Tag

cotizacion

Browsing

La cotización del dólar en el mercado bursátil avanzó esta semana 6,4% y el dólar informal subió 4,5%, en un contexto de volatilidad en la que los mercados estuvieron pendientes de las definiciones que se podrían dar en el plano cambiario y de cara al inminente cierre del proceso de re estructuración de deuda.

El dólar contado con liquidación (CCL) cotizó hoy a $ 135 y avanzó en la semana 6,4%, en tanto que el dólar informal o “blue” cerró a $138 y trepó 4,54%. El dólar MEP, por su parte, se negoció a $ 129,52, con alza mínima de 0,1% y en el punta a punta semanal sumó 4,26%.

En el segmento de renta variable, la bolsa porteña cayó 0,68%, desacoplada de los mercados de referencia -como Wall Street- que finalizaron la sesión en territorio positivo, mientras que el balance semanal mostró un retroceso de 2,34%.

En el segmento de renta fija, los bonos soberanos en dólares bajaron en la semana entre 2% y 3%, en tanto que los títulos en moneda local cayeron 0,5% en promedio.

De esta forma, el riesgo país retrocedió hoy 0,7% hasta los 2.144 puntos básicos y se mantuvo prácticamente sin cambios respecto al viernes pasado.

La cotización del dólar fue el activo que más ruido generó entre los inversores, ante los rumores sobre la implementación de una hipotética restricción para la compra mensual de 200 dólares para ahorro.

Eric Paniagua, economista de EPyCA Consultores, explicó a Télam que la volatilidad del dólar bursátil y el informal en la semana reflejó la falta de definiciones que existe en el Gobierno sobre el tema y a la espera de la difusión de los principales planes que se implementarán en materia económica en la pospandemia.

«Los rumores que circulan en el mercado acerca de que el Banco Central revisaría el esquema de compra de US$ 200 por mes, fue alimentando la cotización del dólar paralelo y parte de la demanda del dólar bolsa y Contado con Liquidación (CCL)», señaló.

En la misma línea, Mariela Díaz Romero, economista senior de Econviews, advirtió «la brecha cambiaria» que existe entre el dólar oficial y las demás cotizaciones de la divisa estadounidense.

“Hoy el CCL alcanzó un máximo de 136 pesos, una brecha de más del 80% con el tipo de cambio oficial», señaló.

Las posibilidades de cambios en el mercado cambiario cobraron fuerza el sábado pasado, cuando el presidente Alberto Fernández admitió la preocupación del Gobierno por la demanda del denominado «dólar ahorro».

«La gente compra 200 dólares por mes y eso genera una demanda muy grande de pequeños ahorristas», dijo el presidente en declaraciones a radio La Red, en referencia a la adquisición de ese cupo al valor oficial fijado por el Banco Central, sobre el que se aplica el 30% del impuesto “PAÍS” (“Para una Argentina Inclusiva y Solidaria”).

Ese mismo día, desde el Ministerio de Economía aclararon que «continúa la operatoria de dólar ahorro vigente. No hay cambios. Los interesados en tales adquisiciones podrán continuar haciéndolo».

«No solo que no se piensa en restricciones, sino que se aguarda que se estabilice el frente cambiario luego de las operaciones de pasivos que se realizarán durante este mes», como los canjes de deuda por la ley de Nueva York y en dólares bajo ley argentina; y subasta de deuda en la que podrán integrarse con pesos compras de hasta US$ 500 millones (aprobado por ley prórroga del Presupuesto), señalaron desde el Palacio de Hacienda.

En cuanto al mercado accionario, las pérdidas del día de las empresas que componen el panel líder del índice bursátil porteño fueron encabezadas por Central Puerto (-2,29%); Edenor (-1,84%); Banco Francés (-1,82%); YPF (-1,78%); y Grupo Financiero Galicia (-1,45%).

Las ganancias fueron registradas por BYMA (+2,69%); Grupo Supervielle (+2,57%); Transportadora de Gas del Sur (+1,99%); Cresud (+1,52%); y Sociedad Comercial del Plata (+1,19%).

Los papeles de empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York finalizaron con mayoría de caídas lideradas por Corporación América (-7,2%); Central Puerto (-2,4%); Ternium (-2,4%); YPF (-2,2%); Irsa (-2%); y Banco Supervielle (-1,6%).

Las cinco únicas subas fueron registradas por Despegar (+1,9%); Pampa Energía (+0,7%); Cresud (+0,6%); Banco Francés (+0,6%); e IRSA Propiedades Comerciales (+0,1%).

Los bonos de la deuda argentina cotizaban en alza en la mañana de este martes con una suba de hasta el 1,18% mientras el mercado esperaba novedades sobre la negociación del Gobierno con los acreedores.

Según fuentes del mercado consultadas por NA, el Gobierno acercó en las últimas horas una mejora de la oferta a los bonistas para avanzar en la negociación con la que la Argentina busca reestructurar un pasivo de 66.238 millones de dólares.

El indicador Riesgo País de la Argentina, que elabora la banca estadounidense JP Morgan, sigue en los 2.765 puntos.

Ayer las acciones de las empresas argentinas que cotizan en la Bolsa de Nueva York subieron hasta 7,1%.

 

La caída de la cotización del barril de crudo pone en riesgo las multimillonarias inversiones que demanda Vaca Muerta, porque las compañías no llegarían a cubrir los costos de producción en un reservorio de formación sedimentaria muy dura y del que hasta ahora solo se ha desarrollado un 5% de su extensión.

Si la situación ya era compleja en el sector de hidrocarburos en Argentina, la nueva crisis por la caída de la actividad global a causa del coronavirus y la guerra de precios del petróleo agrava aún más el escenario.

«El efecto coronavirus y el efecto de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) vienen a poner un poco de realismo en estas dudas que ya tenía la economía de Vaca Muerta y que se habían manifestado por razones políticas y económicas propias de la Argentina desde agosto del año pasado», destacó a Efe el presidente del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, Jorge Lapeña.

La producción en la formación de Vaca Muerta, uno de los principales reservorios del mundo de gas y petróleo no convencionales que abarca una superficie de 30.000 kilómetros cuadrados en el suroeste de Argentina, atraviesa un momento de incertidumbre desde el segundo semestre de 2019.

Los desequilibrios macroeconómicos del país y el congelamiento del precio de los combustibles impuesto por el anterior Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) y continuado por su sucesor, el peronista Alberto Fernández, entre otras medidas frenaron las inversiones.

El director de la consultora Abeceb Gustavo Perego señaló a Efe que «todo el segundo semestre del año pasado se observó una caída sostenida de la actividad» en el reservorio que abarca parte de las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza.

«Vaca Muerta no entra en un proceso de freno ahora porque tenemos esta conjunción de una pandemia con Rusia y Arabia Saudita peleándose. Si se observan las comparaciones de actividad de Vaca Muerta antes y después de las primarias presidenciales de agosto pasado ya se empieza a notar un proceso de deterioro con respecto a la actividad y una caída tanto de fracturas como de perforaciones de manera consistente, de arriba del 30 %», precisó Perego.

El Precio del Petroleo

La operación de Vaca Muerta requiere que el precio del barril de crudo Brent de referencia «esté por arriba de los 40 a 45 dólares, porque más allá de algunas variaciones y de ganancias de productividad, la realidad es que se hace bastante difícil que sea rentable el desarrollo no convencional, que aún es incipiente, con un barril por debajo de esa cifra», explicó el economista.

Además, para sostener en crecimiento la producción del reservorio se necesita desarrollar cerca de 300 pozos de hidrocarburos no convencionales por año, lo que demandaría una inversión de entre 5.000 millones y 7.000 millones de dólares anuales, estimó el director de Abeceb.

Y aunque ya hay varias empresas activas en la región, entre ellas Shell, Equinor, Wintershall, ConocoPhillips y Pan American Energy, además de la petrolera local YPF, se necesita una mayor inyección de fondos para impulsar a pleno la actividad extractiva en la formación.

«Este año, sin que se debatiera aún por el coronavirus, había toda una discusión acerca de si Vaca Muerta iba a lograr superar los 180 pozos», alertó Perego.

De todas formas, la producción de hidrocarburos no convencionales creció en 2019 respecto al año anterior: un 49 % en el caso del petróleo y un 24 % en el del gas, de acuerdo a las estadísticas del Instituto Argentino de la Energía.

El delicado equilibrio entre costos de producción y precios de mercado amenaza sin embargo la actividad. Al inaugurar las sesiones ordinarias del Congreso, el presidente argentino, Alberto Fernández, anunció hace una semana el envío al Congreso de una ley para estimular «el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero que estimule la inversión nacional e internacional en el sector y facilite el desarrollo de la cadena industrial, tecnológica y de servicios».

«Los hidrocarburos serán una palanca para el desarrollo productivo del país», auguró Fernández, aunque los expertos ponen en duda si el Gobierno, en medio de la recesión que afecta desde 2018 al país, dispone de recursos para asistir con subsidios o incentivos al sector.

A esta situación se suma además una menor recaudación por la caída del precio del petróleo, que complicará las cuentas de las ocho provincias productoras de crudo en el país. «Con la caída del precio del barril, un retraso del precio (local) de los combustibles y el gas, con un mercado externo que está colocando topes de precio y además se aplican retenciones (derechos de exportación) y hay falta de inversión, eso lleva a que el sector petrolero esté expectante para ver qué hacer. Y eso ha llevado a una caída de la actividad muy fuerte», alertó Perego.

En una rueda de mayor demanda, el dólar “turista” subió 20 centavos a $82,50 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito, como consecuencia de que el oficial -sin recargo del 30%- avanzó 15 centavos a $63,46.

A su vez, el billete en el Banco Nación subió 25 centavos a $63,25 mientras que en su canal electrónico se ubicó en $63,20.

Fue en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa avanzó 14 centavos a $61,12 y anotó su décimo cuarta alza consecutiva, en otra jornada chata con un volumen parecido al del viernes pasado (bajó 42% a los exiguos u$s153 millones). El BCRA tuvo que vender más de u$S15 millones según estimaron operadores.

“El Banco Central mantiene una constante regulación de la liquidez del mercado y avala una leve pero persistente depreciación de la moneda”, dijo un operador de cambios. En lo que va del año, acumula un alza del 2%.

Los máximos se anotaron en $60,12 a poco de comenzadas las operaciones, cuando se comenzó a ejecutar la postura de venta colocada por el Banco Central para atender los pedidos de compra autorizados. Los precios se acomodaron rápidamente al nuevo rango establecido por la regulación oficial y, cuando puntuales órdenes de venta abastecieron el mercado, retrocedieron a mínimos en $61,115. La aparición de bancos oficiales del lado de los compradores fijó un piso muy definido de la cotización en torno a los mínimos.

Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, explicó que “sin prisa pero sin pausa, la regulación de la autoridad monetaria se mantiene sin concesiones con ajustes diarios del tipo de cambio que le hacen superar cotidianamente los máximos precedentes”.

Además agregó que “en un escenario de control de cambios, el volumen de negocios se reduce significativamente creando condiciones propicias para que el direccionamiento impuesto por el Banco Central opere sin dificultades y consiga el objetivo definido para determinar el valor del dólar en el mercado local”.

El call money subió levemente al 40%. Los swaps cambiarios sumaron u$s20 millones para tomar y/o colocar fondos en pesos mediante el uso de compra-venta de dólares para el miércoles y el jueves.

Blue y dólares bursátiles
El blue subió 50 centavos para ubicarse en $77,50 en cuevas de la city porteña, según el relevamiento de este medio, mientras que suben el Contado con Liquidación y el Bolsa, en el marco del cepo hard.

El dólar CCL -que se obtiene a partir de la compra y venta de acciones o bonos en la Bolsa- cayó 29 centavos a $83,74, con lo que la brecha con el dólar mayorista se reduce al 37%.

En simultáneo, el dólar MEP subió tres centavos a $82,32, lo que deja un spread del 34,7% con el mayorista.

Futuros y reservas
En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s270 millones. Los plazos más cortos concentraron más del 60% del volumen operado. Los meses de febrero y marzo terminaron operándose a $62,83 y $66,12 con tasas de 60,11% y 60,95% respectivamente.

Por último, las reservas del Banco Central subieron seis millones a u$s44.686 millones.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), ascendía 0,15% y se comercializaba a US$ 59,13 el barril en los contratos con entrega en febrero.

Del mismo modo el petróleo Brent del Mar del Norte, que cotiza en el mercado electrónico de Londres (ICE), subia 0,11% y el barril se ubicaba a US$ 65,05 en los contratos para marzo próximo, de acuerdo con datos de la agencia de noticias Bloomberg.

Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó hoy que su canasta de crudo cotizó el viernes en baja, a US$ 67.04, frente a los US$ 67,26 del día anterior.

El dólar para la venta al público cerró hoy a $62,96 promedio, con una baja marginal de dos centavos respecto de ayer, el mismo valor que perdió en en la semana, como resultado de las compras del Banco Central, según apuntaron operadores de mercado.

En el sector mayorista la moneda estadounidense finalizó sin cambios a $59,81, en tanto que en el balance semanal permaneció sin modificaciones.

El dólar con el recargo de 30% -contemplando el impuesto PAÍS- culminó a $81,90.

El dólar contado con liquidación (CCL), cuya operatoria cierra más tarde en coincidencia con el mercado bursátil, se vende a $79,48 (+2,1%), mientras que el dólar MEP cotiza a $77,45 (+1,6%).

El analista financiero, Christian Buteler, indicó que en la rueda de hoy el BCRA «habría comprado US$ 60 millones».

«Con un dólar en $60, recesión y un cepo brutal, el único que puede comprar es el BCRA. Pero (esta medida) no es gratis, para eso debe emitir pesos que presionarán sobre precios y dólar libre», detalló.

Las compras oficiales fueron mayores, según Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. «Hoy el BCRA tuvo que comprar 180 millones de la divisa norteamericana, para equilibrar el mercado y poder mantener el tipo de cambio en la base de $ 59,8160 que se mantiene casi inamovible desde el 21 de diciembre pasado», señaló en su reporte diario.

Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio, señaló que la divisa norteamericana volvió a operar lateralizada «en los niveles definidos como mínimos por el BCRA».

Y, agregó que puntuales órdenes de compra instaladas sobre el final de hoy «justificaron un mínimo deslizamiento del tipo de cambio mayorista».

El volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 412 millones y se operaron US$ 4 millones en el sector de futuros MAE.

En el mercado de futuros Rofex se operaron US$ 211 millones. Los plazos más cortos concentraron más del 50 % del volumen operado.

Enero y febrero se operaron a $ 60,93 y $ 62,65, con tasas de 32,40 % y 35,31 % TNA, respectivamente.

En cuanto a las Leliq, el BCRA convalidó una baja de 300 puntos básicos respecto del cierre de ayer al finalizar en 52% promedio, el nuevo piso fijado anoche por el Directorio de la entidad monetaria.

El total adjudicado fue de $ 129.671 millones sobre vencimientos por $ 128.403 millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $ 1.267 millones.

En las pizarras del Banco Nación, la moneda estadounidense se cotizó a $ 58 para la compra y a $ 62.50 para la venta.

El dólar cerró con una leve alza de 25 centavos en el Banco Nación y cotizó a $ 58 para la compra y $62,50 para la venta.

El euro, en la misma entidad, finalizó sus operaciones a $ 65.60 para la compra y a $ 69.60 para la venta.

En tanto que el índice de J.P Morgan, riesgo país, se ubicaba a las 15 horas en 2.210 puntos básicos, informó Télam.

La cotización del dólar blue y el dólar oficial se sitúa en el foco económico del día, luego de que el billete paralelo rompiera la tendencia a la estabilidad y llegara hoy a $71.

Al cierre de hoy, el dólar bluese posicionaba en $68 para la compra y $71 pesos para la venta, superando la marca más alta del mes pasado; mientras que el dólar oficial, en promedio, cotizaba a $57,94 para la compra y $62,94 para la venta. Así, la brecha entre ambos es de 12,8%.

Ayer, el dólar blue se ubicó en $66,50 para la compra y $69,50 para la venta, mostrando un aumento de $1 respecto del cierre del día anterior; mientras que el dólar oficial cotizó a $57,94 para la compra y $62,94 para la venta.

La necesidad de los ahorristas de hacerse de dólares en la parte final del año repercute en la actividad del mercado paralelo; esos movimientos también estarán condicionados por la restricción del BCRA que limitó la compra a US$200 mensuales por cada persona física, informó La Nación.

Los resultados de las Elecciones 2019 tuvieron, como era de esperar, un impacto directo en el escenario económico y en la cotización del dólar. Las recientes restricciones para la compra de divisa extranjera -también llamado cepo- volcaron el interés del mercado hacia la cotización del dólar blue.

A la espera de la apertura de los mercados y el movimiento bancario, es importante conocer que, al cierre de ayer, el dólar blue alcanzó los $70 para la compra y $73 para la venta, asi lo indicó Diario La Nación.

De acuerdo a los movimientos oficiales del lunes, la divisa extranjera cerró a $58,94 para la compra y $63,94 para la venta. En una comparativa de ambas cotizaciones, hubo momentos en que la brecha entre dólar oficial y el paralelo superó el 19%

Los próximos días serán cruciales para ver cómo se comportan los actores económicos en relación al cepo cambiario, medida instrumentada para proteger las reservas del Banco Central, también está dirigida a estabilizar el mercado.

Los precios del petróleo operaban hoy en baja en los principales mercados internacionales de referencia.

El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York, bajaba 0,56% y se comercializaba a US$ 53,06 el barril en los contratos con entrega en noviembre.

De igual modo el petróleo Brent del Mar del Norte, que cotiza en el mercado electrónico de Londres, descendía 0,57% y el barril cotizaba a US$ 59,14 en los contratos para entrega en diciembre, de acuerdo con datos de la agencia de noticias Bloomberg.

Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó hoy que su canasta de crudo cotizó ayer en baja, a US$ 59,28, frente a los US$ 59,62 del martes último.