Tag

Conae

Browsing

La coordinadora de Operación de la Misión Saocom de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), ingeniera Florencia Bene, afirmó este lunes que los seis paneles de la antena radar del satélite “se abrieron y ya están desplegados”, y destacó que el proceso de lanzamiento “salió como de manual”.

“El despliegue de los paneles fue este lunes a las 15 horas”, dijo Bene en diálogo con Télam, y precisó que “son gigantes y van plegados dentro del lanzador”.

Bene agregó que «los paneles se destraban del lanzador y ese testeo se realizó en tierra muchas veces”.

Precisó que el satélite tiene siete paneles, uno fijo y seis móviles que apuntan tres para un lado y tres para el otro.

La operación de despliegue “se realizó desde Córdoba, en la CONAE, por los ingenieros que tienen visibilidad de las distintas estaciones con las que nos conectamos y desde donde mandamos las órdenes al satélite”, explicó.

La actividad que se realizó este lunes fue calificada por la ingeniera como “crítica” porque es una actividad mecánica, y si falla compromete el funcionamiento de la antena radar.

Los siete paneles miden 1,5 x 3,5 mts y son los que forman la antena radar.

“Mientras se realiza el despliegue de los paneles, lo importante es que no se pierda la energía de la batería”, explicó.

Relató que “ahora hay que realizar tareas de calibración para ejecutar las maniobras que llevarán al satélite a su órbita final”.

“La órbita final es a 180 grados del Saocom 1A”, agregó y señaló que esas maniobras llevarán aproximadamente “dos meses”.

Una vez puesto en órbita, los satélites Saocom 1B y 1A actuarán en tándem, en equipo, con respecto al relevamiento de información, orbitando a 620 kilómetros de altura a 27.500 Km/h de velocidad de desplazamiento y podrán obtener 225 imágenes cada uno.

Juntos constituirán un sistema de dos satélites de observación terrestre equipados con el SAR polarimétrico en Banda L y una antena desplegada de 35 metros cuadrados.

El satélite argentino Saocom 1B será lanzado el 27 de agosto próximo a las 20,24 hora argentina desde Cabo Cañaveral, Estados Unidos.
El horario esta sujeto a la concreción de un lanzamiento que se realizará en ese país en la madrugada del miércoles 26, informó la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

El satélite fue probado en forma exitosa el viernes en San Carlos de Bariloche, en una suerte de simulación exacta de lanzamiento, por equipos técnicos de la Conae, el Invap e ingenieros de la empresa Space X.

Raúl Kulichevsky, director ejecutivo y técnico de la Conae, aseguró que se probaron todos los sistemas de comunicaciones «en el Centro de Control de Misión, en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Conae de la provincia de Córdoba, y en otras sedes que brindan soporte al lanzamiento desde la Argentina».

También participó la estación terrena de Lima, Perú, que recibirá la primera señal del satélite desde el espacio.

Kulichevsky. destacó, además, que se simuló exactamente «todo lo que va a suceder el día del lanzamiento. Cada profesional estuvo ubicado en el lugar que ocupará en ese momento»

«Encendimos el satélite, revisamos la telemetría y tomamos todas las decisiones que implica avanzar en las distintas etapas que vamos a realizar para el lanzamiento, tal cual como si fuera ese día», dijo Kulichevsky.

Lucas Bruno, jefe de operaciones de la Misión precisó que en el último ensayo «en Córdoba, en paralelo al grupo de Estados Unidos, verificamos la telemetría que recibimos desde Cabo Cañaveral y, a la vez, la distribuimos a los diferentes centros de soporte de la Argentina, ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, en la sede de Conae»

Durante las 12 horas previas al lanzamiento simulado, todos chequearon el estado de cada una de las estaciones terrenas, distribuidas en Córdoba, Tierra del Fuego, Polo Norte y Sur, Italia, Océano índico, Estados Unidos y Perú».

«Vivimos estos momentos sabiendo que estamos cada vez más cerca de cumplir con el importantísimo objetivo de poner en órbita el segundo satélite de la Misión Saocom y poder completar la constelación, en un contexto muy particular por la pandemia del coronavirus, que nos obligó a quedarnos mucho tiempo en Cabo Cañaveral, lejos de nuestras familias», dijo Kulichevsky.

 

El satélite argentino Saocom 1B será lanzado el 27 de agosto próximo a las 20.24 hora argentina desde Cabo Cañaveral, Estados Unidos, aunque este horario esta sujeto a la concreción de un lanzamiento que se realizará en ese país en la madrugada del miércoles 26, informó la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae)

El satélite fue probado en forma exitosa ayer en San Carlos de Bariloche, en una suerte de simulación exacta de lanzamiento, por equipos técnicos de la Conae, el Invap e ingenieros de la empresa Space X.

Raúl Kulichevsky, director ejecutivo y técnico de la Conae, aseguró que se probaron todos los sistemas de comunicaciones «en el Centro de Control de Misión, en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la Conae de la provincia de Córdoba, y en otras sedes que brindan soporte al lanzamiento desde la Argentina».

También participó la estación terrena de Lima, Perú, que recibirá la primera señal del satélite desde el espacio.

Kulichevsky. destacó, además, que se simuló exactamente «todo lo que va a suceder el día del lanzamiento. Cada profesional estuvo ubicado en el lugar que ocupará en ese momento»

«Encendimos el satélite, revisamos la telemetría y tomamos todas las decisiones que implica avanzar en las distintas etapas que vamos a realizar para el lanzamiento, tal cual como si fuera ese día», dijo Kulichevsky.

Lucas Bruno, jefe de operaciones de la Misión precisó que en el último ensayo «en Córdoba, en paralelo al grupo de Estados Unidos, verificamos la telemetría que recibimos desde Cabo Cañaveral y, a la vez, la distribuimos a los diferentes centros de soporte de la Argentina, ubicados en la Ciudad de Buenos Aires, en la sede de Conae»

Durante las 12 horas previas al lanzamiento simulado, todos chequearon el estado de cada una de las estaciones terrenas, distribuidas en Córdoba, Tierra del Fuego, Polo Norte y Sur, Italia, Océano índico, Estados Unidos y Perú».

«Vivimos estos momentos sabiendo que estamos cada vez más cerca de cumplir con el importantísimo objetivo de poner en órbita el segundo satélite de la Misión Saocom y poder completar la constelación, en un contexto muy particular por la pandemia del coronavirus, que nos obligó a quedarnos mucho tiempo en Cabo Cañaveral, lejos de nuestras familias», dijo Kulichevsky.

 

 

Así lo aseguró la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que reportó una «importante disminución» de dióxido de nitrógeno (NO2) en los conglomerados urbanos más poblados del país en los últimos días, como Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mendoza y San Miguel de Tucumán.

La CONAE elaboró y distribuyó a la prensa mapas elaborados con información satelital al respecto, y señaló que esta baja de la contaminación atmosférica se produjo luego del aislamiento social, preventivo y obligatorio que dispuso el Gobierno para frenar el avance del Covid-19 en la Argentina.

«Los promedios de las tres semanas previas y posteriores obtenidos de las observaciones diarias hechas por el satélite Sentinel-5p muestran que el dióxido de nitrógeno (NO2) presente en la atmósfera de los centros urbanos más importantes del país se ha reducido significativamente tras la definición del aislamiento obligatorio», afirmó María Fernanda García Ferreyra, experta en temas de calidad de aire de la Unidad de Emergencias y Alertas Tempranas de la gerencia de Vinculación Tecnológica de la CONAE, aargo de la realización de los mapas.

El NO2 es uno de las especies gaseosas elegidas para monitorear la calidad del aire, debido a que su abundancia está muy relacionada al tránsito vehicular y aéreo, también a la actividad de algunas industrias, indicó la CONAE.

El dióxido de nitrógeno tiene efectos nocivos en la salud humana y además, participa en la formación de otros contaminantes atmosféricos como el ozono troposférico, agregó la institución.

Por este motivo, el NO2 guarda relación con el calentamiento global, por lo cual su disminución es un importante aporte en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por las Naciones Unidas en la Agenda 2030.

«Es notable ver cómo en otros conglomerados urbanos de la Argentina (Córdoba, Rosario, Mendoza y San Miguel de Tucumán) se observan valores de magnitud similar para el momento previo al aislamiento, pero cuando se los compara con los registrados sobre el área metropolitana de Buenos Aires y Conurbano, resultan entre cinco y seis veces más bajos», consignó García Ferreyra.

La especialista remarcó que la reducción de NO2 en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es «muy significativa», tras evaluar dos períodos de tres semanas antes y después del aislamiento obligatorio.

Según la CONAE, la cuarentena dispuesta para evitar la propagación del coronavirus generó un efecto inesperado: la disminución de los niveles de contaminación atmosférica en grandes centros urbanos de la Argentina, debido a la menor circulación de tránsito y de emisiones de la industria.

En otros países del mundo, las medidas de confinamiento de la población y la parálisis de actividades fabriles a causa de la pandemia de coronavirus también provocaron una mejora en la calidad del aire, según reportaron días atrás especialistas, por ejemplo en Italia, España, Colombia y en China, nación en donde se originó el brote de Covid-19.

 La Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (Conae) y la Agencia Espacial Federal de Rusia (Roscosmos) suscribieron un Protocolo Intergubernamental de Cooperación Espacial, informó el organismo argentino.

El «Protocolo Intergubernamental de Cooperación Espacial» fue firmado este 8 de octubre, informaron a Sputnik fuentes de la Conae.

Antes de eso, los países tenían un acuerdo firmado en la era soviética.

A partir del documento, las autoridades definieron el alcance de su cooperación mutua en materia de exploración y utilización del espacio ultraterrestre con fines pacíficos.

Firmaron el protocolo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina el director ejecutivo y técnico de la Conae, Raúl Kulichevsky, y el vicedirector de Roscosmos, Mijaíl Khailov, responsable de los sistemas automáticos de lanzamiento.

En virtud del nuevo acuerdo, Argentina y Rusia podrán comenzar «una gran etapa de trabajos en conjunto», señaló el titular de la Conae, quien se reunió el pasado lunes y este martes con la delegación de Roscosmos.

El protocolo establece un nuevo paradigma en la colaboración entre Buenos Aires y Moscú para definir proyectos relacionados con la observación de la Tierra, el acceso al espacio, la navegación satelital y la exploración del universo.

En las reuniones de los últimos dos días con la delegación de Roscosmos participaron representantes de la Conae, la embajada de Rusia en Argentina y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

«Las dos agencias espaciales tuvieron la oportunidad de mostrar a su contraparte los desarrollos alcanzados, el estado actual de las actividades y futuros proyectos, para poder identificar nuevos campos comunes de interés a fin de ampliar la cooperación existente», resaltó la Conae.

El protocolo mejora las condiciones que hasta ahora regían en base a un acuerdo firmado con la disuelta Unión Soviética.

La Conae también ha mostrado interés en el sistema de posicionamiento global Glonass para mejorar los sistemas de navegación en este país sudamericano.

A su vez, Jailov declaró a los periodistas que Rusia y Argentina tienen la intención de desarrollar proyectos conjuntos en el ámbito espacial en un futuro próximo.

Además, entre los posibles proyectos figuran la teleobservación de la Tierra, las tecnologías para el desarrollo de la industria espacial y de cohetes y el estudio del espacio ultraterrestre.

«Hemos acordado que en un futuro próximo intercambiaremos cartas sobre lo que nos interesa a nosotros y lo que les interesa a ellos», añadió Jailov.

Hablando en general sobre el trabajo de Roscosmos en América Latina, destacó que el ente tiene proyectos en varios países.