Tag

Copa Libertadores

Browsing

El encuentro, arbitrado por el chileno Roberto Tobar, se jugará desde las 21.30 y transmisión del canal ESPN 2. Boca es líder invicto de su zona con 10 unidades y necesita apenas un punto más para asegurar su presencia en los octavos de final por tercer año consecutivo.

Un empate le alcanzará para cumplir ese objetivo y un triunfo lo dejaría virtualmente como ganador del grupo, algo que podría concretarse el miércoles con el resultado del partido entre el escolta Caracas de Venezuela (7) e Independiente Medellín de Colombia (0).

Boca regresó a paso firme en la Libertadores con dos victorias inapelables en condición de visitante, frente a Libertad (2-0) e Independiente Medellín (1-0), que encaminaron el pase a la siguiente instancia de la Copa.

En esos dos compromisos, el equipo estuvo dirigido por Leandro Somoza, colaborador de un Miguel Ángel Russo que mañana volverá a estar sentado en el banco de suplentes.

Su ausencia se debió a la recomendación médica de evitar los viajes por integrar el grupo de riesgo del coronavirus.

El partido con Libertad significará también la vuelta del equipo a La Bombonera a seis meses y 19 días de la goleada sobre Independiente Medellín (3-0), antes de la suspensión de la Libertadores por la pandemia.

Tras recibir la buena noticia de no haber registrado casos positivos de Covid-19 en los últimos testeos PCR, Boca planea dos modificaciones en la formación, respecto al triunfo en Colombia la semana pasada.

Un cambio será obligado por la lesión del mediocampista Gonzalo Maroni -desgarro en el isquiotibial izquierdo-, quien será reemplazado por el juvenil Agustín Obando.

La otra variante será de orden táctico con la vuelta del lateral izquierdo colombiano Frank Fabra en reemplazo de Emmanuel Mas.

El club decidió que el plantel no se concentre para este compromiso con el objetivo de evitar complicaciones sanitarias, por lo que los jugadores asistirán al estadio dos horas antes del inicio del juego.

El equipo iba a estrenar mañana una camiseta alternativa de color amarillo, con el holograma de La Bombonera por los 80 años de su inauguración -se cumplieron en mayo pasado-, pero finalmente jugará con la camiseta tradicional por decisión del presidente, Jorge Amor Ameal.

Libertad llega al partido de mañana en una crisis deportiva que derivó en la renuncia del director técnico argentino Ramón Díaz y en la designación de Gustavo Morínigo (43 años), entrenador finalista de la edición 2014 con Nacional de Asunción.

El equipo paraguayo perdió sus dos compromisos desde el regreso de la competición y retrocedió del primer al tercer lugar del grupo, que ocupa con seis unidades.

Libertad debe sumar en Buenos Aires para definir la clasificación de local ante Independiente Medellín en la última jornada del 22 de octubre, después de los dos primeras fechas de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial Qatar 2022.

En el debut de Morínigo, el sábado pasado, el equipo volvió a la victoria en el torneo «guaraní» con goleada sobre San Lorenzo (3-0).

= Probables formaciones =

Boca Juniors: Esteban Andrada; Leonardo Jara, Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz y Frank Fabra; Eduardo Salvio, Guillermo «Pol» Fernández, Jorman Campuzano y Agustín Obando; Carlos Tevez y Franco Soldano. DT: Miguel Ángel Russo.

Libertad (Paraguay): Carlos Servín; Daniel Bocanegra, Paulo Da Silva, Pablo Adorno y Matías Espinoza; Blas Cáceres, Sergio Aquino, Antonio Bareiro y Julio Enciso; Rodrigo Bogarín y Óscar Cardozo. DT: Gustavo Morínigo.

Árbitro: Roberto Tobar (Chile).

Estadio: La Bombonera.

Hora de inicio: 21:30.

TV: ESPN 2.

River Plate goleó este martes como visitante 6-0 a Binacional de Perú y de esa manera se afianzó en el segundo puesto del grupo D de la Copa Libertadores de América.

River está. Luego del gran nivel mostrado en Brasil ante San Paulo, el “Millonario” volvió a tener una gran actuación en Lima: esta noche, ante Binacional, se quedó con un triunfo importantísimo para encaminar la clasificación en la Copa Libertadores a falta de dos fechas para finalizar la fase de grupos.

De entrada, River fue el que propuso todo: avisó con un cabezazo desviado de Lucas Martínez Quarta y con reiteradas subidas de Gonzalo Montiel y Fabrizio Angileri por los costados. La apertura del marcador llegó con un lindo tanto de Nicolás De La Cruz, quien aprovechó una triangulación con Julián Alvarez y Rafael Borré para meter el 1-0 con un remate bajo.

Enzo Pérez tuvo su oportunidad con un disparo desde fuera del área. Tras un preciso centro de Montiel, Matías Suárez remató de volea, la pelota se desvió en un rival y se metió en el arco de Raúl Fernández para el 2-0. Nacho Fernández, también de volea, casi marca el tercero, que finalmente llegaría con un disparo bajo de Alvarez.

En el comienzo del segundo tiempo, River mantuvo la idea y siguió yendo en busca de más goles. Borré contó con una chance inmejorable, tras pase atrás de Suárez. En ese rebote, el árbitro no vio un claro penal sobre Lucas Martínez Quarta. Suárez también asistió a Alvarez, quien no la pudo empujar y a Martínez Quarta le sacaron el gol de cabeza sobre la línea.

El 4-0 finalmente llegó gracias a otra buena jugada en ataque, con una definición de “Nacho” Fernández. Federico Girotti casi se da el gusto de marcar, luego de un derechazo cruzado que pasó muy cerca del arco rival. El 5-0 llegó con un potente remate de Lucas Pratto, tras una serie de rebotes, para volver a gritar. El “Oso” también marcó el 6-0, con un disparo por abajo. En la próxima jornada, el “Millonario” recibirá el miércoles en el estadio Libertadores de América a San Paulo, en un partido en el cual podría asegurarse la clasificación.

 

El plantel retomó los entrenamientos en el predio de Ezeiza con vistas al encuentro contra Independiente Medellín de Colombia, al que visitará el próximo jueves por la cuarta fecha del Grupo H de la Copa Libertadores.

La práctica de el plantel trajo buenas noticias para el técnico Miguel Ángel Russo, ya que el defensor Lisandro López, que seguía dando positivo en los testeos de coronavirus, se sumó al resto de sus compañeros y podría ser parte de la delegación que viajará a Colombia el martes.

En tanto, otro defensor, Julio Buffarini está mejor de la dolencia muscular que lo marginó del partido frente a Libertad de Paraguay y trabajó en el gimnasio buscando la puesta a punto.

Otro lesionado, el delantero Ramón «Wanchope» Ábila, lleva una recuperación más lenta, ya que viene de sufrir un desgarro grado 2 en el recto anterior del muslo izquierdo.

El atacante sigue sin poder entrenar con normalidad y durante la jornada continuó con sesiones de kinesiológica.

En principio, tanto Buffarini como Ábila no estarían entre los convocados para jugar con el DIM, ya que Russo apunta a que estén al cien por ciento desde lo físico para no arriesgarlos.

Por otro lado, para este domingo están programados nuevos hisopados y luego de que se conozcan los resultado, el técnico definirá la lista de jugadores de el plantel que viajarán a la ciudad de la eterna primavera.

Además de «Buffa» y «Wanchope», el entrenador podría resguardar a alguno de los habituales titulares y dejarlos en Buenos Aires para que lleguen en óptimas condiciones al partido ante Libertad que se jugará en la Bombonera el 29 de septiembre.

De todas maneras, habrá que esperar qué decisión tomará Russo, ya que no quiere que los futbolistas pierdan ritmo debido a que tras el encuentro ante el elenco de Paraguay habrá casi un mes de inactividad hasta que el «Xeneize» cierre su participación en el el grupo ante el Caracas de Venezuela por el parate por las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.La práctica trajo buenas noticias para el técnico Miguel Ángel Russo, ya que el defensor Lisandro López, que seguía dando positivo en los testeos de coronavirus, se sumó al resto de sus compañeros y podría ser parte de la delegación que viajará a Colombia el martes.

 

Boca tardó cinco minutos en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la noche guaraní. Este equipo que estuvo cinco meses y 25 días sin jugar oficialmente salió a presionar al conjunto local, que venía con muchísimo más rodaje al tener 11 encuentros desde julio.

Eduardo Salvio quebró la cintura, dejó desparramado a un defensor y definió cruzado. Martín Silva puso los guantes y Maroni tomó el rebote. Su remate pegó en el palo y el nuevo rebote fue aprovechado por el ex Lanús para pegar un nuevo grito.

Cuando se especulaba que el equipo de Miguel Angel Russo, que se quedó en Buenos Aires y por eso dirigió Leandro Somoza, iba a plantarse en un cómodo y confiable 4-4-2, sorprendió con un novedoso dibujo táctico: 4-1-3-2. No se quedó esperando y buscó de movida. Y hasta tuvo inmediatas situaciones después del gol. Tevez se perdió una chance, y Maroni desperdició otra buena oportunidad disparando al medio.

Las dudas en las que se encontraba envuelto el conjunto visitante se disiparon a la hora del juego. El caso de Boca acarreaba como extra el brote de coronavirus que debió superar en su plantel.

Boca tardó cinco minutos en llegar al arco de Libertad y convertir el primer gol en la noche guaraní. Este equipo que estuvo cinco meses y 25 días sin jugar oficialmente salió a presionar al conjunto local, que venía con muchísimo más rodaje al tener 11 encuentros desde julio.

LEER MÁS
Equipos argentinos en la Copa Libertadores | Página12
LEER MÁS
Alejandro Kohan y la inactividad en el reinicio de la Copa Libertadores | Defensa y Justicia
Eduardo Salvio quebró la cintura, dejó desparramado a un defensor y definió cruzado. Martín Silva puso los guantes y Maroni tomó el rebote. Su remate pegó en el palo y el nuevo rebote fue aprovechado por el ex Lanús para pegar un nuevo grito.

Cuando se especulaba que el equipo de Miguel Angel Russo, que se quedó en Buenos Aires y por eso dirigió Leandro Somoza, iba a plantarse en un cómodo y confiable 4-4-2, sorprendió con un novedoso dibujo táctico: 4-1-3-2. No se quedó esperando y buscó de movida. Y hasta tuvo inmediatas situaciones después del gol. Tevez se perdió una chance, y Maroni desperdició otra buena oportunidad disparando al medio.

Las dudas en las que se encontraba envuelto el conjunto visitante se disiparon a la hora del juego. El caso de Boca acarreaba como extra el brote de coronavirus que debió superar en su plantel.

Unos 20 casos frenaron su preparación por varios días y pusieron un gran signo de interrogación sobre el equipo. A todo esto se le sumó el ida y vuelta antes de viajar por la polémica de los test positivos, y si estaban o no habilitados para viajar pese a lo que disponía la Organización Mundial de la Salud. De todos modos, la delegación que aterrizó en Asunción partió con todos negativos, para evitar mayores conflictos.

Inclusive, bajaron a último momento a Lisandro López. En la defensa, el único titular habitual fue Izquierdoz. Sin Buffarini (lesionado), los laterales fueron Jara y Mas, quien fue uno de los pocos que no se contagió de covid-19. La inclusión del sanjuanino estuvo atada a la aparición adelante suyo de Maroni, uno que venía con ritmo desde Italia ya que jugó hasta la última fecha de la Serie A.

Con el resultado a favor y con el paso de los minutos, fue lógico que Boca comenzara a ceder la pelota a su rival, un Libertad que se vio sorprendido y que en el primer tiempo no reaccionó, salvo alguna arrancada de Villalba.

El 4-2-3-1 elegido por Ramón Díaz no pesó en campo ajeno y dejó varios espacios atrás. Tuvo serios inconvenientes para llegar al área de Esteban Andrada, y el experimentado Cardozo debía bajar para poder tener contacto con la pelota ya que los volantes ofensivos no conectaban.

El desarrollo no se modificaba a partir de que Libertad no encontraba los caminos para llegar con riesgo al arco de Andrada. Los cambios que intentó Díaz no le dieron el resultado esperado, y el control era del actual campeón del fútbol argentino. Con esta victoria, Boca se encamina hacia la clasificación a los octavos de final.

Síntesis:
0 Libertad: Silva; Bocanegra, Cardozo, Adorno, Piris; Villalba, Martínez, Mejía, Bogarín; O. Cardozo, Ferreira. DT: Ramón Díaz.

2 Boca: Andrada; Jara, Zambrano, Izquierdoz, Mas; Salvio, Campuzano, G. Fernández, Maroni; Tevez, Soldano. DT: Leandro Somoza.

Estadio: Gral. Pablo Rojas (Asunción).

Arbitro: Rodolpho Toski Marques (Brasil).

Goles: 6 y 84m Salvio (B).

Cambios: 46m Bareiro por Bogarín (L), 58m Capaldo por Maroni (B), 67m A. Martínez por O. Cardozo y Espinoza por Bocanegra (L), 73m Bou por Soldano y Cardona por Tevez (B), 80m Oviedo por Villalba y Sanabria por Mejía (L), 86m Marcone por Campuzano (B), 87m Fabra por Salvio (B).

Incidencias: 86m expulsado Bareiro (L).

River Plate, después de 190 días sin competencia por la pandemia de coronavirus, logró un empate valioso en Brasil con el 2-2 ante San Pablo en el estadio Morumbí, por el grupo D de la Copa Libertadores.

El volante Enzo Pérez y el defensor Fabrizio Angileri, ambos en contra, marcaron para San Pablo, mientras que el colombiano Rafael Santos Borré y el juvenil Julián Alvarez anotaron para River en este encuentro jugado a puertas cerradas.

La previa del partido ofreció incógnitas sobre las posibilidades de River, porque acumulaba solo dos prácticas de fútbol ante un rival con 13 partidos en su liga.

Pero esa diferencia no pesó en el juego y River hasta pudo haber logrado una victoria que se le escapó en los minutos finales.

Sobre un campo rápido, merced a una tenue llovizna que precedió el juego, River se plantó en el Morumbí y se hizo dueño del partido en varios tramos.

El primer gol de San Pablo fue fortuito. Un remate de Hernanes se desvió en Enzo Pérez y descolocó a Franco Armani, quien antes se lució con una tapada ante el mismo volante paulista.

River no se desesperó y aumentó la presión en ofensiva frente a un San Pablo que no manejó la ventaja con inteligencia.

El último subcampeón de América lo empató rápido, en una jugada que empezó con el envío preciso de Angileri (reemplazante de Milton Casco) para Suárez y la continuidad con un desborde eficaz del juvenil Julián Alvarez que dejó a Borré de cara al gol.

San Pablo, sin Dani Alves por lesión, solo inquietó a River con remates de media distancia o con pelota detenida, pero fueron pocas las ocasiones.

El equipo de Marcelo Gallardo impuso condiciones en el mismísimo Morumbí, pero le faltó más incidencia de Ignacio Fernández, uno de los más afectados por el extenso parate.

El uruguayo Nicolás De La Cruz aportó más en el quite como auxilio a Enzo Pérez, el equilibrio de River.

El segundo tiempo fue parejo hasta que River sintió un poco el cansancio. A partir de la media hora San Pablo recuperó la pelota y River procuró no cometer errores propios del desgaste físico.

River Plate salió de ese instante de confusión cuando el ingresado Jorge Carrascal acaparó la pelota. La respuesta se concretó con el gol de Alvarez, la figura, con el rebote que capturó Martínez Quarta en el área.

Cuando parecía que el 1-2 era cosa juzgada, Reinaldo encabezó la jugada que generó la intervención de Armani, pero el rebote que encontró el pie de un Angileri falto de reacción tuvo destino de gol.

Más allá de haber tenido el éxito al alcance de la mano, el empate fue un buen resultado para River Plate porque lo hizo de visitante ante otro grande de Sudamérica, que llegó con más rodaje.

River sumó en Brasil y demostró que está intacto a pesar de los 190 días de inactividad y algunas bajas en el plantel.

El próximo compromiso del club de Núñez será el 22 de septiembre en Lima cuando visite a Binacional, de Perú.

Ahora las posiciones quedaron encabezadas por Liga de Quito con seis puntos, River y San Pablo suman 4 y Binacional 3, al cabo de la tercera y última fecha de la primera rueda de la fase de grupos.

La pandemia de coronavirus no da tregua en Sudamérica, pero el fútbol volvió a jugarse a nivel continental después de seis meses. Casi todas las ligas ya se reanudaron (menos en Argentina, Bolivia y Venezuela) y esta semana fue el turno de la Copa Libertadores, que no se jugaba desde marzo.

El campeonato continental todavía está en una etapa inicial de la fase de grupos y se reanudó por la tercera fecha. Los equipos argentinos participantes llegan con una notable desventaja con respecto a sus rivales que ya vienen compitiendo, mientras que en la Argentina ni siquiera están permitidos los partidos amistosos.

En este contexto, este jueves saldrán a la cancha los cinco equipos buscando la “hazaña” de competir de igual a igual: mientras Boca, River y Tigre serán visitantes, Racing y Defensa y Justicia jugarán como locales.

La Libertadores tuvo su reanudación el martes 15 y la Conmebol les dio dos días más a todos los clubes argentinos, aunque claro está que no llegarán en condiciones futbolísticas por el retraso en la preparación con respecto al resto. Recién comenzaron a entrenarse el 10 de agosto.

Hora y TV de los partidos

Racing – Nacional de Montevideo: será el primero de los partidos que abrirá la jornada del jueves desde las 17 en el Cilindro de Avellaneda. Irá televisado por Fox Sports.

San Pablo – River: el segundo partido tendrá como escenario el estadio Morumbí de San Pablo y comenzará a las 19. Irá por ESPN 2.

Defensa y Justicia – Delfín: se jugará en Florencio Varela a las 19 y tendrá televisación de ESPN.

Libertad – Boca: el partido se jugará en el estadio La Nueva Olla, propiedad de Cerro Porteño, en Asunción. Arrancará a las 21 y se podrá ver por ESPN 2.

Guaraní – Tigre: se jugará en el estadio Defensores del Chaco en Asunción desde las 23 (las 22 hora local) y será televisado por Fox Sports.

La previa de Libertad – Boca

El Xeneize visitará al equipo paraguayo en el estadio Nicolás Leoz con Rodolpho Toski, de Brasil, como árbitro en un encuentro por el Grupo H que lidera el elenco paraguayo con 6 puntos mientras que el equipo de la Ribera suma 4 unidades.

El delantero Mauro Zárate dio negativo en el último test por coronavirus y estará a disposición de Miguel Ángel Russo, quien no viajó por prevención. El DT será el ayudante de campo, Leandro Somoza.

Por su lado, la dirigencia de Libertad presentó ante Conmebol su pedido de que se respete el protocolo que indica que un jugador no puede viajar ni ser parte de un partido de Copa Libertadores en caso de que presente un resultado positivo al último test antes de subirse al avión.

Pero como la Organización Mundial de la Salud recomienda un aislamiento de diez días después de la aparición de los síntomas, los primeros 18 casos de Boca que fueron confirmados el 2 de septiembre ya están aptos para jugar.

La previa de San Pablo – River

En el mítico Morumbí, River visitará al San Pablo con Esteban Ostojich, de Uruguay, como juez principal en un partido válido por el Grupo D donde ambos elencos tienen 3 puntos y el líder es la Liga Deportiva Universitaria de Quito con 6 unidades.

El técnico Marcelo Gallardo tiene en mente cambiar el esquema con respecto al que usó a comienzos de año y optará por Angileri como reemplazante de Milton Casco, positivo en coronavirus.

Fuente: TN

River sumó una preocupación de cara al regreso a la competencia en la Copa Libertadores. Este viernes se confirmó que el lateral Milton Casco tiene coronavirus y que no podrá viajar a Brasil, donde el Millonario enfrentará el jueves a San Pablo por la tercera fecha de la Fase de Grupos del torneo continental.

“A raíz de un contacto estrecho con síntomas, Milton Casco fue testeado esta tarde y dio positivo de COVID-19. El jugador se encuentra aislado y sin presentar síntomas”, informó River en el parte médico que dio a conocer en sus redes sociales.

Después de las buenas noticias reflejadas en el alta de la mayoría de los integrantes del plantel conducido por Miguel Ángel Russo, a Boca le volvió a tocar una mala: Ramón Ábila sufrió una distensión muscular que lo marginará del primer encuentro oficial tras el parate por la pandemia del coronavirus.

Recientemente incorporado a los trabajos en el Centro de Entrenamiento que el Boca posee en Ezeiza y luego de haber permanecido por al menos diez días aislado en la burbuja montada por la institución en el hotel donde se concentró la delegación en la misma localidad, Wanchope sintió una dolencia que lo llevó a realizarse estudios que determinaron que sufrió una “lesión muscular grado 2 en el recto anterior del muslo izquierdo”, según detalló el parte médico que difundió el club. Los abituales tiempos de recuperación para este tipo de dolencias le impedirán ser parte del próximo compromiso del equipo.

Esto le generó un dolor de cabeza al cuerpo técnico encabezado por Russo, que regresaría este fin de semana a las tareas presenciales y tiene decidido viajar a Asunción la semana próxima para afrontar el compromiso ante Libertad, válido por la tercera jornada del Grupo H de la Libertadores

El cordobés fue uno de los casos positivos de COVID-19 dentro de la plantilla xeneize. El ex Huracán e Instituto compartió habitación con Carlos Tevez, quien también habría padecido el contagio del virus durante la pandemia pero no en la burbuja de Ezeiza. De hecho el Apache se exhibió con su amigo en la habitación del complejo hotelero en una entrevista televisiva que realizó con TyC Sports la semana pasada. Más tarde el propio Wanchope envió un mensaje de voz en el que llevaba tranquilidad por el estado de salud suyo y de sus compañeros.

Russo cuenta con un grupo que lentamente retoma las cargas físicas habituales y tuvo nulo rodaje futbolístico pero confía en estar a la altura de las circunstancias en el reinicio de la actividad oficial. El DT boquense no tuvo en su consideración a Ábila para el equipo titular desde que asumió en el cargo pero era una de las alternativas que manejaba para la ofensiva en el cruce ante los guaraníes de Ramón Díaz.

 

Argentina aprobó el protocolo presentado por la Conmebol para la participación de sus representantes en la Copa Libertadores que se reanudará el 15 de septiembre y posteriormente la Sudamericana que se iniciará el 27 de octubre. Además, se confirmaron los escenarios en los que jugarán como locales para el máximo certamen de la región.

Tras la reunión entre el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, el ministro de Transporte, Mario Meoni y el ministro de Salud, Ginés González García, se confirmó el documento que estableció la entidad sudamericana con las medidas sanitarias preventivas relacionadas a la pandemia del coronavirus. Así, las delegaciones locales y visitantes podrán entrar y viajar del país dentro de una burbuja estricta, sin la necesitad de realizar cuarentenas.

En un trabajo silencioso que por parte de la Confederación Sudamericana estuvo a cargo del secretario general Gonzalo Belloso, los 10 países con representantes en los torneos aprobaron el protocolo y así permitirán el reinicio de los certámenes.

La única modificación establecida tiene que ver con el estadio en el que será local River, dado que la entidad de Núñez está realizando obras estructurales en el Monumental y el lugar para recibir a sus rivales será el Libertadores de América de Independiente. Se trata de un cambio jurisdiccional de la Ciudad de Buenos Aires a la Provincia que no altera la esencia de las medidas preventivas, dado que los encuentros de la competición internacional también se disputarán sin público. En este sentido, el equipo de Marcelo Gallardo se trasladará a Avellaneda para afrontar los compromisos contra al San Pablo y Liga de Quito, mientras que evitará la altura de Binacional de Perú, porque el club incaico se mudará a Lima para recibir a sus rivales.

Los detalles del protocolo:

1- Las Delegaciones serán compuestas por un máximo de 50 representantes, incluidos jugadores y oficiales. La limitación al número de personas tiene como objetivo garantizar que se cumplan las cantidades máximas de personas recomendadas por cada sector del estadio en un partido de fútbol.

2- Desde el punto de vista económico, resulta esencial el retorno de las dos principales competiciones, la Libertadores y la Sudamericana, aunque sea con restricciones de público. Indiscutiblemente, el mercado que gira alrededor de los torneos de fútbol es de extrema importancia para los aspectos económicos de los clubes, ciudades y hasta de países enteros.

3- Todos los partidos se jugarán con normalidad, sin condiciones particulares. Se basaría además en las decisiones y las diferentes situaciones puntuales de cada uno de los países.

4- El análisis de la situación actual hace pensar que no se celebrarán partidos de fútbol con espectadores en los estadios en el corto y mediano plazo. Por eso para que Conmebol lleve adelante sus competencias y cumpla sus contratos de televisión y marketing, es esencial que varios grupos de personas puedan estar presentes para garantizar la correcta organización y puesta en escena de los partidos. Estos incluyen jugadores, personal técnico y médico, árbitros y oficiales de competencia.

Los equipos argentinos reiniciarán su participación en la Copa Libertadores por la tercera fecha de la fase de grupos todos el mismo día: el jueves 17 de septiembre.

Los cinco representantes del país (Boca, River, Racing, Tigre y Defensa y Justicia) recién empezaron a trabajar grupalmente esta semana bajo las “burbujas sanitarias” que, en mayor o menor medida, serán las que tendrán que habitar cuando viajen al exterior para afrontar sus compromisos como visitantes, sin mantener otro contacto que con sus rivales de turno, que en general les llevarán ventaja en cuanto a su preparación, porque en Sudamérica, aun pese a la pandemia de coronavirus, hace varios días que están entrenando o compitiendo.

Por lo tanto, el regreso a la actividad de Tigre será en su viaje a Paraguay para medir sus fuerzas ante Guaraní en el Grupo B, River visitará al San Pablo en la zona D, Racing recibirá a Nacional de Montevideo en el Cilindro (Grupo F), Defensa y Justicia chocará con Delfín en Florencio Varela (Grupo G) y Boca partirá a Asunción para enfrentar a Libertad (Grupo H).

El gobierno de Argentina tendrá hasta las 19 de este martes para garantizar la participación de los cincos equipos de AFA en el torneo continental que se reanudará el 15 de septiembre y posteriormente la Sudamericana que se iniciará el 27 de octubre, además de verificar los escenarios en los que jugarán como locales Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre.

Las 18 de Paraguay (19 de Argentina) es el plazo perentorio que la Conmebol les dio a la AFA y la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) para que confirmen si aceptan o rechazan el protocolo sanitario elevado para la protección de las delegaciones ante la pandemia de coronavirus, una vez vencido el anterior, que expiró el pasado jueves en el mismo horario.

Por eso a las 16 de este martes se llevará a cabo una reunión entre el Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, con el Ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, y el presidente de AFA, Claudio Tapia, en el que se deberá cerrar la comunicación que un par de horas después tendrá que elevarse a Conmebol con la aprobación del protocolo.

Pero simultáneamente con esa presentación Argentina deberá realizar otra, conjuntamente con Uruguay y también con Chile, que pese a tener aprobado el protocolo, pidió también una postergación para definir los escenarios en los que sus equipos serán locales en la Libertadores.

Y si bien el protocolo es fundamental, está directamente ligado a los estadios, ya que si no se aprueba el primero, los equipos argentinos tendrían que buscar otros escenarios en el exterior del país para poder competir, adaptándose al que los otros ocho países sudamericanos ya aceptaron poner en práctica.

En principio y si Argentina aprueba el protocolo, el único que tiene previsto cambiar de cancha es River Plate, que en vez de jugar en el Monumental, que está en refacciones, lo hará en Independiente, un cambio jurisdiccional de Capital a Provincia que ahora se acepta sencillamente porque los encuentros de Libertadores también se disputarán sin público.

Pero mientras todo esto se termina de cerrar en las últimas 24 horas, hoy sonó otra voz de alarma desde Zúrich, la sede de la FIFA en Suiza, donde se reunió el Consejo Directivo y les recomendó a todos los clubes europeos que no les cedan jugadores a las selecciones de otros continentes para la fecha del 3 y 8 de septiembre, en caso que alguna tenga programados amistosos para esa ventana, para evitar cualquier posibilidad de contagios por el Covid-19.

Por el momento solamente están programados amistosos entre seleccionados de Europa, pero la preocupación en el resto del mundo y en particular en Sudamérica es que esto se haga extensivo a la fecha FIFA del 8 y 13 de octubre,cuando comenzarán las eliminatorias mundialistas en la región, si los contagios de coronavirus siguen su curva ascendente.

Por todo esto es que la clave pasa por los protocolos que mañana tendrán que aprobar argentinos y uruguayos, y que la Conmebol planteó en cuatro escenarios a saber:

1- Las Delegaciones serán compuestas por un máximo de 50 representantes, incluidos jugadores y oficiales. La limitación al número de personas tiene como objetivo garantizar que se cumplan las cantidades máximas de personas recomendadas por cada sector del estadio en un partido de fútbol.

2- Desde el punto de vista económico, resulta esencial el retorno de las dos principales competiciones, la Libertadores y la Sudamericana, aunque sea con restricciones de público. Indiscutiblemente, el mercado que gira alrededor de los torneos de fútbol es de extrema importancia para los aspectos económicos de los clubes, ciudades y hasta de países enteros.

3- Todos los partidos se jugarán con normalidad, sin condiciones particulares. Se basaría además en las decisiones y las diferentes situaciones puntuales de cada uno de los países.

4- El análisis de la situación actual hace pensar que no se celebrarán partidos de fútbol con espectadores en los estadios en el corto y mediano plazo. Por eso para que Conmebol lleve adelante sus competencias y cumpla sus contratos de televisión y marketing, es esencial que varios grupos de personas puedan estar presentes para garantizar la correcta organización y puesta en escena de los partidos. Estos incluyen jugadores, personal técnico y médico, árbitros y oficiales de competencia.

Los equipos de argentina reiniciarán su participación en la Libertadores por la tercera fecha de la fase de grupos todos el mismo día, el jueves 17 de septiembre, otra prórroga que le otorgó la Conmebol a la AFA cuando ésta fue la única que no estuvo de acuerdo entre las 10 Asociaciones miembro de la Conmebol en retomar la competencia el martes 15 de septiembre, siempre invocando cuestiones sanitarias.

Los cinco representantes del país recién empezaron a trabajar grupalmente hoy armando «burbujas sanitarias» que, en mayor o menor medida, serán las que tendrán que habitar cuando viajen al exterior para afrontar sus compromisos como visitantes, sin mantener otro contacto que con sus rivales de turno, que en general les llevarán ventaja en cuanto a su preparación, porque en toda Sudamérica, aún pese a la pandemia de coronavirus, hace muchos días que están entrenando o hasta compitiendo.