Tag

Corrida cambiaria

Browsing

Unos 9.975 millones de dólares fueron sacados por los argentinos del sistema financiero en un mes en medio de la corrida cambiaria que se desató el pasado 12 de agosto.

Se trata del 30,7% de todos los depósitos en moneda dura que el sector privado argentino (ahorristas individuales y empresas) tenían en los bancos públicos y privados del país el viernes 9 de agosto, dos días antes de las elecciones primarias.

Ese día se había registrado el nivel récord histórico de depósitos en dólares estadounidenses por parte del sector privado desde la salida de la convertibilidad, ubicándose en unos 32.500 millones de dólares, según datos del Banco Central.

Pero con el descalabro iniciado el lunes siguiente por una corrida -que primero fue cambiaria con un salto del 32% en el precio del dólar y luego se convirtió en bancaria- se llegó al 12 de septiembre (último dato oficial disponible de caída) con un stock de 22.525 millones de dólares.

El stock de dólares estadounidenses depositados por los ahorristas y las empresas volvió así al nivel más bajo desde el 2 de enero de 2017, cuando el nivel era de 22.509 millones de dólares, según los registros de la autoridad monetaria.

En tanto, el total de depósitos en moneda dura en el sistema financiero -que contempla también los dólares que tienen ahorrados provincias, municipios y otras dependencias oficiales del Estado- cayeron desde los 35.243 millones el 9 de agosto hasta los 25.204.

Esa baja fue del 10.039 millones de dólares, equivalente al 28,5% del stock total. .

La tendencia de caída se quebró el 13 de septiembre con un aumento de 19 millones de dólares en los depósitos del sector privado debido al cobro de una Letra del Tesoro que pagó el ministerio de Hacienda a tenedores particulares.

Por contrapartida, los depósitos totales que contemplan también los dólares del sector público bajaron ese día unos 218 millones de dólares, desde los 25.204 millones hasta los 24.986 millones, así lo reseña Elonce.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, participó esta noche de Periodismo para Todos, en un día de medidas económicas en el cuál el Gobierno anunció que aplicará restricciones para la compra de dólares. Lacunza lo definió como «un control de capitales» y descartó una corrida cambiaria.

«Este no es el puerto que soñamos. Tenemos que revisar las causas pero los resultados fueron bastante distantes a los esperados. En este Gobierno se trabajó mucho en la sala de máquinas. Nos faltó trabajar en el sector comedor. El desafío es estacionar el barco en el muelle, no antes», explicó Lacunza, con una metáfora. Y contó, sobre las medidas: «Preferimos pecar de exagerados que de escasos».

«Son medidas incómodas para evitar daños mayores», dijo el ministro y reconoció que puede que «aparezca un tipo de cambio paralelo». Y señaló: «Con estas medidas ordenamos las prioridades, que son los ciudadanos a pie».

Sobre las últimas modificaciones que realizó el Gobierno, Lacunza contó cuál fue la relación de este último con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Según explicó el ministro de Hacienda el reperfilamiento de la deuda, que se tomó el miércoles, fue comunicado a los representantes del organismo en Buenos Aires el martes y las medidas de este domingo se informaron telefónicamente. «A las de hoy se comunicó telefónicamente junto con los fundamentos de las modificaciones», dijo.

«Hay una realidad que no podemos negar: hay un cambio evidente después de las PASO. El riesgo superó los 2000, el dólar pasó de $45 a $55. No es cierto que el Banco Central especuló. No existe tal especulación. La Argentina perdió crédito después de ese día, cuando venía renovando como hacen todos los países normales», explicó.

La gestión de Cambiemos que desarmó sin sobresaltos el cepo cambiario kirchnerista, este domingo, comenzó a desandar ese logro con una orden al Banco Central para que autorice la compra de divisas y las transferencias fuera del país.

Desde el ministerio que lidera, el Banco Central (BCRA) y la AFIP intentaron informar que las medidas oficiales buscan lograr «mayor estabilidad cambiaria y proteger al ahorrista».

En el Gobierno se apuraron en aclarar que ninguna persona o empresa estará limitada para extraer dólares de sus cuentas bancarias, no habrá impedimentos para las operaciones de comercio exterior ni tampoco restricciones para los viajes o compras en el extranjero.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, aseguró que no permitirá «una corrida irracional», e insistió con que el tipo de cambio actual «está largamente» por encima del valor de equilibro.
«No permitiremos una corrida irracional, para eso están las reservas. Es indudable que el tipo de cambio actual está largamente por encima del valor de equilibro. No hay razón para promover un alza cambiaria», sostuvo el funcionario.
En declaraciones formuladas este miércoles a radio Mitre, Lacunza consideró que tanto la Nación como las provincias, deberán esforzarse para «compensar el efecto sobre el bolsillo del shock cambiario» que se produjo la semana pasada.«El esfuerzo no puede ser de una jurisdicción en particular, sino que tiene que ser de todos. Hay que llevar medidas de alivio, todos tenemos que hacer las cuentas y las correcciones que haya que hacer para que las medidas sean financiadas. La mayor recaudación va a garantizar las medidas que se tomaron», enfatizó.

El flamante jefe del Palacio de Hacienda también hizo referencia a cómo será su vínculo con el FMI: «Hablé (con el organismo) el lunes a la noche. Me comuniqué antes de asumir. El programa sigue vigente, justamente ayer también me ocupé de mostrar cumplimiento de metas fiscales».

«Vamos a cumplir la pauta anual. El acuerdo sigue vigente, el comunicado del FMI refleja esa conversación», indicó el ministro, y comentó que «les pedí unos días para terminar de configurar el estado de situación y delinear los próximos pasos».

Ayer, poco después de la asunción de Lacunza, el vocero del Fondo Monetario, Gerry Rice, aseguró que el organismo «sigue de cerca» la crisis económica y financiera argentina, y confirmó que «pronto» enviará una misión a Buenos Aires.

En este marco, el funcionario consideró imprescindible lograr un «compromiso de ponerse todos de acuerdo para cuidar a los argentinos y la estabilidad» de la economía.

«Estamos atravesando un momento económico delicado, es un momento complejo como son todos los períodos electorales en Argentina, no hay espacio para especulaciones personales», subrayó. Y añadió: «Tenemos que ser todos muy prudentes y muy sensatos». Según informó el medio Ámbito.

Fue radicada juzgado federal N° 12 en los tribunales de Comodoro Py, y destaca que se trató de un «plan sistémico» en el que incluyeal jefe de gabinete Marcos Peña, al asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, al ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y al presidente del Banco Central Guido Sandleris por no haber intervenido cuando el dólar supero la banda de flotación.

Están acusados de formar una asociación ilícita «en pos de afectar el servicio financiero argentino y de maniobras de fraude, entre otros delitos», así lo informó El Destape Web.

«En medio de la inestabilidad económica generada por su gobierno,el presidente alarmó a la población responsabilizando al kirchnerismo y a sus votantes y no fue capaz de anunciar ninguna medida para contener la disparada del dólar, que llegó a venderse a más de 60 pesos», asegura .

«Esta denuncia no es maliciosa, relata hechos como conducta típicas antijurídicas culpables que lo tienen al ingeniero Mauricio Macri como presunto jefe de una organización delictiva que en los últimos 4 años se dedicó a defraudar al Estado Nacional con la anuencia de Guido Sandleris», aclaró Miguez en la presentación.

La volatilidad del mercado de cambios pone en alerta al modelo económico del Gobierno. El dólar futuro opera por encima de los $ 60 para fin de año.

La corrida cambiaria comienza a oscurecer el futuro del Gobierno por las especulaciones del valor del dólar en diciembre. El mercado a futuros proyecta un dólar arriba de los $ 63 en diciembre.

A pesar de que el Banco Central (BCRA) fijó un techo de la banda en $ 51,45 y el piso en $ 39,75, hay dudas acerca del cumplimiento del esquema. En el mercado ROFEX (dólar futuro), la moneda estadounidense opera a $ 63,45 para fin de año.

Actualmente, el valor del dólar se posiciona en $ 46,08. En tan solo dos días, la divisa se disparó por casi tres pesos y la autoridad monetaria elevó la tasa de interés hasta el 72,25% para evitar una disparada mayor.

 

eldestapeweb