Tag

consejos

Browsing

Desde que el Gobierno decretó la cuarentena obligatoria por el coronavirus, muchos son los que dejaron de salir a trabajar, y comenzaron a realizar sus tareas laborales desde sus hogares. Sin embargo, algunos otros tuvieron que suspender todas sus actividades, y en ocasiones, los días se les hacen eternos y sienten que las horas no avanzan.

Aunque parte de la población vive sola, y otros lo hacen con sus familias, hay un interrogante que casi todos, sin distinción, se preguntan: cómo debo hacer para no terminar la cuarentena con varios kilos de más.

Ahora que el propio presidente Alberto Fernández aseguró que el aislamiento obligatorio se extenderá algunas semanas, BigBang se comunicó con la licenciada en Nutrición (MN:7440) Sol Mac Mullen, quien brindó una serie de consejos para no engordar en esta situación que, sin lugar a dudas, es muy diferente a la rutina que manteníamos antes de la llegada del COVID-19.

Organizar las comidas

Consultada por los hábitos que hay que mantener para evitar subir de peso en esta cuarentena, la especialista aseguró que en primer lugar lo más importante es organizarse, porque de este modo resulta más fácil llevar adelante la cuarentena de una manera saludable.

«Si bien uno está más tiempo en casa y eso nos lleva a abrir la heladera, también se tiene más tiempo para poder planificar mejor la alimentación, para poder elegir qué cocinar, y tomarse el tiempo de hacer algo casero», explicó la profesional, quien además aseguró que de este modo, evitamos pedir delivery, algo que puede resultar más recurrente en un momento donde se tiene menos tiempo.

La nutricionista, que maneja además la cuenta de Instagram «Nutrición Consciente» (en la que comparte recetas sanas y tips para alimentarnos de mejor manera), indicó que muchas veces cuando se tiene falta de tiempo y hay que salir a trabajar, es probable que compremos comidas ya preparadas, las cuales en una gran cantidad de veces vienen preparadas en porciones más abundantes de las que necesitamos y, las cuales también solemos terminar para no desperdiciar lo que sobró. «Estar en casa, en ese punto, es un factor que pude ayudar», sostuvo.

Sacarle la atención total a las comidas

Del mismo modo, comentó que si nos enfocamos en otras cosas y le sacamos la atención a la comida; y por ahí aprovechamos el tiempo para hacer más actividades con los familiares o si se está solo, para ordenar u organizar mejor el trabajo, la situación cambia.

Sumar actividad física

«El tiempo también se puede aprovechar para hacer actividad física, creo que eso es fundamental, hay un montón hoy de opciones de gimnasios o entrenadores que dan rutinas para que uno esté en movimiento. También se puede aprovechar este tiempo para incursionar en todo lo que es yoga o meditación, que también colabora con el hecho de canalizar la ansiedad», agregó.

De esta forma, Mac Mullen destacó que lo importante en esta cuarentena es buscar la forma de mantenerse activo tanto física como mentalmente. Además, recalcó que respecto a la comida, durante el día hay que evitar el picoteo y el aumento de la cantidad de ingestas.

Respetar las comidas

En cuanto a los cambios de horario que surgen con la falta de rutina, la nutricionista dijo que hay que intentar respetar la cantidad de comidas, y si uno se levanta más tarde, tiene que hacer entonces todo más tarde. «Lo importante es no saltear, sino llevar un orden aunque sea con horarios desfazados», afirmó.

Organizar la compra de alimentos

Por último, comentó que si se hace una buena planificación de las comidas, las compras de los alimentos y de las actividades que se van a realizar por día, seguramente la rutina funcione mejor.

«Está bueno hacer una buena planificación para intentar salir de casa lo menos posible, y dentro de esa planificación incluir muchas verduras, frutas y cereales. Hay que organizar lo que uno va a comer durante la semana, y hasta se pueden poner días fijos para cocinar. Después lo ideal es buscar alternativas, a través de gimnasios online o de clases de baile. Hay que buscar la opción con la que uno se sienta más cómodo, pero estar en movimiento dentro de casa no es imposible», cerró.

Las campañas de prevención y las recomendaciones para evitar el temido Coronavirus ​ya son cuestión de Estado ante el aumento de casos en todo el mundo.

Sin embargo, muy poco se ha escuchado y difundido sobre cómo desinfectar el auto y así poder evitarlo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las manijas, la palanca de cambios, las teclas y perillas y los cinturones de seguridad son focos para el intercambio frecuente de gérmenes.

Un estudio realizado por el National Center for Biotechology de los Estados Unidos determinó que más de 700 variedades diferentes de bacterias podrían estar viviendo en el automóvil promedio en cualquier momento.

Y el estornudo de una persona contagiada puede hacer que el resto de pasajeros u otros usuarios del vehículo también se contagien, ya que la permanencia del virus en los objetos puede variar en función de la temperatura, la humedad y el tipo de superficie.

El volante es la pieza más sucia del auto, y según detalla el informe, tiene 629 unidades formadoras de colonias (CFU). Si se lo compara con otros objetos, su superficie es seis veces más sucia que la pantalla del teléfono celular promedio, cuatro veces más sucia que un inodoro público, y dos veces más sucia que los botones del ascensor público.

¿Qué hacer?

Como primera medida hay que utilizar un desinfectante para manos o alcohol en gel antes de entrar al auto.

Una vez en el habitáculo, repetir la acción y extenderlo con un paño suave y sin pelusa sobre el volante, la palanca de cambios, el freno de mano, el cinturón de seguridad, la pantalla de la consola central o estéreo, y en las teclas de los levantavidrios y espejos.

Si bien es vital desinfectarlo es importante no abusar del uso de aerosoles o líquidos, ya que podrían manchar tapizados o dañar piezas electrónicas.

En el caso toser o estornudar es importante hacerlo contra el lado interno del codo, ya que si se trata de taparlo con la mano la saliva irá al volante y a otras zonas de contacto.

En el caso de usar un auto de alquiler, evitar llevar las manos a la boca, ojos y nariz. Pese a todo, puede que cualquier tipo de enfermedad se ubique en la radio, el climatizador, o cualquier otra zona de contacto.

Por último, al bajarse del vehículo, desinfectarse las manos nuevamente, ya que nunca sabremos si estuvimos en contacto con alguna zona infectada.

En un informe, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la angustia que genera la propagación del virus, y enumeró algunas estrategias para combatir la angustia y la ansiedad.

Mantenerse conectado a los círculos sociales, reducir el consumo de noticias y amplificar historias positivas son algunas de las recomendaciones que brindó este domingo la Organización Mundial de la Salud (OMS) para cuidar la salud mental ante el «estrés» que produce el Coronavirus.

En su informe «Salud mental y consideraciones psicosociales durante el brote de Covid-19», la OMS destacó, desde su cuenta oficial de Twitter, que las autoridades de salud pública de todo el mundo están actuando para contener la pandemia, «sin embargo, esta época de crisis está generando estrés en la población».

Ser empáticos con todos los afectados, apoyar a los que más lo necesitan y amplificar historias positivas y esperanzadoras.

Minimizar mirar, leer o escuchar noticias que lo hagan sentir ansioso o angustiado,buscar información solo de fuentes confiables.

Para las personas en aislamiento social, mantener las relaciones sociales y la rutina o crear nuevas rutinas.

Mantenerse conectado con su círculo social. Valen el correo electrónico, redes sociales, videoconferencia y teléfono.

Hacer ejercicio regularmente, mantener rutinas de sueño regulares y comacomida sana.

Ayudar a los niños a encontrar formas positivas de expresarsus sentimientos como el miedo o la tristeza.

Mantener a los niños cerca de sus padres y familiares. Mantenter las rutinas familiares tanto como sea posible, o cree nuevas rutinas, especialmente si los niños deben quedarse en casa. Los especialistas aseguraron que en época de estrés es común que los niños busquen más apego y sean más exigente con los padres.

Para los adultos mayores, brindar un apoyo práctico y emocional a través de la familia y los profesionales de la salud. Los adultos mayores, especialmente en aislamiento y con deterioro cognitivo o demencia, pueden ponerse más ansiosos, enojados, o retraídos durante el brote o la cuarentena.

En ese sentido, se aconsejó compartir y explicar datos simples de lo que está sucediendo y repetir la información cuantas veces que sea necesario.

La opinión de una especialista 

Ante la creciente preocupación por la pandemia en estas semanas vemos el aumento de los casos o de la gravedad de nuestros pacientes con trastornos de ansiedad y depresión: la incertidumbre, la sensación de descontrol, la angustia, la desesperación y el pánico hacen estragos en pacientes emocionalmente vulnerables», explicó a Télam la psicóloga Patricia Faur, docente de Universidad Favaloro y UADE, especializada en vínculos.

La psicóloga precisó que «no es tiempo de tomar decisiones, cuando el ambiente resulta amenazante el mejor remedio es la información, la cautela, los vínculos afectivos y el cuidado tanto personal como de los otros». Señaló: «los vínculos son el gran amortiguador del estrés. La sensación de que estamos juntos en este desafío es siempre tranquilizadora».

Para limitar la recopilación de datos que llevan adelante las apps y los sitios, se puede navegar en modo incógnito, sumar bloqueadores y tener otros cuidados. Opinan expertos.

Todo aquel que viaja por Internet sabe que cada vez es más difícil evitar que lo investiguen, analicen y clasifiquen, para terminar su recorrido con un certero disparo publicitario. Sin embargo, si se ponen en práctica ciertas rutinas de navegación, es posible levantar una barrera de defensa en torno a la privacidad. Para evitar el espionaje y la recopilación de datos, diez trucos y consejos para volverse casi invisible en la gran red.

Por defecto, los navegadores guardan información en tres lugares clave. La caché contiene imágenes y datos web para acelerar los tiempos de carga del servidor. Las cookies son pequeños archivos que permiten que los sitios recuerden al dispositivo y no cierren sesión al abandonar la página. Por último, el historial de navegación.

Los rastreadores reconocen esta información y la emplean para conocer los hábitos del usuario y anticiparse a sus deseos. Lo recomendable es configurar el navegador para que, cada vez que se cierra, limpie estos registros automáticamente. La contracara de esta acción es que se borran todas las contraseñas, lo que implica volver a ingresar nuevamente a los sitios con clave.

“Los rastreadores utilizan anuncios agresivos y pueden forzar una invasión de la privacidad. Hay al menos dos tipos importantes: aquellos que graban la navegación de la víctima como los trojan spy y los programas de espionaje comercial, llamados stalkerware. Estos últimos buscan el acceso no autorizado a información, archivos y programas, como contactos, fotos y redes sociales”, advierte Santiago Pontiroli, analista de seguridad de Kaspersky.

Modo incógnito

Al activar esta función, el navegador no almacenará la información sobre las páginas visitadas, las cookies, las contraseñas ni acumula datos. Es ideal para visitar “páginas prohibidas” o en máquinas compartidas. Una de sus ventajas es que los buscadores, al no tener datos guardados sobre el comportamiento online, presentarán resultados más objetivos. Lo mismo ocurre con los sitios de reserva de vuelos y hoteles. También permite abrir sesiones paralelas con diferentes nombres de cuentas.

Navegadores

Chrome previene la instalación automática de malware, tiene actualizaciones automáticas y soluciona rápidamente cualquier brecha en la seguridad. Sin embargo, registra las páginas visitadas y envía esta información a los servidores de Google para que esté disponible en cualquier dispositivo. En cambio, Firefox no ve la privacidad como una opción, si no como una obligación.

El que garantiza una máxima seguridad es Tor, basado en un núcleo de Mozilla que cifra los datos al navegar. El problema es que al ser tan lento, no es útil para una larga rutina de navegación.

Hay otros navegadores que brindan diferentes grados de protección contra el seguimiento online, como Epic Privacy Browser, SRWare Iron Browser, Brave y Dooble. Cuanto menos populares son, menos compatibles serán con ellos los sitios que uno visite y la cantidad de complementos que admitan.

VPN

La red privada virtual o VPN es uno de los métodos más efectivos a la hora de ocultar por dónde pasó el navegador. “La idea es proteger tus datos y poner un manto de anonimato a todas las actividades que se realicen desde la computadora o el móvil. Lo que hace el VPN es crear una conexión cifrada a través de un túnel, de tal modo que nadie sepa qué tráfico circula por este canal. Todo desemboca en el servidor del prestador del servicio y de allí, al destino que uno eligió. Es ideal para quienes utilizan redes públicas de Wi-Fi o manejan información valiosa”, detalla Luis Corrons, Security Evangelist de Avast.

Bloqueador

Para evitar la balacera de anuncios que gatillan algunos sitios, los bloqueadores de publicidad, como AdBlock Plus, son la mejor respuesta de defensa. Estas extensiones que se instalan en el navegador emplean una serie de listas y filtros para impedir los molestos anuncios, provenientes de las direcciones que se disparan a mansalva. También, son capaces de filtrar malware y botones de redes sociales. Y aunque por defecto detiene todo lo que se mueve, si uno considera que el sitio no es intrusivo, puede habilitar un permiso temporal para los avisos.

En público

Cuando uno se conecta a una red Wi-FI pública corre el riesgo de que alguien que está al acecho intercepte el tráfico. Para engañar a los desprevenidos, una estrategia habitual es utilizar nombre falsos de establecimientos de comida como señuelo, con la intención de que el teléfono, de forma predeterminada, se conecte sin hacer consultas. Para escapar de estos engaños es importante desactivar la conexión de Wi-Fi y utilizar datos en su lugar.

El motor

Google es el buscador más popular, aunque los navegadores, incluso Chrome, admiten motores alternativos que aunque no son tan conocidos, ofrecen distintas funciones de privacidad y variedad de resultados. Duck DuckGo es la alternativa a Google, ya que comparte la misma eficiencia pero con el incentivo de no rastrear a los usuarios. Entre sus ventajas, no almacena la dirección IP ni guarda información privada. Sólo retiene temporalmente las palabras clave que se están utilizando. Los desarrolladores de DuckDuckGo también crearon su propia extensión contra los rastreadores, además de un navegador privado para los dispositivos móviles de Android y iOS.

Claves

Una contraseña con números y símbolos es más difícil de recordar y menos efectiva que una formada por seis palabras que no tengan relación, advierten los expertos. En el sitio HowSecureIsMyPassword (howsecureismypassword.net) basta con ingresar la clave elegida para que el sitio estime el tiempo que tardará en ser adivinada. Mientras que en have i been pwned (https://haveibeenpwned.com/) uno debe ingresar su cuenta de mail para averiguar si fue víctima de una filtración.

Complementos

Las extensiones de terceros proporcionan servicios y funciones que los desarrolladores de navegadores no incluyen. Las indispensables para Firefox y Chrome son: Privacy Bagder, que bloquea rastreadores; uBlock Origin (bloquea anuncios); Cookie AutoDelete (borra las cookies cuando cierras la pestaña); WebRTC, desactiva el protocolo WebRTC que revela la dirección IP aún con un VPN. Además, Facebook Container, impide que Facebook rastree por Internet con Firefox.

Cerrar puertas

Para evitar que los múltiples brazos de Facebook, Google y Amazon sigan recopilando información, es importante cerrar sesión antes de abandonar el navegador. En Google hay dos niveles de sincronización. Uno es el de su navegador y otro el de los servicios asociados a la cuenta. Para evitar la recopilación de datos no hay que permanecer conectado con ninguno de sus servicios: desde G-mail, YouTube, Maps, Play, Drive, hasta los menos populares como Calendar o Keep. Basta con ingresar a uno para que la información se sincronice con el resto de las aplicaciones, señaló El Clarín.

La cartera sanitaria difundió algunos cuidados que se deben tener en cuenta, en especial en el marco de esta conmemoración religiosa, en la que se incrementa la demanda de estos alimentos.

El Ministerio de Salud del Chubut, a través del Departamento Provincial de Bromatología, dependiente de la Dirección Provincial de Salud Ambiental, brindó a la comunidad una serie de recomendaciones para la adquisición, la conservación y el consumo de pescado y otros productos del mar durante la Semana Santa, momento del año en el que se incrementa la demanda de estos alimentos.

El pescado es un producto perecedero que se puede alterar con facilidad si no se tienen en cuenta algunos cuidados al momento de su compra y conservación.

Adquisición

En principio, la adquisición deberá realizarse en comercios habilitados que presenten buena higiene general y exhiban sus productos frescos, conservados en abundante hielo (cubiertos) o congelados. El pescado fresco debe presentar:

– Olor a mar, en ocasiones un ligero olor a pescado pero nunca olor a amoníaco.

– Los ojos siempre brillantes, no hundidos; opacidad o hundimiento es signo de deterioro.

– Las agallas rojas, las escamas adheridas al cuerpo y su carne firme; no debe ceder ante la presión del dedo. Pigmentación viva y brillante.

– La columna vertebral firmemente adherida a los músculos; si se la intentara separar de ellos, debería romperse.

– La sangre roja y brillante (si el pescado no está fresco, el color se vuelve marrón pardo).

– En cuanto a los crustáceos menores, como camarones y langostinos, se debe tener especial cuidado en observar que no presenten manchas negras, olor desagradable o desprendimiento entre cabeza y tronco.

– Los calamares, por su parte, deben tener una piel lisa, suave y húmeda, sin manchas sanguinolentas o extrañas. Sus ojos tienen que ser brillantes y salientes y su musculatura, consistente y elástica.

– Los mejillones, u otros moluscos bivalvos, deben tener las valvas cerradas y una vez cocidos, abrirse. Si están abiertas, hay que comprobar que se cierren con un ligero golpe.

Conservación

Una vez adquiridos, los pescados y mariscos deben transportarse directamente al domicilio y refrigerarlos de manera inmediata para evitar el corte de la cadena de frío.

Al momento de la conservación del pescado es recomendable: mantenerlo no más de 1 o 2 días en la parte más fría de la heladera y hasta 3 meses en freezer; evitar descongelar y volver a congelar los pescados y mariscos; y al descongelarlos, no hacerlo a temperatura ambiente y una vez preparados, consumirlos lo antes posible.

Consumo

Por último, se recomienda consumir los pescados bien cocidos, especialmente en el caso de los grupos más susceptibles de la población: embarazadas, niños, ancianos e inmunosuprimidos.