Tag

Consumo

Browsing

La asistencia, que se concretará mediante la Secretaría de Familia, es para todos aquellos vecinos que no cuentan con gas natural en sus domicilios y se calefaccionan a través de artefactos eléctricos o leña.

La Secretaría de Familia y Promoción Social de la Municipalidad de Rawson informó que nuevamente se rubricará un convenio con la Cooperativa de Servicios Públicos, a fin de subsidiar el ítem energía eléctrica a aquellas familias que no tienen gas natural y se calefaccionan por otros medios. La asistencia que brinda el municipio persigue el objetivo de contrarrestar el impacto de intenso frío que azota la región y es sólo para aquellos que no cuentan con gas natural en sus domicilios.

En este sentido, la secretaria de Familia, Vanesa Freeman, indicó que “respondiendo a un pedido de la intendenta, Rossana Artero y a su decisión política de acompañar a los vecinos de la ciudad se ha resuelto destinar nuevamente recursos propios del municipio para subsidiar el gasto del rubro energía eléctrica de la factura de la Cooperativa Eléctrica”.

Asimismo, la funcionaria indicó que “se está trabajando en la confección de un convenio con la Cooperativa para alcanzar a aquellos vecinos que cuenten con vivienda única sin red de gas domiciliaria, los interesados en postularse para recibir tal beneficio deberán acercarse a la Secretaría de Familia y Promoción Social, sita en Alejandro Maíz 264 de 8 a 16 horas, durante el mes de junio”.

Requisitos para acceder al beneficio

  • Domicilio en Rawson.
  • No tener gas natural.
  • Percibir hasta 2 salarios mínimos, vitales y móviles en el grupo familiar. O 3 salarios si tiene bajo su cuidado a persona/s con discapacidad.
  • Jubilados y pensionados deben percibir hasta 2 veces el haber jubilatorio nacional.

Documentación a presentar:

  •  Certificación de domicilio.
  • Última factura de luz.
  • Fotocopia DNI.
  • Certificación negativa de ANSES.
  • Copia de recibo haberes.
  • Declaración jurada SF y PS.

Para inscribirse o recibir mayor información deben acercarse durante el mes de junio a la Secretaría de Familia y Promoción Social, sita en Alejandro Maíz N° 264 de lunes a viernes de 8 a 16 horas.

Adrián Palacios, secretario General de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), contó la realidad de la golpeada actividad y remarcó: «El consumo viene en caída libre y no le encuentran la vuelta porque no quieren».

«De parte del Gobierno no hay acompañamiento a las PyMEs», le dijo al programa Mal Aconsejados de Radio Caput y contó que «De 2015 venimos de 120 mil kioscos a nivel nacional, pero cerraron 28 mil».

«No tenemos respuesta del gobierno nacional», sostuvo Palacios y  comentó que «La rentabilidad se achica, por las subas de las tarifas».

«Este gobierno no escucha ni a la CGT, ni a los kiosqueros» añadió y advirtió que de continuar por este rumbo: «Hay unos 5 mil kioscos que cerrarían en capital federal y otros 5 mil en el Gran Buenos Aires».

Por último habló del acompañamiento del sector en octubre a algún candidato opositor: «La gran mayoría de los kiosqueros creyeron las mentiras de Mauricio Macri y han tenido que cerrar, pero hoy muchos comerciantes no van a apoyar a este gobierno porque saben que se funden».

«Los comerciantes saben bien que este gobierno no los va a sacar adelante», concluyó.

Actualmente, el Centro aborda diversos proyectos comunitarios con un equipo de profesionales que incluye cuatro psicólogos, dos trabajadores sociales, una terapista ocupacional, una nutricionista, un profesor, dos operadores terapéuticos, un técnico comunitario y una psiquiatra.

Los ministros de Salud, Adrián Pizzi y de Infraestructura, Gustavo Aguilera visitaron en el barrio Quirno Costa, el Centro Integral de Tratamiento de Problemáticas de Consumo que se construirá en la zona sur de la ciudad.

Junto a Miguel Arnaudo, presidente de ISSyS; la coordinadora Gabriela Field Martínez y el jefe del Departamento de Salud Mental y Adicciones, Gustavo González; la directora del hospital Regional, Myriám Monasterolo; la directora asociada Mónica Varaz y el responsable del Área Programática Sur, Jorge Benítez los funcionarios provinciales recorrieron el espacio recuperado en el que funcionará el Centro Integral de Tratamiento de Adicciones.

«El objetivo es traerlo a un escenario problemático donde hoy le va a brindar mayor acceso a las personas, también darle el lugar más adecuado para que trabajadores de la salud puedan desplegar su potencial» reconoció Pizzi quien destacó la obra como una «prioridad» a instancias del gobernador, Mariano Arcioni.

«Nuestra visita es porque esto está muy pronto a salir, queríamos verlo en primera persona y trabajar en un tema tan sensible como es el de adicciones, que realmente es un tema de salud pública que nos preocupa y que siempre tenemos que seguir apostando», dijo el funcionario.

Pizzi reconoció que los fondos se encuentran disponibles para concretar el proyecto y que se busca acelerar los plazos para habilitar el espacio antes de fin de año. «Darle la infraestructura sin duda le va a dar un empujón y una potencialidad mucho más grande de la que hoy tiene», indicó.

Por su parte, el titular de Infraestructura destacó la tarea integrada entre ministerios y la prioridad que se le dará a éste proyecto estratégico. «Al lugar estructuralmente se lo ve bien, hemos logrado armar un proyecto para hacer una reconstrucción y una puesta en valor. Salud aporta los fondos para dicha reconstrucción y nosotros haremos el proceso licitatorio y llevaremos adelante la obra», describió. «Ya está todo el trámite administrativo concluído como para hacer el llamado a licitación y en un plazo de 45 días estaría comenzando la obra».

Punto de ayuda y asistencia

La coordinadora Gabriela Field Martínez explicó que el Centro trabaja en la asistencia de las personas que tienen «padecimiento de consumo» y también acciones preventivas en colegios, clubes y en la comunidad. «Es un espacio estratégico porque nos permite trabajar en el corazón de los barrios que tienen la problemática. De ésta manera nosotros mismos podemos ir a la comunidad a ofrecer nuestros servicios».

Actualmente el centro aborda diversos proyectos comunitarios con un equipo de profesionales que incluye cuatro psicólogos, dos trabajadores sociales, una terapista ocupacional, una nutricionista, un profesor, dos operadores terapéuticos, un técnico comunitario y una psiquiatra.

En los primeros cinco meses del año el consumo se ubicó en los niveles más bajos en dos décadas. En mayo retrocedieron los precios.

El consumo de carne vacuna continúa en picada. Durante los primeros cinco meses del año el indicador alcanzó los 50,5 kilos, una caída de 12,1 por ciento frente al mismo período del año pasado. Los magros niveles alcanzados por la demanda de carne se explican por la pérdida de capacidad de compra de los salarios, la destrucción de puestos de trabajo y la desregulación del comercio. El indicador del consumo promedio alcanzó los 53,7 kilos anuales, una caída del 7,9 por ciento interanual, que lo coloca en los niveles más bajos en dos décadas.

La Cámara de la Industria y Comercio de Carne (Ciccra) informó este jueves que el precio promedio de los cortes vacunos en los comercios del Gran Buenos Aires registró en mayo una leve baja de 0,6 por ciento mensual que interrumpió un período de 21 meses consecutivos de aumentos. El precio del pollo, por su parte, exhibió una baja de 8,0 por ciento mensual y los principales cortes porcinos aumentaron 6,9 por ciento en el mes, su decimocuarta suba ininterrumpida.

Los datos de Ciccra revelan que el consumo interno promedio entre enero y mayo se mantiene en mínimos históricos. Las estimaciones de la cámara empresaria muestran que durante la crisis de 2001 se consumieron en promedio 64,1 kilos de carne vacuna anuales.

Así, el nivel exhibido durante los primeros cinco meses del año es 16 por ciento inferior al registrado durante el estallido de la convertibilidad. Las cifras también muestran una caída frente a los niveles heredados. Durante los primeros cinco meses de 2015, el último año del kirchnerismo, el informe del Ciccra reportó un nivel de consumo promedio de 58 kilos. Las cifras reportadas por las empresas marcan una caída de 7,4 por ciento en cuatro años.

La contracción de la demanda interna de carne vacuna redunda en un incremento del peso de las exportaciones sobre el total de la producción. Entre enero y abril, las ventas externas alcanzaron a representar el 21,5 por ciento del total. Se trata de los valores más elevados desde 2005. El incremento en el peso de las exportaciones está concentrado casi de manera exclusiva por la ampliación del mercado chino. Desde Ciccra señalan que “en abril la concentración de los embarques en un único destino llegó a un record. De cada 4 kilos exportados de carne vacuna, 3 kilos se enviaron a China”.

“El consumo interno transita un contexto crítico hace más de un año. Los factores son múltiples. A la elevada tasa de interés, que desincentiva la compra en cuotas, se suma la caída en el poder adquisitivo asociada al proceso de alta inflación”, advierte un informe sobre el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav). La semana pasada las cifras del Indec revelaron que la capacidad de compra de los trabajadores retrocedió en marzo 10,7 por ciento. Más conservadoras, las estimaciones de Secretaría de Trabajo indicaron que los salarios promedio cayeron 8,3 por ciento en el tercer mes del año.

No obstante, el reporte de Ciccra sostiene que durante el gobierno de Cambiemos, los precios de la carne vacuna crecieron por debajo de los aumentos salariales acumulados. En otras palabras, la capacidad de compra de carne vacuna de los trabajadores habría aumentado 8,7 por ciento. “Durante la gestión Macri el nivel general de los precios al consumidor se triplicó (206,4 por ciento entre diciembre de 2015 y mayo de 2019) y los salarios del sector privado formal se multiplicaron por 1,56, lo cual implica que el poder de compra de los salarios de los empleados en blanco disminuyó 16,9 por ciento con relación al nivel general de precios”, expresa el informe mensual de la cámara empresaria.

“En el mismo período, el precio del pollo aumentó 144,1 por ciento, el precio promedio de los cortes vacunos subió 134,4 por ciento y el de los cortes porcinos creció 156,5 por ciento”, estimó Ciccra al intentar restar relevancia al aumento en el precio de la carne.

 

 

pagina12

En una economía desregulada como la del gobierno de Mauricio Macri, la devaluación del peso golpea con fuerza en todos los sectores pero se siente más en los productos de la canasta básica y de primera necesidad. La harina, cuya materia prima es de exportación y hasta hace poco sin retenciones, es uno de los que más aumentos registra.

Sólo en 2018, el paquete de harina trepó en un año 175%, según los datos del Indec. Con la escalada, subieron las facturas, los fideos y el pan.

Los economistas más didácticos solían explicar a través del tiempo la recuperación o caída del poder adquisitivo con un ejemplo bien concreto: el sueldo en kilos de pan. Si se toma como parámetro un salario mínimo, vital y móvil de antes de la asunción de Macri con uno actualizado a septiembre de este año, el resultado es una pérdida del poder de 100 kilos de pan por mes.

Según el relevamiento que hizo InfoCielo en Provincia, en 2015, el kilo de pan estaba a $25 y el salario mínimo era de $ 5.588. Se podían comprar casi 224 kilos de flautas o miñones.

Desde marzo, el salario más bajo de un trabajador registrado es $12.500 y el kilo de pan ya se vende a $100. Haciendo la simple división, el resultado es 125 kilos por sueldo. Así, las cosas, en tres años y medio el trabajador registrado perdió su capacidad para comprar 99 kilos.

El Banco Central difundió el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora todos los meses en base a los datos de diferentes consultoras privadas.

En ese sentido, analistas del mercado estimaron que habrá una inflación de 40,3% este año y pronosticaron un dólar a $51 para diciembre, de acuerdo a lo que publicó la entidad monetaria.

El nivel de inflación general y núcleo, según este informe, se ubicará en 40,3% y 40,5% respectivamente, lo cual representa un leve avance de 0,3 y 0,4 puntos porcentuales con respecto a la encuesta de abril.

«Para 2020, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 26,1%», detalla el estudio. A su vez, los especialistas estimaron que la inflación de mayo fue de 3%.

Respecto de la proyección del tipo de cambio nominal, «los analistas esperan un valor promedio para junio de $45,80 por dólar con un sendero creciente hasta alcanzar un valor en diciembre de 2019 de $51 por dólar».

En cuanto al Producto Interno Bruto, las consultoras privadas esperan una caída real para 2019 de 1,5% y redujeron el crecimiento previsto para 2020 de 2,2% a 2%.

Se siguen apilando los datos negativos sobre el consumo. Sea cual sea el rubro, los indicadores no dan buenas noticias ni al Gobierno ni a los privados, tanto en el comercio como en la industria. Ahora se informó un nuevo derrumbe con el patentamiento de autos 0 km.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) informó que el número de vehículos patentados durante mayo de 2019 ascendió a 36.610 unidades, que en la comparación interanual representa una caída de 56%, porque en mayo de 2018 se habían patentado 83.200 unidades.
Pese a que las cifras comparadas versus 2018 aún no lo reflejan, empiezan a aparecer indicios de reactivación» (Ricardo Salomé, presidente de ACARA)

En términos intermensuales el descenso es del 1,9% comparado contra su antecesor mes de abril, en el que se habían registrado 37.321. El acumulado de los primeros cinco meses del año es de 213.271, que muestra una baja del 51,1% frente a las 436.356 unidades del mismo periodo de 2018.

Ricardo Salomé, presidente de ACARA expresó: «Pese a que las cifras comparadas versus 2018 aún no lo reflejan, empiezan a aparecer indicios de reactivación. Pero necesitamos fortalecerlos con algunos estímulos a la demanda en los que estamos trabajando junto a una mesa integrada por varios actores”.

Salomé destacó que como una buena noticia que a partir de ahora se podrán adquirir motovehículos mediante el programa Ahora 12, que fue relanzado el pasado viernes. “Eso ya es un avance concreto para ir a un escenario diferente en el segundo semestre», completó.

Al dato negativo en autos se le suma que ayer CAME informó que las ventas minoristas acumularon 17 meses en baja, al registrar un nuevo descenso de 14,1% en mayo.

Ambito

En los últimos tiempos, el incremento en los valores de los medicamentos modificó el comportamiento de quienes necesitan comprar remedios para cualquier tipo de dolencia o enfermedad.

De esta manera, la tendencia indica que las marcas más baratas incrementan sus ventas, mientras que las más onerosas se venden cada vez menos. Gustavo Demassi, propietario de Farmacia Oeste y secretario del Colegio de Farmacéuticos del Chubut, brindó un panorama del sector:

“Lo que ha pasado en los últimos años es que los medicamentos se han puesto un poco al día en el atraso que tenían respecto a la inflación. Hasta 2015, los laboratorios tenían que autorizar cada aumento y siempre estaban un 10 ó 15 por ciento debajo de la inflación, pero a partir de ese año se liberó y los laboratorios pusieron al día ese retraso en precios que tenían”.

Precio uniforme

En ese sentido, el farmacéutico reconoció que “es cierto que los medicamentos han tenido un aumento grande recuperando la diferencia que tenían anteriormente”. De todas maneras, estos aumentos los cargan automáticamente los laboratorios por sistema: “Nosotros tenemos un precio Kairos, que es el manual farmacéutico con un precio oficial y que es uniforme en todo el país. Esos precios los determinan los laboratorios y el sistema los carga automáticamente, de acuerdo a lo que van ajustando y es el mismo listado que tienen todas las obras sociales del país”. Más allá de estos valores, Pami ha hecho un convenio por debajo de los precios del manual farmacéutico, por lo que los jubilados han notado un poco menos los incrementos.

Cambios de comportamiento

En este contexto, quienes deben comprar medicamentos han cambiado también su comportamiento y ya casi no se elige marca: “Se opta por buscar una marca un poco más económica dentro del mismo medicamento. Cuesta, como cuesta comprar en el supermercado, en el kiosco y en cualquier otro lado”. En el caso de la prescripción médica, por ejemplo Pami ha tomado la determinación de que solo puede prescribir las drogas, no pueden poner marcas “entonces el paciente tiene la opción de elegir la marca que le interesa”.

Poca ganancia

En lo que hace a la ganancia de la farmacia con estos aumentos, Gustavo Demassi contó que “siempre el margen de ganancia de la farmacia ha sido muy chiquito, hablando que si queda un 1 por ciento tenés que estar contento. También ha habido cambios en los descuentos que nos hacen las droguerías, en Ingresos Brutos, en los servicios que nos afectan en los gastos”. Así las cosas, el negocio de la farmacia “siempre fue un rubro complicado, en otra época tenía mucho más margen, pero ahora la realidad de la farmacia es esta”, finalizó.

 

 

El Chubut

Un relevamiento de la consultora C&T Asesores Económicos registró un suba de precios de 3,7% en abril, con un acumulado de casi 52% en los últimos 12 meses.

“Dos rubros subieron muy por encima del promedio, en torno a 8% mensual: educación e indumentaria”, remarcó el trabajo estadístico de la firma de Camilo Tiscornia.

De acuerdo con nuestro relevamiento de precios minoristas, en abril hubo un aumento mensual de 3,7%, superior al 3% de abril del año pasado pero ligeramente inferior al 3,9% de marzo. Esto implicó que la variación de doce meses pasara de 50,8% en marzo a 51,9% en abril.

Según el estudio de C&T, era esperable que esos dos rubros marquen un salto en el arranque del año. “Se trata de un comportamiento habitual para los meses de abril, por el comienzo de clases en el primero y por la salida al mercado de la ropa de invierno en el segundo; no obstante, en este último, el salto fue mayor a lo habitual, reflejando también la suba del dólar durante marzo y abril”, indicó el reporte al que tuvo acceso ámbito.com.

Anualizado, el rubro Indumentaria es el más inflación acumula: 65%.Detrás, le siguen Transporte y Comunicaciones.

Otro ítem que subió por encima del promedio fue Esparcimiento. “Tuvo un alza de 5,1% mensual, muy afectado por el incremento del tipo de cambio. Hubo una suba generalizada en sus componentes, incluyendo al turismo, que es el más relevante”, señaló Tiscornia.

La devaluación también impactó de lleno en Alimentos y bebidas (3,7%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (3,1%) y en Atención médica y gastos para la salud (3,3%). “Aquí también se verificó el efecto del incremento del dólar, principalmente en productos de limpieza y artefactos para el hogar en el primero y en los medicamentos en el segundo”, enfatizó el informe.

En marzo pasado el INDEC informó un índice de 4,7%, que anualizado llegó a 54,7%. La cifra superó todas las proyecciones de los analistas privados y de las estimaciones oficiales, que esperaban una cifra más cercana al 4%.

En el primer trimestre, el costo de vida ya aumentó un 11,8% (se esperaba un número apenas por debajo del 11%), mientras que los datos del primer trimestre anualizando, la cifra alcanzó el 47,2%, apenas por debajo del 47,6% de 2018.

Esta semana se conoció otro informe privado sobre inflación. Elypsis, el economista Eduardo Levy Yeyati, calculó que el IPC de abril rondará el 4%, con tendencia a la baja. El miércoles 15 de mayo a las 16 el INDEC dará su veredicto.

 

 

 

Ambito

Una tras otra se van cayendo las empresas textiles del Parque Industrial de Trelew. El jueves se conoció el cierre sorpresivo de Orot con 15 empleados y ayer se terminó de confirmar lo de Alter, con otros 42 operarios que se quedaron en la calle. Es decir que en sólo cuatro días cerraron dos fábricas y se destruyeron 57 fuentes de trabajo.

Hoy quedan en pie 11 empresas entre las textiles sintéticas y las laneras y no se superan los 700 trabajadores. Cuando en su época de esplendor, entre los 70 y los 80, llegó a haber hasta 6.000 empleados.

El récord negativo está estrechamente vinculado con la estrepitosa caída del consumo interno que lleva a las empresas del sector a producir al 30% de su capacidad ociosa, y por otra parte al proceso importador de bienes que terminaron por dejar por el piso a un sector como el textil, que se sabe es de los denominados “sensibles”.

Las malas noticias para los exempleados de Alter no terminan allí. La firma en agosto del año pasado había presentado ante el Ministerio de Trabajo de la Nación un Procedimiento Preventivo de Crisis, con lo cual estaría habilitada para pagar las indemnizaciones al 50%. El apoderado estaría llegando a la ciudad el jueves y en principio se reuniría con representantes del gremio textil de la Asociación Obrera Textil, aunque también podrían participar las autoridades municipales.

Los trabajadores de mayor antigüedad tenían 42 años en la empresa. Alter producía lycra y trabajaba calzas, trajes de baño y camisetas para marcas reconocidas como Class Life o medias Cocot.

En el caso de Orot se acordó que ayer se paguen los sueldos y que el próximo 7 de mayo se abone el 50% de las indemnizaciones. Se dedicaban a la tela de tafeta, para la fabricación de mantelería y forrería.

Desde la Municipalidad el titular de la Agencia de Desarrollo Productivo, Marcelo Oilvera, se mostró contrariado por las noticias y aseguró que existe una responsabilidad exclusiva de las políticas nacionales, porque “no sólo no acompañan y no dan ningún tipo de incentivo, sino que toman medidas que destruyen la industria, como la alta inflación que generan, tarifas dolarizadas y las tasas que hacen inviable cualquier tipo de inversión”.

Aseguró que frente a esta situación buscarán la “contención” de los trabajadores a través de subsidios que pueda aportar el municipio, con capacitaciones y también con acompañamiento para resolver la situación legal de los despedidos. El funcionario aseguró que hoy quedan 11 textiles en el Parque y vislumbró un futuro negro: “El polo se encamina a desaparecer, lo dicen los propios empresarios”. Y marcó que en el horizonte no parece haber una salida.

Calificó el panorama como “desesperante” y reflejó que desde el Gobierno Nacional “se le soltó la mano a la industria”.

“Es una noticia lamentable en un momento como este en el que estamos próximos a vivir, una celebración más del Día del Trabajador”, explicó titular de la Agencia de Desarrollo.

“Quiero resaltar el trabajo que se viene haciendo desde el municipio, con el intendente a la cabeza, en el que permanentemente estamos realizando y llevando a cabo políticas económicas, de asistencia y de contención para todas las fábricas y los empleados. Hace poco el intendente se puso a la cabeza de un reclamo para solucionar un problema que tenían las distintas empresas con los constantes aumentos de energía. Las tarifas están todas dolarizadas, por lo que cualquier fluctuación de la moneda extranjera se ve reflejada inmediatamente en las tarifas”, graficó.

Más adelante, Olivera explicó que estas situaciones se suscitan por las constantes medidas adoptadas por el Gobierno central, que comanda Mauricio Macri. “El Gobierno nacional cada día acrecienta la presión para con las empresas y no da ninguna solución o alternativa. Sería importante en este momento en el que tenemos candidatos a la Gobernación de la provincia en ese mismo espacio político, que salieran a dar una explicación a esta situación”.

Volvió a cargar contra aquellos sectores que defienden esta clase de modelos económicos en el país. “Tenemos gente que hace comentarios tratando de resaltar y defendiendo el modelo nacional. Los que defienden Cambiemos me gustaría que expliquen en este momento lo que está pasando”, concluyó.

Por último, cuestionó el programa nacional de Precios Esenciales anunciado por el Gobierno Nacional, al considerar que se trata de una medida con “tufillo electoralista” y que “apuesta a llegar sólo al Conurbano Bonaerense, donde buscan juntar votos”.

 

 

Diario Jornada