fbpx
Tag

conflicto

Browsing

En el marco del tercer día de retención de servicios en el Municipio de Esquel, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste decidió este mediodía en asamblea acatar la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo y levantar la medida de fuerza. La reunión entre las partes está fijada para el viernes 1° de febrero a las 10 horas.

La Delegación Regional Esquel de la Secretaría de Trabajo, a cargo de Martín Piva, notificó esta mañana al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste su decisión de dictar la conciliación obligatoria entre las partes “con el objetivo de restablecer el diálogo entre los interesados, garantizar la paz social y resolver ordenadamente la controversia suscitada “.

También intimó al Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Esquel a dar total cumplimiento a todas las obligaciones legales a su cargo, lo cual implica para las partes retrotraer todos los actos al estado anterior al hecho generador del conflicto.

Asimismo la Secretaría de Trabajo a los efectos de constatar el fiel cumplimiento de lo dispuesto procedentemente y comenzar las tratativas conciliatorias, designó audiencia entre las partes para el viernes 1° de febrero a las 10 horas en la Delegación Regional Esquel de la Secretaría de Trabajo.

En su tercer día de retención de servicios en el Municipio de Esquel, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste se reunió este mediodía con los trabajadores en una asamblea y por unanimidad se resolvió acatar la conciliación obligatoria. De esta manera se dio por levantada la medida de fuerza a fin de abrir los canales de diálogo.

Por su parte el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, manifestó que “es una oportunidad para sentarnos a dialogar porque si no hay diálogo no vamos a resolver esto y así también lo entendió la asamblea, que por unanimidad decidió acatar y levantar la medida de fuerza”.

Explicó además que con esta medida de conciliación “todo se retrotrae al día anterior al conflicto, por lo tanto nosotros no podemos seguir con la medida de fuerza ni el ejecutivo puede tomar algún tipo de represalia utilizando como motivo el conclicto”.

Con respecto a la reunión del viernes, Osorio sostuvo que “nos vamos a presentar con buenas expectativas como siempre hacemos en las negociaciones”, aunque reconoció que “la mala fe del ejecutivo lastimó la relación”. En este sentido señaló que comenzarán a ser más precavidos en las reuniones con el municipio y aseguró que insistirán con el pedido del 16%.

Por último confirmó que el viernes por la tarde a las 18.30 se realizará una asamblea con los trabajadores en el SUM del gremio para informarles sobre lo acontecido en la reunión de conciliación.

El año 2018 fue el menos mortífero en Siria desde el inicio de la guerra en marzo de 2011, anunció este lunes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que contabilizó casi 20.000 muertos en los últimos doce meses.

“En 2018 registramos el balance anual de muertos más bajo” desde que comenzó la guerra, precisó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, que dio cuenta de 19.666 muertos.

El año 2018 también fue el año en que el presidente Bashar al Asad reconquistó varios feudos rebeldes y yihadistas, gracias al poyo militar de sus dos aliados incondicionales, Irán y Rusia. Hoy por hoy controlan cerca de dos tercios de Siria, según el OSDH.

El conflicto sirio dejó más de 33.000 personas en 2017, recordó el Observatorio, mientras que el año 2014 sigue siendo el más mortífero, con más de 76.000 muertos.

Entre estas víctimas mortales figuran 6.349 civiles, de los cuales 1.437 son niños, según el OSDH que dispone de una amplia red de fuentes a través de Siria.

– El inicio de la actual crisis

El conflicto empezó en marzo de 2011 cuando el régimen reprimió una serie de manifestaciones pacíficas que pedían reformas democráticas, en medio del movimiento social en la región conocido como la Primavera Árabe. Los opositores al presidente Bashar al Asad tomaron las armas.

Pero la guerra se fue convirtiendo en un asunto más complejo con los años, cuando se implicaron potencias extranjeras y grupos yihadistas en un territorio profundamente fragmentado.

El conflicto ha dejado más de 360.000 muertos desde 2011, y ha obligado a partir al exilio a millones de sirios.

Jornada

Es por la falta de pago, por parte del Gobierno Provincial, del 30% de la recaudación de la Dirección General de Transporte a los empleados de esa repartición, lo que había quedado estipulado luego de que en el año 2017 la Legislatura del Chubut aprobara la Ley N° 32; Ley que el Gobernador, Mariano Arcioni, promulgó en el mes de junio y que fue publicada en el Boletín Oficial.

Así lo comentó a Radio Chubut el Delegado de ATE en la Subsecretaría de Transporte de la provincia, Antonio Marinaro.

“Estamos terminando el año 2018 y todavía no cobramos esa plata porque falta la reglamentación de esa Ley”, explicó el sindicalista, quien se quejó porque la suma no significa nada para el Gobierno ya que es un monto aproximado a los 6 mil pesos por trabajador.

Contó que tuvieron “infinidad de reuniones” con el Subsecretario de Transporte, quien aduce que están dispuestos a reglamentar la Ley, pero “las promesas cayeron en un saco roto a pesar de que sacrificamos el retroactivo y seguimos sin cobrar”.

Por su parte, el otro Delegado de ATE en la Subsecretaría de Transporte del Chubut, Claudio Torres, en diálogo con este servicio informativo, resaltó que los 70 trabajadores de esa repartición, con sedes en Esquel, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Rawson y Trelew; están en “estado de alerta y movilización hasta que se resuelva el pago porque ya nos prometieron muchas veces y no cumplieron”.

Explicó que esta Ley salió en diciembre y tendría que ser retroactiva, porque entró en vigencia en junio, pero “nos pidieron que no lo hagamos retroactivo prometiéndonos que iba a salir y todavía no pasó nada”.

Radio Chubut

Este viernes, en una situación poco frecuente en la dinámica sindical, los gremios aeronáuticos salieron a reclamar que el Gobierno declare la conciliación obligatoria en el conflicto que enfrenta a los gremios con la empresa por la discusión salarial. Y acusaron a las autoridades querer profundizar el conflicto en lugar de buscar el diálogo, lo que repercute en un daño a la empresa.

Lo hicieron en un comunicado titulado “La conciliación obligatoria en Aerolíneas Argentinas” firmado por Sindicatos Aeronáuticos Unidos, el frente formado por cinco de los gremios de la compañía: APTA (técnicos), APA (personal de tierra), UPSA (profesionales), APLA y UALA (ambos de pilotos). La conciliación es una instancia que dictan las autoridades de Trabajo frente a conflictos para que los sindicatos y empresas vuelvan a sentarse a dialogar.

Los gremios indicaron que durante las asambleas del 8 de noviembre (por las cuales quedaron varados miles de pasajeros y se cancelaron 200 vuelos), “las autoridades de Aerolíneas Argentinas y Austral no piden la Conciliación Obligatoria, tampoco la dicta el Ministerio de Producción y Trabajo. Lo cual siempre sucedió ante una situación similar, con el fin de que los servicios se restablezcan, y las partes se reúnan para superar sus diferencias”. Según el comunicado, en esa ocasión, la empresa alegó que no era una medida de fuerza declarada.

Tras el conflicto, Aerolíneas suspendió a 376 empleados por “retener tareas”. Los gremios aseguran que el hecho de que la empresa presentara una denuncia ante el Ministerio de Trabajo para exigir que se declare la ilegalidad de la medida de fuerza, “que fue presentada como una asamblea, pero que era un paro no declarado” es “reconocer que fue un paro y que nunca tuvieron la intención ni de apaciguar ni de conciliar. Tampoco, que Aerolíneas Argentinas y Austral restablecieran rápidamente sus vuelos”, indica el comunicado.

Y aseguran que ni la empresa pidió ni el gobierno dictó la conciliación obligatoria tras el anuncio del paro del próximo lunes.

Según los gremios, hay una “clara y manifiesta intención por parte del gobierno nacional, de profundizar el conflicto en Aerolíneas Argentinas y Austral. No, resolverlo pacíficamente mediante el diálogo y la negociación”.

“Muy posiblemente -sostuvieron-, Mauricio Macri haya sido convencido que sus enemigos a elegir son los gremios aeronáuticos. Y que, si se enfrenta a ellos, podrá lograr el consenso social suficiente, para obtener la victoria en las próximas elecciones presidenciales”.

La discusión entre la empresa y los medios es por la actualización salarial. Los sindicatos dicen que la paritaria, que venció el 30 de septiembre, debe contemplar la inflación de septiembre, que fue de 6,5%. Por el contrario, la empresa dice que el dato de septiembre, que se conoció más tarde, entra en la negociación de la paritaria 2019.

Fuente. Clarín