Tag

continente

Browsing

Después de combatir con éxito la primera oleada de infecciones, Europa se encuentra ahora en medio de una segunda ola de coronavirus mientras se aproxima el invierno, lo que genera dudas sobre qué salió tan mal.

El número de casos diarios de covid-19 en la Unión Europea y el Reino Unido esta semana alcanzó niveles récord de más de 45.000 en una tasa de notificación de 14 días, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), y frente a esto se han puesto nuevas restricciones en lugares que habían tenido éxito durante la reapertura. Los líderes han expresado sus temores por el alto número de casos que los hospitales podrían enfrentar en los próximos meses y la perspectiva inminente de nuevos cierres nacionales.

La tasa de mortalidad de Europa se ha mantenido estable durante 72 días, según el ECDC, aunque Bulgaria, Croacia, Malta, Rumanía y España experimentan aumentos en la tasa de mortalidad.

Hay tendencias que pueden explicar el deterioro. El incremento se produce justo después de la temporada de vacaciones de verano, cuando los trabajadores regresan a las ciudades y los niños vuelven a la escuela. La Organización Mundial de la Salud ha sugerido que el aumento podría deberse en parte a la relajación de las medidas, a que la gente baje la guardia, y la evidencia indica que los jóvenes impulsan la segunda ola de contagios en Europa.

A pesar del creciente número de casos y muertes recientes en Europa, el continente todavía se compara favorablemente con Estados Unidos. Europa ha reportado 4,4 millones de casos y 217.278 muertes entre una población de 750 millones, mientras que Estados Unidos ha informado de 6,7 millones de casos y 198.000 muertes en una población de 330 millones.

La segunda ola

La gente se reúne a lo largo de la orilla del río Sena durante la puesta de sol en París, el jueves, en medio del resurgimiento del coronavirus.

El primer ministro británico, Boris Johnson, expresó el viernes ante medios que el Reino Unido «ahora ve una segunda ola que se avecina» y que era «inevitable», ya que el número de casos diarios de covid-19 superó los 4.000 por primera vez desde mayo.

«Obviamente, analizamos con mucho cuidado la propagación de la pandemia a medida que evoluciona en los últimos días», dijo Johnson. «No hay duda, como he dicho durante semanas, que podríamos (y) ahora vemos una segunda ola que se avecina. Lo vemos en Francia, en España, en toda Europa. Es inevitable lo que veremos en este país.

«No quisiera entrar en un segundo cierre nacional. La única forma en que podemos evitarlo que la gente siga la guía de prevención».

El Reino Unido tiene el mayor número de muertes en Europa con más de 40.000 y esta semana se impusieron nuevas restricciones a las reuniones sociales en toda Inglaterra.

Johnson enfrenta una creciente reacción incluso de quienes lo apoyan habitualmente en la prensa de derecha británica, el Daily Telegraph y Spectator han cuestionado el plan del gobierno y el columnista del Times of London Matthew Parris ha escrito que el «se ha ido el brillo» de Johnson.

Sus palabras condenatorias se producen en medio de críticas generalizadas al colapso del sistema de prueba y rastreo del Reino Unido que incluso el primer ministro admite que tiene «grandes problemas».

De igual manera, en Madrid, se anunciaron nuevas restricciones el viernes, que cuenta con aproximadamente un tercio de todos los casos nuevos en España, según el Ministerio de Salud español.

El país reportó un récord de 12.183 casos diarios el 11 de septiembre, además, se ha registrado el mayor número de casos en Europa con más de 600.000 y más de 30.000 muertes.

Por su parte, Francia registró 13.215 nuevos casos de covid-19 en 24 horas el viernes, según los datos publicados por su Agencia Nacional de Salud, la cifra más alta de este país desde abril.

Las cifras también mostraron una tendencia creciente en los ingresos hospitalarios con 3.626 nuevos pacientes durante los siete días anteriores. En una importante ciudad francesa, CNN

Entre tanto, la República Checa reportó un récord de 3.130 infecciones diarias el viernes, allí las mascarillas volvieron a ser obligatorias en las escuelas, y los Países Bajos reportaron un récord de 1.977 casos.

El primer ministro Mark Rutte dijo en una conferencia de prensa que el número de infecciones diarias del país se estaba duplicando en poco más de una semana. «Con una R (tasa de reproducción) de 1,4, ese número crecerá en tres semanas a más de 10.000 por día», advirtió.

«No es necesario ser matemático o virólogo para comprender que este tipo de números inevitablemente impactarán los hospitales», indicó. Los restaurantes, cafés y bares en seis regiones holandesas enfrentarán nuevas restricciones a partir del domingo.

Por otro lado, Italia registró el viernes las cifras más altas desde mayo con 1.907 casos diarios; Polonia registró un récord de 1.002 casos diarios de covid-19 el sábado.

 

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que el proyecto de reforma judicial, que el gobierno nacional envió al Congreso, «busca que el sistema no funcione a partir del gobierno de turno».

«Podrán decirme lo que quieran pero la reforma judicial que propongo busca que el sistema judicial funcione no a partir del poder de turno o a favor del poderoso», sostuvo el mandatario esta mañana, en declaraciones a radio FM Pop.

En otro orden, el jefe de Estado afirmó que «nos jactamos de darle de comer a 400 millones de personas pero el modo en que se distribuye el ingreso en Argentina es totalmente injusto».

«Estamos en el continente en que más desigualdad existe, es peor que África porque la distancia entre ricos y pobres es más grande», consideró Fernández.

En la nota, el Presidente también dijo que «hay conceptos básicos distorsionados como la meritrocracia» ya que, señaló, «por mucho mérito que haga un pobre no es lo mismo que haga un rico, no todos accedemos a las mismas condiciones»

El mandatario dialogó cerca de una hora con Roberto Pettinato, en una entrevista plagada de referencias musicales, en la que afirmó -entre otros conceptos- que «los argentinos no somos conscientes de la generación musical que tuvimos, con exponentes como Los Gatos, Moris y otros».

Fuente: Télam

La Organización Panamericana de la Salud señaló que en una semana se duplicaron los casos. Y pronosticó que en la mayoría de los países la peor fase será a mediados de mayo.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtió este martes que la expansión de la pandemia del nuevo coronavirus «se está acelerando rápidamente» en el continente americano y pidió a los gobiernos de la región que se preparen con la misma velocidad.

«En solo siete días, hemos visto como se han duplicado los casos y muertes en nuestra región. La pandemia se está acelerando rápidamente, insto a los gobiernos a prepararse y a responder con la misma velocidad», expuso en una rueda de prensa telemática la doctora Carissa F. Etienne, directora de este organismo.

Etienne señaló que hasta el 6 de abril la OPS había contabilizado 384.435 casos confirmados de COVID-19 y 11.270 fallecidos a causa de esta enfermedad en todo el continente.

Al hilo de esto, señaló que el número de casos continuará aumentando y pronosticó que la mayoría de países entrarán en la peor fase de la pandemia el próximo mes, lo que cree que podría llevar a los sistemas sanitarios de muchas de esta naciones al colapso.

Etienne se mostró especialmente preocupada por la falta de material en algunos países y por las consecuencias que esto pudiera acarrear.

«Los suministros limitados de guantes, máscaras médicas, respiradores, gafas y batas pueden provocar una ola de infecciones prevenibles entre los trabajadores de la salud y pueden amenazar nuestra capacidad para hacer frente a la pandemia», lamentó.

Un bomberotoca la trompeta desde una grúa para recordar a los habitantes de Río de Janeiro que deben quedarse en sus casas por la pandemia de coronavirus. /AP

Unos contagios que la OPS ha intentado evitar mediante el asesoramiento sobre las existencias de suministros médicos y equipos de protección personal (EPP).

En este sentido, Etienne expuso que la institución que lidera ha realizado el envío de EPP a 35 países y un territorio, y ha entregado equipos de detección del coronavirus a 25 naciones.

Entre los países que han recibido esta ayuda se encuentran Ecuador y Venezuela, según apuntó en la misma conferencia el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte.

Ugarte explicó que la organización ha enviado una ayuda especial a la ciudad ecuatoriana de Guayaquil para que tenga los equipos de protección necesarios.

Y es que Guayaquil, la segunda mayor ciudad de Ecuador, ha sido escenario en los últimos días de una situación dramática por la acumulación de cadáveres en casas, calles, morgues y funerarias debido al gran número de fallecidos por la pandemia.

Por otro lado, Ugarte dijo que la OPS ha proporcionado a Venezuela, un país que atraviesa una grave crisis política y económica, cooperación técnica para la elaboración del plan nacional de la COVID-19, así como test de laboratorio, 15.000 mascarillas y otros equipos de protección personal.

Además, afirmó que la OPS ha enviado a un experto a ese país para que proporcione formación en el diagnóstico del nuevo coronavirus, indicó el Clarín.

África es el segundo continente más grande de la Tierra, y ocupa aproximadamente el 6% de la superficie total del planeta. Con una población de 1,2 billones de personas, a continuación te contamos cuáles son los países más grandes de África.

Argelia

El primer país en el ranking es Argelia, con una superficie de 2,4 millones de kilómetros cuadrados. Además de ser el país más grande de África, es el décimo más grande de todo el mundo. Los franceses colonizaron Argelia en el Siglo XIX, y logró su independencia en el año 1962. El desierto del Sahara cubre gran parte del país, así que el clima se caracteriza por tener días cálidos y noches gélidas.

República Democrática del Congo

El segundo puesto de los países más grandes de África es para la República Democrática del Congo. El país africano obtuvo su independencia en el año 1960, y actualmente tiene una población cercana a los 78 millones de personas. Este es uno de los países más pobres del mundo, y se estima que el 66% de la población sufre de desnutrición.

Sudán

Sudán tiene una superficie de 1,9 millones de kilómetros cuadrados, de forma que es el tercer país más grande del continente africano. Tiene una población de 40 millones de habitantes. Su capital es Jartum.

Libia

Trípolies la capital de Libia, un país con una superficie de 1,8 millones de kilómetros cuadrados. Se independizó en el año 1951, cuando fue declarado como el Reino Unido de Libia. La mayor parte del país es desierto y la gran mayoría de la población es musulmana.

Chad

Chad es un país situado en África central, sin salida al mar. Con una superficie de 1,3 millones de kilómetros cuadrados, este país es conocido como el «Corazón Muerto de África» y N’Djamena es su capital. Es uno de los países más pobres del mundo, con una esperanza de vida de 51 años. Además, el 15% de los niños muere antes de cumplir los 5 años, informó Ok Diario.

Una investigación permitió hallar las partes de un antiguo continente sepultado debajo de unos 30 países, en su mayoría, de Europa. Se trata de Gran Adria, que surgió hace unos 240 millones de años, como un desprendimiento del supercontinente Gondwana, formado por las actuales Sudamérica, África, Australia y la Antártida.

De acuerdo con el estudio, realizado durante una década por el equipo liderado por Douwe van Hinsbergen, del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Utrecht (Países Bajos), Gran Adria se extendía desde los actuales Alpes hasta Irán, aunque no todo su territorio estaba sobre el agua, sino que fue similar a una cadena de islas o archipiélagos.

«La mayoría de las cadenas de montañas que investigamos se originaron en un solo continente, que se separó del norte de África hace más de 200 millones de años», sostuvo el especialista, quien agregó que «la única parte restante del continente se encuentra en una franja que va desde Turín, a través del mar Adriático, hasta el talón de la bota que forma Italia». Esa zona es conocida como Adria.

Un gran rompecabezas

Para realizar el trabajo, el equipo se centró en el análisis de rocas que formaban parte del antiguo continente. «Cada país tiene su propio estudio geológico, sus propios mapas, sus propias historias y sus propios continentes», agregó, a la vez que expresó que reunieron todo «en una imagen general».

Según explicó, Gran Adria, tras desprenderse de Gondwana, se movió hacia la placa tectónica euroasiática y entre 100 millones y 120 millones de años atrás impactaron y se ubicó debajo de ella, a unos 1.500 kilómetros de profundidad. Sin embargo, algunas rocas no se sumergieron, sino que en la fricción formaron cadenas montañosas, como los Alpes, y muchas piedras quedaron esparcidas en la superficie, lo que permitió que fueran identificadas por los científicos.

El equipo de Hinsbergen unió esas rocas separadas «como las piezas de un plato roto». «Todas las piezas están mezcladas y pasé los últimos 10 años armando el rompecabezas de nuevo», dijo. La tarea fue posible gracias a la utilización de programas que crearon mapas detallados del antiguo continente y confirmaron que se movió hacia el norte hasta impactar con Europa.

«La región del Mediterráneo está geológicamente entre las más complejas de la Tierra», describió el investigador, quien definió a la zona como un «desorden geológico» en el que «todo está curvado, roto y apilado», así lo reseña RT.