Tag

conflicto

Browsing
La apuesta de la disidencia con la marcha de ayer fue intentar consolidar su fuerza movilizadora. El lunes el llamado a un levantamiento militar fracasó. Dudas sobre la convocatoria a una huelga.

Mientras Juan Guaidó pedía a sus seguidores no enfriar la calle, en el célebre distribuidor Altamira un puñado de militantes de la “Resistencia” se enfrentaba con piedras y gritos a militares que les disparaban perdigones y bombas lacrimógenas desde la base aérea Francisco de Miranda.

Poco más allá, la diputada Manuela Bolívar tomaba un megáfono para intentar convencerlos de dejar esa estrategia e ir a escuchar uno de los inminentes discursos de Guaidó, en los que hablaría de la hoja de ruta en esta cruzada para intentar desalojar del poder a Nicolás Maduro.

Mantener viva la calle es la estrategia del movimiento opositor encabezado por Guaidó, que reclama unas elecciones libres y competitivas, para propiciar cambios en un país arruinado y sin posibilidades de levantarse bajo el régimen chavista actual.

La tenaza de presiones que esgrime Guaidó tienes tres brazos: el apoyo internacional y las sanciones contra figuras del régimen; búsqueda de apoyo militar que le de fuerza física al movimiento; y el respaldo en la calle de los venezolanos comunes, los que padecen la mayor tragedia económica documentada en un país americano en tiempos de paz y sin huracanes, terremotos ni tsunamis.

El apoyo internacional es sólido en el mundo libre occidental, pero aparte de expresiones diplomáticas y fanfarronadas de EEUU, y de la promesa de liberar miles de millones de dólares desde el FMI, el BID y el Banco Mundial para la reconstrucción de un país en default, no está claro si ese respaldo alcanza para sacar al chavismo.

El apoyo militar no ocurrió, al menos este 30 de abril, cuando Guaidó apareció rodeado de un puñado de guardias nacionales –irónicamente la Guardia Nacional es el cuerpo que reprime con más saña, a sangre y fuego a los disidentes-. Ninguna guarnición militar se sumó, tampoco un general con poder de mando sobre las tropas.

En Venezuela es muy difícil conspirar, ha revelado una fuente con conocimiento del caso, pues la estructura blindada creada en su momento por Hugo Chávez con la asesoría de Fidel Castro, para protegerse de golpes, eleva los riesgos de ser descubierto ante de que un militar llegue a negociar ofertas de amnistía, o de una vida tranquila con la familia en el exterior. Por ejemplo, componentes militares están repartidos entre las Zodis (Zonas Operativas) y las Redis (Regiones Estratégicas) y oficiales de rangos similares están en posiciones parecidas, de modo que la mano izquierda suele saber en qué anda la mano derecha.

Hay más de 2.000 generales venezolanos, más que todos los de los países de la Otan juntos, según datos del Comando Sur de EE.UU. La mayoría son millonarios hombres de negocios sin incentivos para abandonar a Maduro. En ese mundo es sabido que las traiciones se pagan claras. Hay denuncias de torturas con especial alevosía contra los más de 200 militares que están siendo procesados por conspiradores o por sospechas de serlo.

“Nos vamos a poner de pie una y otra vez, así duela, así sea difícil, pero les juro que lo vamos a lograr, claro que sí se puede”, dijo Guaidó a sus seguidores, en una aparente alusión al fracaso de la víspera. “Mientras mantengamos la presión en las calles estaremos cada día más cerca”, de derrocar a Maduro, reafirmó.

Allí anunció la estrategia de paros escalonados hasta llegar a una huelga general. Pero, es otra jugada delicada, en un país que ya está postrado por una depresión económica que en cinco años pulverizó la mitad del tamaño de la economía y que este 2019 derrumbará entre 25 y 30% más, según el FMI y economistas privados. El comercio, los servicios, la manufactura y la industria petrolera están trabajando a menos de la mitad de su capacidad instalada; los sistemas de transporte público, electricidad, agua y gas natural están colapsados; el salario mensual mínimo equivale hoy a 7,6 dólares; y la gente necesita dos y tres empleos en la informalidad para mal comer.

El Estado es el principal empleador y expresar apoyo a Guaidó o gritar contra Maduro desde una ventana puede significar que los comités del partido le quiten a un menesteroso la cesta mensual de comida racionada, vendida por el partido de gobierno.

La oposición se esfuerza por seguir en las calles, por dar la cara y por demostrar que tiene planes para salir de Maduro y reconstruir el país. Pero líderes como Guaidó enfrentan el cansancio y el desespero de la gente.

“Señor, tiene una galleta o agua, algo de energía para seguir peleando”, pedía en Altamira un adolescente esmirriado, con el rostro cubierto. Recogía piedras para lanzárselas a los militares represores de una manifestación que había comenzado de forma pacífica.

“Ojalá haya un cambio amigo, pero no sabemos”, dice su acompañante, también encapuchado para distraer el efecto de las bombas lacrimógenas.

Decenas de personas que querían ocupar esta arteria clave de las marchas del pasado, cuando en 2017 fuerzas de Maduro asesinaron a más de 120 manifestantes en todo el país. Restos de motocicletas quemadas, concertinas de alambre de púas arrancadas de la cerca de la base aérea y neumáticos a medio arder, recordaban la pequeña batalla del martes, cuando Guaidó intentó levantar una rebelión militar.

Era medio día bajo el ardiente sol tropical. “La fuerza y la voluntad prevalece. Queremos volver a tener el país que teníamos”, dice el jubilado Elio Arismendi, de 65 años, mientras caminaba, llorando de rabia y de gases. Gana el equivalente a tres dólares por quincena, y recuerda con nostalgia los buenos tiempos en que recibía US$ 800 mensuales y le alcanzaba hasta para llevar a la familia de vacaciones.

 

Fuente: Clarín

“Nosotros no confrontamos con nadie; si no se puede trabajar no subiremos y punto”, dijo por el paro de este martes. “Nosotros no podemos acompañar a la medida de acción directa porque estamos dentro de una conciliación obligatoria, y esto no está ni siquiera legalizado para ser un paro”, disparó.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, confirmó que “se retrotraen casi todas las medidas de acción, donde había quedado pendiente el tema de las horas extra” y “hemos pasado a un cuarto intermedio para el día jueves o viernes, y mientras esto dure vamos a suspender una medida que creo que no existe, pero que todo el mundo dice que está dañando la producción y a las empresas, y es la de las 8 horas”. Confirmó que pagarán la “devolución de las horas que no se hicieron”.

Ávila encabezó este mediodía un nuevo Plenario de Comisión Directiva y Cuerpo de Delegados de la Institución, donde dejó en claro que no hay una medida de fuerza real pero que de todos modos se ratifica el acatamiento a la conciliación obligatoria dictada por la cartera laboral.

Indicó que, por lo tanto, “se retrotraen casi todas las medidas acción, donde había quedado pendiente el tema de las horas extra” pero “dadas las circunstancias de mañana ya que va a haber paro el día 1° de mayo, no se va a poder viajar y es imposible ir; por eso hemos pasado a un cuarto intermedio para el día jueves o viernes, y mientras esto dure vamos a suspender una medida que creo que no existe, pero que todo el mundo dice que está dañando la producción y a las empresas, y es la de las 8 horas”.

“Hoy en este plenario decidimos levantarla y volver a la normalidad por lo menos hasta el día viernes a las 20 horas, a ver si se resuelve o no se resuelve este conflicto por el aumento del año 2018”, dijo el dirigente, remarcando que “hubo un gesto por lo menos de reconocer lo que se debe a que el conflicto está ahí, y se va a pagar la devolución de las horas que no se hicieron”.

Al encuentro de este lunes, tal como anticipó ADNSUR más temprano, no asistirán los gremios petroleros de Santa Cruz ni de Chubut, tanto Convencionales como Jerárquicos: “los únicos que estarían yendo sería la gente de Neuquén, donde creemos que es una negociación complicada pero no debería pasar más del viernes que se tenga que resolver”, anticipó ‘Loma’.

“A las 20 horas de hoy lunes 29 se levantará la medida y el jueves a las 14 horas está planteada la primera reunión. El viernes vamos al Ministerio para ver si se puede cerrar, terminar con el año 2018 y empezar las discusiones de 2019 de una buena vez”, enfatizó el titular del Gremio más poderoso de la región.

Un paro sin sustento

Asimismo, lamentó la incidencia del paro convocado para días feriados: “la verdad es que este paro largo nos va a dejar complicados a todos, porque tendríamos que estar resolviendo cuanto antes estas cosas que le preocupan a la gente, como lo es el salario; algo de lo que estoy convencido que se debe cerrar, y si ellos (los empresarios) estaban preocupados pidiendo un gesto, este gesto se dio y ahora el gesto tiene que ser de ellos, de cumplirles a los trabajadores con lo que firmaron, el 14,7% del aumento”.

“Sigo sosteniendo lo que venimos diciendo: para mí este tipo de paros tendría que traer una solución a los trabajadores, y no la va a traer. Parece más un fin de semana largo que un paro general; es convocado en un feriado tal como lo hace la CGT. Habría que preguntarles a ellos por qué convocan un paro para el día 1° de mayo”, disparó Ávila.

Las movilizaciones planteadas en 3 y 26

Con respecto al desplazamiento de quienes se convocarán este martes temprano en el cruce de rutas, y que eso pueda entorpecer la subida a yacimientos, Ávila fue claro: “nosotros no confrontamos con nadie; si no se puede trabajar no subiremos y punto. Eso va a ser así; no es un problema nuestro. Nosotros no podemos acompañar a la medida de acción directa porque estamos dentro de una conciliación obligatoria, y esto no está ni siquiera legalizado para ser un paro porque no es la CGT la que está convocando”.

“Violar la conciliación obligatoria creo que es responsabilidad de cada uno. Si no se puede subir, no subiremos; no vamos a confrontar con nadie. Ya hemos demostrado que este sindicato es de lucha, de pelea, que no se va a entregar nada; lo que somos defendiendo el impuesto a las Ganancias, este 14,7%; a los trabajadores, el empleo, peleando por la región y por las pymes que acá son las que más pierden. Ya hemos demostrado demasiado nosotros, como para estar rindiéndole cuentas ellos. Aparte de que no hay nadie a quién rendirle cuentas del otro lado, la verdad que me da risa. ¿A quién le vamos a rendir cuentas, a la CGT que para el 1° de mayo?, desafió finalmente ‘Loma’.

 

ADNSur

El mandatario estadounidense comparó el poder que tiene el Estado Islámico en la actualidad con el que tenía en 2016, cuando él asumió como presidente.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump declaró a la prensa este miércoles que el último bastión del grupo terrorista Estado Islámico en Siria “caerá esta noche”. Se trata del pueblo de Al Baghouz, donde los yihadistas han mantenido duros enfrentamientos recientemente con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), la coalición de fuerzas apoyadas por EEUU.

Frente a periodistas en la Casa Blanca, Trump mostró dos mapas de Medio Oriente para comentar los logros de su gobierno en la lucha contra el ISIS. Con los planos, impresos en la misma página uno encima del otro, el mandatario explicó que los territorios marcados en rojo eran donde operaban los terroristas en 2016 y donde operan ahora.

“Todo en rojo es el ISIS. Cuando asumí el poder era un desastre. Ahora, en la parte inferior está el mismo lugar pero no hay rojo. Solo un pequeño sitio que caerá esta noche”, explicó el mandatario ante los reporteros.

En diciembre, Trump anunció inesperadamente que retiraría miles de tropas estadounidenses de Siria y Afganistán, una medida que provocó críticas de legisladores y su propio equipo de seguridad nacional. Pero el presidente ha dado un giro a su plan exacto de retiro en el tiempo transcurrido desde entonces, y finalmente acordó dejar 400 soldados en Siria.

Trump reiteró esta decisión a los reporteros este miércoles y dijo que dos grupos de 200 soldados permanecerán en Siria estacionados en diferentes partes del país.

El martes pasado, las fuerzas sirias respaldadas por Estados Unidos tomaron el control de un campamento de ISIS después de que cientos de combatientes se rindieron de la noche a la mañana, informó la agencia AP. La victoria fue un gran avance, pero no la derrota final del grupo en Baghouz, el último pueblo sostenido por ISIS en Siria.

El enclave de Baghouz, ubicado en la provincia oriental de Deir ez-Zor, es una pequeña porción de territorio de 700 metros de largo por 700 de ancho. Está ubicado sobre la vera del río Éufrates, muy cerca de la frontera con Irak.

Infobae

Así lo manifestó el mandatario provincial, quien a su vez remarcó que “en toda la provincia hay 600 escuelas de las cuales solo 15 son las que no están dando clases”, y agregó: “nosotros les hemos dado los aumentos que pidieron, dejamos de lado la precarización laboral y aplicamos la cláusula gatillo”.

El Gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, hablo este miércoles, sobre la medida de fuerza que están llevando adelante gran parte de los auxiliares de la educación lo cual está perjudicando en algunas escuelas el normal dictado de clases.

Al respecto, el mandatario provincial manifestó que “en Chubut hay alrededor de 600 escuelas, en donde solo 15 de ellas no están dando clases normales por una cuestión política – sindical, que están perjudicando a los niños y a sus padres que quieren ir comenzar el ciclo lectivo como corresponde”.

Dignificar al trabajador

En el mismo sentido, Arcioni remarcó que “este Gobierno Provincial ha hecho todo el esfuerzo que pudo para cumplir con la palabra y dignificar al trabajador, dándoles el aumento salarial que ellos solicitaron de 43%, hemos dejado de lado la precarización laboral y aplicando la cláusula gatillo”.

Conflicto interno gremial

“Este conflicto claramente es por una cuestión interna de un sector gremial, en donde no participan tampoco todos los auxiliares, y en donde el Gobierno provincial no tiene nada que ver, pero sin embargo continúan adelante con esta medida que perjudica a todos los chubutenses”, enfatizó el Gobernador.

A su vez, el mandatario provincial expresó “basta de mezclar la gestión y nuestras obligaciones con cuestiones personales y gremiales, uno como funcionario público debe llamar la razonabilidad y a la coherencia, entendiendo el esfuerzo que está haciendo este gobierno”.

Titular de la empresa Bahía, Martin de los Ríos

Así lo confirmó el Ministro de Gobierno de la Provincia, Federico Massoni, luego de tomar la decisión de adelantar el depósito del dinero que el Estado Provincial le pagará a las empresas en compensación de los subsidios nacionales quitados.

El Gobierno del Chubut destrabó el conflicto con las empresas de transporte “El 22” de Trelew y “Bahía” de Rawson, y de esa forma se normaliza el servicio en ambas ciudades, dado que estaban llevando adelante una medida de fuerza.

Al respecto, el ministro de Gobierno, Federico Massoni, manifestó que “estamos en vías de solución del conflicto con las empresas de transporte, recién me he reunido con los titulares tanto de la empresa el 22 y de Bahía, en donde Provincia se ha comprometido a adelantar el depósito de los subsidio que en primera instancia estaba pautado para el próximo viernes”.

En el mismo sentido, el funcionario provincial aclaró que “ante la complicada situación que están viviendo las empresas y la medida de fuerza que están llevando adelante sus trabajadores estamos asegurando ese aporte comprometido, como para que ellos puedan hacer frente al pago de los sueldos de los empleados, gestionando además ante la entidad bancaria correspondiente que pueda flexibilizar dicho pago”.

A su vez, Massoni aprovecho la ocasión para remarcar que “a partir de ahora creo que vamos a tener que replantear ciertas situaciones relacionadas a los servicios públicos, porque los mismos demandan responsabilidad no solo desde el Gobierno sino también desde el sector empresarial y de los sindicatos”.

“No puede ser que dejen parada a toda una ciudad”

“Por más que el reclamo que se haga sea legítimo, no se puede cortar totalmente el servicio, debemos cumplir con las garantías para que haya un mínimo de circulación, no puede ser que dejen parada a toda una ciudad y que no permitan que la gente vaya a trabajar o los chicos a las escuelas”, enfatizó el ministro.

“Hoy podemos destrabar el conflicto”

Por su parte, el dueño de la empresa “el 22”, Adrián Febrero, repasó que “la reunión fue muy positiva, gracias a la gestión del ministro de Gobierno, Massoni, hoy podemos destrabar el conflicto porque la provincia hizo un esfuerzo adelantando algunos recursos que era lo que necesitábamos para abonar los sueldos”.

Asimismo, Febrero explicó que “ahora mismo estoy yendo para la empresa para constatar que el dinero depositado ya está disponible para poder pagarle los sueldos a los 105 empleados con lo que cuenta la empresa el 22, por eso el conflicto si no se destraba esta tarde sería mañana, martes, a primera hora”.

Además, el empresario anticipó que “con Massoni, ya arreglamos que nos vamos a tener que juntar para ver cómo hacemos viable y sustentable en el futuro este servicio, para que no se vuelva a repetir todos los meses como viene sucediendo”.

“Subsidios nacionales quitados”

Por último, el titular de la empresa Bahía, Martin de los Ríos relato que “la situación de nuestra empresa es más grave que la del 22, pero con respecto a este conflicto en particular, creemos que con la respuesta que hemos tenido hoy esperamos que a última hora del lunes o a primera hora de mañana del martes podamos destrabar el conflicto.

“Provincia va a adelantar la parte que tenía que pagar por compensación de los subsidios nacionales quitados, y con eso logramos pagar los sueldos”, finalizó el empresario.

En el marco del tercer día de retención de servicios en el Municipio de Esquel, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste decidió este mediodía en asamblea acatar la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo y levantar la medida de fuerza. La reunión entre las partes está fijada para el viernes 1° de febrero a las 10 horas.

La Delegación Regional Esquel de la Secretaría de Trabajo, a cargo de Martín Piva, notificó esta mañana al Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste su decisión de dictar la conciliación obligatoria entre las partes “con el objetivo de restablecer el diálogo entre los interesados, garantizar la paz social y resolver ordenadamente la controversia suscitada “.

También intimó al Departamento Ejecutivo de la Municipalidad de Esquel a dar total cumplimiento a todas las obligaciones legales a su cargo, lo cual implica para las partes retrotraer todos los actos al estado anterior al hecho generador del conflicto.

Asimismo la Secretaría de Trabajo a los efectos de constatar el fiel cumplimiento de lo dispuesto procedentemente y comenzar las tratativas conciliatorias, designó audiencia entre las partes para el viernes 1° de febrero a las 10 horas en la Delegación Regional Esquel de la Secretaría de Trabajo.

En su tercer día de retención de servicios en el Municipio de Esquel, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Esquel y Zona Oeste se reunió este mediodía con los trabajadores en una asamblea y por unanimidad se resolvió acatar la conciliación obligatoria. De esta manera se dio por levantada la medida de fuerza a fin de abrir los canales de diálogo.

Por su parte el Secretario General del SOEME y ZO, Antonio Osorio, manifestó que “es una oportunidad para sentarnos a dialogar porque si no hay diálogo no vamos a resolver esto y así también lo entendió la asamblea, que por unanimidad decidió acatar y levantar la medida de fuerza”.

Explicó además que con esta medida de conciliación “todo se retrotrae al día anterior al conflicto, por lo tanto nosotros no podemos seguir con la medida de fuerza ni el ejecutivo puede tomar algún tipo de represalia utilizando como motivo el conclicto”.

Con respecto a la reunión del viernes, Osorio sostuvo que “nos vamos a presentar con buenas expectativas como siempre hacemos en las negociaciones”, aunque reconoció que “la mala fe del ejecutivo lastimó la relación”. En este sentido señaló que comenzarán a ser más precavidos en las reuniones con el municipio y aseguró que insistirán con el pedido del 16%.

Por último confirmó que el viernes por la tarde a las 18.30 se realizará una asamblea con los trabajadores en el SUM del gremio para informarles sobre lo acontecido en la reunión de conciliación.

El año 2018 fue el menos mortífero en Siria desde el inicio de la guerra en marzo de 2011, anunció este lunes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), que contabilizó casi 20.000 muertos en los últimos doce meses.

“En 2018 registramos el balance anual de muertos más bajo” desde que comenzó la guerra, precisó a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, que dio cuenta de 19.666 muertos.

El año 2018 también fue el año en que el presidente Bashar al Asad reconquistó varios feudos rebeldes y yihadistas, gracias al poyo militar de sus dos aliados incondicionales, Irán y Rusia. Hoy por hoy controlan cerca de dos tercios de Siria, según el OSDH.

El conflicto sirio dejó más de 33.000 personas en 2017, recordó el Observatorio, mientras que el año 2014 sigue siendo el más mortífero, con más de 76.000 muertos.

Entre estas víctimas mortales figuran 6.349 civiles, de los cuales 1.437 son niños, según el OSDH que dispone de una amplia red de fuentes a través de Siria.

– El inicio de la actual crisis

El conflicto empezó en marzo de 2011 cuando el régimen reprimió una serie de manifestaciones pacíficas que pedían reformas democráticas, en medio del movimiento social en la región conocido como la Primavera Árabe. Los opositores al presidente Bashar al Asad tomaron las armas.

Pero la guerra se fue convirtiendo en un asunto más complejo con los años, cuando se implicaron potencias extranjeras y grupos yihadistas en un territorio profundamente fragmentado.

El conflicto ha dejado más de 360.000 muertos desde 2011, y ha obligado a partir al exilio a millones de sirios.

Jornada

Es por la falta de pago, por parte del Gobierno Provincial, del 30% de la recaudación de la Dirección General de Transporte a los empleados de esa repartición, lo que había quedado estipulado luego de que en el año 2017 la Legislatura del Chubut aprobara la Ley N° 32; Ley que el Gobernador, Mariano Arcioni, promulgó en el mes de junio y que fue publicada en el Boletín Oficial.

Así lo comentó a Radio Chubut el Delegado de ATE en la Subsecretaría de Transporte de la provincia, Antonio Marinaro.

“Estamos terminando el año 2018 y todavía no cobramos esa plata porque falta la reglamentación de esa Ley”, explicó el sindicalista, quien se quejó porque la suma no significa nada para el Gobierno ya que es un monto aproximado a los 6 mil pesos por trabajador.

Contó que tuvieron “infinidad de reuniones” con el Subsecretario de Transporte, quien aduce que están dispuestos a reglamentar la Ley, pero “las promesas cayeron en un saco roto a pesar de que sacrificamos el retroactivo y seguimos sin cobrar”.

Por su parte, el otro Delegado de ATE en la Subsecretaría de Transporte del Chubut, Claudio Torres, en diálogo con este servicio informativo, resaltó que los 70 trabajadores de esa repartición, con sedes en Esquel, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Rawson y Trelew; están en “estado de alerta y movilización hasta que se resuelva el pago porque ya nos prometieron muchas veces y no cumplieron”.

Explicó que esta Ley salió en diciembre y tendría que ser retroactiva, porque entró en vigencia en junio, pero “nos pidieron que no lo hagamos retroactivo prometiéndonos que iba a salir y todavía no pasó nada”.

Radio Chubut

Este viernes, en una situación poco frecuente en la dinámica sindical, los gremios aeronáuticos salieron a reclamar que el Gobierno declare la conciliación obligatoria en el conflicto que enfrenta a los gremios con la empresa por la discusión salarial. Y acusaron a las autoridades querer profundizar el conflicto en lugar de buscar el diálogo, lo que repercute en un daño a la empresa.

Lo hicieron en un comunicado titulado “La conciliación obligatoria en Aerolíneas Argentinas” firmado por Sindicatos Aeronáuticos Unidos, el frente formado por cinco de los gremios de la compañía: APTA (técnicos), APA (personal de tierra), UPSA (profesionales), APLA y UALA (ambos de pilotos). La conciliación es una instancia que dictan las autoridades de Trabajo frente a conflictos para que los sindicatos y empresas vuelvan a sentarse a dialogar.

Los gremios indicaron que durante las asambleas del 8 de noviembre (por las cuales quedaron varados miles de pasajeros y se cancelaron 200 vuelos), “las autoridades de Aerolíneas Argentinas y Austral no piden la Conciliación Obligatoria, tampoco la dicta el Ministerio de Producción y Trabajo. Lo cual siempre sucedió ante una situación similar, con el fin de que los servicios se restablezcan, y las partes se reúnan para superar sus diferencias”. Según el comunicado, en esa ocasión, la empresa alegó que no era una medida de fuerza declarada.

Tras el conflicto, Aerolíneas suspendió a 376 empleados por “retener tareas”. Los gremios aseguran que el hecho de que la empresa presentara una denuncia ante el Ministerio de Trabajo para exigir que se declare la ilegalidad de la medida de fuerza, “que fue presentada como una asamblea, pero que era un paro no declarado” es “reconocer que fue un paro y que nunca tuvieron la intención ni de apaciguar ni de conciliar. Tampoco, que Aerolíneas Argentinas y Austral restablecieran rápidamente sus vuelos”, indica el comunicado.

Y aseguran que ni la empresa pidió ni el gobierno dictó la conciliación obligatoria tras el anuncio del paro del próximo lunes.

Según los gremios, hay una “clara y manifiesta intención por parte del gobierno nacional, de profundizar el conflicto en Aerolíneas Argentinas y Austral. No, resolverlo pacíficamente mediante el diálogo y la negociación”.

“Muy posiblemente -sostuvieron-, Mauricio Macri haya sido convencido que sus enemigos a elegir son los gremios aeronáuticos. Y que, si se enfrenta a ellos, podrá lograr el consenso social suficiente, para obtener la victoria en las próximas elecciones presidenciales”.

La discusión entre la empresa y los medios es por la actualización salarial. Los sindicatos dicen que la paritaria, que venció el 30 de septiembre, debe contemplar la inflación de septiembre, que fue de 6,5%. Por el contrario, la empresa dice que el dato de septiembre, que se conoció más tarde, entra en la negociación de la paritaria 2019.

Fuente. Clarín