos años. Eso sin ninguna duda hay que decirlo, lo cual es absolutamente repudiable.

¿Es una política establecida del gobierno acorralar a los estatales en pleno aislamiento?

Nos parece absolutamente despreciable que el gobierno aproveche lo que nosotros consideramos necesario, que es el aislamiento, para acallarnos. En lugar de buscar la manera de solucionar los problemas, hay un silencio absoluto de parte del Ministerio de Educación. Durante las últimas semanas se han hecho reclamos desde ATECH, se han unificado reclamos a través de la Junta Ejecutiva y se han presentado. No se han dado respuestas a reclamos administrativos, cuestiones que no tienen razón de ser: gente que dejó de cobrar sin razón, descuentos que se hicieron que no corresponden, bajas que no corresponden, malas liquidaciones que se han agravado. Aprovechar que no se puede hacer el reclamo como habitualmente lo hacemos para pagarle menos a la gente nos parece muy cruel y muy injusto para todos. Al revés de lo que se ha planteado en otros ámbitos, incluso a nivel nacional, que se planteó cómo tratar de resolver la situación. Acá parece que quieren aprovechar la pandemia para agravar nuestra situación, que es producto de y fruto de la misma política que lleva adelante Arcioni.

¿Cómo perciben desde ATECH la situación educativa después de la pandemia? ¿Se contempla un regreso a clases en caso de que se reinicie el ciclo lectivo?

El Gobierno tiene que hacer todos los esfuerzos para que las escuelas estén en condiciones y para que todo esté garantizado cuando se defina el reinicio de las actividades escolares. Tienen que tener las escuelas en condiciones, con calefacción, con infraestructura, todo lo que vienen prometiendo y no han hecho, todo lo que venimos denunciando desde hace años. Porque esa es una lucha que no cesó. Seguimos reclamando porque es muy escaso lo que se ha hecho.

¿Cuáles son los requisitos imprescindibles para una potencial vuelta a clases?

En primer término, tienen que poner las escuelas en condiciones, y tienen que garantizar los salarios. Eso es lo principal para poder iniciar las clases. Además, tiene que avanzar la higiene en las escuelas. Nosotros venimos reclamando hace tiempo la falta de personal operativo, es notable la reducción de personal operativo en las escuelas a lo largo de los años. Se jubila alguien, renuncia o se va a otra parte y ese puesto de trabajo no se reemplaza, con lo cual hay escuelas que necesitan, por ejemplo, doce personas para la limpieza, y tienen cuatro. Esto hace que las condiciones de higiene rápidamente se deterioren y tengamos serios riesgos para la salud. No hablo de la pandemia. En cualquier momento de la vida hay riesgo de contagio de hepatitis, de cualquier tipo de contaminación en el agua, en los pisos, en las mesas.

¿Cómo sería un futuro plan de lucha luego de la pandemia?

Hoy no podemos arriesgar ni aventurar cuál sería el plan de lucha, como podemos seguir, porque las condiciones han cambiado enormemente. Esto requiere un debate interno y definir de qué manera vamos a seguir, porque luchando vamos a seguir luchando. De qué manera, eso lo definirá el conjunto.

¿Se profundizó el diálogo con el Gobierno Provincial en torno a un posible cronograma de pagos?

No hay fecha, no hay programa de pago. Lo que han hecho es cancelar las deudas con la cláusula gatillo, eso es lo que se ha pagado en los últimos días. También con muchísimas falencias. En tema salario no sabemos nada, al cuarto rango todavía se le adeuda el salario de marzo, y ninguno cobró salario de abril.

¿Qué visión tiene sobre la manera en que podría evolucionar la Educación en Chubut a largo plazo?

Yo creo que hay que pensar en distintas opciones. Una es si el conjunto de las comunidades en cada escuela, los docentes, los padres, los chicos, estudiantes, nos hacemos protagonistas en la lucha de la educación pública y avanzamos en reclamar, y en conseguir, definir y pensar una escuela mejor, entonces tenemos una perspectiva a futuro, tenemos una posibilidad de avanzar, y que todas las experiencias difíciles que hemos transitado se conviertan en aprendizaje, útiles para construir una mejor escuela. Mejor quiere decir más apta para resolver las necesidades que tiene nuestra comunidad, nuestros estudiantes.

¿Cuál es la otra opción?

La otra opción es la negativa. Que se siga avanzando en una privatización encubierta, la intromisión de algunas empresas en las escuelas, el achicamiento de la escuela pública. Esa sería la otra posibilidad, y es concreta, es real, puede darse. Entre las dos, en cualquier escenario, está la posibilidad de que se aproveche esta cuarentena para flexibilizar todavía más el trabajo docente y poner la virtualidad como una alternativa barata de educación, como pasa en algunos países: hay experiencias de escuelas de bajo costo, con contenidos prefabricados, de baja calidad, que no tiene relación ni vínculo con la realidad y el contexto de los estudiantes, que desechan toda experiencia de avanzada que hemos tenido con la escuela pública a lo largo de muchos años, todo lo grupal, lo que hace a la reflexión crítica, autónoma sobre la realidad. Tenemos que reforzar la reflexión sobre lo que nos pasa y sobre lo que necesitamos como comunidad. La escuela tiene que ser para la comunidad, no puede ser para una empresa, porque perdería todo su sentido y se convertiría en otra cosa, seguramente en una escuela mutilada, pobre, difícil de reconocer entre los sueños que hicieron que la escuela pública argentina fuera ejemplar para otros países.

¿Cuál es el trasfondo político e ideológico de la posición del gobierno?

Todo este escenario tiene un mismo contexto de fondo, la misma base, y es el problema de la política que se lleva adelante. Si queremos salir adelante, se puede. Pero hay que tener la decisión de hacerlo. Hay que dejar de pagar esta deuda, investigarla y renegociarla; pero en términos que sean favorables para la provincia de Chubut. Por otra parte, hay que cobrar impuestos a las grandes empresas. Si eso no sucede, esta provincia y todos sus habitantes estamos condenados a seguir arrastrándonos entre deudas y fracasos políticos de figuritas que creen que sonriéndole a la cámara se puede engañar a alguien, y resolver algo.

Los docentes del Chubut volvieron a las escuelas hoy -fecha de presentación por calendario- y de inmediato comenzaron a desarrollar asambleas escolares para darle mandato a los sindicatos que los representan sobre los pasos a seguir de cara al inicio del ciclo lectivo, previsto para el próximo 26 en la provincia.

La Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (Atech) pidió a través de una circular remitida a los maestros de todas las escuelas que evalúen las medidas a seguir ante «los reiterados incumplimientos del gobierno».

A partir de esta situación, docentes de la Regional Sur de ATECh resolvieron hoy realizar una retención de servicios a partir del lunes para no iniciar el ciclo lectivo 2020.

«Por decisión unánime de los mandatos no se iniciará el ciclo lectivo la semana que viene, con modalidad de paro o retención de servicios», adelantó Daniel Murphy, secretario general de la Regional Sur de ATECh.

«Realizaremos un acto el lunes, se lo propondremos a los demás gremios estatales para unificar el reclamo ante un gobierno que no da respuestas. Hay muchas escuelas que necesitan obras de manera inmediata y no se ha hecho nada, o se ha hecho muy poco o se empezó y están muy lejos de ser terminadas las obras», dijo Murphy a la radio local 89.3.

El Gobierno de Arcioni les adeuda a los docentes, según detalló el gremio, un remanente de las dos «cláusulas gatillo» (aumento automático por aplicación del IPC) aplicadas el año pasado y debe cargar aún una tercera cuota correspondiente a enero, que aún no fue pagada.

El grueso de los maestros se encuentra en el segundo rango, donde están los que cobran entre 40.001 y 65.000 pesos, escala que todavía no cobró.

Al reclamo de los docentes de gestión pública chubutense se sumaron hoy los privados, con un paro de 24 horas convocado por el Sindicato de Trabajadores de Privados (SADOP).

El secretario general de la Regional Sur de ATECh, Daniel Murphy, analizó el acuerdo realizado por parte de los mandatos provinciales, de regresar a las aulas desde el martes 19 de noviembre en toda la provincia.

“Es un plan de lucha muy largo. Entiendo que no hay una derrota por nuestra parte. Seguimos con los reclamos. En muchos mandatos se solicita el no inicio de ciclo lectivo 2020 sino se cumplen las paritarias” exclamó en diálogo con FM El Chubut

Al ser consultado sobre la determinación de los delegados de las escuelas el día sábado, y la posterior confirmación de regresar al dictado de clases, comentó: “Nosotros lo que consideramos es que se tiene que hacer lo que diga la mayoría, por eso no voy a opinar ni a favor ni en contra de mis compañeros. Es una decisión democráticamente definida y me parece correcto en los términos en los que se ha planteado por la mayoría”.

“Es un plan de lucha muy largo con un gobierno al que no le ha importado perder días de clase, y a nosotros si. Por lo tanto, si los compañeros han evaluado cerrar una etapa y ha quedado definido que ´está bien´, sobretodo porque entiendo que no hay una derrota por parte nuestra. Es el gobierno quién ha querido destruirnos como organización, quiso aplastar la lucha y no lo ha logrado, por lo tanto con los logros que se han obtenido o no en esta lucha, cerramos una etapa y seguimos reclamando todo lo demás” .

“Seguiremos reclamando que se cumplan los plazos, los compromisos y se efectivamente, teniendo en cuenta que lo importante son los temas edilicios, la ley de creación del fondo de infraestructura para que se ponga en práctica y esperemos que así sea. De acá en adelante, y en el período de vacaciones se ponga en marcha un plan real que haga posible el inicio del ciclo lectivo 2020 en condiciones adecuadas en todas las escuelas de la provincia” expresó el dirigente gremial.

Murphy además fue consultado sobre el proceder por parte del sindicato docente en el caso de que el gobierno no pueda concretar lo estipulado, dijo: “Está claro que no hay una rendición ni resignación en nuestro reclamo.

También aparecen muchísimos mandatos de escuelas cuya propuesta es de no iniciar el ciclo 2020 en caso de que esto no se cumpla en forma íntegra la paritaria del 2019. Es decir que si no hay un cumplimiento en los últimos días de febrero o los primeros de marzo, como las tres cláusulas gatillo, no vamos a consentir al gobierno. Sino iremos a una nueva paritaria en febrero” sentenció el secretario de la Regional Sur de ATECh, informó El Comodorense.