Tag

Coloquio de IDEA

Browsing

Más del 60% cree que viene un aumento de impuestos y crecerá la presión de los gremios. La evaluación de la economía, en mínimos históricos.

La evaluación negativa sobre el comportamiento de la economía alcanzó un nuevo hito. En 2018, solo un 23% de los encuestados en el Coloquio de IDEA creía que el período que había pasado había sido positivo: era el récord de números bajos desde la crisis de 2001-02. Sin embargo, ya hay una nueva evaluación que esaún peor que esa: la de este año.

Solo uno de cada cinco entrevistados por IDEA para su encuesta de expectativas hizo una evaluación positiva de 2019: un19%según el relevamiento de D’Alessio que se presentó este jueves en el Coloquio. «Si el indicador de 2018 ya era bajo, este es inferior«, recalcó Eduardo D’Alessio.

Antes de las elecciones PASO había una percepción empresaria sobre una posible mejoría de la economía. Eso se derrumbó tras la devaluación del dólar y otros hechos que se precipitaron en ese momento.

Pero los problemas no son solo hacia atrás, también se presentan hacia adelante: el 61% cree que habrá suba de impuestos y casi igual porcentaje (62%) supone que habrá mayor presión sindical. Aunque no se dijo con nombre y apellido, estos escenarios son los previstos para un triunfo de Alberto Fernández en las elecciones generales. El candidato viene hablando de nuevos tributos. Hay una mitad de ejecutivos consultados que también suponen un congelamiento de tarifas.

Las previsiones de las empresas es que habrá caída de inversión en 2020, como también una disminución de ventas y el número de empleos. En cambio, suponen un incremento en las exportaciones.

En esta encuesta, las respuestas sobre la evaluación del próximo semestre quedó casi en tercios entre positivas, igual que ahora o peor. «Entre los factores negativos se destacan inestabilidad política, errores en el plan económico, inflación, incertidumbre, devaluación post PASO y caída de actividad», detalló D’Alessio.

Las exportaciones se presentan como casi la única luz de esperanza. El 37% supone que crecerán y el 45% que se mantendrán en los niveles actuales. «Las exportaciones agrícolas andan por los US$ 20.000 millones, mientras que la industria importa por US$ 14.000 millones. Aún hoy queda un superávit de US$ 6.000 millones», reflexiona Luis Secco, economista que asesora a IDEA en la lectura de estos resultados.

Casi todos los números siguientes son desalentadores: solo un 12% supone un aumento de la inversión. Con las ventas, el 34% espera una mejora. El 47% supone que disminuirán los niveles de empleo.

«Estamos en un punto muy alto de pesimismo. La participación de la inversión en el PBI es bajísima: un 12,7%», expresa Secco.

Entre los factores que contribuyen al panorama de pocas inversiones se encuentran los problemas de financiamiento. «Es inmensa la contracción del crédito. En parte se ve en la espera de la renegociación (del pago de la deuda) con el FMI», dice Secco, informó El Clarín.

El Coloquio de IDEA es la reunión anual que organiza el Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina en Mar del Plata a la que concurren altas figuras del empresariado, la política y el gobierno argentino para discutir temas de actualidad político-económica. Entre los más de 70 oradores, estará la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

El año pasado, al exponer en este coloquio, la candidata por la reelección en la provincia le reclamó a los hombres de negocios que no se ubiquen «del lado de la vereda que es cómplice». «Nosotros los necesitamos para sostener el empleo y a las pymes, y para estar del lado de la vereda que pelea», había dicho.

IDEA se creó en 1960 y esta edición, que tendrá el lema «A los hechos», es el coloquio número 55 que realiza. Esta vez, tiene la peculiaridad de que no asistieron ni Mauricio Macri ni Alberto Fernández, los principales candidatos a presidente para el próximo período. Por el contrario, sí está el candidato por Consenso Federal, Roberto Lavagna.

Al inaugurar el coloquio, Gastón Remy, el presidente de IDEA y CEO de Visita Oil & Gas Argentina, señaló: «Tenemos que salir de la lógica del empresario culposo. No existen ejemplos en el mundo de sociedades o países que se desarrollen sin una clase empresaria pujante y comprometida», informó La Nación.

El Presidente iba a encabezar la cena de cierre, pero se bajó por un acto en Corrientes. Alberto Fernández tampoco irá.

Como todos los años, al presidente Mauricio Macri le guardaron el espacio de cierre del coloquio de IDEA, en Mar del Plata. Sin embargo, por primera vez durante su gestión, el mandatario no asistirá y hará una aparición por videoconferencia donde emitirá un mensaje a los empresarios y CEO’s que suelen asistir.

La excusa que dieron desde el oficialismo es que como parte de su gira de campaña, el Presidente está encabezando 30 actos en todo el país con las marchas del «Sí, se puede». El viernes estará en Corrientes y se le complicó estar presente en Mar del Plata. En IDEA habían entendido que Macri se iba a desplazar del Litoral a la ciudad balnearia. Pero cerca del mandatario dijeron que la aparición del presidente será a través de una «videoconferencia».

Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos que ganó en las primarias, también había sido invitado para exponer el jueves al mediodía. Aunque en IDEA creyeron que había alguna posibilidad, Fernández desistió de realizar esa participación.

Lo de Macri, en cambio, sorprenderá a los asistentes. El Presidente fue todos los años entre 2015 -todavía en campaña- y 2018. Siempre se encontró con un eco bastante favorable de los empresarios. Sus ideas de dinamizar el comercio, remover subsidios e integrar al país dentro de los mercados internacionales siempre captaron el interés de los ejecutivos que componen el Coloquio de IDEA.

Aunque cerca de Macri no brindaron muchas explicaciones sobre la mutación de una participación en persona a una videoconferencia, la razón sería la insuficiencia de tiempo. El presidente estará en el Litoral y los horarios previstos para su acto le imposibilitarían llegar a horario a Mar del Plata, según deslizaron en algunas empresas, informó El Clarín.

Los paneles dedicados al “cambio” que mandaron en 2018 fueron reemplazos por “educación para todos y trabajo para todos”. Alberto F. declinó la invitación.

Aunque lo invitaron y esperaron su confirmación para asignarle un espacio, Alberto Fernández no tiene planeado asistir al Coloquio de IDEA, que arranca el miércoles en Mar del Plata y se prolonga por tres días. La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri estarán en ese tradicional encuentro empresario.

La agenda 2019 se centrará en la educación, empleo, políticas de género y cumplir la Constitución. Como suele suceder, el viernes será el día más político, con presencia de gobernadores y dos ministros del Gabinete nacional (Hernán Lacunza y Dante Sica), además del mismo presidente, que cerrará el encuentro.

En 2018, el lema del coloquio de IDEA fue «Cambio cultural: soy yo y es ahora». Se bromeaba con la reminiscencia de esa consigna con «es hoy, es aquí y ahora», las palabras que utilizaba Mauricio Macri en sus discursos de 2015, en la campaña que después lo llevó a la presidencia. En 2019 parece haber un intento poralejarse de esa sintonía con el oficialismo que le endilgaban otros espacios a IDEA.

En 2017 y 2018, los temarios estuvieron signados por las palabras «cambio», «transformación», «inserción para entrar en el mundo» y «ser «competitivos». Todos términos también frecuentados por las usinas discursivas del actual oficialismo. La coalición oficialista se llama «Juntos por el Cambio» y en IDEA sus dirigentes se movieron siempre cómodos, incluso antes de llegar al Ejecutivo nacional.

En la edición 2019, muchas de las disertaciones llevan la palabra «Todos». «Educación para todos». «Generando empleo inclusivo ganamos todos» se llaman dos de los paneles. La boleta que postula a Alberto Fernández es la del Frente de Todos. En una lectura rápida, el uso de «Todos» reemplazó al de «cambio».

De todas formas, como en años anteriores, se hablará del rol institucional y «cumplir la constitución». Y en esta ocasión se invitó a los editores de los principales diarios y portales para hablar del rol de los medios.

Salvo Daniel Scioli, el kirchnerismonunca tuvo una buena relación con el Coloquio de IDEA. El ex presidente Néstor Kirchner lanzó explosivas palabras contra Alfredo Coto en 2005 por supuestas expresiones sobre inflación. En realidad, esas declaraciones las había hecho otro empresario del sector.

Desde ese hito, los ministros kirchneristas le escaparon al encuentro marplatense cada vez que fueron invitados y los empresarios fueron cautelosos de no irritar al Gobierno nacional. Este año se habló con Alberto Fernández, pero el candidato tampoco termina de confirmar y su equipo niega que viaje a Mar del Plata.

Con mayor presencia de ejecutivas que son CEOsde compañías, el dueño de empresas que probablemente concitemayor atención será Marcos Galperín,de Mercado Libre. También estarán Roberto Lavagna, varios gobernadores, sindicalistas y economistas.

El presidente Macri estará en la gira del «Si se puede» por otro rincón del país, pero asistirá, según estiman en IDEA. Varios de los principales ejecutivos que conforman el comité directivo de IDEA siempre manifestaron, en privado, cierta afinidad con el mandatario. Pero ahora la agenda es moderado, con evidencias de la búsqueda de estos directivos por acercarse a Fernández.

En 2015, cuando la campaña electoral estaba en plena ebullición, el apoyo de este segmento a Macri fue rotundo, en una ocasión en la que también asistieron Sergio Massa y Daniel Scioli, a los que se recibió con corrección.

Macri podrá demostrar si le sigue quedando algo de crédito frente a este auditorio cuando habla de los valores republicanos, las instituciones y una Argentina que se parezca más al mundo, menos insular.

Hay un almuerzo privado de empresarios que suele ser cerrado y selecto. En 2018, fue sobre «Cuadernos: anatomía del caso que conmovió a la Argentina», por la saga de corrupción que recibía amplia cobertura en esos meses. Este año, ese mismo almuerzose llamará «A los hechos», informó El Clarín.