Tag

Cushamen

Browsing

En La ChIsPa, el escritor se ocupó del robo a la familia Nahuelquir. Fue el primer paso para que las tierras terminaran en manos de Benetton. La vigencia de una historia que hoy tiene a Santiago Maldonado como nueva víctima.

“Es urgente que los legisladores aclaren los despojos de Cushamen”. Así tituló La ChIsPa en 24 de enero de 1959 una nota escrita por Osvaldo Bayer -fundador y director del medio- sobre el robo de tierras a Rafael Nahuelquir, en el noroeste de la Provincia de Chubut.

Como integrante de la comunidad Ñancuchi Nahuelquir, Rafael era uno de los habitantes del predio de 625 hectáreas que le correspondieron en la distribución realizada en 1899, entre los ocupantes originarios de la zona. Puntualmente, ocupaba el denominado lote 140 de la Colonia Cushamen.

El detalle del despojo de esos territorios, lo expuso Bayer en la publicación La ChIsPa, editada en Esquel, en 1959. El periódico sólo duró cuatro meses -ocho números-, pero fue tiempo suficiente para que el periodista, escritor e historiador deje sentada su mirada sobre el proceso de corrimiento y matanza de los pobladores originarios de esas tierras.

El periodista Bruno Nápoli editó hace pocos meses un libro con los facsímiles del periódico La ChIsPa. Los textos referidos a la situación en Cushamen se convierte en un material motivo de consulta clave para entender la vigencia del reclamo mapuche en ese territorio.

Nápoli repasa que “en 1958, Osvaldo Bayer se radica en la ciudad de Esquel, contratado por el diario local como redactor. Por diferencias insalvables en el tratamiento político de las notas, es despedido del diario, sin paga y con una acusación desopilante: tentativa de homicidio contra el empresario/dueño del medio. Lejos de correrse de escena, decide quedarse y fundar el periódico ‘La ChIsPa’”.

En ese periódico “denuncia a los latifundistas y terratenientes del lugar, describe con detalle el robo de las tierras de Cushamen por parte de comerciantes y políticos, celebra la revolución cubana, y desgrana toda su pluma contra las políticas económicas heredadas del golpe de 1955 y continuadas por lo que el periódico llama ‘la gran estafa argentina’ (el gobierno de Arturo Frondizi)”.

La ChIsPa -que como “bajada” agregaba en su portada “Contra el Latifundio-Contra el Hambre-Contra la Injusticia”- investigó “el tema de las tierras de Cushamen”. Textualmente, el primer artículo de la serie, señalaba: “Hace cerca de cuarenta años que el Estado entregó al jefe aborigen Rafael Nahuelquir un predio de 625 hectáreas en el lote 140 de la Colonia Cushamen (…) así comienza el detallado drama de la tierra en Cushamen (…) que publicaremos en nuestras páginas a partir del próximo número”.

En el número siguiente del periódico, bajo el título “Los dramas negros de Cushamen”, el medio detalla que “un ciudadano árabe de nombre Juan Sfeir (…) solicitó al jefe aborigen Rafael Nahuelquir le alquilara la casa en que éste vivía, en el lote 140 de la colonia. El señor Sfeir nunca pagó un centavo a Rafael Nahuelquir, y además se negó a entregar la casa, que luego vendió con mejoras de su propiedad a otro ciudadano árabe: Heikel El Khazen. Este caballero estableció un comercio y desde él comenzó el despojo de las familias aborígenes de la colonia”.

El medio creado por Bayer detalla un engorroso proceso, en el que se vieron perjudicados la viuda e hijos de Nahuelquir; y, en cambio, como el comerciante Julio Telleriarte y el tasador Luis Zuschlag operaron para quedarse con las tierras. La estrategia incluyó un remate, realizado “sin notificar a los herederos”, y del cual fue comprador el propio Telleriarte, aquel comerciante que debía interceder ante el tasador.

Bayer lo relató así: “En resumen: muerto el jefe de la familia se nombró un tasador de los bienes. Ese tasador exigió la suma de 160 pesos por el pago. Los hijos de Nahuelquir pagaron esa suma a Luis Telleriarte, quien les dio un recibo. Años después el tasador reclamó el pago de los 160 pesos ante el juez”.

“El juez -agregó el periodista, en 1959- ordenó entonces el remate de los bienes de Nahuelquir resultando comprador nada menos que Luis Telleriarte, quien hizo un gran negocio”.

“Del dinero obtenido en el remate los herederos no han recibido hasta la fecha un solo centavo. Les queda la casa habitación que valientemente se negaron a desalojar”, detallaba La ChIsPa.

Telleriarte se convirtió en Diputado Provincial por la Unión Cívica Radical del Pueblo, en Chubut, y pidió una “investigación” por las publicaciones de La ChIsPa. Bayer lo provocó desde las páginas de su medio: “Él comenzó el principio del camino como un vulgar ciudadano, luego acumuló dinero y experiencia y con eso pensó que nadie se iba a cruzar en su camino, pero el hombre propone y Dios dispone: se reunieron varios hombres responsables y valientes y crearon el periódico La Chispa, ¿para qué? Para decir la verdad aunque ésta sea dicha a señores que hoy son legisladores”.

Y continuó: “¿Porqué pide el citado legislador una investigación parlamentaria?,¿porqué no pide que la Justicia intervenga como correspondería?, ¿tendrá cola de paja y miedo a que se le queme? (…) Por último contestaremos al señor Telleriarte sobre algo por él dicho: ‘Sin prestigio no podría sentarme un minuto más en esta banca’ ¿Qué espera para levantarse Señor Telleriarte, o cree por ventura tener prestigio?”.

Uno de los artículos sobre el tema se publicó en la tapa del periódico, junto a un recuadro que daba cuenta de otra noticia relacionada con la situación de la tierra y la explotación de los trabajadores rurales. “Leleque no pagar” es el título bajo el cual se detallan los resultados de una asamblea de socios de la Sociedad Rural de Esquel. “Los latifundistas ingleses dicen no tener plata para pagar el pan de los trabajadores criollos, que con el sudor de sus frentes mantienen a todos esos ‘misters’ y ‘ladies’ de Londres, que se hallan prendidos como garrapatas de nuestra sangre”, concluía el artículo.

Se trata de la misma Sociedad Rural que 58 años después firmó un comunicado reclamando protección para sus latifundios, “amenazados” por el reclamo territorial de los pueblos originarios. Ni una línea dedicó la Sociedad Rural en ese comunicado a la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

La zona arrebatada por Telleriarte es parte de la estancia que pasó por manos de la Compañía de Tierras del Sud Argentino S. A., y ahora posee Luciano Benetton; los territorios son los mismos que recuperaron los integrantes del lof en Resistencia Cushamen; las víctimas de aquellos sucesos y de la represión de hoy siguen siendo las mismas.

Enestosdias

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, recibió este jueves por la tarde en Rawson a los Jefes de las Comunas Rurales de Las Plumas, Carrenleufú, Los Altares, Colan Conhué, Gastre y Cushamen. Allí, el mandatario provincial les anunció que tiene como objetivo reactivar las obras en todas las Comunas.

Durante el encuentro de trabajo, del cual también participó el subsecretario de Asuntos Municipales, Luis Aguilera, se abordaron temas relacionados a las obras públicas prioritarias en cada una de las Comunas, y el adelantamiento de las elecciones.

En la reunión, que se desarrolló en la Sala de Situación de Casa de Gobierno, estuvieron presentes los Jefes Comunales de Carrenleufú, Sergio Núñez; de Las Plumas, Nilda Tolosa; de Los Altares, Mario Oviedo; de Cushamen, Omar González; de Gastre, Marcelo Aranda; y de Colan Conhué, Raúl Santander.

Al término del encuentro, Sergio Núñez, jefe comunal de Carrenleufú, sostuvo que “mantuvimos un encuentro con el Gobernador, queríamos conocer de primera mano el esquema de trabajo que tenemos de aquí en adelante, hablamos de obras y temas políticos, con toda la predisposición del Gobernador por tener una charla extensa”.

“En lo particular a Carrenleufú hablamos de las próximas inauguraciones que tenemos en el mes próximo, como la puesta en marcha de la turbina del Arroyo Cajón, la inauguración del nuevo edificio comunal, las cuadras de adoquines y cordones cuneta, lo que van a ser la Fiesta del Salmón del Pacífico, junto con el Aniversario de la Comuna”, detalló Núñez.

En relación a lo político, el Jefe Comunal de Carrenleufú señaló que “como tanto se habla de adelantamiento de las elecciones, nos tenemos que preparar, y vinimos para sacar conclusiones con el Gobernador y ver si vamos a ir a una reelección”.

Por su parte, Omar González, jefe Comunal de Cushamen, comentó que “hemos concluido una reunión con el Gobernador, donde se abordaron distintos temas, cómo hemos venido trabajando y qué proyecciones tenemos a un futuro próximo”.

“Estamos finalizando obras que construimos con fondos del bono de financiamiento provincial, y pusimos sobre la mesa otros proyectos importantes de cara al 2019, y la intención era dialogar con el Gobernador Arcioni, si se iban a poder ejecutar. Está el compromiso de poder llevarlos adelante, y por ese lado nos vamos muy satisfechos”, remarcó González.

Consultado por el adelantamiento de las elecciones, el Jefe Comunal de Cushamen indicó que “está la posición firme del adelantamiento de las elecciones, y en ese contexto se aproximan los plazos, y queríamos conversar cómo se continúa de aquí en adelante”.

“Ha sido una buena charla, el Gobernador nos brindó su acompañamiento en la gestión. Esto hace que lo acompañemos y esperaremos a seguir dialogando. La intención es seguir acompañándolo, y que hayan respuestas que son muy importantes para nuestras localidades”, cerró González.

La Legislatura aprobó una iniciativa de la diputada Alejandra Johnson Táccari (Bloque “Chubut Somos Todos”) declarando de “Interés Legislativo la XXII Edición de los Juegos Mapuches- Tehuelches”, cuyos objetivos son “rescatar los valores de los antiguos y proyectar el futuro para seguir creciendo” que se llevarán a cabo del 20 al 22 de noviembre en la Escuela N° 67 del Paraje Ñorquinco Sur de Cushamen.

Táccari destacó la participación activa de todas las comunidades escolares de la zona de Cushamen y expuso que “se trata de un proyecto iniciado en el año 1997, que surgió como una necesidad de dar respuesta a muchas de las conductas puestas de manifiesto por los niños, a través del rescate de costumbres recreativas de sus ancestros”.

“El juego constituye un indicador más de la identidad de un Pueblo, que puede perderse o reafirmarse. Así la pérdida de vigencia y desaparición de los juegos tradicionales se correspondería con un deterioro de identidad cultural. A través del juego el niño se relaciona con su entorno social primario y luego con el general o secundario, explora la creatividad y desarrolla el pensamiento”, afirmó, precisando que “el adulto que ha podido practicar los juegos propios tiene más posibilidades de recrear el pensamiento tradicional”, indicó.

“Lograr recuperar lo propio redundará beneficiosamente en la recuperación de la lengua para poder pronunciar algunos elementos de los juegos y hasta en algunos casos habrá personas que recordarán los juegos en su lengua. Así como en la recuperación de uno de los elementos culturales de base, que es el aspecto cultural lúdico propio de varones como de mujeres, y a consecuencia de esto se recuperarán fiestas en las que se practicaban algunos juegos “sagrados”, dado que no se podían practicar en cualquier momento sino sólo en ritos. La sociedad en su conjunto se beneficiará conociendo más elementos culturales que ancestralmente poblaron estas tierras”, expuso.

Espacios culturales

“Creemos que es necesario proporcionar espacios donde por medio de la danza, la dramatización y el juego se canalice el “grito” contenido, para alcanzar nuevas formas actitudinales que contribuyan al logro de una personalidad creativa y libre, orgullosa de su pasado y esperanzada en su presente, optimizar la confianza y el contentamiento por la fecundidad de espacios de encuentros sinceros y con climas valorativos de los haceres propios de la producción cultural mapuche”, expresó al respecto.

Participan las escuelas de la zona N° 59 de Fofo Cahuel, N° 38 Policía Federal Argentina, Escuela Secundaria N° 7709, N° 60 de Ranquil Huao, N° 69 Miguel Ñancuche Nahuelquir, y la Escuela N° 67 de Ñorquinco Sur, que este año será la escuela anfitriona.

“Esta actividad se comparte activamente y cobra sentido con el acompañamiento y participación constante de la comunidad aborigen mapuche tehuelche de Cushamen”, afirmó la legisladora oriunda de la zona mesetaria, para consignar el siguiente programa propuesto del año 2018:

MARTES 20 DE NOVIEMBRE: Las familias y la comunidad educativa de la escuela N° 67 reciben a los abuelos.
MIERCOLES 21 DE NOVIEMBRE: 5 hs. Rogativa. 
7 hs. Desayuno.
10 hs. Acto de inicio de los juegos. 
11 hs. Comienzo de los juegos
13 hs. Almuerzo. 
14. 30 hs. Reanudación de los Juegos.
16. 30 hs. Merienda, 
17 hs. Regreso de las escuelas visitantes.
JUEVES 22 DE NOVIEMBRE: 6 hs Nguillatun de despedida. 
7 hs Corre - caminata hacia la Escuela N° 69.

Reconocimiento de los ministerios

Cabe destacar que el Proyecto Juegos Mapuches cuenta con el reconocimiento del Ministerio de Educación de la Nación y también fue reconocido de interés educativo y cultural por el Ministerio de Educación del Chubut, desde sus orígenes.

“Desde esta Honorable Legislatura lograr su declaración de Interés Legislativo permitirá brindar el reconocimiento al trabajo de la comunidad educativa, de las familias, escuelas, docentes, alumnos en pos de abrir a toda la sociedad chubutense el abordaje de un proyecto inter cultural que realizan en la comunidad de Cushamen y que realza de esta manera la identidad de un Pueblo, que no permite perder sus raíces y costumbres ancestrales”, concluyó la diputada Táccari.

La actividad se realizará el jueves 6 de septiembre y permitirá a los asistentes obtener la certificación necesaria para tramitar la Libreta Sanitaria.

El Departamento de Salud Ambiental del Área Programática de Salud Esquel, dependiente del Ministerio de Salud del Chubut, y la comuna rural de Cushamen, invitan a participar de la “Jornada de Capacitación en Buenas Prácticas de Higiene en la Elaboración de Alimentos y Nutrición”, que se realizará el próximo jueves 6 de septiembre en dicha localidad cordillerana.

La actividad se desarrollará en el Centro Ruca Peñi de Cushamen, de 9 a 19 horas, y está dirigida a elaboradores, técnicos y profesionales del rubro, y a personas vinculadas e interesadas en la manipulación de alimentos, quienes al hacer este curso estarán habilitados a tramitar la Libreta Sanitaria.

Temario

Durante el desarrollo de la capacitación, profesionales del Ministerio de Salud y la Universidad del Chubut abordarán los siguientes temas: Alimentos, Importancia Nutricional; Claves para el Aseguramiento de la Inocuidad Alimentaria; Conservación de Alimentos; Manejo de Residuos; Control de Plagas; y Enfermedades Transmitidas por Alimentos.

Inscripción y certificación

Para inscribirse, los interesados pueden dirigirse a la comuna rural de Cushamen o comunicarse al teléfono (02945) 470746, de lunes a viernes de 8 a 14 horas.

Los cupos son limitados y se respetará el orden de registro de los participantes inscriptos hasta cubrir la capacidad del salón.

La participación y certificación de asistencia en la capacitación es un requisito obligatorio para posteriormente obtener la Libreta Sanitaria y/o su renovación, según establece el marco regulatorio específico.