Tag

costo

Browsing

Lo manifestó el diputado provincial por Cambiemos, Manuel Pagliaroni, quien se encuentra subrogando a la diputada Jacqueline Caminoa en la conformación del Tribunal Electoral.

Este jueves a la mañana se llevó a cabo un encuentro en el que participaron el ministro de Gobierno, Federico Massoni, el subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío y el diputado por Cambiemos, Manuel Pagliaroni, quien se encuentra subrogando a la diputada Jacqueline Caminoa en la conformación del Tribunal Electoral Provincial.

Si bien en el mes de diciembre del año pasado, se había estipulado un presupuesto de $80 millones para el funcionamiento del organismo, Pagliaroni manifestó a ADNSUR que el presupuesto para las elecciones de Chubut, van a superar los 100 millones de pesos.

Además, explicó que en el encuentro de esta mañana “se abordaron varios temas referidos al financiamiento del proceso electoral, lo que involucra a los partidos políticos que participan en las elecciones primarias, y a la obligación de Estado provincial de garantizarle determinadas cosas que están prevista en una ley que ya fue aprobada en el año 2014 y que hasta ahora, no se había puesto íntegramente en funcionamiento”.

En este sentido, dijo que “el Tribunal estableció un criterio para el pago de boletas electorales, a razón de un peso cada boleta por elector, después habrá que verificar cuáles son las fuerzas que tienen candidatos a gobernador, diputados e intendentes, y de eso dependerá el aporte que reciban”.

También, dijo que se avanzó en cuanto al financiamiento de campaña electoral, que también está previsto en la ley, “el Poder Ejecutivo hará algún tipo de propuesta en la próxima semana, como así también sobre los espacios de publicidad que debe ser equitativa para todos los candidatos para que los medios televisivos, radiales tengan espacios destinados para los candidatos”.

ADN Sur

El senador de Chubut, Alfredo Luenzo, trató de “necios” a los diputados que se bajaron y manifestó: “si hay que pagar un costo político lo pago”.

Mauricio Macri intentó rodear a su gira por Asia de dirigentes de la oposición. Buscaba dar, especialmente en India, una fuerte señal política para atraer a los inversores, advertido de que las dudas que se generan en un año electoral siempre juegan negativamente a la hora de los negocios. Invitó a varios legisladores, además de a los propios de Cambiemos. Y tres diputados le dijeron que “no”: el kirchnerista Agustín Rossi, la massista Graciela Camaño y el urtubeyista Pablo Kosiner. El único opositor que decidió subirse al avión fue Alfredo Luenzo, el senador por Chubut del bloque Argentina Federal, que plantea un mensaje anti grieta, pero va más allá al explicar los motivos de por qué aceptó la convocatoria.

“No subirse a una delegación cuando vamos a un país con las perspectivas como la India, es de una necedad que no nos podemos permitir. No estamos para este tipo de cosas. Y si hay que pagar un costo político por acompañar al Presidente y apoyarlo, lo pago, por más que pueda significar algo en el terreno electoral”, enfatiza ante Clarín. De todos modos, evita caer con más dureza sobre el resto de los parlamentarios. “Hay que respetar al que no piensa como uno”, asegura.

Luenzo dice que lejos está de convertirse en macrista. Cuestiona al Gobierno por “la cerrazón parecida a la del kirchnerismo”, señala que para Macri “es el momento de abrirse” y propone un “Pacto de la Moncloa” argentino, como en su momento reclamó su socio en el Senado Miguel Angel Pichetto. Eso sí, con el rionegrino hay un tema con el que no coincide: la ex Presidenta.

“Estoy trabajando con Miguel en Argentina Federal. Creo que desde ahí tiene que surgir una nueva Argentina, que nos contenga a todos.Y cuando hablamos de peronismo no digo peronismo sin Cristina. Yo digo que la oposición tiene que estar toda junta en un solo espacio, confrontando. Pero no contra Macri, sino con el modelo neoliberal”, señala.

-¿Con qué expectativas vino a la gira?

-Muchas. Tanto India como Vietnam son dos economías en desarrollo. Hoy la India nos está dando una oportunidad extraordinaria. Es un mercado de 1.300 millones de habitantes. Nosotros necesitamos abrirnos al mundo y viceversa: que el mundo empiece a ver a la Argentina con una expectativa distinta.

El senador, sin pregunta mediante, se mete con la grieta. “Acá no se trata de oficialismo u oposición. A veces se hace una lectura en función de las pertenencias partidarias, pero cuando salimos de la Argentina hay una sola agenda y es de todos. Y nos tenemos que comportar como tal. Tenemos que ver las oportunidades, sea por este Gobierno o el próximo”, sostiene.

-¿Qué opina de los que dijeron que no?

-A veces se confunde un escenario electoral, o posicionamientos partidarios con una representación institucional. Creo que es bueno mostrarle al mundo que estamos todos juntos a la hora de pelear por nuestro país. Acompañar al Presidente no significa estar en el PRO. Yo estoy claramente en la oposición y marco mis diferencias todos los días. Las diferencias de criterio y de modelo económico las vamos a dirimir en el transcurso de este año. Y será el electorado el que marque quién será el próximo gobierno. Pero estoy seguro que si me convocan el año que viene voy a volver a venir, así esté Macri, Cristina, Felipe (Solá) o Sergio Massa.

-Usted ha sido muy crítico de la gestión de Macri. ¿Este viaje le cambia esa visión?

-No tiene por qué cambiarme. Yo hay cosas que acompaño y cuando estamos en el marco institucional tenemos que ser respetuosos: es el Presidente de todos los argentinos y yo soy senador de la Nación. No puedo representar sólo a un sector, no es así Si bien somos elegidos por una parcialidad del electorado, esa representación luego es institucional y tenemos que trabajar para todos.

-¿El Gobierno se está cerrando? ¿Usted comparte esa mirada?

-Tengo esta sensación. Pero tal vez es producto y resultado de la crisis. Cuando se está en crisis lo que se tiende a hacer es a cerrarse. Y esto es un error. Cerrarse como a veces hace el Gobierno, con actitudes como por ejemplo de sacar decretos de temas centrales que no tienen nada de urgente y necesario, no es bueno: esa cerrazón le pasó al kirchnerismo y lo terminó colocando dentro de un frasco sin ver al resto.

ADN Sur

El costo de mantener un vehículo aumentó hasta un 55% en el último año, según un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), que evalúa cuánto se encarecieron distintos factores como el combustible, el seguro, la patente, la VTV, los peajes, y el estacionamiento.

Lo más costoso es el combustible que aumento un 78%. En tanto que la Verificación Técnica Vehicular es 42,8% más cara, el seguro 34%, el estacionamiento 33,3% y la patente 33,2%.
«La disparada del dólar impactó de lleno en los rubros que más pesan a la hora costear el uso de un auto. En primer lugar, la suba de los combustibles hace cada vez más costoso el uso cotidiano de un auto. Las naftas se incrementaron entre un 30 y un 35% en 2018, por lo que cargar un tanque de 55 litros cuesta entre %1.800 y $2.200. Las subas han sido tan abruptas que en agosto se registró un incremento del 84% en la conversión de vehículos a GNC, unas 15.810 unidades, cuyo metro cúbico sale entre $11 y $14, y un equipo nuevo ronda los $40.000», destaca el informe.

Otro dato es que el precio de los lavaderos se duplicó en los últimos dos años: de $ 160 pasó a $ 320. Sobre lo que se llama la atención en el trabajo de la UNDAV es que se incrementó entre un 20 y un 22% el peso que tiene mantener un auto en la canasta familiar.

Mientras que también destaca que los precios de los vehículos crecieron por encima de la inflación, con una suba de 33%, frente al 24% acumulado en los primeros 8 meses del año. De hecho, los diez vehículos más económicos arrancan en los $335.000 llegan a los $425.000.

«Los aumentos de precios en un contexto recesivo, de fuerte caída del salario real y con tasas de interés que se tornan prohibitivas para financiar planes de pago generaron que los últimos meses muestren fuertes caídas en las ventas al mercado interno. Los patentamientos de agosto cayeron a un ritmo de un 25% interanual», se asegura.

 

 

Ambito