fbpx
Tag

Coparticipación

Browsing

Se trata de una serie de sugerencias del organismo de crédito luego de bajar el pronóstico de recaudación en Argentina para 2019.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) reajustó a la baja su pronóstico sobre la recaudación 2019 y calcula que ingresarán $10.000 millones menos que los estimados a fines de 2018. Es algo así como 1,7% menos del PBI y proponen compensarlo con “una combinación de inflación más alta, más crecimiento y caídas discrecionales en el gasto”.

De este modo, el organismo propone que el 0,75% del PBI se compensaría mediante la reducción de salarios y jubilaciones producto de la mayor inflación.

Otro 0,3% por la reducción de las transferencias a las provincias por la baja de la recaudación y su impacto en coparticipación; y otro porcentaje parecido por la baja de subsidios.

De este modo restaría un déficit de 0,4% del PBI por cubrir. Pero desde el staff del Fondo advirtieron que cualquier reducción de la inversión no debe afectar “los proyectos de mayor calidad”.

¿Qué propone el FMI para acercarse al cumplimiento del déficit cero?

– Reducir aún más los subsidios

– Eliminar exenciones tributarias: según publica Clarín, el reporte no lo nombra específicamente pero podría aplicar al caso de los jueces, que no pagan el impuesto a las Ganancias.

-Aumentar las alícuotas diferenciales del IVA para para algunos bienes a los que se les aplica 10,5% en vez del 21%.

– Iniciar una investigación para identificar a los contribuyentes registrados incorrectamente como monotributistas.

Desde el Ministerio de Hacienda, consignó el matutino, ven como “no realistas” a las recomendaciones del Fondo sobre la necesidad de alentar nuevas medidas tributarias en 2019, que además necesitan tratamiento legislativo.

“Muchas se intentaron con la reforma tributaria de 2017 y este año hay elecciones”, comentan cerca del ministro, Nicolás Dujovne. El propio FMI reconoce que el margen de maniobra del equipo económico a medida que se acerquen las elecciones es “limitado”.

 

 

 

Minuto Uno

Así lo confirmó el subsecretario de Coordinación Financiera de la provincia quien además agregó que “esto es palabra oficial, dado que el candidato a gobernador por Cambiemos se reunió con Marcos Peña y Rogelio Frigerio pidiendo que no se concrete ningún tipo de adelanto”. También se refirió a la deuda que existe de Nación por viviendas.

El subsecretario de Coordinación Financiera, Luis Tarrío, habló este jueves, sobre la situación económica que atraviesa Chubut en estos momentos y confirmó una actitud que ha tenido el actual diputado Nacional y candidato a gobernador por Cambiemos, Gustavo Menna, buscando perjudicar a la provincia en pos de obtener algún tipo de rédito político y electoral.

Al respecto, el funcionario provincial manifestó que “desde algunos sectores, una de las cuestiones que nos han criticado estas últimas semanas es que habríamos recurrido a pedirle a Nación un adelanto de la coparticipación, lo cual es una metodología que utilizan todas las provincias, y principalmente las que están alineadas a Cambiemos como es Jujuy”.

En el mismo sentido, el subsecretario explicó que “este es un mecanismo habitual, pero debe quedar claro que con esto lo que recibimos es un préstamo, es decir nos adelantan 5 o 6 días un importe que después nos van descontando en forma inmediata, a la semana de ejecutarse el pago”.

A su vez, Luis Tarrío sentenció que “este mes, por gestiones del actual diputado Nacional y candidato a gobernador por Cambiemos, Gustavo Menna, Nación no nos adelantó fondos por coparticipación, porque fue él el que mantuvo reuniones para que esto no se concrete”.

“Esta medida que llevó adelante Menna, no es una idea nuestra sino es palabra oficial, dado que él pidió tener una reunión con el Jefe de Gabinete, Marcos Peña y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio,  pidiendo que no se concrete ningún tipo de adelanto para Chubut, aunque ellos manifiesten que esta decisión fue para todas las provincias, así que esperemos que sea para todos”, enfatizó el Subsecretario.

Asimismo, el funcionario provincial remarcó que “es importante que toda la población de Chubut sepa sobre esto, así todos los que andan preocupados por preguntar si en verdad que se ha concretado este anticipo, están al tanto que esta vez no lo tenemos y sabemos a quién se lo tenemos que agradecer”.

Deuda de Nación por viviendas

Por otra parte, Luis Tarrío aprovechó la ocasión para hablar sobre la deuda que tiene Nación, con la provincia y más concretamente con el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), dijo que “la misma no la están pagando y está alrededor de 600 millones de pesos, mientras que por el momento solo están depositando el goteo inevitable que tienen que mandar por ley”.

Por último, el Subsecretario repasó que “hubieron casas en la provincia que fueron terminadas con fondos propios, y tenemos el caso de 1400 viviendas en Comodoro Rivadavia, en donde no contamos con los fondos necesarios para terminarlas por la situación económica que estamos viviendo, por eso las vamos haciendo de a poco a través del IPV”.

“En el caso de obras, también estamos recibiendo los fondos de Nación por goteo como marca la ley, la cual la recibimos en forma diaria y un día por semana lo distribuimos entre los municipios a medida que nos depositan los mismos”, finalizó Tarrío.

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, denunció que el gobierno provincial de Mariano Arcioni está “reteniendo los fondos de coparticipación de Esquel”.

El candidato a la reelección por Cambiemos también informó en entrevista radial con Fm El Chubut: “no recibimos nada, no ingresaron los 10 millones de pesos por coparticipación, ni el millón de pesos para kits escolares. Nos llegó un subsidio de Nación, pero del gobierno provincial nada”.

En Fm Del Lago el intendente detalló “no ingresaron los fondos de coparticipación que deberían haber entrado hace 10 días, tampoco los ingresos del subsidio al transporte, ni el millón de pesos para los kits escolares”.

Visiblemente molesto, el intendente radical repudió lo que observa como un doble discurso del gobierno provincial, nuevamente con seria dificultades financieras, porque “cuando se administra mal el Estado pasa esto, Nación siempre sale al auxilio de la provincia. Critican, pero dependemos de Nación. Sabemos la situación económica de la provincia y la quieren disfrazar, la provincia esta fundida todos los sabemos”.

Sergio Ongarato confirmó que Esquel no renovará el plazo fijo para hacer obras y destinará ese dinero a pagar los sueldos de los empleados municipales, debido al faltante por la retención de Provincia de los fondos coparticipables de la ciudad.

“Estamos con dos pagos atrasados de la coparticipación, si el gobierno provincial quiere pagar los sueldos que lo haga, pero tiene que cumplir con los fondos a los municipios vía coparticipación”.

“Nos hacen participes de dificultades financieras de la Provincia”.

El intendente radical confirmó que el municipio de Esquel avanzará por la vía administrativa para obtener los fondos reclamados, pero no descartó ir por la vía judicial para recibir los fondos de coparticipación que retiene Provincia.

Aseguró que también sucede lo mismo en otros municipios gobernados por Cambiemos en Chubut.

Otras épocas: Arcioni y Ongarato sonrientes en el último aniversario de Esquel

Además de la nuevamente expuesta fragilidad de las cuentas provinciales -con la vuelta del pago escalonado de salarios estatales a la vuelta de la esquina-, y la discriminación contra municipios alineados con el gobierno nacional, al que el gobernador repudia en plena campaña, Sergio Ongarato teme ser perjudicado por el ferviente apoyo del gobernador a su candidato Crhistian Pasquini, cercano al intendente en las encuestas.

Deudas ajenas

Ongarato también criticó duramente a la Federación de Cooperativas Chubutenses -Fechcoop-, por el acuerdo en el pago de la deuda con la mayoría eléctrica Cammesa.

El intendente cree que “Esquel va a pagar los platos rotos por las malas administraciones de otras cooperativas”. Es que la deuda de la Cooperativa 16 de Octubre -que abarca a Esquel y Trevelin- es el 2% del total de toda la Provincia, gracias también a que un porcentaje importante de las regalías hidroeléctricas forma parte de sus ingresos, ingresos que las cooperativas quisieron y no lograron discutir con el gobierno provincial.

Quien salió rápidamente a responderle desde el oficialismo, también desde Fm Del Lago, fue la ministra de Familia -en licencia- y candidata a concejal por Chubut Al Frente, Valeria Saunders.

La ex concejal declaró que “en esta semana o los primeros días de la próxima semana le estamos depositando el dinero de los kits escolares al municipio de Esquel.

También que “el intendente Sergio Ongarato es un irrespetuoso, no levanta el teléfono, tiene superávit de 18 millones de pesos, bajamos a los municipios que más necesitaban, antes del martes Esquel tendrá depositado los fondos de los kits escolares”. De la coparticipación al parecer, nada.

 

 

Atento Chubut

La decisión de la Corte Suprema se basa en una causa originada en 2015; discuten uno aún más oneroso para Santa Fe

La Corte Suprema dio lugar a una causa del 2015 y así obligará al Estado a pagarle a la provincia de San Luis $15.000 millones en concepto de coparticipación.

La decisión, que será firmada hoy por los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, responde a un reclamo de retenciones del 15% de la Anses y del 1,9% por parte de la AFIP: discriminado, son $11.500 millones del primer organismo y $3.500 del ente recaudador. El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, se excusaría porque, como abogado, representó a la provincia de Santa Fe en el litigio inicial.

Todo comenzó a mediados de noviembre de 2015, con Cristina Fernández de Kirchner aún como presidenta y con Mauricio Macria punto de asumir. En ese momento, la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor del reclamo de Córdoba, Santa Fe y San Luis al declarar inconstitucional la detracción del 15% de la masa de impuestos coparticipables que el Gobierno nacional efectuaba a las provincias para financiar a la Anses.

Eran unos 8.000 millones de pesos por año que debería ceder o dejar de retener y además se fijó un plazo para acordar el pago del retroactivo, para una demanda que venía de 2006.

El 1 de diciembre, diez días antes de entregar el mando, la expresidente emitió un decreto para anular ese 15%, lo que generaba de golpe un gasto extra de más de 130.000 millones de pesos. Con el cambio de gestión, el DNU quedó sin efecto y la gestión de Macri negoció pagar con bonos y un nuevo reparto de la coparticipación con la mayoría de las provincias, incluida Córdoba.

Sin embargo, Santa Fe y San Luis, no llegaron a un acuerdo. A partir de esto, se cree que el territorio de Miguel Lifschitz podría recibir una suma aún más alta: $45.000 millones.

 

Diario Popular

Luego de eliminar el fondo sojero para las provincias y negociar que estas asuman subsidios del transporte, el gobierno de Mauricio Macri y los gobernadores negocian la posibilidad de recortar la coparticipación a los estados federales de entre 35.000 y 40.000 millones de pesos de la recaudación del IVA para completar un ajuste de 100.000 millones de los giros nacionales a las provincias en 2019.

Así lo hicieron trascender a LA NACION funcionarios de las provincias involucradas en la negociación y fue confirmado por altas fuentes de la Casa Rosada.

En la actualidad, la Anses percibe el 11% de la recaudación del IVA y, según se negocia, pasaría a recibir entre 5 y 8 puntos más. Ello se restaría de la coparticipación del IVA a las provincias.

Se podría llegar así al recorte de $100.000 millones de giros nacionales a las provincias. La Nación debe recortar otros 200.000 millones para lograr la meta de déficit fiscal de 1,3% del PBI en el presupuesto 2019. Ese es uno de los requisitos previstos en el acuerdo por el préstamo stand-by con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 50.000 millones de dólares.

Para llegar al ajuste de $100.000 millones, el Gobierno adelantó ayer un decreto de necesidad y urgencia (DNU) por el cual dispuso el recorte del Fondo Federal Solidario (FFS, fondo sojero) a las provincias. Este fondo está compuesto por el 30% de la recaudación de las retenciones de las exportaciones de la soja y en 2019 implicaría unos $26.500 millones, según informó el Ministerio de Hacienda.

La eliminación del fondo sojero en 2018 desató la protesta de varios gobernadores. Pero el gobierno de Macri replicó con números en la mano. La quita del FFS es de $8392 millones para lo que resta de 2018, y si se compensa con la quita de reintegros a exportaciones de $2653 millones la pérdida neta de las provincias será de $5739 millones.

En tanto, las provincias recibieron por sobre el presupuesto de 2018 $81.936 millones más entre enero y julio y superarán los $147.000 millones para todo el año. Esto es así porque la coparticipación presupuestada para este período era de $508.620 millones y recibieron $590.556 millones.

“Las medidas impulsadas por el PEN tienen un impacto casi nulo en las arcas provinciales: $5700 millones en 2018, menos del 4% de los $82.000 millones que recibieron por sobre el presupuesto de las provincias”, dijo un funcionario.

La Casa Rosada avanza además en un acuerdo con las provincias para que estas asuman parte de los subsidios del transporte. El total de esas transferencias es hoy de $75.000 millones y el Gobierno les endosaría a los distritos federales el gasto de $40.000 millones.

En suma, si la Nación dejara de coparticipar $35.000/40.000 millones del IVA y 26.500 millones del fondo sojero, y además les recortara subsidios al transporte por $40.000 millones, se llegaría a un recorte de recursos nacionales destinados a las provincias de entre $100.000 y $110.000 millones. Esta es una fuerte señal que la Casa Rosada busca dar a los mercados para superar la vulnerabilidad ante crisis externas.

En ese contexto, Hacienda informó ayer tres decretos con un ajuste fiscal de $12.500 millones para lo que resta de 2018 y $53.000 millones para 2019. Se redujeron el 66% los reintegros a las exportaciones, por 5000 millones en 2018 y $29.000 millones en 2019; se suspendió por seis meses la baja de retenciones para aceites y harinas, con ingresos adicionales de $1500 millones en 2018 y $12.000 millones en 2019, y se eliminó el fondo sojero.

 

 

La Nación