fbpx
Tag

CONICET

Browsing

El ejemplar tenía dos metros de longitud y habitó nuestro planeta hace 70 millones de años, durante la era Cretácica. Por sus características, es un hallazgo único.

En la escala biológica, los cocodrilos y caimanes, son uno de los pocos reptiles predadores que apenas han evolucionado con relación a sus antepasados prehistóricos del periodo Cretácico tardío. Para corroborar esta especulación, basta con observar el esqueleto casi íntegro de un cocodrilo descubierto por un grupo de científicos locales. El animal, en vida, llegó a tener dos metros de longitud y habitó la Patagonia hace 70 millones de años. El trabajo fue recientemente publicado en la revista Cretaceous Research.

Tras varios años de analizar las partes óseas, un grupo de investigadores argentinos, liderados por el paleontólogo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) Rodolfo Coria, presentaron este jueves el esqueleto del Barrosasuchus neuquenianus.

El fósil fue hallado en 2001 en la zona de Sierra Barrosa, a 30 kilómetros de Plaza Huincul, una localidad fosilífera ubicada en el centro de Neuquén, donde los investigadores se encuentran trabajando desde hace varios años.

Y si bien este tipo de cocodrilos fósiles se conocen desde hace más de sesenta años, la particularidad de este fósil es que, por primera vez, se encontró un esqueleto prácticamente completo. El hallazgo incluyó el cráneo, el postcráneo, las mandíbulas, las patas, las manos, las costillas y sus vértebras.

“Fue un hallazgo excepcional, ya que es muy raro dar con esqueletos completos de vertebrados fósiles. Barrosasuchus es un aluvión de información peirosáurica. Y está absolutamente todo, lo único que no tenemos es la cola”, señaló el científico.

El primer peirosaurio fue hallado sesenta años atrás en la localidad de Peirópolis, en el centro de Brasil. Más adelante, los científicos de la época notaron que ese ejemplar representaba a una familia de cocodrilos diferente a otras, y los denominaron peirosáuridos, por ser Peirosaurus el primer género reconocido de la familia.

Estos cocodrilos, que habitaron en la era Cretácica – división de la escala temporal geológica que pertenece a la Era Mesozoica- son abundantes y frecuentes en toda América del Sur, especialmente en la Patagonia, pero la mayoría de esos ejemplares se habían registrado de un modo muy fragmentario.

Los cocodrilos sudamericanos incluyen varios linajes primitivos conocidos como mesoeucocodrilos. Entre ellos se encuentran los notosuquios, de aspecto perruno; los araripesuquios, de aspecto zorruno; y los peirosaurios, grandes cazadores de colmillos aserrados.

“Hasta ahora se habían hallado trozos de mandíbula, de hocicos, cráneos incompletos, sin mandíbula. Si bien es frecuente encontrar restos de estos animales, y a veces los restos han permitido proponer especies nuevas, el hecho de encontrar esqueletos completos como Barrosasuchus es excepcional y totalmente único”, destacó Coria.

“En Sierra Barrosa hallamos huesos de dinosaurios carnívoros, herbívoros, mamíferos, pero nos llevó muchos años poder clasificar y registrar todo lo hallado en aquellas campañas de principio de este siglo. Por eso recién ahora logramos estudiar el ejemplar completo del cocodrilo y presentamos a Barrosasuchus”, informó el investigador del Conicet.

La etimología del nombre Barrosasuchus neuquenianus, proviene de “Barrosa”, en alusión a la Sierra Barrosa, donde se encontró el espécimen, y “souchos”, en referencia a la divinidad egipcia con cabeza de cocodrilo y que es de uso normal en nombres científicos para especies de cocodrilos. Por otro lado, el nombre de la especie, “neuquenianus”, se eligió en referencia a la provincia de Neuquén.

“Este ejemplar nos permite apreciar las maravillas que tenemos en la naturaleza y la fantástica fortuna que tenemos de que exista el proceso de fosilización, que nos permite atestiguar y observar restos de formas de vida extinguidas hace 70 millones de años en un estado tan bueno de preservación”, apuntó Coria.

“Barrosasuchus nos permite conocer muchísimo de la anatomía del resto de estos animales. Desde las proporciones de las patas, el tipo de anatomía de las manos y de los pies, si las costillas eran rectas o curvas. Con lo que se abre un ventanal de información que había permanecido cerrado a los científicos por muchos años, al menos sesenta años, desde que se describió el primer peirosáurido en Brasil”, indicó el científico.

Clarin

Lo hace a través del Programa de Becas provincial que, desde el 2015, cuadruplicó el presupuesto asignado al sector.

A través de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, se ofrece al sector académico provincial una serie de instrumentos propios destinados a fomentar la investigación científica en diferentes complejos productivos en los que se necesita desarrollo e innovación.

El Programa de Becas del organismo provincial incluye: Becas Co­financiadas Doctorales y Postdoctorales; Becas Puente; Becas de Tesis y Proyectos finales, Programa de Mejoramiento Curricular y, eventualmente, ofertas solicitadas por las casas de estudio como fue el caso en el 2018 de las Becas Maestría en Desarrollo Territorial.

“Desde el 2015 hasta el 2018 avanzamos en forma sostenida e intensificada, no sólo en el monto que se destina a quienes investigan en nuestra Provincia, sino también en diversificar el campo de estudio, incluyendo los lineamientos productivos necesario para el desarrollo provincial”, señaló la secretaria de Ciencia, Noelia Corvalán Carro y agregó que “es indispensable continuar en este camino para llegar a nuestro objetivo que es hacer de Chubut una provincia distinguida en materia productiva; y esto se logra sólo con el apoyo de la ciencia, la tecnología y la innovación”.

Actualmente, la SCTeIP cofinancia en conjunto con el Consejo Nacional de Investigaciones Cientí­ficas y Técnicas (CONICET), 25 Becas Doctorales y Postdoctorales. El objetivo es la formación de graduados universitarios, que residan en la provincia del Chubut, a nivel de doctorado y postdoctorado, en áreas del conocimiento establecidas como prioritarias para la Provincia.

Durante la actual gestión ­finalizaron su proyecto de investigación doctoral 12 investigadores, de un total de 24 desde que se creó la Secretaría. A su vez, en marzo de 2019 fi­nalizarán sus estudios posdoctorales en temas específi­cos estratégicos, los primeros 4 investigadores en esta categoría.

En cuanto a las Becas Puente (Becas de Apoyo a la Investigación Cientí­fica, Tecnológica y a la Innovación Productiva), financiadas en su totalidad con fondos provinciales, la SCTeIP respaldó desde el 2015, 11 becas destinada a graduados universitarios que desarrollen sus investigaciones en áreas de conocimiento prioritarias, y que no hayan sido admitidos por CONICET, permitiéndoles seguirtrabajando en su plan de trabajo.

Durante 2019 se concretará la apertura de 10 becas puente doctoral y posdoctorales, lo que asegurará la permanencia de los futuros investigadores en sus respectivas áreas de trabajo.

En lo que refiere a las Becas Maestría en Desarrollo Territorial, se becó a 5 profesionales en la Universidad Tecnológica Nacional durante 2017 y 2018, quienes ­finalizaron la cursada completa y se encuentran desarrollando su tesis.

El Programa promueve la transferencia de conocimientos desde los actores generadores de conocimiento y tecnología hacia el sector productor de bienes y servicios. En 2016 se otorgaron 16 becas o subsidios para la generación de soluciones a demandas tecnológicas detectadas en diferentes sectores socio-productivos de la provincia del Chubut.

Se prevé para 2019 otorgar 15 nuevos apoyos económicos, para los estudiantes de grado de las diversas carreras productivas de las universidades nacionales y provinciales.

Por último, a través del Programa de Mejoramiento Curricular, se otorgarán 10 becas en el marco de un nuevo programa desarrollado por la SCTeIP que tiene por objetivo general apoyar la formación de los postulantes que fueron rechazados por CONICET con el ­fin de reforzar sus antecedentes y adquirir nuevas herramientas.

Otro logro de la SCTeIP fue conseguir, a través de sus gestiones, la incorporación de 11 Doctores a las Universidades Nacionales con sede en Chubut. Estos investigadores habían sido afectados por los recortes en los ingresos a carrera del CONICET. La defensa de estos puestos de trabajo no solo posibilitó que hoy 11 investigadores continúen sus trabajos científi­cos en la provincia, sino que la Universidad Nacional de la Patagonia y la Universidad Tecnológica Nacional aumenten su planta de dedicaciones exclusivas.

El Programa de Becas provincial responde a las necesidades plateadas por sector científi­co en el contexto actual, teniendo en cuenta la cantidad de becarios que quedaron afuera de CONICET. Además de mejorar la calidad de sus proyectos, se pretende que los nuevos becarios presenten un plan de actividades de CyT, de aplicación a corto plazo en función de las necesidades de la provincia, tales como divulgación, capacitaciones, vinculación, participación en proyectos, entre otros.

A modo de ilustración, los gráficos muestran el aumento de becarios acumulado del 2015 al 2019; el incremento de la inversión en este período y la distribución de los RR.HH calificados por complejo productivo.

En el marco del Día Mundial de los Humedales y en una acción conjunta entre el Laboratorio de Humedales, utilizados por Aves Playeras Migratorias, a cargo de Luis Bala del Instituto de Diversidad y Evolución Austral del CCT Conicet – Cenpat y la Secretaría de Turismo Municipal a través de la Dirección de Conservación, se llevará a cabo una charla abierta a todo público sobre “Humedales Costeros de Península Valdés y Aves Playeras Migratorias”. La actividad será el sábado 2 de febrero en el Parador Municipal – Bajada N° 9 del frente costero.

Luis Bala estará a cargo de esta charla en la que se comentará sobre distintos aspectos tanto de los humedales de la zona y las aves playeras que comúnmente se pueden observar sobre nuestra costa.

En esta charla se abordarán historias sobre los humedales donde paran los playeros, sobre las comunidades de invertebrados que viven en estas playas y que sirven de alimento a los playeros así como sobre las maravillosas adaptaciones de estas aves para poder realizar sus vuelos continentales.

Cabe destacar que existen ciertas especies que recorren anualmente más de 30.000 kilómetros al unir la tundra ártica, donde se reproducen con la costa patagónica austral, donde pasan primavera y verano austral.

Una de las características más notables de estas aves es su capacidad para volar ininterrumpidamente, llegando a realizar vuelos de 8.000 kilómetros sin parar para reabastecerse. Por ello, aquellos sitios donde hacen escala son muy pocos en todo el continente y con la particularidad de ofrecer alimento en calidad y cantidades extraordinarias.

Día Mundial de los Humedales

El 2 de febrero de 1971 se firmó en la ciudad iraní de Ramsar la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional, especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas.

La Convención aplica una definición amplia de los humedales, que abarca todos los lagos y ríos, acuíferos subterráneos, pantanos y marismas, pastizales húmedos, turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, manglares y otras zonas costeras, arrecifes coralinos y sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, reservorios y salinas.

En 2012, el Sitio Humedales de la Península Valdés se incorporó como sitio 2070 de la Convención y vigésimo primero de nuestro país. Se divide en dos áreas separadas, cada una sobre la costa de los golfos que enmarcan la península: Subsitio Golfo San José y Subsitio Golfo Nuevo.

Noticias PMY

Surge a partir del convenio firmado oportunamente por el gobernador, Mariano Arcioni con el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Alejandro Ceccatto.

El Gobierno de la Provincia trabaja en conjunto con el municipio de Trevelin en la producción de ladrillos a partir de plásticos PET reciclados, aplicando una licencia exclusiva y tecnología patentada del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), que permitirá la construcción de viviendas sociales con impacto directo en generación de fuentes de trabajo y cuidado del ambiente.

El acuerdo inicial fue rubricado por el gobernador Mariano Arcioni en Buenos Aires con el titular del CONICET, Alejandro Ceccatto.

Al respecto, la directora de Planificación Provincial, Adriana Albornoz, sostuvo que “el convenio se da en el marco de la vinculación tecnológica de Chubut con el CONICET, y más específicamente con el Centro Experimental de la Vivienda Económica (CEVE), y a través de la Secretaría de Trabajo provincial se decidió que la fabricación de ladrillos PET se realice por parte de cooperativas sociales, para ser utilizados en soluciones habitacionales en distintos puntos de la provincia”.

Para ello, “mantuvimos una reunión con el delegado de Empleo, Elías Ponce, y con el secretario de Producción y Ambiente de Trevelin, Tomás Schinelli, para la confección del convenio de vinculación entre Provincia y la municipalidad, para su implementación, y esperamos que próximamente comience con los preparativos para la producción de ladrillos de plástico, que tienen como finalidad beneficios sociales”.

Finalmente, Albornoz destacó que el mismo convenio “asiste a los municipios con la licencia exclusiva y la capacitación en esta innovadora tecnología de elaboración de componentes constructivos con plásticos reciclados”.

Ciencia y Cerveza es un evento itinerante organizado por el Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC, CONICET-UNCO), liderado por su director e investigador del CONICET Diego Libkind. Se trata de un espacio destinado a propiciar la interacción entre el sector científico-tecnológico y el socio-productivo, buscando potenciar la sinergia entre el ámbito público y el privado. El evento incluye diversas actividades de índole técnico y social que nuclean a los actores más relevantes del sector como productores cerveceros artesanales de Argentina y países limítrofes, investigadores, profesionales, estudiantes y funcionarios públicos.

El equipo del IPATEC proyecta para este 2019 cursos teórico-prácticos en distintos puntos del país. El primer evento del año ya está confirmado: “Ciencia y Cerveza” se llevará a cabo en el Municipio de El Chaltén, en la provincia de Santa Cruz del 25 al 26 de enero. Es organizado por el IPATEC junto a la Municipalidad de El Chaltén y la Dirección de Comercio de la Municipalidad.

Se brindará el Curso “Perfeccionamiento en elaboración de cerveza”, el cual se compone de cinco módulos temáticos: agua y tratamiento de agua, malta y macerado, lúpulo y técnicas de lupulado, levadura y fermentación y equipos, limpieza y sanitización. Los profesionales a cargo del dictado serán las doctoras Andrea Trochine y Clara Bruzone, la licenciada Julieta Burini y el ingeniero Rodrigo Acosta.

El mismo, que se llevará a cabo en el Recinto del Honorable Concejo Deliberante de El Chaltén, está dirigido a todos aquellos iniciados en el mundo de la elaboración de cerveza a pequeña escala, y a aquellos productores ya establecidos con intención de perfeccionarse en diversos aspectos del proceso. Durante el curso se profundizarán aspectos básicos de la elaboración y se brindarán nuevas herramientas tanto en relación a los cálculos cerveceros como a las técnicas e instrumental aplicables a la producción. Se pretende que los cerveceros participantes puedan abordar la resolución de los problemas más comunes que se presentan durante la elaboración y a su vez que compartan distintas innovaciones (equipamiento, técnicas e ingredientes, entre otros) que le hayan resultado útiles.

A lo largo del 2018, el ciclo “Ciencia y Cerveza” marcó varios hitos en su historia: desde la entrega de las licencias comerciales de la levadura patagónica S. eubayanus a cervecerías artesanales de Bariloche (Proyecto Patagonia Salvaje); la firma de un convenio de cooperación entre el CONICET y la Asociación de Cerveceros Artesanales de Bariloche y Zona Andina (ACAB); el lanzamiento en Argentina de la H41, una cerveza de Heineken elaborada con la levadura del Consejo; hasta el dictado de cinco capacitaciones a productores cerveceros en Mar del Plata, San Luis, Esquel, Alto Valle y Entre Ríos y un Taller Internacional de Levadura Cervecera en la ciudad de Bariloche.

CONICET  (página oficial)

 

Tres investigadores argentinos del Conicet fueron premiados por la Academia Mundial de Ciencias (TWAS), cuyos resultados se dieron a conocer el viernes, y destacan el aporte de científicos de todo el mundo en nueve áreas.

Los galardonados son Noemí Zaritzky, Esteban Jobbagy y Alejandro Schinder, quienes el año que viene viajarán a Italia para recibir oficialmente el premio. Para acceder al reconocimiento debieron cumplir dos requisitos: haber realizado una labor científica importante para el desarrollo sustentable y llevar al menos 10 años viviendo y trabajando en el país.

Zaritzky, profesora de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, es la única mujer reconocida por el premio este año en todas las categorías. “Estoy realmente muy contenta por este premio de carácter internacional en un área tan competitiva como son las ciencias de la ingeniería”, afirmó en diálogo con el diario Perfil.

“Comencé a estudiar ingeniería en 1967 y egresé en 1971. Tenía 20 años cuando me recibí de ingeniera química. En esos años, mi curso era de unos cien alumnos y solamente cuatro éramos mujeres. Afortunadamente, hoy hay muchas más alumnas mujeres en ingeniería química”, contó, para graficar lo difícil que ha sido para las mujeres abrirse paso en ese campo científico.

Esteban Jobbagy, otro de los ganadores, también es investigador del Conicet pero en el Grupo de Estudios Ambientales del Instituto de Matemática Aplicada de San Luis. “Mi trabajo se centra en comprender cómo las plantas y lo que hacemos con la tierra afecta al ciclo del agua. Eso va desde mirar la superficie de la tierra con satélites hasta cavar pozos en el campo para seguir los movimientos del agua de las napas”, detalló.

El tercer científico argentino distinguido con este premio es Alejandro Schinder, director del Laboratorio de Plasticidad Neuronal en la Fundación Instituto Leloir. Trabaja con las neuronas recién generadas en el cerebro adulto. “Encontramos que un circuito muy particular de células nerviosas, denominadas ‘interneuronas gabaérgicas’, es el responsable de activar el desarrollo de las neuronas nuevas, y también de captarlas e integrarlas a los circuitos del hipocampo, donde contribuyen a completar los procesos de aprendizaje”, explicó sobre sus descubrimientos.

Los científicos también recordaron las dificultades con las que hoy se trabaja en el ámbito de la ciencia debido a los problemas presupuestarios en las diferentes áreas de investigación. “Es un contexto científico difícil en estos años en Argentina, con la financiación muy acotada y pocas señales de que eso cambie”, sostuvo Jobbagy.

Zaritzky también se refirió al tema: “Las autoridades que financian la investigación científica y tecnológica deben tener en cuenta que invertir en estas actividades no es un lujo sino una necesidad”.

A su vez, la misma entidad científica sumó 46 nuevos miembros y entre ellas hay dos investigadoras argentinas del Conicet. Son la doctora en química Marta Litter, autora de más de 200 artículos en revistas científicas internacionales, y la doctora en física Cristina Mandrini, desarrolladora de un método novedoso para calcular la ubicación de la liberación de energía magnética en la atmósfera solar.

 

 

Clarín

En función de la información dada a conocer públicamente, los directores de las Unidades Ejecutoras del CCT CONICET-CENPAT: IPEEC, IBIOMAR, IPCSH, IPGP, INBIOP, IDEAus y CESIMAR se manifiestaron en desacuerdo con el proyecto de zonificación minera que habilitaría dicha actividad en más del 60 por ciento del territorio chubutense. Lo hace, en primera instancia, basado en el carácter extractivo de material primario con baja intervención del Estado que caracteriza dicho proyecto.

El documento elaborado expresa que “consideramos que el aporte del sector científico y tecnológico a un debate serio e inclusivo permitiría ahondar temáticas claves para la discusión sobre el Desarrollo Territorial de la Meseta Central y otras regiones afectadas”.

Sostuvieron que “pensamos en un plan de articulación con el CONICET, las Universidades y otros organismos de ciencia y técnica de manera de garantizar opinión diversa a partir de profesionales de todas las áreas del conocimiento. Entendemos además que dicho conocimiento debe complementarse con aquellos saberes provenientes de las comunidades involucradas, las que deberían ser parte del diálogo en cuestión”.

En este sentido, “creemos importante la creación de una Agencia Estatal de regulación de carácter autónomo y autárquico y con manejo de recursos económicos y profesionales para enfrentar las demandas que surgen del monitoreo y control socio-ambiental de la minería”.

Desde el sector científico se planteó como “necesario abrir un debate fundamental y trascendental para el tema de la minería, consistente en la exploración de modelos de desarrollo socio-económicos alternativos, tales como la agricultura familiar y comunitaria, una ganadería basada en las nuevas tecnologías, el fortalecimiento de las cadenas de valor y la implementación de una Economía Social para los productores de la región, o cualquier otro modelo que apueste a diversificar la matriz de producción de la Meseta Central y otras áreas de la Provincia del Chubut sin caer en el modelo extractivo minero como única alternativa”.

Por lo expuesto, “los Directores de las unidades ejecutoras del CCT CONICET-CENPAT que firman al pie manifiestan su rechazo a un modelo de desarrollo minero que no establezca un rol claro para el Estado, las organizaciones civiles, el sector científico y tecnológico, y que arriesgue los recursos naturales de nuestra provincia y comprometa la sustentabilidad de sus ambientes y sus habitantes, considerando que los costos a largo plazo para la comunidad serán mucho más importantes que los posibles beneficios”, concluye el documento elaborado donde se rechaza el modelo de desarrollo minero que se propicia para Chubut. Resta aguardar la respuesta de los sectores que alientan el desarrollo del sector.

 

Diario Jornada

 

Mediante gestiones realizadas por la Subsecretaría de Conservación y Áreas Protegidas de la Provincia,  a cargo de Néstor García, la fundación ProWIN International donó 7000 euros que serán destinados al programa de censo de Ballena Franca Austral que vienen desarrollando investigadores del CONICET.

Se trata de un aporte por parte de Fundación alemana al investigador Mariano Coscarella en representación del grupo de investigadores del Centro Científico Tecnológico (CCT CONICET – CENPAT).

Al respecto García manifestó que “esto permitirá mejorar la tecnología en equipamiento para los censos y es un gran orgullo para el Estado poder ser puente para apoyar estos proyectos que nos brindan la información necesaria para el correcto manejo del recurso”.

Por su parte, el investigador Coscarella agradeció “el apoyo del Estado para desarrollar sus investigaciones y lograr estos aportes tan necesarios”.

En tanto, el representante de la Fundación ProWin International se mostró satisfecho de poder hacer un aporte “para la conservación de un recurso tan valioso y destacó el rol de la Subsecretaría de Áreas Protegidas en facilitar estas conexiones para lograr que los aporte lleguen a los actores directos”. Además rescató el gran trabajo que se viene realizando en las Áreas Naturales Protegidas del Chubut para proteger los recursos.

El gobernador Mariano Arcioni firmó este miércoles en Buenos Aires junto al presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Alejandro Ceccatto, un convenio de licencia y capacitación en “Tecnología de elaboración de componentes constructivos con PET reciclado”.

Por medio del convenio, el Gobierno de la Provincia del Chubut, implementará la fabricación de ladrillos de PET, a través de cooperativas sociales, para ser utilizados en soluciones habitacionales, permitiendo la creación de puestos de trabajo  en Comodoro Rivadavia, Esquel, Trelew, Puerto Madryn y Rawson.

De esta manera se otorga a Chubut una licencia exclusiva dentro del territorio de la provincia, de la tecnología patentada por el Conicet. El acto del que también participaron el ministro Coordinador de Gabinete, Marcial Paz; Jorgelina Aglamisis, del área de Vinculación Tecnológica del Conicet; y el director general de la Casa del Chubut, Germán Sahagún, tuvo lugar en la representación provincial en Buenos Aires, ubicada a metros del Obelisco porteño.

Durante el acto, el presidente del Conicet felicitó a la provincia y destacó que “Chubut es líder en la Patagonia en materia de Ciencia y Tecnología, y está firma de convenio es un ejemplo más”.

En este marco, el gobernador Arcioni remarcó que “es un orgullo firmar este convenio porque apostamos a la ciencia y tecnología. Pero más importante es generar fuentes de trabajo en Chubut. Vamos a capacitar y poner a  disposición la maquinaria necesaria para lograr un buen trabajo”.

En tanto, el ministro Coordinador de Gabinete, Marcial Paz, resaltó que “hoy es un día muy importante para Chubut y para nuestro gobierno porque se ha dado un paso trascendental en el marco de la agenda pública del Gobernador, cuando se puso él al frente de un sueño de proyecto de cómo podíamos canalizar e instrumentar mecanismos sociales, solidarios e incorporar al mercado laboral al colectivo de la gente”.

Al respecto, el ministro contó que “empezamos a investigar y tener contactos con organismos nacionales y logramos llegar a un acuerdo con el Conicet, para en una primera etapa tener capacitadores y poder generar la implementación, por primera vez en la Patagonia con el reciclado de plásticos, fabricando un ladrillo construido íntegramente en plástico y con un cemento especial”.

“Es un desafío muy importante porque es algo innovador para Chubut y un ejemplo motorizador para la Patagonia en su conjunto, porque es el camino que el Gobernador impone: ‘ser cabecera de la región patagónica’, y este convenio fortalece esa institucionalidad”, señaló.

Asimismo indicó que “es importantísimo tomar conciencia que hay que cuidar el medio ambiente. Chubut es muy celosa en ese sentido y vamos a utilizar esa materia prima reciclada como una manera de combatir la insalubridad ambiental, y concientizar con el ejemplo desde el gobierno, que hay iniciar un camino distinto”.

“Otro impacto importante es llegar con este producto a los que más necesitan del gobierno, de un Estado presente como el Gobernador quiere permanentemente, por ello se va a ejecutar después de una fuerte capacitación al conjunto de las cooperativas formalizadas de la provincia del Chubut”, cerró Paz.

Cientos de científicos, investigadores, becarios, docentes universitarios y dirigentes gremiales realizaron ayer una protesta frente al Congreso para denunciar subejecución de partidas en Ciencia, Técnica y Educación Superior y reclamaron mayores recursos para estos sectores en el Presupuesto de 2019.

Los manifestantes realizaron desde el mediodía un corte en la Avenida Entre Ríos e instalaron una “feria de ciencias” frente al Palacio Legislativo, mientras que en paralelo se llevó a cabo una audiencia en el anexo con presencia de diputados nacionales para discutir la política científica y la asignación presupuestaria.

De  la audiencia  participaron los diputados nacionales Daniel Filmus, Roberto Salvarezza, Axel Kicillof, Lucila Masin, Sandra Castro, Fernanda Raverta (Frente para la Victoria), Silvia Horne, Araceli Ferreyra (Movimiento Evita) y Romina del Plá (Partido Obrero-Frente de Izquierda), además del biólogo Alberto Kornblihtt y el politólogo Mario Pecheny, entre otras referentes del sector científico y académico.

Salvarezza, ex director del Conicet, llamó a “frenar el ajuste que se vive en el sistema científico” que “no es sólo el Conicet, el presupuesto de la CONEA y el INTA”, sino además “los despidos del INTI, del Senasa, de Agroindustria”.

A su turno, Kornblihtt, quien se había destacado como orador en las audiencias que se desarrollaron en el Congreso del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, con un recordado cruce con la senadora radical Silvia Elías de Pérez, consideró que la política de “desguace” en las áreas de Ciencia y Técnica “debe ser enfrentada”.

“El problema de la Ciencia y Técnica no se refiere solamente a las instituciones del sector sino que también tiene que ver con la universidad estatal, pública y gratuita que siempre es blanco de ataques cuando vienen Gobiernos que quieren reducir la presencia del Estado como el de Cambiemos”, explicó el prestigioso biólogo del Conicet,

Por su parte la referente de Jóvenes Científicos Precarizados Lucía Maffey denunció la “asfixia presupuestaria” en la que aseguró se encuentra sumida tanto la actividad científica como el sistema público universitario.

“El presupuesto que se votó el año pasado no alcanza. Sufrimos un recorte incluso sobre lo que se había votado. Este año vamos camino a que se repita esta situación y por eso venimos antes de que se trate en el Congreso”. “También planteamos una recomposición salarial y el otorgamiento de derechos laborales a todos los trabajadores como los becarios que estamos precarizados”, afirmó la referente.

“Está todo el sistema científico y tecnológico en peligro, después de dos años y ocho meses de gestión del Gobierno de Cambiemos vemos que apunta claramente a la destrucción que tanto costó reconstruir a partir del 2001”, finalizó Maffey.

 

 

El Intransigente